Asociación Tikal

31 – PROYECTO PLAZA DE LOS SIETE TEMPLOS DE TIKAL: LOS EDIFICIOS DEL SUR DE LA PLAZA – Oswaldo Gómez – Simposio 20, Año 2006

Descargar este artículo en formato PDF

Gómez, Oswaldo

2007        Proyecto Plaza de los Siete Templos de Tikal: Los edificios del sur de la plaza. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp. 492-518. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

31

PROYECTO PLAZA DE LOS SIETE TEMPLOS DE TIKAL:

LOS EDIFICIOS DEL SUR DE LA PLAZA

Oswaldo Gómez

Palabras clave

Arqueología Maya, Guatemala, Petén, Tikal, Plaza de los Siete Templos, estructuras de tipo palacio, excavación, depósitos de materiales, mascarones, crestería

Abstract

THE PLAZA OF THE SEVEN TEMPLES OF TIKAL PROJECT:

EXCAVATIONS AT THE BUILDINGS SOUTH OF THE PLAZA

This archaeological investigation and architectural restoration attempts to understand the role of this Plaza at Tikal and to restore the buildings around it. The Plaza of the Seven Temples is one of the three largest in the city, measuring some 25,000 m², and is surrounded by four distinct architectural elements: three ballcourts to the north, seven temples to the east, three buildings to the south, and an astronomical observatory to the west, all within the ceremonial center of the city. The Plaza’s history and preservation are our objectives. Here, we present the archaeological investigation being undertaken in the buildings to its south. This type of structure has been called a “palace”, but is this nomenclature correct? Or is the presence of palace characteristics the result of a transformation during its use? We present our views on this issue.

Este es uno de los tres proyectos que Guatemala y España han desarrollado en Tikal, por medio de la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Ministerio de Cultura y Deportes. El primero fue el Proyecto Templo I, entre el año 1992 y 1996.

Luego se realizó el Proyecto Templo V entre 1996 y 2002. El tercer y último proyecto es el Proyecto Plaza de los Siete Templos, que inició en el 2003 y terminará en el 2007 (Foto 1).

La ubicación de la plaza en el epicentro de la ciudad es de primer orden. La rodean al norte el Templo III y su embalse, al este la Acrópolis Sur, al oeste el Mundo Perdido y al sur el límite del centro ceremonial de la ciudad, marcado por un descenso del terreno que conduce a los grupos habitacionales de primera categoría. La Gran Plaza se encuentra a 300 m al noreste.

La Plaza de los Siete Templos es rectangular, orientada de norte a sur, con más de 25,000 m2 en la cual se construyeron a lo largo de los siglos, tres elementos arquitectónicos distintos.

El objetivo de esta investigación fue tratar de definir cómo funcionaba la plaza y cómo se integraban sus distintos componentes: los tres palacios, los tres Juegos de Pelota y los siete templos (Figura 1).

  • La investigación arqueológica de la Plaza de los Siete Templos dio inicio en marzo del 2004 con la excavación de los patios de la plaza Patio Central, Patio Norte, Patio Este y Patio Sur. Se realizaron 27 pozos de sondeo estratigráfico que permitieron conocer, primero, la forma original del terreno y cómo fue remodelándose con monumentales trabajos de nivelación, logrados por un complejo sistema de cajas constructivas realizadas con grandes muros de piedra burda.
  • Segundo, por medio de los materiales arqueológicos descubiertos en las diferentes capas de relleno (principalmente cerámica), se obtuvo una aproximación a las fechas de las diferentes remodelaciones de la plaza. La fecha más antigua hasta el momento es el periodo Preclásico Medio en la fase cerámica Chuen. El periodo de mayor trabajo de relleno fue el Preclásico Tardío, durante la fase cerámica Cauac. El Clásico Temprano está poco representado en la muestra del sondeo estratigráfico, indicando posiblemente la ausencia de trabajo de remodelación para esta época. El relleno del periodo Clásico Tardío es importante, pero menor que el del Preclásico Tardío. El periodo Clásico Terminal no pudo ser detectado en los pozos de sondeo.
  • Luego del sondeo estratigráfico de la plaza, se procedió a realizar la excavación de los Palacios del Sur, trabajo que aquí se presenta de forma preliminar y sin caer en la tentación de lanzar las primeras hipótesis sin agotar los estudios necesarios.  El primer edificio que excavamos fue el Palacio 5D-90, ubicado al suroeste del Patio Central, luego el edificio central y principal (Palacio 5D-91), y por último el Palacio 5D-92 al sureste del Patio Central.

Foto 1 Plaza de los Siete Templos de Tikal

 

Figura 1   Plano de la Plaza de los Siete Templos de Tikal

EL PALACIO 5D-90

El Palacio 5D-90 es un edificio de planta rectangular, tiene un pequeño basamento de dos cuerpos escalonados, escalinata central en la fachada norte y se adosa al lateral Oeste del Palacio 5D-91 (Figuras 2a y 2b). El recinto superior tiene cinco puertas en la fachada norte y cinco en la fachada sur. La terraza norte es angosta y la terraza sur es más amplia.

Se cree que las fachadas tenían frisos, posiblemente como el que presenta el llamado Palacio de las Cinco puertas, la vecina construcción que se localiza al oeste, adosada al Conjunto de tipo Grupo E o Mundo Perdido y que pueden corresponder constructivamente a la misma época.

Es posible también que el edificio tuviera crestería pero la destrucción impidió comprobarlo. El friso o la posible crestería de este edificio pudieron estar decorados, esto se infiere por el descubrimiento, durante la excavación del edificio, de piedras talladas con motivos ondulantes, sin que de momento se pueda saber cuál era su forma.

Se cree que el edificio fue construido en el periodo Clásico Tardío y remodelado en el Clásico Terminal (Figura 3a). Se tiene evidencias que indican que originalmente el edificio tenía únicamente dos recintos, uno al norte y otro al sur y que a cada uno de ellos se accedía por cinco puertas. A su vez, estos recintos estaban comunicados por una ancha puerta central.

Se cree que con estas características es poco probable que el edificio fuera utilizado originalmente como vivienda, queda entonces suponer que fue utilizado para actividades de administración y/o control de la ciudad y la población.

En el periodo Clásico Terminal, el edificio fue remodelado y de tener originalmente dos recintos pasó a tener cinco, tres de los cuales pudieron ser residenciales y dos aún posiblemente de carácter administrativo y/o de control (Figura 3b). Para dividir los recintos originales se construyeron atípicos muros delgados, de escasos 20 o 30 cm de grosor. El edificio se transformó completamente. El recinto norte fue dividido en dos.

De las cinco puertas de la fachada norte, la puerta dos (numeradas de izquierda a derecha) servía para ingresar al recinto noreste en cuyo interior se construyó una “cama” o “banca” y pudo servir como vivienda. El recinto noroeste no tiene “cama” o “banca” y pudo continuar siendo utilizado para actividades de administración y/o control, por allí se podía ingresar al sector sur del edificio, utilizado las puertas cuatro y cinco. La puerta tres fue cerrada.

La amplia puerta que comunicaba el recinto norte con el sur fue reducida de tamaño. El recinto sur fue dividido en tres. Se crearon el recinto sureste, con “cama” o “banca” de poca altura, con posible acceso por la puerta nueve, la puerta diez pudo haber sido cerrada, este también pudo ser utilizado como vivienda.

Al recinto suroeste se le construyó una “cama” o “banca” de dos niveles, la más grande del edificio, se accedía por la puerta siete, la puerta seis pudo haber sido cerrada, también se pudo utilizar como vivienda.

El recinto central posiblemente fue utilizado para administración y/o control, al igual que el recinto noroeste. En la terraza sur, lado este, fue construida una plataforma baja que posiblemente soportó una estructura perecedera. Sobre el último piso que rodea este edificio fueron recuperados gran cantidad de materiales arqueológicos, principalmente cerámicos pero también de hueso, concha, caracol, piedra verde, pedernal y obsidiana. Los fragmentos cerámicos descubiertos en la excavación al frente y atrás del Palacio 5D-90 son 22,921.

Figura 2a Elevación de la fachada Norte del Palacio 5D-90

Figura 2b Perfil del Palacio 5D-90

Figura 3a Planta del Palacio 5D-90, en el Clásico Tardío

Figura 3b Planta del Palacio 5D-90, en el Clásico Terminal

EL PALACIO 5D-91

Es el principal de los Palacios del Sur y el edificio más grande de la Plaza de los Siete Templos (Figura 4a y 4b). Es de planta rectangular y está constituido hasta la fecha por tres elementos fundamentales: basamento escalonado, recinto superior y crestería. El basamento tiene cinco cuerpos escalonados, con paredes ataludadas y zócalo hundido. Tiene amplias y simétricas escalinatas en la fachada norte y en la fachada sur. El recinto superior tiene dos fachadas, una al norte y otra al sur, ambas tienen tres puertas dispuestas simétricamente. Tiene una sola cámara abovedada, dividida en tres habitaciones comunicadas por puertas interiores.

El recinto tiene en el exterior un friso ricamente decorado, en la actualidad aún se pueden ver elaborados mascarones en las cuatro esquinas y se cree, por evidencia in situ, que pudo haber tenido originalmente seis mascarones en el friso. El año pasado, Jaime Borowicz se unió al proyecto para realizar la documentación de estos mascarones. Los resultados preliminares de su investigación iconográfica indican que los mascarones del Palacio 5D-91 tienen semejanzas estilísticas con algunos monumentos de Tikal. Los mascarones del friso son antropomorfos con amplios y decorados tocados de plumas, algunos incluso tiene collares (Figura 5a).

El edificio tiene una crestería singular que está compuesta por cinco pequeños recintos abovedados, con cuatro ventanas cada uno y pequeñas puertas laterales que permiten la comunicación entre ellos. Cada uno de los cinco componentes de la crestería está decorado con dos mascarones de más de dos metros de altura, uno en la fachada norte y otro en el sur. En total son diez mascarones que decoran la crestería. Estos mascarones son básicamente rostros antropomorfos, con tocados y aretes y están apoyados sobre figuras zoomorfas fabulosas. Originalmente se creía que se trataba del rostro de un jaguar, pero el estudio de Borowicz muestra que pueden ser tres animales fabulosos, uno viendo hacia el este, otro al oeste y uno de frente, este estudio todavía se está llevando a cabo (Figura 5b).

Al igual que los Palacios 5D-90 y 92, el Palacio 5D-91 sufrió remodelaciones, la mayoría de ellas en el Clásico Tardío. Lo primero que se puede observar es que la cámara abovedada originalmente no tenía divisiones, era una sola habitación con seis amplias puertas de ingreso. El techo original del recinto era cóncavo y tenía decoración en forma escalonada en el friso, hasta ese momento sin mascarones (Figura 6a).

Posteriormente, en el mismo Clásico Tardío, el recinto fue dividido en tres (Figura  6b). Se agregaron dos muros equidistantes para crear recintos en simetría con las puertas, cada uno de los muros divisorios tiene una puerta que comunica los tres recintos entre sí. Además de los dos muros que dividieron el recinto, se construyeron otros dos, uno reforzando el muro lateral este y otro el muro lateral oeste del recinto. Estos muros tienen un grosor de 1 m aproximadamente.

Se cree que los cuatro gruesos muros agregados en el interior, a parte de crear los tres recintos, tenían otra finalidad de soportar el peso agregado que se planificaba para el techo: la construcción de la crestería. El techo curvo original fue cubierto por un grueso relleno que nivelo la superficie y sobre el cual se construyó la fabulosa crestería que hoy aún se puede ver. A los recintos este y oeste se les agregaron sendos elementos de “cama” o “banca”, siendo la del recinto oeste de mayor altura.

Las remodelaciones en el Palacio 5D-91 en el Clásico Terminal, alteraron fuertemente el edificio (Figura 6c). Las puertas dos y tres de la fachada norte fueron cerradas, posiblemente también la puerta uno. Las dos puertas internas también fueron cerradas, creando tres recintos independientes. Al recinto oeste le fue agregada otra “cama” o “banca” de menor altura. Lo interesante es la ubicación de este elemento, que coincide con la puerta norte del recinto, lo cual implica que la puerta debió ser cerrada con un muro. Esta propuesta está apoyada por agujeros en las jambas de la puerta sur que pudieron servir para el cierre temporal del recinto, mismos que no existen en las jambas de la puerta norte.

En el recinto central no existía aún el elemento “cama” o “banca”, pero en este momento le fue agregada una que cubrió casi la totalidad del espacio interno. Lo interesante nuevamente es que está orientada hacia el sur, lo cual nuevamente implica que la puerta norte fue cerrada. Nuevamente, hay agujeros en las jambas de la puerta sur que apoyan esta remodelación. En el recinto este no hay banca que bloquee la puerta norte, pero no hay agujeros en las jambas y sí los hay en la puerta sur, lo cual puede indicar que esta puerta norte también pudo ser cerrada en el Clásico Terminal.

Por la información que se ha recabado hasta el momento en la investigación de los Palacios del Sur de la Plaza de los Siete Templos, se debe transformar una de las interrogantes iniciales y decir ahora: ¿cuáles pudieron ser las funciones de los Palacios del Sur a lo largo de su ocupación? Ya que es claro que las remodelaciones no fueron cosméticas sino trascendentales y que cada una de ellas revela los radicales cambios de la sociedad de Tikal de los periodos Clásico Tardío y Terminal.

Figura 4a Elevación de la fachada Norte del Palacio 5D-91

Figura 4b Perfil del Palacio 5D-91

Figura 5a Mascarones del friso del Palacio 5D-91

Figura 5b Mascaron de la crestería C Sur del Palacio 5D-91

Figura 6a Planta del Palacio 5D-91, en el Clásico Tardío inicial

Figura 6b Planta del Palacio 5D-91, en el Clásico Tardío final

Figura 6c Planta del Palacio 5D-91, en el Clásico Terminal

EL PALACIO 5D-92

El Palacio 5D-92 es un edificio de planta rectangular que tiene un pequeño basamento de dos cuerpos escalonados, escalinata central en la fachada norte y se adosa al lateral este del Palacio 5D-91 (Figura 7a y 7b). En la fachada sur el edificio cambia radicalmente de ser un edificio con basamento escalonado de dos cuerpos pasa a ser un edificio de dos pisos, al estilo Tikal, en donde el segundo piso no se apoya necesariamente sobre el primero.

El edificio tiene cinco puertas en la fachada norte y seis en la fachada sur, tres en el primer nivel y tres en el segundo, sin que estén alineadas unas con otras. La terraza norte es angosta y la terraza sur es más amplia, sobre las habitaciones del primer piso. Aquí se cree que las fachadas tenían friso como en el Palacio 5D-90. Es posible también que el edificio tuviera crestería, se tiene alguna evidencia pero no ha podido ser excavada por las condiciones climáticas. Aquí también hay evidencia de piedras talladas que pudieron decorar el friso o la crestería.

Es posible que el edificio fuera construido en el periodo Clásico Tardío y remodelado en el mismo y también en el Clásico Terminal. Se cree, por evidencias en la construcción, que originalmente el edificio tenía únicamente dos recintos, uno al norte y otro al sur y que a cada uno de ellos se accedía por cinco puertas.

Estos dos recintos estaban comunicados por una ancha puerta central, como en el caso del Palacio 5D-90 (Figura 8a). Aquí también es poco probable que el edificio fuera utilizado originalmente como vivienda y se cree que fue utilizado para actividades de administración y/o control de la ciudad y la población. Sin embargo se cree que, en el mismo periodo Clásico Tardío, el edificio fue remodelado, el recinto sur fue dividido en tres, agregando elementos tipo “cama” o “banca” en cada uno de ellos (Figura 8b).

Los muros que dividen estos recintos son típicos muros gruesos, pero los recintos no tienen simetría respecto a sus puertas. En este edificio el recinto central tiene la “cama” o “banca” más alta en el lado oeste. Se cree que el recinto norte siguió con su misma función y con el mismo acceso por sus cinco puertas.

Los tres recintos del primer nivel pudieron ser construidos también en el Clásico Tardío. Para construir estos recintos se utilizó el espacio creado por la terraza sur, adosándose a ella, que en este sector es más alta por el desnivel intencional del Patio Sur que sirvió para evacuar el agua de lluvia. Sin duda, un ejemplo más de la utilización al máximo del espacio nuclear de la ciudad para la creación de recintos, es el caso de la Acrópolis Central. Las tres puertas del primer nivel no coinciden con las tres del segundo, nuevamente no hay simetría en el edificio (Figura 8c).

En el periodo Clásico Terminal, o posteriormente, el edificio fue nuevamente remodelado y de tener siete habitaciones pasó a tener ocho, al dividir la habitación norte en dos, con la construcción de un muro delgado, creando las habitaciones noreste y noroeste.

De las ocho habitaciones, las tres de la fachada sur del segundo nivel pudieron ser residenciales. Las dos habitaciones de la fachada norte y las tres del primer nivel de la fachada sur aún pudieron ser de carácter administrativo y/o de control ya que no tienen “cama” o “banca”, aunque ésta no es una condición estricta y bien pudieron ser utilizadas como habitaciones. Sobre el último piso que rodea este edificio también fueron recuperados gran cantidad de materiales arqueológicos, principalmente cerámicos pero también de hueso, concha, caracol, piedra verde, pedernal y obsidiana.

Se incluyen distintas fotografías que refieren a la arquitectura del Palacio 5D-92 (Figuras 11 a 14).

Figura 7a Elevación de la fachada Norte del Palacio 5D-92

Figura 7b Perfil del Palacio 5D-92

Figura 8a Planta del Palacio 5D-92, en el Clásico Tardío inicial

Figura 8b Planta del Palacio 5D-92, en el Clásico Tardío final

Figura 8c Elevación de la fachada Sur del Palacio 5D-92, en el Clásico Tardío final

Figura 8d

CONCLUSIONES

Se quiere presentar aquí algunas de las ideas relacionadas a este proceso de investigación. Inicialmente se debe pensar en el Palacio 5D-91, porque es el edificio principal. El estudio cerámico hasta el momento realizado en conjunto con Juan Pedro Laporte, fecha la construcción de este edificio para el año 600 DC (+/- 50 años). En la etapa constructiva del inicio del Clásico Tardío, el edificio estaba decorado con unos modestos elementos escalonados en el friso, el techo era curvo y tenía un sólo recinto con seis grandes e inusuales puertas, que literalmente atravesaban el espacio interno de norte a sur o viceversa. Pudo en ese momento ser un palacio administrativo de la ciudad.

Lo interesante es su posterior transformación en lo que se puede llamar un edificio propagandístico, pero ¿por qué propagandístico? Por los 16 mascarones antropomorfos que decoran el friso y la crestería, la pregunta es ¿a quién exaltaban los 16 mascarones? Se cree que pudo ser una deidad o el gobernante de turno. El tema se vuelve más interesante cuando se piensa ¿cuál de los dioses o de los gobernantes puede estar allí representado? De momento aún no se tienen datos para poder responder esta pregunta, pero hay más temas que argumentar sobre este edificio.

Dentro de las propuestas discutidas para la posible función de este edificio, el co-Director español, Arquitecto Luis Mozas, lo propone originalmente como un monumento conmemorativo. Su propuesta surge del análisis constructivo del edificio, que incluye su poco frecuente doble fachada, las puertas que atraviesan el recinto superior en sentido norte-sur y la repetitiva presencia de mascarones. Por el momento no se conoce un edificio con características similares dentro del mismo Tikal o ciudades vecinas.

Por supuesto, todo cambia, y la construcción de los Siete Templos pudo ser la más importante transformación de la plaza, porque cambió el eje a la plaza, que originalmente debió ser norte-sur, y posiblemente en el siglo VIII pasó a ser este-oeste y el Templo 5D-96 se convirtió en el sujeto principal de la actividad en la plaza, como lo puede indicar la presencia de la única estela y altar que allí se erigieron. De manera que los palacios del sur se remodelaron y se pudieron transformar en sitios de administración pública y/o control, o incluso vivienda de los mismos personajes que ejecutaban estas acciones. Esto último inferido por el agregado de elementos tipo “cama” o “banca” en las habitaciones de los palacios.

Lo más radical en la transformación de los Palacios del Sur pudo ser en el Clásico Terminal, en donde se cree que se cerraron algunas de las puertas de las fachadas principales, o sea las fachadas del norte, y se agregaron más elementos tipo “cama” o “banca” a los recintos.

El año pasado se expusieron nuestras ideas sobre cuál pudo ser el desarrollo constructivo de la Plaza de los Siete Templos. Primero, se construyó el Palacio 5D-91 y el Juego de Pelota Central, segundo los Palacios 5D-90 y 5D-92 y los Juegos de Pelota Este y Oeste, en una simetría continuada y reciproca entre el norte y el sur, respetando la imponente presencia de la Acrópolis del Sur al este, y Mundo Perdido al oeste. Por último, se cree que se construyeron los Siete Templos, un nuevo orden en la plaza y un posible ejemplo de la decadencia de los grandes conjuntos antes mencionados.

La evidencia arquitectónica indica que los Palacios del Sur y los Templos del Este no pertenecen al mismo momento. En los Palacios del Sur los muros del basamento fueron construidos con el estilo de pared ataludada y zócalo hundido. Los Templos del Este tienen basamento con paredes menos ataludadas y con entrecalle (Figura 9). Las técnicas constructivas y la calidad de los materiales también cambian, los palacios originalmente tienen mejor sistema constructivo y mejores materiales que los templos, lo cual también queda reflejado en la mejor conservación de los palacios. Por último, anteriormente ya se mencionó que el Templo 5D-93 bloquea en buena medida la fachada norte del Palacio 5D-92.

Desde esta visión del estudio cerámico hay también un dato interesante, si bien durante el Clásico Tardío hay una posible utilización habitacional en los palacios, no es difícil suponer que existiera un cercano depósito de deshechos, ya que al lado sur del Palacio 5D-90 se recuperaron 8416 fragmentos de cerámica, que incluyen fragmentos de figurillas, silbatos, flautas y otros objetos considerados suntuarios, lo cual podría considerarse normal. Lo excepcional son los 14,505 fragmentos de cerámica localizados en la relativamente reducida excavación frente a este palacio, la mayoría de los cuales son relativamente grandes. Dentro de estos materiales hay vasijas que se pueden restaurar hasta en un 95 %. De el material identificable el 50 % pertenece a los tipos sin engobe, el 49 % a los tipos engobados no decorados y 1 % a tipos policromos. ¿Qué pasó con las posibles vasijas policromas de los miembros de este edificio? ¿Por qué no fueron retirados los miles de fragmentos de cerámica del frente del edificio?

Es extraño que dentro de las habitaciones del edificio fueron encontrados únicamente 325 fragmentos de cerámica, muy pocos sobre el piso, ningún grupo de fragmentos asociados a un sector corresponde a una misma pieza, todos fueron encontrados dentro de los escombros que rellenaban las habitaciones y se cree que debieron formar parte del relleno constructivo de muros y el techo, o sea que no hay vasijas dentro del edificio. ¿Corresponden estos fragmentos de cerámica a una ceremonia de destrucción de vasijas frente al edificio? Se cree que no, más bien parece un acto de pillaje en el cual se saquearon las piezas de mayor valor y se desecharon las comunes. Por el momento se seguirá trabajando para tratar de responder estas preguntas y muchas más (Figura 10).

Figura 9 Comparación de los estilos arquitectónicos de los palacios y los templos

de la Plaza de los Siete Templos de Tikal

Figura 10 Planta y Elevación de los palacios del Sur de la Plaza de los Siete Templos

Figura 11 Palacio 5D-92, segundo nivel sur

Figura 12 Palacio 5D-92, segundo nivel sur

Figura 13 Palacio 5D-92, segundo nivel norte

Figura 14 Palacio 5D-92, segundo nivel norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *