Asociación Tikal

04 – SITUACIÓN SOCIOPOLITÍCA-ECONÓMICA DE LA CUENCA MEDIA DEL RÍO MOTAGUA, DURANTE LA ÉPOCA PREHISPÁNICA – Edwin Román – Simposio 21, Año 2007

Descargar este articulo en formato PDF

Román, Edwin

2008        Situación sociopolítica-económica de la cuenca media del río Motagua, durante la época prehispánica. En XXI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2007 (editado por J. P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.42-56. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

4

SITUACIÓN SOCIOPOLITÍCA-ECONÓMICA DE LA CUENCA MEDIA DEL RÍO MOTAGUA, DURANTE LA ÉPOCA PREHISPÁNICA

Edwin Román

Universidad de San Carlos de Guatemala

Palabras clave

Arqueología Maya, Tierras Altas, Oriente de Guatemala, Cuenca media del río Motagua, organización política, registro de sitios, explotación de jade

Abstract

THE SOCIOPOLITICAL-ECONOMIC SITUATION OF THE MIDDLE BASIN OF THE MOTAGUA RIVER DURING THE PREHISPANIC ERA

The middle basin of the Motagua River has been subject to various studies by a number of national as well as international investigators since the 1930s. From these studies a total of 91 Prehispanic settlements have been reported, of which 10 political entities have been defined that seemingly controlled jade production, distribution, and trade from the Preclassic to Late Classic periods. In this work, I will describe each of these political entities: their settlement patterns, utilization of natural resources, principal site characteristics, territories, control over trade in the region, and the role that jade played for the benefit of these ruling polities.

La cuenca media del río Motagua consiste en una meseta alargada de 450 km2, que se ubica en los departamentos de El Progreso y Zacapa (Figura 1). Como algunos investigadores afirman, los estudios de las poblaciones prehispánicas de Guatemala se han enfocado principalmente en los centros mayores y en las regiones donde se localizan ciudades con arquitectura monumental. Sin embargo, la actual tendencia enfatiza el registro y la investigación de los sitios que se encuentran en zonas geográficas no consideradas con anterioridad (Laporte 1997:1).

Es por ello que el actual estudio se enfoca en el valle de la cuenca media del río Motagua, un área que ha pasado desapercibida en la historia de la arqueología guatemalteca. Los escasos estudios realizados son insuficientes para el entendimiento de la cultura de los pueblos Maya Motagua que habitaron esta región de clima bastante hostil, desde el Preclásico hasta el Clásico Tardío. Además la investigación surgió por la preocupación de la intensa depredación y destrucción de los asentamientos prehispánicos. Por lo tanto, es una propuesta para definir las entidades políticas que rigieron y coexistieron en la cuenca media del río Motagua durante la época prehispánica, estableciendo las diferentes jerarquías regionales y el uso de los recursos naturales para mantener el control de sus zonas de dominio.

Hasta la fecha se han reportado un total de 138 asentamientos prehispánicos en la región, que se fechan desde el Preclásico Medio hasta el Clásico Tardío, además de un sitio Postclásico y algunos de origen Colonial.

Los sitios prehispánicos en general en la cuenca media del río Motagua, se asentaron en áreas defensivas, en los bordes escarpados de las riberas de los ríos (también conocidos como lengüetas). Las viviendas no guardan un patrón de distribución definido, además de poseer un asentamiento disperso y raramente formando patios cerrados (Paredes 1998:12-13). Los sitios mayores como casi todos los de su tipo en Mesoamérica, cuentan con arquitectura monumental y áreas habitacionales definidas, normalmente están formados por plazas abiertas asociadas con patios para Juego de Pelota y áreas residenciales cerradas, conocidas también como Acrópolis (Figura 2). En la región, la presencia de alguno de estos rasgos define una entidad política, pues por lo menos uno de estos está siempre presente en ellas (Romero 1999).

Los métodos de construcción variaron a través del tiempo, pero mantuvieron ciertas características que soportaron las modas y técnicas constructivas. En el Preclásico la mayoría de viviendas se concentró en las márgenes de los ríos El Tambor, San Vicente y Huité, en puntos geográficos altos. Sus viviendas se levantaban al ras del suelo o estaban elevadas escasamente 0.50 m sobre plataformas hechas de canto rodado, encima de las que se construyeron casas con material perecedero (Paredes 1998:11).

En el Clásico Temprano, se da un crecimiento de sitios o asentamientos humanos en comparación al Preclásico, por lo tanto, las áreas habitacionales también aumentaron. Las viviendas no mantienen un patrón de distribución definido, las casas siguen siendo de material perecedero, con una única habitación sobre plataformas que varían entre los 0.50 m y 1 m de alto (Paredes 1998:12).

En el Clásico Tardío la distribución espacial es igual que en los periodos anteriores, sin embargo las casas son mayores, construidas sobre plataformas que en algunos casos miden más de 50 m de largo por 20 m de ancho y una altura de 2 m o más; además es usual la construcción de patios empedrados (Paredes 1998:13-14).

Con respecto al arte, las evidencias demuestran que existieron especialistas para la elaboración de varios objetos, por ejemplo, el trabajo en jade, que es abundante, reportándose en la cuenca talleres especializados en este mineral. En la actualidad, el sitio en el que se han recuperado más artefactos de jade es Guaytán y los mismos fueron localizados tanto en contextos funerarios, como en talleres (Walters 1980; 1982:132-135); mientras que en La Vega del Cobán, durante la excavación de la Sepultura 15, fue recuperado un pectoral inciso (Cossich y Ávila 2003:62).

METODOLOGÍA

El estudio regional puede ser realizado siguiendo varias técnicas, las más comunes son los transectos y el sistema de reconocimiento por cobertura total. Aunque ambos métodos son utilizados en investigaciones de tipo regional, la información que proporcionan es variable. Los transectos sirven para resolver la concentración habitacional entre dos centros y conocer la estructura interna de un sitio dado (Laporte y Morales 1994:247). Mientras el reconocimiento por cobertura total sólo es aplicable en lugares donde la ocupación arqueológica en la superficie es alta (Parsons 1990:12), pero este tipo de estudio proporciona nociones sobre la estructura social y económica en un mosaico de centros arqueológicos, representados por áreas de carácter ceremonial y administrativo, así como sectores residenciales. Este método permite determinar también la jerarquía dentro de una región y ayuda a definir con mayor certeza los centros que tuvieron carácter de rector a nivel local (Laporte 1997:3).

Para entender la organización política y económica del valle de la cuenca media del río Motagua, se utilizaron dos modelos geográficos: Polígonos de Thiessen y Modelo de Gravedad. Los modelos geográficos se aplicaron en los casos de ausencia explícita de jerarquía política y por lo tanto, se debe considerar la distribución regional de sitios contemporáneos a más alto nivel y efectuar una partición del paisaje (Laporte y Mejía 2005:29).

Figura 1 Plano de ubicación, cuenca media del río Motagua

Figura 2 Sitio Arqueológico Guaytán

Luego de la aplicación de los modelos geográficos, se logró establecer la presencia de diez entidades políticas (Figura 3), ubicadas a lo largo de los márgenes norte y sur del río Motagua, esto se obtuvo mediante la creación de una escala de valores (Tabla 1), que principalmente tomó en cuenta el patrón de asentamiento y la arquitectura; además se consideró el crecimiento de las poblaciones actuales sobre los pueblos prehispánicos que destruyeron varios de los rasgos arquitectónicos y centros por completo.

Se logró también distinguir tres rangos de sitios. Al primer rango se le denominó Tipo A, que corresponde a los sitios con mayor peso dentro de la región, los cuales poseen elementos arquitectónicos como patio para Juego de Pelota y grupos tipo Acrópolis. Estos sitios se ubican en la confluencia de los ríos subsidiarios, que provienen tanto de la Sierra de las Minas, como de las montañas de Jalapa, mientras que los de rangos menores se denominaron Tipo B, y son los sitios secundarios que no cuentan con patio para Juego de Pelota o Acrópolis, su asentamiento es disperso y pueden o no estar asociados a las cuencas de los ríos. Los Tipo C pertenecen a sitios que han sido totalmente destruidos y de los cuales sólo se han encontrado evidencias materiales en la superficie.

Aunque la aplicación del modelo de gravedad dio resultados semejantes a los de la aplicación de los Polígonos de Thiessen, el empleo de ambos no fue satisfactorio en la región, debido a la forma de distribución de los sitios dentro de la cuenca del río Motagua; pues los mismos se asentaron en el valle formado por la Sierra de las Minas y las montañas de Jalapa, lo que les dio una topografía bastante particular, con terreno montañoso y quebrado que restringe las áreas de cultivo. Por lo tanto, dichos asentamientos se situaron en las márgenes norte y sur del río Motagua, a una altura promedio de 300 m sobre el nivel del mar (Figura 3).

Figura 3 Distribución del asentamiento en la cuenca media del río Motagua

Al aplicar el Modelo Gravitacional, sólo se pudieron establecer los límites con los sitios vecinos, que se localizan a lo largo de la cuenca del río Motagua, aunque no fue posible definir los límites norte y sur de la mayoría de entidades políticas, por lo que no se consiguió formar los polígonos para delimitar el territorio. Se observó que tanto al sur como al norte, las sierras que flanquean a la cuenca del río Motagua funcionaron como límites naturales; sin embargo, es imposible determinar con exactitud en donde terminaba su territorio. Esto se puede observar en el mapa del territorio de las entidades, en donde sólo en la entidad política de La Reforma-Vega del Cobán, se pudieron definir los cuatro límites para formar el polígono (Figura 3).

Sin embargo, lo anterior no significa que las interpretaciones sobre el área sean erróneas, ya que se estableció un territorio aproximado, lo cual demuestra que aunque los Polígonos de Thiessen, así como el Modelo Gravitacional, son algunos de los modelos más usados para la delimitación política prehispánica, no pueden ser aplicados satisfactoriamente en áreas con características topográficas tan particulares y diferentes a las de Tierras Bajas, esperando lograr la misma efectividad en su empleo.

En la presente versión digital se ha incluido una serie de fotografías y esquemas que apoyan las ideas planteadas en este trabajo (Figuras 4 a 6).

DESCRIPCIÓN DE ENTIDADES POLÍTICAS

ENTIDAD POLÍTICA: GUAYTÁN-VARGAS

El territorio establecido fue de 105 km² aproximadamente, ubicándose en la confluencia del río Lato con el río Motagua (Figura 3). Su economía se basó en el comercio, controlando la cuenca del Motagua en la sección del este y toda la cuenca del río Lato. La mayor parte de su territorio es montañoso y solo cuenta con un área de 20 km² aptos para el cultivo. Al parecer tuvo acceso directo a las fuentes de jade, hecho evidente por los talleres de este mineral que se reportaron en varios grupos del área de Guaytán, Vargas, El Terrón y Magdalena. Además, posiblemente tuvo control sobre las canteras de esquisto con las que construyeron todas las estructuras, aunque quizá el esquisto fue solamente de uso local, pues la mayor parte de los sitios reportados en el valle del Motagua fueron construidos con piedra de río.

Cronológicamente el área estuvo ocupada desde el Preclásico Medio, lo cual es evidente por los materiales recuperados en el sitio de Guaytán por Walters, Smith y Kidder (Smith y Kidder 1943:134-170; Walters 1982:23-47). También se encontraron restos de ocupación del Clásico Temprano y Tardío en los sitios Guaytán, El Terrón y Magdalena, además de evidencia de ocupación Colonial.

La entidad política de la cuenca del río Lato, es una de las más importantes para la región de la cuenca media del río Motagua, lastimosamente sus límites políticos no son precisos, pero por su ubicación y peso regional se puede asumir que Guaytán fue uno de los centros con mayor poder, posiblemente una de las capitales a lo largo de toda la historia de ocupación de los pueblos Maya Motagua.

ENTIDAD POLÍTICA: ANANOPA-LA VEGA DE LAS OVEJAS

Su área de ocupación fue de 27 km² (Figura 3). La economía de esta región giró en torno al comercio dentro de sus límites políticos, ya que no tuvo un control territorial muy grande sobre el río Motagua; sin embargo, si tenía el dominio de toda la cuenca del río de Las Ovejas. Todos los centros poseyeron vegas pequeñas para la agricultura, pero en el sitio de Las Ovejas se encuentra una planicie de aproximadamente 4 km². Además de lo anterior, es posible que los recursos provenientes de las montañas de Jalapa fueran usados para el comercio regional. Esta entidad política es la más pequeña de la zona y posiblemente estuvo subordinada a Guaytán debido a su cercanía.

Cronológicamente, la cuenca del río Las Ovejas estuvo ocupada desde el Preclásico Tardío, según los materiales recuperados de los sitios La Vega de Las Ovejas, El Tintero y El Jabillo. En el Clásico Temprano, los sitios mantuvieron su ocupación, pero al parecer para esta época empieza el crecimiento e importancia del sitio de Las Ovejas, posiblemente por encontrarse en la vega más grande, apta para el cultivo. En el Clásico Tardío surge un nuevo asentamiento, el más grande reportado para el valle de la cuenca media del río Motagua, se trata del sitio Ananopa, que compartió el poder con el centro de Las Ovejas. Con el surgimiento de Ananopa, esta región tuvo acceso al control de unos 3 km de la cuenca sur del Motagua. Al parecer la cuenca del río Las Ovejas jugo un papel secundario dentro de la cuenca media del río Motagua, debido a su pequeña extensión territorial y a lo limitado del acceso a la fuente de comercio más importante, como lo fue el río Motagua, accesible hasta el Clásico Tardío con el surgimiento de Ananopa.

ENTIDAD POLÍTICA: ESPÍRITU SANTO-LOS BORDOS

Su territorio fue de 42 km2 aproximadamente. Económicamente, la región dependió de la agricultura y la extracción de materiales provenientes tanto de la Sierra de las Minas, como de las montañas de Jalapa (Figura 3).

En el sitio El Pino se localizó una gran cantidad de materiales líticos, en especial lascas de obsidiana y piedras lajas utilizadas para hacer bóvedas en tumbas, por lo cual se puede asumir que este sitio también se dedicó a la exportación de lajas y objetos líticos como la obsidiana, a diversos centros de la región.

El primer asentamiento del área se ubicó al norte del río Motagua, se trata del sitio Güisajo, que presentó material perteneciente al Preclásico Tardío durante la recolección de material de superficie. En el Clásico Temprano surgen dos nuevos asentamientos en la margen sur del río Motagua, El Espíritu Santo y Los Bordos; mismos que para el Clásico Tardío se convertirían en los más importantes dentro de la cuenca del río El Cintillo. En el Clásico Tardío crecen cuatro nuevos sitios al sur del Motagua.

En general, esta entidad política estuvo al centro del área más densa en asentamientos de la cuenca media del río Motagua, lo que ha dificultado entender con claridad las divisiones políticas y sus relaciones económicas.

ENTIDAD POLÍTICA: EL TALADRO

El área de ocupación fue de 52.5 km2. La economía estuvo basada en comercio, jade y agricultura, ya que todos los sitios proliferan en las vegas anchas aptas para el cultivo de diferentes productos (Figura 3). La exportación de diversos materiales provenientes de la Sierra de Las Minas y de las montañas de Jalapa, así como el control sobre la ruta del río Motagua, pudo ser la base económica de esta entidad, debido a la distribución de los sitios a lo largo de las dos márgenes del río Motagua; además, tenía el control sobre las confluencias de los ríos Uyus y El Tambor. Es posible que su ubicación en la confluencia del río El Tambor también le permitiera controlar el comercio proveniente de la entidad vecina La Laguna, además de vetarle a la misma el acceso al río Motagua. El jade fue uno de los productos explotados por los habitantes de esta región, debido a que en su territorio existen tres yacimientos.

Cronológicamente esta entidad política se remonta al Preclásico Tardío, lo cual es evidente por los materiales de El Taladro y El Chato, sitios que se sitúan uno frente al otro, separados por el río Motagua. En el Clásico Temprano emergen la mayoría de sitios, seis en total, que se asientan en diferentes lengüetas y se mantienen hasta el Clásico Tardío, periodo en el que afloran los dos últimos sitios.

El Taladro, al parecer, fue el centro más importante a lo largo del periodo de ocupación de la región, ya que solo este y El Chato mantuvieron su población a lo largo de casi un milenio. Además, desde el inicio hasta el Clásico Tardío, los sitios se situaron estratégicamente para controlar el comercio.

ENTIDAD POLÍTICA: LA LAGUNA

El territorio que ocupó fue de 141 km2 aproximadamente (Figura 3). Los sitios están alineados norte-sur, sobre lengüetas naturales que se encuentran a una altura de 400 m sobre el nivel del mar, con excepción del sitio Quebrada Honda, que se está más cercano a la cuenca del río Motagua, en las márgenes del río El Tambor. El territorio es montañoso en un 75%, lo que dificultó el acceso a tierras fértiles para el cultivo. Esta entidad política se basó económicamente en el comercio y explotación de jade, hecho evidente por la existencia de varios yacimientos de jadeíta en el cauce del río Tambor y sus tributarios. Según los trabajos de reconocimiento de Karl Taube, Zachary Hruby y Luis Romero, se estableció la presencia de jade al sur del río Motagua. Los sitios reportados son pequeños y asociados a los yacimientos de jade, sobresaliendo el hallazgo de una fuente cercana a la actual población de La Ceiba, en la que hallaron jade azul asociado a materiales del Preclásico Medio. Lo importante de este hallazgo, aparte de descubrir nuevas fuentes de jade, es que demuestra que los sitios pertenecientes a esta entidad política tuvieron el control y explotación del jade desde el Preclásico Medio y que posiblemente fue en esta región donde se dio el surgimiento de los pobladores que desde el año 400 AC ya exportaban jade a toda Mesoamérica.

Por el momento, el sitio La Ceiba es el más temprano reportado (Preclásico Medio); para el Preclásico Tardío surgen cinco nuevos sitios, sobresaliendo entre ellos La Laguna, que fue el más importante, incluyendo rasgos arquitectónicos como patio para Juego de Pelota y un conjunto tipo Acrópolis. También emerge el sitio arqueológico de El Rosario. Todos estos sitios se mantuvieron a través del tiempo, con excepción de El Arenal, que sólo fue ocupado en el Preclásico. Los asentamientos de la entidad política de La Laguna, por encontrarse en un área montañosa no apta para el cultivo, dependieron del comercio del jade para establecer su base económica y de allí su importancia dentro de la región.

ENTIDAD POLÍTICA: LA REFORMA- LA VEGA DEL COBÁN

Su área de extensión es de 164 km2 y es el sitio más importante, localizado en la desembocadura de los ríos Teculután y Huité (Figura 3). Ambos grupos poseen por lo menos un patio para Juego de Pelota y un conjunto tipo Acrópolis, además se les atribuye el control del comercio y los yacimientos de jade. Económicamente, esta entidad política se basó en la extracción y exportación de jade, evidente por la presencia de dos fuentes de dicho material. La primera se ubica a 4 km al norte del poblado actual de Usumatlán, y aparentemente fue explotada por los sitios secundarios de Las Pilas y La Oscurana. La segunda se sitúa río abajo, en La Palmilla, y continúa siendo explotada en la actualidad. La tercera fuente está en las márgenes del río Teculután. A esta evidencia se suma la ubicación de un taller de jade en el sitio de La Vega del Cobán, hallazgo que reafirma la premisa de que tanto este sitio como La Reforma, tuvieron control sobre la extracción, proceso de producción y exportación del jade.

Esta entidad política fue ocupada desde el Preclásico Medio con el surgimiento de los sitios La Vega del Cobán, La Reforma y El Infiernillo. En el Clásico Temprano crecen cuatro nuevos sitios que se mantuvieron hasta el Clásico Tardío, momento en el que prosperan la mayoría de sitios secundarios.

La Reforma-La Vega del Cobán y Guaytán-Vargas, son las entidades más grandes y las que presentan arquitectura más elaborada, así como en las que se han reconocido más áreas de actividad económica, al igual que los recintos religiosos y políticos de mayor importancia en la región, por lo que se asume que la misma estuvo dominada esencialmente por estas dos entidades.

ENTIDAD POLÍTICA: PALO NEGRO

El territorio que ocupó fue de 91 km2. Cuenta con el sitio Palo Negro, que es el segundo reportado con mayor número de estructuras en el área central, se ubica en tres amplias lengüetas en la cuenca del río Huité y al parecer tuvo control sobre los recursos naturales provenientes de esa serranía (Figura 3).

La economía de esta entidad política todavía no está establecida, pero seguramente el al igual que la entidad política de La Laguna, se dedicaba específicamente a la extracción de la materia prima del jade, sin embargo aún no se ha localizado ningún yacimiento de dicho mineral que corrobore tal suposición.

Cronológicamente, los sitios de esta entidad son del Preclásico y de ellos sólo Palo Negro cuenta con ocupación continua desde el Preclásico Tardío hasta el Clásico Tardío; al igual que los demás centros.

ENTIDAD POLÍTICA: EL MÁRMOL

Su extensión fue de 143 km2. Posee una de las planicies mayores de la cuenca media del río Motagua, aproximadamente 77 km2 de tierra bastante fértil, por lo que en la actualidad han desaparecido muchos sitios prehispánicos debido al avance de la frontera agrícola (Figura 3).

La economía de esta entidad política todavía no se ha establecido, pero posiblemente la agricultura jugó un importante papel debido a sus vegas fértiles, pues actualmente cuenta con fincas dedicadas al cultivo de melón y tabaco. El tener acceso al río Pasabién y parte de la Sierra de las Minas pudo haberle proveído de recursos, tanto minerales como de fauna y flora. Además, el tener un embarcadero en el río Motagua, hace pensar en que este sitio tuvo un papel importante en el control del comercio que transitó por el río.

Cronológicamente, esta entidad política cuenta con evidencia desde el Clásico Temprano en los sitios de Sunzapote y Lo de Mejía. En el Clásico Tardío, continúan con su ocupación, pero también surge el sitio El Mármol. Lamentablemente, los materiales provenientes de los reconocimientos no ayudaron a establecer una mejor cronología, además de la desaparición total de algunos sitios.

ENTIDAD POLÍTICA: CHISPÁN-RÍO HONDO

El territorio que ocupó esta entidad política es desconocido, ya que se conoce solamente el límite oeste y norte. Esta entidad, al igual que El Mármol, tiene una vega bastante ancha que abarca hasta la cabecera departamental de Zacapa. Lastimosamente esta región también ha sido usada para la siembra de melón y tabaco, lo que ha destruido la mayoría de los asentamientos prehispánicos (Figura 3).

Definir cuál fue su base económica es bastante difícil, pues por el momento no se posee mucha información sobre centros especializados en la producción de alguna materia prima. Una posibilidad puede ser el comercio, ya que es el último centro de Tipo A en el límite oeste de la cuenca media del río Motagua, el cual posiblemente controló todos los productos que eran enviados de la zona de Quirigua y el Caribe. Como ya se dijo, esta entidad política tiene la vega más grande de toda la región, que abarca 9 km norte-sur y 6 km este-oeste, una de las tierras más fértiles y que en la actualidad sigue siendo utilizada para la siembra de diferentes productos. Por último, es posible que hayan explotado el jade, ya que según reporta Taube y su equipo, actualmente se está extrayendo jade de un yacimiento en la parte baja del río Hondo.

Cronológicamente, se sabe que esta región fue ocupada desde el Preclásico Tardío, evidente por la presencia de cerámica en los sitios de Marines/Río Hondo y Las Joyas, los cuales también presentaron evidencia del Clásico Temprano y del Clásico Tardío. En el Clásico Temprano, el sitio de Marines/Río Hondo comienza a surgir como entidad política, al mismo tiempo que empezó a emerger el sitio de Chispán al frente del sitio de Marines/Río Hondo. En este periodo crecen los sitios de Quebrada de los Patios, Casa de Pinto, La Pepesca y Jumuzna. En el Clásico Tardío, todos los sitios anteriores mantuvieron su ocupación. En esta entidad política, como ya se ha mencionado, no se han encontrado muchas evidencias que ayuden a estudiar las relaciones políticas y económicas.

ENTIDAD POLÍTICA: EL BLANCO

El territorio que ocupó esta entidad política no se conoce por el momento, ya que sólo se cuenta con una frontera, la sur, que está delimitada por las entidades políticas de La Reforma-Vega del Cobán y El Mármol (Figura 3).

El Blanco se ubica en medio de la Sierra de las Minas, en una vega angosta de 4 km de largo por 300 m de ancho en promedio, formada por los ríos Blanco y Negro. Es el sitio a mayor altura de todos los reportados en la cuenca media del río Motagua y está rodeado por cerros que tienen una altura de 1800 y 1400 m sobre el nivel del mar. Posiblemente su localización sea estratégica y que sea el límite norte de los pobladores Mayas del Motagua.

Posiblemente este sitio date del Clásico. No se logró recuperar una muestra suficientemente grande para reconocer tipos característicos de algún periodo en específico. Otro problema es que en 1999 la tormenta tropical Mitch cubrió de lodo y piedras muchas de las estructuras, por lo que actualmente solo se observa el área ceremonial del sitio.

RESULTADOS

La cuenca media del río Motagua cuenta hasta la fecha con más de 91 sitios arqueológicos prehispánicos reportados, de los que diez fueron centros mayores que tuvieron el control sobre uno de los recursos más importantes de las culturas mesoamericanas, el jade, intercambiándolo por otras materias primas no existentes en el valle del Motagua o posiblemente por alianzas políticas que los ayudaron a sobrevivir en medio de una región con asentamientos mayores, ejércitos más grandes y pertenecientes a una cultura diferente (Román 2006).

Los primeros sitios durante el Preclásico tuvieron las mismas oportunidades de acceso a los recursos naturales provenientes de la Sierra de las Minas y las montañas de Jalapa, los que fueron explotados y utilizados para la conformación de centros rectores, promovidos por la competencia de la adquisición de los recursos principales y más valiosos, como el jade. Durante el Clásico Temprano, los sitios rectores pueden ser considerados como entidades políticas, ya que poseyeron los mecanismos necesarios para ejercer poder sobre sitios más pequeños, que se ubicaron en las cuencas de los ríos subsidiarios del río Motagua.

El periodo en el que se contó con una notoria jerarquización social y aumento de la población, fue el Clásico Tardío, en el cual el comercio y los linajes de los centros primarios tuvieron total control del valle y las sierras paralelas. La economía estuvo basada primordialmente en la agricultura, proveniente de las vegas formadas por el río Motagua y subsidiarios, además del comercio regional de productos como el basalto y la exportación del jade a otras áreas de Mesoamérica.

Los cambios sociales ocurridos a lo largo de casi 2000 años de ocupación prehispánica, afectaron simultáneamente a todas las entidades políticas, lo cual es evidente en los cambios arquitectónicos y la formación de nuevos centros.

El jade jugó un papel fundamental en la organización política y económica de la región, ya que la mayoría de los sitios rectores tuvieron control sobre las fuentes y talleres especializados, en los que se realizaron trabajos de extracción y trabajo de este mineral, para luego ser intercambiados por diferentes artefactos. Además se utilizó el río Motagua y las rutas terrestres para la importación del jade y otros productos locales a ciudades tan lejanas como Uaxactun y Kaminaljuyu. La ruta comercial del río Motagua tuvo un papel importante durante toda la época de ocupación humana en el valle, ya que fue usada como medio de transporte, comercio e intercambio, lo cual permitió mantener contacto con los habitantes de las Tierras Altas, Tierras Bajas y Honduras, posibilitando que los grupos dirigentes de la región afianzaran cada vez más el poder político y económico.

Los resultados expuestos en esta investigación no son definitivos, en primer lugar porque la mayoría de sitios no han sido sometidos a un trabajo sistemático de excavación. Por lo tanto, la información presentada aquí proviene de los reconocimientos del área, realizados por diferentes proyectos.

REFERENCIAS

Cossich, Margarita y Verny Ávila

2002        Excavaciones en el área libre entre los Grupos D-E (Entierros 14 y 15), La Vega del Cobán, Teculután, Zacapa. En Investigaciones del Programa de Arqueología del Motagua Medio, Informe No.8 (editado por J. H. Paredes), pp.49-64. IDAEH, USAC, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro

1997        Organización Territorial y Política Prehispánica en el Suroeste de Petén. En Atlas Arqueológico de Guatemala 4. IDAEH-USAC, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro y Héctor E. Mejía

2005        La Organización Territorial y Política en el Mundo Maya Clásico: El Caso del sureste y centro-oeste de Petén, Guatemala. IIHAA, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro y Paulino Morales

1994        Definición Territorial en Centros Clásicos de Tierras Bajas: Una Aplicación Metodológica a la Región de Dolores. En VII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1993 (editado por J. P. Laporte y H. L. Escobedo), pp.247-273. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Paredes, José Héctor

1998        Síntesis del Desarrollo Social en la Cuenca del Río Motagua. En Revista Estudios, agosto, pp.10-31. Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

Parsons, Jeffrey R.

1990        Critical Reflections on a Decade of Full-Coverage Survey in the Valley of Mexico. En The Archeology of Regions: A Case for Full Coverage Survey (editado por S. Fish y S. Kowakewski), pp.7-31. Smithsonian Institution Press, Washington.

Román, Edwin R.

2006        Situación sociopolitíca-económica de la Cuenca Media del Río Motagua, durante la época Prehispánica. Tesis de Licenciatura en Arqueología, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

Romero, Luis Alberto

1999        La organización social del sitio La Reforma en el Motagua Medio, Zacapa (300 a.C.-900d.C.): Análisis del patrón de asentamiento y áreas de actividad. Tesis de Licenciatura en Arqueología, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

Walters, Gary Rex

1980        The San Agustín Acasaguastlán Archaeological Project: Report on the 1979 field season. University of Missouri-Columbia.

1982        The Pre-Columbian Jade Processing Industry of the Middle Motagua Valley of East-Central Guatemala. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, University of Missouri-Columbia.

TABLA 1

ESCALA DE VALORES EN LA CUENCA MEDIA DEL MOTAGUA

(MODELO DE GRAVEDAD)

A        Grupo de Tipo Acrópolis                                                10

Por cada una                        15

B        Juego de Pelota                                                        10

Por cada uno                        15

C        Número de plazas en área central                                        10

D        Grupo habitacional (por cada grupo)                                5

E        Altura de estructuras

0.10 a 1 m                        1

1 a 1.95 m                        2

2 a 2.95 m                        3

3 a 3.95 m                        4

4 a 4.95 m                        5

5 ó más                                6

F        Número de estructuras por sitio

1 a 10                                1

11 a 20                                5

21 a 30                                10

31 a 40                                15

41 a 50                                20

51 ó más                        25

G        Sitio parcialmente destruido                                        25

H        Punto estratégico dentro de la cuenca media del río Motagua                20

I        Ubicación en la confluencia de un río subsidiario y el         río Motagua        15

Figura 4 Vista de la zona de la cuenca media del río Motagua

Figura 5 Sitio La Vega del Cobán

Figura 6 Sitio La Reforma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *