Asociación Tikal

07 – PROYECTO NUESTRA HERENCIA CULTURAL: PRIMERA FASE – Claudia Monzón, Jenny Guerra y Andrea Terrón – Simposio 20, Año 2006

Descargar este artículo en formato PDF

Monzón, Claudia, Jenny Guerra y Andrea Terrón

2007        Proyecto Nuestra Herencia Cultural: Primera Fase. En XX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2006 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp. 107-112. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

7

PROYECTO NUESTRA HERENCIA CULTURAL:

PRIMERA FASE

Claudia Monzón

Jenny Guerra

Andrea Terrón

Palabras Clave

Patrimonio cultural, museos, proceso de registro

Abstract

OUR NATIONAL CULTURAL INHERITANCE PROJECT: FIRST PHASE

The “Our National Cultural Inheritance” project was created as an initiative of the National Museum of Archaeology and Ethnology (NMAE), which will classify, research, preserve and record the archaeological and ethnological material guarded at the museum’s storage rooms and that constitute our National Patrimony.  The project’s first phase will be the creation of the record of the NMAE’s archaeological and ethnological material, in order to establish a complete classification and an inventory of all the objects, as well as making record forms and taking photographs (slide and digital), a complex task that has been waiting to be accomplished in years before and hasn’t.  Also, a digital record will be created by making a data base, which will make the control and security of the pieces easier and there will be a better access to the whole collection for researchers and interested students as well.  This project’s final objective is to show the students of the whole country, the national and international investigators, the content of the National Museum of Archaeology and Ethnology through the plan called “Valijas Didácticas” (Educational Packages), where archaeological and ethnological material and information (replicas) that represent our identity will be transported.

Como iniciativa del Museo Nacional de Arqueología y Etnología (MNAE), se planificó el proyecto “Nuestra Herencia Cultural”, el cual se encargará de clasificar, investigar, conservar y registrar el material arqueológico y etnológico que se encuentra resguardado en los almacenajes del museo, y que constituye nuestro Patrimonio Cultural. La primera fase del proyecto es la creación del registro del material arqueológico y etnológico del MNAE, para establecer una clasificación completa y un inventario físico de todos los objetos, así como el levantamiento de fichas y fotografías (diapositiva y digital), tarea compleja que se ha tratado de hacer en años atrás y que no se ha hecho realidad. Además, se implantará el registro digital en forma de base de datos, lo que facilitará tener control y seguridad sobre las piezas y así mismo, se poseerá un mejor acceso de toda la colección para los investigadores y estudiantes interesados.

Este proyecto tiene como finalidad mostrar a estudiantes de todos los departamentos del país, a investigadores nacionales y extranjeros, el contenido del Museo Nacional de Arqueología y Etnología a través del plan “Valijas Didácticas”, donde se transportará material arqueológico y etnológico en réplicas, e información de ambas ciencias, que representan nuestra identidad.

Poseer una de las colecciones Mayas más grandes y más completas del área Mesoamericana no es tarea fácil. Conlleva la responsabilidad y obligación de cuidar y divulgar nuestro Patrimonio Cultural.

El Proyecto Nuestra Herencia Cultural comienza por el deber del MNAE de tener el registro completo de su colección, la cual está formada por aproximadamente 20,000 objetos arqueológicos y 5000 objetos etnológicos. Para iniciar el proyecto, había que ordenar y limpiar el área de almacenaje, área de bodega como mejor se le conoce. Este proceso comenzó a mediados del 2005 y consistió en:

  • Reconocimiento inicial y general de toda el área
  • Identificación previa de las piezas agrupadas
  • Análisis del estado de conservación del área y de las piezas
  • Movimientos iniciales para agrupar según área geográfica

Con esto en camino, se recibió el apoyo de la Embajada de Japón para el Proyecto “Reorganización de la Bodega del Museo Nacional de Arqueología y Etnología”, el cual se basó en equipar la bodega con componentes para tratar de mejorar las condiciones de conservación, este equipo consistió en:

  • Medidores de temperatura y humedad
  • Armarios y muebles para restauración y conservación
  • 100 estanterías para colocar piezas
  • 1000 cajas plásticas para ayudar a clasificar por color
  • Cinco deshumidificadores
  • Inyectores y extractores de aire
  • Planchas de esponjas para amortiguar
  • Lámparas con lupa
  • Mesa para la conservación textil
  • Cámaras fotográficas con equipo completo
  • Reja soldada que delimita el ingreso al área de almacenaje

La reorganización de la bodega permitió empezar a clasificar la colección por región y por temporalidad (Figuras 1 a 4). Esta fue la base del “Proyecto de Registro de la Colección del Museo Nacional de Arqueología y Etnología”, auspiciado por el Fondo de la Embajada de los Estados Unidos 2005, el cual donó:

  • Equipo y material para que se pueda realizar el registro
  • Trifoliares en inglés y español para divulgar información del museo
  • Catálogo con CD interactivo que mostrará una selección de 56 piezas del museo. Este estará disponible a partir de septiembre 2006.

La contratación del equipo técnico que tiene a su cargo realizar el registro, fue hecha con el apoyo del Componente de Diversidad Cultural y Pluralismo del Ministerio de Cultura y Deportes, ambas contribuciones permitirán que durante un año (junio 2006 a junio 2007) se efectúe el proyecto de Registro del MNAE. El proceso se está llevando a cabo con el aval del Registro de Bienes Muebles e Inmuebles del Ministerio de Cultura y Deportes, dirigido por el Lic. Fernando Paniagua.

Se ha podido contar también con la colaboración de profesionales especializados en diferentes áreas, que aportaron su conocimiento para lograr una mejor clasificación y organización de la colección.

EQUIPO TÉCNICO

El proyecto de registro cuenta con un equipo capacitado que estará encargado de la organización, manipulación, limpieza, traslado, descripción y fotografía del material de la colección. Este se compone de cuatro técnicos en arqueología, Claudia Arriaza, Paola Duarte, Jenny Guerra y Manuel Antonio Portillo, ellos harán la descripción de las piezas y el ingreso de datos a la ficha digital; y de un fotógrafo, Mauricio Acevedo, quien realizará el registro digital y análogo. Lucrecia Muñoz, técnico en conservación y parte del personal del museo, se incorporó al equipo de registro y se hará cargo de la organización, limpieza y manipulación del material. En coordinación con David Pineda, Lucrecia Muñoz procederá con la organización y traslado de las piezas desde bodega hasta la sala de fotografía.

TALLER DE CONSERVACIÓN Y PREVENCIÓN

Como parte del proyecto de registro, el equipo técnico recibió un breve curso de conservación, el cual se enfatizó en la valoración de la obra material del museo. Este curso impartido por Zulia Loarca, incluyó detalles que consideraban el uso de equipo de conservación como batas, guantes y mascarillas, el manejo y manipulación apropiado de las piezas, el ambiente adecuado para el material y su impacto en el mismo, y métodos de prevención para reducir el impacto negativo en la obra museológica.

REGISTRO

La creación de una base de datos digital, donde se almacenará toda la información, con el formato de la ficha de registro general, fue el primer paso para este proceso. Se encuentra dividida en ocho bloques importantes:

[1] Ingreso de Datos

[2] Búsqueda de datos

[3] Modificación de datos

[4] Borrado de datos

[5] Mostrado de datos

[6] Manejo de usuarios

[7] Impresión de la ficha

[8] Manejo de imágenes.

De igual manera datos como la época, números de registro, temporalidad, procedencia, descripción y medidas, serán incluidos para cada pieza que se deba registrar. Además un catálogo de fotografía digital y uno de diapositivas está siendo creado para contar con ayuda visual en el momento de consultar la ficha.

PROCEDIMIENTO DE REGISTRO

Una vez finalizada la reorganización de la bodega, se inició con el proyecto de registro. Como primer paso se seleccionó el material de Tierras Bajas ubicado en la bodega. Se escogió y organizó un área apropiada de trabajo para los registradores. Se colocaron mesas de trabajo, las cuales fueron debidamente forradas y acondicionadas para las piezas, y se les asignaron dos computadoras a los equipos de registro. Fueron elegidos dos equipos para trabajar conjuntamente en el proceso, alternándose el trabajo de descripción y de transcripción. La conservadora, Lucrecia Muñoz, fue la encargada de seleccionar pieza por pieza el material que sería registrado, no sin antes pasar por el proceso de limpieza también realizado por ella. Una ficha clínica de conservación fue creada para cada pieza, con la finalidad de iniciar un registro que presente el estado general de conservación de las piezas en la bodega. Las piezas fueron colocadas en grupos de diez, sobre las mesas de los registradores. Un número correlativo temporal les fue asignado con la finalidad de mantener un control interno en el registro.

Se procedió con la descripción del material por forma, color, decoración y estado de conservación. Las piezas que no tenían números de registro o números de museo fueron debidamente marcadas con el número correspondiente. Una vez descritas se colocaron en cajas por números correlativos, para ser trasladadas a la sala de fotografía.

El proceso de creación del registro digital y análogo comienza con la división de las piezas por tamaño, color y forma. Una vez hecha esta clasificación se procede a instalar el juego de fotografía, basado en el grupo de piezas, luego de ser fotografiadas, se trasladan de regreso a bodega, por David Pineda, para ser clasificadas y colocadas en un área particular según su procedencia, ya fuere Tierras Bajas en general, por departamento o por sitio. Seguidamente se cargan las fotografías digitales en las computadoras de los registradores, para luego ser identificadas con los números de registro y de MNAE. Terminado este proceso se graban las fotografías en la base de datos en su respectiva ficha. Fue necesaria la creación de un listado de fichas, para la revisión del departamento de Registro de Bienes Inmuebles del Instituto de Antropología e Historia (IDAEH), para culminar con la impresión y compaginación de todas las fichas de registro con las fotografías digitales y diapositivas adjuntas.

AGRADECIMIENTOS

Se agradece a todos los investigadores que gentilmente proporcionaron su tiempo y conocimiento en la reorganización de la bodega: Alfredo Román, Edgar Carpio, Marion Popenoe de Hatch, Matilde de Ivic, Tomás Barrientos, Takeshi Inomata, Daniela Triadan, Marcus Eberl y Donald Forsyth. También se dan las gracias a Rodolfo Yaquián, restaurador del MNAE, quien ha proporcionado su conocimiento y amistad en el proyecto de registro, así como también a todo el personal que labora en el Museo Nacional de Arqueología y Etnología.

Figura 1 Proceso de trabajo

Figura 2 Proceso de trabajo

Figura 3 Proceso de trabajo

Figura 4 Proceso de trabajo

Figura 5 Proceso de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *