Asociación Tikal

8. Del Preclásico Tardío al Clásico Temprano en la región de los Tres Ríos: Noreste de Petén y Noroeste de Belice – Palma J. Buttles, Liwy Grazioso Sierra, Fred Valdez, Jr. – Simposio 24, Año 2010

Descargar este artículo en formato PDF

Palma J. Buttles, Palma J.; Liwy Grazioso Sierra y Fred Valdez, Jr.

2011        Del Preclásico Tardío al Clásico Temprano en la región de los Tres Ríos: Noreste de Petén y Noroeste de Belice.  En XXIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2010 (editado por B. Arroyo, L. Paiz, A. Linares y A. Arroyave), pp. 96-105. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

8

DEL PRECLÁSICO TARDÍO AL CLÁSICO TEMPRANO EN LA REGIÓN DE LOS TRES RÍOS: NORESTE DE PETÉN Y NOROESTE DE BELICE

Palma J. Buttles

Liwy Grazioso Sierra

Fred Valdez, Jr.

PALABRAS CLAVE

Petén, Belice, estatus, autoridad, tumbas

ABSTRACT

The ancient Maya were already well established in the Tres Ríos region (northeastern Petén and northwestern Belize) in the Late Preclassic. This presentation will address various sites in the region with occupations during the transition from the Late Preclassic to the Early Classic, a period known as the Protoclassic. We debate various scenarios in terms of what this transition was like in the communities of the Tres Ríos. Among the larger sites that constitute part of this study are Rio Azul, La Milpa, Dos Hombres, and Chan Chich. Each site presents variations in the events related to this transition between the Late Preclassic and Early Classic periods.

INTRODUCCIÓN

Esta ponencia tocará aspectos de algunos recintos funerarios provenientes de sitios que  cuentan con ocupación y actividad durante el Preclásico Tardío y el Clásico Temprano en la región conocida de los Tres Ríos. La región de los Tres Ríos se encuentra ubicada principalmente en parte del Noreste de Petén, en Guatemala y el Noroeste de Belice. Comprende tres ríos mayores (de allí su nombre) que son río Azul, río Bravo y río Booth (Figura 1). Actualmente está dividida por la frontera política entre México, Guatemala y Belice pero su desarrollo en época prehispánica la hace una misma área cultural. Aproximadamente tiene 2,000 km² y en ella se encuentran más de una docena de sitios de gran tamaño que incluye Río Azul, Kinal, La Honradez y Choshkitam, en Guatemala y La Milpa, Dos Hombres, Chan Chich, San José y Blue Creek, en Belice.

Para el Preclásico Tardío los Mayas ya estaban bien establecidos en la región de los Tres Ríos y continuaron su desarrollo y actividades durante el Clásico Temprano. El presente trabajo se enfocará en los sitios que han proporcionado datos útiles acerca del poder, el estatus y el desarrollo en la región de los Tres Ríos que podría representar una expresión regional de un patrón emergente en este periodo en las Tierras Bajas Centrales. Se presentarán ejemplos de localidades (Río Azul, La Milpa, Dos Hombres y Chan Chich) en donde la ocupación se extiende a lo largo de la transición entre el Preclásico Tardío y el Clásico Temprano.

LA TRANSICIÓN (PRECLÁSICO TARDÍO AL CLÁSICO TEMPRANO)

La transición del Preclásico Tardío al Clásico Temprano en la Tierras Bajas Centrales, fue una época turbulenta de cambios políticos y sociales para los Mayas en general y ciertamente más para las élites, lo que proporciona el marco contextual para esta presentación. A pesar de que muchas instituciones, por ejemplo el reinar por derecho divino aparece en las Tierras Bajas en épocas tan tempranas como el Preclásico Tardío, no fue sino hasta el Clásico Temprano que muchas instituciones proliferaron y florecieron. El surgimiento de gobernantes o reyes “divinos”, con autoridad política real, cambió la dinámica del poder y del estatus de las élites y el desarrollo general de la sociedad Maya.

Un indicador importante del cambio a finales del Preclásico Tardío se ve reflejado en la cerámica de la época. El final del Preclásico Tardío fue un periodo de experimentación e innovación (Brady et al. 1998; Sagebiel 2005; Sullivan y Valdez 2006). La cerámica muestra un cambio gradual en las formas de las vasijas, adelantos en las técnicas de cocción, experimentación en los engobes y en el acabado de la superficie y en la decoración. Mientras tenía lugar la experimentación durante el Preclásico Tardío, Valdez nota que hay “un uso conservador y práctico de aquellos atributos que funcionan bien”, es decir, que hay una continuidad en los atributos o elementos que cumplen una función práctica.

Debido a la naturaleza gradual del cambio en la cerámica y la tendencia a perdurar de muchas formas y engobes, el Preclásico Terminal sólo se reconoce en contextos en donde se presentan tipos diagnósticos especiales. Las formas diagnósticas incluyen vasijas tetrápodes con soportes mamiformes, bases anulares, y vasijas con ángulo Z, todas ellas comúnmente asociadas con el periodo “Protoclásico”. Las nuevas formas y atributos diagnósticos empiezan a aparecer en varias combinaciones a través de las Tierras Bajas alrededor del año 75 AC y se continuaron hasta el 400 DC (Protoclásico I y II, Brady et al. 1998). La élite adoptó esta cerámica como marcadores de estatus y como símbolo de su participación en la floreciente y competitiva arena social y política del Preclásico Terminal y Clásico Temprano.

Al igual que en los demás centros Mayas, las élites en la región de los Tres Ríos competían de igual manera, unos con otros, por estatus y algunos estaban experimentando no sólo con cerámica y nuevos elementos arquitectónicos, sino también con nuevas instituciones como la del reinado divino que se estaba expandiendo. Tumbas en diversos sitios en la parte oriental de la región -Chan Chich, Dos Hombres, y el Grupo Barba (en la periferia de Dos Hombres)- proporcionan un vistazo al estatus y al poder en la región. Señalando un cambio significativo en la transición del Preclásico hacia el Clásico. También se registraron eventos importantes en Río Azul y en la cercana localidad en donde se encuentra la Estructura G-103, que es la parte más temprana del sitio.

DEFINICIONES DE ESTATUS, PODER Y AUTORIDAD

Estatus:  una definición muy común de estatus incluye los derechos y las obligaciones inherentes a una posición social o a una clase social. La riqueza y el acceso a bienes exóticos están con frecuencia asociados a un estatus elevado en las sociedades preindustriales. Sin embargo, el poder, es la habilidad de una persona o grupo para ejercer el control sobre otros. Es la habilidad de lograr los objetivos deseados con o sin el consentimiento de las personas afectadas. Relacionado con el poder está la autoridad, o legitimación del poder. Autoridad se refiere a la capacidad de los individuos de influenciar los eventos como resultado del amplio reconocimiento del prestigio, posición o conocimiento. El poder y la autoridad no pueden subsistir sin la presencia de algún grado de legitimación (Crumley 2003:137). De allí que una persona de estatus elevado dentro de una sociedad particular pueda o no tener también poder.

TUMBAS Y MÁS

Hace unos años en el sitio de Dos Hombres, como parte del Proyecto Arqueológico Program for Belize, mejor conocido como PfBAP, se excavó una tumba del Clásico Temprano que se encontró debajo del piso de una estructura residencial de élite, la Estructura B-16, localizada cerca de la Plaza Central y de la cancha del Juego de Pelota del sitio. La cámara funeraria estaba cubierta por más de 20,000 piezas de obsidiana que incluían navajillas prismáticas, lascas y núcleos, además del cuerpo de un adulto de sexo masculino que contenía once conchas Spondylus, dos orejeras de piedra verde, varios fragmentos de un espejo de hematita y nueve vasijas de cerámica. Entre las vasijas se encontró un cuenco Dos Arroyos Policromo con pestaña basal y una tapadera Yaloche Crema Policromo, lo que fechó a la tumba dentro de la fase cerámica Tzakol 2, del Clásico Temprano, ca. 350-500 DC. Lauren Sullivan y Kerry Sagebiel (2003) encontraron cierta similitud en la decoración de este cuenco con vasijas y tiestos recuperados en Uaxactun, Chan Chich y San José. El asa con cabeza de guacamaya de la tapadera también es muy similar a una encontrada en Uaxactun.

El equipo de PfBAP encontró una segunda tumba más pequeña, también del Clásico Temprano

localizada en un grupo residencial a 2.50 km al noroeste de Dos Hombres. La plaza, denominada como Grupo Barba, se encuentra a lo largo del filo de la escarpada del Río Bravo. La tumba se encontró debajo de un pequeño adoratorio de 2.50 m de altura en el lado este del grupo. A pesar de que, quien excavó el sitio, señala que el adoratorio corresponde al Clásico Tardío (700-850 DC) la cerámica de esta pequeña tumba pertenece al Clásico Temprano (450-550 DC) (Hageman 2004).

El entierro se localizó debajo del centro de la estructura en una pequeña cámara techada. La tumba fue excavada en la roca madre y cubierta con piedras a manera de techo, pero las piedras no formaban una bóveda sino únicamente cerraban la cámara. Los huesos pertenecieron a un adulto de sexo masculino de más de 50 años de edad. Como ajuar funerario se encontraron cinco vasijas de cerámica, dos cuentas de concha y una cuenta de jade. La cerámica incluyó un cilindro trípode con tapadera de estilo teotihuacano (el asa de la tapadera representa a una cabeza humana), un cuenco pequeño y tres vasijas efigie. Entre las vasijas efigie se encuentra un cuenco que representa a un pavo ocelado estilizado, un cuenco con un jaguar y una vasija con forma de caracol del cual emerge una figura antropomorfa, siendo visibles en el borde los brazos y la cabeza del personaje que tiene el rostro de un anciano.

Ambas tumbas, la de Dos Hombres y la del Grupo Barba, corresponden a entierros de individuos con alto estatus, pero ninguno de los materiales muestran que hayan tenido poder o autoridad. Por otra parte, las tumbas encontradas en La Milpa y Chan Chich que se describirán a continuación sí contienen evidencia de elementos que denotan “poder”. En La Milpa, el tercer sitio más grande de Belice, el Proyecto de Norman Hammond encontró en la Plaza Central, frente al Templo 1, un entierro del Clásico Temprano que por su ajuar funerario parecería empobrecido si se compara con otros entierros del sitio.

El Entierro B11.67 tenía un cilindro trípode con una tapadera dispar, es decir, que no le correspondía a la vasija, pero también contaba con un pendiente con la cabeza de un buitre que de acuerdo con Hammond, representa poder. Lo que en este caso indicaría que si bien el ajuar funerario no fue fastuoso, el difunto enterrado en esta tumba debió de haber tenido cierto poder y Hammond lo llamó el “Rey Buitre” (Hammond et al. 1996).

La Tumba 2 de Chan Chich un sitio cercano a la frontera con Guatemala, tuvo representaciones de estatus elevado y poder (Houk 1996; Robichaux y Durst 1999). El estatus es evidente en el conjunto de vasijas del Protoclásico que se encontró como parte del ajuar funerario (Valdez 1998; Valdez y Houk 2000) -que Sagebiel llama “un subcomplejo político y/o ritual” de cerámica- que la élite empleaba como indicador de estatus para expresar su participación en el terreno político regional (Sagebiel 2005). Las expresiones de poder, en el caso de la Tumba 2, incluyen su posición en el centro del sitio, situada debajo de un adoratorio orientado hacia la plaza- esta práctica asemeja a alguna de las tumbas tempranas de la Acrópolis Norte de Tikal, incluyendo a la tumba del fundador dinástico.

Adicionalmente se encontró un pendiente de piedra verde con el rostro de un personaje (helmet-bib head) (Figura 2) con perforación como para haber estado sujeto al tocado, que en otras ocasiones Freidel y Schele han asociado con el poder (Freidel y Schele 1988). Lo que indica, además de la ubicación de la tumba, que el ocupante de Chan Chich pudo haber sido un rey temprano. Por lo tanto, la Tumba 2 conjunta elementos de estatus, de élite o realeza y poder por su ubicación y ajuar funerario. Esta tumba corresponde al Protoclásico y es la tumba más temprana que se ha encontrado en la región de los Tres Ríos hasta el momento.

En Río Azul, la cantidad de tumbas pertenecientes al Clásico Tardío es abundante, varias de ellas fueron excavadas en la roca madre y cuentan con pintura mural. Lamentablemente muchas de ellas fueron saqueadas por lo que se desconoce su contenido, pero las excavadas por arqueólogos mostraron tener ajuares funerarios variados y ricos, como el de las Tumbas 19 y 23. Sin embargo, estas fastuosas tumbas no se encontraron en el Grupo Principal ni en la Plaza del sitio, sino en estructuras relativamente pequeñas en grupos periféricos. La mayoría de cámaras funerarias de Río Azul conservó un patrón similar a lo largo del Clásico Temprano en cuanto a sus dimensiones y técnica de manufactura, lo que

hace a cada una distinta y única son los motivos plasmados en sus paredes y el contenido de las mismas. Son pocos los ejemplos en donde se encuentra alguna inscripción que hable del ocupante de la tumba.

Por ejemplo, hay varios gobernantes mencionados en las inscripciones del sitio en estelas y una de las cresterías, de los que se desconoce su recinto funerario y por otra parte, algunos objetos portátiles, provenientes de tumbas, llevan el nombre de personajes con el Glifo Emblema del sitio, pero al ser objetos producto del saqueo no se les puede asociar con un lugar específico dentro del sitio. Por otra parte, no todas las tumbas hacen mención a su ocupante. Sin embargo, hay dos tumbas en las cuales se hace mención al difunto. En la Tumba 19, en donde como parte del ajuar funerario se encontró la vasija 25, mejor conocida como la “chocolatera”, que nombra a K’inich Lakam Tuun “Estandarte de piedra con cara de sol” gobernante de Río Azul (Escobedo, comunicación personal 1998, Grazioso en elaboración) y la Tumba 12 que en la inscripción de su muro este lleva el nombre de ¿Na-tzu-men? nombre personal del gobernante (Escobedo y Houston 1998, comunicación personal, Grazioso en elaboración).

El texto se lee:

A1-B1                [En] 8 Ben 16 Kayab (9.0.14.8.13; 20 de marzo del año 450 DC)

C1                muhkaj, “fue enterrado [en]”

D1                wak muyal kanal, “lugar cielo de seis nubes” (que no es el nombre del gobernante sino del lugar en donde fue enterrado-del recinto funerario-)

E1        ¿na-tzu-men? (nombre personal del gobernante; lectura de men por Houston)

F1        Glifo emblema de Río Azul (Lectura proporcionada por Escobedo y Houston 1998, Grazioso en elaboración).

Todos estos recintos funerarios pertenecen a personajes de estatus muy elevado dentro de la sociedad, sin embargo, es posible que no todos hayan tenido poder. Debido a que el estatus no es sinónimo de poder. Inclusive en el ejemplo de estas dos tumbas de donde se menciona a un gobernante de Río Azul, es evidente que la ubicación hace cierta distinción en cuanto al poder de su ocupante. Por ejemplo, la Tumba 12 no sólo se encuentra en el Grupo A, que es el Grupo principal de Río Azul, el centro del poder a partir del Clásico Temprano sino que además, sus muros cuentan con la representación de los puntos cardinales lo que hace que el centro de la tumba, el lugar ocupado por el difunto, sea el centro del mundo o el eje del universo confiriéndole a este individuo un lugar privilegiado dentro de la serie de tumbas encontradas en el Grupo A y de todo el sitio (Grazioso 2010). Haciendo evidente el gran poder que tuvo. La Tumba 12 es el único ejemplo que se tiene en Río Azul, en donde se hace mención al recinto funerario como lugar particular Wak Muyal Kanal “Lugar Cielo de Seis Nubes”.

Independientemente de las tumbas del Cásico Temprano y su contenido, la Estructura G-103 proporciona información en cuanto a estatus, poder y autoridad para el Preclásico Tardío. La G-103 sub1 es una gran estructura piramidal del Preclásico Tardío, construida de acuerdo con los cánones tecnológicos de la época. Su superficie está recubierta por una gruesa capa de estuco, pintada en su mayoría de rojo. El estadío constructivo que la cubre, la Estructura G-103 es una gruesa capa de “relleno” elaborado con una mezcla muy particular con la intención de servir como plataforma a una construcción o edificio del Clásico Temprano. La Estructura G-103 Sub 1 fue recubierta con un relleno constructivo hacia finales del Preclásico Tardío pero este estadío constructivo quedó inconcluso.

El estadío constructivo que corresponde a la transición entre el Preclásico Tardío y el Clásico Temprano nunca fue terminado y tanto la Estructura G-103 como su área inmediata fueron abandonadas y el desarrollo constructivo se enfocó en el Grupo A de Río Azul, ubicado hacia el noreste de G-103. Es interesante que G-103, que fue el centro de Río Azul y posiblemente el lugar más importante y prestigioso durante el Preclásico Tardío, haya sido abandonado y el centro se haya movido hacia el Grupo A hacia principios del Clásico Temprano.

Una de las trincheras de saqueo del Grupo A de Río Azul, dejó al descubierto una subestructura con columnas cilíndricas recubiertas de estuco relacionadas con la fase de construcción que corresponde

al Preclásico Tardío/Clásico Temprano, las columnas tienen personajes modelados en estuco que representan a cautivos. Los personajes de sexo masculino se ven claramente hincados y maniatados (Orrego 2000:86) (Figura 3).

Una posible interpretación (Valdez, comunicación personal 2010) es que los cautivos plasmados en las columnas de la subestructura del Grupo A hayan sido miembros de la clase gobernante y cuya sede era G-103 durante el Preclásico Tardío y que el “poder” haya sido removido de G-103 y un nuevo “poder” se haya legitimizado por medio de esta captura y sacrificio, exhibiendo este hecho en las columnas, abandonando G-103 y tomando como nueva sede al Grupo A de Río Azul que desde entonces se convierte en el área más importante del sitio. Es en esta parte en donde se concentra el esfuerzo constructivo hasta el posterior abandono del sitio en el Clásico Tardío.

INTERPRETACIONES

A medida que la región se enfilaba hacia el Clásico Temprano, las tumbas continuaron siendo una manera efectiva de mostrar estatus y poder, pero algunos de los símbolos cambiaron. Aparecieron nuevos indicadores de estatus, como la cerámica policroma del Clásico Temprano, los cilindros trípodes con tapadera de estilo teotihuacano y las vasija efigie remplazaron a la cerámica del Protoclásico, pero la ubicación de las tumbas y el trabajo invertido en su elaboración siguen proporcionando indicaciones de poder. Por ejemplo, la tumba de la Estructura B-16 de Dos Hombres con sus piezas de cerámica policroma y una cubierta con más de 20,000 piezas de obsidiana podría decirse que es más “rica” que el Entierro B11.67 de La Milpa que se encontró en la Plaza Principal y que tenía un pendiente de cabeza de buitre que representa poder, pero que como parte de su ajuar funerario tenía un cilindro trípode con una tapadera dispar. Sin embargo, el estatus de élite no necesariamente transmite poder.

El individuo de Dos Hombres fue enterrado en un pequeño grupo de plaza, cerca del Juego de Pelota, mientras que el individuo de La Milpa fue enterrado en la plaza principal del sitio que posiblemente sea el de mayor tamaño en la parte oriental la región de los Tres Ríos, para esa época. La élite de los sitios de menor rango eran participantes activos en la competencia por estatus y es probable que en realidad el acceso a símbolos de estatus haya sido más extendido hacia finales del Clásico Temprano que lo que fue antes. El entierro del Grupo Barba, bastante más sencillo, ubicado en la periferia de Dos Hombres es un ejemplo de la habilidad de la élite rural para adentrarse en el flujo de artículos de prestigio.

Dentro de las mayores manifestaciones de poder, por supuesto, se encuentra la remoción del poder y la autoridad de G-103 hacia el Grupo A como ocurre en Río Azul. La exposición “pública”, de este suceso, por medio de las columnas de los cautivos, el abandono forzado de una zona del sitio y la reorientación masiva que tuvo el centro de la ciudad hablan contundentemente de la transición que hubo entre el Preclásico Tardío y el Clásico Temprano. Los cambios quizás no siempre fueron suaves ni la transición fácil (Figura 4).

COMENTARIOS FINALES

La pequeña muestra de tumbas del Preclásico Terminal y del Clásico Temprano en la región de los Tres Ríos y los eventos de G-103 muestran la participación de la élite local en la dinámica social y política de las Tierras Bajas Centrales. El arreglo y disposición de la tumba del Protoclásico de Chan Chich, así como los cambios significativos ocurridos en G-103 (Río Azul) son ejemplos de cómo la élite exhibía el poder real versus el estatus de élite, respectivamente, en los albores de las líneas dinásticas divinas en las Tierras Bajas.

Las tumbas del Clásico Temprano muestran que el acceso a indicadores de estatus no se traduce en poder: la Tumba de la Estructura B-16 de Dos Hombres es claramente mucho más rica que la empobrecida tumba real de La Milpa, pero la ubicación de esta última y la diadema de buitre sugieren que el individuo allí enterrado fue una persona más poderosa. Los recursos de poder real no estaban relacionados solamente con la riqueza personal, sino que debieron de haber estado profundamente institucionalizados dentro del sistema de reinar por derecho divino.

En varios sitios de Petén se observa el abandono de los grandes grupos y estructuras principales que fueron los centros de poder durante el Preclásico Tardío y trasladan la plaza principal o este centro de poder hacia otro lugar cercano. En la región de los Tres Ríos, esta transición se manifiesta en un cambio de localidad del centro del poder.

REFERENCIAS

Brady, James E., Joseph W. Ball, Ronald L. Bishop, Duncan C. Pring, Norman Hammond y Rupert A. Housley

1998        The Lowland Maya “Protoclassic”. Ancient Mesoamerica 9:17–38.

Crumley, Carole L.

2003        Alternative Forms of Social Organization. En Heterarchy, Political Economy and The Ancient         Maya. The Three Rivers Region of the East-Central Yucatan Peninsula (editado por V. Scarborough, F. Valdez y N. Dunning), pp.136-145, The University of Arizona Press.

Freidel, David A. y Linda Schele

1988        Kingship in the Late Preclassic Maya Lowlands: The Instruments and Places of Ritual Power. American Anthropologist 90:547–567.

Grazioso Sierra, Liwy

S.F.         Geografía del glifo emblema de Río Azul, distribución y variabilidad. (En preparación)

Grazioso Sierra, Liwy (editora)

2010        Proyecto Arqueológico del Bajo Azúcar y Programa de Intervención de las Tumbas de Río Azul. Informe Final, Temporada de 2010. Informe presentado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Hageman, Jon B.

2004        Late Classic Maya Social Organization: A Perspective from Northwestern Belize. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Southern Illinois University, Carbondale.

Hammond, Norman, Gair Tourtellot, Sara Donaghey y Amanda Clark

1996        Survey and Excavation at La Milpa, Belize, 1996. Mexicon XVIII: 86–91.

Houk, Brett A.

1996        The Archaeology of Site Planning: An Example from the Maya Site of Dos Hombres, Belize. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Universidad de Texas en Austin.

Houk, Brett A. (editor)

2000        The 1998 and 1999 Season of the Chan Chich Archaeological Project. Papers of the Chan Chich Archaeological Project, Number 4. Mesoamerican Archaeological Research Laboratory, Universidad de Texas en Austin.

Orrego Corzo, Miguel

2000        Informe sobre las investigaciones arqueológicas en el Conjunto A-3, Temporada 1986-1987, Río Azul, Municipio de Melchor de Mencos, Petén, Guatemala, C. A. En Proyecto Río Azul, Informe Cinco: 1987 (editado por R. E. W. Adams), pp.54-107. The University of Texas at San Antonio,

Robichaux, Hubert R. y Jeffrey J. Durst

1999        Aspects of Ancient Maya Ideology, as Derived from Two Recently Discovered Elite Tombs in Northwestern Belize. Ponencia presentada en la 64 Reunión anual de la Society for American Archaeology, Chicago.

Sagebiel, Kerry L.

2005        Shifting Allegiances at La Milpa, Belize: A Typological, Chronological, and Formal Analysis of the Ceramics. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Universidad de Arizona, Tucson

Sullivan, Lauren A. y Kerry L. Sagebiel

2003        Changing Political Alliances in the Three Rivers Region. En Heterarchy, Political Economy, and the Ancient Maya: The Three Rivers Region of the East-Central Yucatán Peninsula (editado por V. L. Scarborough, F. Valdez, Jr. y N. Dunning), pp.25-36. University of Arizona Press, Tucson.

Sullivan, Lauren A. y Fred Valdez, Jr.

2006        The Late Preclassic to Early Classic Transition in the Three Rivers Region. Research Reports in Belizean Archaeology 3:73-84.

Valdez, Fred

1998        The Chan Chich Ceramic Sequence. En The 1997 Season of the Chan Chich Archaeological Project (editado por B.A. Houk), pp.73-86. Papers of the Chan Chich Archaeological Project, Number 3. Center for Maya Studies, San Antonio.

Valdez, Fred y Brett A. Houk

2000        The Chan Chich Ceramic Complexes. En The 1998 and 1999 Seasons of the Chan Chich Archaeological Project (edited by B.A. Houk), pp.127–140. Papers of the Chan Chich Archaeological Project, Number 4. Mesoamerican Archaeological Research Laboratory, The University of Texas at Austin.

Figura 1        Mapa de la Región de los Tres Ríos. Programme for Belize-AP.

Figura 2        Artefactos de jade, Tumba 2 de Chan Chich. Dibujo A. Madded, cortesía del Proyecto Chan Chich (CCAP).

Figura 3        Dibujo de los cautivos, Subestructura de las columnas, Grupo A de Río Azul

(Orrego 2000:86).

Figura 4        Detalle de uno de los cautivos, Subestructura de las columnas, Grupo A de Río Azul (Fotografía T. Javier, Proyecto PABA-PITRA 2008).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *