Asociación Tikal

29 Arqueología de superficie en el sur de Veracruz: Los periodos Clásico Tardío y Terminal – Roberto Lunagómez Reyes – Simposio 17, Año 2003

 Descargar este artículo en formato PDF

Lunagómez Reyes, Roberto

2004        Arqueología de superficie en el sur de Veracruz: Los periodos Clásico Tardío y Terminal. En XVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2003 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.305-317. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

29

ARQUEOLOGÍA DE SUPERFICIE EN EL SUR DE VERACRUZ:

LOS PERIODOS CLÁSICO TARDÍO Y TERMINAL

Roberto Lunagómez Reyes

El territorio sur del estado mexicano de Veracruz se extiende sobre una amplia zona de aproximadamente 25,000 km², de los cuales cerca de 1300 km² (Figura 1) han sido reconocidos arqueológicamente mediante una metodología de cobertura de superficie sistemática e intensiva (Santley y Arnold 1996; Pool 1997; Alonso y Cyphers 1999; Lunagómez 2000; Borstein 2001; Domínguez 2001; Symonds et al. 2002). Ante la magnitud del terreno, otros recorridos han utilizado una metodología aleatoria, para reconocer sitios arqueológicos en superficie (Drucker y Contreras 1953; Sisson 1976; Cobean 1996; Gómez 1996; Kruger 1996; Jiménez 2000). Gracias a las exploraciones arqueológicas emprendidas hace apenas 20 años a la fecha, el registro de sitios en el sur de Veracruz ha mejorado sustancialmente la comprensión del desarrollo cultural en esta región de la costa del Golfo de México (Arnold 1994; Nichols 1996; Ladrón de Guevara y Vásquez 1997; Stark y Arnold 1997).

A partir del universo de sitios mencionado, surgió la oportunidad de examinar las pautas arquitectónicas correspondientes a una temporalidad específica, los periodos Clásico Tardío y Terminal. Por lo tanto, esta investigación planteó el estudio de la arquitectura monumental en 44 sitios arqueológicos (Figura 2) reportados por distintos autores a través de varias décadas de exploraciones arqueológicas (Alonso y Cyphers 1999; Beverido 1974, 1986; Borstein 2001; Cobean 1996; Coe y Diehl 1980; Cyphers y Borstein s.f.; Gómez 1996; Lunagómez 1995, 2000; Lunagómez y Cyphers 1996; Medellín 1960, 1965, 1971; O´Rourke 2002; Symonds et al. 2002), dentro de un área de 3000 km², con el propósito general de examinar la distribución espacial de los patrones de asentamientos de los periodos Clásico Tardío y Terminal. El área de estudio se definió con base en vías de comunicación y fronteras políticas actuales, así como rasgos fisiográficos descritos a continuación: 1) el límite norte definido por la carretera federal 180 tramo Juan Díaz Covarrubias-Jáltipan; 2) el límite sur definido por el municipio de Jesús Carranza, Veracruz; 3) el límite este definido por la margen occidental de la cuenca del río Coatzacoalcos; y 4) el límite oeste definido por la margen oriental de la cuenca del río San Juan.

Estos 44 sitios (Figura 3) representan sólo una muestra debido a que la estrategia de detección en la mayoría de las exploraciones efectuadas no ha sido por cobertura total de terreno, haciéndose evidente que existe la posibilidad de omisión de sitios en áreas no reconocidas, así como la falta de detección de sitios cubiertos por la vegetación y la sedimentación aluvial producto de los dramáticos procesos geomórficos que afectan la región. Además es innegable la destrucción continua de los sitios por actividades como la agricultura mecanizada, la realización de obras de infraestructura moderna y el saqueo, así como por el desconocimiento y violación de las leyes referentes al Patrimonio Nacional Mexicano.

ANTECEDENTES

Cerca de 1500 AC se establecieron los primeros asentamientos humanos conocidos en las planicies aluviales del sur del estado de Veracruz, México. Estas sociedades conformaron gradualmente un sistema de estratificación social complejo denominado Olmeca. Este desarrollo cultural aparentemente culminó con las primeras manifestaciones de escritura calendárica bajo el sistema de representación denominado Cuenta Larga aparecido en la región istmeña de los estados de Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Chiapas durante el periodo Epi-Olmeca, el cual se considera como la finalización del Horizonte Formativo Mesoamericano.

Figura 1 Áreas de reconocimientos de superficie sistemáticos en el sur de Veracruz

NÚMERO Y/O NOMBRE DEL SITIO

COORDENADAS UTM

FECHAMIENTO

REPORTADO

AÑO

Sitio 1: Laguna de los Cerros

E275862,N2000700

Clásico Tardío-Terminal

A. Cyphers

1997

Sitio 2: San Isidro o Estero Rabón

E299483,N1961295

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 3

E285991,N1983889

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 4

E263883,N2006128

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 5

E265042,N2003584

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 6

E266320,N2001468

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 7

E262067,N2004942

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 8: Cuatotolapan Viejo

E259711,N2005753

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 9

E267850,N2003366

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 10

E274779,N2000824

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 11

E269614,N1999898

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 12

E269602,N1999094

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 13

E270074,N1997877

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1997

Sitio 14

E278209,N1980679

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 15

E277270,N1982230

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 16

E272838,N1983711

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 17

E285137,N1977337

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 18

E285503,N1977669

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 19: La Jimba

E273675,N1985875

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 20: rancho Mata de Caña

E293181,N1968455

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 21: San Francisco del Moral

E297820,N1973632

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 22

E295975,N1973909

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 23

E274882,E1985100

Clásico Tardío-Terminal

J. Borstein

1998

Sitio 24: Quiamolapan-Nueva Zelanda

E290077,N1997324

Clásico Tardío-Terminal

F. Beverido

1974

Sitio 25: San Lorenzo

E312000,N1961000

Clásico Tardío-Terminal

R.Lunagómez

1995

Sitio 26: Tenochtitlán

E313350,N1963750

Clásico Tardío-Terminal

R.Lunagómez

1995

Sitio 27: rancho Las Mulitas

E312171,N1979335

Clásico Tardío-Terminal

S. Symonds

1995

Sitio 28: Las Galeras

E317320,N1972090

Clásico Tardío-Terminal

S. Symonds

1995

Sitio 29

E309050,N1953080

Clásico Tardío-Terminal

S. Symonds

1995

Sitio 30: Loma de la Piedra

E316900,N1956350

Clásico Tardío-Terminal

S. Symonds

1995

Sitio 31: Ahuatepec

E321150,N1964650

Clásico Tardío-Terminal

S. Symonds

1995

Sitio 32: La Patagonia

E305031,N1956243

Clásico Tardío-Terminal

Alonso y Cyphers

1999

Sitio 33: El Salado

E306655,N1955418

Clásico Tardío-Terminal

Alonso y Cyphers

1999

Sitio 34: El Mixe

E304450,N1954850

Clásico Tardío-Terminal

Alonso y Cyphers

1999

Sitio 35: Medias Aguas

E282400,N1957400

Clásico Tardío-Terminal

R.Lunagómez

1999

Sitio 36: El Cházaro

E295300,N1956050

Clásico Tardío-Terminal

R.Lunagómez

2000

Sitio 37: Campo Nuevo-ejido La Unión

E280950,N1958350

Clásico Tardío-Terminal

R.Lunagómez

2000

Sitio 38: El Edén o Los Canseco

E302750,N1933350

Clásico Tardío-Terminal

R. Cobean

1996

Sitio 39: El Palmar

E303900,N1935300

Clásico Tardío-Terminal

R. Cobean

1996

Sitio 40: Las Limas

E289300,N1928500

Clásico Tardío-Terminal

H. Gómez

1996

Sitio 41

E279850,N1933900

Clásico Tardío-Terminal

H. Gómez

1996

Sitio 42: Refugio

E279300,N1954000

Clásico Tardío-Terminal

H. Gómez

1996

Sitio 43: Cerritos

E278000,N1957800

Clásico Tardío-Terminal

H. Gómez

1996

Sitio 44

E274250,N1960450

Clásico Tardío-Terminal

H. Gómez

1996

Figura 2 Características de los 44 sitios arqueológicos bajo estudio

Figura 3 Ubicación de los 44 sitios arqueológicos bajo estudio

Posterior al desarrollo cultural Olmeca, en el sur de Veracruz hubo una etapa de restricción poblacional y sólo hasta fines del periodo Clásico esta región fue testigo de una reocupación identificada como la fase Villa Alta (Coe y Diehl 1980). Un rasgo distintivo de esta fase cronológica es la cerámica de pastas finas con tonalidades naranja, crema y gris (Coe y Diehl 1980; Pool 1995; Symonds et al. 2002), y la arquitectura monumental arreglada en montículos formando plazas (Borstein 2001; Domínguez 2001; Symonds et al. 2002), lo cual ha llevado a serias polémicas sobre la identidad etno-lingüística de los constructores de esta arquitectura.

Por varias razones, los patrones arquitectónicos que se observan en el sur de Veracruz durante el fin del periodo Clásico han sido poco examinados desde la perspectiva mencionada. En primer lugar, las exploraciones arqueológicas en esta región se han efectuado siempre con una notable prioridad hacia el fenómeno Olmeca; por lo tanto el interés sobre otras temáticas cronológicas ha recibido escasa atención salvo en contadas y recientes investigaciones (Gómez 1996; Borstein 2001; Domínguez 2001; Symonds et al. 2002). Otro punto importante por mencionarse es que, aún sobre la temática Olmeca, los estudios regionales también son escasos y muchas veces carentes de profundidad metodológica. Los estudios previos de Gómez (1996), Borstein (2001), Domínguez (2001), y Symonds et al. (2002), han puesto énfasis en la clasificación de los patrones de la arquitectura monumental, sin embargo, estos trabajos no habían contemplado la amplia diversidad de los tipos de conjuntos arquitectónicos.

En los estudios regionales el patrón de asentamiento interno de los sitios arqueológicos es una base para entender la estructura espacial de las actividades que los antiguos habitantes realizaron. La distinción entre áreas residenciales, productivas y ceremoniales se infiere a partir del tipo y tamaño de los vestigios observables en la superficie. En estos estudios el tipo de sitio generalmente se define con base en tamaño, la densidad de artefactos, la complejidad y las dimensiones de la arquitectura monumental (Borstein 2001; Domínguez 2001; Gómez 1996; Santley y Arnold 1996; Symonds et al. 2002). De esta manera se clasifican los “tipos” de sitios y se postulan relaciones jerárquicas.

En el estudio del sistema de patrones de asentamiento en la región de San Lorenzo Tenochtitlan, Symonds et al. (2002), describen dos características indicativas de las relaciones administrativas. La primera es la orientación de la arquitectura principal y observan que, en los sitios de mayor tamaño y complejidad, la arquitectura de mayores dimensiones se dirige al rumbo franco norte-sur. Cada distrito cuenta con una dirección cardinal preponderante, pero no única en los sitios menores con rumbos: noreste-suroeste, noroeste-sureste, este-oeste. Se puede notar también que el carácter de dicha región, integrada por islas o promontorios en terrenos altos rodeados por vías fluviales, se presta a un cierto aislamiento de los distritos mediante barreras semi-permeables. En dicho estudio se hace notar que la dirección norte-sur es exclusiva en los sitios dominantes, pero que existe un seguimiento de otros cánones por distrito, lo cual parece indicar una red de sitios claves y distritos dentro de un patrón cultural bien definido, y que al mismo tiempo permitió una cierta independencia entre distritos. Este fenómeno recuerda con el de los señoríos Mayas del Valle El Rosario, Chiapas durante el periodo Clásico Tardío-Terminal (Montmollin 1987).

La segunda característica planteada por Symonds et al. (2002), es la posición geográfica. Es evidente que la ubicación de los sitios se relaciona con muchos factores tales como el agua potable, fuentes de materias primas, terrenos agrícolas y la defensa. No obstante, en la llanura formada por el delta del bajo río Coatzacoalcos, los terrenos óptimos para la ocupación humana son las lomas, cuya ventaja principal es la seguridad frente a las inundaciones, además del nivel freático accesible para el agua potable. Estos autores explican que, en esta porción de la costa del Golfo de México, la propia geografía condicionó de alguna manera el asentamiento humano, de tal manera que los mejores lugares dentro de la red fluvial fueron ocupados por los sitios más importantes. Este estudio indica la importancia de la ubicación de los sitios dentro del entorno geográfico y cómo se vincula con las relaciones administrativas. Por lo tanto, la importancia de la arquitectura dentro de la dinámica social de los sitios desempeñó un papel clave, asociada a la ubicación estratégica dentro de su región fisiográfica inmediata creando una interrelación arquitectura-medio ambiente.

Uno de los problemas iniciales que enfrentó este trabajo giró en torno a la cronología de la arquitectura monumental asignada a los periodos Clásico Tardío y Terminal. El periodo Clásico fue dividido para la región de estudio en los componentes de ocupación del Clásico Temprano (circa 200-400 DC), Clásico Medio (circa 400-600 DC), Clásico Tardío (circa 600-800 DC), y Clásico Terminal o Postclásico Temprano (circa 800-1000 DC), de acuerdo con la cronología regional propuesta para San Lorenzo Tenochtitlan por Symonds et al. (2002), en la cuenca baja del río Coatzacoalcos. Esta cronología se encuentra apoyada en una tipología cerámica comparada con otras regiones, excavaciones estratigráficas, pruebas de barrenos y toma de muestras de C14 para cronología absoluta en varios sitios de la región interior de San Lorenzo (Symonds 1995).

Es importante notar que la cronología de la arquitectura en la presente investigación se asignó a la última etapa de ocupación definida por los materiales cerámicos en superficie reportada por distintos autores (Alonso y Cyphers 1999; Beverido 1970, 1974, 1986; Bove 1978; Borstein 2001; Cobean 1996; Coe y Diehl 1980; Cyphers y Borstein s.f.; Gómez 1996; Lunagómez 1995, 2000; Lunagómez y Cyphers 1996; Medellín 1960, 1965, 1971; O´Rourke 2002; Symonds 1995; Symonds et al. 2002).

Otro de los problemas enfrentados durante el proceso de trabajo tuvo que ver con la sistematización de la información proveniente de 44 sitios reportados en diferentes temporadas de campo, así como por distintos autores para poder obtener una base de datos confiable que permitiera sustentar esta investigación.

EL PROBLEMA CRONOLÓGICO DEL CLÁSICO EN EL SUR DE VERACRUZ

Con el objetivo de tratar de uniformar la gran variedad de criterios cronológicos aplicados a los estudios arqueológicos en la región del sur de Veracruz, Stark y Arnold (1997:7), han propuesto una división temporal en tres periodos u horizontes Preclásico o Formativo, Clásico y Postclásico. En términos generales para el sur de Veracruz y el noroeste de Tabasco, el periodo Preclásico o Formativo se ha caracterizado por el fenómeno Olmeca desarrollado entre los años 1500-400 AC. Posterior a este primer desarrollo se presenta un periodo intermedio a los periodos Preclásico y Clásico, asignado a los años 400 AC hasta 200-300 DC, denominado como Protoclásico o Epi-Olmeca en la región del istmo de Tehuantepec. Por lo que respecta al Horizonte Clásico se define como el periodo temporal asociado a la hegemonía cultural en el área mesoamericana por Teotihuacan durante los años 200 a 700 DC. Se plantea un periodo intermedio entre los horizontes Clásico y Postclásico, definido por la literatura arqueológica del centro de México como Epi-Clásico. Finalmente, el Periodo Postclásico corresponde a la última etapa del desarrollo prehispánico durante los años 900 a 1519-1521 DC, el cual se asocia a las primeras manifestaciones de la colonia española en México. Estas amplias secuencias se presentan en forma resumida en el siguiente cuadro (según Pool 1995; Stark y Arnold 1997):

Preclásico o Formativo

1500 – 400 AC

Protoclásico o Epi-Olmeca

400 AC / 200-300 DC

Clásico

200-300 / 700 DC

Epi-Clásico

700 – 900 DC

Postclásico

900 / 1519 – 1521 DC

TIPOLOGÍAS CERÁMICAS

Las diferentes cronologías elaboradas para la región sur de Veracruz durante el periodo de transición del Clásico Tardío al Postclásico Temprano, están basadas en tipologías cerámicas y cronologías absolutas por C14; han sido propuestas en varios sitios y regiones, así como por distintos autores: Drucker (1943), como Tres Zapotes Superior; Coe (1965), como Tres Zapotes IV; Ortiz y Santley (s.f.) como la fase F del periodo Clásico Tardío Temprano en Matacapan; Ortiz (1975), como la Fase Chaneque en El Picayo; Santley et al. 1988 como la fase F del Clásico Tardío en El Salado; y Coe y Diehl (1980), como la fase Villa Alta del periodo Postclásico Temprano en San Lorenzo.

Estas cronologías del periodo Clásico se presentan en el cuadro siguiente:

Autor

Fase

Sitio

Periodo

Años

Drucker (1943)

Tres Zapotes Superior

Tres Zapotes

Clásico Tardío

700-1000 DC

Coe (1965)

Tres Zapotes IV

Tres Zapotes

Clásico Tardío

600-900 DC

Ortiz y Santley (s.f.)

F (Terminal)

Matacapan

Clásico Tardío Temprano

650-800 DC

Ortiz (1975)

Chaneque

El Picayo

Clásico Tardío

600-700 DC

Santley et al. (1988)

F (Terminal)

El Salado

Clásico Tardío

650-800 DC

Coe y Diehl (1980)

Villa Alta

San Lorenzo

Clásico Tardío o Postclásico Temprano

900-1100 DC

En lo que se refiere a la fase Villa Alta propuesta por Coe y Diehl (1980), para San Lorenzo, se asigna al periodo Postclásico Temprano. Según ellos, esta fase se refiere a las ocupaciones ulteriores a los Olmecas en todo el territorio sur de Veracruz. Esta cronología no está basada en ninguna muestra de fecha absoluta como C14, sólo se apoya en la cronología relativa de los sondeos estratigráficos en los sitios de San Lorenzo y Tenochtitlan. Ambos autores encuentran ciertas similitudes entre los tipos cerámicos de la fase Villa Alta con los tipos Mayas Chontales durante la transición de los periodos Clásico Tardío a Postclásico Temprano: complejos Balunte (circa 750-810 DC), y Huipale (circa 810-940 DC), en Palenque (Rands 1967); la fase Río Mezcalapa I (circa 600-1000 DC), en Comalcalco (Peniche 1973:163); y el Horizonte Jonuta (circa 600-1000 DC), de la Chontalpa (Berlin 1956; Sisson 1976), en el área Chontal o Putun (Peniche 1973).

Los tipos cerámicos diagnósticos para la fase Villa Alta según Coe y Diehl (1980), son: Campamento Naranja Fino, Zapote Naranja Fino a Gris, Yual Crema Fino, Jabí Negro, Solerilla Rojo sobre Burdo y Ceiba Burdo. Recientemente Kruger (comunicación personal 2003), ha informado sobre una fecha por C14 calibrado aproximadamente entre 900-1000 DC para un contexto del periodo Clásico Tardío. Este contexto tuvo un tipo cerámico identificado como Tipo 71 ó Blanco Burdo en su región de estudio (Kruger 1995:143). Lunagómez (2000), también reportó la presencia de este tipo cerámico para la región de Medias Aguas en asociación con los tipos diagnósticos de la fase Villa Alta identificados por Coe y Diehl (1980), en sitios con ocupación del periodo Clásico Tardío.

Pool (1995), encuentra en su estudio una marcada correspondencia entre los tipos cerámicos diagnósticos de la fase Villa Alta con los tipos diagnósticos del periodo Clásico Tardío en el sitio de Matacapan, a partir del 650 DC. Estos tipos cerámicos presentan aparentes semejanzas en pastas y formas entre los sitios de Matacapan en la región de los Tuxtlas y San Lorenzo. Se podría tratar de una tradición cerámica compartida iniciada por lo menos 250 años antes de las fechas propuestas por Coe y Diehl (1980), para la región de San Lorenzo. Lo anterior sugiere dos posibles escenarios:

1.        Que el sur de Veracruz tuvo una población que conservó por un largo periodo su tecnología, en este caso la cerámica, sin modificaciones aparentes por más de 500 años.

2.        Que se han explicado por medio del estudio de los materiales cerámicos, los cambios en la manufactura de esta tecnología, los cuales permiten evidenciar una parte de la evolución cultural de las poblaciones antiguas.

El periodo Clásico puede ser dividido para la región del sur de Veracruz en los componentes de ocupación del Clásico Temprano (circa 200-400 DC), Clásico Medio (circa 400-600 DC), Clásico Tardío (circa 600-800 DC), y Clásico Terminal o Postclásico Temprano (circa 800-1000 DC). Dicho marco cronológico que se emplea en este trabajo se basa en la cronología de Symonds et al. (2002:110-117), en donde se propone la temporalidad del periodo Clásico para la cuenca baja del río Coatzacoalcos dividida en tres fases:

1.        La fase Ortices (circa 600-700 DC), asignada a la etapa inicial del periodo Clásico Tardío.

2.        La fase Villa Alta Temprana (circa 700-800 DC), asignada a la última etapa del periodo Clásico Tardío.

3.        La fase Villa Alta Tardía (circa 800-1000 DC), asignada al periodo Clásico Terminal o Postclásico Temprano.

Gómez (1996:75), menciona por su parte que los materiales cerámicos pertenecientes al periodo Clásico en Las Limas pueden ubicarse alrededor de 650 DC, coincidiendo con la fase Ortices (circa 600-700 DC), durante el periodo Clásico Tardío para la región de San Lorenzo. También propone que la ocupación final en Las Limas abarca desde 800 hasta 1350 DC. Esta ocupación coincide con la parte inicial de la fase Villa Alta Tardía (circa 800-1000 DC), durante el periodo Clásico Terminal como se muestra en el cuadro siguiente de la cronología para la región de San Lorenzo Tenochtitlan

(según Symonds et al. 2002):

Periodo

Fase

Años

Clásico Temprano

200-400 DC

Clásico Medio

400-600 DC

Clásico Tardío

Ortices

600-700 DC

Clásico Tardío

Villa Alta Temprana

700-800 DC

Clásico Terminal

Villa Alta Tardía

800-1000 DC

CONSIDERACIONES SOBRE LA ARQUITECTURA EN LOS SITIOS

La organización interna de los asentamientos puede ser revelada a través del análisis del arreglo de la arquitectura visible en la superficie de los sitios, así como por el volumen y dimensiones de sus estructuras, y su extensión o área de ocupación. La escala de las estructuras arquitectónicas de los sitios también suele revelar diferencias jerárquicas entre ellos en un nivel local, regional y zonal. Otra característica relevante para la diferenciación de sitios y la conformación de rangos, es la ubicación y/o localización con respecto a ejes con dirección cardinal estimada en rumbos, así como su relación con posiciones estratégicas (de orden comercial, militar-defensivo, ceremonial-sagrado), o cercanos a áreas de extracción de materias primas y zonas de subsistencia.

En los sitios con arquitectura monumental en el sur de Veracruz existe un patrón común de distribución o arreglo arquitectónico caracterizado por conjuntos que forman plazas. Estos conjuntos arquitectónicos se componen por varios edificios, en general dos de los cuales son montículos alargados paralelos. Las plazas que forman estos conjuntos generalmente son rematadas por uno o dos montículos de perfil cónico de planta circular u oblonga, uno más grande que otro hacia los extremos del eje longitudinal del conjunto arquitectónico. Este patrón de conjuntos arquitectónicos ha sido denominado por Borstein (2001:37) como Arreglo Cuatripartito Villa Alta por sus siglas en inglés VAQA (Villa Alta Quadripartite Arrangement), y por Domínguez como Conjunto Plaza (2001:104).

En general, se puede hablar de dos formas en la planta de las plazas que forman estos conjuntos arquitectónicos: la rectangular definida con una proporción entre su ancho y su largo mayor a 1:2, y la cuadrangular con una proporción menor a 1:2. De los sitios evaluados, más de la mitad tienen una plaza de planta rectangular formada por el conjunto arquitectónico principal. Estas dos variantes en la planta de las plazas pueden encontrarlas distribuidas en una amplia zona que va desde el área noroccidental del estado de Tabasco (Drucker y Contreras 1953), hasta el área central del estado de Veracruz (Annick Daneels, comunicación personal). Es importante reconocer que la forma en la planta de las plazas está determinada por el arreglo del conjunto arquitectónico.

En términos generales, la arquitectura ha sido asignada temporalmente en asociación con los materiales cerámicos predominantes en la superficie. A los conjuntos arquitectónicos se les asignaron fechas correspondientes a la fase Villa Alta por diferentes autores (Cobean 1996; Gómez 1996; Cyphers y Borstein s.f.; Alonso y Cyphers 1999; Lunagómez 2000; Borstein 2001; Domínguez 2001). Recientemente, Symonds et al. (2002:110-117), afinaron la temporalidad adscrita a estos conjuntos arquitectónicos como Grupo Arquitectónico Tipo A de la Fase Villa Alta Tardía (circa 800-1000 DC), precedida de la fase Villa Alta Temprana (circa 700-800 DC), y de la fase Ortices (circa 600-700 DC), en los periodos Clásico Tardío y Terminal.

Sólo nueve sitios con conjuntos arquitectónicos de tipo plaza han sido excavados en el área de estudio, a los cuales se les ha fechado para fase Villa Alta del periodo Postclásico Temprano, o a la transición de los periodos Clásico Tardío a Clásico Terminal. Estos sitios excavados son: Laguna de los Cerros (Cyphers y Borstein s.f.), Quiamolapan (Beverido 1974), San Lorenzo (Coe y Diehl 1980; Cyphers 1997), Tenochtitlan (Coe y Diehl 1980), Las Galeras (O´Rourke 2002), La Patagonia, El Salado y El Mixe (Alonso y Cyphers 1999), y Las Limas (Gómez 1996).

En lo que concierne al sur de Veracruz, estos conjuntos arquitectónicos se encuentran distribuidos en las siguientes regiones: al pie de monte de la sierra de Los Tuxtlas (Domínguez 2001; Philip Arnold, comunicación personal 2003), en el extremo costero de Los Tuxtlas (Alfred Siemens, comunicación personal 2003), a lo largo de la cuenca media del río San Juan (Borstein 2001; Domínguez 2001), hacia el interior del istmo de Tehuantepec (Beverido 1986; Gómez 1996; Cobean 1996; Lunagómez 2000), incluso en la región selvática de Los Chimalapas, en la unión de los límites estatales de Veracruz, Oaxaca y Chiapas.

COMENTARIOS FINALES

Hasta tiempos recientes, la investigación arqueológica en superficie en el sur del estado de Veracruz ha operado bajo el supuesto que las pautas más típicas de la arquitectura en superficie correspondan a las ocupaciones Olmecas (Drucker y Contreras 1953). Esto se debe en parte a los problemas metodológicos y conceptuales que existen en la definición de la arquitectura Olmeca, así como a la superposición de la ocupación de la fase Villa Alta en la superficie de los sitios, tal y como lo han mencionado Diehl (1981:80), y Gómez (1996).

Dado que se ha definido un prolongado hiato entre las ocupaciones de los periodos Preclásico y Clásico Tardío-Terminal (Coe y Diehl 1980; Gómez 1996; Symonds et al. 2002), la tradición posterior no tiene sus raíces directas en la ocupación temprana, la cual ha recibido confirmación por excavaciones estratigráficas realizadas en varios sitios (Coe y Diehl 1980; Cyphers 1997; Cyphers y Borstein s.f.; Symonds et al. 2002; O´Rourke 2002). En consecuencia, los conjuntos arquitectónicos semejantes al Complejo A de La Venta que aparecen en el sur de Veracruz no tienen una temporalidad Olmeca.

La presente investigación asume la relación directa entre la arquitectura monumental y la complejidad socio-política, tal como lo han propuesto autores como Montmollin (1987), y Wiesheu (1996). Destaca lo dicho por Wiesheu (1996:92), en el sentido de que las jerarquías regionales de los cacicazgos y estados tempranos pueden ser diferenciadas por el arreglo y la distribución arquitectónica. Según esta autora, el cacicazgo cuenta con edificios de tipo templo, asociados a ciertas funciones religiosas y seculares, mientras que los estados arcaicos cuentan con palacios con funciones de tipo administrativo.

Cabe notar que los estudios epigráficos son una base importante para revelar la historia de los pueblos Mayas, ya que identifican lazos de parentesco entre y dentro de las comunidades, de manera que facilitan la interpretación de la organización socio-política. La región del sur de Veracruz carece de evidencias de escritura y por ende, la base para inferir aspectos socio-políticos es la disposición de la arquitectura monumental como un sistema de mensajes relacionados con parentesco, comunicación, ideología y relaciones políticas.

La colonización del sur de Veracruz durante el periodo Clásico Tardío hace pensar que las migraciones fueron responsables de la llegada de poblaciones provenientes de las regiones cercanas (Symonds et al. 2002). Pero, en ausencia de una clara y precisa ocupación correspondiente al periodo Postclásico, se cuestiona: ¿Cuáles fueron las causas del abandono de la región?

Con base en los datos parciales que existen, es imposible llevar a cabo cálculos de capacidad de carga; no obstante, aunque la ocupación de la región fue ampliamente extendida, se considera que no se llegó a una situación de extrema de presión poblacional que hubiera fomentado el éxodo de los habitantes.

Tampoco se niega que el medio ambiente de tipo tropical propio de la región, frecuentemente caracterizado como frágil, pudo sufrir un deterioro considerable por la ocupación humana, pero ante la inmensidad del territorio del sur de Veracruz, asociada con su gran biodiversidad y potencial ecológico, se ofrecen múltiples opciones para la subsistencia que quizá nunca fueron aprovechadas por esta ocupación.

El breve lapso temporal de la ocupación Villa Alta, aunado a la presente interpretación de la organización socio-política, sugiere que las razones del abandono residieron en la propia estructura de la sociedad. En otras palabras, la debilidad inherente de un sistema incapaz de sostener y mantener la cohesión política en las poblaciones prehispánicas del sur de Veracruz durante los periodos Clásico Tardío y Terminal.

Agradecimientos

Al Maestro Marcos López del Departamento de Cómputo de la Unidad de Humanidades de la Universidad Veracruzana en Xalapa, por la asesoría y diseño de las figuras que ilustran este trabajo.

REFERENCIAS

Alonso, Alejandra y Ann Cyphers

1999        Patrón de asentamiento alrededor del cerro El Mixe. Espacios Domésticos Olmecas en San Lorenzo Tenochtitlan, Veracruz: Temporada 1999, coordinado por A. Cyphers. Informe Técnico de campo entregado al Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

Arnold, Philip J.

1994        An Overview of Southern Veracruz Archaeology. En Ancient Mesoamerica 5 (2):215-221. Cambridge University Press, Cambridge.

Berlin, Heinrich

1956        Late Pottery Horizons of Tabasco, Mexico. Contributions to American Anthropology and History, Pub.606, No.59. Carnegie Institution of Washington, Washington, D.C.

Beverido Pereau, Francisco

1974        Un proyecto arqueológico. La Palabra y el Hombre XVI, No. Extra, pp.35-38. Universidad Veracruzana, Xalapa.

1986        El sitio arqueológico de Los Canseco. En Boletín Informativo 5:15-19. Instituto de Antropología, Universidad Veracruzana, Xalapa.

Borstein, Joshua A.

2001        Tripping Over Colosal Heads: Settlement Patterns and Population Development in the Upland Olmec Heartland. Tesis Doctoral, Pennsylvannia State University, State College.

Bove, Frederick J.

1978        Laguna de los Cerros: An Olmec Central Place. Journal of New World Archaeology 2 (3). Institute of Archaeology, University of California, Los Angeles.

Cobean, Robert H.

1996        La Oaxaqueña, Veracruz: Un centro Olmeca menor en su contexto regional. En Arqueología Mesoamericana: Homenaje a William T. Sanders (coordinado por A.G. Mastache, J.R. Parsons, R.S. Santley y M.C. Serra Puche), Tomo 2, pp.37-61. INAH-Arqueología Mexicana, México.

Coe, Michael D.

1965        Archaeological Synthesis of Southern Veracruz and Tabasco. En Archaeology of Southern Mesoamerica, pp.679-715. Handbook of Middle American Indians, Vol.3, University of Texas Press, Austin.

Coe, Michael D. y Richard A. Diehl

1980        In the Land of the Olmec: Vol. 1: The Archaeology of San Lorenzo Tenochtitlán. Vol. 2: The People of the River. University of Texas Press, Austin y London.

Cyphers, Ann (ed)

1997        Población, Medio Ambiente y Subsistencia en San Lorenzo Tenochtitlan. Instituto de Investigaciones Antropológicas-UNAM, México.

Cyphers, Ann y Joshua Borstein

s.f.        Laguna de los Cerros. En preparación.

Diehl, Richard A.

1981        Olmec Architecture: A Comparison of San Lorenzo and La Venta. En The Olmec and Their Neighbors: Essays in Memory of Matthew W. Stirling. Dumbarton Oaks, Washington, D.C.

Domínguez Covarrubias, Elba

2001        La arquitectura monumental del periodo Clásico en el sur de Veracruz: un enfoque regional. Tesis de Licenciatura en Antropología con especialidad en Arqueología. Departamento de Antropología, Universidad de Las Américas, Puebla, Cholula.

Drucker, Philip

1943        Ceramic Stratigraphy at Cerro de las Mesas, Veracruz, Mexico. Smithsonian Institution, Bureau of American Ethnology, Bulletin 140. Washington, D.C.

Drucker, Philip y Eduardo Contreras

1953        Site Pattern in the Eastern Part of Olmec Territory. En Journal of the Washington Academy of Science No.43, pp.389-396. Washington, D.C.

Gómez Rueda, Hernando

1996        Las Limas, Veracruz, y otros asentamientos prehispánicos de la región Olmeca. Colección Científica, No.324. Serie Arqueología, INAH, México.

Jiménez Delgado, Gerardo

2000        Control de recursos y jerarquías sociales en el territorio Olmeca: Un recorrido de superficie en la cuenca baja del río Coatzacoalcos, Veracruz. Proyecto de investigación arqueológica entregado al Consejo de Arqueología del INAH, México.

Kruger, Robert P.

1996        An Archaeological Survey in the Region of the Olmec, Veracruz, Mexico. Tesis Doctoral, Department of Anthropology, University of Pittsburgh.

Ladrón de Guevara González, Sara y Sergio Vásquez Zárate (ed)

1997        Memoria del Coloquio: “Arqueología del centro y sur de Veracruz”. Universidad Veracruzana, Xalapa.

Lunagómez Reyes, Roberto

1995        Patrón de asentamiento en el hinterland interior de San Lorenzo Tenochtitlan, Veracruz. Tesis de Licenciatura en Antropología, Facultad de Antropología, Universidad Veracruzana, Xalapa.

2000        Patrón de Asentamiento en la Región de Medias Aguas. Espacios Domésticos Olmecas en San Lorenzo Tenochtitlan, Veracruz: Temporada 2000. coordinado por A. Cyphers. Informe Técnico de campo entregado al Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

Lunagómez, Roberto y Ann Cyphers

1996        IV. Recorrido en superficie: Fase piloto. Espacios Domésticos Olmecas en San Lorenzo Tenochtitlan, Veracruz: Temporada 1996, coordinado por A. Cyphers. Informe Técnico de campo entregado al Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

Medellín Zenil, Alfonso

1960        Monolitos inéditos Olmecas. La Palabra y El Hombre 16:75-97. Universidad Veracruzana, Xalapa.

1965        La escultura de Las Limas. En Boletín del Instituto Nacional de Antropología e Historia 21:5-8. México.

1971        Monolitos Olmecas y otros en el Museo de Antropología de la Universidad Veracruzana. Union Académique Internacionale. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

Montmollin, Olivier de

1987        Patrones de asentamiento y estructura política en el señorío El Rosario. En Memorias del Primer Coloquio Internacional de Mayistas, pp.260-276, Instituto de Investigaciones Filológicas-UNAM, México.

Nichols, Deborah L.

1996        An Overview of Regional Settlement Pattern Survey in Mesoamerica:1960-1995. En Arqueología Mesoamericana: Homenaje a William T. Sanders (coordinado por A.G. Mastache, J.R. Parsons, R.S. Santley y M.C. Serra Puche). Tomo 1, pp.59-96. INAH-Arqueología Mexicana, México.

O´Rourke, Laura Catalina

2002        Las Galeras and San Lorenzo: A Comparative Study of Two Early Formative Communities in Southern Veracruz, Mexico. Tesis Doctoral, Department of Anthropology, Harvard University, Cambrigde.

Ortiz Ceballos, Ponciano

1975 La Cerámica de los Tuxtlas. Tesis de Maestría en Ciencias Antropológicas, Facultad de Antropología, Universidad Veracruzana, Xalapa.

Ortiz, Ceballos Ponciano y Robert S. Santley.

s.f.        La cerámica de Matacapan. Mecanoescrito.

Peniche, Rivero, Carmen

1973        Comalcalco, Tabasco: Su cerámica, artefactos y enterramientos. Tesis de Licenciatura en Arqueología, Facultad de Antropología, Escuela de Ciencias Antropológicas, Universidad de Yucatán, Mérida.

Pool, Christopher A.

1995        La cerámica del Clásico Tardío y el Postclásico en la Sierra de los Tuxtlas. En Arqueología, Revista de la Coordinación Nacional de Arqueología, Segunda Época, pp.37-48, INAH, México.

1997        Proyecto arqueológico Tres Zapotes. En Memoria del Coloquio: Arqueología del centro y sur de Veracruz (coordinado por S. Ladrón de Guevara González y Sergio Vásquez Zárate), pp.169-176. Universidad Veracruzana, Xalapa.

Rands, Robert L.

1967        Cerámica de la región de Palenque, México. En Estudios de Cultura Maya 6:11-47. CEM-UNAM, México.

Santley, Robert S. y Philip J. Arnold

1996        Prehispanic Settlement Patterns in the Tuxtla Mountains, Southern Veracruz, Mexico. En Journal of Field Archaeology 23:225-259, Boston University, Boston.

Santley, Robert S., Ponciano Ortíz C. y Trevor J. Kludt

1988        El Salado: A Prehistoric Salt Production Site in the Sierra de Los Tuxtlas. Reporte entregado al Heinz Trust of the Pittsburgh Foundation, Department of Anthropology, University of New Mexico, Albuquerque.

Sisson, Edward B.

1976        Survey and Excavation in the Northwestern Chontalpa, Tabasco. Tesis Doctoral, Deparment of Anthropology, Harvard University, Cambridge.

Stark, Barbara y Philip J. Arnold (ed)

1997        Olmec to Aztec: Settlement Patterns in the Ancient Gulf Lowlands. University of Arizona Press, Tucson.

Symonds, Stacey C.

1995        Settlement Distribution and the Development of Cultural Complexity in the Lower Coatzacoalcos Drainage,Veracruz, Mexico: An Archaeological Survey at San Lorenzo Tenochtitlan. Tesis Doctoral, Vanderbilt University, Nashville.

Symonds, Stacey, Ann Cyphers y Roberto Lunagómez

2002        Asentamiento Prehispánico en San Lorenzo Tenochtitlan. Serie San Lorenzo, coordinado por A. Cyphers, Vol.2. Instituto de Investigaciones Antropológicas y Dirección General de Asuntos del Personal Académico, UNAM, México.

Wiesheu Forster, Walburga

1996        Cacicazgo y estado arcaico: La evolución de organizaciones socio-políticas complejas. Colección Científica, No.310. Serie Arqueología, INAH, México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *