Asociación Tikal

20 – LAS INVESTIGACIONES ARQUEOLÓGICAS EN TAZUMAL, 2004-2005 – Shinya Kato, Shione Shibata y Nobuyuki Ito – Simposio 19, Año 2005

Descargar este artículo en formato PDF

Kato, Shinya, Shione Shibata y Noboyuki Ito

2006        Las investigaciones arqueológicas en Tazumal, 2004-2005. En XIX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2005 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.211-222. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

20

LAS INVESTIGACIONES ARQUEOLÓGICAS EN TAZUMAL, 2004-2005

Shinya Kato

Shione Shibata

Nobuyuki Ito

Palabras clave

Arqueología Maya, El Salvador, Tazumal, excavaciones, arquitectura, restauración, Clásico Tardío, Clásico Terminal, Postclásico

ARCHAEOLOGICAL STUDIES AT TAZUMAL, 2004-2005

The archaeological site Tazumal is located in the municipality of Chalchuapa, Department of Santa Ana in western El Salvador. It was excavated by Stanley Boggs during the 1940’s and the beginning of the 1950’s. The site was declared a National Historical Monument in 1947. It was a symbol of the Republic of El Salvador appearing on the 100 Colones bill before dollarization in 2001. Despite the site’s fame, its archaeological details are still not clear. One factor of ambiguity is the complexity of the remodeling and architectural enlargements of its buildings which were carried out several times. At the moment, two different archaeological studies are being carried out by two different projects. These are Archaeological Study and Restoration of Structure B1-2 of Archaeological Park El Tazumal by the National Council for Culture and Art in El Salvador, and Archaeological Project of El Salvador by the Nagoya University, Japan. This paper presents the results of the aforementioned projects.

El sitio arqueológico Tazumal se localiza en el Municipio de Chalchuapa, departamento de Santa Ana al occidente de El Salvador (Figura 1). Tazumal fue excavado por Stanley H. Boggs en la década de 1940 y a principios de 1950. El sitio se declaró Monumento Histórico Nacional de El Salvador en el año 1947. A pesar de la fama del sitio, sus características arqueológicas aún no están claras. La ambigüedad en la historia de Tazumal se origina en su complejidad arquitectónica, ya que en los edificios se llevaron a cabo diversas remodelaciones y extensiones en pequeña y en algunos casos a gran escala.

Por el momento, en Tazumal se están llevando a cabo dos investigaciones arqueológicas, que son el Proyecto de Investigación Arqueológica y Restauración en la Estructura B1-2 del parque arqueológico Tazumal de CONCULTURA (Consejo Nacional para la Cultura y el Arte de El Salvador), y el Proyecto Arqueológico de El Salvador (PAES), de la Universidad de Nagoya, Japón. De aquí en adelante se denominará al primer proyecto como Proyecto de CONCULTURA y al segundo como Proyecto de PAES.

El 18 de octubre del año pasado se derrumbó el sector sur de la Estructura B1-2, por esa razón CONCULTURA comenzó su proyecto en dicho edificio desde el 13 de diciembre de 2004 y concluyó con las excavaciones a fines de abril del año en curso; actualmente, se encuentra en la fase de estabilización de las estructuras. La dirección del proyecto está a cargo de Fabricio Valdivieso, jefe del Departamento de Arqueología de CONCULTURA y, como director de campo, Shinya Kato. Es importante mencionar, que uno de los objetivos principales del proyecto es divulgar los resultados de investigaciones al público.

Entre 1942 y 1953, Boggs realizó excavaciones y restauraciones esporádicas en la Estructura B1-2. La reconstrucción hipotética que él construyó muestra el estilo arquitectónico de talud y cornisa. Además, aplicó repello de cemento para protegerla. Aunque Boggs realizó investigaciones y restauraciones vigorosas en este sitio, no se ha tenido acceso a los detalles en su informe final y, sumado a esto, después de dichas investigaciones no se han realizado hasta la fecha excavaciones arqueológicas en Tazumal. Por esta razón, el proyecto no sólo se enfoca en la restauración de la Estructura B1-2, sino también en la recuperación de los datos arqueológicos. Al mismo tiempo que la investigación anterior, se inició otro proyecto arqueológico bajo la dirección de Nobuyuki Ito (Universidad de Nagoya), y de Shione Shibata (CONCULTURA), a partir del 15 de febrero del 2005. Uno de los objetivos de la investigación es confirmar la existencia del Juego de Pelota en Tazumal.

Figura 1  Mapa de la República de El Salvador y la ubicación del Sitio Arqueológico Tazumal

En el noroeste del sitio se localizan dos montículos que parecen conformar el Juego de Pelota. Sin embargo, uno de ellos está parcialmente destruido en casi la totalidad de su lado oeste. En la década de 1940, ese sector del sitio había sido utilizado como cementerio. Por tanto, Boggs no trató de investigarlo y hasta ahora no se ha podido confirmar arqueológicamente que estos dos montículos sean un Juego de Pelota.

Otro de los objetivos del proyecto es comprobar la hipótesis sobre el desarrollo arquitectónico del sitio, ésta se definió a partir del levantamiento arquitectónico realizado en los años 2003-2004 por CONCULTURA y la Universidad de Nagoya. Según la hipótesis planteada, se supone que en el lado este y sur de la Estructura B1-1 existían dos basamentos rectangulares enterrados que tenían aproximadamente 30 m de largo.

En este artículo se hará mención principalmente de los resultados de las investigaciones realizadas por el proyecto de CONCULTURA en la Estructura B1-2. En tanto, el Proyecto PAES aún se encuentra iniciando las investigaciones y se explicará la hipótesis que motiva a investigar en el lado este de la Estructura B1-1.

LA ESTRUCTURA B1-2: LOCALIZACIÓN Y CAUSA DEL DERRUMBE

La Estructura B1-2 se localiza al suroeste de la Estructura B1-1, reconocida como la más grande en el sitio (Figura 2). B1-2 es una estructura piramidal y consiste de tres cuerpos cuadrangulares con fachada al oeste. Se construyó sobre una plataforma baja, la cual fue nombrada como “Terraza Basal” por Boggs (1944). La estructura tiene aproximadamente 25 m x 25 m con una altura de 6.80 m.

En los informes preliminares de Boggs no se menciona a la Estructura B1-2, se enfocan principalmente en la plataforma de la Estructura B1-1 (Boggs 1943a, 1943b, 1944, 1945, 1950). Según unas fotografías tomadas por él mismo en los años de 1948 y 1953, se observan algunas subestructuras de B1-2. Sin embargo, se reconoció sólo una fase constructiva de ésta (Boggs 1950:269).

Este proyecto se enfocó en el derrumbe del sector sur, casi la mitad de la estructura. Se comenzó con la remoción de ripio, tierra y piedras colapsadas (Figura 2). Por el momento, se considera que la causa del derrumbe fue la lluvia y las raíces de árboles (cedros), que crecieron al suroeste de B1-2, y a la filtración de agua. La reconstrucción en la década de 1950 cubrió totalmente la pirámide con cemento sin instalar un sistema de desagüe. La estructura cubierta con cemento funcionaba como si fuera una pila de agua, o más bien dicho, como una piscina. Por añadidura, los árboles cerca de la estructura se enraizaron adentro buscando agua, especialmente durante la época seca. Los árboles y la estructura se encuentran separados por 7 m de distancia, las raíces que penetraron la estructura llegaron hasta el tercer cuerpo, es decir a 6 m de altura y 15 cm de diámetro, provocando grietas en las paredes de la estructura, ocasionando que el repello de cemento aplicado medio siglo atrás cediera a la presión del agua y al contenido en la estructura, provocando su derrumbe.

Figura 2  Derrumbe sucedido el 18 de octubre, 2004 (hacia el este)

ESTRUCTURAS INTERNAS

Hasta ahora, se han localizado varios muros de mampostería de las estructuras internas (Figura 3). En el informe de las excavaciones de Boggs en la Estructura B1-2, menciona que se encontró “repello blanquecino”. Él escribió (1943:56-59):

“Two walls were found faced with a lime mortar which departed considerably from the Tazumal norm. In both cases the facing material was extremely fine, nearly white, and almost velvety in smoothness. One example, the basal terrace of Mound 2, was considerably eroded and, because of moisture, very soft”.

Figura 3  Estructuras internas descubiertas (hacia el este)

La Terraza Basal repellada –o Basal Terrace en inglés– se puede observar en la foto tomada en el año 1950 (Figura 4). Excepto de la fotografía de la “Terraza Basal” no se ha verificado la existencia del repello mencionado en otra parte de la estructura. Probablemente las estructuras sobrepuestas se construyeron aparte de esa terraza. En la última estructura, ya no se nota la presencia del repello mencionado por el cemento que la cubrió totalmente. En el límite del área de excavación todavía existe la posibilidad de que se halle el repello en la parte norte.

Figura 4  Fachada oeste descubierta por la investigación en la década de 1950 (hacia el este: fotografiada en el 28 de marzo, 1950 por Boggs)

A continuación, se explicarán las fases constructivas observadas en el lado sur (Figura 5).

Fase 1: Se construyó una estructura de tres cuerpos que midió 4.70 m de altura, con 1.10 m en el primer cuerpo, 1.80 m en el segundo y 1.80 m en el tercero. El ancho del pasillo sobre el primer cuerpo mide 0.80 m y éste sobre el segundo 0.90 m. Los muros hechos con piedras las que fueron colocadas uniformemente y la cima de los muros presentaron lajas. Se observaron piedras salientes en los muros que salen más o menos 0.30 m. El edificio de esta fase fue enterrado por las estructuras de la Fase 2. Se observaron parcialmente a través de la parte derrumbada de la siguiente construcción. Por tanto, los detalles constructivos de esta fase son aún difíciles de entender por las estructuras originales sobrepuestas.

Figura 5  Perfil de secuencia constructiva de Fase 1-3 (sin escala)

Fase 2: La construcción de esta fase se divide por lo menos en tres sub-fases, 2A, 2B y 2C. El estilo constructivo de esta fase es muy parecido al de la anterior. Se cree que se habrían construido siguiendo el mismo concepto, debido a la presencia de lajas alineadas en el centro del muro del segundo cuerpo. Se puede suponer la existencia de sub-fases, es decir, extensiones verticales.

En la Fase 2A se construyeron los dos primeros cuerpos con una altura total de 1.50 m. La estructura posiblemente aprovechó el tercer cuerpo de la fase anterior. Se puede reconocer a la Fase 2A como un adosamiento del primero y segundo cuerpo del edificio anterior. El ancho del pasillo sobre el primer cuerpo mide 1 m y sobre el segundo 1.60 m.

En la Fase 2B se levantó el segundo cuerpo de la Fase 2A, a 0.60 m más y se realizó la renovación del tercer cuerpo con una altura de 2 m, cubriendo completamente el tercer cuerpo de la Fase 1. En la orilla superior del segundo cuerpo instalaron un canalete de piedra (Figura 6), que mide 0.45 m de largo y 0.20 m de grosor. Este se descubrió in situ en el centro del lado sur, debajo de la cual se encontró el otro que se había removido de su posición original. Dichos canaletes son de piedra volcánica porosa y tienen la parte cóncava de 0.20 m de ancho. Parecen piedras de moler en su forma. No obstante, la parte cóncava no tiene huella de desgaste como la que se tiene en las piedras de moler, por lo que se sugiere que se fabricaron especialmente como canaletes de agua.

En la Fase 2B llegó a medir el edificio hasta 5.60 m. Tuvo un piso constituido de pómez roja machacada y compactada sobre el tercer cuerpo. En el piso se hallaron unas tres concentraciones de piedras. Su forma es circular con un diámetro de 0.80 m. Posiblemente son restos de columnas de una superestructura, los cuales se perdieron por la serie de remodelaciones que llevó la estructura.

Figura 6  “Canaletas de Piedra” (hacia el norte)

La Fase 2C corresponde a la construcción del cuarto cuerpo, que se destruyó en la mayor parte y se encuentra a 0.90 m de altura en el lado oeste. Se levantó sobre el piso de pómez roja y cubrió las huellas de las columnas. Con la construcción de la Fase 2B se cubrió completamente el edificio de la fase anterior y de la Fase 2C. La estructura alcanzó hasta 6.50 m de altura con cuatro cuerpos.

Fase 3: Los cinco cuerpos constituyeron el edificio de la Fase 3 y se dividió en dos sub-fases, 3A y 3B. El estado de la estructura en esta fase es muy malo y actualmente los muros se observan únicamente en el lado oeste. Es probable, que se derrumbaran casi todas las estructuras más recientes del sector sur que en la Fase 2.

En la Fase 3A el ritmo arquitectónico cambió respecto a las fases anteriores. La estructura tuvo, por lo menos, 5.70 m de altura. La altura de cada cuerpo varió, el primer cuerpo con 1.20 m, el segundo con 1 m, el tercero con 1.40 m, el cuarto con 0.70 m y el quinto con 1.40 m. Aunque el ritmo de construcción varió de la Fase 2, siguió con el mismo estilo arquitectónico del muro a plomo y de piedras salientes.

La construcción de la Fase 3B se reconoce solamente como un tipo de revestimiento del primer cuerpo. Se construyó inmediatamente enfrente de la Fase 3A, con piedras relativamente pequeñas. Fue la primera construcción de talud en las subestructuras y tiene la misma inclinación que el talud de la última fase. La aparición de este rasgo es un cambio notable del estilo arquitectónico, además desaparece el estilo de poner lajas en la orilla superior de los muros que había sido utilizado en las fases anteriores. Sin embargo, el muro de talud mantiene la tradición de piedras salientes como antes.

Fase 4: Es la última fase y por lo tanto la más difícil de definir debido a la destrucción causada por el derrumbe sucedido el año pasado. Por tal razón, no quedaron más restos en el lado sur. Se pueden observar hasta cuatro extensiones y/o adosamientos en la fachada durante esta fase.

En el lado oeste se localizaron las fachadas de las subestructuras. Por la importancia de su función como entrada principal, se modificaron varias veces en comparación con otras partes del edificio. Se descubrieron tres escalinatas en la fachada (Escalinatas A, B y C). Se reconocieron anteriormente por las fotografías de Boggs (Figura 4). La Escalinata A es la más antigua y corresponde a la estructura de la Fase 3A. Obviamente, las otras dos pertenecen a la fase más reciente. La Escalinata A tuvo 21 escalones y era un acceso sin descanso hasta el quinto cuerpo de la Fase 3A. La Escalinata B tuvo 16 gradas, cubriendo la anterior. La más reciente, la Escalinata C, presentó ocho escalones. Se supone que los escalones se construyeron utilizando una parte de la escalinata antigua, conectándose por medio de descansos. Lo más notable son las piedras salientes en la contrahuella de los escalones (Figura 7). Aunque la función de las piedras salientes es discutible, es muy probable que se trate de un elemento decorativo.

Figura 7  “Piedras Salientes” en la escalera de subestructura (hacia el sur)

ENTIERRO 1

El Entierro 1 se localizó aproximadamente a 0.20 m bajo el descanso del primer cuerpo en la fachada de la última estructura estabilizada por Boggs. Este entierro estuvo conformado por una mandíbula inferior humana y restos de varios huesos, y cierta cantidad de materiales arqueológicos que incluyó cerámica y objetos de obsidiana. No se encontró el cráneo ni la pelvis. Toda la cerámica relacionada con los huesos es fragmentaria. Los huesos dispersos indican que este entierro fue secundario.

La ubicación del Entierro 1 indica claramente que corresponde a la estructura de la última fase. Existe la posibilidad de que el entierro fuera un tipo de sacrificio humano puesto en el descanso antes o durante la construcción de la estructura. Los huesos y los materiales arqueológicos aún se encuentran en proceso de análisis. Sin embargo, la mandíbula corresponde a un(a) joven por las características de las muelas (Daniel Frohelich, comunicación personal 2005). En los materiales arqueológicos se han identificado algunos tiestos plomizos. Por la evidencia de estos tiestos, el Entierro 1 corresponde al Clásico Terminal o Postclásico Temprano.

ENTIERRO 2

El Entierro 2 se ubicó en el primer cuerpo de la fachada. No se sabe con certeza la fase a la que corresponde. Sin embargo, fue colocado después de la destrucción de las subestructuras. Por tanto, se puede señalar que el entierro corresponde a la remodelación constructiva de la última fase. En el entierro se encontraron muchos huesos fragmentados de cráneo, mandíbula, huesos largos, costillas, húmeros, vértebras, entre otros. Las muelas muestran características infantiles (Daniel Frohelich, comunicación personal 2005).

El entierro corresponde al mismo periodo que el Entierro 1, ya que los materiales arqueológicos encontrados con los huesos incluyen algunos tiestos plomizos. Además, el entierro se encontró junto con una concentración de ceniza y carbón. Las muestras de carbón recolectadas en dicha concentración se enviaron a Japón para determinar su fecha por Carbono 14 con la colaboración del vulcanólogo Shigeru Kitamura de la Universidad de Hirosaki Gakuin. El resultado corresponde entre el año 770 y 1000 DC, es decir entre el periodo Clásico Tardío hasta el Postclásico Temprano.

JUEGO DE PELOTA

Los Montículos 3 y 4 se suponen como el Juego de Pelota. Sin embargo, en esta área no se había realizado excavación arqueológica que pudiera confirmarlo. En la década de 1940, según Boggs (1944:59), esta área fue ocupada por un cementerio moderno y no era posible investigar. El Proyecto Arqueológico de El Salvador (PAES), ha iniciado la investigación en los montículos para reconocer las características de los mismos. Por el momento, se han excavado seis pozos en el área (Figura 8). En los pozos nombrados como Pozos 1, 4, 9 y 11 se encontró el piso prehispánico de argamasa casi al mismo nivel. El Pozo 3 tiene una capa compactada aproximadamente 0.70 m arriba del piso y el cual se supone que fue un piso o un repello de alguna parte del Juego de Pelota en forma de “Ι”. En el Pozo 2 se halló parte de la estructura y se observó el estado del edificio, aunque se desconoce a qué cuerpo corresponde la parte encontrada, la cual es de piedras cortadas.

EL LADO ESTE DE ESTRUCTURA B1-1

Las excavaciones ejecutadas por PAES en el lado este de la Estructura B1-1 se han basado en una hipótesis surgida del levantamiento arquitectónico realizado en los años 2003 y 2004. Al principio, el levantamiento se ejecutó para registrar la ubicación y la condición de las partes dañadas para conservarlas. Se confirmó que se habían realizado varias remodelaciones y extensiones como lo había indicado Boggs. Él escribe (1944:59):

“In architectural plan, Mound I is extremely complicated, due to changes made at least six times in the platform and three or more in the temple substructure”.

La complejidad arquitectónica está impidiendo entender las características del sitio. Por esta razón se está tratando de aclarar el proceso del desarrollo arquitectónico en Tazumal.

Debido al levantamiento arquitectónico en el Edificio de Columnas, la superestructura del basamento oeste, se ha notado que fue construido individualmente con un largo total de 30 m norte-sur (de aquí en adelante será Basamento Oeste). Al norte de B1-1 hay otro basamento semejante (de aquí en adelante Basamento Norte). El Basamento Norte tiene más o menos el mismo ancho que el Basamento Oeste, cuyos ejes están inclinados a 87º, casi perpendiculares (Figura 9).

Figura 8  Plano de supuesto “Juego de Pelota” y localizaciones de los pozos de investigación

Figura 9  Plano de Tazumal, ubicaciones calculadas de los Basamentos Norte, Sur, Este, Oeste y los pozos de investigación

A propósito de la Estructura B1-1, reconocida como un templo principal del sitio, se construyó sobre una plataforma extensa que mide aproximadamente 73 m este-oeste y 87 m norte-sur (de aquí en adelante será Gran Plataforma, según la nomenclatura de Boggs). Los dos basamentos, norte y este forman la Gran Plataforma en estos dos lados. Sin embargo, en un principio estos se construyeron en forma individual. Por la semejanza entre los dos, se supone que fueron construidos al mismo tiempo o con alguna relación en cuanto a sus funciones.

Aunque se deben considerar remodelaciones y/o destrucciones posteriores, se observa una superestructura solamente en el Basamento Oeste, la cual forma una simetría bilateral. Además, es importante notar que todos los edificios del sitio tienen sus fachadas orientadas hacia el oeste. Por lo tanto, el Basamento Oeste pudo haber tenido más importancia que el Norte al funcionar como fachada principal. Si el Basamento Norte fue construido simétricamente con la fachada del Basamento Oeste, entonces, el Basamento Sur hubiese tenido la misma medida que el Basamento Norte.

El lado sur de basamento en este sector llega hasta la orilla sur de la extensión de la Gran Plataforma (Figura 9). En dicha plataforma, se habría llevado a cabo la construcción y el adosamiento al sur por lo menos tres veces. El sector sur del supuesto basamento corresponde a la primera o segunda fase constructiva de la Gran Plataforma. Por lo tanto, se supone la existencia del conjunto de los Basamentos Norte, Oeste y Sur.

Por otra parte, se va a considerar la existencia del Basamento Este, por la regla de simetría arriba mencionada. Aún así, se probará calcular su localización de la misma manera. En el lado este de B1-1 se localiza una estructura baja de aproximadamente 4 m por 3 m, de la cual se desconoce si fue parte de B1-1. Casualmente o quizá necesariamente, el eje principal del Basamento Oeste pasa por el centro de la estructura. Además, en el lado este se encontraron evidencias de una extensión en la Gran Plataforma por lo menos tres veces más hacia el este.

El lado este de la primera construcción en la plataforma más o menos corresponde a la localización calculada del Basamento Este. Según los trabajadores destacados en las excavaciones realizadas por Boggs, se localizaron muchos entierros en esta área. Esto fue informado por un trabajador que participó en las excavaciones y que ya falleció. Desafortunadamente, esta información no aparece mencionada en los informes de Boggs, y ahora ya no es comprobable. A pesar de la ambigüedad de la existencia del Basamento Este, se piensa que la evidencia no puede ser pura casualidad ya que indica la presencia de alguna estructura desconocida en esta área.

En la superestructura del Basamento Oeste, conocida como Edificio de Columnas, se muestra que el basamento tuvo columnas cuadradas y dos cuartos simétricos. Al subir la escalera frontal del lado oeste hay un espacio con dos columnas entre las habitaciones norte y sur. Este espacio tiene una entrada al fondo. El cuarto norte tiene una entrada solamente en el lado este y, posiblemente, otra en el sur. A propósito, el lado este detrás del referido basamento se excavó parcialmente. No se puede determinar si hubo una estructura allí. Se puede pensar en dos posibilidades:

  • El Basamento Oeste en un principio funcionó como un templo mayor
  • Hubo otro templo principal en el lugar donde cruzan los ejes de los Basamentos Norte y Oeste

Según la hipótesis de Boggs, dicho templo estaba localizado 13 m más al norte del eje principal de B1-1, y aunque excavó un túnel en el centro de la escalinata de B1-1 a lo largo del eje principal, no pudo encontrarlo. Es probable que hubo un edificio detrás del Basamento Oeste, cuya superestructura funcionaba como templo mayor debido a presencia de las entradas a los cuartos en el lado este del basamento.

Basándose en la hipótesis mencionada anteriormente, el sitio Tazumal formaba parte del siguiente proceso: se construyeron un templo principal y cuatro basamentos en el norte, sur, este y oeste. El Basamento Oeste funcionó como la fachada y el acceso para llegar al templo principal. Después, se rellenó el espacio entre los cuatro basamentos y que dio como resultado una plataforma de 65 m por 74 m. Posteriormente, sobre la Gran Plataforma se construyó la Estructura B1-1 o pirámide, que cubrió el templo principal detrás del Basamento Oeste. Ante la falta de información, se desconoce como fue la forma de la subestructura de B1-1; sin embargo, se sabe que cuando menos se remodeló y agrandó a gran escala tres veces hasta llegar a la dimensión actual. La dimensión de la plataforma del periodo inicial no era lo suficientemente grande para abarcar a B1-1.

En la temporada febrero-abril del año 2005 se realizaron tres pozos en el lado este de la Estructura B1-1 para confirmar la existencia del Basamento Este. En cada pozo se localizaron de uno a tres pisos de argamasa correspondientes a B1-1 o a la Gran Plataforma. Más abajo de los pisos se encontraron bloques de adobe, piedra y barro. Hasta ahora no se ha definido la estructura correspondiente a dicho basamento.

CONCLUSIÓN

El derrumbe sucedido el año pasado fue un accidente desafortunado, sin embargo, también proporcionó muchos datos arqueológicos y algunas ideas sobre la metodología a utilizar en restauración, especialmente ante el peligro causado por árboles y por el uso de cemento que impide la salida del agua.

El hallazgo más llamativo es el estilo arquitectónico de piedras salientes. Este es un rasgo arquitectónico conocido también en el sitio Tula de Hidalgo, México. Es muy interesante al considerar la particularidad de la Estructura B1-2 en Tazumal. Dicha estructura impide la vista frontal de B1-1 y muestra completamente otro estilo arquitectónico.

En el presente, el proyecto de CONCULTURA está en la fase de estabilización de las estructuras y en el proceso de análisis de los materiales arqueológicos encontrados. El estudio de B1-2 ayudará a entender especialmente la última época de ocupación en el sitio. Por otra parte, el proyecto de PAES sigue investigando el supuesto Juego de Pelota y los basamentos, para aclarar el proceso del desarrollo urbano. Los resultados de ambos proyectos se integrarán en un contexto arqueológico y podrán servir para conocer más la historia de El Salvador y para ayudar a fortalecer la identidad nacional a través de la exhibición del Parque Arqueológico Tazumal.

Finalmente, es importante señalar la razón por la cual Boggs aplicó cemento a la restauración de las estructuras para evitar un mal entendido:

“Afortunadamente, el color y textura de ésas antiguas construcciones se parece mucho al cemento moderno, así pues se puede usar este método, sin destruir la apariencia original de los edificios” (Boggs 1943a:132).

Según el criterio actual, la consolidación con cemento no es recomendable sino criticable. Sin embargo, es importante mencionar que si él no hubiese tenido el interés de proteger el patrimonio cultural, posiblemente ya estaría destruido completamente por el saqueo y no hubiese sido designado como Monumento Histórico Nacional de El Salvador. Tomando en consideración la época en que él trabajó, hizo todo lo posible para proteger el sitio y se debe apreciar su gran contribución a la Arqueología salvadoreña.

REFERENCIAS

Boggs, Stanley H.

1943a        Observaciones respecto a la importancia de “Tazumal” en la prehistoria salvadoreña. Tzunpame 1:127-138. Ministerio de Cultura, El Salvador.

1943b        Tazumal en la arqueología salvadoreña. Suplemento de la Revista del Ministerio de Instrucción Pública, No.7. El Salvador.

1944         Appendix C. Excavations in Central and Western El Salvador: II. Tazumal. En Archaeological Investigations in El Salvador (editado por J.N. Longyear, III), pp.56-74. Memoirs of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology Vol.IX, No.2, Harvard University.

1945         Informe sobre la tercera temporada de excavaciones en las ruinas de “Tatzumal”. Tzunpame 4: 33-45. Ministerio de Cultura, El Salvador.

1950         Archaeological Excavations in El Salvador. En For The Dean: Essays In Archaeology in Honor of Byron Cummings on his Eighty-Ninth Birthday, September 20, 1950, pp.259-271. Hohokam Museums Association, Tucson, Arizona, and the Southwestern Monuments Association, Santa Fe, New Mexico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *