Asociación Tikal

52 – LOS ARTEFACTOS LÍTICOS DEL TEMPLO L8-8, UN ESCONDITE DE DEDICACIÓN AL TEMPLO L8-5, Y ARTEFACTOS DE OBSIDIANA DEL CLÁSICO TERMINAL EN LA PLAZA PRINCIPAL DE AGUATECA, PETÉN – Kazuo Aoyama – Simposio 19, Año 2005

Descargar este artículo en formato PDF

Aoyama, Kazuo

2006        Los artefactos líticos del Templo L8-8, un escondite de dedicación al Templo L8-5, y artefactos de obsidiana del Clásico Terminal en la Plaza Principal de Aguateca, Petén. En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2005 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.571-584. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

52

LOS ARTEFACTOS LÍTICOS DEL TEMPLO L8-8,

UN ESCONDITE DE DEDICACIÓN AL TEMPLO L8-5,

Y ARTEFACTOS DE OBSIDIANA DEL CLÁSICO TERMINAL

EN LA PLAZA PRINCIPAL DE AGUATECA, PETÉN

Kazuo Aoyama

Palabras clave

Arqueología Maya, Tierras Bajas, Guatemala, Petén, Aguateca, industria lítica, pedernal, obsidiana, excéntricos

LITHIC ARTIFACTS FROM A TEMPLE UNDER CONSTRUCTION: A TEMPLE DEDICATION CACHE AND OBSIDIAN ARTIFACTS FROM THE TERMINAL CLASSIC

IN THE MAIN PLAZA OF AGUATECA, PETEN

This paper discusses the results of the analysis of 4076 lithic artifacts gathered from around the main plaza of Aguateca, Guatemala, by the Aguateca Restoration Project, Second Phase, with the aim of examining the socioeconomic and political organization of the Classic Maya. First, various lines of lithic evidence strongly support the hypothesis that the temple Structure L8-8 was abandoned while under construction at the end of the Late Classic period. Second, Ruler 3 of Aguateca practiced a Maya royal ritual of depositing a cache of obsidian and flint eccentrics, as well as other lithic artifacts in temple Structure L8-5. The theatrical presentation and dedication ritual related to the deposit in the temple was to reinforce the political and economic power of the Ruler. Third, the information from the obsidian artifacts indicated an unequal distribution, suggesting that the rulers of Aguateca had the best access to obsidian in the city, and the obtaining and distribution of the obsidian polyhedric nuclei could have been administered by the royal court of Aguateca’s dynasty, as part of its political economy. Finally, the information from the obsidian shows that the Maya from the Terminal Classic in the Petexbatun region were not isolated from other regions but took part in the long-distance exchange network of this period.

La presente ponencia discute los resultados del análisis de 4076 artefactos líticos recolectados en y alrededor de la Plaza Principal de Aguateca, por el Proyecto de Restauración Aguateca, Segunda Fase (2002 y 2003), con el fin de examinar la organización socioeconómica y política del Clásico Maya, incluyendo la construcción del gran Templo L8-8, y un ritual de dedicación en el Templo L8-5. También se presentan los datos de artefactos de obsidiana del Clásico Terminal en la Plaza Principal del mismo sitio. Se puso énfasis particular en documentar la lítica del Templo L8-8, ubicado en el lado occidental de la Plaza Principal de Aguateca, el cual fue el edificio más grande del sitio. En base a los datos arquitectónicos y la presencia de un altar no terminado, asociado con dicho templo, Inomata y sus colegas han propuesto la hipótesis que el Templo L8-8 representa uno de los pocos casos de la arquitectura Maya en donde se puede apreciar un edificio monumental público en pleno proceso de construcción alrededor de 810 DC (Inomata et al. 2004; Ponciano et al. 2003). Las excavaciones extensivas del edificio revelaron un claro contraste entre secciones terminadas y no terminadas, brindando importante información acerca de los métodos de construcción entre los Mayas antiguos, incluso una rampa de construcción que se iba a conectar con una posible tumba real. El análisis de la lítica del Templo L8-8 podría brindar más datos empíricos para examinar la hipótesis sobre el templo en proceso de construcción. Debido a que muy pocos implementos para la construcción se han reportado en las Tierras Bajas Mayas (Andrews IV y Rovner 1973; Rovner y Lewenstein 1997:61-64), los datos líticos del Templo L8-8 son significativos (Figura 1). Finalmente, se presentan algunas implicaciones en este estudio para la organización socioeconómica y política Maya Clásica.

Entre 1998 y 2003, se estudiaron un total de 14,921 artefactos líticos coleccionados por el Proyecto Arqueológico Aguateca, Primera Fase, y el Proyecto de Restauración Aguateca, Segunda Fase. De acuerdo a los análisis de materia prima y tecnología (Aoyama 2004), un total de 4076 ejemplares de lítica fueron colectados durante las excavaciones extensivas del Proyecto de Restauración Aguateca, Segunda Fase en las temporadas de campo 2002 y 2003, incluyendo todos los artefactos líticos recolectados del Templo no terminado L8-8, un escondite con 57 ejemplares de lítica menor de obsidiana y pedernal dedicado al Templo L8-5, y 10 fragmentos de artefactos de obsidiana del Clásico Terminal en la Plaza Principal de Aguateca (30,879.5 gr). De este total, 2248 son ejemplares de lítica menor (piedra tallada), y 1828 de otro tipo de lítica (piedra pulida y otros artefactos líticos; 12,044.9 gr). La lítica menor consiste en 218 ejemplares de obsidiana (375.7 gr), y 2030 de pedernal (18,458.9 gr). Los resultados pueden consultarse en los Cuadros 1 a 4.

  

Figura 1  Plano del área central de Aguateca

Se llevaron a cabo los análisis tecnológico y visual para identificar las fuentes de obsidiana. Para la identificación de las fuentes de obsidiana se empleó el análisis visual en todos los ejemplares de artefactos líticos de obsidiana. La precisión del mencionado análisis fue establecida por la prueba de 100 artefactos de obsidiana procedentes de la región de La Entrada, Honduras, por medio del análisis de activación neutrónica. El resultado del examen demostró un 98% de precisión (Aoyama 1999:29). Sobre todo, los estudiosos independientes han demostrado que por lo menos para ciertas colecciones de artefactos de obsidiana Maya, el análisis visual no solamente es reproducible sino también preciso (Braswell, Clark, Aoyama et al. 2000).

LOS ARTEFACTOS LÍTICOS DEL TEMPLO L8-8

Un total de 4009 ejemplares de lítica menor del Templo L8-8 fueron analizados (30,370.7 gr). De éstos, 2181 son ejemplares de lítica menor y 1828 de piedra pulida, y otros tipos de lítica. El porcentaje de los artefactos de obsidiana en toda la lítica menor es muy bajo (7.3%; n= 159), en comparación con las ocho estructuras extensivamente excavadas en el área de la Calzada (Estructuras M7-22, M7-32, M7-34, M8-2, M8-3, M8-4, M8-8 y M8-13), por el Proyecto Arqueológico Aguateca, Primera Fase (Promedio: 33.5%, D. E. = 8.6). Esto indica que los trabajos más pesados, así como la construcción del edificio y otras actividades asociadas, se llevaban a cabo con los artefactos de pedernal en y alrededores del Templo no terminado L8-8.

LÍTICA MENOR DE OBSIDIANA

De un total de 159 artefactos de obsidiana (143.9 gr), la mayor concentración se encontró en la Unidad 125 (n= 56), al lado este del Templo L8-8 y le siguen los artefactos en las Unidades 191 (n= 25) y 190 (n= 15), detrás de la misma. Casi todos los artefactos de obsidiana fueron elaborados con obsidiana de El Chayal (n= 158; 99.4%). Únicamente un segmento medio de navaja prismática fue hecho de obsidiana de San Martín Jilotepeque. Los datos de artefactos de obsidiana de la Estructura L8-8 indican que la obsidiana de El Chayal fue importada principalmente como núcleos poliédricos hacia Aguateca para la producción de navajas prismáticas (Aoyama 2004). De los artefactos de obsidiana de El Chayal recolectados en el Templo L8-8 solamente el 1.9% (n= 3), presentan corteza. Las navajas a presión, es decir, navajas de primera serie (n= 16), y navajas prismáticas (n= 102), dominan un 74.2% de los artefactos de obsidiana de El Chayal. No obstante, es importante notar que el porcentaje de artefactos que no son navajas a presión en todos los artefactos de obsidiana (25.8%), es mucho más alto que el promedio del porcentaje en las ocho estructuras extensivamente excavadas en el epicentro de Aguateca (14.7%, D. E. = 9.2%). Tales artefactos incluyen navajas pequeñas a percusión, fragmentos de núcleo poliédrico, taladros, lascas, lascas de remoción de fractura esquinada y lascas bifaciales de adelgazamiento. Especialmente, se notó un relativamente mayor número de navajas pequeñas a percusión (n= 9). En contraste, un total de solamente tres navajas pequeñas a percusión fueron recolectadas durante las excavaciones extensivas de las ocho estructuras en el epicentro del mismo sitio. Algunos artefactos gruesos de obsidiana a percusión de la Estructura L8-8 pudieron haber servido para los trabajos más pesados asociados con la construcción del templo. No hay evidencia directa de la producción de navajas y otros artefactos de obsidiana en la Estructura L8-8, o más bien parece que los artefactos de obsidiana, incluso las lascas y fragmentos de núcleos poliédricos, fueron manufacturados y traídos de otros lugares para llevar a cabo algunas actividades relacionadas con la construcción del edificio.

LÍTICA MENOR DE PEDERNAL

Hay 2022 ejemplares de lítica menor de pedernal local de la Estructura L8-8 (18,181.9 gr). La mayor concentración de los artefactos de pedernal se localizó detrás de la Estructura L8-8, tales como en las Unidad 191 (n= 302), y 189 (n= 227), y les siguen los artefactos en la Unidad 125 (n= 255), al lado este del edificio. El conjunto de artefactos de pedernal es muy diferente al de los artefactos de las ocho estructuras extensivamente excavadas en el área de la Calzada por el Proyecto Arqueológico Aguateca, Primera Fase.

Primero, no hay evidencia de la producción de artefactos bifaciales en los alrededores de la Estructura L8-8. Algunos de los bordes de bifaciales ovales más bien parecieron haber sido rejuvenecidos en y cerca del edificio. Solamente 56 lascas bifaciales de adelgazamiento fueron recolectadas en total. El porcentaje de lascas bifaciales de adelgazamiento en los artefactos de pedernal en la Estructura L8-8 (2.8%; n= 56), es considerablemente más bajo que el del área de la Calzada (20.7%, D. E. = 9%; n= 925). En consecuencia, un pequeño número de lascas bifaciales de adelgazamiento de la Estructura L8-8 pueden ser clasificadas como lascas bifaciales de rejuvenecimiento.

Segundo, el porcentaje de bifaciales ovales en los artefactos de pedernal en la Estructura L8-8 (2.3%; n= 46), es mucho menos que el del área de la Calzada (7.6%; D. E. = 1.9%; n= 249).

Tercero, se encontraron solamente dos puntas bifaciales completas y tres fragmentos de puntas bifaciales de pedernal en el Templo L8-8, las cuales consisten en apenas 0.2% de la colección total de pedernal. En contraste, se nota un alto porcentaje (5.5%; n= 209), de puntas bifaciales en la lítica menor de pedernal en el área de la Calzada. Además, únicamente una punta de navaja prismática de obsidiana fue recolectada en la Estructura L8-8. Algunas 30 a 40 puntas bifaciales de pedernal fueron encontradas en ambos contextos, el palacio real y las casas de élites escribanos/artistas localizadas en el epicentro de Aguateca. Esto puede ser otra línea de evidencia de que el Templo L8-8 fue abandonado en plena construcción. En otras palabras, no hubo mucha necesidad de defender dicha estructura sin terminar de construir, mientras las élites en el área de la Calzada estaban pendientes de proteger sus casas contra los enemigos. Alternativamente, algunas o todas las puntas bifaciales del Templo L8-8 pudieron haber sido parte de implementos de trabajo para construcciones, incluyendo alisadores de estuco, como se ha sugerido en los sitios Muna y Dzibilchaltun por Andrews IV y Rovner (1973).

Cuarto, la industria de la lítica de pedernal en el Templo L8-8 se caracteriza por la producción intensiva de lascas a percusión o “implementos no formales.” Las lascas informales a percusión dominan un 82.3% de la colección total de pedernal en dicha estructura, mientras el porcentaje de lascas es mucho menor en el área de la Calzada (55.7%, D. E. = 6.4%). Además, se nota un alto porcentaje de núcleos simples (4.1%; n= 82), en la Estructura L8-8, en comparación con el 2.7% (D. E. = 0.8%; n= 91), en el área de la Calzada. Parece que se estaban manufacturando lascas a percusión para actividades asociadas con la construcción del mencionado edificio según la necesidad.

Finalmente, la gran mayoría de artefactos unifaciales y bifaciales en el Templo L8-8 son fragmentos. Por ejemplo, se registraron 44 fragmentos de bifaciales ovales y únicamente un bifacial completo. Muchos artefactos gruesos, incluyendo bifaciales ovales, lascas y martillos de núcleos simples, también parecen haber estado asociados con la construcción del edificio.

OTROS ARTEFACTOS LÍTICOS

Se recolectaron 1828 ejemplares de otros artefactos líticos del Templo L8-8 (12,044.9 gr). Los artefactos de guijarros de cuarcita (n= 1789), dominan un 97.9% de la otra lítica. La gran mayoría de dichos artefactos se encontraron detrás de la estructura, especialmente en las Unidades 177-179, 189-191 y 193. En las mencionadas unidades, un total de 1339 artefactos de cuarcita fueron recolectados, los cuales ocupan un 74.8% de la colección total. La gran mayoría de artefactos de cuarcita son fragmentos (n= 1743; 8786.7 gr). Aunque no se sabe la función de estos guijarros de cuarcita con certitud, algunos ejemplares de cuarcita presentan claras huellas de pulir y pudieron haber sido usados como alisadores de estuco. Alternativamente, la presencia de muchos guijarros sugiere que algunos pudieron haber sido usados como arena de grava en la rampa de construcción que llevaba hacia una posible tumba real. Además, 21 piedras de pulir y cinco guijarros de cuarcita fueron utilizados como martillos, indicando múltiples usos de dichos artefactos.

Una hacha pulida casi completa (5.4 x 3.3 x 2.6 cm; 72.4 gr), elaborada con pedernal y 11 alisadores de estuco (siete de piedra caliza, tres de pedernal y uno de basalto), parecen haber sido usados para la construcción del Templo L8-8. Por otra parte, los hallazgos de un fragmento de machacador de andesita, un fragmento de plato pulido de basalto y siete piedras de color negro de pigmento, sugieren que pigmentos fueron preparados en el edificio.

LA LÍTICA MENOR DEL ESCONDITE 2 DEL TEMPLO L8-5

Se encontró el Escondite 2 en la parte sur del piso del templo de la Estructura L8-5 en julio del 2003. El Escondite 1 ya se había descubierto en la parte norte de la misma estructura por las investigaciones del Proyecto de Restauración Aguateca, Primera Fase. En ambos escondites se encontraron varios excéntricos de obsidiana y pedernal (Erick Ponciano, comunicación personal 2003). En base a las estelas asociadas con la Estructura L8-5, parece que el Gobernante 3 de Aguateca y sus seguidores realizaron un rito de dedicación al templo y depositaron los mencionados escondites en el eje norte-sur del templo hacia el final del periodo Clásico Tardío. Un total de 57 ejemplares de lítica menor fueron recolectados en el Escondite 2 (498.2 gr): 49 ejemplares de lítica menor fueron manufacturados de obsidiana (221.2 gr), mientras que ocho excéntricos fueron hechos de pedernal (277 gr).

ARTEFACTOS DE OBSIDIANA

Todos los artefactos de obsidiana fueron elaborados con la obsidiana de El Chayal. Ningún ejemplar presenta corteza. Los artefactos de obsidiana consisten en 28 navajas prismáticas (una completa, 11 casi completas, siete segmentos proximales, ocho segmentos medios y un segmento distal), 19 excéntricos y dos raspadores de macrolasca. Destacan en mayor número cinco excéntricos retocados de macronavajas. En un total de 2169 artefactos de obsidiana recolectados por el Proyecto Arqueológico Aguateca, Primera Fase, no se identificó ningún excéntrico de obsidiana, sino una sola macronavaja. Además, el número de navajas prismáticas completas y casi completas en el Escondite 2 (n= 12), es aún mayor que cualquiera de las ocho estructuras extensivamente excavadas en el epicentro de Aguateca (Media= 2.1; D.E. = 2.2). Estos datos sugieren que el gobernante de Aguateca tuvo mayor acceso a la obsidiana. Los excéntricos de obsidiana fueron clasificados como sigue:

  • Hay navajas prismáticas con muescas (n= 12), que parecen haber simbolizado serpientes (Figura 2). Cuatro navajas prismáticas con seis muescas en bordes opuestos son más largas que las demás navajas con menos muescas y consisten en dos navajas casi completas (8.2 x 1.3 x 0.3 cm, 2.7 gr; 7.1 x 1.3 x 0.4 cm, 2.6 gr, respectivamente), un segmento distal (7.2 x 1.3 x 0.3 cm, 2.8 gr), y un segmento proximal (6.4 x 1.3 x 0.3 cm, 2.5 gr). Los ocho ejemplares más cortos (3.5-6 cm de largo, Promedio = 4.2 cm, D. E. = 0.8), son: un segmento medio con cinco muescas, cuatro segmentos medios y dos segmentos proximales con cuatro muescas, y un segmento distal con tres muescas.

Figura 2  Navajas caprichosas de obsidiana

  • Una navaja de primera-serie con muescas (n= 1). Un segmento distal de navaja de primera-serie con seis muescas (6.4 x 1.4 x 0.4 cm, 3.3 gr), pudo haber formado una de las “13 serpientes” de navaja a presión con las 12 navajas prismáticas con muescas mencionadas arriba. Entre los Mayas antiguos, la Serpiente Nenúfar, la cual simbolizó la superficie de agua, fue un patrón sobrenatural del número 13. Los gobernantes Mayas del periodo Clásico a veces pusieron la cabeza de la Serpiente Nenúfar como una corona (Miller y Taube 1993:184). De modo que las “13 serpientes” simbolizadas por las 13 navajas a presión fueron depositados con significados ideológicos en el Escondite 2 de la Estructura L8-5.
  • Las macronavajas con muescas (n= 3), de las cuales tres macronavajas con muescas pudieron haber representado “serpientes grandes” (Figura3). Un segmento medio de macronavaja con seis muescas mide 8.2 x 3.3 x 1.1 cm y pesa 29.9 g. Un segmento distal de macronavaja con cuatro muescas fue modificado por medio de retoques unifaciales con forma recta en el extremo distal (8.6 x 3.3 x 1.1 cm, 27.9 gr). Un segmento medio de macronavaja con dos muescas también fue modificado por medio de retoques unifaciales con forma recta en la parte arriba (4.1 x 2.7 x 0.5 cm, 7 gr).

Figura 3  Navajas caprichosas de obsidiana

  • Una navaja pequeña a percusión con muescas (n= 1). Esta navaja pequeña a percusión con cinco muescas también pudo haber representado una serpiente o más bien una “serpiente de tamaño mediano” (8.4 x 2.1 x 0.8 cm, 14.1 gr; Figura 4).

Figura 4  Navajas caprichosas de obsidiana

  • Una macronavaja en forma de reptil (n= 1). Dicho ejemplar tiene dos muescas grandes en bordes opuestos cerca del extremo proximal. Además, ambos lados fueron modificados por medio de retoques unifaciales con forma de “cola” de reptil hacia el extremo distal. La misma mide 9.4 x 3.5 x 0.9 cm y pesa 23.2 g. La plataforma estriada mide 1.6 x 0.6 cm y el reborde de la misma fue removido.
  • Una macronavaja con un grabado circular (n= 1). El lado ventral de esta macronavaja completa fue grabado con forma circular (7.3 x 3.7 x 1.2 cm, 26.9 gr). La misma presenta una plataforma estriada (0.8 x 0.7 cm). Sin embargo, el reborde de la plataforma no fue removido.

EXCÉNTRICOS DE PEDERNAL

Los ocho excéntricos de pedernal parecen haber sido elaborado con pedernal local. Según los colores, textura y traslucidez de los excéntricos de pedernal, se pueden clasificar en seis tipos de pedernal (ver abajo). Los excéntricos de pedernal fueron modificados por medio de retoques bifaciales, mientras los excéntricos de obsidiana fueron retocados unifacialmente. Ningún ejemplar presenta corteza. Es importante notar que los excéntricos de pedernal están asociados con el palacio real y edificios públicos, pero no con las residencias de las élites ni tampoco con las residencias de individuos de bajo estatus en Aguateca. La distribución restringida fuertemente sugiere que los excéntricos fueron considerados como objetos de uso en rituales reales en Aguateca. Los excéntricos de pedernal fueron clasificados como sigue:

  • Dos excéntricos con forma de escorpión fueron elaborados con la misma materia prima, es decir, pedernal gris azulado con partes blancas, idénticos a las lascas bifaciales de adelgazamiento encontradas en la residencia de la élite de la Estructura M8-4 a lo largo de la Calzada. Por lo tanto, hay una posibilidad de que un personaje del área residencial de la élite, pudiendo ser un escribano/artista de la élite de la Estructura M8-4, pudo haber manufacturado dichos excéntricos como un especialista dependiente del gobernante. Alternativamente, un miembro de la familia real pudo haberlos producido. Un ejemplar completo mide 9.5 x 5.3 x 1 cm y pesa 44.7 g, mientras un ejemplar casi completo mide 8.6 x 5.4 x 1.2 cm y pesa 36.2 g. Hay ejemplares similares en Altar de Sacrificios (Willey 1972:fig.172), y Piedras Negras (Coe 1959).
  • Se halló un excéntrico con forma de ser humano parado (n= 1; 9.9 x 4.5 x 1 cm, 30.5 gr), y fue hecho de pedernal gris azulado con partes blancas y amarillas. Un ejemplar similar de pedernal se ha documentado en Piedras Negras (Coe 1959:fig.16a). Los excéntricos de esta forma elaborados con pedernal son extremadamente escasos en las Tierras Bajas Mayas. La forma del ejemplar de Aguateca no tiene un estilo tan realista como los excéntricos en forma de ser humano parado elaborados con obsidiana encontrados en Teotihuacan (Pasztory 1997:fig.3.3), y un escondite del Clásico Temprano en Altun Ha, Belice (Pendergast 1971).
  • Hay un excéntrico de luna creciente tridente que fue elaborado con la misma materia prima que el excéntrico en forma de ser humano parado (8.9 x 5.2 x 1.2 cm, 31.8 gr). La forma del mismo se parece a la de excéntricos de luna creciente tridente de Altar de Sacrificios (Willey 1972:fig.168). No obstante, al ejemplar de Aguateca le faltan muescas en ambos lados.
  • También se halló un excéntrico de luna creciente que fue hecho de pedernal azul blanquecino (9.7 x 7.4 x 1.3 cm, 76.3 gr). De nuevo, este tipo de pedernal es idéntico a la material prima usada para las lascas bifaciales de adelgazamiento en la residencia de la élite de la Estructura M8-4 a lo largo de la Calzada. En consecuencia, el mismo personaje del área residencial de la élite pudo haberlos manufacturado. Para ejemplares similares, ver por ejemplo, los de Altar de Sacrificios (Willey 1972:fig.167), Piedras Negras (Coe 1959), y Uaxactun (Kidder 1947).
  • Se halló una punta bifacial con muescas (n= 1; 11.3 x 5 x 0.7 cm, 32.9 gr), que fue elaborada con pedernal gris azulado y gris claro. Una punta de hoja laurel fue modificada por una serie de muescas.
  • Un excéntrico en forma de reptil (n= 1; 10.3 x 3.5 x 1 cm, 22 gr), fue hecho de pedernal gris oscuro y blanco rosado. Dicho ejemplar tiene cuatro muescas en la parte superior. Además, ambos lados fueron modificados por medio de retoques bifaciales con forma de “cola” de reptil hacia la parte abajo.
  • Por último, se encontró un fragmento de excéntrico no identificado (n= 1), de pedernal gris claro, mide 2.9 x 1.7 x 0.5 cm y pesa 2.6 gr.

LÍTICA MENOR ELABORADA CON OBSIDIANA DE UN DEPÓSITO DEL CLÁSICO TERMINAL DE LA PLAZA PRINCIPAL

Erick Ponciano (comunicación personal 2003), encontró un depósito del Clásico Terminal cerca de la Estructura L8-8 en la Plaza Principal de Aguateca (Operación 100C-3-1-1). Parece que los Mayas del Clásico Terminal que habitaban en el cercano sitio Punta de Chimino visitaron a Aguateca que ya había sido abandonado (Inomata, comunicación personal 2003). Se recolectaron un total de diez ejemplares de la lítica menor de obsidiana en dicho depósito (10.6 gr). Ningún ejemplar presenta corteza. Es muy posible que los visitantes trajeran los referidos artefactos de obsidiana como productos terminados y llevaran a cabo algunas actividades en la Plaza Principal de la entonces abandonada Aguateca.

En cuanto a las fuentes de obsidiana, los resultados del análisis visual adjudican un 70% (n= 7), a El Chayal, Guatemala; un 20% (n= 2), a Pachuca, Hidalgo, México; y un 10% (n= 1), a Zaragoza, Puebla, México. En contraste, cabe hacer notar que todos los artefactos de obsidiana de Aguateca del Clásico Tardío recolectados por el Proyecto Arqueológico Aguateca, Primera Fase, provienen de las Tierras Altas de Guatemala, más que todo, El Chayal (Aoyama 2004). La presencia de obsidiana mexicana indica que los Mayas del Clásico Terminal no estaban aislados de otras regiones, sino que participaron en las redes de intercambio a larga distancia de Mesoamérica durante el mismo periodo.

Los tres ejemplares de obsidiana mexicana recolectados en la Plaza Principal consisten en un segmento proximal y un segmento medio de obsidiana verde de Pachuca y un segmento medio de obsidiana de Zaragoza. El segmento proximal de obsidiana verde (8.9 x 1 x 0.3 cm, 3.6 gr), presenta una plataforma triturada, la cual es consistente con la técnica de preparación de plataformas de México Central durante el Clásico Terminal (Healan 1986:142). Los siete ejemplares de obsidiana de El Chayal son: un segmento proximal y tres segmentos medios de navaja prismática, dos segmentos proximales de navaja de primera-serie y una lasca completa. Significativamente, la plataforma del segmento proximal de navaja prismática fue preparada con la técnica de trituración. Por lo tanto, algunas características tecnológicas y obtención de fuentes de obsidiana son diagnósticos del Clásico Terminal (Braswell 2003).

CONCLUSIONES

Varias líneas de evidencia lítica fuertemente apoyan a la hipótesis de Inomata et al. (2004), que el templo de la Estructura L8-8 fue abandonado en el proceso de construcción a finales del Clásico Tardío. Los datos líticos relevantes incluyen:

  • Un bajo porcentaje de los artefactos de obsidiana en la colección total de la lítica menor en comparación con las ocho estructuras extensivamente excavadas en el Grupo del Palacio y el área residencial de la élite a lo largo de la Calzada.
  • La notable presencia de artefactos gruesos de obsidiana a percusión en comparación con las ocho estructuras extensivamente excavadas en el epicentro.
  • La producción intensiva y uso de lascas a percusión de pedernal o “implementos informales”.
  • La falta de evidencia de producción de artefactos bifaciales de pedernal en y alrededor del Templo L8-8.
  • La escasez de puntas bifaciales de pedernal.
  • La mayor presencia de fragmentos de artefactos unifacial y bifacialmente retocados de pedernal.
  • Los posibles artefactos líticos usados para las actividades asociadas con la construcción del edificio, incluso bifaciales ovales, lascas y núcleos simples usados como martillos, una hacha pulida elaborada con pedernal y alisadores de estuco.

Los datos líticos del Templo no terminado L8-8 soportan la hipótesis de que Aguateca decayó a debido a la intensificación de la guerra hacia el final del Clásico Tardío (Inomata 1997).

Segundo, el Gobernante 3 de Aguateca practicaba un ritual Maya de carácter real de depositar un escondite de excéntricos de obsidiana y pedernal, así como otros artefactos líticos en el Templo L8-5 en frente de la Plaza Principal. Los excéntricos de pedernal fueron encontrados exclusivamente en los contextos reales, indicando que éstos fueron considerados como objetos de uso en rituales reales en Aguateca. Un personaje del área residencial de la élite, pudiendo ser un escribano/artista de la Estructura M8-4, pudo haberlos fabricado como especialista dependiente del gobernante, o más bien un miembro de la familia real pudo haber sido el que los manufacturó. De todos modos, la producción llena de ideología de objetos de uso en rituales reales, así como el conocimiento esotérico religioso de producción, fueron importantes para la identidad exclusiva de la élite durante el Clásico Tardío en Aguateca (Inomata 2001). La Plaza Principal de Aguateca contiene numerosos monumentos de piedra y provee un entorno adecuado para representaciones teatrales. La representación teatral y ritual de dedicación relacionado a su colocación en el templo tuvo que haber reforzado el poder político y económico del gobernante.

Tercero, los datos de artefactos de obsidiana indican una distribución desigual, sugiriendo que los gobernantes de Aguateca tuvieron el mayor acceso a la obsidiana en la ciudad, y que la obtención y distribución de núcleos poliédricos de obsidiana pudo haber sido administrada por la corte real encabezada por la dinastía de Aguateca como parte de su economía política. Se notó una presencia llamativa de excéntricos y otros artefactos de obsidiana hechos de macronavajas y lascas grandes, así como el número mayor de navajas completas y semi completas del Templo real L8-5. Además, tanto los gobernantes como los escribanos/artistas de la élite que residían en las Estructuras M8-4 y M8-8, tenían un mayor número de navajas más anchas y fuertes que los ocupantes de las estructuras más pequeñas, tales como Estructuras M8-2, M8-3, y M8-13. El máximo número de navajas recolectadas fue encontrado en las residencies de la élite de Estructuras M8-4 (n= 29), y M8-8 (n= 22), donde se pudo unir un total de 64 segmentos de navajas prismáticas, incluyendo seis segmentos de navajas en diferentes estructuras. Por ejemplo, se pudo unir un segmento proximal de una navaja prismática de la residencia de la élite de la Estructura M8-4 y un segmento distal de la misma navaja de la residencia de bajo rango de la Estructura M8-13. Se sugiere que los residentes de la élite distribuyeron el segmento distal y otros artefactos a los individuos de bajo estatus. Esto implica que cada grupo doméstico no manufacturaba navajas por si mismo. Más que todo, la distribución desigual de obsidiana de Ixtepeque y San Martín Jilotepeque indica que la obtención y distribución de artefactos de obsidiana de dichas fuentes pudo haber sido manejado por la corte real. El mayor número de artefactos de obsidiana de las mencionadas fuentes fue recolectado en el palacio real (n= 20), le siguen las residencias de las élites de las Estructuras M8-4 (n= 18), y M8-8 (n= 17), a lo largo de la Calzada, mientras solamente una navaja de obsidiana de San Martín Jilotepeque fue encontrada en la Estructura M8-13. De cualquier forma, los datos de obsidiana en Aguateca son consistentes con la interpretación de la tecnología núcleo-navajas de Mesoamérica bajo el control de la élite (Aoyama 1994, 2001; Clark 1987; Sheets 1983; Spence 1984).

Finalmente, los artefactos de obsidiana del centro de México pueden servir como un indicador cronológico sensible en Aguateca. Los artefactos de obsidiana de Pachuca y Zaragoza fueron importados como navajas prismáticas terminadas durante el Clásico Terminal. Los visitantes trajeron y utilizaron dichas navajas, así como los artefactos de obsidiana de El Chayal, para algunas actividades en la Plaza Principal de Aguateca. Los datos de obsidiana demuestran que los Mayas del Clásico Terminal de la región de Petexbatun no estaban aislados de otras regiones, sino que participaron en las redes de intercambio a larga distancia durante dicho periodo.

AGRADECIMIENTOS

A Takeshi Inomata, Erick Ponciano, Oscar Santos y Otto Román. El financiamiento para esta investigación en 2003 fue provisto por The Japan Society for the Promotion of Science (Grant-in-Aid for Scientific Research 13571033).

CUADRO 1

LÍTICA ANALIZADA POR OPERACIÓN

Operaciones                                100A (L8-8)        101A (L8-5)                100C                Total

(Clásico Terminal)

Lítica menor de obsidiana                     159.0           49.0                        10                218.0

Peso (g)                                     143.9         221.2                        10.6                 375.7

Lítica menor de pedernal                   2022.0             8.0                          0               2030.0

Peso (g)                                      18181.9         277.0                          0             18458.9

Otra lítica                                   1828.0             0.0                          0               1828.0

Peso (g)                                       12044.9             0.0                          0              12044.9

Total                                           4009.0           57.0                        10               4076.0

Peso (g)                                      30370.7         498.2                10.6              30879.5

CUADRO 2

FUENTES DE OBSIDIANA POR OPERACIÓN

Operaciones

Fuentes                                100A (L8-8)        101A (L8-5)        100C                        Total

(Clásico Terminal)

El Chayal                                158                 49                   7                        214

%                                         99.4                100                  70                         98.2

San Martín Jilotepeque                            1                  0                   0                          1

%                                          0.6                  0                   0                          0.5

Pachuca                                  0                  0                   2                          2

%                                          0                  0                  20                          0.9

Zaragoza                                  0                  0                   1                         1

%                                          0                  0                  10                          0.5

Total                                        159                 49                  10                             218

CUADRO 3

ANÁLISIS TECNOLÓGICO DE LA LÍTICA MENOR ELABORADA CON OBSIDIANA

Operaciones

Artefactos                                        100A (L8-8)        101A (L8-5)        100C                Total

(Clásico Terminal)

Navajas de primera serie

Completas                                            1                  0                  0                     1

Segmentos proximales                            8                  0                  2                  10

Segmentos medios                                    2                  0                  0                       2

Segmentos distales                                    5                  0                  0                       5

Navajas prismáticas

Completa                                            0                  1                  0                     1

Casi completas                                    0                11                  0                  11

Segmentos proximales                           31          7                  2                 40

Segmentos medios                                   53                  8                  5                  66

Segmentos distales                                   19                  1                  0                   20

Navajas pequeñas a percusión                            9                  0                  0                      9

Fragmentos de núcleos poliédricos

Proximal                                            1                  0                  0                       1

Medios                                            4                  0                  0                       4

Distal                                                1                  0                  0                       1

Puntas de navaja prismática                            1                  0                  0                       1

Raspadores de macrolasca                            0                  2                  0                       2

Taladro                                                            1                          0                  0                       1

Excéntricos

Navajas prismáticas con muescas                    0                12                  0                      12

Macronavajas con muescas                            0                  3                  0                       3

Macronavaja con un grabado circular                    0                  1                  0                       1

Navaja pequeña a percusión con muescas            0                  1                  0                       1

Navaja de primera serie con muescas                    0                  1                  0                       1

Reptil de macronavaja                             0                  1                  0                       1

Lascas bifaciales de adelgazamiento                    2                  0                  0                       2

Lascas de removimiento de fractura de esquina            4                  0                  0                       4

Lascas                                                  17                  0                  1                      18

Total                                                159                49                10                218

CUADRO 4

ANÁLISIS TECNOLÓGICO DE LA LÍTICA MENOR ELABORADA CON PEDERNAL

Operaciones

Artefactos                                100A (L8-8)                101A (L8-5)                        Total

Puntas bifaciales

Completas                                      2                        0                       2

Fragmentos                                      3                        0                       3

Bifaciales ovales

Completa                                      1                        0                       1

Casi completa                                      1                        0                       1

Fragmentos                                     44                        0                      44

Martillos de bifacial oval                              4                        0                       4

Raspadores

Completos                                      4                        0                       4

Fragmentos                                      8                        0                       8

Lasca con muesca                              1                        0                       1

Lascas denticuladas

Completas                                     10                        0                      10

Fragmentos                                     11                        0                      11

Taladro                                              1                        0                       1

Excéntricos

Escorpiones                                      0                        2                       2

Reptil                                              0                        1                       1

Luna creciente                              0                        1                       1

Luna creciente tridente                      0                        1                       1

Humano parado                              0                        1                       1

Punta bifacial con muescas                      0                        1                       1

Fragmento no identificado                      0                        1                       1

Lascas bifaciales de adelgazamiento             56                        0                      56

Lascas primarias                            290                        0                     290

Lascas secundarias                             533                0                     533

Lascas terciarias                            841                        0                     841

Chunks                                                130                0                          130

Núcleos simples                            70                        0                      70

Martillos de núcleo simple                    12                        0                      12

Total                                              2022                        8                       2030

REFERENCIAS

Andrews, E. Wyllys, IV e Irwin Rovner

1973        Archaeological Evidence on Social Stratification and Commerce in the Northern Maya Lowlands: Two Masons’ Tool Kits from Muna and Dzibilchaltun, Yucatan. En Archaeological Investigations on the Yucatan Peninsula, pp.81-102, Publication No.31, Middle American Research Institute, Tulane University, New Orleans.

Aoyama, Kazuo

1994        Socioeconomic Implications of Chipped Stone from the La Entrada Region, Western Honduras. Journal of Field Archaeology 21:133-145.

1999        Ancient Maya State, Urbanism, Exchange, and Craft Specialization: Chipped Stone Evidence of the Copan Valley and the La Entrada Region, Honduras. University of Pittsburgh Memoirs in Latin American Archaeology No.12, Pittsburgh.

2001        Classic Maya State, Urbanism, and Exchange: Chipped Stone Evidence of the Copan Valley and Its Hinterland. American Anthropologist 103:346-360.

2004        Los artistas, los artesanos, los guerreros y los escribanos en la corte real Maya del Clásico Tardío: Evidencia de la lítica de los grupos domésticos en Aguateca, Guatemala. Los Investigadores de la Cultura Maya 12 (1):106-119. Universidad Autónoma de Campeche, Campeche.

Braswell, Geoffrey

2003        Obsidian Exchange Spheres. En The Postclassic Mesoamerican World (editado por Michael E. Smith y Frances F. Berdan), pp.131-158. The University of Utah Press, Salt Lake City.

Braswell, Geoffrey E., John E. Clark, Kazuo Aoyama, Heather I. McKillop y Michael D. Glascock

2000        Determining the Geological Provenance of Obsidian Artifacts from the Maya Region: A Test of the Efficacy of Visual Sourcing. Latin American Antiquity 11:269-282.

Clark, John E.

1987        Politics, Prismatic Blades, and Mesoamerican Civilization. En The Organization of Core Technology (editado por Jay K. Johnson y Carol A. Morrow), pp.259-284. Westview Press, Boulder.

Coe, William R.

1959        Piedras Negras Archaeology: Artifacts, Caches, and Burials. Museum Monographs. The University Museum, University of Pennsylvania, Philadelphia.

Healan, Dan M.

1986        Technological and Nontechnological Aspects of an Obsidian Workshop Excavated at Tula, Hidalgo. En Economic Aspects of Prehispanic Highland Mexico (editado por Barry L. Issac), pp.133-152. Research in Economic Anthropology, Supplement 2. JAI Press, Greenwich.

Inomata, Takeshi

1997        The Last Day of a Fortified Classic Maya Center: Archaeological Investigations at Aguateca, Guatemala. Ancient Mesoamerica 8:337-351.

2001        The Power and Ideology of Artistic Creation: Elite Craft Specialists in Classic Maya Society. Current Anthropology 42:321-349.

Inomata, Takeshi, Erick Ponciano, Oscar Santos, Oswaldo Chinchilla, Otto Román y Véronique Breuil-Martínez

2004        An Unfinished Temple at the Classic Maya Center of Aguateca, Guatemala. Antiquity 78:798-811.

Kidder, Alfred V.

1947        The Artifacts of Uaxactun, Guatemala. Carnegie Institution of Washington, Publication No.576, Washington, D.C.

Miller, Mary y Karl Taube

1993        An Illustrated Dictionary of the Gods and Symbols of Ancient Mexico and the Maya. Thames and Hudson, London.

Pasztory, Esther

1997        Teotihuacan: An Experiment in Living. University of Oklahoma Press, Norman.

Pendergast, David M.

1971        Evidence of Early Teotihuacan-Lowland Maya Contact at Altun Ha. American Antiquity 36 (4):455-460.

Ponciano, Erick, Takeshi Inomata y Oscar Santos

2003        Investigaciones arqueológicas en la Estructura L8-8 de la Plaza Principal de Aguateca, Sayaxche, Petén. En XVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2002 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.175-184. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Rovner, Irwin y Suzanne M. Lewenstein

1997        Maya Stone Tools of Dzibilchaltun, Yucatan, and Becan and Chicanna, Campeche. Publication 65, Middle American Research Institute, Tulane University, New Orleans.

Sheets, Payson D.

1983        Chipped Stone from the Zapotitan Valley. En Archaeology and Volcanism in Central America: The Zapotitan Valley of El Salvador (editado por Payson Sheets), pp.195-223, University of Texas Press, Austin.

Spence, Michael

1984        Craft Production and Polity in Early Teotihuacan. En Trade and Exchange in Early Mesoamerica (editado por Kenneth Hirth), pp.87-114, University of New Mexico Press, Albuquerque.

Willey, Gordon R.

1972        The Artifacts of Altar de Sacrificios. Papers of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Harvard University Vol. 62 (1), Cambridge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *