Asociación Tikal

100 Burgos_etal_2011-1.doc

Descargar este artículo en formato PDF

Burgos Morakawa, Walter, James A. Doyle y Juan Pedro Laporte

2012        Catálogo de artefactos del Proyecto Nacional Tikal, depositados en la bodega del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala: Un legado de Juan Pedro Laporte. En XXV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2011 (editado por B. Arroyo, L. Paiz, y H. Mejía), pp. 1235-1248. Ministerio de Cultura y Deportes, Instituto de Antropología e Historia y Asociación Tikal, Guatemala (versión digital).

100

CATÁLOGO DE ARTEFACTOS DEL PROYECTO NACIONAL TIKAL, DEPOSITADOS EN LA BODEGA DEL MUSEO NACIONAL DE ARQUEOLOGÍA Y ETNOLOGÍA DE GUATEMALA: UN LEGADO DE JUAN PEDRO LAPORTE

Walter Burgos Morakawa

James A. Doyle

Juan Pedro Laporte

PALABRAS CLAVE

Tikal, Yaxha, Topoxte, Mundo Perdido, artefactos, depósito problemático

ABSTRACT

Between 1979 and 1986, the Proyecto Nacional Tikal, directed by Juan Pedro Laporte, conducted archaeological explorations in the architectural group Mundo Perdido and other residential spaces in Tikal. Furthermore, the project performed work in various groups of Uaxactun, as well as some excavations in El Zotz, Yaxha, and Topoxte. During the investigations, archaeologists recovered a large quantity of artifacts of ceramic, bone, worked stone, green stone, and others, from problematic deposits, caches, and other contexts, which now are stored in the storage of the Museo Nacional de Arqueología y Etnología of Guatemala. This paper presents the first steps of a project to register, catalog, and publish the artifacts, as a part of a project planned by Juan Pedro Laporte in 2009.

A partir de 1979 inicia el Proyecto Nacional Tikal, representando el primer gran proyecto guatemalteco con un importante financiamiento local y la participaron de los primeros arqueólogos egresados y estudiantes de la recién fundada Escuela de Historia de la Universidad de San Carlos de Guatemala, los que fueron dirigidos o asesorados por Juan Pedro Laporte.

Por espacio de siete años, las excavaciones en el conjunto Mundo Perdido, en algunos grupos residenciales de Tikal y varios grupos de Uaxactun, así como algunos rescates en Topoxte, Yaxha y El Zotz  (Figura 1), permitieron la recolección de cientos de artefactos que se encuentran depositados en la bodega del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala.

Ante la existencia de una gran cantidad de material del Proyecto Nacional Tikal pendiente de ser registrado, Juan Pedro Laporte inició en el año 2009 las gestiones ante la dirección del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala –MNAE-  para realizar el programa de registro. En esta ponencia se presentan los resultados de las primeras actividades encaminadas del proyecto de registro y posterior publicación de un catálogo de artefactos para el año 2012.

PROYECTO NACIONAL TIKAL

Surgió como parte del Plan Regional de Turismo y del Programa Arqueológico Centroamericano, creado y financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Desde 1976 se impulsaba un programa de investigación, conservación y puesta en valor en Tikal y sus alrededores, específicamente en Uaxactun y Topoxte,  el que  originalmente estaba programado a realizarse durante los años 1977 y 1978 (Ministerio de Educación 1976).

Debido a diferentes factores fue hasta agosto de 1979 que dio inicio el proyecto, teniendo como arqueólogo jefe a Juan Pedro Laporte. Durante el resto de ese año se realizaron trabajos de control y corte de vegetación sobre el área a excavar, se hizo el levantamiento  topográfico y se creó la logística necesaria previa a iniciar el trabajo de campo (Laporte 1982).

Fue hasta enero de 1980 cuando se realizaron las primeras excavaciones arqueológicas como parte de un programa de investigación y restauración enfocado en  Mundo Perdido, un importante conjunto arquitectónico de aproximadamente 60,000 m2 (Laporte y Fialko 1995) que no había sido parte de las investigaciones intensivas del proyecto de la Universidad de Pensilvania.

En estas exploraciones, además de la participación de arqueólogos y estudiantes guatemaltecos como Vilma Fialko, Juan Antonio Valdés, Marco Antonio Bailey, Rolando Torres, María Berta Barrios y Zoila Rodríguez, también se contó con el apoyo de profesionales extranjeros del Instituto de Investigaciones Antropológicas y Centro de Estudios Mayas de la UNAM, el Museo Nacional de Antropología de México y la Universidad Complutense de Madrid quienes colaboraron especialmente en el análisis de los materiales.

Los trabajos del programa arqueológico Mundo Perdido finalizaron en 1982, pero debido  a una ampliación de fondos, ahora ya proporcionados por  el Gobierno de Guatemala a través del Ministerio de Obras Públicas, la Dirección General de Caminos y el Instituto de Antropología e Historia IDAEH, se pudo continuar con las investigaciones en tres áreas habitacionales: 1. Sector Noreste (6C-IX, 6C-XII, 6C-XV,  7C-IX, 6C-I, 6C-XI y 6C-XVI), 2. Sector Suroeste (8B-I, 7C-XVIl, 7B-VI, 7B-VIl, 7BVIlI) y 3. Sector Oeste (6D-V y 6D-XVIII, 6D-XX), estos proporcionaron información relevante del desarrollo de Tikal (Laporte 1989, Torres 1984).

Con respecto a los subprogramas más importantes, en 1983 iniciaron las investigaciones en Uaxactun dirigidas por Juan Antonio Valdés, las que se enfocaron en las estructuras A-VIII, E-VIII y E-X debido al gran deterioro que presentaban.  Al año siguiente los trabajos se extendieron  a otras estructuras de los grupos A, B, E y H, en las que también se hizo labores de restauración, finalizando  las investigaciones en 1986 (Valdés 1987).

En el primer semestre de 1983 dio un proyecto de rescate del Proyecto Nacional Tikal en el sitio El Zotz, el que consistió únicamente en el registro y recolección de material de saqueo en el Sector Central. Estos trabajos fueron ejecutados principalmente por  Felipe Cruz García y debido a las condiciones climáticas fueron suspendidos (Laporte 1983 y 2006).

Por su parte, las investigaciones dentro de Tikal para 1984 se enfocaron en el Grupo 6B o Barringer y la Zona Norte o Grupo P.  Asimismo, como parte del Proyecto Nacional Tikal existieron otros subprogramas o rescates en Yaxha y Topoxte, lo que de acuerdo a los términos de referencia para el último sitio se limitarían a investigaciones menores dentro del área ceremonial.

Las excavaciones en más de 40 estructuras, especialmente dentro del Conjunto Mundo Perdido, proporcionaron numerosos artefactos completos y parciales de cerámica, hueso, lítica malacológicos y otros que se hallan pendientes de ser ingresados en el registro interno del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala (MNAE).

PROYECTO DE CATALOGO DE ARTEFACTOS DEL PROYECTO NACIONAL TIKAL

A finales del año 2009 el Dr. Juan Pedro Laporte presentó ante el Lic. Juan Carlos Meléndez, Director del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala una propuesta para dar continuidad al programa de registro del material del Proyecto Nacional Tikal.  El material desde finales de los años 90 se halla depositado en la bodega del Museo, incluso la mayoría aún permanecía embalado en sus cajas originales.

Previo a esta reunión, Juan Pedro Laporte, apoyado con personal del Atlas Arqueológico de Guatemala, había realizado algunas actividades previas al inicio del registro, que consistieron en la elaboración de un archivo fotográfico de algunos artefactos, así como la  recopilación de dibujos y elaboración de listados en los que se incluyó números de identificación y contextos entre otros.  Estos registros fueron proporcionados al primer autor de la ponencia.

Por aparte el Museo Nacional de Arqueología de Guatemala a través del Proyecto “Nuestra Herencia Cultural” financiado por el Componente de Diversidad Cultural y Pluralismo del Ministerio de Cultura y Deportes, emprendió durante los años 2006 y 2007 el registro de la colección de objetos arqueológicos (Monzón et al. 2007). Durante estas labores se registraron los artefactos más sobresalientes del Proyecto Nacional Tikal, mismos que también se encontraban dentro de la bóveda del Museo.

Teniendo estos antecedentes se reactivó de nuevo el proyecto, en donde Laporte solicitó a la Dirección del Museo que el primer autor de esta ponencia fuera el encargado de las actividades de registro, para así concluir definitivamente con los pendientes del Proyecto Nacional Tikal durante los años que fungió como arqueólogo jefe  y luego como consultor científico.

Posteriormente, James Doyle, como parte de su investigación de tesis de doctorado, consultó el material cerámico a registrar, iniciando así su involucramiento como parte del proyecto de registro y catálogo. La participación del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala y la Universidad de Brown forma parte de un proyecto piloto a nivel interinstitucional,  en el cual la participación de distintos profesionales enriquecerá las labores de análisis y divulgación de nuestro patrimonio nacional, que en este caso concluirá con un catálogo de los artefactos más sobresaliente del Proyecto Nacional Tikal.

En 2011 se emprendieron de lleno las actividades del proyecto de catálogo de artefactos del Proyecto Nacional Tikal, el cual se encuentra guiado por los objetivos siguientes:

  • Identificar los distintos artefactos que pertenecen a la colección de PNT.
  • Contextualizar los objetos arqueológicos analizados.
  • Registrar y catalogar el material cerámico, lítico, óseo y otros en base al programa definido  por el MNAE.
  • Divulgar los trabajos del Proyecto Nacional Tikal por medio de un catálogo de artefactos.

ETAPAS DE LA INVESTIGACIÓN

Hasta el momento se han logrado avances en los dos primeros objetivos del proyecto, mientras que en el caso del tercero, el aspecto de catalogación, recién ha iniciado. A continuación se presentan los resultados obtenidos en cada uno de ellos.

IDENTIFICACIÓN

La primera actividad del proyecto consistió en determinar los objetos existentes en la colección del Proyecto Nacional Tikal. El proceso incluyó remover las bolsas de artefactos de sus contenedores originales y realizar  listados de acuerdo al material en que fueron elaborados, para posteriormente ser cotejados con los catálogos proporcionados por Juan Pedro Laporte y los publicados como parte de los informes del proyecto.

Los autores listaron toda la información disponible ya sea por medio de etiquetas  o de los números de registro o correlativo de pieza creado por el Proyecto Nacional o de Museo, que aparecen en cada artefacto. La información incluyó en la mayoría de los casos una nomenclatura en el que se plasmó datos de sitio, tipo de material,  operación, suboperación, contexto y el nombre de la persona encargada de la supervisión de las excavaciones. Solo en algunas etiquetas se incluyó una breve descripción y su  temporalidad.

Durante este proceso se observó que los artefactos de hueso presentan número de registro de sitio o región, o  bien número de registro del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala, aunque en su mayoría no han sido ingresados al programa de registro interno del museo. Por medio de esta identificación del material arqueológico se pudo establecer que hay artefactos que están pendientes de asignárseles números de registro.

Finalmente se revisó la base de datos de la colección del MNAE, para verificar cuáles objetos registrados de Tikal y Uaxactun procedieron de las investigaciones del PNT, para así poderlos integrar al listado general. Como resultado de esta primera actividad puede preliminarmente establecerse que los artefactos pertenecen a un lapso que va del Preclásico Medio al Clásico Tardío.

CONTEXTUALIZACIÓN

En base a los datos recabados en la primera etapa, se realizó una búsqueda de la bibliografía en la que aparecen las descripciones de las excavaciones realizadas por el Proyecto Nacional Tikal con énfasis en los contextos de basureros, funerarios, escondites y depósitos problemáticos, en los  en que se halló el material a registrar y catalogar. Sólo una mínima cantidad del material proviene de otros contextos. De gran importancia para esta investigación son los depósitos problemáticos, ya que la mayoría de los artefactos provienen de dichos espacios.

DEPÓSITOS PROBLEMÁTICOS

Aunque existen varias definiciones con respecto a estos contextos, que han aparecido en varios sitios de Peten, se utilizará el de Josefa Iglesias (1988), quien los considera “una fuerte concentración de material cerámico, lítico, óseo y malacológico, que en ocasiones esta en relación con restos humanos de carácter secundario y/o primario; todo lo cual se depositó en una oquedad o chultún previamente excavado en la roca caliza con una matriz de fuerte contenido en carbón y sellado por pisos о estructuras posteriores”. A continuación se hará una descripción de cada uno de los depósitos problemáticos localizados en Tikal y Uaxactun, agrupados de acuerdo a su temporalidad.

FASE EB TEMPRANO (PRECLÁSICO MEDIO)

Depósito Problemático 6

Estaba relacionado con Mundo Perdido y la Plaza de los Siete Templos, situado en el sureste de la estructura 5D-87 dentro  de una cavidad tallada en la roca caliza que fue sellada por cinco pisos estucados (Laporte y Fialko 1998).

Depósito Problemático 12

Al igual que el depósito anterior se encontró dentro de la roca caliza, cercano a la esquina sureste de la estructura 5D-88 (Ídem). Ambos depósitos presentaron una importante muestra de figurillas.

FASE EB TARDÍO

Depósito Problemático 13

También se hallo dentro de una oquedad tallada en la caliza, la cual se encontró en el eje constructivo más temprano de la estructura 5D-84 (Ibid 13)

FASE TZEC

Depósito Problemático 8

Situado en el grupo 6D-II, hacia el norte de EC-54, en los niveles más profundos del sacbé de acceso a Mundo Perdido, dentro de la roca natural que fue sellado con un piso (Barrios 1986).

Depósito Problemático 16

En los sectores norte, sur y oeste de la estructura 5C-sub-1, se encontró bajo la plaza  alta situada al sur de la estructura 5C-54 (Ibid  20). Con intrusiones de épocas más tempranas.

Depósito Problemático 11

Inmediato al arranque del talud que limita el oeste de la plaza sur de Mundo Pedido, se halló en una concavidad tallada en la caliza que fue sellado por medio de un piso grueso (Laporte y Fialko 1998, Barrios 1986).

FASE CHUEN (PRECLÁSICO TARDÍO)

Depósito Problemático 15

Se encontró en Mundo Perdido, al sureste de la plaza alta, 9 m al oeste de la subestructura 5C-sub-1 (Ibid 25).

Depósito Problemático 30

A diferencia de los otros depósitos, éste se localizó en Uaxactun, específicamente en la Plaza Sur del Grupo H. Fue localizado dentro de una concavidad dentro de la roca caliza, perteneciendo al primer estadio constructivo de la plaza (Valdés 1993). Con respecto a las fases de Uaxactun, pertenece a Chicanel.

FASE MANIK 2 (CLÁSICO TEMPRANO)

Depósito Problemático 19

Se localizó al este de la plazoleta sur del grupo 6C-XVI, como parte del relleno del edificio sub-7.  El depósito se halló dentro de una oquedad tallada en la roca natural, la que contuvo un relleno de tierra negra suelta con algunas piedras que fue cubierto por un piso de estuco y muros  (Laporte 1989, Laporte y Fialko 1986).

FASE MANIK 3

Depósito Problemático 21

Se localizó en el grupo habitacional 6D-V, el que se encuentra formado por nueve estructuras alrededor de una plaza. Específicamente se encontró en la parte posterior del palacio 6D-20 hacia el lado oeste. Presentó dimensiones de 34 m en dirección norte a sur y 17 m de este a oeste. Consistió en el depósito con mayor cantidad de materiales del Clásico Temprano en Tikal, entre los que  estaban  600 huesos, unas 300 conchas trabajadas,  7000 fragmentos líticos y una inmensa cantidad de fragmentos de cerámica (Iglesias 1998, Laporte y Fialko 1995).

Depósito Problemático 22

Situado en el grupo 6D-XIX, ocupa el área del relleno de la cámara de la estructura Sub-80, fue cubierto por un piso durante el estadio 20. Presentó huesos y restos de materiales quemados dentro de un estrato de tierra negra suelta (Laporte 1989).

Deposito Problemático 23

Dista a 69 m al este del muro este de la estructura Sub-84, quedando ya fuera del perímetro del Grupo 6D-XIX. Estaba dentro de un pozo tallado en la caliza que fue cubierto por un piso. Entre los materiales se encontraron distintos artefactos, entre ellos tres cráneos con huellas de desgaste (Ídem). Este depósito también presentó material que corresponde a la fase Manik 2.

FASE IMIX (CLÁSICO TARDÍO)

Depósito Problemático 4

Ubicado en el conjunto de palacios conocidos también como “La Herradura”, corresponde a la época de construcción de la estructura 5C-46. Consistió en una gran concentración de materiales diversos en las que sobresalió la presencia de vasijas completas que fueron intencionalmente destruidas, en su mayoría ejemplares polícromados, probablemente como parte de un ritual propiciatorio (Laporte 1999b, Laporte y Fialko 1995).

FUNERARIO

Dentro de la tradición funeraria maya era común que en los entierros humanos se incluyeron algunos objetos o artefactos para acompañar al individuo. En la colección estudiada hasta el momento se ha detectado la presencia de artefactos en casi  una veintena de entierros localizados en Tikal (3, 5, 7, 9, 16, 19, 60, 61, 72, 96, 110, 111, 133, 163 y 183) y Uaxactun (207).

ESCONDITES

Durante las excavaciones del Proyecto Nacional Tikal se encontró una gran cantidad de escondites, los cuales se definen como una ofrenda consistente en diferentes objetos situados en espacios relacionados con pisos, estructuras  y  elementos escultóricos, los que pueden ser dedicatorios, terminales o no dedicatorios (Laporte 1989). Tanto en Tikal como en El Zotz se halló material dentro de escondites, en el primer sitio en los identificados como  33 y 49, mientras que en el último únicamente en el 99.

Escondite 33

Fue localizado debajo del altar del Grupo 6C-XI, incluía objetos de hueso, entre ellos un mosaico (Hermes s.f.).

Escondite 49

Situado en el grupo 6C-XVI, dentro de un  relleno en la plataforma superior del edificio 63. Se considera de tipo dedicatorio. Se halló el marcador de juego de pelota, una concha Spondylus y un punzón de hueso (Laporte et al. 1984 y Laporte 1989).

Escondite 99

Consistió en una vasija cilíndrica que en su interior presentó numerosos artefactos de concha, pedernal, piedra verde y obsidiana. Supuestamente este escondite estaba relacionado con la estela 1 de El Zotz (Laporte 2006).

BASUREROS

De acuerdo a Laporte (1999b), estos contextos se caracterizan por concentraciones de material colocadas en superficie, cuyo contenido es principalmente de tipo doméstico, no teniendo que incluir parafernalia ritual ni objetos o artefactos completos. Los basureros 4 y 5 pertenecientes a la fase Manik (Hermes s.f.) incluyeron una parte de los objetos estudiados.

REGISTRO Y CATALOGACIÓN

Con respecto a los trabajos de registro se realizó un archivo fotográfico en el que se incluyeron fotografías de artefactos individuales o grupos, este último caso en lotes de artefactos de un mismo contexto. Dicho archivo se pudo contrastar con las fotografías proporcionadas por Juan Pedro Laporte y las efectuadas por personal del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala.

En cuanto a la catalogación se hizo una separación de los artefactos en base  al material en el que fueron elaborados, estableciéndose las siguientes categorías:

VASIJAS CERÁMICAS

La mayoría de las vasijas en la colección son de Tikal y provienen del depósito problemático 4.  Entre las formas se encuentran cuencos, platos, vasos e incensarios. En la muestra existen varios fragmentos de cerámica polícroma  con escenas iconográficas y textos jeroglíficos (Figura 2); es posible que algunas vasijas puedan ser restauradas.

FIGURILLAS

Hay figurillas de toda la historia de Tikal, aunque las que destacan son las preclásicas.  En general éstas  muestran personajes antropomorfos y zoomorfos y otras (Figura 3). También entre esta muestra existieron silbatos.

ARTEFACTOS MALACOLÓGICOS

Se encontraron cuentas, mosaicos, bezotes, colgantes y otros adornos elaborados en concha Spondylus, nácar, bivalva, Olivilla, Prunum o Marginella (Figura 4); así como también se utilizó el caracol, dientes de tiburón y coral.  Una reducida cantidad del material no presentó ninguna evidencia de haber sido trabajado.

PIEDRA VERDE

Incluyeron orejeras, cuentas y otros artefactos; algunos presentan la imagen tallada de personajes antropomorfos y mitológicos. La mayoría de estos objetos provienen de los sitios de Yaxhá y Topoxté (Figura 5).

HUESO

Los huesos representan una de las categorías más numerosa dentro de toda la colección. Presenta huesos tallados como  punzones, espátulas, agujas, cuentas de collar, tubos entre otros (Figura 6). Asimismo se encuentran algunos cráneos con señales de desgaste y pendientes o colgantes elaborados con colmillos de fauna.

LÍTICA

Los artefactos líticos incluyen manos y piedras de moler, bifaciales y excéntricos de pedernal, así como también navajas, excéntricos y núcleos de obsidiana (Figura 7) También existen otros artefactos como raederas y morteros.

METAL

Dentro de la colección se encuentra únicamente un disco de cobre procedente de Topoxte.

Previo a iniciarse la fase de registro propiamente dicha, es necesaria la revisión de textos en los que se encuentre información que contribuya a realizar de mejor manera la elaboración de las fichas de registro. Los trabajos efectuados por el Proyecto Nacional Tikal han sido ampliamente divulgados por medio de informes, libros, tesis y artículos, entre los que se incluye algunos análisis de materiales.

Laporte publicó en solitario o en conjunto varias obras sobre el estudio de distintos artefactos recolectados durante el trabajo del Proyecto Nacional Tikal, entre ellas su tesis doctoral para la Universidad Nacional Autónoma de México en 1989 y un artículo en la Revista Española de Antropología Americana en 1999. Su tesis, titulada Alternativas del Clásico Temprano en la Relación Tikal-Teotihuacán: Grupo 6C-XVI, Tikal, Peten, Guatemala, contiene información variada y es de interés particular para el proyecto lo concerniente a los entierros y depósitos problemáticos de donde salieron muchos de los artefactos.

Por su parte en el artículo “Contexto y función de los artefactos de hueso en Tikal, Guatemala”, Laporte (1999a) presenta los resultados del contexto de los artefactos, en donde se muestra que la mayoría de los implementos de hueso en la colección fueron encontrados en depósitos especiales (57,7%), en contraposición a ser hallados en relleno (21,8%), contextos superficiales (10,1%), entierros (6,7%), basureros (3,5%) o escondites (0,1%).  La mayoría de los artefactos de hueso fueron hechos de mamíferos y convertidos en herramientas como punzones, agujas, y espátulas.

Además, Juan Pedro Laporte y María Josefa Iglesias Ponce de León (2006) hicieron un estudio de los artefactos malacológicos titulado “Objetos de Concha y Caracol: contexto y función en una colección de Tikal”. El artículo, presentado en la revista Utz´ib en su serie Reportes, describe las especies de caracoles y conchas encontradas en las excavaciones por contexto y período.  A este respecto se suma la tesis de licenciatura en Arqueología de la Universidad de San Carlos de Guatemala

titulada  “La industria de la concha en Mundo Perdido, Tikal”, que fue presentada por Beatriz Días de Soto en 1983.

Respecto a la cerámica, los estudios de Laporte, Fialko y Hermes han proporcionado valiosa información referente a la clasificación del material, por ejemplo el último autor en el artículo “Adiciones tipológicos a los complejos Eb, Tzec y Manik de Tikal, Guatemala”, presentado en 1993, muestra una tipología en base al material procedente de Mundo Perdido y en grupos habitacionales en donde también aparecen nuevos tipos o variedades.

Finalmente, dos trabajos anteriores sobre los artefactos de lítica deben ser mencionados, ambos por María Elena Ruiz Aguilar. El primero es un informe publicado en la revista Mesoamerica que presenta los datos de los artefactos de lítica de las excavaciones de Mundo Perdido. El segundo es un estudio preliminar de los excéntricos recolectados en El Zotz y publicado en la revista mexicana Investigadores de la Cultura Maya.

COMENTARIOS FINALES

La colección del Proyecto Nacional Tikal, que actualmente se halla en la bodega del Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala, representa una obra significante en la arqueología guatemalteca, por medio de la cual diferentes investigadores han interpretado el mundo ritual y cotidiano de la gran ciudad de Tikal, así como de  Uaxactun, Yaxha, Topoxte y El Zotz.

El trabajo de siete años de investigaciones realizadas casi en su totalidad por arqueólogos nacionales aportó artefactos completos y parciales de cerámica, lítica, hueso, malacológico, piedra verde y metal, los que debido a la inmensa colección resguardada en el Museo, en gran medida habían quedado en el olvido por más de dos décadas.

Los esfuerzos de este proyecto se ha encaminado en la labores para completar el registro y su posterior divulgación por medio de un catálogo a través del que se pueda exponer a la comunidad científica y al resto de la población la importancia del Proyecto Nacional Tikal, basados en los resultados de las excavaciones y en las numerosas publicaciones ya existentes relacionadas a los estudios de los años 1979-1986.

El ingreso de estos artefactos en la base de datos del registro del MNAE permitirá en el futuro que investigadores de distintos aspectos de la cultura maya puedan accesar a dicha información sin que sea necesario su ingreso a la bodega del museo o bien solicitar objetos específicos para analizar.

El esfuerzo entre el Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala  y estudiantes guatemaltecos y extranjeros podría ser un acto piloto para fortalecer los vínculos entre los investigadores y la institución, que vaya más allá de la recolección de datos, sin que estos salgan del espacio del museo o se restrinjan a publicaciones de  tesis e informes de proyectos arqueológicos. Los resultados finales que se obtengan abrirán las posibilidades para poder  en el futuro trabajar con una extensa variedad de artefactos de la colección arqueológica, o incluso etnológica, resguardada en el museo.

Finalmente ante la carencia de un financiamiento para efectuar estos trabajos, se invita a estudiantes que estén interesados en contribuir con el proyecto, realizando prácticas de laboratorio o voluntariados en cualquiera de las varias actividades o fases del proyecto. Asimismo se convoca a los investigadores que hayan participado en las excavaciones del Proyecto Nacional Tikal, para que nos puedan brindar información y toda contribución que ayude a concluir de una mejor manera el catálogo que integre los descubrimientos más relevantes de los trabajos efectuados hace 30 años.

AGRADECIMIENTOS

Se agradece al Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala por las facilidades y la oportunidad de colaborar en el registro del material del PNT. A Claudia María Quintanilla  por sus comentarios y sugerencias y a todas las personas que participaron en el Proyecto Nacional Tikal, quienes hicieron posible poseer la valiosa colección de artefactos.

REFERENCIAS

Barrios, María Berta

1986        Plaza Sur, Mundo Pedido Peten. Correlación de su evolución arquitectónica. Tesis de Licenciatura, Área de Arqueología, Escuela de Historia, USAC,         Guatemala.

Hermes, Bernard

1993        Adiciones tipológicas a los complejos Eb, Tzec y Manik de Tikal, Guatemala. Revista         Española de Antropología Americana 23:9-27. Madrid.

s.f.        Catálogo de Basureros (001-007). Proyecto Nacional Tikal, Guatemala.

Iglesias, María Josefa

Informe final del Grupo 6D-V, operación 74. Proyecto Nacional Tikal, Guatemala.

1988        Análisis de un depósito problemático de Tikal, Guatemala. Journal de la Sociedad de         Americanistas 74(25-)

Laporte, Juan Pedro

1982         Reporte final Agosto 1979- Junio 1982.  Proyecto Nacional Tikal, Guatemala.

1983         Informe Semestral No. 22 Julio-Diciembre 1983. Proyecto Nacional Tikal, Guatemala.

1989        Alternativas del Clásico Temprano en la Relación Tikal-Teotihuacan: Grupo 6C-        XVI,         Tikal, Peten, Guatemala. Tesis de Doctorado en Antropología. Universidad Nacional         Autónoma de Mexico.

1999a        Contexto y función de los artefactos de hueso. Revista Española de Antropología         Americana 29:31-  64. España.

1999b        Exploración y restauración en el Conjunto de Palacios de Mundo Perdido, Tikal (Estructura 5C-45/47). En XII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1998         (editado  por J.P. Laporte y H.L. Escobedo), pp.183-214. Museo Nacional de Arqueología y         Etnología, Guatemala.

2006         Trabajos no divulgados del Proyecto Nacional Tikal, Parte 4: Rescate en El Zotz, San         José, Petén. En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2005         (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.949-971. Museo Nacional de         Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

Laporte, Juan Pedro y  María Josefa Iglesias

2006        Objetos de concha y caracol: Contexto y función en una colección de Tikal. Utz´ib,         Serie Reportes Vol.1, No. 4, Asociación Tikal, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro y Vilma Fialko

1986        La Cerámica del Clásico Temprano desde Mundo Perdido, Tikal: Una Reevaluación. En         Maya Ceramics. Papers from the 1985 Maya Ceramic Conference, BAR International         Series 345 (i) (editado por Prudence M. Rice y Robert J. Sharer), pp.123-181, Oxford,         England.

1995         Mundo Perdido, Tikal: Los enunciados actuales. En VII Simposio de Investigaciones         Arqueológicas en Guatemala, 1993 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.335-348.         Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1998        El Preclásico de Mundo Pedido: Algunos aportes sobre los orígenes de Tikal. CIRMA,         Guatemala

2006        Trabajos no divulgados del Proyecto National Tikal, Parte4:  Rescate en El Zotz, San José, Petén.  En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala 2006 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp 949-971.  Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro, Juan Antonio Valdés y Rolando Torres

1984        Operación 37, Grupo 6C-XVI. En Informe del Proyecto Nacional Tikal, Guatemala.

Ministerio de Educación

1976        Términos de Referencia del Proyecto Nacional Tikal. Instituto de Antropología e Historia,         Guatemala.

Monzón, Claudia, Jenny Guerra y Andrea Terrón

2007        Proyecto Nuestra Herencia Cultural: Primera Fase. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006  (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.         107-112. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

Ruiz, María Elena

1986   Análisis preliminar de la lítica de Mundo Perdido . Mesoamerica (11):113-133. Guatemala.

2004        Materiales líticos asociados a una ofrenda del Clásico Temprano en El Zotz, Peten, Guatemala. Investigadores de la Cultura Maya 12 (1):81-97. Universidad Autónoma de Campeche. Mexico.

Torres, Rolando

1984        Excavaciones en cinco Grupos Habitacionales al Sureste del Mundo Perdido, Tikal. Tesis de Licenciatura Tesis de Licenciatura, Area de Arqueología, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

Valdés, Juan Antonio

1987        Estado actual de las investigaciones en Uaxatun, Guatemala. En Memorias del Primer Coloquio Internacional de Mayistas, Instituto de Investigaciones Filológicas de la         Universidad Autónoma de Mexico.

1993        Arquitectura y escultura en la Plaza Sur del Grupo H, Uaxactun. En Tikal y Uaxactun en el Preclásico. Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de Mexico.

NOTA DE EDICIÓN:  La calidad de las ilustraciones, es debido a que el autor no respetó los lineamientos requeridos.

Figura 1. Ubicaciones de los sitios investigados por Proyecto Nacional Tikal.

Figura 2. Vasija semicompleta. Foto por James Doyle.

Figura 3.  Incensario. Foto por James Doyle

Figura 4. Cuenta de Spondylus de Yaxhá. Foto por James Doyle

Figura 5. Cuenta de piedra verde de Topoxté. Foto por James Doyle

Figura 6. Hueso tallado de Uaxactún. Foto por James Doyle.

Figura 7. Bifaciales del escondite del sitio El Zotz. Foto por James Doyle.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *