Asociación Tikal

60 Los resultados finales del Proyecto Arqueológico Aguateca: Un resumen de investigaciones 1996-2003 – Takeshi Inomata y Daniela Triadan – Simposio 17, Año 2003

Descarga este artículo en formato PDF

Inomata, Takeshi y Daniela Triadan

2004        Los resultados finales del Proyecto Arqueológico Aguateca: Un resumen de investigaciones 1996-2003. En XVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2003 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.669-676. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

60

LOS RESULTADOS FINALES DEL

PROYECTO ARQUEOLÓGICO AGUATECA:

UN RESUMEN DE INVESTIGACIONES 1996-2003

Takeshi Inomata

Daniela Triadan

El Proyecto Arqueológico Aguateca llevó a cabo cuatro temporadas de campo desde 1996 hasta 1999, y tres temporadas de laboratorio desde 2000 hasta 2003. Al concluir esta fase de investigación, se reporta un resumen de los resultados finales.

El sitio arqueológico de Aguateca se ubica en la parte sur de la región de Petexbatun en el Departamento de Petén. Estudios anteriores mostraron que Aguateca fue ocupado por un periodo relativamente corto alrededor del siglo VIII DC (Inomata 1997). El sitio fue atacado por enemigos al principio del siglo IX y su parte central fue incendiada. El abandono rápido resultó en ricos conjuntos de artefactos completos y reconstruibles, los cuales proveen de datos extraordinarios sobre la vida cotidiana de la élite Maya Clásica (Inomata y Stiver 1998). A través de las excavaciones extensivas de edificios quemados, los investigadores del Proyecto Arqueológico Aguateca examinaron la organización y las actividades de grupos domésticos Mayas.

Se excavaron las Estructuras M7-22 y M7-32 en el Grupo Palacio, y las Estructuras M7-34, M8-2, M8-3, M8-4, M8-8 y M8-13 en la zona residencial a lo largo de la Calzada (Inomata 2001; Inomata et al. 2002). Además, se llevaron a cabo investigaciones en una escala más pequeña en las Estructuras M7-25, M7-26, M8-10, L8-5, L8-62, L8-70, K8-27, y en el área de la Barranca Escondida donde se descubrieron cuatro estelas (Figura 1).

El personal del Proyecto incluyó a Takeshi Inomata (director durante las temporadas de campo), Daniela Triadan (directora durante las temporadas de laboratorio), Erick Ponciano (co-director durante las temporadas de campo), Kazuo Aoyama (co-director durante las temporadas de laboratorio, análisis de lítica), Anaité Galeotti Moraga (co-directora durante las temporadas de laboratorio), Estela Pinto (excavación y la supervisora de laboratorio), Richard Terry (análisis de suelo), Kitty Emery (análisis de huesos de animal), Harriet Beaubien (conservadora), Markus Eberl, Shannon Coyston, Marco Antonio Monroy, Pablo Rodas, Alfredo Román, Jeff Buechler, Marcelo Zamora, Diego Guerra, Elisa Jiménez, Jeanette Castellanos, Bruce Bachand, Ramón Puga y Byron Castellanos.

LA BARRANCA ESCONDIDA

La Barranca Escondida se ubica en el acantilado al sur de la Plaza Principal de Aguateca. El análisis de materiales cerámicos reveló una cantidad considerable de tipos del periodo Clásico Temprano (250-600 DC), y de la fase Tepeu 1 (600-700 DC), del periodo Clásico Tardío. Estas fechas de cerámica corresponden bien con los datos de las estelas que fueron descubiertas en la misma área. La mayoría de objetos de piedra verde estaban quebrados, lo cual probablemente fue el resultado de actividades rituales. Es posible que la dinastía de Tamarindito ejecutara ritos relacionados a cuevas durante estos periodos. Estos datos sostienen la hipótesis de que el área de Aguateca perteneció a la dinastía de Tamarindito antes de la dinastía de Dos Pilas/Aguateca, que se originó de Tikal, y que tomó este lugar alrededor de 700 DC.

Figura 1  Mapa de Aguateca con las ubicaciones de las estructuras que fueron excavadas extensivamente

GRUPO PALACIO (ESTRUCTURAS M7-22 Y M7-32)

Se excavaron extensivamente dos estructuras: M7-22, la llamada Casa de Máscaras, y M7-32, la Casa de Huesos. Los dos edificios sostuvieron techos de bóveda y parecen haber sido utilizados por personajes dinásticos como viviendas y lugares de audiencia (Figura 2). Se encontraron depósitos densos de cerámica y otros artefactos. La mayoría de estos objetos no fueron reconstruibles. Es probable que los enemigos que atacaron Aguateca depositaran estos materiales en los ritos de terminación de estas estructuras.

Se hallaron objetos reconstruibles solo en el cuarto del extremo este de la Estructura M7-22, el cual fue sellado con un muro de mampostería antes de su abandono. Los artefactos encontrados en este cuarto incluyen dos máscaras de cerámica, vasijas reconstruibles, ornamentos de concha y hueso y objetos de piedra verde. Es probable que la familia real abandonara este grupo antes del ataque final por los enemigos. Se limpiaron cuartos y guardaron algunos objetos en el cuarto del extremo norte de la Estructura M7-22. Luego los enemigos abrieron este cuarto y destruyeron los edificios con un ritual.

Figura 2  Dibujo digital de reconstrucción de la Estructura M7-22 sin el techo de bóveda

RESIDENCIAS DE LA ÉLITE (ESTRUCTURAS M8-4 Y M8-8)

El enfoque principal del proyecto fue la excavación extensiva de residencias de la élite. En las Estructuras M8-4 y M8-8 se hallaron numerosos artefactos reconstruibles. La Estructura M8-4 (la Casa de Espejos), tuvo tres cuartos principales y un Anexo Norte. El techo consistía de materiales perecederos. La distribución de artefactos señala claramente un patrón de uso del espacio. El Cuarto Central contuvo una cantidad relativamente pequeña de artefactos, incluyendo platos de pedernal para la preparación de pigmento (Figuras 3 y 4). Es probable que esta habitación fuera usada principalmente por el patriarca del grupo doméstico para su trabajo de escriba y reuniones. En el Cuarto Sur se encontró un número modesto de vasijas cerámicas. Se hallaron en este espacio más de 300 piezas de mosaico de pirita que formaban espejos, junto con un tocado de Dios Bufón hecho de alabastro, el cual fue un símbolo del gobernante. Algunas piezas de pirita estaban en proceso de trabajo. Es probable que el escriba que vivió en este edificio estuviera reciclando pedazos de mosaico para crear partes de un tocado para el rey. Numerosas vasijas cerámicas y piedras de moler fueron encontradas en el Cuarto Norte.

Es probable que este espacio sirviera para el almacenaje y la preparación de comida. Es importante notar que existió una mayor concentración de malacates en la misma habitación. Se supone que la producción de textiles y la preparación de comida fueron trabajo de mujeres en la sociedad Maya. Este cuarto parece haber sido usado generalmente por una mujer o mujeres, quienes pueden haber sido la esposa o las esposas del escriba.

Figura 3  La distribución de vasijas cerámicas en la Estructura M8-4

        La Estructura M8-8 (la Casa de Hachas), consistió de tres cuartos principales y dos anexos. El Cuarto Central de la Estructura M8-8 contuvo más vasijas cerámicas que la habitación central de la Estructura M8-4 (Figura 5). La mayoría de estos objetos fueron cántaros y vasijas para servir comida y bebida. Es necesario considerar la posibilidad de que los residentes utilizaron este cuarto para almacenar alimentos en los días tensos antes del ataque. Es también probable que estas grandes vasijas guardaran bebidas para reuniones. El Cuarto Norte tuvo más cuencos de gran dimensión del tipo Subin y Chaquiste, los cuales puedan haber sido usados para cocinar comida. Como el caso de la Estructura M8-4, se encontró una concentración de malacates en el Cuarto Norte de la Estructura M8-8, lo cual indica su uso por mujeres (Figura 6). El Cuarto Sur, con pocos artefactos, puede haber sido un dormitorio. En el Anexo Norte se hallaron varias hachas de piedra pulida. Este cuarto parece haber servido como un espacio para almacenaje y trabajo. La función principal del Anexo Sur fue probablemente la de almacenar.

UNA POSIBLE CASA COMUNAL (ESTRUCTURA M7-34)

La Estructura M7-34 (la Casa de Metates), también tuvo tres cuartos, sin embargo, la interpretación de su uso es más difícil que los otros edificios. Se encontraron dos posibles estructuras de bajareque enfrente de la misma (Estructuras M7-91 y M7-92). La cantidad de vasijas cerámicas dentro de la Estructura M7-34 es más pequeña que las Estructuras M8-4 y M8-8 (Figura 7). Además, su patrón de distribución no es tan claro. El número de piedras de moler asociado con la Estructura M7-34 fue más grande que los de las Estructuras M8-4 y M8-8. Se encontraron 11 piedras de moler en total. La Estructura M7-34 parece haber tenido funciones diferentes de los otros edificios excavados. Una posible hipótesis es que la Estructura M7-34 sirvió como una casa comunal donde grupos elitistas tuvieron reuniones y fiestas.

Figura 4  La distribución de platos de pedernal, machacadores de pedernal y malacates en la Estructura M8-4

EDIFICIOS MENOS ELABORADOS (ESTRUCTURA M8-2, M8-3, Y M8-13)

Las Estructuras M8-2 y M8-3 fueron edificios pequeños con solo un cuarto. Contuvieron conjuntos de vasijas utilitarias comparables a los de las otras residencias (Figura 8). Sin embargo, el número de vasijas para servir comida y bebida fue relativamente pequeño. Es probable que estos edificios fueran lugares de algún tipo de manufactura. No obstante, todavía queda la posibilidad de que estos sirvieron de viviendas para personas de clase baja.

Las Estructuras M8-13 fue un edificio pequeño con tres cuartos. Se encontró un conjunto de vasijas utilitarias similar a los de otras residencias, lo cual sugiere que este edificio funcionó como una vivienda (Figura 9). Sin embargo, la cantidad de materiales de prestigio fue significativamente menor que los otros edificios. Es probable que personas de clases más bajas ocuparan esta estructura. El patrón de distribución de artefactos fue menos claro que algunas residencias elitistas. El Cuarto Oeste estaba asociado con dos piedras de moler y parece haber sido usados para la preparación de comida.

CONCLUSIONES

El trabajo de laboratorio del Proyecto Arqueológico Aguateca proporcionó datos extraordinarios sobre la vida cotidiana de los Mayas Clásicos. Las residencias elitistas fueron lugares no solamente para vidas privadas sino también para interacciones políticas de la corte real.

Figura 5  La distribución de vasijas cerámicas en la Estructura M8-8

Figura 6  La distribución de malacates en la Estructura M8-8

Figura 7  La distribución de vasijas cerámicas en la Estructura M7-34

Figura 8  La distribución de vasijas cerámicas en las Estructuras M8-2 y M8-3

Figura 9  La distribución de vasijas cerámicas en la Estructura M8-13

REFERENCIAS

Inomata, Takeshi

1997        The Last Day of a Fortified Classic Maya Center: Archaeological Investigations at Aguateca, Guatemala. Ancient Mesoamerica 8:337-351.

2001        The Power and Ideology of Artistic Creation: Élite Craft Specialists in Classic Maya Society. Current Anthropology 42:321-349.

Inomata, T. y L. Stiver

1998        Floor Assemblages of Burned Structures at Aguateca, Guatemala: A Study of Classic Maya Households. Journal of Field Archaeology 25:431-452.

Inomata, Takeshi, Daniela Triadan, Erick Ponciano, Estela Pinto, Richard E. Terry y Markus Eberl

2002        Domestic and Political Lives of Classic Maya Élites: The Excavation of Rapidly Abandoned Structures at Aguateca, Guatemala. Latin American Antiquity 13:305-330.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *