Asociación Tikal

39 Entre el centro y la periferia en la tierra de los Señores “Ik”: Investigaciones recientes en sitios satélites de Motul de San José, Petén – Matthew D. Moriarty – Simposio 18, Año 2004

Descargar este artículo en formato PDF

Moriarty, Matthew D.

2005        Entre el centro y la periferia en la tierra de los Señores “Ik”: Investigaciones recientes en sitios satélites de Motul de San José, Petén. En XVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2004 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.440-454. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

39

ENTRE EL CENTRO Y LA PERIFERIA

EN LA TIERRA DE LOS SEÑORES “IK”:

INVESTIGACIONES RECIENTES EN SITIOS SATÉLITES

DE MOTUL DE SAN JOSÉ, PETÉN

Matthew D. Moriarty

Palabras clave:

Arqueología Maya, Guatemala, Petén, lago Petén Itza, Motul de San José, La Trinidad, Chakokot, Buena Vista, Akte, puertos Mayas

Desde el inicio, la meta principal del Proyecto Arqueológico Motul de San José, dirigido por Antonia E. Foias de la Universidad de Williams, ha sido probar modelos sobre cómo la economía y la política estuvieron integradas en Motul de San José y dentro de su entidad política durante el Clásico Tardío (Figura 1; Foias 1999, 2003). A la fecha, la mayoría de investigaciones de campo – incluyendo reconocimiento, levantamiento, pozos de prueba, investigaciones en estructuras y una variedad de estudios ambientales y ecológicos – han estado concentradas en Motul de San José (Emery 2003; Foias 2003). Estas investigaciones han revelado que Motul fue un centro Maya Clásico de tamaño entre pequeño y mediano. El reconocimiento y levantamiento entre 1998 y 2001 localizaron más de 200 estructuras dentro de un área de 1.7 km2 (Foias 2003). El epicentro ceremonial cubre un área de 0.4 km2, incluyendo una Acrópolis o palacio real que cubre más de 83,000 m3, una posible vía ceremonial norte-sur, seis estelas, varios templos y una multitud de residencias elitistas. El asentamiento compuesto por residencias elitistas y comunes cubre una área adicional de 1.2 km2, con asentamientos más periféricos extendidos por varios kilómetros adicionales hacia el norte y este (Foias 2003).

Pozos de sondeo en esta área han revelado que Motul de San José fue ocupado desde el Preclásico Medio (600-300 AC), hasta el Postclásico Temprano (950-1200 DC; Foias 2003). Sin embargo, la cúspide de la ocupación en el sitio claramente fue durante el Clásico Tardío (650-830 DC), cuando Motul fue una capital de la entidad política comúnmente denominada entidad “Ik” por su distintivo Glifo Emblema (Foias 2000, 2003; Marcus 1976). En esta época Motul fue probablemente también una de las fuentes de la famosa cerámica policroma “estilo Ik” (Reents-Budet 1994). Aunque el conocimiento de Motul ha sido mejorado por esas y otras investigaciones, es bastante claro que para llegar a ciertos objetivos hay que ampliar la extensión de nuestros estudios. Cualquier investigación que propone el estudio de un tópico amplio y de tal complejidad como lo es la economía política, debe ser regional en alcance y holístico en perspectiva (Montmollin 1988). Esto es una constante en las Tierras Bajas Mayas, en donde la dispersión residencial (Freidel 1981), heterogeneidad ambiental (Fedick 1996), y posiblemente un alto grado de autonomía rural en la producción de subsistencia (Masson 2002:2), fueron los atributos básicos de la población bajo estudio. Por lo tanto, se ha sugerido que la integración vertical y horizontal de tal sociedad pudo requerir un sistema de “intrincada complejidad” (Freidel 1981:377).

Desde el 2001, el Proyecto Arqueológico Motul de San José ha estado en el proceso de iniciar investigaciones regionales en el área alrededor de Motul, las cuales pueden haber formado el componente rural de la entidad. En gran parte, estas investigaciones han sido de naturaleza inductiva, diseñadas primariamente para obtener un mejor entendimiento del área de investigación y formar la infraestructura para futuras investigaciones orientadas a problemas específicos. A la fecha, investigaciones regionales han incluido estudios preliminares en tres sitios – Chakokot, Buena Vista y Akte – y una investigación más completa en un cuarto sitio – La Trinidad de Nosotros. Esta ponencia presenta un resumen breve de estas investigaciones con algunos de los resultados preliminares y los puntos de interés.

INVESTIGACIONES REGIONALES DEL PROYECTO MOTUL DE SAN JOSÉ EN EL 2001

CHAKOKOT

El sitio Chakokot está localizado a 2 km al este de la Plaza Principal de Motul de San José y fue levantado en el 2001 como parte de las operaciones de reconocimiento del Transecto Este (Moriarty et al. 2002). Chakokot (Figura 2), es un sitio relativamente pequeño, compuesto por 59 estructuras dispuestas alrededor de una pequeña plaza sobre una colina plana desde donde se domina la vista del bajo que lo separa de Motul. Una serie de 17 pozos de sondeo excavados en el 2001 revelaron dos ocupaciones mayores fechadas para el Preclásico Tardío y Clásico Tardío. Chakokot presenta dos características básicas que se encuentran con cierta frecuencia en el área de Motul de San José. Primero, la estructura principal de este sitio es un templo de 10 m de altura que forma el lado este de un amplio grupo residencial. Grupos con este arreglo fueron definidos como Patrón de Plaza 2 para Tikal (Becker 1971, 2003), en donde forman una significativa porción de grupos residenciales.

Dentro del área de Motul de San José, grupos de este tipo de patrón tienen una distribución interesante. Mientras que son comunes dentro del epicentro de Motul, en donde por lo menos siete grupos conforman este tipo de patrón, estos grupos no han sido encontrados en las áreas periféricas. No obstante, los centros satélites que se han investigado o visitado generalmente tienen este tipo de patrón como grupo residencial principal. Aunque aún se está lejos de poder ofrecer una interpretación sobre su distribución, una futura comparación de este tipo de grupos dentro del área Motul podría proporcionar datos de gran importancia en el conocimiento de la entidad política de Motul.

La segunda característica básica ejemplificada para Chakokot es su asociación con clases específicas de suelos. Como parte de las investigaciones regionales del Proyecto, se ha efectuado un estudio del sistema de clasificación de suelos utilizados por los Itza´ de San José (Jensen et al. s.f.; Moriarty 2002). Esta clasificación identifica cinco clases básicas de suelos útiles para la agricultura (Figura 3): Sacnis, Ek Luum, Ek Luk, Kan Luum, y Chachak Luum. Como los suelos tienen una variedad de usos, esta clasificación provee un buen medio para estimar la calidad de suelos en el área de Motul. Entre estos, por ejemplo, Sacnis y Ek Luum son generalmente reconocidos como los más útiles para el cultivo de milpa.

El asentamiento Clásico en el área de Motul está casi invariablemente asociado con uno de estos dos suelos. El sitio de Chakokot, por ejemplo, está situado sobre depósitos Sacnis generalmente reconocido como lo mejor para la milpa. Aunque son necesarias mayores investigaciones pedológicas y de patrón de asentamiento, la evidencia inicial de correlación entre estos suelos y la ubicación de los asentamientos es sugerente tanto para la naturaleza intra-asentamiento y uso de la tierra, como para las antiguas estrategias de asentamiento Maya.

Figura 1 Mapa del lago Petén Itza con algunos sitios arqueológicos

Figura 2 Mapa preliminar del sitio arqueológico Chakokot

Figura 3 Nombres de clases de suelos útiles para la agricultura en San José

BUENA VISTA

Durante la temporada de campo 2001, se iniciaron investigaciones preliminares en el sitio de Buena Vista (Figura 4). Ubicado 3 km al suroeste de Motul de San José, la porción que se ha mapeado consiste en 13 estructuras alrededor de una pequeña plaza con un pequeño templo al lado este, situadas en lo alto de un cerro grande. Buena Vista fue originalmente un sitio mucho mayor, pero actualmente gran parte de su extensión está debajo del barrio de Nuevo San José.

Excavaciones llevadas a cabo por Castellanos y Guffey (2002) revelaron un buen número de detalles interesantes con respecto a su ocupación. Excavaciones en dos de los montículos de este sitio – Estructuras 4 y 8 – recuperaron restos de plataformas que probablemente fueron ocupados desde el Preclásico Medio hasta el Clásico Tardío, con una ocupación mucho más reducida durante el Postclásico Temprano. Los residentes de estas estructuras probablemente estuvieron involucrados en la producción de instrumentos de pedernal, como en la colina adyacente en donde Scott Brian ha identificado recientemente una fuente de pedernal y evidencia extensiva para un taller.

Quizá el más interesante descubrimiento en Buena Vista fue la identificación de un posible nivel Pre-Mamom (Preclásico Medio temprano). Foias (2003:219), ha sugerido que los materiales de este nivel pueden pertenecer a los complejos Eb de Tikal o Xe de Altar de Sacrificios. Aunque las excavaciones dentro de los niveles más bajos en el sitio fueron dejadas sin concluir por restricciones de tiempo y la muestra es muy pequeña, una futura investigación podría proporcionar una rica y crucial información con respecto a la ocupación más temprano en el área de Motul de San José.

Figura 4 Mapa preliminar del sitio arqueológico Buena Vista

INVESTIGACIONES REGIONALES DEL PROYECTO MOTUL DE SAN JOSÉ

EN EL 2002

AKTE

En el 2002, el sitio de Akte fue el foco principal de las investigaciones del Proyecto Arqueológico Motul de San José. Las investigaciones en Akte fueron conducidas por dos preguntas principales:

  • La primera, aunque un buen número de autores ha sugerido que Motul de San José pudo haber sido solo uno de varios sitios Ik, pocos han sugerido otros posibles candidatos.
  • La segunda, aunque es probable que por lo menos algunos de los famosos policromos “estilo Ik” fueron producidos en Motul de San José, han sugerido que pudieron haber existido por lo menos cinco talleres involucrados en la producción de esta cerámica (Reents-Budet 1994).

Por lo tanto, Akte estando localizado justo a 7.1 km al noroeste de Motul y siendo ampliamente conocido por sus monumentos tallados (Graham 1982; Mayer 2000), es posible que sea un candidato obvio para identificación como otra alternativa de sitio “Ik”.

Las investigaciones en Akte durante el 2002 fueron preliminares y consistieron en el levantamiento y sondeo en la porción central del sitio (Figura 5). Esta zona cubre un área de 35 hectáreas, con 32 estructuras situadas en lo alto de un cerro altamente modificado. Adicionalmente, estructuras aún no mapeadas fueron encontradas ampliamente dispersas a través del área circundante.

Desde el cerro se observa un manantial local y la confluencia del los ríos Kantetul y Akte. El análisis del material cerámico por Suzanna Yorgey, sugiere que Akte tuvo dos ocupaciones principales fechadas para los periodos Preclásico Tardío y Clásico Tardío, con ocupaciones sobrepuestas del Clásico Terminal y Postclásico Temprano.

Quizá el más sorprendente resultado de las investigaciones en Akte es el número de monumentos de piedra encontrados. Cuando Ian Graham visitó el sitio en la década de 1960, identificó dos monumentos: la Estela 1, la mejor preservada del sitio y la Estela 2, un monumento altamente fragmentado. Durante el reconocimiento inicial en el 2001 (Moriarty y Wyatt 2002), y el levantamiento del 2002, un conjunto adicional de cuatro y posiblemente cinco monumentos fue identificado. También, otra estela puede haber sido robada del sitio durante la última década.

Aunque todos los monumentos están altamente erosionados, quedan aún algunos detalles. El lado frontal de la Estela 1, por ejemplo, retrata a una figura masculina de pie, con la postura y atavíos normalmente asociados con los señores divinos del Clásico Tardío. Una fecha de la Cuenta Larga muy fragmentada en el lado inverso de la misma estela sugiere una fecha de la parte final del siglo VII o a mediados del siglo VIII DC.

En el 2003, se hizo una breve temporada de seguimiento a manera de proporcionar un mejor contexto para sus ubicaciones, y localizar textos adicionales y mejor preservados. Para ello se excavaron y voltearon tres de los monumentos. Cerca de las bases de dos estelas – Estela 1 y Estela 3 – hay concavidades irregulares cortadas en la roca madre que probablemente sirvieron para proporcionar los cimientos a la base de las estelas. Aunque la base de la Estela 1 parece haber sido perturbada en alguna época reciente, el área de la base de la Estela 3 parece no haber sufrido disturbio, incluyendo una gran cantidad de artefactos. Por ejemplo, se recuperaron en este contexto 44 lascas de obsidiana, probablemente puestas como un escondite en la época de la erección de la estela.

Interesantemente, excavaciones adentro de esta área y la parte con disturbio de la Estela 1 condujeron a la recuperación de ciertas concentraciones de cerámica del Postclásico Temprano. Aunque los contextos de las estelas variaron en grado de perturbación e incluyeron ciertas cantidades de cerámica más temprana, la mezcla con la cerámica del último periodo alrededor de las estelas condujo a ciertas cuestiones interesantes. Una es la posibilidad de que los monumentos hayan sido reubicados en Akte, tal vez de otro sitio, durante el Postclásico. Sin embargo, esta posibilidad no puede ser completamente considerada hasta que se conozca con más detalle el área de Motul de San José.

INVESTIGACIONES REGIONALES DEL PROYECTO MOTUL DE SAN JOSÉ

EN EL 2003

LA TRINIDAD DE NOSOTROS

En el 2003, el foco principal de las investigaciones regionales cambió al sitio de La Trinidad de Nosotros. La Trinidad o Sik’u’ (en Maya Itza´), está localizado en la orilla norte del lago Petén Itza, 2.6 km al sureste de Motul de San José, y cerca del punto medio del brazo norte del lago.

Las investigaciones en La Trinidad se enfocaron en su posible función como un antiguo puerto Maya. La identificación de La Trinidad como un antiguo puerto está basada en varias líneas de evidencia, incluyendo su ubicación estratégica, la presencia de facilidades de puerto y su uso histórico. La Trinidad se encuentra en el punto más cercano del lago a Motul, así como al río Kantetul que se une eventualmente con el río San Pedro Mártir. Además, informantes locales indican que La Trinidad está situada en la base de una ruta natural a través del terreno al norte del lago. Si el lago Petén Itza formó una parte importante de las rutas de comercio, entonces La Trinidad pudo haber estado bien ubicada para participar y tomar ventaja de este comercio (Rice 1996).

Figura 5 Mapa preliminar del sitio arqueológico Akte

Además, la ubicación estratégica de La Trinidad está realzada por el ambiente físico. A lo largo de la orilla norte del lago Petén Itza, varias terrazas naturales escalonadas descienden hasta una playa rocosa. En La Trinidad, no obstante, los sedimentos de un arroyo han creado una amplia playa cenagosa, ideal para el desembarco de canoas y otras embarcaciones lacustres. Esta situación está además realzada por una estrecha península que se extiende fuera de la playa, convirtiéndolo en un puerto protegido. Aunque muchas de estas características son resultan de procesos naturales, una de las metas de la temporada de campo 2003 fue determinar si la extensión de este puerto fue natural o una construcción de los antiguos Mayas.

Finalmente, durante la primera mitad del siglo XX, durante el auge del chicle, La Trinidad fue uno de los principales puertos chicleros en la orilla norte del lago Petén Itza. Informantes locales indican que cargas de chicle eran transportados desde campamentos tan lejanos como Uaxactun y Dos Aguadas hasta La Trinidad, en donde eran descargados dentro de canoas y barcazas para enviarlo a la isla de Flores.

MODELOS PARA PUERTOS

A manera de orientar las investigaciones de campo de La Trinidad y complementar las investigaciones en Motul de San José, la investigación de campo se enfoca en probar varios modelos para puertos y sitios costeros. Tres de estos modelos se presentan a continuación.

Modelo 1. Sitios para la Extracción de Recursos Costeros

Por lo menos a escala básica, La Trinidad pudo haber funcionado como un sitio de “extracción de recursos costeros”. Tales sitios costeros funcionaron primariamente para explotar “fuentes costeras de subsistencia” (Andrews 1990:162). Estos sitios han sido identificados basándose en la evidencia de pesca, producción de sal, caza de aves acuáticas o la recolección general de otros recursos acuáticos. Aunque los sitios costeros estuvieron probablemente involucrados en el comercio constante de recursos de consumo con los centros próximos de tierra adentro, los sitios costeros generalmente no se caracterizan por un alto grado de compromiso en el intercambio a larga distancia (Andrews 1990; Graham y Pendergast 1989).

Modelo 2. Puertos de Trasbordo

A un nivel levemente más complejo, La Trinidad pudo haber funcionado como un “puerto de trasbordo”. Estos puertos están enfocados primariamente en proporcionar servicios de transporte, funcionando como estaciones de paso en el comercio a larga distancia y como un punto en donde los artículos de comercio son separados de las rutas de transporte acuático hacia una terrestre o viceversa (Andrews 1990:163-166; Guderjan 1995). Estos puertos estuvieron altamente involucrados en el intercambio a larga distancia, pero solo en términos de proporcionar servicios de transporte. Normalmente, la distribución de los artículos de comercio fue ejecutada en otros centros vinculados con el puerto de trasbordo mediante las redes de transporte.

Modelo 3. Puertos de Comercio Especializado

Finalmente, a un nivel mucho más alto de complejidad, La Trinidad pudo haber funcionado como un “puerto de comercio especializado”. Tales puertos, como puertos de traslado, también proporcionaron servicios de transporte, pero a una escala más grande. Además, estos puertos fueron nódulos centrales en redes de intercambio a larga distancia y proporcionaron una variedad de servicios administrativos y logísticos. Los puertos de comercio especializados fueron puntos centrales para la distribución de artículos comerciales (Andrews 1990; McKillop 1996).

Entender el grado mediante el cual estos modelos se aplican a las distintas ocupaciones cronológicas de La Trinidad y su perspectiva comparativa, puede ayudar a conocer las operaciones político-económicas de Motul de San José durante el Clásico Tardío. Si, por ejemplo, el comercio a larga distancia estaba altamente centralizado bajo la tutela de los “señores Ik” durante el Clásico Tardío, La Trinidad podría haber funcionado como un puerto de trasbordo. Si el comercio a larga distancia no estaba tan centralizado en Motul de San José, entonces La Trinidad pudo haber funcionado como un puerto de comercio especializado.

RESULTADOS PRELIMINARES DE LA TEMPORADA DE CAMPO 2003

La temporada de campo en el 2003 en La Trinidad fue diseñada como la primera de varias temporadas de investigación. Primero, el levantamiento reveló que La Trinidad (Figura 6), fue un sitio secundario en el área dirigida por Motul de San José. Dentro de un área de aproximadamente 35 hectáreas, más de 115 estructuras y otros rasgos fueron identificados. Esta área, sin embargo, no cubrió el sitio completo y, en base al reconocimiento del área alrededor, se estima que con la conclusión del mapa de La Trinidad en el 2005 llegará a cubrirse un área de aproximadamente 55 hectáreas, incluyendo cerca de 150 estructuras.

El asentamiento en La Trinidad puede ser dividido dentro de dos zonas semi-discretas:

  • Un núcleo de zona arquitectónica situada a 40 m de altura desde donde se observa el lago Petén Itza.
  • Un área de asentamiento levemente diferenciada, enfocada en el lago, situada a lo largo de la orilla del lago y en la cuesta principal.

La zona núcleo (Figura 7) consistió en por lo menos 80 estructuras organizadas alrededor de una serie de cinco plazas formales. Aunque la vasta mayoría de estas estructuras son residenciales, La Trinidad incluye una considerable cantidad de arquitectura pública y ceremonial para un sitio pequeño. La estructura principal en este sitio, Estructura A-1, es una pirámide radial de 12 m con dos apéndices. Otro rasgo importante es la Estructura E-1 que pudo haber sido originalmente de forma circular. El hallazgo más interesante, no obstante, fue la identificación del Juego de Pelota en La Trinidad.

El Juego de Pelota de La Trinidad (Grupo F) tiene forma de “T” con estructuras laterales de 25 m de largo y un templo pequeño adicionado a la Estructura Oeste. Basados en un solo pozo de prueba en la cancha, la última fase constructiva data del Clásico Tardío, aunque una última modificación, tal vez durante del Clásico Terminal, puede ser factible. La identificación del Juego de Pelota del Clásico Tardío en La Trinidad es particularmente interesante, ya que complejos similares no han sido identificados en Motul de San José. Si como ha sido argumentado por un buen número de autores (Gillespie 1991:340), los Juegos de Pelota funcionaron como mecanismo para el mantenimiento de las fronteras entre entidades políticas, entonces la presencia de una cancha en La Trinidad probablemente señale una función especial político-religiosa para el sitio dentro de la entidad política de Motul.

El asentamiento costero en La Trinidad consistió en una serie de plataformas y terrazas que descienden hacia el lago desde la porción superior del sitio (Figura 8). En la orilla del lago, como se señaló anteriormente, una serie de rasgos definieron el puerto como un posible rompeolas, un muelle y un muro interior para el puerto. Una de las metas principales de la temporada 2003 fue determinar si estos rasgos fueron naturales o construidos por los antiguos Mayas.

Basados en las excavaciones en el puerto por Ellen Spensley (2004), hay buenas razones para creer que el puerto de La Trinidad fue altamente modificado por los antiguos Mayas. Excavaciones en el muro interior del puerto determinaron que fue una plataforma artificial, originalmente revestida con un muro de contención. Esta plataforma fue construida por lo menos durante el Clásico Tardío. También, excavaciones en el área pueden haber encontrado el nivel del puerto original, cubierta con artefactos, 0.75 m debajo de la superficie actual.

Las excavaciones sobre la angosta península de protección al puerto determinaron que ésta fue parcialmente artificial. La tercera parte oriental de la península fue un rasgo natural, que estuvo estucado en ciertos puntos durante la ocupación del sitio. Además, las otras dos terceras partes bajas de la península pueden ser completamente artificiales. Algunas pruebas en esta área encontraron una gruesa mezcla de suelo arcilloso y masivas piedras de relleno. Se piensa que la porción occidental de la península pudo ser una extensión artificial construida para proteger el puerto del oleaje natural que corre de sur a sureste.

Finalmente, una de las sorpresas de la temporada de campo en La Trinidad fue el largo y complejo depósito estratigráfico. Un total de 29 excavaciones fueron dedicadas a conocer la cronología de La Trinidad. A través de éstas se determinó que La Trinidad fue ocupada desde el Preclásico Medio (600-300 AC), hasta el Postclásico Temprano (950-1200 DC), con dos apogeos mayores en su ocupación para los periodos Mamom Tardío-Chicanel Temprano (350 AC), y para el Clásico Tardío (650-830 DC). Una considerable cantidad de construcción fue ejecutada a través del sitio durante ambos periodos y la mayoría de estructuras sondeadas en 2003 tenían fases correspondientes a esos dos periodos. También, La Trinidad tuvo ocupaciones relativamente significativas durante el Clásico Terminal y el Postclásico Temprano. Las Estructuras G-1 y C-1 del Clásico Tardío, excavadas en el 2003, mostraron evidencia de ocupación y modificación durante el Clásico Terminal. Aunque la ocupación del Postclásico Temprano estuvo limitada primariamente a la orilla del lago, esta área estuvo fuertemente ocupada durante este intervalo.

DISCUSIÓN

Aunque es demasiado temprano para definir qué clase de puerto fue La Trinidad o cómo su función pudo haber cambiado a través del tiempo y con relación a los eventos en Motul de San José, los resultados preliminares son prometedores. Por ejemplo, la presencia de una cantidad relativamente grande de espacios de plaza pública dentro de la zona núcleo del sitio – La Trinidad tiene cinco plazas públicas, cubriendo un área total de 17,000 m² – así como también la presencia del Juego de Pelota tentativamente fechado para el Clásico Tardío, sugieren un papel importante de La Trinidad en la entidad política de Motul. Además, la presencia de rasgos de un puerto que son claramente artificiales, seguramente identifica a La Trinidad como un puerto de los antiguos Mayas.

La función de puerto para La Trinidad también puede ser inferida de la naturaleza de los artefactos recuperados en el 2003. Aunque la frecuencia de materias primas de artículos de comercio no debe ser sobre-enfatizada, debido a éstos representan casi 2000 años de ocupación, hay algunos indicios sugestivos para tal consideración. Artefactos importados como obsidiana y vajillas cerámicas de intercambio fueron recuperados en frecuencias relativamente altas. Cerca de 600 artefactos de obsidiana, por ejemplo, fueron recuperados en el 2003. Aunque conclusiones firmes deben esperar un análisis más detallado, la densidad de obsidiana y de otros artículos importados parecen favorecer a La Trinidad en relación con otros sitios en el área de Motul de San José.

AGRADECIMIENTOS

Las investigaciones discutidas aquí se beneficiaron del apoyo de Antonia E. Foias, Kitty F. Emery, E. Wyllys Andrews, Richard Terry, Sandra Noble, Ellen Spensley, Christina T. Halperin, Jeanette E. Castellanos, Suzanna C. Yorgey y Christopher Jensen. Se ha contado con fondos de la Fundación para el Avance de Estudios Mesoamericanos (FAMSI), la Universidad de Tulane, la Universidad de Williams, y la Fundación Nacional de Ciencias (NSF).

Figura 6 Mapa preliminar del sitio arqueológico La Trinidad de Nosotros

Figura 7 La zona núcleo de La Trinidad

Figura 8 La zona costera de La Trinidad

REFERENCIAS

Andrews, Anthony P.

1990        The Role of Trading Ports in Maya Civilization. En Vision and Revision in Maya Studies (editado por F.S. Clancy y P.D. Harrison), pp.159-167. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Becker, Marshall J.

1971        The Identification of a Second Plaza Plan at Tikal, Guatemala, and Its Implications for Ancient Maya Social Complexity. Tesis de Doctorado, Departamento de Antropología, Universidad de Harvard, Cambridge.

2003        Plaza Plans at Tikal: A Research Strategy for Inferring Social Organization and Processes of Cultural Change at Lowland Maya Sites. En Tikal: Dynasties,Foreigners, & Affairs of State (editado por J.A. Sabloff), pp.253-280. School of American Research Press, Santa Fe.

Castellanos, Jeanette E. y Francine Guffey

2002        Excavaciones en un centro secundario de Motul de San José: Buena Vista. En Proyecto Arqueológico Motul de San José Informe #4: Temporada de Campo 2001 (editado por A.E. Foias), pp.67-85. Universidad de Williams, Williamstown.

Emery, Kitty F.

2003        Natural Resource Use and Classic Maya Economics: Environmental Archaeology at Motul de San José, Guatemala. Mayab 16:33-48.

Fedick, Scott L. (ed)

1996        The Managed Mosaic: Ancient Maya Agriculture and Resource Use. University of Utah Press, Salt Lake City.

Foias, Antonia E.

1999        Introducción: Proyecto Arqueológico Motul de San José. En Proyecto Arqueológico Motul de San José Informe #1: Temporada de Campo 1998 (editado por A.E. Foias), pp.1-8. Universidad de Williams, Williamstown.

2000        Entre la política y economía: Resultados preliminares de las primeras dos temporadas del Proyecto Arqueológico Motul de San José. En XIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1999 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.945-973. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

2003        Perspectivas teóricas en las dinámicas del estado Clásico Maya: Resultados preliminares del Proyecto Eco-Arqueológico Motul de San José, 1998-2003. Mayab 16:15-32.

Freidel, David A.

1981        The Political Economics of Residential Dispersion Among the Lowland Maya. En Lowland Maya Settlement Patterns (editado por W. Ashmore), pp.371-382. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Gillespie, Susan D.

1991        Ballgames and Boundaries. En The Mesoamerican Ballgame (editado por V.L. Scarborough y D.R. Wilcox), pp.317-346. University of Arizona Press, Tucson.

Graham, Elizabeth y David M. Pendergast

1989        Excavations at the Marco Gonzalez Site, Ambergris Cay, Belize, 1986. Journal of Field Archaeology 16:1-16.

Graham, Ian

1982        Corpus of Maya Hieroglyphic Inscriptions, Vol. 3, Part 3: Yaxchilan. Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Universidad de Harvard, Cambridge.

Guderjan, Thomas A.

1995        Maya Settlement and Trade on Ambergris Caye, Belize. Ancient Mesoamerica 6:147-159.

Jensen, Christopher T., Matthew D. Moriarty, Richard E. Terry, Kris D. Johnson, Kitty F. Emery y Sheldon D. Nelson

s.f.        Soils Resources of the Motul de San José Maya: Correlating Modern Itza Maya Soil Classification and Soil Science within a Classic Maya Archaeological Zone. Manuscrito sometido a la revista Geoarchaeology.

Marcus, Joyce

1976        Emblem and State in the Classic Maya Lowlands. Dumbarton Oaks Research Library and Collection, Washington, D.C.

Masson, Marilyn A.

2002        Introduction. En Ancient Maya Political Economies (editado por M.A. Masson y D.A. Freidel), pp.1-30. Alta Mira Press, New York.

Mayer, Karl-Herbert

2000        Stela 1 of Acte, Peten. Mexicon XXII (4):72-74.

McKillop, Heather

1996        Ancient Maya Trading Ports and the Integration of Long-Distance and Regional Economies: Wild Cane Cay in South-Coastal Belize. Ancient Mesoamerica 7:49-62.

Montmollin, Olivier de

1988        Settlement Scales and Theory in Maya Archaeology. En Recent Studies in Pre-Columbian Archaeology (editado por N.J. Saunders y O. de Montmollin), pp.63-104. BAR International Series 421. BAR Press, Cambridge.

Moriarty, Matthew D.

2002         Notas preliminares sobre la clasificación indígena de suelos en San José, Petén, Guatemala. En Proyecto Arqueológico Motul de San José, Informe #4: Temporada de Campo 2001 (editado por Antonia E. Foias), pp.131-135. Universidad de Williams, Williamstown.

Moriarty, Matthew D., Jeanette E. Castellanos y Antonia E. Foias (ed)

2004        Proyecto Arqueológico Motul de San José, Informe #6: Temporada de Campo 2003. Universidad de Tulane, New Orleans.

Moriarty, Matthew D., Fredy Ramírez, Ellen Spensley y Jeffrey Buechler

2002        Reconocimiento, mapeo y sondeos en la periferia de Motul de San José: El Transecto Este. En Proyecto Arqueológico Motul de San José, Informe #4: Temporada de Campo 2001 (editado por A.E. Foias), pp.86-103. Universidad de Williams, Williamstown.

Moriarty, Matthew D. y Andrew Wyatt

2002        Reconocimiento preliminar de algunos sitios menores en la zona de Motul de San José. En Proyecto Arqueológico Motul de San José Informe #4: Temporada de Campo 2001 (editado por A.E. Foias), pp.104-107. Universidad         de Williams, Williamstown.

Reents-Budet, Dorie J.

1994        Painting the Maya Universe: Royal Ceramics of the Classic Period. Duke University Press, Duke University Mueseum, Durham.

Rice, Don S.

1996        Hydraulic Engineering in Central Peten, Guatemala: Ports and Inter-Lacustrine Canals. En Arqueología Mesoamericana: Homenaje a William T. Sanders (editado por A. Guadalupe Mastache et al.), pp.109-122. INAH, México.

Spensley, Ellen

2004        Excavaciones el área de puerto en La Trinidad de Nosotros: Operación 2. En Proyecto Arqueológico Motul de San José, Informe #6: Temporada de Campo 2003 (editado por M.D. Moriarty, J.E. Castellanos y A.E. Foias), pp.105-132. Universidad de Tulane, New Orleans.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *