Asociación Tikal

046 – SANTA MARCELINA: UNA EXTENSIÓN DEL SITIO LAS VICTORIAS EN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE CHALCHUAPA, EL SALVADOR – José Heriberto Erquicia – Simposio 22, Año 2008

Descargar este artículo en formato PDF

Erquicia, José Heriberto

2009        Santa Marcelina: Una extensión del sitio Las Victorias en la zona arqueológica de Chalchuapa, El Salvador. En XXII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2008 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.593-600. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

46

SANTA MARCELINA: UNA EXTENSIÓN DEL SITIO

LAS VICTORIAS EN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE CHALCHUAPA, EL SALVADOR

José Heriberto Erquicia

Universidad Tecnológica de El Salvador

ABSTRACT

SANTA MARCELINA: AN EXTENSION OF THE LAS VICTORIAS SITE IN THE ARCHAEOLOGICAL ZONE OF CHALCHUAPA, EL SALVADOR

The present investigation is the result of archaeological testing undertaken during the months of March and April of 2007 at Finca Santa Marcelina, located west of the city of Chalchuapa, El Salvador. The objective was to determine through testing the presence or absence of movable and immovable cultural remains which merited investigation, salvage, and/or preservation in an area where a proposed urbanization project is located. This work demonstrated clear evidence of prehispanic occupation, with the documentation of remains of three foundations from domestic residences and a series of terrace retaining walls probably constructed during the Late Classic period (AD 600-900); these finds have resulted in data on the extent of different prehispanic occupations in the Chalchuapa archaeological zone, one of the largest and important ancient societies in El Salvador and southeastern Mesoamerica.

El presente artículo es el resultado de la investigación de sondeo arqueológico realizada en los terrenos de la Finca Santa Marcelina, ubicada en la zona arqueológica de Chalchuapa, departamento de Santa Ana, en el occidente de la república de El Salvador, entre las coordenadas N 13º59’17.02” y W 89º39’43.1”, con una altura promedio de 705 msnm. La investigación se realizó durante los meses de marzo y abril de 2007 en un sector al oriente y en las afueras de la ciudad de Chalchuapa, particularmente al sureste del grupo Casa Blanca y al este de Las Victorias, permitiendo obtener datos importantes sobre la extensión de las diferentes ocupaciones prehispánicas en la zona arqueológica de Chalchuapa, una de las más grandes e importantes sociedades antiguas del actual territorio salvadoreño y del sureste del área cultural mesoamericana.

La realización de las excavaciones de sondeo arqueológico o exploratorio que se presentan en este artículo no corresponde a un proyecto o programa de investigación de recursos culturales a gran escala; sin embargo, representan el esfuerzo y el aporte particular de propietarios privados al afán estatal de proteger el patrimonio cultural de la nación, a través del Consejo Nacional para la Cultura y el Arte, CONCULTURA.

A finales de 2006, el Departamento de Arqueología de dicha entidad estatal, emitió carta de opinión técnica en torno al terreno conocido como Finca Santa Marcelina, el cual dictaminaba que no era factible la realización del Proyecto de urbanización en el referido terreno si éste no contaba con un estudio arqueológico que determinara, mediante excavaciones de sondeo, la presencia o ausencia de bienes culturales muebles e inmuebles de interés arqueológico que ameritaran investigación, rescate o conservación.

La opinión técnica referida surgió a partir de la inspección efectuada al inmueble mencionado, indicando la existencia de materiales arqueológicos en la superficie del terreno (obsidiana y cerámica, entre otros), agregando que el terreno colinda con el sitio arqueológico Finca Las Victorias y se encuentra cercano al sitio arqueológico San Rafael y El Carmen.

Este artículo contiene una síntesis de los antecedentes de la zona arqueológica de Chalchuapa, así como los datos principales del inmueble objeto de estudio, la prospección arqueológica, la descripción de las operaciones, las estructuras y los materiales muebles recolectados en la investigación. Continuando con las conclusiones y recomendaciones para finalizar con los anexos.

LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE CHALCHUAPA

La ciudad de Chalchuapa se localiza en la región occidental de El Salvador, 14 km al oeste de la ciudad de Santa Ana y pertenece al departamento del mismo nombre. “…situada a unos 80 kilómetros de la capital San Salvador. Chalchuapa está en una planicie de 700 metros sobre el nivel del mar, dentro de la cual el río Pampe, que es el más importante del área, corre de este a oeste en el lado norte de la ciudad, más abajo se junta con el río Paz que va a desembocar al Océano Pacífico” (Ohi 1998).

Clasificada como la zona arqueológica más importante de El Salvador, Chalchuapa está compuesta por varios sitios arqueológicos de diferentes periodos de ocupación, incluyendo Tazumal, El Pampe, Las Victorias, Peñate, Amulunga, Casa Blanca, El Trapiche, Laguna Cuscachapa, Laguna Seca, Jardines del Edén y Nuevo Tazumal o El Cuje, Los Gavilanes, Finca San Rafael y La Cuchilla, por mencionar los más importantes.

La zona arqueológica de Chalchuapa abarcaría alrededor de unos tres kilómetros cuadrados, de los cuales para finales de la década de los sesenta del siglo pasado se conservaban por lo menos 58 grandes montículos de tierra/adobe y al menos 87 plataformas de casas más pequeñas, en un área topográfica que va inclinándose gradualmente hacia el norte y que al parecer fue nivelada por una serie de terrazas artificiales hechas por los antiguos habitantes de la zona. La mayoría de los montículos están dispuestos en grupos en torno de plazas abiertas (Tazumal, Casa Blanca, Pampe y El Trapiche). Existen otras tantas zonas de actividad sin montículos, como Las Victorias, en donde se localizó la escultura en roca al estilo Olmeca, conocida como Monumento 12 de Chalchuapa; y dos depresiones volcánicas que formaron lagunas poco profundas: Cuscachapa y Seca, que a su vez fueron sitios de antigua ocupación y de actividad ritual.

LA PROSPECCIÓN ARQUEOLÓGICA

Se realizaron varias visitas preliminares al inmueble en estudio, las que nos indicaron la presunción sobre la existencia de restos culturales prehispánicos domésticos en el inmueble; con ese conocimiento agregado a la colindancia hacia el oeste del inmueble con la colonia Las Victorias, antigua Finca Las Victorias, en donde a finales de los años sesenta se identificaran bases de estructuras domésticas (Sharer 1978). Además, se encuentra escasos 40 m al norte de los hallazgos de estructuras de los sitios arqueológicos San Rafael (Amador, Garnica y Ramírez 2006) y El Carmen (Erquicia y Genovez 2006). Se elaboró un plan de intervención prospectiva del terreno, que cubriera la mayor cantidad de área a estudiar, a través de pozos de sondeo.

Durante los recorridos por el terreno y para ser precisos sobre la elevación natural que divide al inmueble en dos sectores, se pudieron detectar algunos indicios de cimientos de estructuras prehispánicas que a partir de la excavación se verificaría si formaban parte de las unidades domésticas de los antiguos habitantes de Chalchuapa.

Se proyectó la excavación de por lo menos 20 operaciones de sondeo, con un área de 1 x 1 m, y profundidades hasta estratos culturalmente estériles. Las profundidades de los pozos de sondeo fueron mucho menores de lo esperado, razón por la que pudieron efectuarse más pruebas de sondeo de escasa profundidad en algunos sectores.

Cada lote o nivel de control en la excavación fue registrado en una ficha específica, en la que se anotaron datos como ubicación del pozo, tipo de lote (natural o arbitrario), dimensiones de la unidad, características del suelo y del contexto en general, ausencia o presencia de restos culturales, nombres de los excavadores, entre otros.

LAS OPERACIONES

Se efectuaron 22 unidades de sondeo sistemáticamente controladas, con dimensiones de 1 x 1 y 2 x 2 metros de área y con profundidades variables hasta los 2.60 m. Asimismo, se realizó la excavación de las líneas de piedras previamente identificadas, las cuales pudieron observarse superficialmente en la prospección arqueológica. En el sector sur se realizaron 13 de las operaciones de 1 x 1 m, en las cuales se contó con la colaboración de la Licda. Liuba Morán González, y en el sector norte se realizaron seis operaciones de sondeo de 1 x 1 m y una de 2 x 2 m, en las que se contó con la colaboración del estudiante de arqueología Eulises Torres. Todas las operaciones ubicadas en una cuadrícula de 50 x 50 m orientada hacia el norte (suficiente para identificar la presencia de restos arqueológicos, entre materiales cerámicos, líticos o rasgos arquitectónicos). Ubicadas todas estas operaciones en diversos puntos del terreno a partir de recorridos en todos los sectores del inmueble, han permitido sustentar los resultados que a continuación se mencionan como producto del abordamiento prospectivo.

EXCAVACIÓN DE ESTRUCTURAS DOMÉSTICAS

La ubicación de las estructuras y los muros de contención de las terrazas, se encuentran en la planicie de la loma natural, que fue modificada por los antiguos habitantes que residieron en este sector de la zona arqueológica de Chalchuapa.

ESTRUCTURA 1

Se localiza a 13º59’17.5” latitud norte y 89º39’43.4” longitud oeste. Lo que en un primer momento fue un cuadro de piedras, se limpió la zona a excavar chapeando y retirando la maleza, posteriormente se excavó de manera que se seguía la línea de piedras. Cabe agregar que muchos de los cimientos después de la limpieza resultaron estar a flor de tierra, por lo que se volvió menos complicado trazar las trincheras.

Esta estructura es de forma rectangular, mide 6.20 m de largo por 4.70 m de ancho y posee una orientación de 30° este. Su cimiento noreste sirve a la vez de muro de retención, estos cimientos tienen un grosor que a continuación se detalla: cimiento noreste 1.1 m de ancho, cimiento noroeste 0.5 m, cimiento suroeste 0.55 m y el cimiento sureste con un grosor de 0.3 m. Cabe agregar que los cuatro cimientos estaban conformados por líneas de piedra, que en algunos casos se habían perdido ya sea por la acción de la naturaleza o de actividades antrópicas modernas.

En el centro de esta estructura se llevó a cabo una operación de sondeo con un área de 1 x 1 m, la cual se denominó pozo A. Éste tenía el objetivo de conocer la estratigrafía en donde estaba dispuesta la estructura. Las capas que se pudieron localizar fueron tres, la primera fue una capa de humus con unos 16 cm de grosor; posteriormente, capa de tierra revuelta sumamente compacta y granulada de color amarillenta que los lugareños conocen como “talpuja”, con inclusiones de tierra café oscura de unos 10 cm de grosor. Luego, se detectó una capa de tierra café oscura de unos 5 a 7 cm de grosor, en donde se registraron materiales culturales del periodo Clásico Tardío (600-900 DC), incluyendo un sello fragmentado; por último, se registró la capa de tierra natural amarillenta muy compacta conocida como “talpuja”; y se finalizó hasta los 0.57 m de profundidad.

ESTRUCTURA 2

Se localiza a 13º59’17.0” latitud norte y 89º39’43.1” longitud oeste. Lo mismo que las demás estructuras, lo que en un primer momento fue un cuadro de piedras, al limpiar y retirar la maleza fue mostrando un rectángulo de cimientos de piedras de una estructura que fue identificada como número 2. Posteriormente a la limpieza, se excavó de manera que se seguía la línea de piedras. Es importante mencionar que esta estructura solamente se pudo excavar por la mitad, debido a que la otra mitad es compartida con los vecinos del inmueble, en pocas palabras esta estructura estaba cortada de norte a sur por el lindero de dos propiedades, por lo que fue imposible tratar de excavar la otra porción; sin embargo, los cimientos están a flor de tierra, fue así que se lograron identificar las cuatro esquinas y se pudo tener una información más acertada de sus dimensiones.

Esta estructura es de forma rectangular, mide unos 9.25 m de largo por 6.70 m de ancho y posee una orientación de 14° este. Su cimiento norte, al igual que en la estructura 1, sirve de muro de retención, estos cimientos tienen un grosor conocido de: cimiento norte 0.45 m de ancho, cimiento este es desconocido por encontrarse en otra propiedad; cimiento sur 1.6 m y el cimiento oeste con un grosor de 0.9 m. Cabe agregar que al igual que en las otras estructuras, los cimientos estaban conformados por líneas de piedra, que en algunos casos se habían perdido ya sea por acción natural o antrópica.

Al igual que en la Estructura 1, en esta estructura se llevó a cabo una operación de sondeo con un área de 1 x 1 m en el centro de la misma, en donde se registraba un semicírculo de piedras, lo que llamó la atención de ser excavado. Esta operación se denominó pozo B. Las capas que se pudieron localizar fueron tres: la primera consistió de humus con unos 37 cm de grosor; posteriormente, una capa de tierra café oscura de unos 23 cm de grosor, en donde se registraron materiales culturales del periodo Clásico Tardío (600-900 DC), posteriormente se registró la capa de tierra natural amarillenta muy compacta conocida como “talpuja”. Se finalizó hasta los 60 cm de profundidad.

ESTRUCTURA 3

Se localiza a 13º59’18.1” latitud norte y 89º39’43.9” longitud oeste. Como se mencionó anteriormente, después de limpiar el terreno se detectaron a flor de tierra líneas de piedra que formaban un rectángulo de cimientos de la estructura que se denominó 3. Asimismo, se excavó de manera que se siguiera la línea de piedras, los cimientos oeste y sur se encontraban todavía bajo tierra por lo que fue interesante ver que estaban intactos al momento de la excavación, es así que se lograron identificar las cuatro esquinas y se obtuvo la información de las dimensiones de la estructura..

Esta estructura es también de forma rectangular y mide unos 6 m de largo por 4.2 m de ancho, con una orientación de 45° este. Su cimiento norte, al igual que los de las estructuras 1 y 2, sirve de muro de retención, estos cimientos tienen un grosor conocido de: cimiento norte 1 m de ancho, cimiento este de 0.5 m de ancho; cimiento sur 0.6 m de ancho y el cimiento oeste con un grosor de 1 m. Cabe agregar que al igual que en las otras estructuras, los cimientos estaban conformados por líneas de piedra, que en algunos casos se habían perdido ya sea por la acciones naturales o antrópicas.

En esta excavación de los cimientos de la estructura 3, se registraron materiales culturales en baja densidad; sin embargo, los materiales diagnósticos lograron fecharse en el Clásico Tardío, la misma temporalidad que los registrados en las demás estructuras.

LIMPIEZA Y EXCAVACIÓN DE LOS MUROS DE CONTENCIÓN

En total se lograron registrar y ubicar dos muros de contención de la terraza artificial en donde se ubican las tres estructuras registradas. El muro 1, se localiza unos 5 m al oeste de la esquina noroeste de la estructura 3. Consiste en un muro de piedras con un grosor de entre 2 y 2.1 m, con un largo de 16 m y una orientación este-oeste. De igual manera, el muro de contención 2 se localiza 10.5 m al norte de la esquina oeste del muro 1, con una orientación también este-oeste. Tiene un ancho aproximado de 2 m y un largo de 27.4 m, probablemente haya sido más largo pero las obras realizadas en el casco de la finca desde los años 50 del siglo pasado hicieron que se perdiera.

MATERIALES CULTURALES

En el sondeo arqueológico realizado en la Finca Santa Marcelina se registraron muy pocos materiales culturales. En las excavaciones del sector sur, en donde se llevaron a cabo 13 operaciones, solamente se logró registrar un objeto lítico en contexto con algunos restos de carbón muy pequeños, y no se obtuvieron muestras cerámicas. En el sector Norte, aparte de los pequeños fragmentos de cerámica y obsidiana que se logran observar en la superficie (que lo más probable sean materiales que están ahí por deposición natural, ya sea por la lluvia o el viento) no se logró tampoco registrar materiales en las siete operaciones de sondeo. En el recorrido de la elevación natural en donde se encuentra la ocupación más importante de la finca Santa Marcelina, se registró una hachuela de piedra verde. Por otra parte, de los pocos materiales, la gran mayoría se registraron en la excavación de los cimientos de las tres estructuras y en los respectivos pozos dentro de las estructuras 1 y 2.

MATERIALES DE LA ESTRUCTURA 1

(Entre los cimientos)

CUERPOS

ASAS

BASES

BORDES

LÍTICA/OBSIDIANA

TOTAL

11

3

6

8

28

Hallazgo: Se registraron dos bordes evertidos de olla, otros dos de olla, uno de cántaro y otro de cuenco. En cuanto a la obsidiana se registraron cuatro fragmentos de navajillas prismáticas, tres lascas y una lasca de raspador.

(Pozo “A”, dentro de la Estructura 1)

CUERPOS

SELLO

BASES

BORDES

LÍTICA/OBSIDIANA

TOTAL

2

1

2

5

 

Hallazgo: Se registraron dos bordes: uno de vaso y otro de de olla, en asociación a un sello con el símbolo conocido como “quincunce” (Figura 1).

MATERIALES DE LA ESTRUCTURA 2

(Entre los cimientos)

CUERPOS

ASAS

BASES/SOPORTES

BORDES

LÍTICA/OBSIDIANA

TOTAL

91

7

2

13

10

123

Hallazgo: Se registraron un cuerpo bicromo marrón/crema, tres más con restos de pintura negra. En cuanto a los bordes aparecieron tres de cuencos, seis de cántaros, tres de ollas con bordes evertidos y uno de olla. Asimismo, se registró un fragmento de base anular y un soporte de cono truncado. En la lítica se registró obsidiana (cinco navajillas prismáticas, cuatro fragmentos de lascas) y un objeto de basalto en forma rodillo pequeño de unos 5 cm.

MATERIALES DE LA ESTRUCTURA 3

(Entre los cimientos)

CUERPOS

ASAS

BASES

BORDES

LÍTICA/OBSIDIANA

TOTAL

25

15

40

Hallazgo: Se registraron dos bordes evertidos de cuenco, ocho de ollas, cuatro de cántaros y otros ocho de cuencos.

COMENTARIOS FINALES

El inmueble que fue objeto de estudio, conocido como Finca Santa Marcelina, ubicado en la zona Arqueológica de Chalchuapa, muestra evidencia clara de ocupación prehispánica en un área de su sector medio, sobre una elevación natural con una pendiente de 12.5°, que consiste básicamente en los restos de tres cimientos de estructuras domésticas y una serie de dos muros de contención de terrazas (Figura 2) construidas probablemente durante el periodo Clásico Tardío (600-900 DC), según los materiales culturales muebles asociados en el contexto de la excavación de cada una de las estructuras. Los fragmentos de cerámica, como los bordes de ollas y cuencos, las bases anulares, las asas de cantaros, los fragmentos líticos como las navajillas prismáticas, un raspador de obsidiana y una hachuela, hablan de la complejidad de este asentamiento doméstico.

El sector en donde se encuentran los vestigios arqueológicos inmuebles (estructuras y muros de contención), se definió como un área de reserva arqueológica, la cual posee una dimensión de 3,701.5228 m², equivalentes a 5,296.14 varas cuadradas, definida como un polígono cuadrangular, cuyo lado norte (mojones a-b) posee 83.23 m de largo con orientación S68° este; el lado Este (mojones b-c) tiene una longitud de 50 m, con una orientación de S1°1’ oeste, coincidiendo en el rumbo con el lindero E2-E3 del inmueble. El lado Sur (mojones c-d) mide 90.25 m con orientación N26° oeste desde el lindero este; y el lindero oeste (mojones d-a) posee una longitud de 41.9 m con una orientación de N5° este. Los mojones a, b, c y d aparecen como tales en el plano levantado para el Proyecto Sondeo Arqueológico en Finca Santa Marcelina, y además fueron ubicados en el inmueble en estudio. Cabe mencionar que la denominada Estructura 2 se encuentra dividida por el lindero E2-E3, siendo ésta compartida por el inmueble colindante, propiedad de la Planta Tropigas, según indica el plano proporcionado por los propietarios.

La revisión de los pocos fragmentos cerámicos obtenidos en todas las operaciones de sondeo ubicadas en las estructuras sugiere presencia habitacional en la zona marginal este de Chalchuapa durante el Clásico Tardío (600–900 DC). Es importante recordar que a pocos metros de la Finca Santa Marcelina, se registran varios sitios de importancia, como Finca Las Victorias al oeste, sitio arqueológico Finca San Rafael al noroeste (en donde se han localizado las bases de varias casas prehispánicas a lo largo de su límite sur), y al noreste, en la Finca El Carmen, el reciente hallazgo de vestigios arqueológicos de una estructura doméstica contemporánea con las registradas en Finca Santa Marcelina.

Es de considerar la presencia de restos arqueológicos prehispánicos en la Finca Santa Marcelina como una extensión espacial de los sitios registrados en Finca Las Victorias, San Rafael y El Carmen. En este mismo sector, Robert Sharer registró a finales de la década de los 60 del siglo pasado, unos 90 restos de cimientos rectangulares de plataformas residenciales (Sharer 1978:19). Más recientemente, cimientos de estructuras domésticas registradas en San Rafael por Fabio Amador (Amador, Garnica y Ramírez 2006) y en El Carmen por Vicente Genovez (Erquicia y Genovez 2007), cabe agregar que la temporalidad dada por los anteriores investigadores está entre el Clásico Tardío y el Posclásico Temprano. En el caso de Santa Marcelina, solamente se lograron identificar como materiales diagnósticos fragmentos conocidos del Clásico Tardío; sin embargo, bien podría haber tenido una ocupación posterior, como en el caso de los anteriores hallazgos.

La ocupación doméstica de Santa Marcelina en la zona arqueológica de Chalchuapa, a través de las estructuras registradas en esta investigación, viene a reforzar la idea de que éstas, al igual que las estructuras identificadas en El Carmen y San Rafael, forman parte de una extensión del grupo de estructuras domésticas del sitio arqueológico Las Victorias.

REFERENCIAS

Amador, Fabio E.; Paola Garnica y Rosa María Ramírez

2006        Estudio arqueológico Finca San Rafael, Chalchuapa, Santa Ana. CONCULTURA, San Salvador.

Erquicia, José Heriberto y Vicente Genovez Castaneda

2006        Informe final de actividades, Prospección Arqueológica en Finca El Carmen, Chalchuapa, Santa Ana. CONCULTURA, San Salvador.

Ohi, Kuniaki (ed.)

1998        Chalchuapa. Universidad de Estudios Extranjeros de Kyoto,  Kyoto.

Sharer, Robert

1978        The Prehistory of Chalchuapa, El Salvador, 3 volúmenes. University of Pennsylvania Press, Philadelphia.

Figura 1 Dos vistas de dibujo de sello registrado en la Estructura 1

Figura 2 Plano de estructuras y área de reserva arqueológica del sitio Santa Marcelina,

Zona Arqueológica de Chalchuapa, El Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *