Asociación Tikal

56 – RECONOCIMIENTO ARQUEOLÓGICO EN EL SITIO BARRANCA DE GÁLVEZ, SAN MARCOS – Rony Piedrasanta y Miguel Ángel Morales – Simposio 20, Año 2006

Descargar este artículo en formato PDF

Piedrasanta, Rony y Miguel Ángel Morales

2007        Reconocimiento arqueológico en el sitio Barranca de Gálvez, San Marcos. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp. 959-970. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

56

RECONOCIMIENTO ARQUEOLÓGICO EN

EL SITIO BARRANCA DE GÁLVEZ, SAN MARCOS

Rony Piedrasanta

Miguel Ángel Morales

Palabras clave

Arqueología Maya, Guatemala, Tierras Altas, Volcán Tajumulco, San Marcos, Barranca de Gálvez, monumentos, altares, reconocimiento

Abstract

ARCHAEOLOGICAL SURVEY AT THE SITE OF BARRANCA DE GÁLVEZ, SAN MARCOS

Forensic anthropological research was undertaken at the village of Barranca de Gálvez during August of 2003. Ceramic fragments, as well as obsidian, were found in the streets of this village, and so we investigated the lands of some of the inhabitants found on natural terraces. In the patio of one resident’s house, two small rectangular altars with carved zoomorphic and anthropomorphic figures in high relief were uncovered; the altars were made of volcanic stone, as well as a stone, that when wet, revealed small spiral-shaped holes. Grinding stones, mortars, and other artifacts, all of basalt, were found at the base of the house’s exterior walls. During preliminary survey, a stone and earthen rectangular construction was unobserved, 40 m in length, 18 m in width, and of considerable height, with evidence of a stairway. Given these finds, a season of field work was proposed to investigate further. This paper will present the results from the first season of survey at the archaeological site of Barranca de Gálvez, located on the southern skirts of the Tajumulco Volcano, just above the present-day village of the same name in the municipality of San Marcos. A preliminary review of the site area, measuring some 3 km³, located structures, natural terraces, carved monuments, ceramics and lithics, among other cultural manifestations.

El Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA) realizó una investigación antropológico-forense en la aldea Barranca de Gálvez, Municipio de San Marcos (Figuras 1 a 3).

En el lugar, pudo observarse en las calles fragmentos de cerámica y de obsidiana, por lo que se decidió indagar en los terrenos circundantes, encontrando algunas terrazas naturales acondicionadas, en el patio de una casa se localizaron tres altares rectangulares que presentan figuras antropomorfas talladas en altorrelieve, en piedra basáltica. En la base de las paredes exteriores de algunas casas se ubicaron piedras de moler, morteros y otros artefactos, todos elaborados de piedra de origen volcánico (basalto).

Durante el recorrido preliminar, se encontró una construcción de piedra y tierra de forma rectangular de dimensiones considerables, que evidenciaba en el frente una posible escalinata.

Con base en estos hallazgos, se planteó la idea de llevar a cabo una temporada de investigación y reconocimiento para indagar más sobre el sitio. La investigación tuvo como principal objetivo el reconocimiento y mapeo del lugar, su registro en el inventario nacional de sitios arqueológicos, el esclarecimiento preliminar de los periodos de ocupación de dicho sitio y su estado actual.

Se presentan ahora los resultados del reconocimiento en el sitio arqueológico Barranca de Gálvez, situado en el sector sur, en las faldas del volcán Tajumulco, sobre la actual aldea del mismo nombre, Municipio de San Marcos.

Se ha logrado comprobar una extensión para el sitio de 3 km², dentro del cual existen estructuras, terrazas naturales acondicionadas, monumentos esculpidos, evidencia de cerámica y lítica menor, así como otras manifestaciones culturales.

La aldea Barranca de Gálvez, se ubica en el municipio de San Marcos. Al este del río Cabuz, a 7.5 km por vereda, al este-noreste de la cabecera, en la falda sur del volcán Tajumulco. A 2040 m sobre el nivel del mar, latitud 14°59’00”, longitud 91°51’00”.

Figura 1 Ubicación del área en el municipio de San Marcos

Figura 2 Vista del área

En los datos publicados, obtenidos del Censo General de Población de 1880, se lee: Las Barrancas, caserío del departamento de San Marcos, depende de la jurisdicción de la cabecera del mismo nombre. Los terrenos miden dos leguas cuadradas y sirven a la cría de ganado vacuno y caballar; 60 habitantes. En la Demarcación Política de la República de Guatemala (1892) y en el Boletín de Estadística (1913), figura como caserío Las Barrancas. La aldea cuenta con los caseríos El Aguacate, La Montaña y Las Ortigas.

El concentrado de estructuras de lo que se ha denominado sector principal, se sitúa en el caserío El Aguacate, el sitio se extiende a lo largo de 2 km sobre una lengüeta rematada por quebradas a ambos lados de la misma, en la ladera sur del volcán Tajumulco. Las coordenadas de ubicación tomadas en el sector principal son: N 15º01´03”, W 91º51´48” y la altitud registrada es de 2407 m sobre el nivel del mar.

DESCRIPCIÓN DEL SITIO

El sector principal del sitio está constituido por al menos tres estructuras definibles (dos de ellas rectangulares y una circular), además de un montículo, el cual debido a la siembra tiene forma indefinida (Figuras 4 y 5).

La estructura principal presenta dimensiones de 44 m de largo por al menos 12 m de ancho y se eleva 2.40 m por encima de una plataforma artificial, cuya extensión no pudo ser estimada debido a lo deteriorada de la misma.

Figura 3 Plano que indica la posición del sitio

Dicha estructura tiene alineación este-oeste, y tiene en su parte superior central indicios de una construcción (presumiblemente un cuarto), del cual solamente se observa el arranque del mismo, con dimensiones de 9 m de largo por 6 m de ancho, alineándose perfectamente con la estructura que la soporta (Figura 6).

Frente a la misma, existen indicios de lo que puede ser la escalinata de acceso, la cual se desprende directamente del cuarto superior, hasta el arranque de la plataforma inicial.

Ubicada a 15.45 m al norte de esta estructura, frente al graderío, se evidencia otra construcción rectangular de 10.60 m de largo por 4.50 m de ancho, con orientación norte-sur. Esta pequeña estructura, de no más de 1.50 m de alto, tiene su similar exactamente 8 m al este, donde se encuentra una elevación que presenta al menos el mismo largo que la anterior, pero que está destruida casi en su totalidad (ya que se localiza al lado de la carretera y sirve de acceso para parqueo de vehículos).

Figura 4 Vista de montículo

Figura 5 Vista de montículo

Figura 6 Vista de los sectores con mampostería en la estructura

En el sector sur de la estructura principal, aún sobre la plataforma original, a unos 17 m de distancia se sitúa un montículo pequeño que en la actualidad está sembrado, por lo que no se tuvo acceso al mismo.

Detrás de dicho montículo, hacia el extremo suroeste, al final de la plataforma, hay vestigios de una estructura circular de alrededor de 8 m de diámetro, con una altura no mayor a los 0.50 m. Esta, queda afuera de la plataforma que sostiene la estructura principal y el montículo, y está al mismo nivel que las estructuras rectangulares ubicadas al norte.

MATERIAL CONSTRUCTIVO

Pudo observarse de manera superficial, que las estructuras mencionadas fueron construidas con piedras de canto de río, algunas de ellas talladas para servir como remate de las estructuras. Es de notar que cercanos al sitio hay dos afluentes del río Cabuz, el Rastrojo y Agua Tibia, lo bordean por las quebradas mencionadas anteriormente, y distan unos 10 minutos a pie del sector principal.

No se registró más evidencia constructiva en el área, lo que sí fue visible es la cantidad de material que ha sido reutilizado para la construcción de casas, cercos, terrazas agrícolas actuales, en los cuales al preguntar por la procedencia de dichos materiales, los habitantes explicaron que los mismos habían sido removidos de “los cerritos” que antes se encontraban en el lugar.

Hay pruebas de esto a todo lo largo del actual asentamiento, incluyendo piedra tallada en bloques, de los cuales las personas dicen que simplemente estaban allí y las utilizaron para las bases de sus viviendas.

Se cree, tomando como referencia la localización de otros montículos diseminados alrededor de 1 km al norte del sector principal, en la actual aldea de Canaque, que el sitio de Barranca de Gálvez pudo haber contado originalmente con una extensión de 3 km². Sin embargo, este extremo no ha podido ser confirmado.

CERÁMICA

Puede evidenciarse cerámica a lo largo y ancho de la comunidad, en la carretera o dentro de los sectores utilizados actualmente para la siembra de maíz. Durante el reconocimiento parcial, el mayor porcentaje de los materiales cerámicos observados en el sitio, se encuentra muy fragmentado y con la superficie exterior e interior, erosionada. Se manifiesta cerámica principalmente de tipos domésticos, burdos y algunos en menor cantidad, con superficie pulida más fina.

Entre las formas predominantes se observan cántaros y cuencos. Para los cántaros, una forma común consiste en cuello curvo divergente, borde directo y labio plano, con una acanaladura en la parte media del mismo, estilísticamente como el presentado en la vajilla Llanto de Kaminaljuyu y la vajilla Nahualate de la Costa Sur. Otro material identificado en el área recorrida, fue cerámica plomiza.

Por el momento se puede considerar que el sitio tiene al menos dos periodos de ocupación, el Clásico Temprano y Clásico Tardío.

MONUMENTOS

Dentro del sitio existen dos monumentos que llaman la atención por su similitud y ubicación, en ambos casos se trata de grandes piedras cuya superficie ha sido alterada por medio de perforaciones circulares, que se asemejan a los llamados “guacalitos”, encontrados en sitios como Tak´alik Ab´aj.

La Piedra 1 es la más cercana al sector principal; se localiza a unos 500 m al noreste de dicho sector arquitectónico; sus dimensiones son de 4.50 m de largo por 2.15 m de ancho, con una altura promedio de 1.60 m, está situada en la parte más cercana a la quebrada este, y desde ese punto se tiene una visión total de dicho sector y del río al fondo de la quebrada (Figuras 7 y 8).

La parte superior de esta piedra está alisada, y en la misma fueron tallados ocho agujeros distribuidos por toda su superficie, los mismos oscilan entre los 0.12 y 0.25 m de diámetro y cuentan con profundidades entre los 0.05 y 0.13 m. El acabado de los mismos se ve alisado y su función no ha sido determinada, aunque tienen capacidad para retener líquidos.

La Piedra 2 se encuentra más retirada del sector principal (unos 2 km al sur oeste), sin embargo, por sus características y su localización puede asociarse al mismo, cuenta con dimensiones de 2.54 m de largo por 2.28 m de ancho, que al igual que la anterior se ubica a la orilla de una quebrada, pero en este caso la del lado oeste, teniendo también desde dicho sector una vista amplia y completa de este lado de la quebrada y del río (Figura 9).

Al igual que la encontrada en el sector este del sitio, está alisada en la parte superior, y muestra, aunque en menor dimensión pero en mayor cantidad, depresiones que fueron realizadas de manera artificial; sin embargo, contiene otras características, pues al parecer, en algún momento se tuvo la idea de cortar dicha piedra, extremo que es observable en dos incisiones que muestra a ambos lados de la misma.

Figura 7 Piedra 1

Figura 8 Piedra 1

Figura 9 Piedra 2

ESCULTURA

El hallazgo más importante del sitio, lo constituyen tres monumentos tallados.

El Monumento 1 se localiza en el sector principal del sitio, sobre la plataforma original, frente al acceso de la estructura principal. Es una piedra lisa de 1.14 m de largo por 1.02 m de ancho, con una altura de 0.26 m. No presenta ninguna señal de trabajo en su superficie, la cual a primera vista es totalmente alisada y al tacto evidencia mayor trabajo. Sin embargo, al rociar con agua dicha superficie, revela un diseño realizado en base a pequeñas depresiones, similares a las presentadas en la Piedra 2, pero no se ha podido definir que forma tiene hasta el momento. Una vez se seca la superficie, el diseño desaparece por completo, y no es observable ni con el uso de cámaras fotográficas o de video, ni con iluminación artificial, solamente se ve mientras la superficie está húmeda.

El Monumento 2 se sitúa cercano al Monumento 1, sobre la plataforma original. Es una piedra rectangular con la superficie alisada, con dimensiones de 1.23 m de largo por 0.84 m de ancho y un alto de 0.25 m (Figuras 10 y 11). Este pequeño monumento o altar (en realidad se desconoce su función), no posee en su cara superior ningún rasgo escultórico, sin embargo se encuentra tallado en sus cuatro costados con una serie de al menos 17 representaciones antropomorfas. Dichas representaciones tienen dimensiones de 0.25 x 0.25 m y al parecer son todas idénticas. En uno de sus costados la erosión provocó que algunas se hayan borrado o desprendido de su ubicación original, no quedando rasgo alguno.

Es importante hacer notar, que en la actualidad el uso de estos dos monumentos, difiere por mucho de su carácter original, actualmente los dueños del terreno donde se localizan, los utilizan como comederos para el ganado lanar y bovino, depositando en ellos sal para que se alimenten los mismos, poniendo en un grave riesgo su conservación, principalmente la del Monumento 1, pues en este es en la superficie donde está la talla.

El Monumento 3 difiere en ubicación a los anteriormente expuestos, pues se encuentra en la parte superior de la estructura principal, al centro de la misma, atrás del cuarto superior. Es una piedra de 0.82 m de largo por 0.70 m de ancho y 0.27 m de alto. Éste, al igual que el Monumento 2, no presenta en la superficie superior ningún tipo de trabajo; sin embargo, en sus costados existen tallas de carácter antropomorfo y zoomorfo (Figura 12), distribuidas por lo menos en tres de sus lados. Tiene en total nueve representaciones, tres por lado. Dichas representaciones cuentan con dimensiones variables. Las dos de las esquinas inferiores a la representación central, en los extremos, tienen dimensiones de 0.15 m x 0.15 m, mientras que las de las posiciones centrales, son de 0.20 m de ancho x 0.17 m de alto.

Figura 10 Monumento 2

Figura 11 Detalle de rostro

Figura 12 Detalle de rostro

CONCLUSIÓN

En la actualidad, los intereses arqueológicos se vuelcan hacia otras áreas de investigación. A pesar que en el área del volcán Tajumulco ya han sido reportados otros sitios como Tajumulco, Chana, Toquian Chico, Talchicupe y Chanchicupe, etc., no existen esfuerzos de investigación en esta área.

Es importante un trabajo de carácter urgente en este sitio, así como en los sitios aledaños, por el deterioro sufrido en las esculturas y por la evidencia arquitectónica de los mismos. Se espera en algún momento contar con el apoyo y la autorización correspondiente para realizar investigaciones sistemáticas no sólo en el sitio en mención, sino en el área del volcán Tajumulco, misma que muestra evidencia de actividad cultural consistente, y de esta manera dilucidar en la medida de lo posible acera de la población que habitó la región, a partir de cuál época, durante cuanto tiempo, y las causas que llevaron a su abandono.

AGRADECIMIENTOS

Se extiende un agradecimiento a los habitantes de la comunidad de Barranca de Gálvez por su colaboración y sus atenciones. Asimismo, a Donaldo Castillo por su cooperación, a la familia De León por su interés y al Centro de Análisis Forense y Ciencias Aplicadas (CAFCA) por su apoyo.

REFERENCIAS

Oficina de Estadística

1892        Demarcación Política de la República de Guatemala. Oficina de Estadística, Guatemala.

1913        Boletín de Estadística. Guatemala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *