Asociación Tikal

28 – CARACTERÍSTICAS DE LA COMPOSICIÓN URBANA DE LOS SITIOS DE CALAKMUL, BALAMKU Y NADZCA’AN – Omar Rodríguez Campero – Simposio 21, Año 2007

Descargar este artículo en formato PDF

Rodríguez Campero, Omar

2008        Características de la composición urbana de los sitios de Calakmul, Balamku y Nadzca’an. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.437-457. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

28

CARACTERÍSTICAS DE LA COMPOSICIÓN URBANA DE LOS SITIOS DE CALAKMUL, BALAMKU Y NADZCA’AN

Omar Rodríguez Campero

Proyecto Arqueológico Calakmul

Palabras clave

Arqueología Maya, Campeche, urbanismo, patrón de asentamiento

Abstract

CITIES OF THE CAMPECHE PETEN: CHARACTERISTICS OF THE URBAN MAKEUP OF CALAKMUL, BALAMKU, AND NADZCA’AN

Currently, it is problematic to propose a general settlement pattern model for the various urban centers of the Maya area; in fact, it has been necessary to revisit the particular vision of case studies in order to generate research that actually answers the questions of how the ancient Maya planned and constructed the spaces where they developed their societies over a 1200-year period. I propose a comparison of the general characteristics of the cities of Calakmul, Balamku, and Nadzca’an, all of which occupied the geographic area known as the Campeche Peten, so as to analyze elements of the cities of this space.

En la actualidad resulta problemático proponer una explicación o modelo de patrón de asentamiento general para los diferentes centros urbanos que integran el área Maya, de hecho, se ha necesitado retomar la visión particular de los casos de estudio para poder generar líneas de investigación que realmente respondan interrogantes sobre la manera en que los antiguos Mayas planearon y construyeron los espacios donde desarrollaron su sociedad por un periodo de ocupación continua de más de 1200 años.

En este marco, se propone una comparación de las características generales que presentan las ciudades de Calakmul, Balamku y Nadzca’an, las cuales ocupan el área geográfica que se conoce como Petén Campechano, y así poder tener elementos de análisis que permitan caracterizar las ciudades de este espacio.

La explicación de dichas características del patrón de asentamiento de las ciudades Mayas y por consiguiente la caracterización del concepto de urbanismo, es una problemática que se ha retomando por los investigadores desde los periodos tempranos de la investigación arqueológica (Gann y Thompson 1931, Thompson 1954), hasta la actualidad, con la aplicación de nuevas tecnologías para la detección de los sitios por medio de la fotografía satelital.

Como se ha planteado en otros trabajos (Rodríguez 2000, 2007; Enríquez y Rodríguez 2005; Enríquez 2005; Carrasco y Vázquez 2007b), el diseño urbano de las ciudades que integran la frontera norte del área de Petén, presentan una configuración que aparentemente no responde a las normas preestablecidas de diseño y disposición de un conglomerado urbano como se concibe en la actualidad.

Ahora, el término urbanismo se aplica a la ordenación urbana, así como a todos los conocimientos relacionados con la construcción de ciudades o núcleos urbanos, para lo cual se proporciona una serie de modelos territoriales en sectores, donde cada uno de esos ámbitos tiene asignado un desarrollo acorde con sus aptitudes. De esta manera, el diseño urbano contemporáneo realiza la planeación física en niveles de análisis como son la región, el centro urbano, el área urbana y hasta el mismo mobiliario urbano, partiendo del hecho de que una ciudad está formada por la conjugación de tres elementos principales: el área residencial, el equipamiento urbano y las vías de circulación.

Por el contrario, el desarrollo urbano de las ciudades Mayas se caracteriza por tener una relación armónica y racional con su medio ambiente. En este contexto, la sociedad genera una cantidad de necesidades como serían las de tipo ideológico, sociales, económicas y residenciales, las cuales se plasman en el ambiente construido convirtiendo a la arquitectura en la materialización de dichas actividades. Esta relación dio como resultado lo que actualmente en urbanismo se identifica como “ciudades de crecimiento orgánico” (Morris 1984).

Dentro de esta propuesta, la planificación de la ciudad se fundamentaría en la adaptación del terreno donde se localiza el asentamiento a sus diversas necesidades, tomándose en cuenta el acceso a los diferentes recursos como sería el caso del agua, los terrenos apropiados para el cultivo, el área de cacería y las canteras, por mencionar algunos; lo cual serviría de base para la ubicación espacial de los edificios, así como la delimitación y orientación de espacios por su función o por su concepción ideológica.

Para esta presentación se compararán las características urbanas que presentan tres ciudades ubicadas en la región suroeste del estado de Campeche, a partir de los trabajos desarrollados en Calakmul (Fletcher et al. 1987; Folan 1992; Carrasco y  Vázquez 2007a, 2007b), Balamku (Carrasco et al. 1998; Boucher y Dzul 1999; Carrasco y Rodríguez 2000; Arnauld et al. 1999) y Nadzca’an (Pescador 1998). Así como por los trabajos de reconocimiento regional que han permitido caracterizar la ocupación en la zona, estableciendo las semejanzas y diferencias entre los sitios reportados (Ruppert y Denison 1943; Šprajc et al. 1996, 1997a, 1997b; Šprajc 1995, 1998, 2003, 2006; Nondédéo 2001).

Se ha incluido al final de eta plática una serie de fotografías y esquemas que representan los distintos rasgos de las tres ciudades expuestas(Figuras 8 a 20).

BALAMKU

La ciudad Maya de Balamku se ubica a 50 km en línea recta al norte de Calakmul y a 12 km aproximadamente al suroeste de Nadzca’an. Presenta una extensión aproximada de 25 ha, constituyéndose por cuatro grupos arquitectónicos dispuestos sobre una meseta kárstica que carece de drenaje superficial permanente. Su periodo de ocupación abarca desde el año 300 AC hasta el 800– 1000 AC (Boucher y Dzul 1999; Figura 1).

El Grupo Central se compone de:

  • La Plaza A que se localiza en el extremo sur ubicándose en ella una serie de montículos sin explorar, así como un Juego de Pelota.
  • La Plaza B al noroeste está formada por la Estructura VI al oeste, la Estructura IV al sur, la Estructura V al este y la Estructura I al norte.
  • La Plaza C que está integrada por la Estructura II al norte, la Estructura III al oeste y una serie de edificios aún sin explorar al sur, siendo separada de la Plaza B por la Estructura V.

El Grupo Sur se compone de cuatro plazas:

  • La Plaza A formada por la Estructura D5-5 al norte, la Estructura D5-10 al oeste y la Estructura D5-11 al sur.
  • La Plaza B está formada por la Estructura D5-5 al este, la Estructura D5-10 al sur y la Estructura D5-7 al norte.

Figura 1 Plano General de Balamku (Redibujado por el autor a partir de Nondédéo 2001)

  • En la Plaza C se encuentra la Estructura D5-4 al este y la Estructura D5-6 al sur.
  • La Plaza D se conforma de la Estructura D5-1 al este, al sur la Estructura D5-2 y la Estructura D5-3 cerrando al oeste.

El Grupo Suroeste se compone básicamente por dos estructuras que corresponden a lo que se suele llamar Conjuntos de tipo Grupo E. Por último, el Grupo Norte no ha sido intervenido arqueológicamente hasta el momento, únicamente se ha realizado un levantamiento planimétrico en el cual se pueden observar seis plazas con una serie de montículos a su alrededor, algunos de más de 15 m de altura.

NADZCA’AN

Se ubica a 12 km aproximadamente al noreste de Balamku, sobre la parte alta de un sistema de lomeríos de 200 m sobre el nivel del mar, rodeada por una superficie de 420 ha de terreno inundable (bajos). Consta de tres grupos arquitectónicos denominados: Ah Kin, Chi’ik y Bec. Su periodo de ocupación abarca desde el Protoclásico (0-250 DC) al Clásico Tardío (800-900 DC; Pescador 1998; Figura 2).

El grupo principal es el denominado Ah Kin; este grupo está dispuesto sobre una plataforma monumental delimitada por una serie de edificios que circundan una plaza de 372 m de largo que se subdivide en tres espacios separados por plataformas que ascienden verticalmente hasta llegar al edificio más grande del sitio, el Edificio 10. En este espacio se presenta la mayor concentración de elementos dedicatorios como estelas (18 de 22 registradas) y altares (11 de 26 registrados).

El segundo grupo, denominado Chi’ik, se localiza en el extremo poniente de la elevación, se compone de tres plazas delimitadas por plataformas independientes y de una pequeña Acrópolis, que se integra por 14 edificios que cierran espacios abiertos que pueden ser considerados como patios y cuyo acceso es restringido.

El Grupo Bec se ubica hacia la parte sur de la elevación, está construido sobre una plataforma arquitectónica, este conjunto muestra una serie de detalles estilísticos correspondientes al llamado estilo Río Bec que lo hacen sustancialmente diferente al resto de los conjuntos arquitectónicos de Nadzca’an. El grupo muestra un arreglo espacial a base de patios de acceso restringido ya sea mediante escalinatas o arcos. Estos patios y plazas ascienden verticalmente hasta llegar a la estructura más importante del conjunto, la Estructura 42, que se encuentra casi al centro del grupo arquitectónico y que presenta una serie de altares adosados al frente.

CALAKMUL

La antigua ciudad Maya de Calakmul se encuentra ubicada 30 km al norte de la frontera con Guatemala sobre un domo de piedra caliza de 25 km², presenta una distribución de cinco grupos arquitectónicos alrededor de una Plaza Principal que ocupa el sector central. Presenta una ocupación ininterrumpida de 12 siglos, iniciando desde el siglo IV (400 AC) hasta finales del siglo X (900 DC; Figura 3).

El corazón de la ciudad se ubica en la Plaza Central, localizándose en ella los edificios principales, así como su eje rector, la Estructura II. Esta plaza presenta dos secciones, una norte y otra al sur, vinculándose por medio de la Estructura V, y una escalera que corre en sentido este-oeste. Se delimita hacia al noreste por la Estructura VIII, el costado este se encuentra ocupado por la Estructura IV, al oeste se ubica la Estructura VI y rematando los extremos norte y sur de la Plaza Central se localizan las Estructuras VII y II respectivamente.

La Pequeña Acrópolis es un espacio urbano que se localiza al este de la Plaza Central colindando con la fachada posterior de la Estructura IV, desde donde se observan de diez a trece plazas y patios rodeados de edificios. Tiene una extensión aproximada de 250 m de largo en su eje este-oeste y 300 m en su eje norte-sur. Por otra parte, la Gran Acrópolis se desplanta al oeste de la Plaza Central, se caracteriza por presentar dos clases de espacios, uno de carácter semipúblico y otro de tipo residencial que ocupaba la élite de la ciudad.

El primero está conformado por dos plazas: la Plaza Norte y la Plaza Sur. La primera se integra  por el Juego de Pelota o Estructura XI y la Laja de los Prisioneros, al norte se delimita por la Estructura XIII y su edificio anexo; al sur colinda con el basamento que sustenta las áreas residenciales, al este presenta su punto de comunicación con respecto al área central a través de la Estructura XIV y al oeste se delimita con la Estructura XX. La segunda colinda con la anterior por medio de las Estructuras XII y XI al norte, al sur con la Estructura XVII, al este con la Estructura XV y al oeste con el basamento de las áreas residenciales.

Por otro lado, el segundo espacio de este conjunto urbano corresponde a una área residencial que está conformada por aproximadamente 70 edificios de diferentes tamaños agrupados alrededor de 17 plazas y patios, cubriendo un área de 350 m por 400 m (140,000 m²). El Grupo Suroeste se integra por una serie de edificios distribuidos alrededor de una serie de montículos de diverso tamaño que forman un cuadrángulo formando patios. Tiene una extensión aproximada de 300 m en su eje este-oeste por 400 m en su eje norte-sur con una aguada asociada, no presenta monumentos inscritos.

El cuarto conjunto urbano se denomina Acrópolis Chi’ik Naab, el cual se extiende hacia el norte de la Plaza Central a 60 m al noroeste de la Estructura VII; se desplanta sobre una plataforma de 200 m por lado cuya altura es variable debido a las condiciones del terreno, el costado sur del conjunto se encuentra delimitado por una serie de edificios dispuestos sobre una estructura alargada de aproximadamente 200 m denominada Grupo A que sirve de barrera arquitectónica, así como punto de acceso. La Acrópolis está compuesta por seis filas de edificios alineados en eje norte-sur, a excepción de dos que se alinean en eje este-oeste que se encuentran a los costados de la Estructura I (Carrasco y Vázquez 2007a, 2007b).

El último conjunto urbano se denomina Grupo Noreste, es el único que se ubica fuera de la periferia inmediata de la Plaza Central, a 900 m hacia el sector noreste y a 300 m al este del conjunto de la Pequeña Acrópolis, este grupo se constituye por dos grandes plataformas: la primera ubicada al norte que mide 68 m por 75 m y la segunda desplazada hacia el sureste de la anterior con dimensiones de 70 m por 58 m.

DISCUSIÓN

A partir de los criterios metodológicos establecidos para el registro institucional de los sitios arqueológicos (Velázquez et al. 1988) y a  los modelos de estudio propuestos a la fecha (Sanders y Webster 1988; Webster 1997; Webster y Sanders, 2001, Sanders y Price 1968; Marcus 1983, 1993; Ashmore 1991; Tate 1992; Inomata y Houston 2001; Chase y Chase 2001; Ciudad Ruiz e Iglesias 2001) los sitios se analizan desde una perspectiva basada en factores particulares de cómo sería la funcionalidad (ceremonial o administrativa), la composición interna (desarrollo del concepto de centro y periferia), o a partir de un sistema sociopolítico basado en modelos de áreas culturales diferentes (cortes reales de tipo feudal).

Ante este panorama se propone que se deben considerar a los asentamientos prehispánicos como producciones sociales que no responden a las categorizaciones occidentales de urbanismo, y analizarlas a partir de las características del sistema sociopolítico y del terreno donde se asientan. Para ello se retoma el trabajo desarrollado por Tsubasa Okoshi desde 1992 (Okoshi 1992, 1998, 2000, s.f.) sobre los sistemas sociopolíticos del siglo XVI en el norte de la península de Yucatán, como el “Cuchcabal” (Okoshi 1992:265). De este trabajo se considera importante poner en la discusión los siguientes elementos que identifica Okoshi, y que se ven reflejados en la evidencia material de los sitios arqueológicos de la región.

Figura 2 Plano General de Nadzca´an (Tomado de Pescador 1998)

Figura 3 Plano del sector central de Calakmul (Rocío Ruiz Rodarte –  Proyecto Arqueológico Calakmul)

En primer lugar, se destaca el concepto de territorio (Okoshi 1992:258), en el cual la definición física de las fronteras cedía su importancia a la relación entre gobernantes y gobernados de manera que del control ideológico resultaba el mecanismo básico de dominio por lo cual no se precisa de límites geográficos.

En segundo lugar, propone que los factores de parentesco y linaje fueron determinantes para crear, mantener y legitimar la estructura de poder; lo cual daría pauta para la realización de programas arquitectónicos que recrearan espacios naturales con recursos artificiales (montañas) y que por lo cual en su interior albergaran los restos de los ancestros (contextos funerarios de élite), ofrendas de diferentes tipos, así como otras montañas (subestructuras).

Por último, se destacaría el concepto de jerarquización de la subordinación. Originalmente Okoshi plantea que los pueblos subordinados a la cabecera tenían a su vez otros pueblos sujetos a ellos (Okoshi 1992:247). Se considera que la cohesión política se determina no en términos de fronteras físicas sino en términos del sentido de pertenencia de un grupo que comparte las mismas características ideológicas, lo que se puede considerar tanto a un nivel intransitivo (local), como intermitíos (regional).

TERRITORIO

A nivel de comparación, el concepto de territorio no se remite como en el caso de las sociedades occidentales en la propiedad y usufructo de la tierra, ya que en el caso de Balamku se tomaron en cuenta las diferentes condiciones naturales para la ubicación y posterior crecimiento de los conjuntos urbanos, para lo cual se tomó en consideración la ubicación de los diferentes recursos, como sería el caso del acceso al agua, razón por la cual se ubicaron los Grupos Norte y Central cerca de una aguada; por otra parte, para la ubicación y orientación espacial de los edificios que integran los Grupos Central y Sur se uso como punto de referencia la delimitación de las zonas de bajos inundables localizadas al oeste y este del asentamiento.

En lo que se refiere a Nadzca’an, la ubicación de la aguada a más de 5 km al noreste del sitio, hizo necesaria la creación de sistemas de captación del vital líquido en casi todas las plazas de la ciudad (chultunes). Por otra parte, en Calakmul la planificación de la ciudad presenta un manejo del entorno, ya que en el territorio circundante al domo natural se pueden identificar varias aguadas, la más grande a 2 km aproximadamente al norte del conjunto de la Gran Acrópolis, así como estar rodeado por el bajo del Laberinto. Además de presentar otras tres aguadas de menores dimensiones: Una en el costado noreste de la Estructura IV-A, así como dos más entre los conjuntos de la Pequeña Acrópolis y el Grupo Noreste.

PARENTESCO Y LINAJE

En lo que se refiere a los conceptos de parentesco y linaje, en Nadzca’an la Estructura 1 por su morfología (volumen arquitectónico y decoración) representaría la materialización de este concepto, otro ejemplo sería la Estructura 3 que funcionaba como un edificio conmemorativo porque presenta cuatro estelas sobre el edificio y dos más colocadas al frente, y enfrente de cada una de ellas, un altar. En Balamku, con la presencia de la Estructura D5-5 en la cual se localizaron dos sepulturas, una conteniendo los restos de un personaje de gran estatus para la sociedad, aunado a la volumetría de la estructura, reforzaría su lectura como “Montaña” para ese sector de la ciudad (Figura 4).

Otro ejemplo correspondería a la Estructura I del Grupo Central, en cuyo interior se localiza la Sub I-A que presenta un friso modelado en estuco cuya iconografía se enmarca dentro de las características que presentan los discursos producidos por la sociedad Maya del periodo que abarca del siglo IV AC hasta mediados del siglo VI DC.

En dicho friso  se destaca la preservación en la memoria histórica de la asociación de la figura de los gobernantes con el concepto de “Witz” o “Montaña”, generándose a partir de ello un discurso integral para la legitimización de las estructuras de poder, donde los gobernantes por medio de estas expresiones plásticas rendían veneración a los ancestros de sus linajes, estableciéndose como intermediarios entre el espacio sagrado y el profano.

Por su parte, en Calakmul los edificios que presentan estas características componen los espacios públicos sirviendo de escenario para ceremonias asociadas al culto de los ancestros, así como de legitimización y/o reconocimiento de los diferentes linajes que integraban la sociedad. El ejemplo más representativo lo constituye la Estructura II con poco más de 1200 años de actividad constructiva ininterrumpida, en este edificio se tienen registradas siete subestructuras, nueve cámaras funerarias,  como también el edificio completo más antiguo de toda el área Maya: la Subestructura II-C, que materializa este concepto de montaña debido tanto a su morfología y a la iconografía representada en su fachada, como en los edificios que integran este conjunto (Figura 5).

ÁREAS HABITACIONALES

Un elemento que siempre se analiza en la composición del patrón de asentamiento es la ubicación de las áreas habitacionales del sector de la población que sustenta a las élites, lo que se denominaría como “áreas de sustentación”. La distribución de estos elementos más que basarse en los factores económicos o en la distinción de centro-periferia, corresponderían en primer lugar a la adaptación del desarrollo urbano con la topografía del asentamiento (áreas elevadas libres de inundación, acceso a recursos como el agua, áreas apropiadas para el cultivo, recolección y cacería).

En segundo lugar, se tendría el concepto de “jerarquización de la subordinación”, en el cual no es primordial la cercanía física con el centro urbano para jerarquizar su posición en la ciudad, sino el sentido de pertenencia de estos grupos o conjuntos que comparten las mismas características ideológicas con el núcleo.

En el caso de Calakmul se observa una dispersión de las áreas habitacionales a todo lo largo de la superficie del domo natural donde se asienta el sitio, lo anterior fue visto a partir del recorrido de dos transectos de 1.50 km y 7.50 km de largo, en donde los conjuntos se componen de varios montículos organizados alrededor de patios o plazas con un espacio intermedio que varia de 100 m a 250 m entre cada uno de los agrupamientos.

Cabe destacar que se tiene presencia de conjuntos de montículos aparentemente habitacionales asociados directamente a la periferia inmediata de los cinco grupos principales. En lo que respecta al interior de los cinco grupos urbanos que integran el área nuclear, las estructuras que conforman los espacios habitacionales presentan una serie de características como son el uso de patios centrales para suministrar ventilación, y áreas comunes para diversas actividades cotidianas incluso lúdicas, además de presentar una serie de banquetas de muy variada morfología que podrían señalar una gama de actividades que van desde la recepción o convivencia, hasta las áreas destinadas para dormitorio.

En el caso de Nadzca’an, después de caracterizar los tres grupos principales, el resto de la ocupación se distribuye en una serie de terrazas que se elevan desde el área inundable hasta los inicios de la parte alta de la meseta. Estas terrazas sostienen plataformas de baja altura. Las cuales rodean tres de los cuatro extremos y aparentemente se extienden más allá de los terrenos inundables por los extremos sur y poniente; constituyendo pequeños grupos integrados por dos a cuatro montículos de mayor elevación.

En los espacios habitacionales localizados al interior de los conjuntos Chi’ik y Bec, se observaron condiciones y características similares a lo reportado en Calakmul (Figura 6). Para el caso de Balamku, el sitio cuenta con una débil densidad de edificios periféricos, y en particular en la periferia inmediata, es decir, a una distancia aproximada de 100 m de los grupos principales se encuentra casi vacía.

Los elementos registrados se dividen en tres categorías: vestigios aislados (pequeñas plataformas, muros y chultunes), plataformas naturales o arregladas que sostienen muros y cuyas trazas de ocupación (piedras de moler) sugieren la existencia inicial de construcciones simples de materiales perecederos. Y por último montículos que se organizan alrededor de patios como los edificios que integran la Plaza D de Balamku.

TEMPORALIDAD

Otro factor que es importante destacar, es la temporalidad que presentan los tres sitios. En todos los casos hay ocupaciones que se remontan a nivel arquitectónico o cerámico a partir del año 400 al 150 AC hasta el 800 o 900 DC. En el caso de Balamku, los primeros elementos arquitectónicos reportados para el Grupo Sur se fechan para el final del Preclásico Superior o inicios del Protoclásico con la edificación de la Estructura D5-11 al sur de la Plaza A y los restos de dos construcciones debajo del Edificio D5-10.

En el Grupo Central se registraron alineamientos arquitectónicos de este mismo periodo en sondeos estratigráficos realizados en la Plaza B (Operación 104; Boucher y Dzul 1999). En Nadzca’an la secuencia ocupacional inicia desde el 150 AC hasta el 800-900 DC, destacando el Grupo Ah Kin donde se registra la presencia de subestructuras correspondientes al Clásico Temprano hasta el Clásico Terminal (Figura 7).

La evidencia que se tiene de Calakmul permite registrar el desarrollo de los procesos constructivos, los cuales se pueden dividir en dos grandes periodos, el primero que ocuparía desde el siglo IV AC al siglo VI DC que se caracteriza por el empleo de rellenos compactos consistentes en piedras grandes y lodo de acolche en el sistema constructivo, la técnica de corte de los sillares es de regular calidad debido a que los muros son recubiertos por gruesos aplanados de estuco. Para este momento los programas arquitectónicos tratan de recrear elementos naturales (montañas) cruciales para sus necesidades ideológicas a partir de los recursos existentes.

El segundo momento cubriría del siglo VII al  IX DC, en el que se observan una serie de cambios tecnológicos y arquitectónicos derivados posiblemente de la escasez y/o agotamiento de los diferentes recursos materiales, lo que se refleja en la reducción del volumen de los programas constructivos, predominando la percepción de horizontalidad sobre la de verticalidad. Otro ejemplo de este proceso se aprecia en la reducción del grosor de los aplanados de estuco y el perfeccionamiento de las técnicas de corte y el uso de la piedra como mosaico para plasmar los discursos ideológicos en las fachadas y frisos de las edificaciones.

De esta forma, en un mismo sitio como Balamku o Nadzca’an se presenta la transición de un primer concepto arquitectónico que se extiende de manera uniforme a todo lo largo de la península de Yucatán, estableciéndose como un modelo que respondería a los desarrollos tempranos de las sociedades Mayas y que al paso de aproximadamente 900 ó 1000 años se transformó a partir de la necesidad de soluciones a problemáticas concretas en los llamados estilos Centro Yucatecos: Río Bec y Chenes (Potter 1977).

Figura 4 Vista general de las Estructuras II y I de Calakmul (Fotografía: Omar Rodríguez C.)

Figura 5 Estructura D5 – 5 Grupo Sur  Balamku (Fotografía: Omar Rodríguez C.)

Figura 6 Estructura 3 Grupo Ah Kin Nadzca´an (Fotografía: Omar Rodríguez C.)

Figura 7 Juego de Pelota Grupo Bec Nadzca´an (Fotografía: Omar Rodríguez C.)

REFERENCIAS

Ashmore, Wendy (ed)

1991        Lowland Maya Settlement Patterns. University of Mexico Press, Albuquerque.

Boucher, Sylvianne y Sara Dzul Góngora

1999         Proyecto Arqueológico Balamku Temporada 1994-1997. Las Secuencias Constructivas y Cerámicas del Proyecto Balamku, Campeche. Mecanuscrito entregado al Archivo del Proyecto Arqueológico Calakmul, Campeche, México.

Carrasco Vargas, Ramón, et al.

1998        Proyecto Arqueológico Balamku. Informe Técnico 1998. Mecanuscrito entregado al Consejo de Arqueología del INAH, México D.F.

Carrasco Vargas, Ramón y Omar Rodríguez Campero

2000        Proyecto Arqueológico Balamku. Informe Técnico 2000. Mecanuscrito entregado al Consejo de Arqueología del INAH, México D.F.

Carrasco, Vargas, Ramón y Verónica A. Vázquez López

2007a        Nuevas Evidencias del Clásico Temprano en el Registro Arqueológico del Reino de Ka’an.  Ponencia presenta en el XVI Encuentro de Los Investigadores del Cultura. Noviembre 8 del 2006. Universidad Autónoma de Campeche, Campeche.

2007b        Architecture and Art at Calakmul. Ponencia presentada en el Maya Meeting en la Universidad de Austin, Texas, 8 de marzo del 2007.

Ciudad Ruíz, Andrés y Ma. Josefa Ponce de León

2001        Un mundo ordenado: La ciudad Maya y el urbanismo en las sociedades Mayas antiguas. En Reconstruyendo la ciudad Maya: El urbanismo de las sociedades antiguas (editado por A. Ciudad Ruíz, M. J. Ponce de León y M. Martínez Martínez), pp:11-40. Sociedad Española de Estudios Mayas, Madrid.

Chase, Arlen F. y Diane Z. Chase

2001        El paisaje urbano Maya: La integración de los espacios construidos y la estructura social en Caracol, Belice. En Reconstruyendo la ciudad Maya: El urbanismo de las sociedades antiguas (editado por A. Ciudad Ruíz, M. J. Ponce de León y M. Martínez Martínez), pp. 95-122. Sociedad Española de Estudios Mayas, Madrid.

Chase, Diane Z., Arlen Chase y William Haviland

1990        The Classic Maya City: Reconsidering the Maya Urban Tradition. American Anthropologist 92 (2): 499-506.

Enríquez Ortiz, Amalia

2005         La antigua ciudad Maya de Calakmul: Más de 1200 años de historia a través de sus sistemas constructivos. Ponencia presentada en el XV Encuentro Internacional: Los Investigadores de la Cultura Maya, Campeche, México.

Enríquez Ortiz, Amalia y Omar Rodríguez Campero

2005        Los espacios abiertos de la antigua ciudad Maya de Calakmul: Forma y función. Ponencia presentada en el XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Fletcher, I., May Hau J., Florey Folan I. y William Folan

1987        Un análisis preliminar del patrón de asentamiento de Calakmul, Campeche, México. Centro de Investigaciones Históricas y Sociales, Universidad Autónoma del Sudeste, Campeche.

Gann, Thomas W. y John Eric S. Thompson

1931        The History of the Maya from the Earliest Times to the Present Day. C. Scribner’s and sons. New York

Inomata, Takeshi y Stephen D. Houston (ed)

2001         Royal Courts of the Ancient Maya. Westview Press, Boulder.

Marcus Joyce

1983        On the Nature of the Mesoamerican City. En Prehistoric Settlement Patterns (editado por E. Z. Vogt y R. M. Leventhal), pp.195-242. Universidad de Nuevo México y Museo Peabody de Arqueología y Etnología, Universidad de Harvard.

1993        Ancient Maya Political Organization. En Lowland Maya Civilization in the Eighth Century A.D.  (editado por J. Sabloff y J. S. Henderson), pp. 111-183. Dumbarton Oaks Research Library and Collection, Washington, D.C.

Morris A. E.

1984        Historia de la forma urbana, desde sus orígenes a la revolución industrial. Gustavo Gilli, Barcelona, España.

Nondédéo, Philippe

2001          Evolution des Sites Mayas du Sud de l´Etat du Campeche (Mexique), sur la base de deaux reconnaissances archéologiques complementaires. 2 Vol. These de doctorat de l¨Université, en Préhistoire, Ethnologie, Anthropologie. Université Paris I Panthéon-Sorbonne Centre de Recherches en Archéologie Precolombienne.

Okoshi, Tsubasa

1992        Los Canules: Análisis Etnohistórico del Códice de Calkiní. Tesis doctoral,  Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, México, D.F.

1998        Revisión crítica de la geografía política de los Mayas Yucatecos del Postclásico: La jurisdicción de Tases. En Tercer Congreso Internacional de Mayistas, Memorias. UNAM, Universidad de Quintana Roo, México.

2000        Análisis de la organización política territorial de los Mayas peninsulares del Postclásico Tardío: Una nueva perspectiva. En Los Investigadores de la Cultura Maya 8, Tomo I.  Universidad Autónoma de Campeche, Campeche, México.

s/f        Vivir con Fronteras. Espacios Mayas Peninsulares del Siglo XVI. En V Mesa Redonda de Palenque.

Potter, David F.

1977        Maya Architecture of the Central Yucatan Peninsula, Mexico. Middle American Research Institute Pub. 44, Tulane University.

Rodríguez Campero, Omar

2000        La Gran Plaza de Calakmul. Arqueología Mexicana VII (42):22-27, México.

2007    Características de la Traza Urbana en la Ciudad Maya de Balamku. Ponencia presentada en el VII Congreso Internacional de Mayistas 8 al 14 de Julio 2007 Mérida Yucatán.

Sanders, William y Barbara Price

1968        Mesoamerica: The Evolution of a Civilization. Random House. Nueva York.

Sanders, William y David Webster

1988        The Mesoamerican Urban Tradition. American Anthropologist 90 (3): 521-546.

Šprajc, Ivan

1995        Proyecto de Reconocimiento Arqueológico en el Sureste del Estado de Campeche, como parte de las funciones del INAH en el PROCEDE. Mecanuscrito entregado al Archivo de la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos, INAH, México.

1998         Informe del rescate de las estelas de Los Alacranes, Campeche (manuscrito). México, INAH, Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos.

2003         Reconocimiento arqueológico en el sureste de Campeche: Temporada de 2002. En Los Investigadores de la Cultura Maya 11, Tomo I, pp. 86-102. Universidad Autónoma de Campeche, México.

2006         Nuevos descubrimientos arqueológicos en el sur del Estado de Campeche. En Los Investigadores de la Cultura Maya 14, Tomo I, pp.156-168. Universidad Autónoma de Campeche, México.

Šprajc, Ivan, Florentino García Cruz y Héber Ojeda

1996         Proyecto de Reconocimiento Arqueológico en el Sureste del Estado de Campeche, como parte de las funciones del INAH en el PROCEDE: Informe de la Temporada julio-agosto de 1996. Manuscrito entregado al Archivo de la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos, INAH, México.

1997a         Reconocimiento arqueológico en el sureste de Campeche, México: Informe preliminar. Mexicon 19 (1):5-12.

1997b         Reconocimiento arqueológico en el sureste de Campeche. Arqueología 18(2):29-49. México.

Tate, Carolyn E.

1992        Yaxchilan: The Design of a Maya Ceremonial City. University of Texas Press, Austin.

Thompson, John Eric S.

1954         The Rise And Fall Of Maya Civilization. University of Oklahoma Press.

Velázquez Morlet, Adriana, Edmundo López De La Rosa, Ma. Del Pilar Casado López y Margarita Gaxiola

1988         Zonas arqueológicas: Yucatán. INAH, México.

Webster David

1997         City States Of The Maya. En The Archeology Of City States Cross Cultural Approaches (editado por D.H. Nichols y T.H. Charlton), pp. 135-153. Smithsonian Institution Press Washington, D.C.

Webster, David y William Sanders

2001        La Antigua Ciudad Mesoamericana: Teoría y Concepto. En Reconstruyendo la ciudad Maya: El urbanismo de las sociedades antiguas (editado por A. Ciudad Ruíz, M. J. Ponce de León y M. Martínez Martínez), pp. 43-64. Sociedad Española de Estudios Mayas, Madrid.

Figura 8 Balamku

Figura 9 Calakmul

Figura 10 Calakmul

Figura 11 Calakmul

Figura 12 Calakmul

Figura 13

Figura 14 Balamku

Figura 15 Calakmul

Figura 16 Calakmul – Acrópolis

Figura 17 Calakmul – Acrópolis

Figura 18

Figura 19

Figura 20 Balamku

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *