Asociación Tikal

50. De vuelta a los asentamientos prehispánicos: Condición actual de Searchil en Huehuetenango.. – Yeny Myshell Gutiérrez Castillo, José Luis Garrido López – Simposio 24, Año 2010

Descargar este artículo en formato PDF

Gutiérrez Castillo, Yeny Myshell y José Luis Garrido López

2011        De vuelta a los asentamientos prehispánicos: Condición actual de Searchil en Huehuetenango.. (Editado por B. Arroyo, L. Paiz, A. Linares y A. Arroyave), pp. 616-622. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

50

DE VUELTA A LOS ASENTAMIENTOS PREHISPÁNICOS:

CONDICIÓN ACTUAL DE SARCHIL EN HUEHUETENANGO

Yeny Myshell Gutiérrez Castillo

José Luis Garrido López

PALABRAS CLAVE

Altiplano, Huehuetenango, reconocimiento,

ABSTRACT

It has been fifteen years since investigators from the PACARCH Project created a map and excavated testpits close to the bases of structures at the site of Sarchil located in Huehuetenango. The results indicated the presence of elite burials, a defensive wall to the northeast, and that Sarchil was an important Postclassic period ceremonial center in the region. In 2009 and 2010, a brief reconnaissance of the region revealed the current state of Sarchil, as well as other neighboring Prehispanic settlements to the east that have still not been scientifically investigated. Meanwhile, in another geographic zone far from Huehuetenango, specifically northeast of the Quiché, the site of Camelá emerged as a settlement associated with Salinas de los Nueve Cerros and the imposing Chixoy River. Camelá was investigated around 1980 by Brian Dillon and since then has not been studied; for this reason there has been effort to return to Camelá and evaluate its condition, as well as relocate the site on the map of archaeological sites of the Maya Area. This work presents these Prehispanic settlements with the goal of calling attention to them so that they might again be the subject of future investigation.

INTRODUCCIÓN

Sarchil es un sitio arqueológico ubicado muy cerca de la cabecera departamental de Huehuetenango (Figura 1). Fue reportado tiempo atrás, aunque intervenido arqueológicamente por el Proyecto PACARCH hasta mediados de la década de 1990. En aquel entonces, la investigación se limitó a la realización de un plano del sitio, así como algunas excavaciones de prueba que determinaron la presencia de entierros humanos y material cultural que fechó la ocupación del sitio, así como su probable función en tiempos prehispánicos. Aunque tales investigaciones no fueron intensivas, sugirieron que Sarchil debía ser un asentamiento de carácter cívico ceremonial. Desafortunadamente, han pasado casi dos décadas desde aquellas investigaciones y al igual que otros asentamientos prehispánicos, Sarchil ha quedado en el olvido.

En este documento lo que se pretende, es colocarlo nuevamente en el inventario de sitios arqueológicos guatemaltecos. Si bien esta investigación no es estrictamente arqueológica, intenta evaluar la factibilidad de investigación de Sarchil en el futuro, a través de un reconocimiento en la región, la elaboración de un nuevo plano del sitio y la evaluación de su condición física actual.

CONTEXTO GEOGRÁFICO Y CULTURAL DE SARCHIL

Sarchil, se encuentra en el municipio de Malacatancito, que colinda al norte con Huehuetenango y Santa Bárbara (Huehuetenango),  al este con San Pedro Jocopilas (Quiché), al sur con Santa Lucía La Reforma y San Bartolo (Totonicapán), y al oeste con Sipacapa (San Marcos) y San Carlos Sija (Quetzaltenango). Para acceder al sitio Sarchil debe tomarse la carretera Interamericana CA-1 y llegar hasta el cruce hacia Chiantla el cual se encuentra en el kilómetro 254; al tomar esta carretera debe tomarse un nuevo desvío en el kilómetro 258, el cual consiste en un camino de terracería por el cual se pasan varias viviendas que pertenecen a la aldea San Lorenzo y al caserío Quiaquixac, ambos de Huehuetenango. La misma carretera llega hacia la aldea Cancábal, en donde se encuentra el caserío Sarchil o Serchil como aparece en el Diccionario Geográfico Nacional y que pertenece al municipio de Malacatancito.

Malacatancito en sí, es de terreno quebrado, montañoso y abundantemente regado por varios ríos, entre ellos el Pucal, origen del río Chixoy o Negro y la más lejana fuente del Usumacinta; el de Mérida y el Hondo, que al unirse forman el río Serchil, que en el límite con el departamento del Quiché, toma definitivamente el nombre de Chixoy o Negro.         En Malacatancito, también se encuentran algunos asentamientos arqueológicos, como Pueblo Viejo, que tomó su nombre de la misma aldea, Cambote, Cúcal, Cucún, Hojachen, Pucal, Talixcoy I y II y Serchil (DGN 1978, PACARCH 1996).

Éste último toma su nombre del caserío que se encuentra dentro de la aldea Cancábal. Serchil se ubica a 1650 metros sobre el nivel del mar y sus coordenadas son,  Lat. 15°14’06”, Long. 91°24’55”. Para el censo de 1880, se describe que Serchil estaba compuesto por cincuenta hombres y cuarenta y cinco mujeres y medía alrededor de cuatro caballerías, y que su nombre era Salchil, mismo que relata el arzobispo doctor don Pedro Cortés y Larras en 1770, cuando lo anotó como hacienda Salchil, al realizar una visita a la Parroquia Santa Ana Malacatán (DGN 1978). Serchil está compuesto actualmente por pocas viviendas ubicadas de forma dispersa las unas de otras, empero así como lo señala el DGN, “es un sitio de recreo, que solía ser visitado por habitantes de Huehuetenango y Malacatancito, que iban en busca de sus baños, así como de cacería”.  Actualmente Serchil es muy conocido no solo por sus baños de aguas termales, sino también por la Poza de la Campana, un lugar espléndido para la distracción.

ASENTAMIENTO PREHISPÁNICO SARCHIL O SERCHIL

El sitio arqueológico, Serchil o Sarchil (Figura 2), como se refieren actualmente los pobladores al caserío y al río, se encuentra en las coordenadas Lat. 15°14’00”, Long. 91°24’54”, aproximadamente un kilómetro al norte del río del mismo nombre que corre entre los municipios de Huehuetenango y Malacatancito, que se forma de los ríos Malá y Hondo. El río Serchil, tiene un recorrido serpenteado al este, recibe al río Malacatancito, pasa al sur de la aldea Cancábal y en el caserío Serchil recibe el río Cancábal, cambiando en dirección sureste, integrándose a su vez a la quebrada Xetenam, así como los ríos Quiaquzúyal y El Aguacate (DGN 1978).

El sitio se encuentra en una parte relativamente plana, un kilómetro al noroeste del río Sarchil y está compuesto por cuatro estructuras de grandes proporciones físicas, un pequeño altar y dos estructuras bajas de menor dimensión; su disposición está definida por una plaza abierta, con el altar en el centro de la misma. La nomenclatura de las estructuras fue propuesta en el año 1996 por el PACARCH, a partir de un reconocimiento sistemático del área y posteriormente por la investigación del asentamiento por medio de unidades de excavación realizadas cercanamente a algunas de las estructuras principales del sitio (Roldán 1998:604).

La estructura 1, según la define Roldán, es de forma cuadrangular y mide 24 m por lado, alcanzando una altura cercana a los siete m, así mismo señala que para aquel año, evidenciaba escalinatas al frente y dos de sus lados, y que su mampostería la componían tres cuerpos. Indica también, que en la parte superior de la misma, aún se observaban restos de una cámara.

Las estructuras 2  y 3 se encuentran adyacentes y las separa únicamente un pequeño pasillo de 3 m de ancho; la estructura 2 la componen dos cuerpos y mide 13m de largo por 8 m de ancho, con una altura relativa de 3.50 m, en su parte superior se encuentran los restos de un cámara; la estructura 3 consiste en una plataforma de 20 m de largo por 9 m de ancho y 2.50m de altura.

La Estructura 4 cierra al sur la plaza y mide 24 m de largo, 12 m de ancho y 1.70 m de altura. La descripción de Roldán indica que en el año 1996 de su visita en la parte superior de este edificio se encontraba un cuarto alargado con evidencia de un muro de lajas.

La estructura 5, de forma cuadrada, mide 7 m de largo por 1.80 m de altura y por su ubicación se sugiere que esta haya funcionado como un altar.

Las estructuras 6 y 7, son estructuras de menor dimensión física. La estructura 6, mide 20 m de largo por 6 m de ancho y 1 m de altura. Mientras la estructura 7, mide 8 m de largo por 4 m de ancho y menos de 0.50 m de altura. Sobre esta edificación fue construida una vivienda. Estas estructuras no son fácilmente definibles debido a la naturaleza del terreno y sus esquinas parecen perderse en el mismo.         Hacía el este y sur de la plaza, se encuentra un muro construido de lajas rectangulares y de época prehispánica. Este muro tiene una altura aproximada de 1.50 m.

LAS INVESTIGACIONES DEL PACARCH EN EL AÑO 1996

Aunque los objetivos del Proyecto Pacarch se centraron en definir la estratigrafía cultural del mismo; tres unidades de excavación fueron dispuestas cercanamente a las estructuras, la unidad 1 fue colocada 1m al oeste del altar, mientras las unidades 2 y 3, se dispusieron cercanas a las estructuras 2 y 3. En la primera unidad fue encontrado un entierro debajo de dos pisos posiblemente correspondientes a dos etapas de ocupación, en el recinto funerario fueron encontrados más de tres individuos, colocados de forma desordenada, así mismo se encontraron dos ofrendas, la cual incluía cerámica Fortaleza Blanco sobre Rojo, un objeto de bronce y sellas en forma de media luna, así como algunos pulidores y un fragmento de figurilla (Roldán 1998, Ciudad Ruiz et al. 2003).

La unidad 2, mientras tanto, permitió conocer la estratigrafía de las estructuras 2 y 3. La unidad de excavación 3, evidenció un recinto funerario que contenía los restos de cinco individuos y que previamente habían sido removidos de su posición original y por tanto no fue posible definir su colocación dentro del recinto. Roldán expone a partir de las evidencias, que Sarchil surgió durante el Clásico Tardío y que debió tener como mínimo cinco distintas etapas de construcción. Así mismo su ubicación cercana a una fuente de agua, como lo es el río del mismo nombre y la muralla ubicada al sureste de la plaza, sugiere que de alguna forma este asentamiento cívico – ceremonial controlaba algún tipo de distribución del comercio de piezas a través del recurso acuático, sobre todo si se toma en cuenta que algunas de los artefactos encontrados en los depósitos funerarios provinieron de regiones distintas. Definitivamente el juicio anterior debe tomarse en consideración, aunque el contexto es cerrado y no refleja la cotidianeidad o bien la interacción de Sarchil con otros asentamientos prehispánicos relativamente cercanos, como el caso de Pueblo Viejo-Malacatancito y Cambote, así como Talixcoy I y II y el sitio San Lorenzo, además de Zaculeu, aunque más distante.

Aunque estos asentamientos prehispánicos se encuentran relativamente cercanos, tal vez los más próximos son Talixcoy I y II, reportados también por el Pacarch, los cuales se encuentran entre el arroyo Talixcoy y el río Xetenam, dentro de la aldea La Estancia, ambos sitios son de configuración pequeña y al parecer están saqueados y parcialmente destruidos. Ambos de tradición posclásica.         Así mismo, Cambote se encuentra en el municipio de Chiantla y evidencia ocupación preclásica y fue investigado por Smith en 1955.

Otros montículos fueron encontrados cercanos a Sarchil, aunque en terrenos más altos, los más representativos son posiblemente los encontrados en terrenos de la familia Castillo Galindo, en la ladea Quiaquixac de San Lorenzo, allí un montículo de al menos tres metros de alto se encuentra al lado de la carretera, uno más que fue cortado con el trazo de esta y dos plataformas muy bajas que casi han desaparecido; según el historiador Justo Castillo en el área donde fue construida la vivienda de la familia referida, se encontraba un gran montículo que fue aplanado.

FECHAMIENTO

Según las investigaciones realizadas por Roldán y Pacarch en la década de 1990, el sitio evidenció una ocupación fuerte durante el periodo Clásico Tardío, aunque los entierros encontrados en aquel entonces determinaron también la presencia de cerámica y artefactos relativos al periodo Postclásico.

Durante el reconocimiento realizado por Gutiérrez y Garrido, se recuperó material cultural (proveniente de la superficie), el cual ha sido analizado por Donaldo Castillo, que ha reafirmado la hipótesis del Pacarch. Además de esta cerámica, también fue posible distinguir un fragmento de cerámica colonial, específicamente del tipo Remesal (característico por su color verde sobre crema), el cual sugiere que el sitio ceremonial de Sarchil pudo haber sido visitado en tiempos coloniales durante peregrinaciones de carácter religioso, aunque obviamente no es indicativo de una fuerte ocupación de esta temporalidad.

CONDICIÓN ACTUAL DE SARCHIL

A finales del año 2009, los arqueólogos Gutiérrez y Garrido realizaron un reconocimiento en el área, distinguiendo las estructuras que el Pacarch había reconocido e investigado en el año 1996. En total se reconocieron las mismas siete estructuras, aunque con algunos cambios interesantes, producto del paso del tiempo, las condiciones climáticas y factores incidentales que han modificado la configuración física del sitio, aunque no de forma drástica.

  • Haciendo comparaciones retrospectivas de fotografías del sitio, tomadas en la década de 1980, por Justo Castillo, las descripciones hechas por Pacarch en 1996 y el reconocimiento realizado por Gutiérrez y Garrido en 2009 y 2010, es posible inferir que el sitio ha sufrido algunos cambios, sobre todo de deterioro y que por lo mismo sus estructuras han perdido en algunos casos parte de su mampostería, como es el caso de la estructura 1. Otra observación latente de esta estructura es que en base a fotografías de la década 1980 y nuestras repetidas visitas al sitio, se constató que la estructura 1 está compuesta solamente por dos cuerpos y no tres como indica el Pacarch, además no son visibles las escalinatas de acceso a la estructura 1, como se indicó en el año 1996.
  • En el caso de las estructura dos y tres, el pasillo ha sufrido depredaciones, en el caso específico de las estructura 2, su lado sur, que colinda hacia el sur con la estructura 3, ha perdido parte de su muro, debido a la reciente época de invierno; la estructura 3 parece estar en mejor estado de conservación, aunque hacia el sur de la misma es posible ver una cantidad exagerada de piedras de canto rodado que seguramente fueron componentes del sitio, aunque no es posible saber con certeza si corresponden a la estructura 3 o bien a la estructura 4 o al muro defensivo ubicado al este y sur de la plaza identificada como 1.
  • Una segunda observación radica entre el factor tiempo y la erosión que ha hecho que las estructuras estén deteriorándose y que algunos de los muros que se encontraban expuestos hace al menos 14 años (desde las investigaciones del Pacarch), se encuentren derrumbados.  Asimismo, otro detalle interesante de señalar es que el área en donde está el sitio, es un área de cultivo que ha sufrido movimientos de tierra y por tanto se alude la posibilidad de que las estructuras estén perdiendo su dimensión física original así como su morfología, aunque tampoco es factible decir que por lo mismo el sitio esté cambiando drásticamente, porque en todo caso, el dueño del terreno, el señor Hermenegildo Monzón, ha tenido el cuidado de no sembrar sobre las estructuras.
  • Así mismo el muro defensivo que resguarda el este y sur de la plaza abierta ha sufrido derrumbes, con lo cual se ha ido perdiendo su morfología original, según las indicaciones del Pacarch, el muro fue reposicionado por ellos durante sus investigaciones, empero, después de catorce años, es tiempo prudencial de proveerle al muro nueva atención para evitar su colapso.

CONSIDERACIONES DEL SITIO SARCHIL

El reconocimiento realizado en el sitio Sarchil ha sido con la intención de fomentar la investigación de sitios arqueológicos en el altiplano del país, el cual aunque ha sido investigado décadas atrás, aún cuenta con numerosos sitios a los cuales es factible prestarles mayor atención, y por supuesto intervención arqueológica, si bien es cierto, Sarchil no es un sitio con arquitectura monumental, empero, es un sitio que podría brindarnos pautas para conocer a la gente hablante mam que habitó la región y que llegó en distintas épocas a Sarchil para celebrar actividades religiosas; es claro que aunque las investigaciones en Sarchil así como el reconocimiento realizado recientemente no son exhaustivas, al menos indican que Sarchil y su tradición ceremonial, permanecieron vigentes durante un largo tiempo.

Asimismo, el paisaje cultural y natural que ofrece, muy característico del altiplano noroccidental de Guatemala, es impresionante; Sarchil entonces reúne a la larga, dos cuestiones muy interesantes y fáciles de distinguir, su entorno natural, cercanamente al río Serchil, sus ruinas arqueológicas y su “área de recreo”, dominada por la Poza de la Campana (Figura 3).

AGRADECIMIENTOS

Es deseo de los autores de este documento agradecer a las siguientes personas, ellos son Brent Woodfill, Mirza Monterroso, Erin L. Sears, Edgar Carpio, Justo Adalberto Castillo, Gretel Galindo, Víctor Castillo Aguilar, Efraín Tox Tiul, Joel López Muñoz y Donaldo Castillo, así como al señor Hermenegildo Monzón quien amablemente nos permitió entrar a sus terrenos y ver el sitio Sarchil.

REFERENCIAS

Instituto Geográfico Nacional

1978        Diccionario geográfico nacional. Complicación crítica de Francis Gall. Guatemala, Centroamérica.

PACARCH

1996        Prospección arqueológica prehispánica en la cuenca alta del río Chixoy. En 4to informe mensual. Molina y Asociados.

Roldán, Julio

1998         Hallazgos recientes en el sitio arqueológico Serchil, Huehuetenango. En XI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1997 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.604-615. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

Ciudad Ruiz, Andrés, Humberto Ruz y Maria Josefa Iglesias.

2003        Antropología de la eternidad. La muerte en la cultura maya. Sociedad Española de Estudios Mayas. Dep. Historia de América II (Antropología de América). Facultad de Geografía y e Historia. Universidad Complutense de Madrid.

.

Figura 1        Departamento de Huehuetenango y sus municipios (tomado de Recinos 1954).

Figura 2        Plano de Sarchil, Huehuetenango Adaptado por PACARH 1997, reeditado por Gutiérrez y Garrido 2010.

Figura 3        Idealización de las estructuras de Sarchil, Huehuetenango (Gutiérrez y Garrido 2010).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *