Asociación Tikal

17 – DE LA SELVA A LA SIERRA: INVESTIGACIONES A LO LARGO DE LAS RUTAS RIBEREÑAS Y TERRESTRES DEL OCCIDENTE – Arthur Demarest, Brent Woodfill, Marc Wolf, Tomás Barriento, Ronald Bishop, Mirza Monterroso, Edy Barrios, Claudia Quintanilla y Matilde Ivic de Monterroso – Simposio 21, Año 2007

Descargar este articulo en formato PDF

Demarest, Arthur, Brent Woodfill, Marc Wolf, Tomás Barrientos, Ronald Bishop, Mirza Monterroso, Edy Barrios, Claudia Quintanilla y Matilde Ivic de Monterroso

2008        De la selva a la sierra: Investigaciones a lo largo de las rutas ribereñas y terrestres del occidente. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.265-279. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

17

DE LA SELVA A LA SIERRA: INVESTIGACIONES A LO LARGO DE LAS RUTAS RIBEREÑAS Y TERRESTRES DEL OCCIDENTE

Arthur Demarest

Brent Woodfill

Marc Wolf

Tomás Barrientos

Ronald Bishop

Mirza Monterroso

Edy Barrios

Claudia Quintanilla

Matilde Ivic de Monterroso

Proyecto Arqueológico Cancuen

Palabras clave

Arqueología Maya, Petén, río Pasión, patrón de asentamiento, Cancuen, El Raudal, Sebol, Candelaria, registro de sitios, ruta Altiplano-Tierras Bajas

Abstract

FROM JUNGLE TO HIGHLANDS:

INVESTIGATIONS ALONG THE RIVER AND LAND ROUTES OF THE WEST

New surveys, excavations, and ceramic and epigraphic studies have demonstrated a preliminary understanding of two of the principal Maya Routes of the Peten. The first is the north-south route of the Pasion River and the Alta and Baja Verapaz towards the highlands, the Motagua, and the South Coast. This year the Cancuen Regional Project began surveys and test excavations at sites along the east-west cross route that comes from Mexico to Salinas de los Nueve Cerros, Cancuen, Sebol and onwards toward the southeastern Peten and the Caribbean. In this work preliminary results from this long-term project are presented, as well as speculations on the history and culture of these exchange routes, cultural interaction, migration, and alliances. These initial hypotheses will form the basis for the next ten years of studies of Maya routes by the Cancuen Regional Project.

El contacto y relaciones entre el Altiplano y Tierras Bajas ha sido por muchas décadas, el objeto de debates, interpretaciones y teorías (Rathje 1971), sin embargo, grandes zonas de las áreas transicionales del altiplano petenero no fueron exploradas.

El proyecto regional está investigando los sitios a lo largo de la ruta principal de comercio del mundo Maya occidental y las zonas a su alrededor (Figura 1). Es impactante que la región de aproximadamente 14000 km² comprendida desde Ceibal a Cobán (120 km de norte a sur) y de Salinas de los Nueve Cerros a Sebol (100 km de oeste a este), nunca había sido trabajada previo a los reconocimientos preliminares realizados por el Proyecto Cancuen en 1999. Aun ahora se permanece en un escenario muy preliminar y especulativo. Tomara décadas antes de que esta área sea conocida a fondo y al nivel de otras de las Tierras Bajas Mayas o la Costa Sur. No obstante, se están definiendo nuevas configuraciones arquitectónicas, asentamientos y esferas cerámicas para esta compleja zona, que forma una fase intercultural y transicional de las Tierras Bajas a las Tierras Altas.

Cancuen es por sí mismo el punto de unión entre las rutas terrestres y acuáticas de norte a sur y la comunicación transversal este a oeste. Los contactos interregionales de las Tierras Altas y Tierras Bajas de México y el Motagua, han dejado sus huellas en el registro de artefactos y patrones de residencias en Cancuen (Demarest et al. 2007a, 2007b). Hasta el momento, la cerámica y los patrones residenciales, así como sus habitantes, indican influencias que llegaron del norte de las Verapaces, de las Tierras Bajas y tal vez de distintas regiones del área baja de Tabasco. Las excavaciones y estudios de residencias, y de talleres en Cancuen, seguirán por muchos años más.

Las investigaciones de la temporada de campo continuaron hasta finales de Septiembre e iniciaron el reconocimiento, mapeo, muestreo y excavaciones de rescate de los sitios a lo largo de los ríos Pasión y Sebol. A continuación se presenta un resumen de los sitios de la Ruta Maya occidental que se está investigando (Figura 2).

DE CEIBAL A EL RAUDAL

Al sur de Ceibal se encuentran los sitios de Santa Amelia, El Mirador y Las Planchas, que fueron inicialmente explorados por el Proyecto Petexbatun de la Universidad de Vanderbilt entre 1991 y 1992 (Demarest 2006). En 2004 el equipo del Proyecto Arqueológico Regional Cancuen descubrió los sitios El Ciego y Santa Amelia, que aparentemente tienen una larga ocupación que se inicia en el Preclásico (Barrios 2006; Barrios y Quintanilla 2007). Las Planchas es un sitio perteneciente al Clásico que posee una cantera de la cual se extraían bloques para la talla de estelas. El Ciego es un sitio pequeño con una cantidad reducida de material del Clásico. Se proyecta que futuros reconocimientos hallarán muchos otros sitios en esta parte de la ruta.

EL RAUDAL

Hacia el sur (Figura 3), El Raudal fue el sitio de mayor importancia descubierto por los reconocimientos del Proyecto Cancuen en 2004 (Barrios 2006; Barrios y Quintanilla 2007). Este sitio pudo haber sido la sede de la dinastía de Cancuen/Alto Pasión durante el Preclásico, ya que es un sitio grande que abarca un área de aproximadamente 200 hectáreas² con más de 100 estructuras (Figura 3). Dado al espacio que cubre, el número de grupos, su Acrópolis y el tamaño de sus estructuras, se puede definir como un sitio mayor y el más grande entre Ceibal y Cancuen. Hay una docena de grupos arquitectónicos localizados dentro del sitio en 2007 (Tomasic, Quintanilla y Barrios 2006). Wolf continuó el mapeo del sitio y la recolección de superficie, así como el registro y limpieza de estructuras saqueadas.

El grupo de mayor tamaño en El Raudal es el Grupo A (Figura 4), que presenta arquitectura significativa. Está formado por una plataforma con estructuras de hasta 10 m de alto, con techos abovedados y cerámica fechada entre el Preclásico hasta Tepeu 2. Es probable que este haya sido el grupo arquitectónico principal en la época en que El Raudal pudo haber controlado la ruta y el centro ceremonial de Tres Islas. En el Grupo B se realizaron actividades de registro y mapeo en 2007. Este grupo tiene una Acrópolis del Preclásico Tardío, pero puede mostrar ocupaciones anteriores (Figura 3).

El Raudal era un centro mayor que participó en el desarrollo de la complejidad social que se dio durante el Preclásico Tardío en el río Pasión. Luego, posiblemente en el Clásico Temprano, participó en la expansión del control de los reinados del centro de Petén sobre la ruta de intercambio occidental. Los monumentos en las cercanías de Tres Islas relacionan esta región y la dinastía Cancuen/Alto Pasión con Tikal, y su expansión en la última parte del siglo V DC. Esta expansión también se refleja en los cambios en la cerámica y la arquitectura a lo largo del sistema del río Pasión e incluso en Petexbatun, y a lo largo de toda la ruta ribereña y terrestre hasta la región de Cobán.

TRES ISLAS

Tres Islas fue una comunidad pequeña en el Preclásico, pero un punto ceremonial importante en el Clásico Temprano. Excavaciones y estudios del Proyecto (Barrios 2006; Barrios y Quintanilla 2007) aclararon la naturaleza del sitio. Su atributo principal es que quizá fue un centro ceremonial entre el 450 y 500 DC. Allí, las tres estelas, con sus ofrendas dedicatorias, poseen rasgos del estilo Tikal-Teotihuacan. Los monumentos mencionan gobernantes de la dinastía de Cancuen con el glifo que identifica al Gobernante 19 de la sede llamada K’inich Mo’ Witz, que probablemente fuera el ahora conocido sitio de El Raudal (Fahsen 2004). Así pues, el grupo de estelas con su altar sobre una plataforma en forma de Conjunto de tipo Grupo E, pudo haber marcado la frontera de la dinastía de Cancuen, que en aquel entonces tuvo su sede en El Raudal (Figura 3). También reflejan la presencia política y cultural del centro de Petén, que estuvo presente por toda la ruta Maya del occidente al final del siglo V DC.

SAN SEBASTIÁN

Entre El Raudal y Cancuen se sitúan varios sitios que se están excavando. Estos incluyen los sitios de San Sebastián, justo al norte de Cancuen, donde posiblemente fue el verdadero inicio del sistema de navegación de los ríos Pasión-Usumacinta.

CERROS DE SAN FRANCISCO

Los Cerros de San Francisco poseen la ocupación más larga de la región, desde el Preclásico Medio hasta el Clásico Terminal (Woodfill 2007). Sin embargo, el mayor periodo de uso de las cuevas fue en el Clásico Temprano, de donde se ha recuperado una mezcla de tipos cerámicos de la esfera Chicanel Periférico y Tzakol, que se relacionan con la época de influencia del centro de Petén. Durante el Clásico Tardío, se observa en la cerámica de Cancuen una mezcla de pastas y tipos de la esfera Tepeu del Alto Pasión y del Clásico Tardío de Verapaz. Es probable que cerros y cuevas funcionaran como templos durante el Clásico Tardío en Cancuen.

CANCUEN

Siguiendo hacia el sur, se ubica Cancuen, capital del Alto Pasión en el Clásico Tardío. Desde su fundación por Calakmul en 656-657 DC, hasta su destrucción en 800 DC, su presencia cambió las rutas y la naturaleza de interacción Tierras Altas/Tierras Bajas.

SANTA ISABEL Y EL ACHIOTE

Río arriba desde Cancuen se hallan más sitios pequeños que serán explorados en el futuro (Figura 4). El sitio de Santa Isabel se compone de varias plataformas grandes y largas pero de poca altura. El Achiote y varios sitios aún sin nombre también se ubican al sur, algunos a lo largo de la parte final del río Pasión, o sea el río Sebol. Ya que el río Sebol no es navegable en su totalidad, permitió la creación de una ruta terrestre.

SEBOL

Sebol se localiza en un punto estratégico (Figura 4) definido en tres aspectos: primero, se encuentra en el punto donde el río sale de las cavernas en la Sierra de Chama, lo que tuvo importancia ideológica. Segundo, está en una ruta terrestre que llega al área de Carcha y Cobán, y que se usó en las épocas coloniales y modernas. Su tercer aspecto estratégico se define como el punto central y medio de la ruta de la “transversal” de México/Salinas hacia el Atlántico. Esta ruta se determina por la topografía y se ha identificado etnohistóricamente, incluso por su uso actual. Por su ubicación estratégica, se predijo que Sebol era un sitio grande.

El primer mapeo, recolección de superficie y excavaciones de rescate en Sebol empezó con Marc Wolf y Julio Cotom en abril y mayo de 2007, mostrando que el sitio es aún mayor de lo esperado. Cubre un área de más de 1000 hectáreas (Figura 5), con más de 200 estructuras. El sitio continúa por una distancia desconocida en todas direcciones mas allá de las zonas exploradas. Los complejos de mayor tamaño tienen plataformas de más de 6 m de altura (Figura 5), característica que se considera como muy grande para las Verapaces. También, como todos los sitios de la zona de Cancuen y la transversal de Alta Verapaz, las cuevas cercanas y los mogotes naturales o “witz” sirvieron como templos.

Julio Cotom realizó excavaciones de rescate en siete trincheras de saqueo. La pequeña muestra recuperada parece ser de la esfera cerámica del Altiplano Norte de Alta Verapaz, indicando que Sebol pudo haber marcado la frontera sur de la influencia de Petén. También es notable que cada unidad presentara bastante obsidiana y pedernal, tal vez proveniente de los talleres en Cancuen.

Estos datos preliminares sugieren que al igual que la comunidad de fray Bartolomé de Las Casas, Sebol controló un punto clave en las dos rutas: la transversal este-oeste y la ruta norte-sur que llega a San Pedro Carcha. En este sito se tiene programado un proyecto de varios años de investigación.

RAXRUHA VIEJO

Raxruha Viejo es un sitio grande en la zona del pueblo moderno de Raxruha. Estaba organizado según el patrón típico del Altiplano Norte (O’Mansky 1999). Muchas de las estructuras se adosan a cerros, con varias entradas a las cuevas desde la Plaza Principal (Figura 6). El cerro de mayor tamaño en el epicentro del sitio tiene forma de una pirámide natural, con una plataforma en el frente y una línea de altares y estelas. Este es un buen ejemplo del uso de los templos naturales de Witz de la zona de Cancuen y Alta Verapaz (Figura 7).

La evidencia cerámica encontrada por el proyecto hasta la fecha (Forné et al. 2007), indica que este sitio es del Clásico Tardío y pertenece a la Esfera Verapaz, aunque con modos decorativos y formas asociadas a sitios transversales y de las Tierras Bajas. La muestra de figurillas denota el estilo Cancuen, sin embargo, parecer ser de manufactura local. Lo interesante es que aunque la cerámica y figurillas de Raxruha siguen la línea de Cancuen, es posible que Raxruha pudiera haber sido un sitio en el límite de la frontera transversal como Sebol, La Linterna, Yalpemech y Salinas de los Nueve Cerros, que definieron una zona de interacción tal vez bajo el control de Cancuen, pero con una cultura material independiente con más elementos en común con el Altiplano de Verapaz.

LA LINTERNA Y YALPEMECH

La Linterna y Chinaja/Yalpemech son sitios de la zona transversal directamente al frente de la última cadena de cerros de Chinaja. La Linterna fue ocupado en el Clásico Tardío y tiene una escalinata jeroglífica que se espera rescatar en el futuro. Es probable que este sitio esté relacionado con la red de influencia de Cancuen y la ruta de Taj Chan Ahk a Salinas y hacia el oeste. Yalpemech posee una estela al estilo de las de Ceibal con una fecha del Clásico Terminal. Cabe mencionar que un proyecto de rescate del DEMOPRE en 2007, descubrió que Chinaja parece un sitio grande del Clásico (Putzeys et al. 2008).

SALINAS DE LOS NUEVE CERROS

Salinas de los Nueve Cerros es un sitio transversal bien conocido (Dillon 1979). Su cerámica es una combinación de diferentes áreas, tal como se ha encontrado en Cancuen. La cerámica local consiste de tipos “transversales” que muestran una mezcla de modos y pastas del Altiplano y las Tierras Bajas. También se localizan varias vasijas importadas de lugares lejanos al estilo Chipoc y la Cuenca del Pasión.

CUEVAS DE CANDELARIA

El sistema de Cuevas de Candelaria fue muy importante durante el Clásico Temprano. Se ubica debajo de los últimos cerros del Altiplano y se compone de una red de cuevas de más de 18 km que rodean el río Candelaria. Dentro de sus pasajes hay evidencia de miles de ritos, la mayoría de los cuales fueron realizados entre los años 460 y 550 DC, luego de la época de influencia de Tikal en toda la ruta (Woodfill y Monterroso 2006; Woodfill 2007). Allí, la cerámica incluye bastantes vasijas del estilo puramente Tzakol, pero la mayoría son de pastas locales.

LA LIMA

La Lima es un sitio del Clásico Tardío, compuesto por cinco plazuelas que se sitúan en la parte del río debajo del sistema de cuevas de Candelaria (Monterroso 2006). El patrón de asentamiento es muy distinto al de los otros sitios de la región, debido a que las plazuelas están separadas por cientos de metros entre ellas. Es muy posible que el objetivo era cubrir una mayor cantidad de terreno entre las últimas tres cuevas del sistema. Debido a la arquitectura presente en el sitio, se puede apreciar cierto nivel de dominio de las cuevas, las cuales fueron usadas durante el Clásico Tardío por personas provenientes de otros sitios de la zona, como punto central religioso en las Verapaces.

La cerámica del sitio pertenece a la Esfera Verapaz del Altiplano, aunque posee algunas formas y decoración típica de las Tierras Bajas. Los únicos ejemplos de cerámica Tepeu de las Tierras Bajas se hallan en las cuevas asociadas. Además de la cerámica, también se tiene figurillas que probablemente son de Raxruha y asimismo se han recuperado varias piezas de jade y pirita. En suma, el sitio refleja el cambio entre el Clásico Temprano, y sus vínculos con Petén y el Clásico Tardío, en donde sitios como La Lima fueron parte de una cultura regional de Alta Verapaz.

MUCB’ILHA

Este sitio se localiza en el centro del sistema de cuevas de Candelaria. Consiste en un solo grupo de montículos, con muestras de cerámica iguales a las de La Lima del Clásico Tardío y del estilo Verapaz, confirmando el patrón de cambio al control local de la ruta Verapaz en el Clásico Tardío (Woodfill 2007).

JULIQ’ / B’OMB’IL PEK

Estas cuevas y sitio de superficie tiene pinturas rupestres y cerámica del Clásico Temprano con una parte del estilo Tzakol, incluyendo dos cilindros trípodes con engobe negro y tapaderas con mango en la forma de un ave (Woodfill et al. 2007). A menos de 1 km de estas cuevas se encuentra un sitio de superficie: B’ombi’il Pek, también del Clásico Temprano. Comprende un pequeño patio para juego de pelota asociado con el grupo principal. Los datos de esta zona confirman el patrón de Clásico Temprano, con de una influencia directa del centro de Petén, desde la ruta de Pasión por toda la ruta terrestre de Alta Verapaz.

TRECE AGUAS / UB’UB’

Trece Aguas se ubica en un pequeño valle entre Chisec y Cobán. Aunque falta investigación formal, un reconocimiento preliminar (Woodfill et al. 2004) ha revelado figurillas distintivas del Clásico Tardío, similares a las localizadas en Cancuen, Raxruha Viejo y Salinas de los Nueve Cerros. También hay un incensario con rostro aplicado del Dios Jaguar del Inframundo y varias vasijas en miniatura, incluyendo cuencos y pequeñas cajas con tapadera que contienen navajas de obsidiana. Todo esto muestra una conexión con Cancuen que es poco usual en el Altiplano para el Clásico Tardío.

HUN NAL YE

La cueva de Hun Nal Ye se encuentra al final de las Tierras Altas, en el municipio de Carcha, Alta Verapaz (Woodfill y Monterroso 2006). Destaca la presencia de 30 vasijas pertenecientes a esferas diversas del Altiplano, desde El Salvador hasta el valle de Salamá, incluyendo tipos localizados en los valles de Guatemala y Motagua. Además tiene su famoso sarcófago miniatura de piedra, decorado con personajes y glifos. La mayor parte de los artefactos se fechan para el Clásico Temprano y, como Cancuen, este sitio parece estar en un cruce de influencias del Altiplano, Motagua y Tierras Bajas.

RESUMEN DE LA NATURALEZA DE LAS RUTAS Y DE LA INTERACCIÓN DEL OCCIDENTE DE TIERRAS BAJAS AL ALTIPLANO

La evidencia de los sitios investigados hasta el momento por el proyecto Regional Cancuen, los estudios epigráficos, la cerámica interregional y los estudios de figurillas de Sears y Bishop (Bishop et al. 2005), han creado una fuente de datos que permite observar claramente los patrones históricos y cambiantes de múltiples rutas de intercambio entre las Tierras Bajas y el Altiplano. Estas rutas sufrieron alteraciones en diferentes periodos, generando cambios en las relaciones, límites de esferas cerámicas y probables fronteras de control político.

Aunque ya por décadas se ha discutido la interacción de Tierras Bajas con el Altiplano, por primera vez está siendo definida en detalle en el sur de Petén (municipio de Sayaxche) y al norte de las Verapaces (municipio de Chisec). Con ello, se pueden presentar algunas observaciones generales con respecto a las rutas y fronteras de las Tierras Bajas y Altiplano:

  • Clara definición geográfica de fronteras y rutas de comercio (Demarest et al. 2007b)
  • Uso de las rutas de comercio en todos los periodos. De acuerdo a un estudio etnohistórico de todas las fuentes mayores de información, realizado por Matilde Ivic (2007), estas mismas rutas fueron usadas en el Postclásico y en la época Colonial, y siguen siendo las mismas usadas hoy día mediante las dos carreteras principales
  • La franja transversal define un límite entre la Tierras Bajas y el Altiplano, y la ruta principal desde México hacia el Caribe y el Motagua
  • La ruta más importante es la norte-sur, que va de Petén al Altiplano. Inicia en Ceibal (moderno pueblo Sayaxche) y corre a lo largo del río Pasión hacia Cancuen (cerca de Raxruha), y de allí por tierra a lo largo de las dos rutas naturalmente definidas por valles

CONCLUSIONES: LAS RUTAS Y SU HISTORIA

Los patrones cronológicos y cambios en las fronteras también son claros, y se basan en la evidencia epigráfica, los patrones de asentamiento, la cerámica de Cancuen y los demás sitios (Figura 8). Los patrones observados hasta el momento son:

PRECLÁSICO MEDIO AL TARDÍO

Evidencia muy limitada que indica la presencia e influencia de cerámica Mamon/Chicanel que se extiende de Tierras Bajas hasta las rutas de la Verapaz.

CLÁSICO TEMPRANO

Entre el 450 y 500 DC las influencias y/o dominio político y económico del centro de Petén (probablemente Tikal) llegó a la ruta ribereña del Pasión y la ruta terrestre Verapaz hasta cerca de Cobán (Hun Nal Ye). Este gran cambio se muestra en la evidencia epigráfica, arquitectónica y cerámica de Tres Islas, El Raudal, Punta de Chimino, cuevas de San Francisco/La Caoba, cuevas de Candelaria y Alta Verapaz y sitios de superficie hasta Cobán. El estilo de la esfera Tzakol se ubica por toda la ruta.

PRIMERA MITAD DEL CLÁSICO TARDÍO (650–700 DC)

En 656/657 DC, la dinastía de Calakmul estableció un centro en la cabeza de navegación de Cancuen y, en los siguientes años, tomó control del sistema ribereño completo, como se puede ver en la conquista de muchos centros (por medio de su vasallo, Dos Pilas), de acuerdo a los monumentos esculpidos. Con la fundación de Cancuen todo cambió, ya que delimitó la frontera transversal y las influencias cerámicas peteneras desaparecieron en la Verapaz. Los rituales en cuevas y oratorios otra vez fueron locales, siendo el último patrón que sigue evidenciado hasta hoy.

FIN DEL CLÁSICO Y EL APOGEO DE CANCUEN (750–800 DC)

Un último florecimiento en la zona ocurre con el colapso de la alianza con Calakmul en el occidente, con la derrota de El Perú en 743/744 DC, la destrucción de Dos Pilas y el caos de guerra que le siguió. La hipótesis que se ha trabajado desde hace varios años es que la prosperidad del reino de Taj Chan Ahk en Cancuen está asociada a la incorporación de élites sub-reales huyendo de los centros de Petexbatun, Pasión y Usumacinta (Demarest et al. 2007b). Esto explicaría la construcción de un palacio demasiado grande para el sitio, así como la existencia de varios complejos de estructuras de rango y ceremoniales en el epicentro y periferia del sitio. Estas élites sub-reales también fueron representadas en los monumentos como agentes de Taj Chan Ahk en la conquista y administración de otros sitios.

Otro capítulo de este volumen describe cómo el apogeo de Taj Chan Ahk en Cancuen pudo estar asociado a la creación de nuevas rutas de comercio que evitaron el caos de las regiones Petexbatun y el medio Pasión. La conquista de Machaquila en el oriente creó otra ruta al centro de Petén y una conquista o alianza con Salinas de los Nueve Cerros, así como los otros sitios de la carretera Transversal del Norte al oeste, pudieron haberlo hecho hacia las regiones del bajo Usumacinta, Palenque y el Golfo de México. El impacto de una nueva ruta occidental se evidencia en Cancuen en el estilo de los fragmentos de estuco y especialmente con la cerámica de algunas zonas residenciales (Bishop et al. 2005). Estas zonas tuvieron pequeñas estructuras de mampostería y fueron probablemente controladas por élites sub-reales y sus artesanos (Demarest et al. 2007a).

COLAPSO DE CANCUEN (800 DC)

Finalmente, el rápido y violento colapso de Cancuen en 800 DC refleja de alguna manera la tremenda importancia estratégica de Cancuen como reinado y como blanco de rivalidad con otros centros. Con el colapso de Cancuen, la ruta occidental de comercio, tanto por el río como por tierra, desapareció, los asentamientos y la complejidad sociopolítica se redujeron a las regiones del alto Pasión y las Verapaces. Sin embargo, las rutas siguieron en uso hasta el presente, pero sin mayor ocupación hasta el siglo XX.

PERSPECTIVAS FUTURAS

La próxima década de investigaciones en esta zona refinará, modificará e incluso hasta reemplazará estas hipótesis preliminares. Cualquiera que las conclusiones finales sean, lo importante es que por primera vez se están investigando las fronteras de Altiplano y las Tierras Bajas Mayas. También es la primera vez que se estudian los mecanismos y la naturaleza e impacto de interacciones entre la selva y la sierra.

REFERENCIAS

Bishop, Ronald L., Erin L. Sears y M. James Blackman

2005        A través del río del cambio. Estudios de Cultura Maya 26:17-40.

Barrios Villar, Edy Alejandro

2006        Tres Islas: Un puesto de control comercial en el río Pasión. Seminario, Centro Universitario de Petén, Universidad de San Carlos, Guatemala.

Barrios, Edy y Claudia Quintanilla

2008        Tres Islas: Un pequeño e importante centro de comercio de las Tierras Bajas en el río Pasión, Sayaxche, Petén, Guatemala. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía). Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur

2006        The Petexbatun Regional Archaeological Project. A Multidisiplinary Study of the Maya Collapse. Vanderbilt Institute of Mesoamerican Archaeology Series, Vol.1, Vanderbilt University Press.

Demarest, Arthur, Brent Woodfill, Tomas Barrientos, Mirza Monterroso y Federico Fahsen

2007a        La ruta Altiplano-Tierras Bajas del Occidente, y el surgimiento y caída de la civilización Maya del Clásico. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.27–44. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur, Tomas Barrientos, Melanie Forne, Marc Wolf, Ron Bishop, Claudia Arriaza, Waleska Belches y Jose Luis Garrido

2007b         La nueva historia de la puerta a las Tierras Bajas: Descubrimientos recientes sobre la interacción, arqueología y epigrafía del sitio Cancuen. Ponencia, XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Dillon, Brian

1979        The Archaeological Ceramics of Salinas de los Nueve Cerros, Alta Verapaz, Guatemala. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, University of California, Berkely.

Fahsen, Federico

2004        Los monumentos de Tres Islas: Nuevos datos e interpretaciones sobre la dinastía de Cancuen en el periodo Clásico Temprano. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Temporada 2003 (editado por A. Demarest, T. Barrientos, B. Kovacevich, M Callaghan, B. Woodfill y L. Luin), pp.605–615. Guatemala.

Forné, Melanie, Silvia Alvarado, Mirza Monterroso, Paola Torres y Erin Sears

2007        Sociopolitical Complexity of the Interface of the Classic Maya Highlands and Lowlands: Upper Pasion Ceramics, Artifacts, and Interregional Affilitons. Ponencia, Simposio “The Great Western Trade Route and the Rise and Fall of Classic Maya Civilization”, Reunión Anual de la Sociedad Americana de Arqueología, Austin, Texas.

Ivic de Monterroso, Matilde

2007         Las posibles rutas de transporte y comercio entre las Verapaces y Petén durante el Clásico, Postclásico y los primeros siglos de la Época Colonial. Reporte.

O’Mansky, Matt

1999        Mapeo y reconocimiento dentro y alrededor de Cancuen. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Preliminar No.1–Primera Temporada (editado por A. Demarest y T. Barrientos), pp.17–33. Guatemala.

Monterroso, Mirza

2006         El sitio arqueológico La Lima, Chisec, Alta Verapaz, durante el Clásico Tardío (600-900 d.C.). Tesis de Licenciatura, Área de Arqueología, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

Putzeys, Yvonne, Cindy Flores y Edgar Telón

2008        Primer reconocimiento arqueológico en la Sierra Chinajá, Chisec, Alta Verapaz. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía). Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Rathje, William

1971         The Origin and Development of Lowland Classic Maya Civilization. American Antiquity 36:275–285.

Tomasic, John, Claudia Quintanilla y Edy Barrios

2006        Investigaciones arqueológicas en El Raudal: Temporada 2004. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Temporada 2004-2005 (editado por T. Barrientos, A. Demarest, L. Luin, C. Quintanilla, E. Mencos y B. Woodfill), pp.533–548. Guatemala.

Woodfill, Brent

2007         Shrines of the Pasion-Verapaz Region, Guatemala: Ritual and Exchange along an Ancient Trade Route. Tesis de Doctorado en Filosofía, Universidad de Vanderbilt, Nashville.

Woodfill, Brent y Mirza Monterroso

2006        Investigaciones espeleológicas en las Cuevas de Candelaria, Temporadas 2004 y 2005. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Temporada 2004-2005 (editado por T. Barrientos, A. Demarest, L. Luin, C. Quintanilla, E. Mencos y B. Woodfill), pp.697–724. Guatemala.

Woodfill, Brent, José Hurtado, Álvaro Ramírez y Carlos Girón

2004        Reconocimiento en el sitio Ub’Ub’. En Proyecto Arqueológico Cancuen, Informe Temporada 2003 (editado por A. Demarest, T. Barrientos, B. Kovacevich, M Callaghan, B. Woodfill y L. Luin), pp.687-690. Guatemala.

Figura 1 Mundo Maya y la Frontera entre las Tierras Altas/Bajas (mapa elaborado por Marc Wolf)

Figura 2 Algunos sitios y zonas de investigación del Proyecto Regional Cancuen (2004-2012)

Figura 3 Sitio El Raudal (mapa elaborado por Marc Wolf)

Izquierda: Ubicación relacionando Tres Islas y la ruta de Pasión

Superior derecha: Algunas zonas de arquitectura mayor en El Raudal

Inferior derecha: Acrópolis del Grupo A

Inferior izquierda: Grupo B

Figura 4 Rutas Oeste-Este de la “Transversal” (mapa elaborado por Marc Wolf)

Figura 5  Sebol

Superior: Áreas de ocupación y grupo residencial

Inferior Izquierda: Un grupo residencial de Sebol

Inferior derecha: Recreación de esta área de Sebol

Figura 6 Raxruha Viejo

Izquierda: Raxruha Viejo (mapa elaborado por Matt O’Mansky)

Derecha: Witz como templo con plataformas y estelas, Raxruha Viejo

(Dibujo elaborado por Luis F. Luin)

Figura 7  Witz con cuevas:

Izquierda: Templo 1 de Tikal

Derecha: Mogote natural con cuevas de la Sierra Chinaja y la “Transversal”

Figura 8 Rutas y sus cambios en la zona Pasión/Alta Verapaz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *