Asociación Tikal

84 Recintos amurallados: Una interpretación sobre el sistema defensivo de Chichen Itza, Yucatán – Francisco Pérez Ruiz – Simposio 18, Año 2004

Descargar este artículo en formato PDF

Pérez Ruiz, Francisco

2005        Recintos amurallados: Una interpretación sobre el sistema defensivo de Chichen Itza, Yucatán. En XVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2004 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.881-890. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

84

RECINTOS AMURALLADOS:

UNA INTERPRETACIÓN SOBRE EL SISTEMA DEFENSIVO

DE CHICHEN ITZA, YUCATÁN

Francisco Pérez Ruiz

Palabras clave:

Arqueología Maya, México, Yucatán, Chichen Itza, calzadas, accesos, sistema defensivo

Durante el Clásico Terminal y el Posclásico Temprano, Chichen Itza se transformó rápidamente en una gran potencia económica, política y religiosa, que le permitió alcanzar un alto grado de desarrollo militar, imponiéndose sobre las importantes ciudades del Puuc y otras, llegando a controlar gran parte de las Tierras Bajas del Norte de la península de Yucatán.

Chichen Itza se encuentra en el área central de la parte norte de la península de Yucatán, a 120 km de Mérida y 35 km de Valladolid. Está a menos de 20 km de Yaxuna, punto terminal del gran sacbe que une este centro importante con la urbe de Coba, cerca de la costa del Caribe (Schmidt 1981). En su época de máximo esplendor la ciudad llegó a tener una extensión aproximada de 25 a 30 km2, dejando suponer de 30 mil o más pobladores, organizados bajo un sistema político-religioso muy complejo. La parte central del asentamiento se extiende sobre unos 800 m norte-sur y 550 m este-oeste, aunque la presencia de vestigios se ramifica mucho más allá de esos límites.

Esto se observa en todos sus edificios ahora en ruinas, en los cuales sus habitantes dejaron plasmado su pasado. Además se cuenta con algunos textos del siglo XVI y XVII escritos en lengua Maya con caracteres latinos conocidos como “Chilam Balam”, en donde se relatan eventos históricos acontecidos supuestamente antes de la llegada de los españoles, siendo el de Chumayel el más importante (Mediz Bolio 1930; León-Portilla 1991). Otra fuente es “La Relación de las Cosas de Yucatán”, escrita por fray Diego de Landa, obra considerada como base para el conocimiento de la civilización Maya (Landa 1983). Hay que incluir en esta lista a las “Relaciones Histórico-Geográficas de la Gobernación de Yucatán”, que mandó a elaborar el Rey Felipe II de España, para conocer la extensión de su reino (De la Garza 1983).

En este trabajo se presenta parte de los resultados obtenidos durante las temporadas de de campo que se han llevado acabo en Chichen Itza en los últimos años.

Durante este tiempo se han redefinido algunos conceptos que se tenían sobre Chichen Itza plasmados en múltiples trabajos publicados desde que la Institución Carnegie concluyó los trabajos dirigidos por Sylvanus G. Morley en 1935. Si bien estos trabajos son y serán siempre la base para todo trabajo arqueológico que se lleve a cabo en Chichen Itza, hay que tomar en cuenta que han pasado ya 68 años y muchos de los objetivos de entonces han cambiado, aunque se mantiene el principal, que es el de llegar a un conocimiento amplio de la historia de Chichen Itza.

Chichen Itza ha sido considerado como uno de los sitios de mayor importancia del norte de la península, además de mencionar su influencia en toda la región. Desde el segundo cuarto del siglo XIX, una larga serie de aficionados y de arqueólogos profesionales se han dedicado al estudio de las impresionantes ruinas del centro de la antigua ciudad (Stephens 1997; Charnay 1992, 1994; Desmond 1989; Le Plongeon 2001; Maudslay 1974; Maler 1895; Holmes 1895; Seler 1915; E. Thompson 1914; Morley 1925, 1972; Schmidt y González 2002).

Desde 1993 Chichen Itza ha sido objeto de una intensa actividad de investigación a través del Proyecto Arqueológico Chichen Itza, a cargo de Peter J. Schmidt, cuyos logros se plasman en la complejidad y monumentalidad constructiva evidente en los edificios excavados, consolidados y en la proliferación de relieves, esculturas y demás parafernalia asociada a las artes plásticas que siguen saliendo a la luz con las exploraciones (Osorio León 2004).

GRUPOS ARQUITECTÓNICOS

En Chichen Itza se maneja el concepto de “grupo”: Grupo del Castillo, Grupo de las Mil Columnas, Grupo del Osario, Grupo de las Monjas, etc. Para poder definir este término y aplicarlo correctamente, se ha analizado detalladamente algunas características comunes que se presentan en cada uno de ellos: aquel espacio con o sin basamento artificial que se encuentra delimitado por un muro y comunicado desde el exterior a través de sacbeob o calzadas que desembocan en puertas construidas para dar acceso al interior de los grupos. En algunos casos se localiza una pequeña estructura que sirve de control de ingreso al interior.

Dentro de estos conjuntos se localizan templos, palacios, altares y áreas habitacionales, Juegos de Pelota, baños de vapor, columnatas, y patios-galerías que en muchos casos forman plazas con diferentes niveles.

Muchos de los grupos que se registraron durante los trabajos de exploración presentan estas características. Los grupos ya conocidos fueron reexplorados bajo esta nueva perspectiva (Pérez Ruiz 2003).

Dada la importancia de aplicar esta idea, se planteó un estudio más detallado en cada uno de los grupos para llevar a cabo un registro detallado que muestre la extensión y distribución de edificaciones que nos permitan comprender la vastedad de Chichen Itza.

LAS CALZADAS

En el área Maya los sacbeob tuvieron un papel importante, ya que sirvieron para vincular social, política, religiosa y económicamente a los grandes centros de población, así como a las pequeñas comunidades que dependían de estos centros rectores. A través de las calzadas se trasladaban mercancías, materiales de construcción o llegaban peregrinos y comerciantes.

Los sacbeob también marcan estatus entre las clases importantes, ya que solo ellas podían disponer de caminos que comunicaran sus grupos residenciales con calzadas principales hacia los centros de población.

Las exploraciones de los sacbeob en Chichen Itza ha mostrado la complejidad de la gran urbe, el férreo control político interno a través de esta compleja red que se extiende de forma concentrada en todo el sitio (Pérez Ruiz 2001).

El registro de estos caminos ha crecido con años de trabajo y ya se pueden definir algunas características comunes entre cada uno de ellos. Por ejemplo, se ha podido separar a los sacbeob locales y regionales aplicando los mismos criterios que ya han sido establecidos y definidos por otros investigadores (Benavides 1976:144). Los sacbeob denominados locales sirven de comunicación interna entre los grupos cercanos a la gran nivelación y los sacbeob regionales comunican a los grupos más alejados con el centro.

El hecho de que todas las calzadas principales se dirijan de manera directa o indirecta al centro de Chichen Itza dio pie a realizar un estudio más a fondo en esta parte, compuesta por el Grupo del Castillo y el Grupo de las Mil Columnas, ambos erigidos sobre la Gran Nivelación.

De los muchos sacbeob registrados (hasta ahora más de 80 calzadas distribuidas a todo lo largo y ancho del área), solo nueve calzadas estamos seguros de que llegan a los dos grupos principales del sitio: estos son los Sacbeob 1, 2, 5, 6, 10, 31, 32, 49, 58 y 74.

LA GRAN NIVELACIÓN

La Gran Nivelación está rodeada por un muro de 0.60 a 0.70 m de ancho, 1.50 m a 2 m de alto, por 2060 m de largo. Cerrando el perímetro que rodea, este muro fue reforzado por el exterior con un adosamiento de 1.15 m de ancho. Es muy probable que la altura del muro se haya incrementado auxiliándose de alguna empalizada, hasta llegar a los 3 m de alto (Figura 1).

LAS PUERTAS DE ACCESO

En los puntos donde llegan los sacbeob se localizaron puertas de accesos, muy bien definidas, cuyas dimensiones promedio son de 2.50 m de vano la más estrecha a 8 m de vano la más ancha y que dan acceso hacia los dos grupos principales. Dichos accesos fueron numerados del 1 al 13 siguiendo un orden inverso a las manecillas del reloj, con la intención de identificarlos más fácilmente (Figura 1).

En este trabajo no serán mencionados los Accesos 8, 10, 11, 13, ya que estos apenas están en proceso de investigación.

Otra de las características de estos accesos de las calzadas son una serie de estructuras asociadas a las mismas que pudieron ser puestos de control y vigilancia hacia el interior. Estas estructuras son de muy diversas formas y dimensiones.

ACCESO 1

La puerta norte tiene 8 m de vano por 0.70 m de ancho; fue bloqueada para impedir su paso con un muro de mampostería con piedras reutilizadas. En el lado oeste se localizó una escalinata justo en la unión del camino y la Gran Nivelación que permite descender tanto del sacbe como de la nivelación a la altura original de terreno.

A 25 m de distancia del acceso al muro se localizó la Estructura 2D13, de tipo columnata, de 20 m de largo por 4 m de ancho, con 14 columnas que sostuvieron un techo de material perecedero.

Al centro de esta construcción se localiza una puerta de 1 m de vano que comunica el interior de la estructura con el pasillo exterior que rodea la Gran Nivelación, en el muro oriental se localizaron unas piedras acomodadas a manera de escalones para poder compensar la altura del muro; en el exterior de este mismo lado se localiza una estructura, posiblemente un altar que comunicaba con la nivelación por medio de otro pequeño camino.

El Sacbe 1 inicia en este acceso, desde donde se dirige al Cenote Sagrado. Se ubica en el lado norte de la Gran Nivelación y sus dimensiones son: 8 m de ancho por 350 m de largo; sus muros de contención están construidos en talud con piedra finamente careada, cuya altura varía según las características del terreno, desde los 2.40 m de alto al inicio de su ruta al Cenote Sagrado, a 50 cm de alto al llegar a él. En sus dos orillas laterales se levantan muros de 0.70 m de ancho en todo su trayecto hacia de la calzada (Figura 2).

ACCESO 2

La puerta se localiza al norte del Gran Juego de Pelota, tiene 3 m de vano por 80 cm de ancho. Este acceso, al igual que la Puerta 1, fue bloqueado para impedir el paso por el sacbe, solo que en este caso se construyó un parapeto en forma de “C” de 1.20 m de ancho en los tres lados, con un pequeño acceso de 1 m de vano en el lado norte. La altura promedio es de entre 1 m y 1.50 m por el exterior del parapeto se colocó una gran cabeza de serpiente.

Lo interesante de este acceso es que presenta un segundo acceso más hacia el este, creando un área cerrada de 68 m de largo por 16 m de ancho, y cuyo fin no se ha podido definir.

Esta puerta da acceso al Sacbe 2, que comunica la Gran Nivelación con el Grupo del Noroeste. Las dimensiones del Sacbe 2 son 3 m ancho por 250 m de largo; sus muros de contención son en talud con piedras finamente trabajadas (Figura 3).

ACCESO 3

Esta puerta da ingreso al Sacbe 49, el cual se localiza al oeste de la Gran Nivelación. De esta puerta sabemos muy poco, ya que fue arrasada cuando construyeron la antigua carretera Mérida-Puerto Juárez en los años 50, pero tenemos una descripción y dibujo que realizó Alberto Ruz (1951). En 1995, Peter Schmidt realizó la excavación del lado norte del camino, consolidando parte del muro y efectuó una limpieza en detalle de los restos que quedan al sur del camino, lo que permite realizar una reconstrucción hipotética de la puerta.

ACCESO 4

Esta puerta da acceso al Sacbe 10, que tiene su origen acá. La puerta tiene un acceso de 2.60 m de vano con dos pequeños macizos de mampostería revestidos de piedras careadas que sirvieron como jambas. Tiene asociada la Estructura 3D34, donde se aprecia todavía restos de la banqueta interior. Las dimensiones de esta estructura son 10 m de largo por 3 m de ancho, el sacbe tiene 6 m de ancho por 80 m de largo y comunica al Grupo del Castillo con el Grupo del Osario, sus muros de contención son en talud con piedras finamente careadas y cuenta con muros en las orillas de manera similar al Sacbe 1.

ACCESO 5

Esta puerta da acceso al Sacbe 5, el cual comunica la Gran Nivelación con la plaza del Observatorio. Lamentablemente, la Puerta 5 fue destruida al mismo tiempo que la Puerta 3, por lo que solo queda la mención que hace Alberto Ruz (1951:334), referente a que tenía 5 m de ancho y estaba dividida en dos claros por un par de columnas cruzando ahí la calzada.

El sacbe tiene 6 m de ancho por 2.97 m de largo. Presenta un cruce con el Sacbe 15 que proviene desde el Grupo del Osario, y se dirige al Cenote Xtoloc, en dicho cruce se localizó un enlozado formado por piedras finamente careadas, los muros de contención fueron construidos en talud y presenta también muros en las orilla laterales, como en el Sacbe 1 y 10. Como característica principal hay un drenaje cuya entrada se localizó en la parte superior sobre el sacbe.

ACCESO 6

Esta puerta da acceso al Sacbe 74, el cual sale de esta puerta y comunica la Gran Nivelación con el Grupo de los Tableros Esculpidos; a 159 m de distancia se trifurca formando los Sacbe 75, 5 y 76 (Figura 4).

ACCESO 7

Esta puerta da acceso al Sacbe 58 que se dirige al Grupo del Jaguar. Asociada a este acceso se encuentra la Estructura D33, de 20 m de largo por 4 m de ancho; al parecer tuvo columnas que sostuvieron un techo de material perecedero. El vano de acceso tiene 2.50 m de ancho y los muros son de 0.70 m. El sacbe tiene 3 m de ancho por 300 m de largo, sus muros de contención son en talud presenta una pequeña escalinata compuesta por tres escalones (Figura 4).

ACCESO 9

Esta puerta da acceso al Sacbe 6, compuesta de dos macizos de mampostería revestidos de piedra finamente careada, a la que se encuentra asociada la Estructura 3E16, formada por dos cuartos que se comunican por el interior. El sacbe tiene 6 m de ancho por 254 m de largo y comunica a la Gran Nivelación desde el Grupo de las Mil Columnas con el cercano Grupo de Este o de Las Bóvedas. Los muros de contención del sacbe son también en talud (Figura 5).

ACCESO 12

Esta puerta da acceso al Sacbe 31, el cual se localiza en el lado noreste de la Plaza del Castillo. Esta puerta se localizó durante los trabajos de excavación y consolidación de las Estructuras 2D6 y 2D7 o Templo de las Grandes Mesas. El Sacbe 31 se dirige de este lugar al Cenote Sagrado, presenta en el desnivel de la terraza una escalinata que compensa la altura con respecto al basamento de la Gran Nivelación.

CONCLUSIONES

Los hallazgos presentados en este trabajo permiten inferir que al parecer hubo un momento en que los habitantes de Chichen Itza necesitaron bloquear sus accesos con fines defensivos, principalmente en las áreas más vulnerables, en este caso los lugares de fácil acceso al área central. Si hubo una guerra, los habitantes esperaban un ataque hacia su principal centro político, económico y religioso, así es que construyeron las estructuras defensivas que les permitiera repeler a sus enemigos. Chichen Itza no cuenta con una muralla que proteja toda la ciudad, más bien cuenta con murallas independientes que protegen cada uno de los grupos cívico-religiosos y habitacionales. Es sabido que las construcciones defensivas no les funcionaron, ya que fueron ellos los perdieron la guerra, según indica el Chilam Balam de Chumayel (Barrera 1984).

Figura 1 Plano general del centro de Chichen Itza, mostrando en un círculo la ubicación de los trece accesos que dan paso hacia la Gran Nivelación

Figura 2 Acceso 1, mostrando la Estructura 2D13 anexa y el muro que bloquea el acceso por el Sacbe 1

Figura 3 Acceso 2, mostrando el parapeto que bloquea el acceso por el Sacbe 2

Figura 4 Accesos 6 y 7; 1) aquí se muestra el parapeto en forma de “C” que bloquea el acceso por el Sacbe 74, también se aprecian las columnas utilizadas a manera de escalones para visar desde la muralla; 2) en este se muestran las columnas que bloquean el Acceso 7 por el Sacbe 58

Figura 5 Acceso 9, se aprecia la estructura de vigilancia y los dos macizos que dan paso al Sacbe 6

REFERENCIAS

Barrera Vázquez, Alfredo y Silvia Rendón (ed)

1984        El libro de los Libros: Chilam Balam. Lecturas Mexicanas 38, Fondo de Cultura Económica y Secretaria de Educación Pública, México.

Benavides, Antonio

1976        El sistema prehispánico de comunicación terrestre en la región de Coba, Quintana Roo, y sus implicaciones sociales. Tesis Profesional. ENAH-UNAM, México.

Charnay, Désiré

1992        Viaje al país de los Mayas. Producción Editorial Dante, Mérida.

1994        Ciudades y ruinas americanas. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Mirada Viajera, México.

Coggins, Clemency y Orrin C. Shane

1989        El Cenote de los Sacrificios: Tesoros Mayas extraídos del Cenote Sagrado de Chichen Itza. Sección de obras de Antropología. Fondo de Cultura Económica, México.

De la Garza, Mercedes, Ana Luisa Izquierdo, María del Carmen León y Tolita Figueroa

1983        Relaciones Histórico-Geográficas de la Gobernación de Yucatán. Colección Fuentes para el Estudio de la Cultura Maya 1, Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM, México.

Desmond, Lawrence G.

1989        A Dream of Maya: Augustus and Alice Le Plongeon in Nineteenth-Century Yucatan. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Holmes, William H.

1985        Archaeological Studies Among the Ancient Cities of Mexico. Field Columbiam Museum.

Landa, Diego Fray

1983        Relación de las Cosas de Yucatán. Ediciones Dante, Mérida.

Le Plongeon, Alice D.

2001        Aquí y allá en Yucatán. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, México.

León-Portilla, Miguel

1991        Literatura Maya y Quiché: El Chilam Balam de Chumayel. En Clásicos de la Literatura Mexicana: Literaturas Indígenas, Editorial Patria, México.

Maler, Teobert

1895        Yukatekische Forschungen. Globos.

Maudslay, Alfred P.

1974        Biología Centrali-Americana, 1889-1902: Archaeology. Milpatron Publishing Corporation, New York.

Mediz Bolio, Antonio

1930        El Libro de Chilam Balam de Chumayel. Editorial Promexa.

Morley, Sylvanus G.

1925        Chichen Itza. An Ancient American Mecca. En National Geographic, January.

1972        La Civilización Maya. Fondo de Cultura Económica, México.

Osorio León, José

2004        La Estructura 5C4 (Templo de la Serie Inicial). Un edificio clave para la cronología en Chichen Itza. Tesis de Licenciatura, FCAUADY, Mérida.

Pérez Ruiz, Francisco.

2001        Los Sacbeob de Chichen Itza. Ponencia, 5 Congreso Internacional de Mayistas, Xalapa, Veracruz.

2004        Perspectivas y desarrollo del plano de Chichen Itza, desde el siglo XVI hasta el presente. En XVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2003 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.1007-1014. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Ruz Lhuillier, Alberto.

1951        Chichen Itza y Palenque, ciudades fortificadas. En Homenaje al Dr. Alfonso Caso, pp.331-342. INAH, México.

Seler, Edward.

1915        Die Rujnen von Chichen Itza in Yucatán. En Seler, 1902-1923, Vol.5, pp.197-388.

Schmidt, Peter J.

1981        Chichen Itza: Apuntes para el estudio del patrón de asentamiento. En Memoria del Primer Congreso Interno, 1979, Centro Regional Del Sureste, I.N.A.H., México.

Schmidt, Peter J. y Rocío González de la Mata

2002        Unas consideraciones sobre la protección del patrimonio cultural y el caso específico de Chichen Itza. Informe, Archivo del Proyecto Chichen Itza.

Thompson, Edward H.

1914        Home of a Forgotten Race. En National Geographic, June.

Stephens, John L.

1997        En busca de los Mayas, Viajes a Yucatán. Producción Editorial Dante, Mérida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *