Asociación Tikal

075 – EL EMBRUJO DEL TECOLOTE Y OTRAS HISTORIETAS: ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LOS SILBATOS DEL CLÁSICO DE TIKAL – Juan Pedro Laporte – Simposio 22, Año 2008

Descargar este artículo en formato PDF

Laporte, Juan Pedro

2009        El embrujo del tecolote y otras historietas: Algunas consideraciones sobre los silbatos del Clásico en Tikal. En XXII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2008 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.1021-1050. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

75

EL EMBRUJO DEL TECOLOTE Y OTRAS HISTORIETAS: ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LOS SILBATOS DEL CLÁSICO DE TIKAL

Juan Pedro Laporte

Universidad de San Carlos

ABSTRACT

THE SPELL OF THE OWL AND OTHER TALES:

SOME THOUGHTS ON CLASSIC PERIOD WHISTLES FROM TIKAL

The function of figurines in the Maya tradition of the Classic period—especially when dealing with whistles—has been the subject of debate in many studies. Some have tried to classify these curious objects, others examine the production techniques or the relationship to social aspects, still others focus on interesting aesthetic associations and the representations of some members of the ancient population. More recently promoted is the idea that figurines are representations from tales in which humans as well as animals participate and which could have developed in domestic settings. It is clear that the contexts in which we find these objects are principally residences from many social levels within the Maya urban setting. I propose a series of characters that interacted in these presentations to give an idea of the type of stories that could have been created.

La función de las figurillas y los silbatos en la tradición Maya del periodo Clásico ha sido discutida en muchas ocasiones. Algunos estudios tratan sobre la clasificación de estos curiosos ejemplares y otros sobre las técnicas empleadas en su manufactura, es decir, mediante modelado o moldeado y también en los que se empleó una técnica mixta (Ruiz et al. 1999; Flores 2002). Estas tres técnicas de manufactura fueron contemporáneas.

  • En las modeladas, que consisten en la realización total de las piezas a mano, las partes anatómicas, la vestidura y el ornamento fueron modelados sobre el barro.
  • En las modeladasmoldeadas, sobre las bases del primero se adaptó la técnica mixta, cuando la cabeza fue moldeada y el tocado modelado por medio de aplicaciones al pastillaje, en tanto que el cuerpo fue hecho por la misma técnica del modelado. Tanto las figurillas modeladas como las modeladas-moldeadas son básicamente huecas del cuerpo y macizas de la cabeza.
  • En lo que respecta a las figurillas moldeadas, involucran técnicas muy populares para elaborar en serie silbatos y sonajas de aspecto humano y fantástico.

Por otra parte, también ha sido usual el presentar esta información términos de su relación con los aspectos sociales que figurillas y silbatos pudieron tener, así como también sobre su asociación estética y la posible representación de algunos miembros de una antigua población. Este tipo de estudio está basado en que se representa, de manera natural o figurativa, a personas, deidades, seres fantásticos, animales y otros pequeños objetos (Ruiz et al. 1999; Flores 2002), por lo que se les vincula usualmente con aspectos religiosos y sociales.

Las colecciones de figurillas y silbatos de distintas ciudades Mayas son relativamente similares en cantidad y contenido. La colección de Aguateca consiste de 703 ejemplares, en su mayoría ejemplares del Clásico Tardío; el 54% son fragmentos de silbatos (Triadan 2007). La colección de Calakmul, con 734 ejemplares, incluyendo algunos completos, también es del Clásico Tardío; los silbatos son el 27% del total de artefactos, evidentemente menos que en el caso de Aguateca (Ruiz et al. 1999). A su vez, la colección de ejemplares de Palenque es más grande, con 1566 ejemplares fragmentados, en su mayor parte del Clásico Tardío (Flores 2002).

La colección de Tikal que ahora se presenta es de un volumen similar a la de Palenque. Esta colección representa las exploraciones que el Proyecto Nacional Tikal condujo durante la década de los ochenta, centradas en conjuntos tales como Mundo Perdido, Zona Norte y, en especial, de muchos grupos residenciales ubicados al suroeste de la ciudad.

La muestra obtenida consiste de 1046 ejemplares; como es de esperar, la mayor parte de ellos son solamente fragmentos. Asimismo, la colección incluye ejemplares de todos los periodos en que se divide la larga historia de Tikal.

Es claro que existen dos etapas de mayor importancia para el movimiento de producción y uso de figurillas y silbatos. Estas etapas son, por un lado, el Preclásico Medio (tan temprano como el siglo VII AC, principalmente con figurillas sólidas) y, por otro, el Clásico Tardío y Terminal, es decir, en los siglos VII y VIII DC, cuando fueron más usuales los silbatos (Figura 1).

Este trabajo está relacionado con la serie del Clásico, por lo que la muestra se reduce considerablemente, pero es aún significativa al contar con 809 ejemplares. Es más, esta serie incluye tanto silbatos como figurillas sólidas, colgantes, máscaras y muchos fragmentos que son imposibles de tipificar.

Ahora bien, es fundamental la división entre figurillas y silbatos. Las primeras son sólidas y pudieran relacionarse con los retratos de personajes del mundo real. También hay figurillas de estructura vacía, a las que preferimos denominar como efigies. Estos objetos –tanto figurillas sólidas como efigies— no forman parte del presente estudio, el cual está enfocado en forma directa a la tercera división mayor, es decir, los silbatos.

Estos instrumentos musicales son representaciones de individuos de ambos géneros, así como de diversos animales y aves (Ruiz et al. 1999; Triadan 2007). Los silbatos producen tres notas diferentes. La boquilla se encuentra en la parte inferior del lado posterior, por lo que, con los pies de la figura en el lado frontal, se forma un trípode que permite que la figura pueda estar parada. Son, por lo general, manifestaciones bien conocidas en el material arqueológico.

Algunos silbatos presentan gran similitud –sea en la vestimenta, en el tocado o en el instrumento mismo– con los de un amplia área de las Tierras Bajas que incluye ciudades tan diversas como Altar de Sacrificios, Piedras Negras, Ceibal, Tikal, Uaxactun, Petexbatun, Cancuen, Ixkun y otros sitios de Petén, Jonuta, Tonina, Palenque, SayiI, Uxmal, Labna, Chichen Itza y Calakmul (Butler 1935; Smith 1950; Brainerd 1958; Corson 1976; Willey 1972, 1978; SchIosser 1978; Becquelin y Baudez 1979-1982; Álvarez y Casasola 1985; Ruz Lhuillier 1973; Poche 1991; Ruiz et al. 1999; Ivic de Monterroso 2000; Sears 2001; Domínguez et al. 2001; Flores 2000, 2002; Laporte et al. 2004), así como en sitios de Tierras Altas como Cawinal, Chitomax y Chiapa de Corzo (Ichon y Grignon 1983; Lee 1969).

Más recientemente se ha ampliado el panorama de la función de los silbatos mediante la promoción de la idea –por Daniela Triadan (2007), con el material de las exploraciones en Aguateca— sobre su asociación con la representación de historietas en las que participaban tanto seres humanos como animales, una acción que debió desarrollarse en un ámbito de carácter doméstico, según indica el contexto en que se encuentran los restos de estos objetos.

Debido a que en esta ocasión pretendemos elaborar sobre la asociación de los silbatos con la representación de historietas en las que participaban tanto seres humanos como animales, se ha seleccionado una serie de 555 silbatos entre completos y fragmentos, es decir, el 53% de la muestra total y el 69% de la serie del Clásico Tardío y Terminal.

Nuestra propuesta incluye a ocho personajes humanos y a tres series de animales. Se les enumera sin un orden específico.

TIPOS QUE PODRÍAN REPRESENTAR PERSONAJES-TEATRO

Hay tres rangos de representatividad en la muestra (Figura 2):

  • El superior (entre 24.5 y 11.5%) corresponde exclusivamente a los tipos 1 (gobernante) y a los personajes femeninos de los tipos 2 y 3; junto a ellos están solamente los indeterminados.
  • El rango intermedio (entre 6.3 y 5.2%) engloba a los personajes masculinos 4 y 5, así como a la deidad “mofletuda” (tipo 6).
  • El tercer rango involucra a todos aquellos tipos antropomorfos y zoomorfos que son menores al 2% de la muestra.

TIPO 1: “EL GOBERNANTE”

Es un tipo formal que representa a un gobernante que se encuentra en posición “arrodillada”, con las manos sobre las rodillas (Figuras 3 y 4). Su tocado es diagnóstico e incluye una máscara animal o de deidad sobre la frente y una especie de tocado alto compuesto por plumas. Debe ser la representación del “poder del gobernante”, más bien que de algún gobernante específico. Porta orejeras y un collar de elementos que semejan placas más bien que cuentas.

Representa el 13% de la muestra, con un balance entre su presencia en el Clásico Tardío (n=31) y en el Clásico Terminal (n=38). Aunque existen algunos ejemplares completos en cada uno de los periodos, la mayor parte son cabezas de estructura vacía. Algunos pocos ejemplares fueron diagnosticados para el Clásico Temprano (n=3).

Es muy probable que esta figura se colocara sobre una banca o trono. Este aditamento se conoce en barro también, aunque no existe ningún ejemplar en nuestra colección (Figura 5). Sin embargo, varios tronos se conocen en otras colecciones, especialmente en el propio Tikal y en otras tan lejanas como en Alta Verapaz (Dieseldorff 1926, 1928; Pérez 2004). Por supuesto, en muchos de los montajes de las historietas, la representación del gobernante pudo estar montada sobre bancas hechas de madera, raíz, cuero o piel.

TIPO 2: “LA MUJER CON TOCADO BAJO O SIN TOCADO”

Es un tipo informal que representa mujeres que usualmente llevan los brazos doblados bajo el pecho, en ocasiones pueden estar de pie y otras veces sedentes (Figura 6). Hay pocos diagnósticos para este tipo, por lo que depende en gran parte que el ejemplar tenga al menos parte del dorso. Los senos están sugeridos por el volumen y estas mujeres portan una especie de túnica sin hombros. Hay algunas cabezas que están más deformadas que otras. Presentan orejeras circulares aplicadas. Es probable que se trate solamente de silbatos dedicados a la “cualidad femenina”. Algunas cuantas pueden haber tenido algún tipo de tocado menor comparable con pequeños turbantes o con “cintas”, pero se prefirió dejarlas en este tipo que pasarlas a aquellas con tocados más formales.

Representa el 11.5% de la muestra, con una marcada diferencia entre su presencia en el Clásico Tardío (n=43), cuando es mucho más usual que durante el Clásico Terminal (n=15; es decir, un rango de 3 x 1). Es de considerar en este desbalance que el peso de la muestra del Clásico Tardío radica en la abultada serie de fragmentos de cuerpos que definen al Clásico Tardío, puesto que en cuanto al conteo de ejemplares completos y de cabezas la cantidad entre ambos periodos es semejante. La mayor parte son cabezas de estructura vacía.

TIPO 3: “LA MUJER CON TOCADO ESPECÍFICO”

Se trata de varios tipos formales que representan algún personaje femenino que debió ser importante en la sociedad de Tikal. Se le divide en base a la presencia de distintos elementos en el tocado, tal vez un proceso en la representación de este personaje. Debido a que en su mayor parte se trata de fragmentos y especialmente de cabezas, cabe la posibilidad de que fueran individuos masculinos, aunque preferimos considerarles como femeninos en base a que todos los ejemplares completos que corresponden a este personaje son femeninos.

“La mujer con tocado recortado”

Es una variante en que la mujer incluye un tipo de peinado definido por una serie de gradas descendentes (Figura 7). Es claro que éste es el peinado más usual que se representa en las figurillas femeninas. Las otras variantes adicionan otros elementos sobre este peinado.

“La mujer con tocado de cintas”

Es una variante que incluye una sección inferior con peinado de carácter “recortado” y de cuya parte superior penden dos cintas, una hacia cada lado de la cabeza, que llegan hasta los hombros (Figura 8). Por lo general también tienen orejeras, aunque por su pequeño tamaño, son poco precisas.

“La mujer con sombrero circular”

El tocado tiene su base en un peinado “recortado” con la adición de un elemento circular aplicado en la sección superior, en la cual se incluye una espiga, por la cual se hace un tocado alto (Figura 9). Existen asimismo sombreros ya desprendidos que se unen a este tipo, así como ejemplares que solamente conservan la espiga superior a manera de semejar un capirote.

La mujer con peinado recortado y tocado representa el 24.5% de la muestra, con un balance entre su presencia en el Clásico Tardío (n=59) y Clásico Terminal (n=66), además de mostrar que es una figura que puede proceder de etapas anteriores desde el Clásico Temprano (n=11). Aunque existen algunos ejemplares completos, especialmente del Clásico Terminal, en su mayoría de trata de las cabezas del personaje. Estas cabezas pueden ser sólidas o vacías, sin existir alguna preferencia que sea notoria. En todo caso, podría haber alguna conexión con los abundantes cuerpos que forman parte de otro de los tipos propuestos, la anterior “Mujer sin tocado”, con el cual se comparten muchos atributos.

TIPO 4: “EL HOMBRE SIN TOCADO”

Es un tipo informal que agrupa distintas figuras cuyo común denominador es el género masculino, muchas de ellas en posición de pie con las manos recogidas en el vientre (Figura 10). Portan elaborados bragueros largos que cuelgan hasta el suelo y no parecen llevar nada en el tórax. Algunos tienen un collar simple y todos llevan orejeras circulares. No tienen tocado ni peinado, con la cabeza tal vez cubierta por algún elemento menor como alguna simple cinta.

Se trata de la representación de algún personaje masculino común, el equivalente a la “Mujer sin tocado” (tipo 2). Es uno de los tipos con menor representatividad, con sólo el 5.2% de la muestra general. Se le ha diagnosticado con mayor número en la muestra del Clásico Terminal (n=20) que en el Clásico Tardío (n=8). En ambas etapas, las cabezas de estructura vacía tienden a ser más usuales. Se cuenta también con algunos ejemplares completos, así como con fragmentos de cuerpos.

TIPO 5: “EL HOMBRE CON TOCADO DE TURBANTE”

Es un tipo informal en el cual hay pocos ejemplares completos, por lo que su posición es poco conocida. Representa individuos masculinos con turbantes altos y desarrollados, a veces decorados con punzonado, aunque en su mayor parte son lisos (Figura 11).

Se trata de la representación de otro personaje, tal vez también común como el “Hombre sin tocado” (Tipo 4). Es un tipo de representatividad intermedia, con el 6.3% de la muestra general. Se le ha diagnosticado con mayor número en la muestra del Clásico Tardío (n=25), más bien que en el Clásico Terminal (n=10), especialmente en cuanto a cabezas, las cuales tienden a ser de estructura sólida. Se cuenta con escasos ejemplares completos o fragmentos de cuerpos.

TIPO 6: “LA DEIDAD MOFLETUDA O SOPLADOR”

Es un tipo formal, el cual representa a un personaje masculino con las mejillas infladas, es decir, es mofletudo (Figura 12). Por lo general no tiene tocado, pero también puede llevar cintas. El único ejemplar completo es de un individuo sedente. Parece tratarse de cabezas de silbatos. Se trata de una deidad indeterminada, tal vez de contexto doméstico por su presencia en basureros.

Es el tercero de los tipos de representatividad intermedia (como en el caso de los “Hombres sin tocado y con turbante” (tipos 4 y 5), con el 6% de la muestra general. Se le ha diagnosticado en cantidad parecida en las muestras del Clásico Tardío (n=13) y del Clásico Terminal (n=18), especialmente en cuanto a cabezas, las cuales tienden a ser de estructura sólida, aunque también las hay vacías. Se cuenta con escasos ejemplares completos o fragmentos de cuerpos. Hay un caso reportado para el Clásico Temprano.

TIPO 7: “EL SILBATO CON DOS INDIVIDUOS”

Es un tipo formal que representa una dualidad masculino-femenina. El femenino se encuentra a la derecha y el masculino a la izquierda (Figura 13). La mujer tiene marcada la misma túnica sin hombros que aparece en las “Mujeres sin tocado” (Tipo 2), mientras que el masculino suele portar un turbante (similar al del Tipo 5). El hombre puede llevar el cabello en forma “recortada”. Las figuras son demasiado pequeñas y están erosionadas como para mostrar la presencia de orejeras. En un caso las figuras se encuentran sedentes y en otro están de pie.

Se trata de un tipo de rango menor en cuanto a cantidad, con solamente el 1.3% del material considerado, aún siendo un tipo de fácil determinación. Esta muestra menor consiste de varios ejemplares completos por lo que se conocen bien sus características. Resulta ser más usual en la muestra del Clásico Tardío (n=5) que en la del Clásico Terminal (n=2). Por lo general se trata de ejemplares cuyas cabezas y cuerpos son de estructura vacía.

TIPO 8: “LA MUJER CON INFANTE EN BRAZOS”

Es un tipo formal que muestra a una mujer cuya indumentaria es del tipo sin hombros, con un niño en brazos en el lado izquierdo de la representación (Figura 14). Parece encontrarse de pie. Hay una cabeza que muestra peinado de tipo “recortado”, tiene sombrero de tipo circular y orejeras, es decir que semeja a los personajes femeninos del Tipo 3. En un caso hay color amarillo y azul en la mujer y rojo en el infante.

Este es otro de los tipos de rango menor en cuanto a representatividad, con el 2% de la muestra. Su presencia es levemente mayor en el Clásico Tardío (n=7) que en el Clásico Terminal (n=4). En su mayor parte se trata de ejemplares representados por el cuerpo; la única cabeza que se conoce es de estructura sólida.

TIPO 9: “EL HOMBRE CON CAPA Y CABEZA INVERTIDA EN LA CINTURA”

Es un tipo formal que representa a algún individuo masculino, posiblemente alguna deidad, que porta una larga capa que le cubre desde los hombres (Figura 15); las manos se encuentran entre ambas secciones frontales de la capa en posición secuencial (la derecha arriba y la izquierda abajo). Un pendiente circular pende del cuello y –en forma diagnóstica– un cinturón con tela que cae hasta los pies en cuya parte superior hay una cabeza, tal vez de mono, que se encuentra en posición invertida. El personaje está de pie, con los pies desnudos. Solamente se cuenta con dos ejemplares, uno del Clásico Tardío y otro del Clásico Terminal. No se conoce la cabeza en ninguno de los casos. Como tipo representa solamente el 0.4% de la muestra.

TIPOS QUE PODRÍAN REPRESENTAR ANIMALES-TEATRO

TIPO 10: “OTROS ZOOMORFOS”

Es un tipo informal que concentra ejemplos poco definidos con cabezas y algunos cuerpos de distintos animales como perros, venados, monos, tigres, tacuacines, lagartos y tortugas (Figura 16). En total alcanzan hasta el 5.2% de la muestra, pero su diversidad impide considerarles como algún tipo específico de silbato y parecen ser más bien personajes de apoyo para las historietas. Esta muestra tiene ejemplares del Clásico Tardío y del Clásico Terminal.

TIPO 11: “LAS AVES”

Existen representaciones de aves tanto en silbatos como en efigies y colgantes. Se trata de un tipo formal de silbato en cuanto a ciertas aves (Figura 17). Por lo general representan a pájaros estilizados, y tienden a ser silbatos de pequeño tamaño que muestran las patas como soporte y la cola como boquilla.

Las representaciones de aves forman parte del rango menor en la muestra, con el 3.6% de los fragmentos de silbatos. La cantidad de casos es similar entre el Clásico Tardío (n=10) y el Clásico Terminal (n=10). La mayor parte de casos son ejemplares completos, tal vez debido a su pequeño tamaño; varios de ellos tienen la cabeza sólida.

TIPO 12: “LOS BÚHOS”

Es un tipo formal, dada su frecuencia y la similitud que existe en su representación. Son de características similares a lo descrito para las aves, aunque tienden a ser de tamaño más grande que aquellas (Figuras 18 y 19).

Las representaciones de búhos forman parte del rango menor en la muestra, con el 3.6% de los fragmentos de silbatos. La cantidad de casos es mucho mayor en la muestra del Clásico Terminal (n=24) que en la del Clásico Tardío (n=7, es decir, al menos 3 x 1). La mayor parte de casos del Clásico Terminal son ejemplares completos, mientras que los ejemplares del Clásico Tardío son más bien las cabezas de los búhos. En ambas series de silbatos se indica que la cabeza es de estructura vacía.

APRECIACIONES GENERALES

De esta manera hemos presentado una serie de doce personajes, tanto humanos como animales, que pudieron interactuar en forma distinta entre una historieta y la otra (Figura 20). En ciertas ocasiones alguno de ellos era más importante que los demás, tal vez al ser el personaje central de la historieta, mientras que en otras ocasiones el protagonista podía ser otra de las figuras. Se representaban historietas basadas en mitos, pero también relatos inventados sobre temas diversos.

Hay varias similitudes entre nuestra colección y la de Aguateca que mostró Daniela Triadan (2007). Con una breve discusión sobre estas analogías podemos revisar aspectos relacionados con la función y los contextos de la colección de Tikal.

  • Al observar los conjuntos de figurillas parece existir una cualidad enigmática y teatral acerca de estas pequeñas figuras.
  • Otro aspecto esencial en ellas es la importancia de la música que se les asocia al tratarse de silbatos. Los diálogos debieron ser mixtos, tanto con palabras como con la multitud de sonidos que pueden producir los distintos silbatos y, por supuesto, la pericia de quien los pone a sonar.
  • La audiencia para estos eventos debió ser pequeña, dada la escala de estas figuras.
  • La mayor parte de los silbatos fueron probablemente producidos de manera local. Por supuesto que seguirá la discusión que por mucho tiempo se ha llevado por la ausencia de moldes que apoyen las acciones de producción.
  • Hay que aclarar que estos silbatos del Clásico seguramente tuvieron funciones múltiples y cambiantes a través de su vida útil, muchas de ellas probablemente no asociadas con las actividades escénicas antes propuestas.
  • Es por ello que es importante ampliar la discusión respecto del contexto en que se encuentran estas figuras. El contexto de la colección de Tikal es complejo como reflejo de la exploración efectuada en muchos edificios de varios conjuntos arquitectónicos. Dos de estos conjuntos son eminentemente de carácter ritual y administrativo, son Mundo Perdido y Zona Norte (Figura 21). La tercera división que efectuamos es la de los grupos residenciales del sector suroeste de la ciudad (Laporte y Fialko 1995; Laporte e Iglesias 1999; Laporte 2001). De esta manera hemos agrupado los ejemplares en estos tres bloques mayores.

Aunque en principio la división parece confundir aún más los contextos por la asociación con espacios altamente rituales de Tikal, la procedencia específica de los ejemplares dentro de estos conjuntos permite lograr un plano de similitud. Los silbatos fueron encontrados dentro o alrededor de unidades de habitación que se encuentran en cada uno de estos espacios urbanos. Esto es especialmente importante en la ocupación del Clásico Terminal.

Mundo Perdido                        136        24.5%

Zona Norte                        166        30.0%

Conjuntos residenciales                253        45.6%

  • Fuera de los ejemplares que proceden de contextos indeterminados de superficie, predominan aquellos asociados con basureros y otras concentraciones de material. Su ausencia en contextos funerarios y la escasez de representaciones sobrenaturales entre estos personajes, apoyan la suposición que los silbatos tenían funciones principalmente mundanas.

En entierros solamente hay figurillas sólidas (Eznab=2; Imix=5), pero son fragmentos de cabezas antropomorfas, que en algún momento también pudieron pertenecer a silbatos (en el Clásico Terminal solamente una de tipo “Mujer con tocado”); en el Clásico Tardío algunas de los tipos “Mujer con tocado”, “Deidad mofletuda” y “Ave”).

  • No obstante su relativa importancia dentro del ámbito doméstico, al término de su vida útil, eventualmente pararon como parte de la basura de las unidades domésticas. Una gran mayoría de piezas fue desechada en áreas específicas dentro de los conjuntos habitacionales, en espacios al aire libre y en ripio que servía para rellenos constructivos.

De esta manera hemos expuesto que los personajes pudieron formar parte de historietas que pudieron incluir mucha acción o mucha poesía, pero principalmente mucha inventiva. La edad del jugador debió ser importante en el desarrollo de la historieta. Así, también ahora hemos inventado que pudieron darse cuentos tales como “La guarida del buitre”, “El pájaro de dos cabezas”, “La amenaza de la hechicera” o “Me casé con una bruja” y, por supuesto, nuestra historieta preferida… “El embrujo del tecolote”.

REFERENCIAS

Álvarez A., Carlos y Luis Casasola

1985        Las figurillas de Jonuta, Tabasco. Centro de Estudios Mayas, UNAM, México.

Becquelin, Pierre y Claude F. Baudez (ed)

197982        Tonina, une cité Maya du Chiapas, Méxique. Études Mésoaméricaines, vol. 6, tomos 13. Misión Arqueológica y Etnológica Francesa de México.

Brainerd, George W.

1958        The archaeological ceramics of Yucatan. Anthropological Records, vol.19. University of California, Berkeley y Los Angeles.

Butler, Mary

1935        A study of Maya mouldmade figurines. American Anthropologist 37:363372.

Corson, Christopher

1976        Maya anthropological figurines from Jaina Island, Campeche. Ballena Press Studies in Mesoamerican Art, Archaeology and Ethnohistory, No.1. Ballena Press, Ramona.

Dieseldorff, Erwin P.

1926        Kunst und Religion der Mayavölker, tomo 1. Berlín.

1928        Religión y arte de los Mayas. Anales de la Sociedad de Geografía e Historia, Parte 1 y 2, Guatemala.

Domínguez, María del Rosario; William J. Folan, Roberto Ruiz Guzmán y Joel D. Gunn

2001        Cerámica, figurillas y lítica. En Las ruinas de Calakmul, Campeche, México: Un lugar central y su paisaje cultural (editado por W. Folan, L. Fletcher, J. May y L. Folan), pp.67-75. Universidad Autónoma de Campeche, Campeche.

Flores Jiménez, María de los Ángeles

2000        Figurillas antropomorfas de Palenque. Arqueología Mexicana 8 (45):44-49. INAH y Editorial Raíces, México.

2002        Las figurillas de Palenque, Chiapas. Lakamha´ 1 (4):11-15. Conaculta-INAH, Boletín Informativo del Museo de Sitio y Zona Arqueológica de Palenque, México.

Ichon, Alain y Rita Grignon Cheesman

1983        Archéologie de sauvetage 5. Les sites Classiques de la vallée moyenne du Chixoy. Centre National de la Recherche Scientifique, Institut d’Ethnologie, Editorial Piedra Santa, Guatemala.

Ivic de Monterroso, Matilde

2000        Las figurillas de Piedras Negras: un análisis preliminar. En XIII Simposio de Investigaciones Arqueologicas en Guatemala, 1999 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.291-310. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro

2001        Trabajos no divulgados del Proyecto Nacional Tikal, Parte 2: Hallazgos en las exploraciones de la Zona Norte. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. de Suasnávar y B. Arroyo), pp.259-296. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro y Vilma Fialko

1995        Un reencuentro con Mundo Perdido, Tikal, Guatemala. Ancient Mesoamerica 6 (1):41-94. Cambridge University Press, Cambridge.

Laporte, Juan Pedro y María Josefa Iglesias

1999        Más allá de Mundo Perdido: investigación en grupos residenciales de Tikal. Mayab 12:32-57. Sociedad Española de Estudios Mayas, Madrid.

Laporte, Juan Pedro; Mara A. Reyes y Jorge E. Chocón

2004        Catálogo de figurillas del Atlas Arqueológico de Guatemala (F-001 – F191). En Reporte 18, Atlas Arqueológico de Guatemala. Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Lee, Thomas A.

1969        The artifacts of Chiapa de Corzo, Chiapas, Mexico. Papers of the New World Archaeological Foundation, No.26, Provo.

Pérez Galindo, Mónica

2004        Colección Dieseldorff: Corpus de cerámica del Clásico Terminal proveniente de moldes. Informe presentado a FAMSI, Guatemala.

Poche, Kelley

1991        Análisis preliminar de las figurillas. En Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun, Informe Preliminar No.3 (editado por A. Demarest, T. Inomata, H. Escobedo y J. Palka), pp.757-762. Vanderbilt University, Nashville. Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Ruiz Guzmán, Roberto; Ronald L. Bishop y William J. Folan

1999        Las figurillas de Calakmul, Campeche: su uso funcional y clasificación socio-cultural y química. Investigadores de la Cultura Maya 7. Universidad Autónoma de Campeche, Campeche.

Ruz Lhuillier, Alberto

1973        El Templo de las Inscripciones, Palenque. Colección Científica, Arqueología No.7. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

Schlosser, Ann Louise

1978        Ceramic Maya Lowland figurine development with special reference to Piedras Negras, Guatemala. Tesis Doctoral, Southern Illinois University, Carbondale.

Sears, Erin L.

2001        Análisis preliminar de las figurillas de Cancuen. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Temporada 2000 (editado por A. Demarest y T. Barrientos), pp.270-305. Universidad del Valle de Guatemala y Vanderbilt University, Nashville.

Smith, A. Ledyard

1950        Uaxactun, Guatemala: Excavations of 19311937. Publication 588. Carnegie Institution, Washington D.C.

Triadan, Daniela

2007        Warriors, nobles, commoners and beasts: figurines from Elite buildings at Aguateca, Guatemala. Latin American Antiquity 18 (3):269-294.

Willey, Gordon R.

1972        The Artifacts of Altar de Sacrificios. Papers, vol. 64, No.1. Peabody Museum, Harvard University, Cambridge.

1978        Artifacts of Seibal. En Seibal, Peten, Guatemala, Memoirs, vol.14, No.1. Peabody Museum, Harvard University, Cambridge.

Figura 1

Figura 2

Figura 3 El Gobernante

Figura 4 El Gobernante

Figura 5 Representaciones de tronos

Figura 6 La mujer sin tocado o con tocado bajo

Figura 7 La mujer con tocado recortado

Figura 8 La mujer con tocado de cintas

Figura 9 La mujer con sombrero circular

Figura 10 El hombre sin tocado

Figura 11 El hombre con tocado de turbante

Figura 12 La deidad mofletuda o “soplador”

Figura 13 El silbato con dos individuos

Figura 14 La mujer con infante en brazos

Figura 15 El hombre con capa y cabeza invertida en la cintura

Figura 16 Diversas figuras zoomorfas

Figura 17 Las aves

Figura 18 Los búhos

Figura 19 Los búhos

Figura 20 Los doce personajes

Figura 21 Procedencia de los ejemplares en Tikal 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *