Asociación Tikal

35 – SOBRE LAS CRESTERÍAS Y LOS MASCARONES DE ESQUINA EN LA ESTRUCTURA 91 DE LA PLAZA DE LOS SIETE TEMPLOS EN TIKAL – James Borowicz – Simposio 21, Año 2007

Descargar este artículo en formato PDF

Borowicz, James

2008        Sobre las cresterías y los mascarones de esquina en la Estructura 91 de la Plaza de los Siete Templos en Tikal. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.556-564. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

35

SOBRE LAS CRESTERÍAS Y LOS MASCARONES DE ESQUINA EN LA ESTRUCTURA 91 DE LA PLAZA DE LOS SIETE TEMPLOS EN TIKAL

James Borowicz

Proyecto Plaza de los Siete Templos

Palabras clave

Arqueología Maya, iconografía, Petén, Tikal, Plaza de los Siete Templos, mascarones

Abstract

PLAZA OF THE SEVEN TEMPLES OF TIKAL:

AN ICONOGRAPHIC STUDY OF THE MASKS OF PALACE 5D-91

Palace 5D-91 is an exceptional case at Tikal, given its architecture and decoration. Its double façade, north and south, is decorated with anthropomorphic masks two meters high. We believe it originally could have held 16 masks. Here, we will present the iconographic study exploring the identity of the images depicted.

La Estructura 91 ocupa el lado sur de la Plaza de los Siete Templos. Se asienta sobre una plataforma substancial y se puede alcanzar ascendiendo en una escalera bastante ancha desde la Plaza Principal, y por una escalera al lado sur de la estructura que se levanta desde una plaza más pequeña. Oswaldo Gómez sugiere la posibilidad que este palacio era un portal que servía de entrada ceremonial a la Plaza de los Siete Templos. Gómez propone que las cresterías en el techo de la estructura pueden haber servido como espacios para músicos y para fogatas rituales. Es fácil imaginar una multitud en la plaza principal esperando la entrada de participantes y sacerdotes para los ritos que practicaban allí. En tamaño, esta plaza es más grande que la Gran Plaza en el centro de Tikal. La Estructura 91 habría funcionado como un fondo impresionante para el espectáculo de las ceremonias con tambores y trompetas de concha resonando en las cresterías, y el humo saliendo de las ventanas.

Con las últimas preparaciones en la Plaza Sur, la procesión habría subido los escalones, los actores principales en el rito pasarían por la puerta central, mientras otros participantes pasaban por las otras puertas adyacentes. Como la imagen dibujada en los murales de Bonampak, la escena del sacrificio, los integrantes se habrían colocado en los escalones como si fuera un escenario de múltiples niveles. Desde este punto elevado, el señor recitaba las invocaciones necesarias mientras la multitud abajo lo miraba.

En la presente versión digital se ha incluido una serie de figuras que ilustran las ideas indicadas en este trabajo (Figuras 1 a 8).

LAS CRESTERÍAS DE LA ESTRUCTURA 91

El fondo creado por la Estructura 91 es realzado por un programa de escultura de gran escala. La línea del techo lleva una serie de cinco máscaras, grandes y esculpidas, con caras antropomorfas, viendo por encima de la Plaza de los Siete Templos. Al lado sur de cada crestería hay otra máscara hacia el sur. Se pueden ver las máscaras en las cresterías desde la tierra y desde todos los puntos de la plaza. Su configuración general consiste en una cara antropomorfa, probablemente llevando un gran tocado, aunque ninguno sobrevive totalmente en ninguna. Orejeras grandes enmarcan la cara. Directamente debajo del mentón, hay un pectoral o collar hecho de tres cabezas zoomorfas, la cabeza central se ve de frente y las dos a cada lado, de perfil.

CARA NORTE

Todas las máscaras del lado norte de la estructura están en mal estado. La máscara de la Crestería A, está casi completamente destruida. Solamente partes de las cabezas zoomorfas que se encuentran en el collar, sobreviven.

En la Crestería B, la máscara también está casi totalmente destruida. Fragmentos del collar zoomorfo y un fragmento pequeño de la orejera persisten.

La máscara de la Crestería C, es la mejor preservada del lado norte, tiene la parte inferior de la cara en buena condición, la boca es de labios gruesos curvados hacia abajo. La parte inferior de la nariz y las mejillas también sobreviven. Las dos mejillas se marcan con líneas incisas, pero no está claro lo que representan. Una posibilidad es que eran en forma de “T”. La mayoría de los detalles a la derecha del rostro se han perdido, pero el zoomorfo central del collar aún perdura, así como la parte inferior de la orejera que incluye tres pendientes. A la izquierda, el zoomorfo de perfil está en buena condición.

En la Crestería D, la máscara se encuentra en peores condiciones, casi completamente destruida.

La cara antropomorfa de la Crestería E se ha perdido. Lo único que se mantiene es parte del zoomorfo central y a su derecha se puede ver la parte inferior de los tres pendientes. Igualmente algunos detalles del zoomorfo a la derecha.

CARA SUR

Como las máscaras del lado norte, ninguna está completa. En la máscara de la Crestería A, solo el nivel inferior de cantería sobrevive y los detalles son mayormente ilegibles.

En la Crestería B, la única porción que se mantiene es el zoomorfo central del pectoral y el zoomorfo del lado izquierdo. Este tiene un ojo en forma de jota, un hocico largo, y un solo diente tubular.

La máscara de la Crestería C, es la más completa del lado sur. El rostro antropomorfo se encuentra casi completo; aunque está erosionado, los rasgos son claramente visibles. La faja del tocado es la única parte que queda. Los ojos del zoomorfo central, el hocico curvado hacia abajo y un solo diente a cada lado del hocico subsisten. Porciones de cada cabeza de perfil permanecen, pero son distintas.

En la Crestería D, la máscara preserva la boca y la mejilla de la cara antropomorfa y también una porción pequeña del zoomorfo central.

La cara antropomorfa central de la máscara de la Crestería E, es sugerida por el contorno del mentón y las mejillas. Este collar o pectoral es el más completo del lado sur. El zoomorfo central es flanqueado por los triples pendientes de las orejeras. Los zoomorfos del perfil tienen los ojos en forma de jota, el hocico curvado hacia abajo, y un solo diente tubular, pero se ven leves diferencias entre los dos perfiles.

LA ICONOGRAFÍA DE LAS CRESTERÍAS DE LA ESTRUCTURA 91

En la escultura que perdura en las cresterías de la Estructura 91, hay poca evidencia clara que indique quién o qué representan estas imágenes. Sin embargo, sí parece que intentaron mostrar diferentes individuos o un individuo en varias representaciones ataviado con distintas joyas. La configuración de un zoomorfo frontal situado debajo del mentón de la figura antropomorfa y dos zoomorfos de perfil a cada lado se repite en cada crestería, pero se subraya el hecho de que, a pesar de ser en algunos casos bastante similares, cada zoomorfo es único, diferente no solo de los otros en las otras cresterías, sino también de los otros en la misma máscara.

Con los pocos detalles que permanecen en las cresterías de la Estructura 91, no hay mucho que se pueda decir definitivamente. En la totalidad de la obra de la escultura de Tikal, no hay muchas imágenes frontales que queden en el contexto de la escultura de retrato o figuras, pero las imágenes de collar o pectorales que sobreviven en las cresterías de la Estructura 91, pueden verse en las estelas del Clásico Temprano, si se transforma la vista de perfil de algunas estelas a una vista de frente.

Las criaturas zoomorfas de larga nariz con hocicos curvados hacia abajo y dientes curvados, aparecen en los collares del protagonista de las Estelas 1 y 2 de Tikal.

En otras estelas del Clásico Temprano se puede ver un solo zoomorfo mirando hacia el frente debajo del mentón del otro protagonista.

Este caso es particularmente claro en el protagonista de la Estela 2, donde se observa el zoomorfo de perfil directamente debajo de la orejera, y un segundo zoomorfo bajo del mentón. El tercer zoomorfo no es visible en la estela porque está debajo de la orejera al lado opuesto de la cabeza del protagonista. Estos zoomorfos no son idénticos a los de las cresterías, pero se relacionan en su configuración general. También se nota en la Estela 2 un elemento de decoración al lado del tocado, justo debajo de la orejera con los pendientes triples, como se ven en las cresterías. La apariencia de esta configuración de cabezas zoomorfas en los pectorales de los protagonistas de estelas, sugiere que este elemento formaba parte del vestuario ritual de los reyes de Tikal en algunos contextos. También parte del vestuario de los protagonistas las Estelas 1 y 2 de Tikal, es un tocado cuyo elemento principal es la insignia cuadripartida. Este tocado se conecta a los eventos de sangría. Desafortunadamente, ningún tocado de las cresterías perdura para indicar si este fue un elemento compartido con cualquier otra figura llevando pectoral en las cresterías.

En cuanto a las caras de los individuos representados en las cresterías, hay poco que subsiste y nada que los distinga, con la excepción de la máscara central al lado norte, que muestra evidencia de un diseño inciso en las mejillas. Es posible que las marcas en las mejillas sean en forma de “T”. Si es así, podrá ser una referencia al viento o a la deidad del viento. El símbolo en forma de “T” se asocia con el nombre Maya del día Ik, que significa viento. El símbolo de cabeza para el número tres aparece a veces con marcas en el rostro.

Como estas máscaras están parcialmente destruidas, las marcas pueden ser parte de una “T”, en cuyo caso solo se podría deducir que muchas de las representaciones de deidades llevan marcas faciales. También es común que las imágenes de los gobernantes en los monumentos esculpidos y en la cerámica policroma, muestren marcas faciales. En algunos casos estas marcas pueden ser decorativas, en otros pueden ayudar a identificar al gobernador que se disfraza de una deidad específica o que ha sido transformado en ella.

LAS MÁSCARAS DE ESQUINA EN LA ESTRUCTURA 91

Las máscaras en las esquinas de la Estructura 91 son más pequeñas que las máscaras de crestería y, por estar situadas en las esquinas de la estructura, son menos visibles desde el suelo de la plaza. Cuatro máscaras de esquina perduran en parte, pero existe la posibilidad de que hubiera máscaras adicionales en el área central de los lados norte y sur. El formato general para las máscaras se puede reconstruir usando las porciones que permanecen. Una cara central se colocaba en la esquina mirando hacia enfrente para que, si se veía desde el frente de la estructura, se viera de perfil. El rostro se enmarcaba por una orejera grande, que consistía en discos perforados, con una dimensión de tres cuartos del tamaño de la cabeza. Una cuerda o banda conectaba los discos al tocado. Debajo de la cara había un collar de discos perforados o conchas, que corría desde una orejera, debajo del mentón, hasta la otra orejera. Abajo de las orejeras, poseía pequeños zoomorfos de larga nariz vistos de perfil. Directamente encima de las orejeras, tenía discos perforados grandes, lo cual sugiere que tal vez hubiera otra cabeza que sirviera como el elemento central del tocado. Esta imagen de cabezas apiladas aparece en contextos que incluyen los incensarios y estelas.

Con los discos parece haber habido colas o plumas curvando hacia abajo y enfrente. Este elemento de cola se observa en las Estelas 31 y 40 de Tikal. A dos lados del conjunto del tocado, hay zoomorfos de nariz larga que se ven de frente; estos tienen cejas “volutas”, hocicos largos, dientes excéntricos, y volutas en las esquinas de la boca. Este arreglo entero se sitúa enfrente de una pila vertical de plumas horizontales. Cada pluma tiene una cuenta circular adjunta cerca de la base de la pluma. Este arreglo de plumas con las cuentas se ven en numerosas imágenes de estelas y dinteles del Clásico Tardío de Tikal.

LA MÁSCARA DE LA ESQUINA NORESTE

Esta máscara está en malas condiciones, poco del tocado persiste. Sin embargo, el rostro se halla bien preservado. Los ojos se sugieren con el contorno y un pequeño agujero directamente debajo del ojo derecho, que puede ser una marca facial. La nariz está completa y la boca parcialmente abierta, posee labios gruesos y varios dientes, que se pueden distinguir claramente. Es posible que hubiera un diente perforador o una lengua saliendo de la boca. Una banda sencilla rodea la cara pero no queda ningún elemento del collar, solamente porciones de cada orejera. Encima de la orejera izquierda, un segundo disco perforado se sugiere y afuera de este, se ve un elemento de cola o pluma. Ninguno de los zoomorfos de nariz larga perdura en esta máscara y solo hay algunos rasgos de las plumas horizontales.

LA MÁSCARA DE LA ESQUINA NOROESTE

Esta es la más completa de las cuatro máscaras de esquina. Los detalles generales y los contornos de la cara sobreviven. Algunos detalles de la boca se mantienen, incluyendo lo que parece ser un diente perforador y lo que quizá son barbillas en las esquinas de la boca. Una banda sencilla rodea la cabeza y se ve un collar de cuentas perforadas en forma ovalada. Debajo de las cuentas, hay un segundo curso de discos perforados. Las orejeras son discos grandes con un disco más pequeño insertado, del cual emerge una banda, conectando las orejeras al tocado. Poco de la porción superior del tocado perdura, con la excepción de un disco perforado grande que se coloca encima de la orejera izquierda. A la derecha del tocado no hay ningún disco pero se puede ver el elemento cola/pluma. Dos zoomorfos de nariz larga aparecen debajo de la cola/pluma justo afuera de la orejera. Una pila completa de nueve plumas horizontales, forman el lado derecho de la máscara. A la izquierda, solo la porción inferior queda.

LA MÁSCARA DE LA ESQUINA SURESTE

Esta máscara es la segunda más completa de la Estructura 91. Los ojos son indicados solo por unas indentaciones. Hay una línea incisa en forma de C en la mejilla a la izquierda de la nariz. La boca muestra evidencia de barbillas en la mejilla y también un diente perforador. Las dos orejeras permanecen, incluyendo la banda que las conecta al tocado.

Al lado derecho, parece que hay un pendiente de tres lóbulos al lado de la mejilla. No se repite al otro lado. En la frente hay evidencia de una faja que consiste en cuentas perforadas en forma de esferas. El collar se compone de cuentas similares. Debajo de las orejeras hay pequeños zoomorfos de nariz larga que se ven de perfil. Poco del tocado persiste. Hay un disco circular encima de la orejera derecha y un elemento de cola/pluma también con alguna evidencia de dos zoomorfos de nariz larga. Una pila casi completa permanece a la derecha, mientras a la izquierda solo la porción inferior se sugiere.

LA MÁSCARA DE ESQUINA SUROESTE

Es la que está en las peores condiciones de todas las máscaras. Nada del rostro perdura, solo una porción izquierda de la orejera. El elemento de la cola/pluma se encuentra en este lado también.

Al lado derecho, la porción inferior de la pila de plumas y la punta del hocico del zoomorfo, se mantienen.

LA ICONOGRAFÍA DE LAS MÁSCARAS DE ESQUINA DE LA ESTRUCTURA 91

Hay pocas claves de para qué servían o a quién representan estas máscaras, al igual que las de la crestería. Los detalles faciales que subsisten ofrecen un poco más de información, pero la pérdida de cualquier detalle pintado complica la identificación de estos personajes. Una de las caras posee una nariz romana muy prominente, que a menudo es una característica de la deidad solar. Otras máscaras muestran evidencia de un diente perforador y barbillas en la boca; estas características se observan también en representaciones del Dios Jaguar del Sol. En general, se sugiere que este diente perforador y la imagen de la barbilla muestran que estos individuos son deidades en vez de gobernantes. Desafortunadamente, como se menciona arriba, las máscaras carecen de cualquier información pintada y con la falta de la mayor porción de los tocados, usualmente la parte que daría más datos en los retratos, se hace imposible una identificación definitiva.

REFERENCIAS

Miller, Mary y Karl Taube

1993        An Illustrated Dictionary of the Gods and Symbols of Ancient Mexico and the Maya. Thames and Hudson, London.

Taube, Karl

1992        The Major Gods of Ancient Yucatan. Dumbarton Oaks Research Library and Collection, Washington, D.C.

Figura 1

Figura 2

Figura 3

Figura 4

Figura 5

Figura 6

Figura 7

Figura 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *