Asociación Tikal

31 Resultados de las temporadas de campo 2002-2004, Proyecto de Excavación y Restauración Aguateca, Petén, Segunda Fase, PRAS – Erick M. Ponciano y Takeshi Inomata – Simposio 18, Año 2004

Descargar este artículo en formato PDF

Ponciano, Erick M. y Takeshi Inomata

2005        Resultados de las temporadas de campo 2002-2004, Proyecto de Excavación y Restauración Aguateca, Petén, Segunda Fase, PRAS. En XVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2004 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo y H. Mejía), pp.350-362. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

31

RESULTADOS DE LAS TEMPORADAS DE CAMPO 2002-2004,

PROYECTO DE EXCAVACIÓN Y RESTAURACIÓN AGUATECA, PETÉN, SEGUNDA FASE, PRAS

Erick M. Ponciano

Takeshi Inomata

Palabras clave:

Arqueología Maya, Guatemala, Petén, Petexbatun, Aguateca, arquitectura, excavación, sistemas defensivos, ritos de terminación

El sitio arqueológico de Aguateca localizado en la región de Petexbatun, Sayaxche, Petén, ha sido objeto recientemente de varios proyectos de investigación y de restauración arqueológica en varias de sus estructuras localizadas en su epicentro. Las investigaciones sistemáticas comenzaron desde finales de la década de los años 80 (Demarest et al 1989; Demarest 1997; Valdés et al. 1993; Inomata 1995; Inomata y Stiver 1998; Inomata, Triadan y Ponciano 1998), hasta el presente (Inomata y Houston 2001; Ponciano et al. 2003; Ponciano et al. 2004), proveyendo de una perspectiva más integral de los procesos que ocurrieron durante el Clásico Tardío y el fenómeno denominado como Colapso Maya.

Ahora se presentan los últimos resultados de campo del Proyecto de Excavación y Restauración Aguateca, Segunda Fase, PRAS, durante dos años de investigaciones y restauración (2002-2004).

NATURALEZA DEL PROYECTO

El Proyecto de Excavación y Restauración Aguateca, Segunda Fase, PRAS, fue promovido como parte del Programa de Desarrollo Sustentable de Petén del Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación. El programa es de carácter integral, ya que propone una serie de proyectos de impacto que beneficie a las comunidades rurales de Petén. Dentro del PDS se realizó la contratación de CATIE como la Unidad Ejecutora Central del proyecto. CATIE a su vez invito a través de la Licitación Pública Internacional 1-2000 a la ejecución del Proyecto a empresas especializadas en Restauración de Estructuras Arqueológicas. Esto significó un cambio importante en el esquema tradicional para la restauración de sitios arqueológicos que había sido realizado hasta entonces por parte del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala. Este cambio involucra por primera vez a la sociedad civil para la intervención de edificios precolombinos en el área Maya en Guatemala. Sin embargo, este esquema innovador mantiene estructuras tradicionales ya que el Estado, a través del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, supervisa la ejecución de la obra física y del fiel cumplimiento de la contratación de la empresa privada. La salvaguarda y restauración del Patrimonio Cultural guatemalteco representa un gran desafío para el Estado por lo cual se plantea la necesidad de incorporar a más instituciones en esta gran tarea.

El Proyecto de Excavación y Restauración Aguateca fue integrado por un equipo multidisciplinario que incluyó arqueólogos, arquitecto restaurador y maestros conservadores, así como expertos albañiles, con el afán de lograr la restauración de los edificios lo más fiel posible a la evidencia arqueológica recuperable. Otro aspecto importante en la restauración de los edificios fue respetar la originalidad de los diferentes elementos estructurales encontrados durante las investigaciones arqueológicas para proceder a su restauración física. La investigación arqueológica fue concluida antes del inicio de la restauración como parte de la metodología empleada en la restauración.

Aguateca se encuentra al oeste de la laguna Petexbatun, sobre la escarpa del mismo nombre (Figura 1). Se localiza en el extremo sur del arroyo Aguateca a unos 16 km en línea recta de Sayaxche. Forma parte de un complejo conjunto de sitios que incluye Dos Pilas, Tamarindito, Arroyo de Piedra, Punta de Chimino y Ceibal. Actualmente Aguateca forma parte de un Parque de Reserva y desafortunadamente poblaciones vecinas ejercen una gran presión sobre sus recursos culturales y naturales. Aguateca fue una ciudad de rango secundario en la región de Petexbatun. Según los textos epigráficos (Houston 1993), fue la capital gemela de Dos Pilas, el gran centro regional durante el Clásico Tardío, y adquirió relevancia especial cuando el sitio de Dos Pilas, 16 km al noroeste, fue atacado en 761 DC y posteriormente abandonado, y posiblemente la familia dinástica se mudó a Aguateca.

Las investigaciones actuales han permitido ampliar nuestro conocimiento sobre Aguateca y se tienen nuevos datos sobre los últimos momentos de su ocupación, los cuales seguramente fueron dramáticos debido a que la población estuvo organizando la defensa de la ciudad antes del ataque de sus enemigos. Esto lo evidencia los casi 5.5 km de largo de murallas de piedra construidos para defender a los habitantes de la ciudad, no solo del centro sino de sus periferias. Estas murallas defensivas de forma concéntricas presentaron su punto focal en el Grupo Palacio o residencia del rey, y no en la Plaza Principal del sitio como ocurrió en Dos Pilas. Este Grupo Palacio y su estructura localizada al oeste, M7-32, formó parte del Proyecto de Restauración Aguateca y fue una de las estructuras relevantes a intervenir

Figura 1 Mapa de la región de Aguateca

OBJETIVOS Y METAS DEL PROYECTO

El proyecto tuvo varios objetivos para su realización. Lo más importante fue conocer la historia cultural de los edificios a intervenir. Reconocer o ratificar el patrón de abandono repentino fue un aspecto crucial debido a que las investigaciones anteriores (Inomata y Houston 2001), habían demostrado que la élite de la ciudad había huido apresuradamente dejando muchas de sus pertenencias en sus residencias en los últimos lugares de uso. Determinar si este patrón estaba presente en otros sectores no residenciales del sitio sería importante para conocer con más detalle este fenómeno y su impacto en la sociedad local. Es por ello que la investigación de los edificios localizados en la plaza principal proveía una oportunidad excelente para lograrlo.

Otro objetivo del Proyecto fue investigar los modos de vida antiguos de la élite Maya. Edificios localizados en el Área de Calzada podrían proveer datos nuevos y confirmar los hallazgos realizados en anteriores temporadas de investigación (Inomata et al. 1997; Inomata, Triadan y Ponciano 1998; Ponciano et al. 1998).

Este proyecto fue concebido con la finalidad de preparar el sitio para el turismo y habilitar otro atractivo turístico en la región además de Ceibal, la gran ciudad a orillas del río Pasión al este de Sayaxche. Para ello está concebido un programa que no solo incluye restauración de estructuras arqueológicas, sino que también infraestructura para el turismo con la construcción de un centro de visitantes, escaleras de acceso al sitio arqueológico y un mirador sobre la escarpa entre otros.

SECTORES SELECCIONADOS PARA INTERVENCIÓN

Estas investigaciones se realizaron en siete edificios preseleccionados (Figuras 2 y 3), cuatro de estos localizados en la Plaza Principal (Estructuras L8-8, L8-11, L8-4 y L8-5); dos en el Área de Calzada (M8-37 y M7-34); y una en el Grupo Palacio (M7-32).

Para ello se utilizó la metodología de investigación que se ha establecido para el sitio desde el Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun (Inomata 1995). Posteriormente, el Proyecto Arqueológico Aguateca continuó las investigaciones (1996-1999; Inomata et al. 1997: Inomata, Triadan y Ponciano 1998; Ponciano et al. 1998), ya que un punto de enfoque era determinar si estaba presente en otras estructuras del sitio el patrón de abandono repentino que se había detectado para las estructuras en el Área de Calzada.

ESTRUCTURAS EN LA PLAZA PRINCIPAL

Cuatro estructuras preseleccionadas fueron intervenidas en la Plaza Principal del sitio. Estas estructuras ocupan el margen este, norte y oeste, conformando el mayor espacio urbano intervenido en el sitio. Una amplia plaza de más de 100 m por lado, nivelada artificialmente en la parte sur, domina el escenario de carácter público. Las investigaciones arqueológicas realizadas en cada una de ellas han permitido conocer aspectos relacionados con su historia cultural y proponer calificativos que ayudan a entender mejor su naturaleza arqueológica.

TEMPLO INCONCLUSO (L8-8)

Se localiza en la parte oeste de la Plaza Principal. Es el edificio de mayores dimensiones del sitio. Mide cerca de 52 m de largo por 48 m de ancho y tuvo 8 m de altura (Figura 4). Tiene forma casi cuadrangular conformada con una escalinata monolítica en el frente del lado este y paneles a los laterales. Presenta tres cuerpos escalonados, los dos primeros tienen sillares de revestimiento, mientras que la parte superior tiene una superficie irregular debido a la existencia de nivelaciones de piedra rústica alineadas en formas cuadradas y rectangulares que representan encajuelados y enseñan el sistema constructivo. Presenta una depresión en la parte central y en la parte posterior tiene una rampa que sube desde el terreno sobre los dos primeros cuerpos hasta la parte superior en donde se encontraría el tercer cuerpo por construir. Sus características generales ya han sido descritas y es uno de los edificios más enigmáticos de la ciudad (Ponciano et al. 2003; Ponciano 2004).

Investigaciones arqueológicas determinaron que este edificio estaba en pleno proceso de construcción cuando ocurrió el ataque a la ciudad y sus habitantes huyeron repentinamente dejando expuesto el sistema constructivo de encajuelados, muros de retención, de contención y secciones finalizadas del edificio, especialmente en el primer y segundo cuerpos. La parte posterior en donde se encuentra la rampa indica el área de acopio de materiales para la construcción, y el grupo de estructuras de L8-9 indica que sus ocupantes posiblemente se encargaron de la albañilería y talla de los bloques de piedra caliza.

El hecho que este edificio no fue terminado de construir tiene implicaciones importantes para conocer los últimos momentos antes del abandono de la ciudad. En la parte posterior de la estructura se encuentran adosadas murallas de piedra que posiblemente fueron empalizadas para fines defensivos. Sin embargo, es posible que la muralla de piedra del lado suroeste fuera originalmente parte del parapeto de la Calzada Oeste que limita la plaza principal sobre ese lado, pero posteriormente puede haber sido también reutilizado como muro defensivo. Esto indica que los constructores se preparaban para la defensa de la ciudad mientras aún continuaba la construcción del edificio.

Figura 2 Mapa de la Plaza Principal

Figura 3 Mapa de Calzada y Grupo Palacio

Figura 4 Planta de Estructura L8-8

ESTRUCTURA L8-11: ¿SEDE DE PODER?

Se localiza en la parte noroeste de la Plaza Principal. Es un edificio que mide 54 m de largo y 12 m de ancho y 3 m de altura. Tiene eje este-oeste, con su fachada principal hacia el sur. Consiste de un basamento de sustentación de dos cuerpos. En la parte superior en el frente del lado sur presenta un cuarto alargado con siete pilares. Tiene una escalinata central que conduce hacia el interior. En el interior del cuarto tiene una banca en el centro. El edificio tuvo una arquitectura de piedra tallada con revestimiento de estuco. El techo posiblemente fue de materiales perecederos. En la parte posterior tiene adosada una muralla de piedra que posiblemente es defensiva, así como un muro perimetral en una posición y orientación inusual.

Esta es una estructura alargada que posiblemente tuvo una función pública, no solo por el tamaño del edificio sino también su posición en la Plaza Principal del sitio. Aun cuando presentó algunas áreas de concentración de material cultural, especialmente en el interior y exterior del lado oeste, así como en la parte posterior cerca de la muralla, se considera que su función estuvo relacionada con actividades políticas, posiblemente haya sido el asiento del gobernante. Una banca central en un recinto alargado parece sugerir esta posibilidad (Figura 5).

ESTRUCTURA L8-4: ¿CASA ALARGADA DE BANCA CON NICHOS O “CASA DE CONSEJO”?

Se localiza en la parte noreste de la Plaza Principal adosada al norte de la Estructura L8-5. Se encuentra adyacente a la grieta que corre en eje norte-sur. Es una estructura alargada de eje norte-sur, mide 52 m de largo, por 10 m de ancho y 1.90 m de altura. Aunque en la parte posterior se observa una altura de 4.10 m. Es un edificio conformado por un basamento de sustentación de tres cuerpos, esto es evidente en la parte posterior donde se presenta una mayor inclinación de la roca madre hacia el este, ya que en la parte frontal que da hacia la Plaza solamente presenta un cuerpo. Tiene una escalinata frontal en la parte oeste que asciende a un recinto alargado conformado de siete pilares. En el interior del cuarto hay una banca alargada en toda la parte posterior. En el frente del espacio dejado entre los pilares a rostro de la banca se presentan nichos formados con bloques tallados. Estos nichos estuvieron ubicados en los mismos ejes y posiciones que sendas cistas funerarias. La arquitectura del edificio incluye bloques o sillares de revestimiento de buena calidad. La parte superior del edificio posiblemente fue de materiales perecederos (Figura 6).

Tomando en cuenta su posición y forma y la existencia de una alargada banca en la parte posterior parece indicar que se trata de un edificio que tuvo una función pública. También fueron encontrados varios entierros dentro de su relleno (Entierros 18 y 19). Posiblemente fue el asiento de un consejo de la ciudad, en donde se conocieron y discutieron asuntos de política y administrativos de familias gobernantes. Esta estructura tuvo un amplio reconocimiento, ya que guarda en su interior los entierros de varios personajes importantes de la sociedad de Aguateca. Edificios de forma y relación similar a edificaciones rituales contiguas ya han sido conocidos en otros sitios como La Joyanca (Arnauld 2002), y que muestran cierto grado de similitud con Aguateca tratándose de ciudades de rango medio y con ocupación importante durante el Clásico Tardío (Ponciano 2004).

Figura 5 Planta de Estructura L8-11

Figura 6 Planta de Estructura L8-4

ESTRUCTURA L8-5: ¿TEMPLO DINÁSTICO?

Se localiza en la parte este de la Plaza principal. Es un edificio de forma casi cuadrada. Mide 24 m de lado por 7.50 m de alto. Tiene forma piramidal truncada con un recinto en la parte superior. Tiene una escalinata exenta en el frente y un monumento empotrado en su parte central. Enfrente del edifico al nivel de la plaza se encuentran cinco estelas esculpidas y siete altares alineados en un eje norte-sur. El recinto es abierto por todo el frente con una amplia banca en el centro. La arquitectura consiste de bloques de piedra tallada, superficies estucadas en muros y pisos. El recinto fue también estucado. Las paredes fueron de piedra y el techo de material perecedero. Se encontraron escasas evidencias de materiales de actividades rituales, pero su posición, forma y asociación con los monumentos esculpidos confirman su función ritual. Tomando en cuenta las fechas calendáricas de las estelas localizadas al frente de este edificio, puede ser uno de los más antiguos en la Plaza Principal y puede considerarse como el asiento del poder ritual de la dinastía de Dos Pilas/Aguateca que sustituyó a la dinastía local de Tamarindito del Clásico Temprano.

El monumento esculpido que se encuentra empotrado en la escalinata ceremonial (Monumento 20), parece estar alineado en eje este-oeste con la Estela 14 localizada en el centro de la Plaza Principal, y con la Estela 12 localizada sobre el basamento de la Estructura L8-8 localizada en la parte oeste de la Plaza. Esto sugiere que había un trazo planificado en la construcción de la estructura que no fue concluida por el ataque que sufrió la ciudad al inicio del siglo IX (Ponciano 2004).

ESTRUCTURAS EN EL ÁREA DE CALZADA

Dos estructuras fueron investigadas en el Área de Calzada, M8-37 y M7-34. Estos edificios conformaron parte del denso conjunto de estructuras que ocupan el epicentro del sitio y que representan el sector elitista de la ciudad. Arquitectura de piedra tallada, su ubicación y el inventario de artefactos indican que sus ocupantes gozaron de una posición social privilegiada. Esta calzada seguramente fue el escenario de eventos rituales y ceremoniales de y hacia la Plaza Principal provenientes de la residencia del rey en el Grupo Palacio localizado a unos 150 m al norte.

ESTRUCTURA M8-37: CASA DE LAS COLUMNAS

Se localiza en la parte suroeste de la Calzada, siendo la única edificación de esta amplia avenida que cuenta con un basamento de sustentación. Presenta una forma rectangular con eje norte-sur, su fachada principal está hacia el este. Mide 5.60 m de ancho y 16 m de largo. Es una estructura que tiene doble fila de tres cuartos alineados con eje norte-sur. Es notorio que la estructura originalmente constaba de tres cuartos y luego fueron construidos otros tres cuartos adicionales al frente. El rasgo mas singular que presenta son dos columnas en el cuarto adicionado al frente del cuarto central formando una especie de “pórtico” de entrada. Posiblemente las columnas, al igual que las paredes de piedra, llegaron hasta el techo que fue de material perecedero. Al igual que otras estructuras de la Calzada, como M8-11, y M7-34 localizadas en la margen este, M8-37 también presentó un muro perimetral a su alrededor. En el caso de M8-37 este muro se localiza al norte, al sur y parcialmente al este, dejando el espacio al centro para su acceso a los recintos que la conforman.

Esta estructura presenta bancas en todos los cuartos. En los cuartos del lado oeste se encuentran en la parte posterior, mientras que en los cuartos del lado frontal o este fueron colocadas dos bancas a ambos de los accesos a los cuartos. Ciertamente su disposición es única en el área, pero los artefactos asociados indican su función doméstica residencial. Su arquitectura presenta bloques tallados con espiga de buena calidad. Especialmente los bloques que conforman las columnas fueron tallados con una forma específica como cuñas superpuestas una sobre otra tal y como ocurre con los sillares de revestimiento con espiga cuadrados o rectangulares en los muros de los cuartos.

Esta estructura se encuentra en un área que ha sido identificada de haber tenido función residencial elitista. Los artefactos que se encontraron en los alrededores de la estructura y su naturaleza, permiten apoyar esta suposición. Es posible que también haya presentado el mismo patrón de abandono repentino que ocurre con otras estructuras excavadas en el área (Inomata 1995), aunque investigaciones realizadas posteriormente no discuten o comprueban esta posibilidad (Valdés et al. 2000:107).

ESTRUCTURA M7-34: CASA COMUNAL

Se localiza en la margen este de la calzada que conduce al Grupo Palacio desde la Plaza Principal. Es una estructura que tiene forma rectangular con eje norte-sur, presenta tres cuartos cuya fachada es hacia el oeste, es decir hacia la calzada. Esta estructura se encuentra a unos 30 m al sur de la Plaza Hundida. Su arquitectura presenta bloques bien tallados con espiga y restos de estuco con pintura de color rojo y turquesa. Los muros de las paredes fueron de piedra tallada hasta el techo. Muros interiores permitieron crear divisiones interiores dentro de cada cuarto y pasillos que comunicaron de un cuarto al otro. El techo propiamente fue de material perecedero. Tal y como ocurre con otras estructuras en la calzada (M8-11 y M8-37), M7-34 también tiene una muralla perimetral a los lados norte y oeste. Este muro perimetral fue construido con piedras tipo laja de manera rústica y crea un patio interior alrededor de la estructura. En esta estructura en la parte exterior de la muralla perimetral fueron encontrados los restos de los cimientos, de dos estructuras construidas de material perecedero.

Los materiales arqueológicos recuperados indican que tuvo una función doméstica tal y como ocurre con otras estructuras investigadas en los alrededores, como M8-4, M8-3, M8-2, M8-8 y M8-10. Los materiales incluyen una gran variedad de vasijas de cerámica, instrumentos de pedernal, utensilios de obsidiana, piedras y manos de moler, incensarios que rebasan ciertamente la naturaleza doméstica de la estructura. Una manera de explicar esta situación es que posiblemente se trata de una estructura con función comunal y que haya participado en actividades rituales relacionadas con la cercanía de la residencia de la familia real (Ponciano et al. 1998; Inomata y Houston 2001).

Esta estructura es un claro ejemplo del denominado patrón de abandono repentino, ya que en su interior se encontraron sobre los pisos una gran cantidad de objetos dejados por los ocupantes antes de abandonar la ciudad. Estos objetos posiblemente muestran los últimos lugares de uso y su deposición indica, las áreas en donde estos fueron utilizados. Esto fue importante porque permite conocer su patrón de distribución y determinar mejor la función de la estructura y las actividades llevadas a cabo por sus ocupantes.

ESTRUCTURA M7-32

La Estructura M7-32 se encuentra en la parte oeste del Grupo Palacio, sobre un basamento de sustentación que la eleva del nivel del patio interior. Es una estructura de doble crujía con cinco cuartos alineados en eje norte-sur (Figura 7). Esta es la única estructura en el sitio, junto con M7-22 localizada al norte del grupo, que tuvo techo de bóveda de piedra. Esta estructura es de forma rectangular alargada con su fachada hacia el este. Presenta una escalinata ceremonial en el extremo este del basamento, la cual a su vez descansa sobre otra escalinata inferior que descansa directamente sobre el nivel del patio. El basamento de sustentación presenta tres cuerpos escalonados de 3.10 m de altura. Presenta un pequeño basamento complementario que eleva la superestructura de la superficie del basamento de sustentación. La superestructura está alineada en un eje norte-sur. Presenta cuartos alineados de manera paralela, dos en la parte frontal a los lados del pasillo principal, y tres en la parte posterior. En la parte posterior una serie de recintos o cuartos fueron construidos alineados también norte-sur, junto con una superficie elevada adosada a la esquina suroeste de la superestructura con su escalinata formal de ascenso. Estos cuartos y superficie elevada están delimitados por un muro de piedra que corre también en eje norte-sur de manera paralela a la grieta al lado oeste.

Figura 7 Planta de Estructura M7-32

El edificio consta de dos cámaras longitudinales que se dividen en cinco recintos en su interior. La cámara frontal consta de un recinto con dos bancas adosadas a los muros, con tres puertas que conectan con la terraza exterior de la plataforma de sustentación, a través de la cual se desciende por medio de una gran escalinata al patio central del grupo. La segunda cámara consta de tres recintos con bancas adosadas a los muros y se conecta con la cámara frontal a través de una puerta central. La misma cámara tiene otro recinto que se encuentra en la esquina sur del edificio, al cual se accede por medio de una puerta ubicada en la fachada sur. La descripción que se presenta ahora corresponde a la investigación realizada básicamente sobre el basamento de sustentación, las escalinatas, los recintos posteriores, y el muro que los rodea por el lado oeste, ya que la superestructura ya había sido investigada y restaurada con anterioridad.

Investigaciones anteriores en esta estructura (Ponciano et al. 1998), habían determinado que los contenidos artefactuales localizados en el interior y en áreas adyacentes a los cuartos reflejan lo que se ha denominado como “rito de terminación”, realizado por los atacantes a la ciudad para destruir la residencia del rey y su poder simbólico. Las nuevas investigaciones realizadas en el basamento de sustentación y su escalinata ceremonial han permitido ampliar la magnitud de este evento. Se encontraron indicios que dicho ritual también se realizó en las afueras de la estructura propiamente y alcanzó áreas hasta el nivel de patio en el lado este y de la plataforma, contigua en la parte sur. Densas concentraciones de artefactos de diferentes materiales fueron encontrados sobre las superficies de los pisos dentro de una matriz de suelo grisáceo arenoso de 10-14 cm de grosor que indica que esta área también habría sido quemada y destruida.

Otro aspecto interesante fue determinar que directamente sobre el relleno de la escalinata ceremonial localizada al lado este fueron encontrados densos conjuntos de artefactos dispersos y destruidos que incluyen tanto cerámica como piedra y una escasa cantidad de bloques de piedra tallada de la escalinata. Esto parece indicar que cuando ocurrió el rito de terminación posiblemente los bloques tallados de la escalinata ya no estaban en su lugar original, porque al parecer habrían sido utilizados para construir murallas de piedra defensivas que se encuentran en la parte norte y sur de la estructura. Esta podría ser la primera evidencia de desmantelación de una estructura en Aguateca para fines defensivos, ya que siempre se había considerado que la defensa de la ciudad habría estado más organizada y planificada que en Dos Pilas, donde edificios fueron mutilados y las murallas pasan por encima de las estructuras (Demarest 1997; Palka 1997).

CONCLUSIONES

Se ha concluido la intervención en siete edificaciones de Aguateca bajo un nuevo modelo de acción que incluye ahora a empresas privadas restaurando edificaciones arqueológicas prehispánicas. Otras entidades tanto públicas (tal el caso del Programa de Desarrollo Sostenible del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación), como entidades privadas (como CATIE), participan ahora en la difícil tarea de proteger y valorar el rico legado cultural de Aguateca, junto con las entidades que tradicionalmente lo han realizado como la Dirección General del Patrimonio Cultural y Natural. Este esfuerzo conjunto seguramente dará frutos que redunden en beneficio del patrimonio cultural guatemalteco.

Por ahora se puede indicar que este modelo piloto presenta una nueva esperanza de ejecución de obra física en sitios arqueológicos que – como Aguateca – lo necesitan urgentemente. El modelo ciertamente ofrece ventajas considerables y beneficios en cuanto a la forma de intervención, ya que incluye la participación conjunta de profesionales de distintas disciplinas académicas que integran conocimientos y experiencia que redunden en un producto final de la mejor calidad posible. Pero también existen situaciones complejas y delicadas que deben ser re-evaluadas para futuras intervenciones en sitios arqueológicos. Aspectos importantes que deben de seguir prevaleciendo incluyen la necesidad de realizar investigación arqueológica antes de cualquier restauración. Conocer la historia cultural de cada estructura y su participación dentro del conjunto que la contiene, es esencial para adquirir una mejor comprensión de su papel dentro de la sociedad y no simplemente de presentar un edificio como tal, sino como testigo de eventos que lo produjeron. Otro aspecto igualmente importante es la participación de entidades como la Dirección General del Patrimonio Cultural y Natural en la supervisión de la ejecución de dichas obras, ya que es el ente encargado de velar por la conservación de los vestigios arqueológicos en Guatemala.

La investigación arqueológica y la restauración de las siete edificaciones localizadas en el epicentro del sitio, permiten comprender mejor la historia cultural de Aguateca, especialmente durante la última fase de ocupación al final del Clásico Tardío. El patrón de abandono repentino que se había determinado para las estructuras del área residencial localizadas en la calzada ahora se puede ampliar hasta el área ceremonial representada por la Plaza Principal. La Estructura L8-8 representa quizá el ejemplo más dramático de cómo los eventos finales de la ocupación de Aguateca tuvieron lugar y sus habitantes trataron de defender su ciudad y de continuar con sus actividades tal como la construcción de dicha estructura ceremonial pública, como una forma de continuar ejerciendo poder en la región. Investigaciones epigráficas realizadas por Oswaldo Chinchilla han permitido fechar el Altar M localizado en el basamento de sustentación de L8-8 hacia el año 810 DC, y esto indicaría una de las fechas más tardías en el sitio y que coincide con los eventos finales de ocupación de la ciudad.

Otro aspecto interesante es que en el Grupo Palacio se ha ampliado el panorama y la magnitud del evento conocido como rito de terminación no solo en los cuartos de la Estructura M7-32 y sus alrededor, sino hasta la escalinata ceremonial al este y la plataforma hacia el sur, con lo que indica que el ataque y destrucción de parte de los atacadores fueron de amplio espectro. Este evento posiblemente marca el inicio del abandono de la ciudad, ya que una vez perdido el poder simbólico de la dinastía representado por la familia real y su residencia, el resto de la población de la élite ya no tenía suficientes motivos para seguir ocupando dicha área y los trabajos de construcción en la plaza principal habrían sido interrumpidos y nunca más reiniciados.

REFERENCIAS

Arnauld, Marie Charlotte

2001        Casa Grande: Evolución de la arquitectura del poder del Clásico al Posclásico. En Reconstruyendo la Ciudad Maya: El Urbanismo en las Sociedades Antiguas (editado por A. Ciudad Ruiz, J.M. Iglesias y M.C. Martínez), pp.363-402. Publicaciones de la Sociedad Española de Estudios Maya, No.6, Madrid.

Demarest, Arthur

1997        Vanderbilt Petexbatun Regional Archaeological Project 1989-1994: Overview, History and Major Results of a Multidisciplinary Study of the Classic Maya Collapse. Ancient Mesoamerica 8:209-228. Cambridge University Press.

Demarest, A. y S. Houston (ed)

1989        Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: informe Preliminar No 1 Primera Temporada Instituto de Antropología e Historia, Departamento de Antropología Universidad de Vanderbilt, Nashville.

Inomata, Takeshi

1995        Archaeological Investigations at the Fortified Center of Aguateca, El Petén, Guatemala: Implications for the Study of the Classic Maya Collapse. Tesis de Doctorado, Universidad de Vanderbilt, Nashville.

Inomata, T. y S. Houston (ed)

2001        Royal Courts of the Ancient Maya: Data and Case Studies. Westview Press.

Inomata, Takeshi, Erick Ponciano, Daniela Triadan, Bruce Bachand, Shannon Coyston y Byron Castellanos

1997        Proyecto Arqueológico Aguateca: La Temporada de 1996. En X Simposio de Investigaciones Arqueológicas de Guatemala, 1995 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.403-416. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Inomata, T. y L. Stiver

1998        Floor Assemblages of Burned Structures at Aguateca, Guatemala. A Study of Classic Maya Households. Journal of Field Archaeology 25:340:355.

Inomata, T., D. Triadan y Erick Ponciano

1998        Informe del Proyecto Arqueológico Aguateca: Temporada de 1998. Presentado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala.

Palka, Joel

1997        Reconstructing Classic Maya Socioeconomic Differentiation and the Collapse at Dos Pilas, Petén, Guatemala. Ancient Mesoamerica 8:293-306.

Ponciano, Erick

2004        Las plazas principales de Aguateca y La Joyanca, Petén: Una perspectiva comparativa. En XVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2003 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.565-572. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Ponciano, Erick, T. Inomata, O. Román, O. Santos, Oswaldo Chinchilla y V. Breuil-Martínez

2004        Una estructura ceremonial sin concluir del Clásico Tardío en la Plaza Principal de Aguateca. En XVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2003 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.685-702. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Ponciano, Erick, Takeshi Inomata y Oscar Santos

2003        Investigaciones arqueológicas en la Estructura L8-8 de la Plaza Principal de Aguateca, Sayaxche, Petén. En XVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2002 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H.         Escobedo y H. Mejía), pp.175-184. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Ponciano, Erick, T. Inomata, Daniela Triadan, Estela Pinto y Shannon Coyston

1998        Aguateca: Evidencias de un abandono repentino en el Clásico Tardío. En XI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1997 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.685-697. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Valdez, J. A., A. Foias, T. Inomata, H. Escobedo y A. Demarest (ed)

1993        Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: Informe Preliminar No 5, Quinta Temporada. Reporte presentado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala. Guatemala.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *