Asociación Tikal

05 – ¿A QUIÉN ESTÁ ASOCIADO?: LA PRODUCCIÓN ARTESANAL DOMÉSTICA DE BIENES DE ESTATUS EN LA CUENCA MEDIA DEL RÍO MOTAGUA – Erick T. Rochette y Mónica Pellecer – Simposio 21, Año 2007

Descargar este articulo en formato PDF

Rochette, Erick T. y Mónica Pellecer

2008        ¿A quién está asociado?: La producción artesanal doméstica de bienes de estatus en la cuenca media del río Motagua. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.57-75. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

5

¿A QUIÉN ESTÁ ASOCIADO?: LA PRODUCCIÓN ARTESANAL DOMÉSTICA DE BIENES DE ESTATUS EN LA CUENCA MEDIA DEL RÍO MOTAGUA

Erick T. Rochette

Mónica Pellecer

Pennsylvania State University y Universidad de San Carlos de Guatemala

Palabras clave

Arqueología Maya, Oriente de Guatemala, cuenca media del río Motagua, jade, jadeíta, producción de objetos de jadeíta

Abstract

TO WHOM IS IT ASSOCIATED? DOMESTIC CRAFT PRODUCTION OF PRESTIGE GOODS IN THE MIDDLE MOTAGUA RIVER

Carved jadeite objects were highly valued as prestige goods and had a vital role within the political economy of all Prehispanic Mesoamerican civilizations, including the ancient Maya. In spite of this importance, we know little about how this production was organized. Recent excavations and surveys in the Middle Motagua Valley are being utilized to debate the role of domestic craftsmen in the production and distribution of prestige jadeite goods. This study demonstrates that simple typological models are insufficient and can also hinder the description and understanding of the role of domestic craft production within the Prehispanic political economy.

La producción doméstica artesanal de bienes de estatus y subsistencia formó la base de la política económica de la mayoría de sociedades preindustriales, incluyendo sociedades prehispánicas Mesoamericanas. Su organización varió según factores políticos, culturales y ecológicos. Arqueólogos mesoamericanos resaltan estas diferencias contrastando la producción entre dos clases de bienes: los utilitarios y los bienes llamados de prestigio o de estatus. A menudo, esta dicotomía se basa en suposiciones sobre la estructura política y las relaciones de poder de las sociedades prehispánicas de Mesoamérica y no en la evidencia empírica de la producción artesanal. Como tradicionalmente se argumenta, las élites buscaron controlar la producción y distribución de bienes de estatus, no así los bienes de subsistencia o bienes utilitarios. Por ejemplo Takeshi Inomata (2001), declara que el “sistema de producción de los antiguos Mayas contrasta con muchas otras sociedades complejas, en donde artesanos no elitistas producían bienes de prestigio”.

Recientes investigaciones arqueológicas en el área Maya demuestran que se necesita reconsiderar estas propuestas. La evidencia indica que la organización de la producción de bienes de estatus fue más variada de lo que previamente se creyó, y que una simple dicotomía entre los sistemas de producción de bienes de estatus y los sistemas de bienes de subsistencia no permite un completo entendimiento de las economías prehispánicas. Este trabajo presenta evidencia sobre la producción doméstica no-élite de jadeíta y de otros bienes de estatus, producidos por especialistas independientes en La cuenca media del río Motagua, departamento de Zacapa, Guatemala.

EL ROL DE LA PRODUCCIÓN ARTESANAL Y LOS BIENES DE ESTATUS EN EL ÁREA MAYA

Arqueólogos han reconocido que a menudo las élites buscaron mantener e incrementar su poder por medio del control de la producción y/o distribución de bienes o recursos valiosos o necesarios. Algunos estudios se han enfocado más en definir el papel de la élite en el control de la distribución e intercambio y la organización de la producción dentro de entidades políticas o sociedades particulares. Esto puede resultar de la noción que el control de la distribución de recursos escasos o valiosos, es la base por la cual el rango social y estratificación social sostienen las sociedades agrarias. Sin embargo, aun en sistemas en donde el control de la distribución es vital para mantener la desigualdad, la organización del sistema de producción sigue siendo importante para el entendimiento de la naturaleza de poder político.

Muchos mayistas han enfatizado el rol de las élites en la producción y la distribución de bienes de estatus. Usualmente, estos argumentos se han sostenido por pequeñas muestras y suposiciones sobre la naturaleza del control de poder político, en vez de la evidencia de producción de bienes de estatus, que a menudo es difícil de ubicar.

Los problemas también son causados por un entendimiento incompleto del rol y características de los bienes de estatus en el área Maya. A menudo el énfasis se enfoca en la materia prima del cual se producen bienes de estatus, en vez de las características estilísticas. Por cierto, bienes de estatus hechos de jadeíta tuvieron un alto valor en el mundo Maya y más allá, pero no todos los artefactos de jadeíta fueron tratados con la misma reverencia, o utilizados en los mismos contextos. Para el valle de Copan, Scott Zeleznik (2002) concluye que, aunque la jadeíta es encontrada con mayor frecuencia y con mayor elaboración estilística en contextos elitistas, bienes de jadeíta se hallan en todos los niveles jerárquicos de la sociedad. Así, mientras la jadeíta era una materia prima de importancia simbólica, su uso no se restringía a las élites.

Richard Lesure (1999) ha sugerido que se haga énfasis en el entendimiento de como se utilizaban diferentes artefactos producidos de la misma materia prima, qué tipo de relaciones sociales generaba y de qué manera los diferentes tipos particulares se valoraban. Aunque tal comprensión de los bienes de estatus está más allá de los objetivos de este trabajo, reconocer la diversidad de uso de los artefactos de jadeíta demuestra que llamarlos simplemente bienes de estatus falla al capturar su rol en la sociedad Clásica Maya.

Este reconocimiento conlleva a examinar las implicaciones de cómo las elites quizá trataron de controlar la jadeíta en materia bruta y la producción de artefactos terminados. Se ha dependido de modelos tradicionales de especialización hasta hace poco, para avanzar en la comprensión sobre cómo las unidades domésticas pudieron encajar la producción artesanal a su círculo doméstico. Pero investigaciones arqueológicas recientes en la cuenca media del Motagua proveen un modelo alternativo para la organización prehispánica de producción de bienes de estatus a lo largo de los periodos prehispánicos.

LA CUENCA MEDIA DEL RÍO MOTAGUA

La cuenca media del río Motagua está localizada hacia el este-centro de Guatemala y generalmente es considerada como una extensión hacia el sureste de la zona de las Tierras Bajas. Actualmente, la región es la única fuente de jadeíta reconocida hasta el momento, que ha sido explotada desde épocas prehispánicas mesoamericanas. Existen afloramientos de jadeíta en las montañas que rodean el valle, y las rocas y cantos rodados de jadeíta pueden encontrarse en el río Motagua y sus tributarios. El trabajo realizado por Gary Rex Walters (1980, 1982) en la cuenca media del río Motagua es el más extensivo publicado hasta hoy. Sus datos indican que el valle fue ocupado desde el Preclásico Temprano hasta el Postclásico Tardío. Walters sostiene que fue un sistema segmentado de producción de artefactos de jade, donde talleres simples en sitios pequeños pasaban materia prima o parcialmente trabajada a sitios de mayor rango con talleres más complejos, quienes hacían las últimas partes de la producción en los artefactos finales; los talleres más complejos se asocian con los centros del más alto rango (Figura 1).

Figura 1

A pesar de la importancia de estos descubrimientos, solo se tiene una vaga descripción de la industria de tratamiento de jadeíta en la cuenca media del río Motagua. Investigaciones arqueológicas mejor enfocadas y más rigurosas tendrán el potencial de producir datos importantes sobre la estructura de la industria local de tratamiento de la jadeíta.

MÉTODOS DE CAMPO Y ÁREAS DE ESTUDIO

A finales del año 2005 se llevó a cabo un programa de reconocimiento y excavación arqueológico en la cuenca media del río Motagua, centrándose en el bajo del río Lato. El enfoque fue volver a sondear el área reconocida por Walters para obtener mejores datos relacionados con la organización de la producción de artefactos de jadeíta en el área.

En la presente versión se ha incluido una serie de esquemas y fotografías que apoyan las ideas planteadas en este trabajo (Figuras 6 a 19).

RESULTADOS DE SONDEO

Se ubicaron y recolectaron artefactos en un total de 32 sitios, aproximadamente en un espacio mayor de 10 km² (Figura 2); en todos los sitios se registró evidencia de producción de artefactos de jadeíta. Los sitios y estructuras más grandes se encuentran en el bajo río Lato (Figura 3). Se seleccionaron siete áreas de producción de artefactos de jadeíta para realizar excavaciones de prueba (cinco en Guaytán y dos en Magdalena I); estas excavaciones se describirán más adelante.

La evidencia de producción de jadeíta en el sitio Vargas IIA está asociada con un núcleo de arquitectura monumental que se localiza bastante destruido debido a saqueos y construcciones modernas. Cerámica procedente del sitio muestra ocupación desde el Preclásico Tardío hacia el Clásico Tardío e incluye cerámica importada tipo Usulután y lo que parece cerámica local imitando el tipo Usulután (Craig Goralski, comunicación personal 2006). En el sitio se recobró material de todas las fases de producción de cuentas de jadeíta, así como evidencia de la producción de cuentas de otros tipos de piedras (Tabla 1).

Tabla 1. Recolecciones de superficie – Vargas IIA

Desechos de jade

124

Cuentas de jade

6

Cuentas parciales de jade

52

Núcleos de cuenta de jade

2

Fragmentos pulidos de jade

4

Tallados de calcedonia

1

Cuentas de piedra desconocida

3

Cuentas parciales de piedra desconocida

3

Concentrado hacia el suroeste y oeste del sitio Vargas III se registró una dispersión extensa de lascas de jadeíta. El sitio consiste en 12 estructuras distribuidas hacia el sur a lo largo de las laderas de la montaña, situada hacia el norte del río Motagua. Evidencia de la producción de bienes de jadeíta (Tabla 2) estaba asociada a las estructuras menores del sitio. Se desconoce la función de estas estructuras, pero aparenta ser un grupo residencial.

Tabla 2. Recolecciones de superficie – Vargas III

Desechos de jade

405

Cuentas parciales de jade

5

Fragmentos perforados de jade

2

Fragmentos pulidos de jade

6

Pedazos grandes de jade

6

Martillos de jade

1

Tallados de calcedonia

6

El sitio Magdalena I se compone de un grupo de estructuras elitistas, en la parte más norte del sitio Magdalena (Figura 4). El sitio Magdalena I consiste en más de 25 estructuras distribuidas sobre el banco del río Lato. Se localizó evidencia de producción de artefactos de jadeíta en las periferias este y oeste del sitio (Tabla 3). Lascas de jadeíta en la parte este del sitio estaban asociadas con dos estructuras bajas sin función determinada y a la Estructura 3, que alcanza los 2 m de alto en forma rectangular, siendo una estructura multi-habitacional. Desechos de producción de jadeíta fueron ubicados también atrás y asociados con dos estructuras multi-habitacionales hechas de piedra. El grupo entero fue probablemente un área residencial y ceremonial elitista.

Afuera del valle del río Lato, la concentración más grande de desechos de jadeíta fue encontrada en el sitio del KM 93-I (Tabla 4). Con excepción de cuatro estructuras bajas, el sitio ha sido nivelado para cultivos de sábila. Según las descripciones de Feldman et al. (1975) y Hammond et al. (1977), Walters (1982) e informantes locales, el lugar estaba compuesto por dos grupos de estructuras con funciones domésticas no elitistas. La Tabla 5 resume el total de todos los artefactos líticos recolectados de superficie.

Tabla 3. Recolecciones de superficie – Magdalena I

Desechos de jade

187

Cuentas preformas de jade

1

Núcleos de cuentas perforados de jade

1

Fragmentos pulidos de jade

1

Fragmentos cortados de jade

2

Pedazos grandes de jade

4

Martillos de jade

1

Tallados de calcedonia

13

Tabla 4. Recolecciones de superficie de KM 93-I

Desechos de jade

810

Cuentas parciales de jade

2

Núcleos de cuentas perforados de jade

3

Fragmentos pulidos de jade

1

Fragmentos cortados de jade

2

Pedazos grandes de jade

4

Tallados de calcedonia

5

Figura 2

Figura 3

Figura 4

RESULTADOS DE LAS EXCAVACIONES

Las excavaciones de prueba se enfocaron en áreas con evidencia de producción de artefactos de jadeíta en la periferia sur del sitio de Guaytán, así como en el sitio de Magdalena I. Desafortunadamente, cuatro de estas pruebas no mostraron una cantidad significativa de artefactos de jadeíta o alguna otra producción artesanal.

Tabla 5. Recolecciones de lítica de superficie de todos los sitios

Desechos de jade

3,350

Cuentas completas de jade

5

Cuentas parciales de jade

20

Cuentas preformas de jade

12

Fragmentos perforados de jade

3

Núcleos de cuentas de jade

7

Fragmentos pulidos de jade

40

Fragmentos cortados de jade

10

Martillos de jade

4

Pedazos de jade

68

Tallados de calcedonia

79

Navajas de obsidiana

589

Lascas de obsidiana

671

Núcleos de obsidiana

2

Las excavaciones más exitosas se hicieron en Guaytán 4, en un grupo pequeño de estructuras domésticas distribuidas sobre una serie de pequeñas plataformas que muestran una concentración densa de lascas de jadeíta en la superficie. Aunque el área de excavación está localizada a 100 m de lo que Walters (1982) identificó como un área posiblemente de ocupación elitista, este grupo es bastante modesto en arquitectura y tamaño (Figura 5).

Fue imposible hallar evidencia de producción in situ; sin embargo, se recuperó una gran cantidad de evidencia de producción de jadeíta, así como otra evidencia lapidaria y la evidencia de la producción de artefactos de concha, usualmente encontrados en sub-suelos y rellenos (Tabla 6).

Determinar lo que esta evidencia significa en escala e intensidad de la producción de artefactos de jadeíta, se hará luego de finalizar trabajos experimentales de replicar la producción de artefactos de jadeíta.

Las cinco excavaciones hechas en el área ceremonial y de residencia elitista del sitio Magdalena I no tuvieron ningún tipo de evidencia in situ de la producción de artefactos de jadeíta (Figura 4). El material de las excavaciones es comparable al material encontrado en la superficie (Tabla 7). La mayor parte de la cerámica recolectada en las excavaciones de ambos sitios fue fechada para el Clásico Tardío.

Tabla 6. Recolecciones de lítica de excavaciones – Guaytán 4

Desechos de jade

2,641

Cuentas completas de jade

3

Cuentas parciales de jade

27

Cuentas preformas de jade

8

Fragmentos perforados de jade

3

Núcleos de cuentas perforadas de jade

47

Fragmentos pulidos de jade

30

Fragmentos cortados de jade

10

Martillos de jade

1

Pedazos grandes de jade

8

Tallados de calcedonia

239

Navajas de obsidiana

836

Lascas de obsidiana

293

Núcleos de obsidiana (en un deposito)

249

Fragmentos trabajados de concha

22

Tabla 7. Recolecciones de lítica de excavaciones – Magdalena I

Desechos de jade

1079

Fragmentos pulidos de jade

2

Tallados de calcedonia

15

Figura 5 Sitio Magdalena

MODELO E IMPLICACIONES PRELIMINARES

La evidencia de producción doméstica artesanal de bienes de estatus en la cuenca media del río Motagua sugiere ser un sistema más complejo que lo previamente discutido por varios investigadores de los Mayas Clásicos. Aunque los datos no son adecuados para la construcción de un modelo fuerte de la organización de producción artesanal en el valle, permiten proponer un modelo preliminar que puede ser probado en futuras investigaciones del campo.

Controlar las fuentes de jadeíta debió ser difícil, si no imposible. Los cantos rodados de jadeíta se encuentran regularmente en el río Motagua y sus tributarios, mientras que los yacimientos están dispersos y aparecen por todo del valle. Esta propuesta se soporta en la evidencia prehispánica que muestra el uso de cantos rodados de jadeíta obtenidos directamente del río y de fragmentos de bloques de jadeíta extraídos de canteras como las encontradas en Manzanal.

La producción de cuentas de jade se verificó en todos los sitios, mientras la evidencia de otros tipos de producción, como el corte de la piedra, fue registrada en pocos sitios (no se ubicó limitado a sitios elitistas). Esto indica que las diferentes etapas de producción no estaban divididas en la forma en que planteó Walters; al contrario, la producción de muchas formas diferentes de artefactos era redundante. Sin embargo, en ningún sitio del valle se halló evidencia de producción de artefactos tallados ni artefactos incisos, aunque Walters reportó la presencia de alguna evidencia en Guaytán.

La mayor parte de la evidencia se encontró relacionada a estructuras domésticas y a grupos de estructuras domésticas. Esto concuerda con información reciente de otros sitios Mayas, que indica que la producción de bienes de estatus era realizada por personas no elitistas. Esta evidencia sugiere que el sistema producía bienes estilísticamente simples, pero que empleaba mucho trabajo de jadeíta, siendo producidos por artesanos no elitistas y artesanos elitistas, en ambos contextos domésticos y contextos no-domésticos.

Lo que no se tiene son datos sobre el consumo de artefactos de jadeíta terminados en las unidades domésticas de la cuenca media del río Motagua. Obtener este tipo de evidencia es el objetivo primordial de investigaciones futuras. Sin embargo, se puede avanzar con algunas hipótesis relacionadas con el consumo de artefactos acabados de jadeíta en el valle y más allá, y sobre la articulación de la producción doméstica de bienes de estatus.

Los productores pueden haber realizado bienes de estatus para su propio uso, así como para el intercambio de artefactos utilitarios u otros tipos de bienes de estatus. En Cerén, Sheets (2000) demostró que aún pequeñas casas tenían acceso a ciertos bienes exóticos de estatus, aunque el mecanismo de adquisición no está bien comprendido. Si este era el caso para la cuenca media del río Motagua, se debe esperar encontrar alguna evidencia de bienes importados en áreas domésticas no elitistas. Además, se necesita demostrar que la producción de bienes de estatus va más allá del consumo propio de unidades domésticas no elitistas. En los meses venideros, se intentará duplicar experimentalmente el proceso de la producción de artefactos de jadeíta, que proporcione una base para estimar las capacidades productivas de unidades domésticas.

Otra posibilidad es que los productores pudieron intercambiar o transferir jadeíta trabajada a élites en los centros primarios en la cuenca del río Lato a cambio de bienes de subsistencia. La incertidumbre de lluvia en la cuenca media del río Motagua es evidente hoy, y los sitios elitistas más grandes del lugar se ubican adyacentes a las tierras agrícolas más productivas de la región. Así, la producción de cuentas de jade pudo haber sido una manera en que las unidades domésticas no elitistas mitigaban el riesgo de un área agrícola incierta. Incluso si los artesanos no elitistas no intercambiaban sus bienes a estos centros elitistas, pudieron haber tenido acceso a otros mecanismos de intercambio que les proveyeron con bienes de subsistencia. Estas y otras posibilidades tendrán que ser evaluadas con nuevos datos que saldrán a luz en futuras temporadas de campo.

CONCLUSIONES FINALES

Los datos presentados en esta ponencia demuestran que los modelos estáticos no son suficientes para la comprensión de la organización de la producción artesanal en el área Maya, especialmente con respecto al carácter dinámico de las estrategias de producción de las unidades domésticas no elitistas, que buscaban minimizar riesgos en su subsistencia en ambientes marginales para la agricultura. En la cuenca media del río Motagua, las investigaciones han empezado a reconstruir el sistema de producción doméstico de bienes de estatus de jadeíta. Esta cuenca posee el potencial para ofrecer un modelo para la discusión en la variación de los sistemas de producción de los Mayas antiguos. Para hacer esto, será útil dejar de colocar los bienes no utilitarios en una categoría monolítica y reconocer la diversidad de propósitos para los que fueron utilizados por los antiguos Mayas. Esto es esencial si se quiere encontrar el sentido a los sistemas de producción, como en el caso de la cuenca media del río Motagua, el cual no es compatible con los modelos tradicionales.

AGRADECIMIENTOS

Este proyecto fue realizado gracias al apoyo de Foundation for the Advancement of Mesoamerican Studies, Inc. (FAMSI), también a Research and Grants Office (RGSO) de la Universidad del Estado de Pennsylvania. Se agradece también a las siguientes personas: Dr. Kenneth Hirth, Dr. David Webster, Dr. Frances Hayashida, Dr. Matthew Restall; Erika Gómez, Elisa Mencos, Selket Callejas; Dr. Karl Taube, Zachary Hruby, Don Gustavo Guillén y Sergio González Castro.

REFERENCIAS

Feldman, Lawrence H., Robert Terzuola, Payson Sheets y Constance Cameron

1975        Jade Workers in the Motagua Valley: The Late Classic Terzuola Site. Folio 17, Museum of Anthropology, University of Missouri, Columbia.

Hammond, Norman, Arnold Aspinall, Stuart Feather, John Hazelden, Trevor Gazard y Stuart Agrell

1977        Maya Jade: Source Location and Analysis. En Exchange Systems in Prehistory (editado por T. Earle y J. Ericson), pp.35-67. Academic Press, New York.

Inomata, Takeshi

2001        The Power and Ideology of Creation: Elite Craft Specialists in Classic Maya Society. Current Anthropology 43(3):321-349.

Lesure, Richard

1999        On the Genesis of Value in Early Hierarchical Societies. En Material Symbols: Culture and Economy in Prehistory (editado por J. Robb), pp.23-55. Center for Archaeological Investigation Occasional Paper No.26. Southern Illinois University.

Sheets, Payson

2000        Provisioning the Ceren Household: The Vertical Economy, Village Economy and Household Economy in the Southeastern Maya Periphery. Ancient Mesoamerica 11:217-230.

Walters, Gary Rex

1980        San Agustin Acasaguastlan Archaelogical Project: Report on the 1979 Field Season. Folio No.25, Museum of Anthropology, University of Missouri-Columbia.

s.f.        The Pre-Columbian Jade Processing Industry of the Middle Motagua Valley of East-Central Guatemala. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Universidad de Missouri-Columbia.

Zeleznik, Scott

2002        The Varied Contexts of Social Distinction in Classic Maya Society from the Copan Valley, Honduras. Same Objects, Different Places: Putting Distinction in Context. Ponencia, 67th Annual Society for American Archaeology meetings, Denver.

Figura 6 Vista de la cuenca del río Motagua

Figura 7 Presencia de yacimientos de jadeíta

Figura 8 Yacimientos de jadeíta

Figura 9 Vistas del sitio Vargas II

Figura 10 Cerámica Usulután – Vargas IIA

Figura 11 Artefactos de lítica – Vargas IIA

Figura 12 Evidencia de producción – Vargas IIA

Figura 13 Artefactos de lítica – Vargas III

Figura 14 Artefactos líticos de Magdalena I

Figura 15 Sitio Terzuola

Figura 16 Artefactos recuperados en Guaytán 4

Figura 17 Producción de artefactos en Guaytán 4

Figura 18 Canto rodado en río El Tambor

Figura 19 Rocas de jade procedentes de varios sitios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *