Asociación Tikal

89 El intercambio marítimo durante el Clásico Terminal: Uaymil en la costa occidental de Yucatán – Antonio Inurreta Díaz y Rafael Cobos – Simposio 16, Año 2002

Descargar este artículo en formato PDF

Inurreta Díaz, Armando y Rafael Cobos

2003         El intercambio marítimo durante el Clásico Terminal: Uaymil en la costa occidental de Yucatán. En XVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2002 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.1009-1015. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

89

EL INTERCAMBIO MARÍTIMO DURANTE

EL CLÁSICO TERMINAL:

UAYMIL EN LA COSTA OCCIDENTAL DE YUCATÁN

Armando Inurreta Díaz

Rafael Cobos 

Con base en la evidencia arqueológica recabada en los asentamientos costeros de Isla Cerritos y Xelha conocíamos dos tipos de puertos marinos con funciones muy específicas que operaron en las Costas Norte y Este respectivamente de la península de Yucatán. Estos dos tipos de puertos marinos fueron contemporáneos al final del periodo Clásico aunque sus esferas de acción fueron claramente distinguibles en la dimensión espacial.

Por ejemplo, Isla Cerritos representa el puerto costero dependiente de una capital estatal regional. En pocas palabras podemos decir que Isla Cerritos surgió como el puerto costero de Chichen Itza después de 800 DC y representó una extensión del dominio territorial de una unidad política estatal con sede en un asentamiento localizado tierra adentro y a varios kilómetros de la costa.

En el caso de Xelha, los datos sugieren que no fue un asentamiento menor subordinado al control político y económico de Coba, la gran capital del oriente de Yucatán a fines del periodo Clásico. De hecho, la evidencia hallada en Xelha indica que fue una unidad autónoma tanto política como económica lo que le permitió interactuar con Coba en una simbiosis en la cual tanto la capital estatal regional (Coba), como el puerto de comercio independiente (Xelha), se beneficiaron durante los periodos Clásico Tardío y Clásico Terminal.

En la costa occidental de la península de Yucatán, el asentamiento de Uaymil presenta rasgos arqueológicos los cuales sugerían que se trataba de un puerto marítimo contemporáneo a Isla Cerritos y Xelha. Sin embargo, y ante la falta de investigaciones en la Costa Norte de Campeche, nuestras especulaciones nos hicieron suponer tres cosas. Primero, que Uaymil pudo haber funcionado como el puerto costero de Uxmal, es decir, pudo haber sido la extensión territorial, política y económica de Uxmal hacia el litoral marino. Si Uaymil realmente funcionó como el puerto costero de Uxmal, entonces esta situación sería un reflejo de la interacción Chichen Itza-Isla Cerritos.

Segundo, también consideramos la posibilidad de que Uaymil haya sido un puerto de comercio independiente, el cual nunca estuvo subordinado al control ejercido por la capital estatal regional (Uxmal), ubicada varios kilómetros tierra adentro. Si este hubiera sido el caso, entonces Uaymil pudo haber funcionado de una forma similar a Xelha.

Tercero, otra de las posibilidades que consideramos al realizar nuestras investigaciones en Uaymil fue que este asentamiento costero pudo haber funcionado como una estación de trasbordo. Las estaciones de trasbordo se caracterizan por haber funcionado como nodos a lo largo del intercambio efectuado por la costa, o bien, como puntos importantes que facilitaron el movimiento de mercancías desde la costa hacia comunidades ubicadas en el interior (Andrews 1990:165).

El pequeño asentamiento de Uaymil se localiza en una isla (o petén) en la porción norte de Campeche y de acuerdo al Atlas Arqueológico de Yucatán sus coordenadas UTM son YN641633 (Garza y Kurjack 1980:88). Este antiguo puerto marino se ubica a 25 km al norte/noreste de Jaina y a 2.5 km tierra adentro desde la actual costa marina de Campeche. Durante cuatro semanas comprendidas entre fines de Junio y principios de Julio de 2001, se recorrió y mapeó sistemáticamente toda la isla y los restos visibles en superficie de por lo menos una decena y media de estructuras. Además, pudimos recolectar en superficie una excelente muestra de materiales culturales elaborados en cerámica, obsidiana, basalto, sílex, piedra caliza, caracol y concha. Todos estos materiales sugieren que los antiguos habitantes de Uaymil aprovecharon productos elaborados tanto localmente como aquellos procedentes de regiones distantes.

En este trabajo solamente presentamos los resultados de los análisis realizados sobre el asentamiento y la cerámica de Uaymil. Estos resultados son utilizados tanto para ubicar cronológicamente a Uaymil en el tiempo como para sugerir la función que debió de haber tenido como puerto costero en el occidente de la península de Yucatán a fines del periodo Clásico.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Edwin Shook (1955) llegó a Uaymil a mediados de la década de 1950 y mencionó la existencia de dos estructuras (números 4 y 5 de nuestro plano), y los restos de una estela (Número 1). Con respecto a la Estructura 4, Shook (1955:293) apuntó que se trata de un montículo de 12 m de altura y mira hacia una plaza en donde se localiza “in situ la parte inferior de una estela esculpida”. Una mirada a las curvas de nivel y a la ubicación que tiene la Estructura 4 en Uaymil no deja dudas de que este edificio fue descrito por Shook, aunque la altura actual del montículo es de 9 m.

En lo que respecta a la Estructura 5, creemos que Shook (1955:294) describió este edificio que se encuentra a pocos metros al occidente de la Estructura 4 y en el área oeste que él consideró como la “orilla del sitio”. En cierta medida, Shook tuvo razón en afirmar lo anterior ya que las Estructuras 5 y 6 delimitan en el lado occidental el único conjunto arquitectónico de Uaymil y miran hacia un amplio espacio o gran plaza que ocupa toda la mitad occidental del asentamiento. Respecto a la Estructura 5, Shook (1955:294) apuntó: “es un edificio parcialmente expuesto con columnas que tiene una entrada por tres lados formada por dos columnas, cada una siendo una sola piedra que alcanza la altura del dintel. Las jambas de las puertas y dinteles también consisten de una piedra ancha, y las paredes tienen una cara de piedra moderadamente bien cortada. La estructura tiene dos largas galerías abovedadas con cuatro o más columnas que actúan como soportes mediales”.

Al examinar la planta arquitectónica de la Estructura 5 revela que se trata del segundo edificio descrito por Shook en 1955. Durante la temporada de campo de 2001 pudimos documentar algunas de las columnas que aún se encuentran in situ, otras han sido removidas de su posición original aunque se encuentran cerca del edificio, el espacio interno de la Estructura 5.

Al centro de la plaza principal de Uaymil encontramos los vestigios de un altar que aún presenta en su esquina noroeste los restos de una estela. Esta estela fue reportada por Shook (1955:293-294) cuando visitó Uaymil en 1955 y en ese año – como hoy día – solamente se observa la parte inferior del monumento. De hecho, en esta estela se notan las rodillas y extremidades inferiores de un personaje, así como lo que parece ser un cartucho de glifos muy erosionados (¿o posiblemente dos?).

Otra de las observaciones que realizó Shook (1955:294) en Uaymil fue destacar la presencia de materiales cerámicos Chichen Pizarra y Naranja Fino asociados con arquitectura estilo Puuc o del occidente de Yucatán. La presencia en Uaymil de cerámica y arquitectura fechadas para el periodo Clásico Terminal, sugieren la asociación de Uaymil tanto con Chichen Itza como Uxmal, las dos ciudades sedes de las unidades políticas más poderosas de fines del periodo Clásico en las Tierras Bajas Mayas del Norte.

En 1957, Carmen Cook de Leonard transportó al museo de la ciudad de Campeche un capitel (número 1) de columna con inscripciones jeroglíficas en dos de sus lados (Mayer 1984:figs.1 y 2). Suponemos – por sus dimensiones y características – que el Capitel 1 procede de la Estructura 2 de Uaymil, donde nosotros encontramos un segundo capitel (número 2) con restos erosionados de inscripciones jeroglíficas en uno de sus lados el cual es estilísticamente semejante al Capitel 1.

Jack Eaton (1978:29-30) visitó Uaymil y observó que varios montículos se localizan en el centro del sitio y el más alto de ellos tiene 10 m de altura. Además, también (Eaton 1978) realizó una colección de materiales en superficie consistentes en artefactos hechos de pedernal, obsidiana, caliza, basalto, hueso, caracol y concha, cerámica.

Eaton (1978:46-48,50-54,57-58, figs.19-c, 20-a,g,h, 29-c), describió una punta de proyectil entera y otra rota de pedernal; siete lascas de pedernal; cinco lascas de obsidiana cuyos colores dominantes son verde y gris claro; 11 manos hechas de pedernal (n= 4), basalto (n= 5) y caliza (n=2); una hachuela hecha de piedra pulida gris; tres martillos de material no especificado; una costilla de manatí con incisiones; cinco hachuelas de caracol. Ball (1978:99), por su parte, analizó los materiales cerámicos recobrados por Eaton en Uaymil y destacó la presencia de tipos cerámicos correspondientes a los periodos Clásico Temprano, Clásico Tardío y Clásico Terminal.

Uaymil aparece mencionado de nueva cuenta en la literatura arqueológica a fines de la década de 1970 como resultado de una visita que realizó Anthony Andrews (1977:69; 1978:40-43). En esta visita, Andrews apuntó que Uaymil fue un asentamiento cívico religioso ocupado durante los periodos Clásico Temprano, Clásico Tardío y Clásico Terminal. Con base en la evidencia tanto cerámica como arquitectónica, investigadores como Andrews (1977:60), Andrews y Vail (1990:42), Ball (1978:137-141) y Shook (1955) han sugerido que el apogeo de Uaymil ocurrió después de 800 DC, siendo contemporáneo a Chichen Itza y Uxmal. Nuestros primeros resultados del análisis de los materiales recobrados en Uaymil confirman lo propuesto por esos investigadores y además sugerimos una función específica para Uaymil en los momentos de su apogeo.

LAS ESTRUCTURAS DEL ASENTAMIENTO

Los reconocimientos y mapeo sistemáticos efectuados durante 2001 en Uaymil revelaron que se trata de un asentamiento de aproximadamente 300 m de largo (eje este-oeste) y 250 m de ancho (eje norte-sur), el cual se asienta sobre un petén rodeado por agua. Sobre la superficie de Uaymil registramos la presencia de por lo menos 15 estructuras y una plaza formada por un grupo principal de construcciones (Figura 1).

Ocho de los edificios (Estructuras 1-8) se distribuyen alrededor de una plaza que se localiza ligeramente hacia el este del centro de Uaymil. Las otras siete construcciones se ubican en o cerca de las orillas norte (Estructura 9), noreste (Estructuras 10-11), sureste (Estructuras 12-13), oeste (Estructura 14) y noroeste (Estructura 15).

La porción occidental de Uaymil se caracteriza por presentar un gran espacio abierto o gran plaza. Esta plaza está delimitada al este por las Estructuras 1-9 y, hacia el oeste, solamente por la Estructura 14 que es de planta rectangular y baja. Este arreglo espacial consistente en una gran plaza delimitada por las estructuras principales del sitio y una estructura rectangular baja ubicada en la orilla de la isla nos recuerda en gran medida la plaza o espacio abierto de la porción sur de Isla Cerritos en la Costa Norte de Yucatán (Andrews et al. 1988).

Figura 1  Plano de Uaymil, Yucatán

LA EVIDENCIA CERÁMICA

Un total de 459 tiestos cerámicos que representan – por ahora – 36 grupos cerámicos fueron recobrados en diferentes puntos de la superficie de Uaymil durante la temporada de campo de 2001 (Tabla 1). La clasificación preliminar (ya que el análisis aún continúa) de los tiestos cerámicos se realizó tomando en cuenta el método tipo-variedad el cual ha sido utilizado para clasificar la cerámica encontrada tanto en asentamientos costeros como en sitios del interior del nor-occidente de la península de Yucatán (Ball 1978; Robles y Andrews 2001; Smith 1971).

Sin lugar a dudas, Uaymil surgió como importante puerto costero en el litoral norte de Campeche durante el periodo Clásico Terminal, o bien, después de 800 DC. La presencia de materiales cerámicos pertenecientes a los grupos Muna, Teabo, Baca, Cui, Holactun, Altar y Balancan (por mencionar algunos), del complejo Cehpech, y materiales cerámicos tales como Tohil Plomizo, Dzitas y Silho del complejo Sotuta, apoyan el argumento de que Uaymil mantuvo estrechas relaciones con Uxmal, Isla Cerritos y Chichen Itza (Andrews et al. 1988; Ball 1978:99,131-141). De hecho, y considerando la evidencia cerámica, arquitectónica y estructura interna del asentamiento, Uaymil parece haber funcionado como un eslabón más en la cadena de asentamientos costeros del nor-occidente de Yucatán -incluyendo Canbalam (Dahlin et al. 1998) y Xcopte (Robles y Andrews 2001) – que facilitaron el paso y transporte de objetos entre el centro de Yucatán y la región del bajo Usumacinta, las Tierras Altas del occidente de Guatemala, el centro de Veracruz, el Altiplano Central y el Occidente de México.

PERIODO CULTURAL

COMPLEJO CERÁMICO

GRUPO CERÁMICO

CANTIDAD

Postclásico

Tases

Kukula

2

(1050 DC – 1500 DC)

Altar

2

Baca

72

Balancan

1

Becanchen

1

Cahalchen

1

Cambio

2

Cui

5

Chablekal

4

Charote

2

Clásico Terminal

Cehpech- Sotuta

Chukul

1

Clásico Tardío/

Dzitas

3

(600 DC – 1050 DC)

Encanto

34

Gris Fino

37

Holactun

3

Hunabchen

12

Infierno

3

Koxolac

15

Muna

3

Nimun

107

Oxil

3

Saxche

10

Silho

67

Teabo

3

Tohil

2

Tres Naciones

3

Clásico Temprano

Cochua

Águila

4

(250 DC – 600 DC)

Batres

11

Dos Arroyos

12

Maxcanu

23

Palmar

3

Tituc

1

Triunfo

1

Preclásico Tardío

Chicanel

Polvero

1

(300 AC – 250 DC)

Sapote

3

Sierra

2

TOTAL  =

459

Tabla 1: Cerámica hallada en Uaymil

CONCLUSIÓN

Los resultados de nuestros análisis de datos recabados en campo durante 2001 confirman lo que investigadores como Andrews (1977,1997), Andrews y Vail (1990), Ball (1978) y Shook (1955), habían sugerido para Uaymil, es decir, este sitio floreció después de 750/800 DC. Además, nuestros primeros resultados del análisis cerámico, aunado a las características morfológicas del asentamiento y arquitectónicas, no dejan duda de que el apogeo de Uaymil estuvo estrechamente vinculado con Chichen Itza y Uxmal, las dos grandes capitales de las Tierras Bajas Mayas del Norte durante el periodo Clásico Terminal.

Además, cuando consideramos la estratégica posición de Uaymil en la Costa Norte de Campeche, su característica interna y los materiales arqueológicos del periodo Clásico Terminal hallados en el sitio, nos sugiere que Uaymil no funcionó ni como puerto costero independiente ni como puerto costero dependiente de una capital política del interior. La evidencia arqueológica hallada en Uaymil nos sugiere que este antiguo puerto prehispánico debió de haber funcionado como una estación de trasbordo, es decir, la función de Uaymil fue facilitar el paso de objetos y mercaderías que eventualmente llegaron hasta Chichen Itza vía Isla Cerritos. Aparentemente, Uxmal – la gran capital del occidente de las Tierras Bajas Mayas del Norte – también se benefició de la función tan específica que jugó Uaymil durante el periodo Clásico Terminal.

AGRADECIMIENTOS

La investigación en Uaymil durante 2001 se efectuó gracias al apoyo otorgado por el Consejo de Arqueología del Instituto Nacional de Antropología e Historia, la sección de arqueología del Centro INAH-Campeche y la Universidad Autónoma de Yucatán. La investigación de campo en Uaymil fue posible realizarla gracias a fondos económicos otorgados por la Fundación FAMSI (Proyecto #00013). A todos nuestros colegas de las instituciones arriba mencionadas agradecemos su decidido apoyo a la investigación arqueológica de Uaymil.

REFERENCIAS

Andrews, Anthony P.

1977        Reconocimiento Arqueológico de la Costa Norte del Estado de Campeche. Boletín de la Escuela de Ciencias Antropológicas de la Universidad de Yucatán 4(24):64-77. Mérida.

1978        Breve Addenda al “Reconocimiento Arqueológica de la Costa Norte del Estado de Campeche. Boletín de la Escuela de Ciencias Antropológicas de la Universidad de Yucatán 6(33):40-33. Mérida.

1990        The Role of Trading Ports in Maya Civilization. En Vision and Revision in Maya Studies (editado por Peter D. Harrison y Flora S. Clancy), pp. 159-167. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Andrews, Anthony P. y Gabriela Vail

1990        Cronología de los Sitios Prehispánicos Costeros de la Península de Yucatán y Belice. Boletín de la Escuela de Ciencias Antropológicas de la Universidad de Yucatán 18(104-105):37-66. Mérida.

Andrews, Anthony P., Tomás Gallareta N., Fernando Robles C., Rafael Cobos P. y Pura Cervera R.

1988        Isla Cerritos: An Itza Trading Port on the North Coast of Yucatan, Mexico. National Geographic Research 4:196-207.

Ball, Joseph W.

1978        Archaeological Pottery of the Yucatan-Campeche Coast. En Studies in the Archaeology of Coastal Yucatan and Campeche, Mexico, pp.69-146. Middle American Research Institute, Publication 46. Tulane University, New Orleans.

Dahlin, Bruce H., Anthony P. Andrews, Timothy Beach, Clara Bezanilla, Patrice Farrell, Sheryl Luzzadder-Beach y Valerie McCormick

1998        Punta Canbalam in Context: A Peripatetic Coastal Site in Northwest Campeche, Mexico. Ancient Mesoamerica 9:1-16.

Eaton, Jack D.

1978        Archaeological Survey of the Yucatan-Campeche Coast. En Studies in the Archaeology of Coastal Yucatan and Campeche, Mexico, pp.1-67. Middle American Research Institute, Publication 46. Tulane University, New Orleans.

Garza Tarazona, Silvia y Edward B. Kurjack

1980        Atlas Arqueológico del Estado de Yucatán. INAH., México.

Mayer, Karl H.

1984        Eine Maya-Inschriften von Uaymil, Campeche. Ethnologia Americana 107(2):1108-1110. Dusseldorf.

Robles Castellanos, Fernando y Anthony P. Andrews

2000        Proyecto Costa Maya: La Interacción Costa-Interior entre los Mayas de Yucatán. Reporte Interino, Temporada 2001: Reconocimiento Arqueológico de la Esquina Noroeste de la Península de Yucatán. Informe presentado al Consejo de Arqueología de México.

Shook, Edwin M.

1955        Yucatan and Chiapas. Carnegie Institution of Washington Year Book No. 54:289-295. Washington, D.C.

Smith, Robert E.

1971        The Pottery of Mayapan. Papers of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Vol. 66. Harvard University Press, Cambridge, Massachusetts.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *