Asociación Tikal

46. EL INTENTO INFRUCTUOSO A UNA TRANSICIÓN CLÁSICO POSTCLÁSICO EN CANCUEN – Arthur Demarest y Horacio Martínez – Simposio 23, Año 2009

Descargar este artículo en formato PDF

Demarest, Arthur y Horacio Martínez

2010           El intento infructuoso a una transición Clásico Postclásico en Cancuen. En XXIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2009 (editado por B. Arroyo, A. Linares y L. Paiz), pp.609-619. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

46

EL INTENTO INFRUCTUOSO A UNA TRANSICIÓN CLÁSICO POSTCLÁSICO EN CANCUEN

Arthur Demarest

Horacio Martínez

Universidad de Vanderbilt y Universidad de San Carlos de Guatemala

PALABRAS CLAVE

Arqueología Maya, Petén, Cancuen, puertos, comercio, intercambio, talleres

ABSTRACT

THE CLASSIC TO POSTCLASSIC TRANSITION AT CANCUEN AND THE WESTERN KINGDOMS, THE CAUSES OF THEIR FAILURE

During the 8th to 10th centuries, Maya states of the Lowlands were in the process of changing the political-ideological-economic system of the k’ulul ajaw to the Postclassic system of multiple powers with strong sectors of merchants, warriors, and lineages and with a market economy involved in long-distance exchange. Nonetheless, the majority of the Lowland states failed during this transition and collapsed. At Cancuen the evidence of the beginnings of this transition in production and exchange and in the hegemony of power is unusually obvious. But this transition failed violently at Cancuen and throughout the western Peten zone. This work describes the most recent data on this transition at Cancuen and proposes some hypotheses as to its failure and why the western zone never recovered.

Desde hace cuatro años, las excavaciones y especialmente los trabajos de laboratorio han cambiado la visión del sitio Cancuen en una forma radical. Las razones de estos cambios han sido aclarados con los trabajos de muchos de los miembros del proyecto publicados en los informes del proyecto y en varios artículos del Simposio de Arqueología de Guatemala de los años 2006-2008 y los informes anuales (e.g. Barrientos et al 2005; Barrientos and Demarest 2007; Demarest et al 2008, 2009).

Los cambios principales son los relacionados al mapa final del sitio, en donde ahora se incluyen las áreas inundadas por el río en épocas largas del año (Figura 1). Además, con el levantamiento topográfico final y las excavaciones se ha comprobado que muchas áreas del sitio al norte tienen grupos habitacionales y arquitectura (Demarest et al 2009;). También los estudios en el laboratorio a cargo de la Dra. Forné y su equipo (Forné et al 2007, 2009) han refinado y corregido el análisis de cerámica con muchos descubrimientos sorprendentes sobre el “internacionalismo” cerámico del sitio. Estos resultados coinciden con los descubrimientos de Marc Wolf y su equipo de mapeo sobre la verdadera naturaleza de las zonas del sitio. Finalmente, uno de los cambios más radicales fue el análisis de la lítica realizado por la Dra. Andrieu ya que propone que el acceso a la obsidiana y al jade fueron controlados por élites y dedicado principalmente a la exportación (Andrieu 2009a, 2009b; en prensa; c.f. Aoyama 2001; Kovacevich 2006).

CANCUEN COMO NEXO

Cancuen fue la gran puerta del mundo Maya Clásico que por un poco menos de un siglo, controló las rutas terrestres y acuáticas (Figuras 2 y 3). Como una versión pequeña de Hong Kong en el Siglo XX, Cancuen reflejó este internacionalismo, abrigó una población multiregional dedicada al intercambio entre regiones distantes, asentado en la interfase de dos mundos diferentes completamente en términos geológicos, ecológicos y culturales: 1) las Tierras Bajas con la civilización Maya y sus grandes ciudades, monumentos históricos, rituales elaborados públicos y complejos y flamantes sistemas políticos y religiosos de los k’uhul ajaws, y 2) las sociedades Mayas del Altiplano al sur, en los montañosos valles y la Costa del Pacífico.

Generalmente, las sociedades de las Tierras Altas fueron estados más simples con cacicazgos pero con economías mercantiles, menos inversión en arte y espectáculo y veneración a los sistemas de cuevas (Woodfill et al 2006; Woodfill 2010). Aún estos pequeños y menos elaborados estados y cacicazgos de las montañas y costas, poseían las materias primas exóticas necesitadas por los reyes Mayas de las Tierras Bajas para sus elaborados rituales públicos, regalías y patrocinios. Sin embargo, ahora también se sabe que Cancuen estuvo relacionado aún más con intercambio a distancia – intercambio con las ciudades al este de México y la costa del Golfo y más allá del este de las Tierras Altas y Tierras Bajas Mayas (Bishop et al 2005; Demarest et al  2007; 2009; Woodfill 2006, 2010).

INTERNACIONALISMO: PRESENCIA DE MÉXICO, TIERRAS ALTAS Y TIERRAS BAJAS EN CANCUEN

Tal vez la característica más sorprendente e importante de Cancuen, sobretodo la relacionada con los puertos y talleres, fue la naturaleza internacional del sitio y su población. Tal internacionalismo no ha sido encontrado en otro sitio Maya Clásico, ni siquiera en grandes ciudades como Tikal o Calakmul (a excepción tal vez por algunos, pero mucho menos pronunciados, como la evidencia de Copan en Honduras, también otro estado fronterizo).

PRESENCIA MEXICANA

Alrededor de las áreas del puerto y talleres (Figura 4) hay grandes cantidades de tiestos y vasijas de la cerámica diagnóstica mexicana Chablekal Gris Fino con su distintiva pasta cerámica de alto contenido de cromo (Bishop et al 2005). Los estudios de activación de neutrones hecho por el laboratorio Smithsonian, han ubicado esta arcilla hacia la distante región de México en Palenque al noroeste del sitio. Nótese que la activación de neutrones y estudios láser han mostrado que el jade proviene de la misma fuente que la de los talleres de Cancuen que estaba siendo importada de la región de Palenque.  Otra cerámica incluye Naranja Fino localizado al norte lejano del delta del Usumacinta en el Golfo (Forné et al 2007, 2009).

PRESENCIA DE TIERRAS ALTAS

Mientras esta cerámica mexicana está cerca de las áreas de talleres de jade, a unos cuantos cientos de metros se ubica el Juego de Pelota y su vecindario (Figura 4), en donde la cerámica, los artefactos y la arquitectura son de estilo de las Tierras Altas, de la ruta del valle de las Verapaces (Woodfill et al 2006) que llevan al sur a través de pasajes a Kaminaljuyu (en la moderna ciudad de Guatemala) y de allí a otros grandes centros de las Tierras Altas a la Costa del Pacífico.

En Cancuen, esta relativa crudeza de cerámica altense está asociada con simples estructuras.  El amplio Juego de Pelota, sin embargo, tiene construcciones rústicas de lajas idénticas a las plazas en las Tierras Altas. Estuvieron rodeadas por basureros “ceremoniales” de vasijas de servicio quebradas.  Parecería entonces que esta zona pudo ser un área de ocupación (y también de diversión) para trabajadores, empleados y cocineros del Altiplano.

PRESENCIA DE TIERRAS BAJAS

Un “tercer” Cancuen con diferentes asociaciones se encuentra al sur de la península. Allí estuvo la mampostería magnificente del Palacio con más de 150 cuartos elevándose a tres diferentes niveles con grandes esculturas de estuco y monumentos inscritos (Figura 5 ), así como Juegos de Pelota de fina albañilería. A lo largo del resto de esta península, habían pequeños palacios para nobles y señores vasallos. La población parece haber sido más de reales, nobles y algunos empleados con una gran cocina. Casi toda la cerámica en el sur del epicentro son un tercio del estilo petenero de las ciudades Mayas Clásicas de Tierras Bajas río abajo. Mientras tanto, las tumbas del epicentro y ofrendas de los gobernantes del sitio y élite tienen cerámica y tesoros de todas las esquinas del mundo Maya – Altiplano, Tierras Bajas y más.

LAZOS MEXICANOS Y LA EPOCA DORADA DE CANCUEN

Así, la frontera en el periodo Clásico Tardío no pudiera haber sido definida con más fuerza y el gran rey Taj Chan Ahk parece haber tomado control de la ruta transversal hacia occidente, una nueva ruta que corría hasta México. Como se mencionó en párrafos anteriores, gracias a la activación de neutrones de la cerámica se sabe que había mucho intercambio con la región de Palenque y que también pudo haber sido la fuente de estilos y técnicas de escultura de estuco que cubrió el palacio real de Cancuen.

La ruta transversal al occidente corre enfrente de la base de montañas hasta Chiapas y después va hasta el noroccidente, siguiendo los cerros de Chiapas, directamente hasta la zona de Palenque. Esta interacción entre los mexicanos y Cancuen ocurre cerca del fin de la época Clásica por medio de este gran corredor de intercambio interregional. También corresponde al fin de la época de riqueza espectacular y florecimiento en Cancuen. En el mismo periodo, el rey más poderoso de Cancuen Taj Chan Ahk (Figura 7), afirmó en sus monumentos del Juego de Pelota su hegemonía regional por la conquista de un sitio del Altiplano “Sak Witz” (Cerro Blanco), que pudo haber sido un centro de la ruta transversal de occidente. Era en esta época que construyeron un palacio enorme (Figura 5) junto con otros palacios y monumentos, que incluyen algunos de los monumentos más bellos encontrados hasta la fecha de la civilización Maya. Taj Chan Ahk también elaboró un sistema ritual de agua hecho de canales de piedras y piscinas que conectan a las aguadas con los baños (Barrientos et al 2005; Barrientos y Demarest 2007).

Recientemente, trabajos de laboratorio hechos por el equipo Guatemalteco y francés y el Instituto Smithsonian, probaron que justo antes del fin de la época dorada (cerca 780-800 DC) Cancuen también estableció una relación de intercambio con el lejano norte, tal y como está reflejado en la cerámica Naranja Fino, importada del delta de la red ribereña al lado del golfo en la región Chontalpa de México. Es de notar que es probable que el jade producido en Cancuen (Figura 8) sea el encontrado en escondites en Ceibal, en el punto medio de la ruta del río Pasión-Usumacinta hacia el norte.

Durante la época entre los años 740 y 800 DC, cuando las ciudades río abajo al norte en el Petexbatun y bajo Pasión se destruyeron y abandonaron (Demarest 2006), Cancuen tenía alrededor de medio siglo de apogeo en base del control de las rutas de intercambio, a las fuentes de materiales preciosos al sur y hasta México al occidente. Sin embargo, la influencia crecida de México, junto con el cambio en Cancuen a producción e intercambio de larga distancia reflejó cambios que ocurrieron en toda Mesoamérica y estos fueron presagios del fin que llegaría a Cancuen.

¿ÉLITES SUBREALES TRANSFORMÁNDOSE EN MERCADERES?

Alrededor de los grandes puertos de Cancuen están lo que parecen ser varios palacios de élites subreales que están cerca de los talleres y puertos. Adyacente a los puertos hay grupos de terrazas similares a los talleres que pudieron haber sido para los navegantes y lancheros (nótese que más al sur del sitio, fue encontrado un remo de madera envuelto en un textil remarcadamente preservado en el lodo). Cerca de otro puerto mayor, el complejo grande nuevo de estructuras en terrazas (M10-19 a 30) fue descubierto el año pasado talvez con funciones relacionadas con el puerto y posiblemente también otro taller de jade.  Esta zona (Figura 6) está programada para una excavación total entre 2010 y 2012. Se espera investigar, entre otros, los puertos y talleres para descubrir sí los nobles de Cancuen están convirtiéndose en mercaderes de élite como aquellos de México y de periodos más tardíos (Demarest et al 2009).

Justo al norte de Cancuen, al pie de la montaña de una ruta de Tierras Altas están los “biotopos”, los parques nacionales, que una vez tuvieron las poblaciones más grandes de los bellos pájaros quetzales (Figura 7). Su plumaje fue necesario para las regalías de los reyes, o señores sagrados y para sus redes de patrocinio para con los nobles y empleados. Es también similar con ciertas zonas de Tierras Altas que tienen los depósitos de pirita utilizada para espejos, cuarzo para el pulimento de la producción artesanal y por supuesto, la obsidiana, utilizado para armas y para rituales de sangramiento. Las pieles de jaguar fueron transportadas probablemente a través de Cancuen en otra dirección, viniendo desde áreas más del norte de la selva petenera por río y siendo entonces intercambiadas con las de Tierras Altas y México.

Cancuen había cambiado a otra economía que fue aparte del sistema económico y político en base del k’uhul ajaw, poder ritual, guerra, bienes principalmente locales en los mercados y la importación casi exclusivamente de cosas exóticas (muchos por medio de Cancuen). Cancuen se convirtió a un estado que fue: 1) especializado como un centro de intercambio, 2) activo en producción de jade y otros objetos perecederos (plumas, pieles, conchas) puramente para exportación, 3) involucrado en una red de intercambio de larga distancia con México reflejada en la cerámica y lo que seguramente contuvieron (¿sal? ¿cacao?), que regresó de estas tierras lejanas, y 4) subdividido y hegemónico en su estructura política, con palacios de élites subreales puestos cerca de los puertos y talleres y con monumentos que también indican cambio de un poder más centralizado a una hegemonía de gerentes de recursos, sub-gobernantes, escribanos, etc., con papeles económicos (sajales, aj k’uhunes, etc.).

Todos estos cambios sugieren que Cancuen fue transformado desde la economía política de la época Clásica a un sistema más competitivo como el de los grandes estados de México con sus economías de mercado, sistemas de intercambio de larga distancia y poder que era menos centralizado en una dinastía real, pero que era compartido con mercaderes poderosos, nobles, sindicatos de guerreros, etc. Este sistema económico fue más parecido al que se refleja en Cancuen, que al de los Mayas Clásicos. Pero Cancuen, con sus puertos internacionales, su enfoque económico, sus talleres cerca de palacios de las élites, etc., pareciera que estuvo presagiando la economía postclásica.

Es claro que el apogeo al final de Cancuen fue en lenguaje actual una “burbuja”, un florecimiento final no saludable en base del colapso de los reinos al norte. Las élites y artesanos que migraron al sitio alimentaron la edad dorada de Cancuen. El cambio de la ruta hasta el occidente fue necesario por el caos en el norte (Figura 7). Los barrios de gente del Altiplano y la cerámica e influencias mexicanas reflejan la intensificación de intercambio con el sur y occidente. El apogeo final de Cancuen fue construido en base de la estrategia de Taj Chan Ahk, su mayor rey (757-796 DC), que enfrentó retos inmensurables y aprovechó el colapso del norte de la ruta ribereña para crear lo que se ha denominado “El Gran Desvío”. Pero este cambio obviamente falló y Cancuen fue destruido totalmente aproximadamente en el 800 DC. Las razones por su fracaso serán objeto de estudio para los años que vienen.

REFERENCIAS

Andrieu Chloe

2009a        Análisis preliminar de la lítica de Cancuen.  En Proyecto Arqueologico Cancuen, Informe Preliminar No. 9, Temporada 2008.  Editado por Arthur A. Demarest, Horacio Martinez, M. Forne y Marc Wolf.  Ministerio de Cultura y Deportes, Dirección del Patrimonio Cultural, Guatemala

2009b        Des déchets en offrande, les dépôts d’éclats dans les Basses Terres mayas à l’époque classique. En Du Matériel au Spirituel, Réalités archéologiques et historiques des «dépôt» de la Préhistoire à nos jours. XXIXe Rencontres Internationales d’Archéologie et d’Histoire d’Antibes, editado por Sandrine Bonardin, Caroline Hamon, Michel Lauwers, y Bénédicte Quilec, pp. 105–116. APDCA, Antibes France.

Andrieu, Chloe, Melanie Forne, y Arthur Demarest

En prensa Los talleres de jade de Cancuen, Guatemala en su contexto regional: Producción y distribución del jade en el área maya. 53rd Congreso Internacional de Americanistas, 2009, Mexico D.F.

Aoyama, Kazuo

2001        Classic Maya State, Urbanism, and Exchange: Chipped Stone Evidence of the Copan Valley and its Hinterland. American Anthropologist 103:246–320.

Barrientos Tomas, Arthur Demarest, Luis F. Luin, Brent Woodfill (eds)

2005        Proyecto Arqueológico Cancuen.  Informe Preliminar No. 6, de Temporadas 2004-2005.  Ministerio de Cultura y Deportes Dirección del Patrimonio Cultural, Guatemala.

Barrientos, Tomás, y Arthur Demarest

2007        Cancuen: Puerta al mundo maya. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006, editado por Juan Pedro Laporte, Bárbara Arroyo, y Hector Mejía, pp. 611–628. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Ministerio de Cultura y Deportes, Instituto de A0ntropología e Historia, Asociación Tikal, Guatemala.

Bishop, Ronald; Erin Sears y M. James Blackman

2005        A través del rio del cambio.  Estudios de Cultura Maya 26: 17-40

Demarest, Arthur A

2006        The Petexbatun Regional Archaeological Project: A Multidisciplinary Study of the Maya Collapse. Vanderbilt Institute of Mesoamerican Archaeology Volumen 1. Vanderbilt University Press, Nashville, TN.

Demarest, Arthur A., Tomás Barrientos, Melanié Forné, Marc Wolf, y Ronald Bishop

2008        La nueva historia de la puerta a las Tierras Bajas: descubrimientos recientes sobre la interacción, arqueología y epigrafía de Cancuen. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007, editado por Juan Pedro Laporte, Bárbara Arroyo, y Héctor Mejía, pp. 515–531. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur, Horacio Martinez, Marc Wolf, Paola Torres, Waleska Belches, Chloe

Andrieu, Luis Fernando Luin, Matt O’Mansky, y Claudia Quintanilla

2009        Economía Interna Relaciones Internacionales de Cancuen y de Sitios de su Reinado. En XXII simposio de Investigaciones de Arqueología en Guatemala, 2008, editado por Juan Pedro Laporte, Bárbara Arroyo, y Héctor E. Mejía, pp. 655–674.Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur, Brent Woodfill, Tomás Barrientos, Federico Fahsen, y Mirza Monterroso

2007         La ruta Altiplano-Tierras Bajas del Occidente, y el surgimiento y caída de la civilización Clásica Maya. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006, editado por Juan Pedro Laporte, Bárbara Arroyo, y Héctor Mejía, pp. 27–44. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Forné, Melanié, Silvia Alvarado, Mirza Monterroso, Paola Torres, y Erin Sears

2007        Sociopolitical Complexity of the Interface of the Classic Maya Highlands and Lowlands: Upper Pasión Ceramics, Artifacts and Interregional Affiliations. Conferencia presentada en el 72nd Simposio anual de la Society for American Archaeology, Austin, TX.

Forné, Melanié, Silvia Alvarado, Paola Torres, y Diana Belches

2009        Análisis cerámico de Cancuen y su región: Perspectivas cronológicas y culturales. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Final No. 9, Temporada 2008, editado por Arthur Demarest, Horacio Martínez, Melanie Forné, Claudia Quintanilla, y Luís Luin. Report submitted to the Ministerio de Cultura y Deportes, Dirección del Patrimonio Cultural, Guatemala.

Kovacevich, Brigitte

2006        Reconstructing Classic Maya Economic Systems: Production and Exchange at Cancuen, Guatemala. Tesis Doctoral, Vanderbilt University Nashville, TN.

Woodfill, Brent

2010          Ritual and Trade in the Pasión-Verapaz Region, Guatemala. Vanderbilt

Institute of Mesoamerican Archaeology, Volumen 6.Vanderbilt University Press, Nashville, TN.

Woodfill, Brent, Federico Fahsen, y Mirza Monterroso

2006        Nuevas Evidencias de Intercambio de Larga Distancia en Alta Verapaz, Guatemala. En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas de Guatemala, 2005, editado por Juan Pedro Laporte, Bárbara Arroyo, and Héctor Mejía, pp. 1044–1057. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Figura 1        Mapa de la sub-región de Cancuen con algunos sitios pequeños cercanos y mostrando el nivel del rio y áreas pantanosas del invierno.

Figura 2         Mapa con las rutas principales de intercambio entre Tierras Altas y Bajas, durante el Periodo Clásico

Figura 3         Esquema simplificado mostrando la ruta norte-sur y la Ruta “transversal” de las Tierras Bajas Occidentales

Figura 4                 Mapa de la zona norte de Cancuen, la cabeza de navegación del rio de la Pasión

Figura 5        Puertos, palacios menores y excavaciones programadas para el 2010-2012

Figura 6        Mapa con las áreas en el palacio real programadas para excavaciones intensivas en 2010-2012

Figura 7        Mapa mostrando el “Gran Desvío” de Taj Chan Ahk cambiando las rutas para evitar la zona del colapso Petexbatun  (750-800 AC)

Figura 8        Mapa del taller de jade y planta de las excavaciones y áreas programadas para excavaciones extensivas horizontales en 2010-2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *