Asociación Tikal

085 – EK CHUAH, DEIDAD IDENTIFICADA PRINCIPALMENTE POR FUENTES COLONIALES DEL CENTRO DE MÉXICO: SIMILITUDES ICONOGRÁFICAS – Ana María Guerrero – Simposio 22, Año 2008

Descargar este artículo en formato PDF

Guerrero, Ana María

2009        Ek Chuah, deidad identificada principalmente por fuentes coloniales del Centro de México: Similitudes iconográficas. En XXII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2008 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.1193-1199. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

85

EK CHUAH, DEIDAD IDENTIFICADA PRINCIPALMENTE POR FUENTES COLONIALES DEL CENTRO DE MÉXICO: SIMILITUDES ICONOGRÁFICAS

Ana María Guerrero

Universidad Nacional Autónoma de México

ABSTRACT

EK CHUAH, A DEITY PRINCIPALLY IDENTIFIED BY COLONIAL SOURCES FROM CENTRAL MEXICO

Since the 19th century, Ek Chuah has been identified by various researchers as the mysterious deity associated with merchants. Cyrus Thomas was the first to recognize this deity in his study on Maya gods at the end of the previously mentioned century. Nonetheless, there is little information on this deity. The identification of this deity is based principally on Colonial sources from Central Mexico, which, for more than a century, was proposed and considered valid despite the lack of information. Some characteristics of the image of Ek Chuah coincide with the deity Yacatechutli, for being presented as an old person, being painted black, and carrying a cane. After analyzing Colonial sources and the scant evidence, I propose that we consider the deities who appear in the Venus tables, pages 25 to 28 of the Dresden Codex which J. Eric Thompson called the Bacab, could represent divine patrons of traders due to their attire which presents various merchant elements, such as the rattle or fan, copal bag, the cane, and principally, the cargo.

Desde el siglo XIX Ek Chuah ha sido identificado por diversos investigadores como el numen asociado con los mercaderes. Cyrus Thomas fue el primero en reconocer a esta deidad en su estudio realizado sobre dioses Mayas a finales del mencionado siglo. El Dr. Paul Shellhas, identificó y clasificó a principios del siglo XX diversas deidades de los códices Mayas, asignando a cada una de ellas una letra en su clasificación. En su registro usó las letras L y M para identificar a dos deidades de color negro, destacó que el dios M era Ek Chuah, señor de los comerciantes y que las características principales para reconocerlo eran la boca pintada de color café rojizo, el labio inferior alargado hacia abajo y dos líneas curvas en el extremo exterior del ojo (Shellhas 1904:35; Figura 1).

En “Representation of Deities of the Maya Manuscripts”, Shellhas menciona que los comerciantes recorrían grandes distancias para efectuar sus transacciones y que necesitaban prevenirse para repeler ataques enemigos en cualquier momento, por ello esta deidad se encontraba representada frecuentemente en actitud belicosa, armada con una lanza que contiene en sí misma un carácter guerrero, por lo que en su aspecto malévolo se le asocia con la guerra y en su carácter de aspecto benévolo: protege a los comerciantes. Así pues, Shellhas reconoció a esta deidad como el capitán negro de la guerra y patrono del cacao.

Iconográficamente se representó a este numen como un personaje viejo con un sólo diente, pintado de color negro (Shellhas  1904:35-37). Sin embargo, no siempre es así como se aprecia en la Figura 2, y en otras imágenes del Códice Madrid, donde esta deidad aparece con toda su dentadura. De acuerdo a su método, Shellhas observó que las imágenes de la deidad M correspondían en todos sus elementos al dios Ek Chuah.

No obstante, se tiene poca información sobre esta deidad. En fuentes coloniales Fray Diego de Landa en el siglo XVI asentó que: “…los caminantes llevaban en sus caminos incienso y un platillo en que quemarlo, y así, por la noche, do quiera que llegaban, erigían tres piedras pequeñas y ponían en ellas sendos copos del incienso y poníanles delante otras tres piedras llanas en las cuales echaban el incienso, rogando al dios que llaman Ek Chuah los volviese con bien a sus casas; y esto lo hacían cada noche hasta ser vueltos a sus casas donde no faltaba quien por ellos hiciese otro tanto y aun más” (Landa 1982:48).

En otra referencia de Fray Diego de Landa dice que: “En el mes de Muan los que tenían cacahuates hacían una fiesta a los dioses Ek Chuah, Chac y Hobnil, que eran sus abogados” (Landa 1982:81). La cita de Landa refiere que Ek Chuah es uno de los patrones de los caminantes y cacaoteros, pero nunca especifica claramente que se trata de los comerciantes.

En el siglo XVII, Fray Diego López de Cogollado hizo referencia sobre la mencionada deidad citando a Remesal y expresó: “Dice [Remesal] pues, que cuando el obispo D. Fr. Bartolomé de las Casas pasó a su obispado […] encomendó a un clérigo que halló en Campeche llamado Francisco Hernández […] que sabía la lengua de los indios, que lo visitase con cierta instrucción de lo que les había de predicar y a poco menos de un año le escribió el clérigo. Que había hallado un señor principal, que preguntándole de su religión antigua que observaban, le dijo: Que ellos conocían y creían en Dios, que estaba en el cielo, y que aqueste Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo, y que el Padre se llamaba Izona [Itzamna] que había criado los hombres, y el Hijo tenía por nombre Bacab, el cual nació de una doncella Virgen llamada Chiribias [(lxchebelyax)], que está en el cielo con Dios, y que la madre de Chiribias se llamaba lxchel, y al Espíritu Santo llamaban Echvah [(Ek Chuah)]. […]Preguntado qué quería significar aquellos tres nombres de las Tres Personas, dijo que Yzona quería decir el gran Padre, y Bacab, hijo del gran Padre y Echvah Mercader, Chiribias buena Madre del Hijo del gran Padre” (Cogolludo 1957: vol. I, 305-306).

La cita hace referencia a Echvah (Ek Chuah) como mercader; sin embargo, el contexto no es claro en esta historia del padre, del hijo y del espíritu santo. Por otro lado, el diccionario Cordemex de lengua Maya traducen a Ek Chuah como: “EK’ CHUAH 13abv: alacrán 2. EK’ CHUH 8: alacrán negro y grande 3. EK’ CHUEM 3: alacrán negro que se cría en las paredes 4. EK’ CHUEN 13abv: alacrán. EK CHUWAH 10: patrón de los comerciantes y de los sembradores de cacao [“alacrán-negro”]”, siendo esta última definición tomada de Ralph Roys (Barrera Vázquez 1980:151).

Ahora bien, la palabra Chuen es el nombre de un día del calendario Maya que corresponde al día del calendario Batz en quiché, Ozomatli en lengua náhuatl, y que también significa mono. Según el Diccionario de Motul Chuen en Maya Yucateco, significa artífice: “ah chuen:” “artífice oficial de algún arte”. Sobre el numen de los mercaderes en el Centro de México encontramos referencias en documentos coloniales en Clavijero, Durán, Motolínia, Sahagún, Torquemada, que identifican a Yacatecuhtli como la principal deidad. La obra que más información presenta de este personaje es la de Sahagún y dice: “Yiacatecuhtli, dios de los mercaderes. La imagen de este dios se pintaba como un indio que iba camino, con su báculo y la cara tenía pintada de blanco y negro; en los cabellos llevaba atadas dos borlas de plumas ricas que se llamaban quetzali; iban atadas en los cabellos del medio de la cabeza, recogidos como una gavilla de todo lo alto de la cabeza; unas orejeras de oro; está cubierto con una manta azul, y sobre el azul una red negra” (Sahagún 1999:47).

El Diccionario de Mitología y Religión de Mesoamérica define al patrono de los POCHTECAS (mercaderes) como: “YACATECUHTLI “el señor de la gran nariz o el guía”. NAHUAS: También recibía los nombres de Yoaltecuhtli, el “señor de la noche” y Yiacacoliuhqui, “nariz curva”. Era el dios de los pochtecas o mercaderes y de una estrella guía que hasta el momento no se ha podido identificar. Él y el dios del fuego se consideraban los dioses más ancianos y era representado como tal. Su atavió tiene las características de una deidad nocturna y su imagen llevaba una red negra sobre una manta azul, adornada con unos caracolillos; tenía la cara pintada de negro y el pelo atado y adornado con dos borlas de plumas de quetzal. En las manos llevaba un báculo de caminante que era adorado como el mismo dios. […] También tenía un lugar especial en el que vivían sus sacerdotes y en donde se entrenaba a los jóvenes pochtecas” (González 1998:206).

Algunas de las características mencionadas coinciden con la imagen de Ek Chuah como anciano, pintado de negro y con el pelo atado, como se muestra en la Figura 3 del dios Yacatecuhtli deidad de los pochtecas. Es claro que la identificación está basada principalmente en fuentes coloniales del Centro de México, que desde hace casi un siglo se propusieron y siguen vigentes por la escasa evidencia encontrada de esta deidad.

Sin embargo, considero que tomando en cuenta las imágenes de la deidad de los mercaderes y sus advocaciones en algunos de los códices del Centro de México, habría también otras deidades de los códices Mayas que estarían asumiendo el papel del patrono de los mercaderes, por ejemplo, las deidades ubicadas en las tablas de Venus, en las páginas 25 a 28 del Códice Dresde (Figuras 4-7), que el investigador Eric Thompson llamó los Bacabes, podrían representar advocaciones de los patronos de los comerciantes, porque su atuendo contiene diversos elementos de un mercader, como la sonaja o abanico, la bolsa de copal, el bastón y la carga. Así como las imágenes de los dioses G y B (Figuras 8, 9 y 10) de las páginas 16a, 17a y 65c del Códice Dresde entre otras representaciones.

Sobre el contenido epigráfico que se relaciona con las imágenes propuestas como advocaciones del numen mercader Maya se ha dicho que hace referencia a ofrendas y profecías, sin embargo, sigue velada su información. Por otro lado, el tema de los augurios y ofrecimientos también se expresa en los códices del Centro de México donde se hace referencia a la deidad de los Pochtecas en sus diferentes representaciones en códices como el Borgia, Laud y Tonalamat de los Pochtecas, antes Códice Fejérváry Mayer (Figuras 11 a 15) como advocaciones del dios mercader.

Otro punto a definir es ¿por qué diversas figuras con atuendo similar al de mercader, en lugar de bastón tienen lanzas? Como lo muestran las Figuras 16, 17 y 18. Quizá representen huestes en campaña, como lo mencionó Shelhas sobre el aspecto malévolo de Ek Chuah y sean advocaciones de la deidad en su carácter de guerrero.

En el caso de las imágenes de los llamados Bacabes del Códice Dresde representan la encrucijada de los cuatro rumbos como lo representa el Yacatecuhtli de los Pochtecas (Figuras 19 y 20).

Además, en la primera rueda profética de El libro de los libros del Chilam Balam menciona que: “Termina el 9 Ahau Katun para que se asiente el 7 Ahau Katun. Ésta es la palabra y la carga en este Ahau Katun, la palabra de su carga. Mayapan, Estandarte-venado, ese asiento del Katun 7 Ahau. Ek Chuuah Negro-escorpión, es el rostro que reinará en la Estera y en el trono […] El aspecto de sus hombres será de Holil Och, Zarigüella-ratonera…” (Barrera 2000:51-52).

Encontramos pues, que en las páginas 25 a 28 del Códice Dresde, las imágenes de la zarigüeya se encuentran frente a tres glifos correspondientes al día Chuen. La investigadora Martha A. Frías propuso en la década de los sesentas que Ek Chuah, Ek Chuen o Xaman Ek, el dios de los mercaderes, podría ser el dios C identificado por Shellhas (Frías 1968:227-228). Una de sus representaciones aparece en la página 53c del Códice Madrid (Figura 18) con atributos de la deidad de los comerciantes con apariencia de mono humanizado.

CONCLUSIONES

Considero que puede haber diversas advocaciones de Ek Chuah, patrono de los mercaderes, tomando en cuenta la cantidad de advocaciones del patrono de los Pochtecas en códices del Centro de México.

REFERENCIAS

Ayala, Maricela

2002a        Códice Dresde. Imágenes digitales del Seminario de Epigrafía Maya. Centro de Estudios Mayas, Universidad Nacional Autónoma de México, México.

2002b        Códice Madrid. Imágenes digitales del Seminario de Epigrafía Maya.        Centro de Estudios Mayas, Universidad Nacional Autónoma de México, México.

Barrera Vázquez, Alfredo

1980          Diccionario Maya Cordemex; maya-español, español-maya. Ediciones Cordemex, Mérida, Yucatán.

Barrera Vásquez, Alfredo y Silvia Rendón (traductores)

2000         El libro de los libros del Chilam Balam. Fondo de Cultura Económica, México.

Ciudad Real, Antonio de

1984         Códice Borgia. Instituto de Investigaciones Filológicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México

Códice Laud.

Frías, Martha A.,

1968         Catálogo de las características de los personajes en los códices de Dresde y Madrid. En Estudios de Cultura Maya, Vol II. Instituto de Investigaciones Filológicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México.

González Torres, Yólotl

1998         Diccionario de mitología y religión de Mesoamérica. Larousse, México.

Landa, Diego de

1982         Relación de las cosas de Yucatán. Editorial Porrúa, S. A., México.

León-Portilla

2005        Tonalamatl de los Pochtecas (códice Fejérvary-Mayer). Arqueología Mexicana 18, México.

López Cogolludo, Diego de

1957  Historia de Yucatán. Editorial Academia Literaria, México.

Sahagún, Bernardino de

1999  Historia general de las cosas de la Nueva España. Editorial Porrúa, México.

Shellhas, Paul

1904        Representation of Deities of the Maya Manuscripts. En Papers of the Peabody Museum of American Archeology and Ethnology Vol.IV, No.1. Harvard University, Published by the Museum, United States of America.

Simeon, Rémi

1995          Diccionario de la lengua Náhuatl o mexicana. Editorial Siglo XXI, México.

Thompson J., Eric S.

1995          Grandeza y decadencia de los Mayas. Fondo de Cultura Económica, México.

Figura 1 Página 51 del Códice Madrid

Figura 2 Página 50 del Códice Madrid

Figura 3 Página 37 del Tonalamat de los pochtecas, antes Códice Fejérváry Mayer

Figuras 4 y 5  Fragmentos de las páginas 25 y 26 del Códice Desden

Figuras 6 y 7  Fragmentos de las páginas 27 y 28 del Códice Desden

Figuras 8 y 9 Dios G solar Códice Desden 16a, y 17ª. Figura 10  Dios B Chac D65c

Figuras 11 Códice Laúd p. 4. Figura 12  Códice Borgia, p.55

Figuras 13, 14 y 15 Nácxitl “El de cuatro pies”,  Xólotl, “Gemelo de Quetzalcóatl”, y Tezcatlipoca, como patronos de los pochtecas. Tp., láminas 30, 32 y 37

Figuras 16,17 y 18 Códice Madrid Pág. 52a, b y 53b

Figuras 19 y 20 Yacatecuhtli y Tezcatlipoca, patronos de los Pochtecas en encrucijada.

Tp 37 y 43

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *