Asociación Tikal

44 – LA NUEVA HISTORIA DE LA PUERTA A LAS TIERRAS BAJAS: DESCUBRIMIENTOS RECIENTES SOBRE LA INTERACCIÓN, ARQUEOLOGÍA Y EPIGRAFÍA DE CANCUEN Arthur Demarest – Tomas Barrientos, Melanie Forné, Marc Wolf y Ronald Bishop – Simposio 21, Año 2007

Descargar este artículo en formato PDF

Demarest, Arthur, Tomás Barrientos, Melanie Forné, Marc Wolf y Ronald Bishop

2008        La nueva historia de la puerta a las Tierras Bajas: Descubrimientos recientes sobre la interacción, arqueología y epigrafía de Cancuen. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.713-729. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

44

LA NUEVA HISTORIA DE LA PUERTA A LAS TIERRAS BAJAS: DESCUBRIMIENTOS RECIENTES SOBRE LA INTERACCIÓN, ARQUEOLOGÍA Y EPIGRAFÍA DE CANCUEN

Arthur Demarest

Tomas Barrientos

Melanie Forné

Marc Wolf

Ronald Bishop

Proyecto Arqueológico Cancuen

Palabras clave

Arqueología Maya, Petén, río Pasión, patrón de asentamiento, Cancuen, El Raudal, Tres Islas, registro de sitios, ruta Altiplano-Tierras Bajas, gobernante Taj Chan Ahk

Abstract

THE NEW HISTORY OF THE GATEWAY TO THE LOWLANDS:

RECENT DISCOVERIES ON THE INTERACTION, ARCHAEOLOGY, AND EPIGRAPHY AT CANCUEN

Investigations at Cancuen have been a series of surprises. The general interpretations for exchange, production, alliances, and history at Cancuen have changed each year. Now we know that the site did not begin as a commercial center but as a small outpost. A century later it converted itself into a rich and important center due to the collapse of centers to the North. This work will describe the new evidence that Cancuen’s apogee was due to elite and artisan immigrants from the North, who combined forces with King Taj Chan Ahk in the wars, alliances, and workshop production of his kingdom. It seems that these elite immigrants also brought with them the disorder and chaos of the collapse of the kingdoms upriver. Here, we present the data and investigation undertaken in 2007 to confirm, broaden, and/or refine these new interpretations.

Las investigaciones en Cancuen y en la zona fronteriza entre Alta Verapaz y Petén siguen proporcionando una serie de sorpresas (Figura 1). Al ser una región casi ausente de exploraciones anteriores, la información recabada en cada temporada hace necesario cambiar las interpretaciones generales y la reconstrucción del intercambio, producción, alianzas e historia de Cancuen. Se ha iniciado el estudio de una región de más de 14,000 km2 en la transición de las Tierras Altas y las Tierras Bajas del Mundo Maya describiendo las nuevas investigaciones y descubrimientos regionales, así como sus implicaciones sobre las rutas occidentales entre las Tierras Bajas y el Altiplano. En este artículo el enfoque será en Cancuen mismo, cuya interpretación se deriva de los nuevos datos de laboratorio y excavaciones en especial, sobre las rutas y la naturaleza de esta ciudad como puerto del intercambio interregional.

Algunos de los descubrimientos del Proyecto Regional de Cancuen han identificado nuevas alternativas, cambios y ampliaciones con respecto a las interpretaciones anteriores (Demarest y Fahsen 2003; Demarest, Barrientos y Fahsen 2006). Por otro lado, los descubrimientos en Cancuen han rebatido o cambiado profundamente algunas de las interpretaciones preliminares en cuanto a la naturaleza del sitio y sus talleres y sistemas de producción. En este corto artículo solamente será posible trazar de forma general los patrones de estos hallazgos preliminares. Otros documentos en preparación proveerán datos más detallados, incluyendo los resultados de estudios de distribución de artefactos y análisis composicional de cerámica, los cuales aún se están llevando a cabo.

En el 2007, las investigaciones y nuevos estudios se han enfocado en la cerámica y artefactos en Cancuen y los otros sitios a lo largo de las rutas de contacto e intercambio del occidente del Mundo Maya. Éstos han proporcionado evidencia suficiente para definir de manera preliminar:

  • Las rutas occidentales de transporte y comercio
  • Algunos de los sitios principales que sirvieron como nodos en el sistema
  • Los cambios temporales en las rutas acuáticas, terrestres y “puertos”
  • Algunos de los procesos y eventos que pudieron haber causado dichos cambios en las rutas y nodos
  • La estructura residencial interna de Cancuen como reflejo de la naturaleza interregional

Finalmente, la creación de una nueva base de datos sobre las amplias distribuciones de cerámica y otros artefactos, así como varios análisis de activación de neutrones, han rebatido o revertido las interpretaciones previas, revelando de mejor manera la naturaleza del sistema de producción en Cancuen, que a su vez refleja la estructura política y hegemonía en el sitio.

LOS CAMBIOS EN LAS RUTAS DE COMERCIO DEL MUNDO MAYA OCCIDENTAL: UN BREVE RESUMEN DE LOS PATRONES PRELIMINARES

Los descubrimientos, reconocimientos y excavaciones realizados en el 2007 sugieren la siguiente reconstrucción de sitios e interacciones en la región de transición Petén-Verapaz:

1000 AC a 450 DC

La evidencia aún es preliminar y se basa en los datos de cuevas y contactos especiales. Sin embargo, los estilos cerámicos encontrados hasta ahora definen contactos considerables y patrones en común a lo largo de la frontera entre Alta Verapaz y el suroeste de Petén, ya que se ha observado cerámica local de las Verapaces con modos de las esferas Mamon y Chicanel.

450 DC a 657 DC

En este periodo la ruta Maya Occidental corrió a lo largo del río Pasión hacia las Tierras Altas de Alta Verapaz y pudo haber sido controlada desde el centro de Petén, posiblemente Tikal. Esto se refleja en los sitios y la cerámica de este periodo en Alta Verapaz y la región del Pasión.

657 DC a 750 DC

Calakmul y su centro aliado Dos Pilas tomaron el control de la ruta acuática del río Pasión, estableciendo en Cancuen un centro de entrada hacia el Altiplano (Figura 2). La influencia directa sobre la ruta terrestre que atraviesa Alta Verapaz terminó, por lo que en esta zona aparecen sitios con rasgos locales y de Tierras Altas. En este periodo Cancuen fue un centro menor con cerámica y arquitectura que reflejaban influencias de Alta Verapaz y el bajo Pasión.

750 DC a 800 DC

Este fue el periodo del colapso de los centros de Petexbatun y el bajo Pasión, así como el apogeo de Cancuen bajo el gobierno de Taj Chan Ahk. Bajo este gobernante, las rutas cambiaron radicalmente entre el centro fronterizo de Cancuen y las regiones del Usumacinta y Palenque, el centro de Petén, Alta Verapaz y posiblemente la zona del Caribe y Motagua. Mientras la evidencia interregional se ha presentado en otras publicaciones, el resto de este artículo se enfocará en este último tema del desarrollo de estas nuevas rutas de finales del siglo VIII DC.

EL APOGEO DE CANCUEN Y SU HEGEMONIA DE ÉLITES SUBREALES

A finales del siglo VIII DC, los sitios principales de las regiones del bajo y medio Pasión, incluyendo la zona de Petexbatun, colapsaron debido a las guerras internas y asedios (Demarest 2006). En esta época se encuentran sistemas defensivos aún en los sitios más pequeños. Esto pudo haber facilitado el apogeo de Cancuen, por lo que este puerto fronterizo obtuvo su independencia absoluta y el control sobre el intercambio con las Tierras Altas. Además, parece que las élites subreales, y posiblemente aun reales de otros sitios de la zona del Pasión, pudieron haber llegado a Cancuen y sus alrededores.

Posiblemente así obtuvieron refugio como vasallos de Taj Chan Ahk. Esto se basa en la interpretación de monumentos históricos, arquitectura, patrones residenciales y la cerámica. La gran construcción del Palacio, la presencia de estructuras palaciegas menores y el patrón de su distribución, sugiere la creación de una hegemonía interna y regional de nobles vasallos (como Sajal, Ajaw, Aj K’ujuw o Yahaw). La evidencia epigráfica del Panel 3 y varios altares también apoyan esta hipótesis.

En base a sus rasgos naturales, Cancuen (Barrientos y Demarest 2007:624; Figura 7) se encuentra dividido por bahías y canales (posibles embarcaderos), los cuales encajan con la distribución de estructuras de élites subreales y los distintos tipos de cerámica (descritos más adelante). Dichas áreas definidas dentro del sitio pudieron haber estado bajo el control de grupos de élites subreales. Además, la evidencia epigráfica de los monumentos en Cancuen (Figura 3) y otros sitios confirman que Taj Chan Ahk actuó a través de agentes como el señor del Altar/Marcador 2, quien capturó al Ajaw de Sak W’itz y a otro señor de Machaquila. El Panel 3 muestra a Taj Chan Ahk en Machaquila, posiblemente delegando el gobierno a un Sajal y Aj K’uhun vasallos (Figura 3).

La naturaleza hegemónica de Cancuen y su división interna en zonas probablemente reflejan el periodo de colapso del Pasión y la incorporación de élites y sus cortes subreales y artesanos. Sin embargo, esta complejidad interna también corresponde a una tendencia general del final del siglo VIII DC, que puede verse en sitios como Copán, Piedras Negras, Yaxchilan, Palenque y otros centros, especialmente cerca de la ruta occidental de comercio (Jackson 2005).

Mientras tanto, la evidencia de muchos monumentos y sitios del Clásico Tardío demuestra que muchos de estos nobles subreales estuvieron involucrados en actividades artesanales como la talla de esculturas monumentales y/o la supervisión de la producción artesanal de tipo doméstico (Stuart 1989; Inomata 2004; Inomata y Triadan 2000; Aoyama 2007). La última conclusión es particularmente importante para Cancuen en donde la colocación de pequeños palacios, talleres asociados y distribuciones cerámicas sugieren una supervisión cercana de la élite en la producción de jade, pirita y otros materiales exóticos, tal como se discute más abajo.

LA GRAN RUTA DE DESVÍO DE TAJ CHAN AHK

En interpretaciones pasadas se propuso que gracias al colapso y desintegración política de la región del río Pasión, la dinastía de Cancuen entró en una etapa de apogeo, aprovechando el vacío político en la región. Este vacío permitió independizarse al reino de Cancuen y tomar control de la ruta occidental de comercio, así como incorporar a las élites y artesanos inmigrantes. Estas dos hipótesis siguen siendo bastante consistentes con la evidencia.

No obstante, se cree que la hipótesis sobre el control de la ruta del río Pasión es parcialmente incorrecta (contra Demarest y Fahsen 2003; Barrientos y Demarest 2007). Una posible alternativa ha sido sugerida por la evidencia epigráfica del Panel 3 y el Altar/Marcador 2, así como los cambios en la cerámica y la evidencia inicial de los sitios transversales. El Panel 3 confirma que Cancuen tomó control de Machaquila y Taj Chan Ahk colocó élites subreales en dicha ciudad (Demarest y Fahsen 2006).

Este evento fue claramente crucial en la historia de Cancuen. Es celebrado en la exquisita escultura del Panel 3 y el Altar 2. El titulo de Taj Chan Ahk y su heredero, Kan Maax, siempre tuvo la inusual referencia de una dinastía doble del Señor Sagrado Kuhul Ajaw de Cancuen, Señor Sagrado Kuhul Ajaw de Machaquila (Fahsen y Barrientos 2003). El control de Machaquila dio a Cancuen una ruta alterna de interacción e intercambio hacia la región de Petén en el noreste (Figura 3). Hacia el este, durante el periodo Clásico la ruta se dirigió hacia El Raudal/Tres Islas, ciudad de la fundación de la dinastía de Cancuen, sobre el rio Santa Amelia/Machaquila hacia el sitio con el mismo nombre y de aquí al centro de Petén.

Moviéndose alrededor del bloqueo de la guerra del medio Pasión, pudo dar control de la ruta occidental completa de Petén a Cancuen, mientras los reinados y sus vecinos río abajo en Pasión se desintegraban. El esplendor del reinado de Taj Chan Ahk (Demarest et al. 2006; Barrientos y Demarest 2007) estuvo basado en alguna extensión de esta nueva ruta y del monopolio sobre el intercambio del alto Pasión al centro de Petén.

Los monumentos de las élites subreales emigrantes hacia el sur y la segunda ruta descrita luego, proveyeron una de las otras causas de su apogeo que fue una nueva ruta al noroeste durante la misma época. En este tiempo los sitios de la Transversal del Norte crecieron, incluyendo Raxruha Viejo, La Linterna, Chinaja, Yalpemech, Sebol y Salinas de los Nueve Cerros. Estos sitios tuvieron monumentos del periodo Clásico, así como figurillas y cerámica con nexos a Cancuen (Bishop, et al. 2005; Dillon 1979).

Finalmente, en Cancuen mismo hay zonas específicas con cerámica y pastas de Alta Verapaz y entierros con ofrendas de las Tierras Altas (Figura 4). La más grande de estas zonas contiene un Juego de Pelota de estilo Altiplano y basureros con la concentración más grande de tipos y modos cerámicos de las Tierras Altas (Fox 1996). Aunque este tipo de materiales de Alta Verapaz se encuentran por todo el sitio, este contexto es único por su asociación a plataformas de adobe y el Juego de Pelota. Toda esta evidencia indica un incremento en la interacción e intercambio con los sitios de la Transversal del Norte durante el periodo de Taj Chan Ahk, mientras que hay una reducción en la interacción norte-sur con Alta Verapaz.

Esta evidencia, en especial los monumentos de Cancuen, también pueden reflejar la conquista de la zona transversal por parte de Cancuen, que pudo haber llegado a subyugar centros como Raxruha Viejo, La Linterna 2, Chinaja e incluso Salinas de los Nueve Cerros. Todos estos sitios tienen algunas estructuras con arquitectura de tipo de Tierras Bajas, así como monumentos, aunque la mayoría han sido saqueados y solamente quedan estelas lisas.

En el Altar/Marcador 2 de Cancuen (Figura 3) se representa a un posible vasallo de Taj Chan Ahk, quien es nombrado como “conquistador de Ajaw Sak W’itz” o “Señor de la Montaña Blanca” (Fahsen y Barrientos 2003). El lugar llamado “Montaña Blanca” puede ser el nombre de alguno de estos sitios de la Transversal, ya que todos están asociados a la presencia de las torres kársticas o mogotes que contienen cuevas en su interior.

El mayor sitio asociado a la Sierra de Chinaja es Linterna 2, en donde se encuentra una escalinata jeroglífica. Uno de los escalones menciona a un personaje llamado Sak Ajaw, por lo que sugiere que este sitio fue el conquistado por el aliado de Taj Chan Ahk. Además, la fecha en dicha escalinata es el día 4 Ajaw, que es la misma fecha dedicatoria del Panel 3, donde aparecen dos nobles subordinados de Machaquila. Con esto se podría especular que en dicha fecha Taj Chan Ahk consolidó su poder al norte en Machaquila y al sur en Linterna 2. En Cancuen, la fecha 4 Ajaw también aparece en el Altar/Marcador 3 y como glifo gigante en el Altar 4.

Toda la evidencia indica un incremento de la interacción, influencia e intercambio en un Petén creciente, probablemente desde Cancuen, durante la época más tardía del siglo VIII a lo largo de la ruta transversal oeste-este en las faldas de la sierra de Chinaja como la última cadena de montañas kársticas de las Verapaces (Figura 3). La influencia más clara y directa, incluye estructuras con arquitectura de las Tierras Bajas, monumentos Clásicos Mayas y figurillas del estilo Cancuen a lo largo de la ruta de Cancuen a Raxruha Viejo, de allí, a la Linterna y de Chinaja/Yalpemech hasta Salinas de los Nueve Cerros cercano a donde el río Salinas sigue rumbo al Altiplano.

Esto pudo haber forzado el segundo “desvío” de la ruta occidental desde Cancuen hacia el norte en la época de Taj Chan Ahk. Tal ruta pudo haber ido desde Cancuen, en la cabeza de navegación del río Pasión en el oeste, pasando entre los sitios de la Transversal del Norte de la Alta Verapaz ya “petenizados” hacia o cerca de Salinas de los Nueve Cerros. De allí, pudo haber una ruta occidental alterna a lo largo del río Salinas, más como una ruta terrestre debido a las curvaturas y rápidos del río. Esto pudo proveer acceso directo a la parte baja del Usumacinta, la zona de Palenque y aún más hacia el oeste y norte en la región del Golfo de México. Otra vez, esto pudo evitar la catastrófica guerra y bloqueo al área media y baja de río Pasión.

Esta hipótesis que propone una ruta regional alterna está soportada por los cambios en los artefactos, estuco, y patrones de asentamiento dentro del propio Cancuen. En el sitio las esculturas de estuco en este periodo reflejan algunas veces elementos estilísticos específicos muy similares a las esculturas de estuco de Palenque. Aún más significante es la presencia en grandes cantidades de una distintiva e importante cerámica Chablekal Gris Fino. Esta cerámica ha sido largamente conocida por ser importada de la región Usumacinta/Palenque hacia centros de Tierras Bajas occidentales (Bishop et al. 2005).

Conforme se genera la evidencia de Chablekal en Cancuen, presenta una variante más específica por contener gran cantidad de cromo y por las formas y modos que han sido localizados hacia el noroeste (Bishop et al. 2005; Sears y Bishop 2001). Este fue un descubrimiento sorprendente dada la increíble distancia entre sitios, la fragilidad de estas vasijas, así como por los rasgos específicos que lo identifican tanto como sus fuentes. Más sorprendente es el hecho que siendo cerámica importada, Cancuen reporta gran cantidad de estos tipos tan específicos, que en ningún otro lugar.

Es especialmente notable que este Chablekal Gris Fino de gran contenido de cromo y con tipos de pastas finas no aparecen en sitios como Altar de Sacrificios, Ceibal, Piedras Negras, Yaxchilan o los otros grandes centros de la ruta del río Pasión, aun cuando algunas de estas cerámicas aparecen en pequeñas cantidades en las ocupaciones terminales de las asediadas capitales de Petexbatun, Dos Pilas y Aguateca (Bishop et al. 2005). Estas particulares pastas Chablekal (Chicxulub Inciso y Telchac Compuesto) con cromo, distintivas formas y tratamientos de superficie en determinadas zonas, no parecen venir de la ruta ribereña Usumacinta-Pasión.

En su lugar, pudieron haber venido directamente por medio del desvío occidental durante el periodo de Taj Chan Ahk desde la zona norte de Palenque a la región de Salinas y por la vía transversal a Cancuen. Jade, pirita y otros productos exóticos producidos en Cancuen con materiales importados desde el Altiplano pudieron estar moviéndose de otras maneras por la vía transversal occidental a la ruta terrestre de Salinas. Este desvío occidental está también reflejado internamente en Cancuen con la presencia del trabajo en estuco similar al de Palenque y la presencia cerámica “naranja semi-fina” hecha localmente y que fue encontrada en conjunto donde hubo presencia de concentraciones de Gris Fino.

DISTRIBUCIÓN CERÁMICA, PATRONES RESIDENCIALES, HEGEMONÍA Y TALLERES: LA COMPLEJIDAD INTERNA DE CANCUEN DURANTE SU APOGEO

La distribución de esta cerámica foránea en el propio Cancuen y su relación con la arquitectura y talleres forman un claro patrón consistente con toda la nueva evidencia relacionada con los cambios en las rutas de comercio bajo el control de Taj Chan Ahk a finales del siglo VIII. Estos patrones son ahora más obvios debido al progreso en la base de datos cerámicos incluyendo un completo código cerámico, revisiones de estudios de pastas y su correlación con los análisis de activación de neutrones y la reinterpretación de la evidencia de su distribución por contextos de grupo en vez de por estructuras (Forné 2007; Bishop, et al. 2005).

Algunas interpretaciones anteriores fueron especulaciones preliminares fundamentadas en un mapeo realizado con base a una tipología de estructuras. Estos estudios de distribución y enumeración arquitectónica se empezaron y en algunos casos, fueron simultáneos con las primeras excavaciones de este sitio inexplorado y se realizaron sólo como un acercamiento inicial previo a un detallado mapeo topográfico profesional (Barrientos et al. 2000). Además, la densidad de las estructuras, en este sitio peninsular que forma casi una isla, hizo difícil la identificación de grupos.

Ahora, algunas de esas interpretaciones iníciales deben ser refinadas, alteradas o incluso abandonadas. Los datos cerámicos, epigráficos y reconocimientos regionales han demostrado que la ruta del río Pasión fue crucial en el periodo de dominación de Tikal en el Clásico Temprano (450-657 DC) y en el periodo de dominación de Calakmul-Petexbatun durante el Clásico Tardío (657-750 DC).

Sin embargo, ahora se sabe que el verdadero apogeo de Cancuen en el 750 al 800 DC no se debió al control de la ruta ribereña, pero sí por el colapso de la ruta del Pasión y por la creación de Taj Chan Ahk de esta nueva ruta oriental-occidental hacia el norte. De la misma manera se debe ahora modificar el entendimiento del poder, la hegemonía, complejidad interna, economía y producción en Cancuen.

Obviamente el estatus, identidad, etc, son definidos por grupos, no estructuras. Especialmente desde que las estructuras individuales en cualquier grupo Maya incluyen algunas veces una estructura mayor que es más elaborada para el patriarca, o incluso una estructura modificada (como en el Plan de Plaza 2), la estructura posterior parece de una residencia de mayor estatus cuando no es más que un reflejo integral de la misma familia extendida.

Similarmente, los estudios de distribución cerámica del 2007 muestran que las estructuras con basureros asociados que están clasificados como de “bajo estatus” debido a la mayor presencia de tipos domésticos, son obviamente parte del mismo grupo de la unidad familiar. Cocinas (como la del Palacio, L6-1) y otras estructuras de función especial en Cancuen, parecen tener un mayor o menor estatus, aunque éstas podrían ser directamente asociadas con residencias de mayor estatus (Forné 2007; Morán 2003).

Como consecuencia, la tipología estándar arquitectónica de niveles de I a V basada primariamente en plataformas, mampostería, etc, produjo correlaciones estadísticas significativas de categorías débiles y fue necesario combinar los datos de estructuras tipo I-II versus III, IV, V (Demarest, Barrientos et al. 2003), es decir, la tradicional división de “élites contra no élites” –e incluso aquellas que algunas veces no alcanzaron un significado estadístico y no se correlacionan más con los actuales datos cerámicos, especialmente con los de distribución de vajillas/pastas (Kovacevich 2006; Forné 2007).

Futuros estudios serán basados en grupos de estructuras relacionadas por su posición en la topografía del sitio, por sus artefactos y cerámica así como por sus métodos estadísticos de medir las agrupaciones de estructuras (Figura 5). La evidencia actual, aunque preliminar, conduce a nuevas interpretaciones. En este pequeño artículo se presenta de forma resumida algunos de los nuevos descubrimientos y resultados.

El Chablekal Gris Fino no se encuentra distribuido ampliamente en Cancuen, sino que un 80% está presente en unos pocos grupos: K7-24, M-10; en K8-11/12 y algunas de las estructuras del Grupo M9 (Figura 6). Todos ellos, tienen talleres asociados, están cercanos a puertos, o son adyacentes a estructuras de rango de élite o incluso al Palacio Real. Se puede mencionar varios ejemplos reportados en el sitio como el nuevo grupo encontrado en el 2007 que actualmente se sigue excavando, parece tener grandes cantidades de Chablekal y se encuentra cerca de otra área de un puerto y el Grupo M-10 ubicado cerca de pequeño palacio de N10-1 (Figura 7).

Con estudios de pastas, ahora se sabe que esta estructura de fina mampostería tiene una representación significativa de cerámica de pastas de Alta Verapaz con la segunda proporción estadística más alta. Se podría especular que el patrón interno corresponde con el regional: influencia de la Transversal/Verapaz siendo asociada con cerámicas de pastas finas (en el grupo de talleres en M10). Esto pudo haber llegado por medio de la ruta de Taj Chan Ahk, mediante la ruta del “desvío” occidental de la Transversal/Salinas).

Un escenario (al menos consistente con la presente evidencia) es que la zona de estructuras de rango y los talleres de M10/N10-1 representan una élite de la Transversal con artesanos asociados con cerámica noroccidental reflejados en el sistema de intercambio de la ruta del jade. Una conclusión más confiable es que el sistema de la producción artesanal en Cancuen es hegemónico con élites subreales supervisando los varios estados de producción artesanal, situación que sería de esperarse dada la evidencia de élites subreales, siendo ellos mismos los artesanos como se muestra en Aguateca y otros sitios (Inomata 2001; Aoyama 2007; Jackson 2005; Webster 1989). Además, el palacio subreal M9-1, el segundo más grande en Cancuen fuera del Palacio, tiene evidencia similar de la participación de las élites más altas en los estados finales de la producción de artefactos de jade (Figura 8).

No debe sorprender que estas mismas élites supervisaran los diferentes estados de producción, desde la obtención de materia prima en bruto y probablemente hasta su importación.

CONCLUSIONES DE LA HEGEMONÍA POLÍTICA, SISTEMAS DE INTERCAMBIO Y PRODUCCIÓN EN CANCUEN

Varios patrones de distribución cerámica y de artefactos y sus asociaciones con grupos específicos son ahora aparentes y/o están bajo estudio. Obviamente, este análisis debe seguir basado en grupos, no en estructuras, para relacionar áreas del sitio con influencias interregionales, con niveles de estatus y con la economía y política de Cancuen.

Preliminarmente, es aparente que el nivel de análisis de grupos de la distribución cerámica, los análisis de pasta, talleres y patrones residenciales son todos consistentes con la evidencia regional y epigráfica:

  • La estructura económica, intercambio y políticas en Cancuen fue hegemónica
  • El sitio, como la región, es una interfase y amalgama de influencias de Tierras Bajas y el Altiplano
  • El apogeo del sitio (responsable de la mayoría de su arquitectura, monumentos y ocupación) fue testigo de un reflejo interno de la nueva ruta comercial interregional y contactos del reinado del gran gobernante Taj Chan Ahk

La continuación de estudios de residencias, palacios subreales y talleres en Cancuen, examinará éstas y otras interpretaciones así como las investigaciones regionales de esta gran área inexplorada.

REFERENCIAS

Aoyama, Kazuo

2007         Elite Artists and Craft Producers in Classic Maya Society: Lithic Evidence from Aguateca, Guatemala. Latin American Antiquity, 18(1):3-26. Society for American Archaeology.

Barrientos, Tomás y Arthur Demarest

2007        Cancuen: Puerta del Mundo Maya Clásico. En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2005 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.611-628. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Barrientos, Tomás, Brigitte Kovacevich, Michael Callaghan y Lucía Morán

2000        Investigaciones en el Área Residencial Sur y Suroeste de Cancuen. En Proyecto Cancuen: Informe Preliminar No.2 Segunda Temporada (editado por A. Demarest y T. Barrientos), Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Bishop, Ronald L., Erin L. Sears y M. James Blackman

2005        A través del río del Cambio. Estudios de Cultura Maya. Vol. XXVI: 17-40.

Demarest, Arthur A.

2006        The Petexbatun Regional Archaeological Project: A Multidisciplinary Study of the Maya Collapse. Vanderbilt Institute of Mesoamerican Archaeology Volume I Nashville: Vanderbilt University Press.

Demarest, Arthur A., Tomás Barrientos y Federico Fahsen

2006         El apogeo y el colapso del reinado de Cancuen: Resultados e interpretaciones del Proyecto Cancuen, 2004-2005. En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2005 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.757-768. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur A. y Federico Fahsen

2003         Nuevos datos e interpretaciones de los reinos occidentales del Clásico Tardío: Hacia una visión sintética de la historia Pasión/Usumacinta. En XVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2002 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.160-176. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur, Tomas Barrientos, Brigitte Kovacevich, Michael Callaghan y Luís F. Luin (editores)

2003        Proyecto Cancuen: Informe Temporada 2002. Instituto de Antropología e Historia. Guatemala.

Dillon, Brian

1979        The Archaeological Ceramics of Salinas de los Nueve Cerros, Alta Verapaz, Guatemala. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Universidad de California, Berkeley.

Fahsen, Federico y Tomás Barrientos

2003        El Altar 2 de Cancuen. En Proyecto Cancuen: Informe Preliminar No.5, Quinta Temporada. Instituto de Antropología e Historia de Guatemala.

Forné, Melanie, Silvia Alvarado, Mirza Monterroso, Paola Torres y Erin Sears

2007         Sociopolitical Complexity of the Interface of the Classic Maya Highlands and Lowlands: Upper Pasion Ceramics, Artifacts, and Interregional Affiliations. Ponencia presentada en el Simposio “The Great Western Trade Route and the Rise and Fall of Classic Maya Civilization” en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Arqueología, Austin, Texas.

Fox, J. W.

1996        Playing with Power: Ballcourts and Political Ritual in Southern Mesoamerica. Current Anthropology 37: 811-821.

Inomata, Takeshi

2000        The Power and Ideology of Artistic Creation: Elite Craft Specialists in Classic Maya Society. Current Anthropology 42 (3).

Inomata, Takeshi y Daniela Triadan

2000        Craft Production by Classic Maya Elites in Domestic Settings: Data from Rapidly Abandoned Structures at Aguateca, Guatemala. Mayab 11:2-39

Jackson, Sarah

2005         Non-Royal Elites and Hierarchy: A Comparative View of Regional Variation in the Maya Lowlands. Tesis de Doctorado, Harvard University.

Kovacevich, Brigitte

2006        Reconstructing Classic Maya Economic Systems: Production and Exchange at Cancuen, Guatemala. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Universidad de Vanderbilt, Nashville, Tennessee.

Sears, Erin L. y Ronald Bishop

2001         Compositional Variability within Cancuen, Guatemala, Ceramics and Figurines. Ponencia presentada en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Arqueología, New Orleans.

Stuart, David

1989         The Maya Artist: An Epigraphic and Iconographic Study. Tesis de B.A., Universidad de Princeton, Princeton.

Webster, D.

1989        The House of the Bacabs, Copan, Honduras. Dumbarton Oaks.

Figura 1  Mundo Maya y la Frontera entre las Tierras Altas/Bajas (mapa elaborado por Marc Wolf)

Figura 2 Rutas de intercambio Calakmul/Petexbatun en el periodo 657-750 DC

 Inferior izquierda, Panel 19 de Dos Pilas

Figura 3 “Rutas del Desvío” con la dominación de Machaquila y del transversal por Taj Chan Ahk

Inferior derecha: Panel 3 de Cancuen

Inferior izquierda: Altar 2 de Cancuen

Figura 4 Juego de Pelota Norte de Cancuen (mapa elaborado por Marc Wolf)

Inferior derecha y superior izquierda: Juego de Pelota de Tierras Altas

Superior derecha e inferior izquierda: Tiestos pertenecientes a la Vajilla Verapaz

Figura 5 Algunos posibles grupos arquitectónicos y residenciales bajo estudio en 2007 y a futuro

Figura 6 Distribución esquemática del tipo Chablekal Gris Fino (mapa elaborado por Marc Wolf)

Derecha: Vasijas Chablekal de pastas con alta concentración de cromo provenientes de Cancuen

Figura 7 Área de trabajo norte (al centro)

Superior derecha e izquierda: N-10 estructura sub-real de élite

Inferior izquierda: Desecho de jade

Inferior derecha: Piso del taller de jade y algunos artefactos de jade trabajados

Figura 8 Grupo M9 con un palacio de élite subreal (M9-1, superior izquierda) y estructuras asociadas

Superior derecha: Alisador de corteza

Inferior derecha: Pulidor de orejeras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *