Asociación Tikal

34 Las ciudades Mayas del Noreste de Petén: Potencial plataforma para impulsar un desarrollo regional – Oscar Quintana – Simposio 16, Año 2002

Descargar este artículo en formato PDF

Quintana, Oscar

2003        Las ciudades Mayas del Noreste de Petén: Potencial plataforma para impulsar un desarrollo regional. En XVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2002 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.381-390. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

34

LAS CIUDADES MAYAS DEL NORESTE DE PETÉN:

POTENCIAL PLATAFORMA PARA IMPULSAR

UN DESARROLLO REGIONAL

Oscar Quintana

La región del noreste de Petén abarca una superficie de aproximadamente un millón de hectáreas y representa una cubierta de selva subtropical húmeda protegida. El terreno es de topografía uniforme, lo cual es característico de las formaciones cársticas. Las unidades del paisaje se pueden dividir en dos series: la primera, la más extensa, ocupa el 81% del territorio en la parte norte, con un paisaje casi plano de bosque continuo bordeado por áreas que se inundan y son de difícil acceso. Se caracteriza por la ausencia de agua durante la época seca e inundaciones en la época lluviosa. Para su estudio se dividió en cuatro territorios: cuenca Mirador, cuenca Ixcan-Río Azul, cuenca Holmul y área Tikal.

Una falla geológica marca el límite de la zona norte, con sus grandes sistemas de humedales, y la segunda serie, que representa el 19% de territorio en la parte sur. Aquí la cuenca de los lagos es el paisaje dominante, con una cadena de 14 cuerpos de agua en dirección oeste-este; Yaxha y Sacnab son las lagunas más al este, luego continúa la depresión de la cuenca del río Mopan. Esta porción del territorio funciona ahora como zona de amortiguamiento de los bosques de alta densidad de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM). Al mismo tiempo es una franja natural de comunicación, con cambios severos en su cobertura boscosa, con agricultura y ganadería y la mayor concentración de asentamientos humanos, infraestructura y servicios.

ANTECEDENTES DE INVESTIGACIÓN

El empleo de las cuencas naturales para definir territorios se utilizó en Petén por primera vez durante el primer tercio del siglo XX. En esa época, Sylvanus G. Morley agrupó conjuntos de sitios arqueológicos y su entorno natural a través de cuencas (Morley 1937-1938).

A finales del siglo XIX se conocían cinco ciudades Mayas en el noreste, cuatro de ellas en la cuenca de los lagos y Tikal al norte. La ciudad con referencias más antiguas es Tayasal, descrita por Hernán Cortés en 1524 en su viaje desde México a Trujillo en Honduras. Varios misioneros españoles visitan Tayasal a principios del siglo XVII y describen sus edificaciones, que luego fueron destruidas en 1697. En 1834, Juan Galindo, en ese entonces gobernador de Petén, hizo un informe sobre la isla de Topoxte. En 1848, Modesto Méndez, también gobernador de Petén, publica otro sobre Tikal. En 1895, Teobert Maler da a conocer Motul y Tayasal, y en el mismo año, Karl Sapper reporta San Clemente. A principios del siglo XX, aumentan los recorridos por la región noreste de Petén y es la época de las grandes expediciones. Morley (1937-1938) publica una síntesis de 24 ciudades en su libro The Inscriptions of Peten. Luego, los recorridos en la región son escasos y aislados. En 1982, Ian Graham publica un mapa sobre las Tierras Bajas Centrales del área Maya que incluye 51 sitios. En 2002, el Departamento de Monumentos Prehispánicos y Coloniales de la Dirección General del Patrimonio Cultural y Natural, contabiliza 131 sitios arqueológicos.

De todos los sitios, Tikal se despega del resto a partir de 1960, con la implementación del Proyecto Tikal del Museo de la Universidad de Pennsylvania, que desarrolló programas de investigación arqueológica a largo plazo, así como de restauración e infraestructura turística con fondos nacionales. Tikal es ahora el único Patrimonio auto sostenible a del Ministerio de Cultura y Deportes en toda Guatemala.

EL PROYECTO PROTECCIÓN DE SITIOS ARQUEOLÓGICOS EN PETÉN

A partir de 1982, el Proyecto Nacional Tikal se extiende fuera de los límites del parque nacional del mismo nombre hacia Uaxactun, y en 1989 hacia la región vecina del triángulo integrado por las ciudades de Yaxha, Nakum y Naranjo. En 1988, el Ministerio de Cultura y Deportes solicitó ayuda técnica y financiera al gobierno de Alemania para implementar el Proyecto Triángulo. Esta cooperación internacional fue aprobada por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (Ministerium für Wirtschaftliche Zusammenarbeit und Entwicklung, BMZ), y los fondos empezaron a llegar al proyecto a partir de octubre de 1993, a través de la Cooperación Alemana para el Desarrollo (Kreditanstalt für Wiederaufbau, KfW), con sede en Frankfurt. En esa fecha, el Proyecto Nacional Tikal pasó a ser la contrapartida nacional al proyecto de cooperación financiera oficial entre Alemania y Guatemala, formándose así el Proyecto Protección de Sitios Arqueológicos en Petén.

ACCIONES EN LA REGIÓN NORESTE

El Proyecto de Rescate es uno de los cuatro componentes del Proyecto Protección de Sitios Arqueológicos en Petén, que documenta los cambios que ocurren en los sitios arqueológicos y sus alrededores. Se recopila información sobre la situación actual de las ciudades, así como los datos sobre la depredación, la arquitectura en peligro, la destrucción del bosque, los accesos y otros aspectos. Estos datos permiten plantear las prioridades de intervención en la región. A través del monitoreo, se obtiene una visión general y rápida de las condiciones en las cuales se encuentra los sitios arqueológicos y se puede comparar un territorio con otro.

El Proyecto de Rescate ha publicado el avance de sus registros desde 1987 (Siller y Quintana 1989). En 1996, se publican dos artículos con datos actualizados de 13 ciudades en donde se registraron 317 depredaciones (Quintana 1996a y b). En el año 2001, se publicó el volumen número 59 de la serie AVA-Materialien, bajo el título Ciudades Mayas del Noreste del Petén, Guatemala, un estudio urbanístico comparativo (Quintana y Wurster 2001). El libro ofrece una documentación de 64 ciudades como un estudio urbanístico en forma comparable, con 194 páginas y 271 ilustraciones y gráficas. El centro de la publicación es el catálogo de las 64 ciudades con planos en escala, levantamiento de edificios individuales, dibujos isométricos, fotografías e indicaciones bibliográficas; también hay datos de los daños causados por el saqueo, con 2164 depredaciones registradas. Estas publicaciones son importantes ya que constituyen una referencia para nuevos estudios y comparaciones.

También es posible monitorear la tendencia y frecuencia de las bandas de depredadores en la región. El registro de ciudades hasta julio de 2002, es de 75 sitios arqueológicos y el recuento de saqueos va por 2559 depredaciones. Después de 10 años de recorridos en la zona, podemos aseverar que las condiciones de deterioro general continúan y requieren la inmediata atención del Ministerio de Cultura y Deportes. La falta de recursos presupuestarios para rescatar los sitios arqueológicos, las bandas de depredadores y la falta de acciones de control de la vegetación sobre edificios, deterioran y disminuyen el potencial cultural de la región.

Figura 1  Las distintas cuencas el norte de Petén

Figura 2  Las cuencas del noreste de Petén

Figura 3  Las cuencas y sitios del noreste de Petén

LAS CUENCAS PRINCIPALES Y LAS CIUDADES POTENCIALES

La zona de estudio del noreste del Petén forma un rectángulo de 95 km oeste-este por 105 km norte-sur, con un total de 9975 km2. Para el estudio de los sitios arqueológicos y sus contornos de influencia territorial, ese gran rectángulo se dividió en seis áreas geográficas.

LA CUENCA MIRADOR

En el extremo noroeste del área de estudio, el territorio está comprendido por el área núcleo al norte y las zonas de concesiones forestales comunitarias al sur. Ambas forman aún un continuo boscoso de humedales y pequeñas colinas en un espacio aproximado de 40 km por 40 km. El sistema se extiende al norte con la reserva de Calakmul, en territorio de Campeche, al oeste con el sistema de la Laguna del Tigre, al este con una cadena de serranías parte aguas y al sur con poblados, bosques perturbados y la cuenca del río San Pedro.

La ruta tradicional para ingresar al área es por el poblado de Carmelita, al suroeste de la cuenca. Desde allí el recorrido se continúa en bestia o a pie. Hay dos rutas principales hacia el norte, una por El Nacimiento a El Mirador y Nakbe. La otra ruta, la más usada, en dirección al noreste por La Florida, Wakna y Nakbe. Otro acceso a la cuenca es por Uaxactun, siguiendo el camino de Dos Lagunas, y luego a pie o en mula de La Leontina a Nakbe. Otro posible acceso es por el extremo noreste de la cuenca hacia Naachtun, La Muralla y Nakbe, por Dos Lagunas y El Suspiro. Nakbe pareciera ser el punto apropiado para construir una “estación base” para apoyar los recorridos en el área.

El paisaje dominante lo forman los bajos y las líneas visuales a gran distancia con las siluetas de las ciudades, construidas artificialmente por los Mayas. Este es el principal atractivo y lo excepcional de la cuenca. El Mirador, Nakbe, Tintal y Wakna, son las ciudades que marcan en el horizonte sus monumentales siluetas. Desde El Mirador puede observarse Nakbe, Tintal y Calakmul. De Nakbe puede verse El Mirador, Tintal y Wakna, y desde Wakna se aprecia El Mirador, Nakbe y Tintal.

Este tipo excepcional de armonía del patrimonio cultural con la naturaleza reúne las condiciones de patrimonio paisaje relictus, categoría del Patrimonio Mundial de UNESCO. La tensión espacial-regional de las cuatro ciudades se complementa con otros centros que no tienen miradores monumentales, pero que si enriquecen los recorridos bajo la selva. En la parte sur está La Florida, Calabazal o Puerto Arturo. En el extremo noreste La Muralla y Naachtun, con extraordinaria arquitectura visible en peligro de colapso. El Proyecto PRIANPEG realiza un programa regional de excavaciones arqueológicas en el área. Solamente dos edificios del Grupo Códice de Nakbe fueron parcialmente restaurados en 1996 y en el año 2001, parte de un sector del sitio La Florida.

LA CUENCA IXCAN

En el extremo noreste del área de estudios, el territorio está comprendido por el área núcleo al norte y las zonas de concesiones forestales comunitarias al sur. Ambas forman aún un continuo boscoso de humedales y colinas con una superficie aproximada de 40 km por 40 km. Una topografía similar continúa al norte y al este, en territorio de Quintana Roo y Belice. Al oeste con la serranía parte aguas y al sur con la cuenca del río Holmul. La comunidad de Uaxactun, en el extremo suroeste de la cuenca, es el acceso principal al área por la ruta Uaxactun, el Cedro y Río Azul. El otro acceso es por la ruta de Melchor de Mencos al vértice Tres Banderas, pasando por la cuenca del río Holmul hasta llegar a la colina divisoria de Las Ventanas. Ambos accesos son de terracería transitable en vehículo sólo durante la época seca.

Importantes para el desarrollo del área, son el poblado de Uaxactun, los campamentos de Dos Lagunas, El Cedro e Ixcanrio, y las centrales de las concesiones forestales comunitarias de La Lagunita y El Pucteal. El potencial cultural de este territorio son los restos de edificios con arquitectura visibles de Río Azul y los grandes complejos de acrópolis con patios interiores de Kinal, La Honradez, Chochkitan y Xmakabatun. Otros atractivos de la cuenca son los sitios El Susto y San Bartolo (también conocido como Las Ventanas).

No se han realizado trabajos de rescate y restauración en el área, solamente el Proyecto Río Azul ha investigado Río Azul y Kinal. El índice de saqueos en general es alarmante, aunque debido a las concesiones forestales comunitarias en algunos sectores estos no han proliferado. Un ejemplo positivo es el sitio Chochkitan que no ha registrado daños por saqueo durante los últimos cinco años. Hay abundante arquitectura visible que requiere de una urgente acción de rescate.

ÁREA TIKAL

A este territorio no se le puede denominar cuenca, porque a su vez está formado por tres segmentos de cuencas de ríos con diferentes drenajes: el sector Tikal-río San Pedro con drenaje hacia el oeste, el sector Tikal-río Uaxactun con drenaje hacia el norte, y el sector Tikal-río Holmul con drenaje hacia el este, formando un espacio aproximado de 40 km por 40 km. Al centro está el área núcleo del Parque Nacional Tikal, que se expande hacia el área de colinas hacia el norte y sur, y los sistemas de humedales del oeste y este. En la parte sur, la continuidad del bosque se está perdiendo rápidamente debido al avance de la frontera agrícola, la aparición de nuevos poblados y la construcción de nuevos caminos. El principal acceso es por la carretera pavimentada Flores-Tikal. A lo largo de esta vía de comunicación, en los últimos 10 años han aparecido nuevos poblados hasta llegar al límite sur del Parque Nacional Tikal. Otro acceso al área es por la vía de San Andrés, cruce Dos Aguadas-Zotz-Uaxactun. Por este sector, el avance de la frontera agrícola ha causado ya severo impacto en la selva. El camino es de terracería y sólo se puede circular en época seca.

La ciudad de Tikal es el foco dominante de este territorio pues sobrepasa su importancia a nivel del país, constituyendo Patrimonio Mundial de UNESCO. Tikal efectivamente es la macro-ciudad regional y por un periodo de tiempo domina e influye en un territorio extenso. El Ministerio de Cultura y Deportes gestiona ahora ante UNESCO la ampliación del área de cobertura actual de Tikal para involucrar a otras ciudades vecinas que fueron vitales para el subsistema y poderío de Tikal. Bajo ese criterio, en el sector oeste es importante rescatar el sitio de El Zotz. Al norte es estratégico Uaxactun, ya que este sitio-poblado es la puerta de acceso a los patrimonios del norte. Alrededor de Uaxactun hay varios circuitos cercanos (Jimbal, La Pita, Ramonalito y Bejucal), que apoyarían al poblado en su función de “estación base” para otros recorridos. El recorrido más importante sería Uaxactun-Río Azul, otro es a Xultun que puede combinarse con San Bartolo y en un futuro cercano con el área de las Acrópolis, con palacios y grupos de patios en la cuenca Ixcan. De Uaxactun se puede llegar también a la cuenca Mirador y la cuenca del río San Pedro.

El sector Tikal-Río Holmul es el preámbulo a los grandes grupos dominantes al este de Tikal. Dentro del Parque Nacional Tikal se encuentran los sitios de El Encanto, Corozal, Uolantun y Chalpate, que pueden considerarse como circuitos secundarios.

LA CUENCA HOLMUL

La cuenca del río Holmul es una franja de un ancho aproximado de 25 km norte sur y un largo de 60 km. El primer sector de esta cuenca está dentro del “área Tikal”, descrita anteriormente, y representa el área de nacimiento del río estacionario Holmul y su recorrido por el Parque Nacional Tikal. Su límite norte es una colina que parte las aguas hacia la cuenca Ixcan, al sur la falla geológica que marca el límite de los grandes humedales y sigue hacia el este en territorio beliceño. La cuenca aún conserva su continuidad boscosa, pero la presión del avance de la frontera agrícola amenaza ya varias zonas al sur de la cuenca.

Por estar este territorio en el límite sur de la Reserva de la Biosfera Maya y correr paralelo al eje de comunicación vial Flores-Melchor de Mencos (10 ó 15 km al sur), cuenta con múltiples accesos. Los más importantes son, en el extremo oeste, el camino del Caoba-Paso del Carmen. Por el sur las vías Naranjo-Champoxte, Zapote-Ixtinto, La Máquina-Yaxha, La Pólvora-Naranjo, Melchor de Mencos- Naranjo y Melchor de Mencos-Yaloch.

Esta cuenca tiene dos grupos dominantes, al centro el sector del Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo y en su extremo este el conjunto Yaloch-Holmul. En el Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo, el Proyecto Protección de Sitios Arqueológicos en Petén prepara desde hace 10 años los principales sectores de sus ciudades. En Yaxha, se resalta el aspecto urbano con vías, plaza y calzadas. En Nakum, sus edificios con arquitectura visible ya restaurados y la gran Acrópolis. En Naranjo, su gran dimensión urbana con seis conjuntos de tipo acrópolis. Otros sitios como Naranjito, El Carmen, El Tigre, Dos Aguadas, Poza Maya y La Pochitoca forman otros circuitos secundarios a los grandes centros.

El otro grupo dominante lo forman cuatro ciudades cercanas, con edificaciones monumentales: Holmul, El Perú, Pacayal y Sibal, creando un importante circuito, cercano a la Laguna Yaloch. En Yaloch puede desarrollarse un “centro base” con las concesiones forestales comunitarias con el fin de organizar recorridos a estas ciudades o a El Pilar, o para ser una estación de paso desde donde continuar el recorrido al grupo de sitios arqueológicos más al norte. Otros sitios cercanos como La Sufricaya, Caracol, Jobal y La Fama, podrían formar circuitos alternos para el área. El Proyecto Holmul de la Universidad de Vanderbilt, realiza investigaciones arqueológicas en esta área desde el 2000.

LA CUENCA DE LOS LAGOS

Este territorio es una franja de 10 km a 20 km de ancho norte-sur y un largo de 80 km oeste-este, que se forma entre la falla geológica, escarpa al norte y el cinturón plegado del Lacandón al sur. Al oeste la cuenca de los lagos continúa y al este se interrumpe con la falla del río Mopan. Desde la época prehispánica esta franja fue utilizada como un corredor natural de comunicación con conexiones al oeste hasta el Golfo de México y el este al Mar Caribe. Desde muy temprano se asentaron las poblaciones alrededor de los lagos, con la conquista continuó el mismo sistema y luego se amplió, a partir de 1960, con la construcción de las nuevas vías de comunicación a poblados a lo largo de las redes viales. Más de 20 poblados grandes y pequeños forman la mayor concentración de población, infraestructura y servicios de la región. El acceso al área es por la parte sur, vía Cobán-Sayaxche-La Libertad o Poptun-Dolores-Santa Ana y por el este vía Melchor de Mencos-La Pólvora-bajo del Venado. Aquí se encuentra los poblados de Flores, Santa Elena y San Benito, la mayor cantidad de hoteles, restaurantes, bancos, escuelas, aserraderos y otras instituciones. Es el centro administrativo y de gobierno del departamento de Petén. La cobertura boscosa ha sido desintegrada y destruida en gran parte. La selva ha dado paso a extensas áreas de pasto para la ganadería y cultivos tradicionales de maíz y fríjol.

El potencial de esta cuenca es la mezcla que resulta de rescatar sitios arqueológicos cercanos a comunidades y “activar” los sitios con la participación comunitaria. Su posición estratégica de fácil acceso y los poblados cercanos puede desarrollar una actividad económica para la población local, aprovechando el turismo que circula por la cuenca para llegar a otros destinos más monumentales como Tikal o el Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo.

La cuenca de los lagos puede dividirse en dos sectores, uno al oeste que incluye a los lagos Petén Itza, Salpetén y Macanche, con sitios y comunidades como Motul-San José, Nixtunchich-San Andrés, Tayasal-Flores/San Miguel, La Colonia-San Benito, Ixlu, Zacpeten-Remate y Yalain con Macanche. Los más estratégicos son los sitios arqueológicos de Motul e Ixlu, así como Zacpeten con su ocupación del Postclásico en la laguna Salpeten. El lago Petén Itza, con su carretera de circunvalación, ha sido declarado de alto interés turístico con varios proyectos de desarrollo vacacional. En el área central, el Ministerio de Cultura y Deportes planifica construir su sede regional, con espacios para talleres, bodegas, laboratorios, oficinas y museos en el sector de La Colonia-San Benito, con lo que se propone administrar, conservar, presentar y difundir el patrimonio de todo Petén. Su posición central le favorece para controlar los parques y proyectos regionales de desarrollo y convertirse en un foco de actividad cultural en la zona más poblada.

Más al este hay otro grupo de lagos que forma el sector de influencia de las lagunas Champoxte, Yaxha y Sacnab, con sitios y comunidades como Corozal Torre-Zapote, San Clemente-Naranjo/Aguadas Nuevas, La Naya-Las Viñas y Holtun con La Máquina. Los más estratégicos son San Clemente y Holtun. El poblado de La Máquina es importante, ya que es la puerta de entrada al conjunto del triángulo con Yaxha y Topoxte, a 11 kilómetros hacia el norte.

LA CUENCA DEL RÍO MOPAN

En el extremo sureste del área del estudio, este territorio es sólo el fragmento norte de una gran cuenca que forman los ríos Mopan y Chiquibul, desde muy al sur en la región de las Montañas Mayas. Este sector forma un triángulo aproximado de 30 km por 30 km. Al norte limita con la escarpa que eleva a los grandes humedales. Al oeste otra falla geológica eleva el terreno al sector este de los lagos. Al sur continúa la cuenca y al este las colinas del distrito de El Cayo. La cobertura boscosa está desintegrada por cultivos y áreas de pasto para la ganadería.

El principal acceso es la vía que desde Flores comunica con Melchor de Mencos y de allí con Belice, de esta ruta se desprenden otras vías hacia Calzada Mopan al sur. Melchor de Mencos es la entrada a Petén de proyectos interregionales como BID-Mundo Maya, y es también el acceso a circuitos arqueológicos cercanos en Belice, tales como Xunantunich, Cahal Pech, Buena Vista, Alta Vista y El Arenal, que pueden combinarse muy bien con los circuitos de la cuenca del Mopan. Los recorridos más estratégicos también están conformados por la combinación de sitios y comunidades: Tzikintzakan-La Pólvora, La Blanca, Buenos Aires-Melchor de Mencos y Ucanal con Tikalito. En el extremo norte, otros sitios como Chunhuitz y Aguacate podrían formar circuitos alternativos con Naranjo.

POTENCIAL CULTURAL DE LA REGIÓN

El conocimiento actual de la región noreste permite plantear las potencialidades y características principales de cada territorio. Podemos decir, en términos generales, que los grupos de ciudades monumentales más antiguos del periodo Preclásico (300 AC–300 DC) son representativos de la cuenca Mirador; por el contrario en la cuenca Ixcan, área Tikal y cuenca Holmul, las ciudades son representativas del periodo Clásico (300–900 DC), sin que se pueda excluir la existencia de etapas constructivas anteriores por debajo o en el interior de los edificios expuestos actualmente. En las cuencas de los lagos y del río Mopan se encuentran los mismos rasgos culturales del norte, combinándose en el área de los lagos con ciudades del periodo Postclásico (900–1697 DC). El único ejemplo de esta época con arquitectura visible y recientemente restaurado, es el sitio de Topoxte en una isla de la laguna Yaxha.

Por la gran riqueza cultural, representada por muchísimos vestigios importantes desde las épocas tempranas del Preclásico hasta el Postclásico, la región noreste representa un extraordinario patrimonio cultural. En cada territorio mencionado pueden incorporarse sitios arqueológicos, atractivos naturales importantes y trabajos comunitarios de conservación y uso de la selva, formando así un complejo mosaico de posibilidades para sostener un turismo conectado con recursos auténticos y de calidad, considerando el turismo cultural y natural como el engranaje económico necesario para sostener al patrimonio cultural y la selva. Las condiciones culturales y naturales de la región son de primer rango y deben verse integradas. Igual importancia tiene la cobertura de selva tropical que una ciudad Maya.

Desde hace una década, desde la cumbre internacional de la tierra en Río de Janeiro en 1992, los participantes aceptaron el concepto de bienestar del mundo y la importancia de supervivencia de los ecosistemas de la selva tropical. Dentro de ese contexto mundial, la región noreste de Petén continuará teniendo importancia nacional e internacional, siempre y cuando se conserve su selva. De igual rango, el patrimonio cultural tiene importancia nacional e internacional que lo eleva a la categoría patrimonio mundial. Por tal razón, la planificación de esta región debe enmarcarse en la conservación y uso racional de sus dos potenciales: lo natural y lo cultural. El rescate del recurso cultural y natural es factible si se logra involucrar a la población actual y que ella asuma también la responsabilidad de conservar. Esto sólo se puede esperar cuando las comunidades empiecen a valorar el patrimonio cultural y natural como un recurso del cual pueden recibir beneficios directos y continuados. Los valores potenciales de la región podrían promoverse con la declaratoria de Patrimonio Mundial de UNESCO. Esa declaración apoyaría no sólo la conservación de la región, sino sería además la mejor cobertura para un futuro desarrollo turístico cultural y natural.

COMPARACIONES Y ESTRATEGIAS

Cada territorio tiene una característica especial que puede “activarse” como polo de desarrollo en cada cuenca, formando en conjunto una macro-estrategia regional para el noreste del Petén. Por ejemplo, en la cuenca Mirador domina el paisaje de los bajos con ejes visuales de gran distancia de las ciudades Mayas. En la cuenca Ixcan, edificios con arquitectura visible y acrópolis con palacios. En el área Tikal, la estrategia es incorporar las ciudades vecinas formando el Gran Tikal con programas de recorridos a pie o en mula dentro del Parque o hacia los parques vecinos. En la cuenca Holmul fortalecer el Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo e impulsar los conjuntos de sitios arqueológicos y concesiones forestales comunitarias bajo la cobertura de protección del Sistema Regional del Patrimonio Cultural en la Reserva de la Biosfera Maya. Al sur, en las cuencas de los lagos y Mopan, la macro estrategia tiene dos objetivos. El primero es desarrollar una serie de sitios arqueológicos con comunidades que consoliden el área de amortiguamiento de las grandes reservas del norte, incluyendo las relaciones con el corredor biológico RBM-Chiquibul. Importante aquí es la incorporación de las comunidades en el manejo de recursos patrimoniales y servicios al visitante. El segundo objetivo es la construcción del Centro Regional del Ministerio de Cultura y Deportes. Este instrumento rector administrativo será el eje impulsor de la macro estrategia no sólo para la región noreste sino para el resto de regiones (noroeste, suroeste y sureste) de Petén. El Centro Regional apoyará y mostrará en el propio corazón del mundo Maya, sus valores y logros culturales locales y compartirá con los actuales recipiendarios de la cultura Maya de las Tierras Bajas Centrales, triunfos, sueños, compromisos y obligaciones. El plan de acción está fundamentado en:

1.        Construcción y equipamiento del centro regional del Ministerio de Cultura y Deportes en San Benito. Proyecto incluido en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP)–SEGEPLAN 2002 y 2003, con fondos internacionales a través de una donación al patrimonio mundial.

2.        Ampliar la cobertura del Sistema Regional de Protección Especial del Patrimonio Cultural a toda la zona de usos múltiples de la Reserva de la Biosfera Maya, en la misma forma del Acuerdo Gubernativo 129-2002–zona arqueológica especial cuenca Mirador.

3.        Formar alianzas estratégicas con instituciones, organizaciones, comunidades y concesiones forestales comunitarias para el manejo conjunto de patrimonios.

4.        Impulsar los cuatro perfiles de proyectos prioritarios de la cartera del Ministerio de Cultura y Deportes en SEGEPLAN, enero 2001: a) rescate de sitios arqueológicos a lo largo de la red vial Flores-Melchor de Mencos; b) rescate del sitio arqueológico El Zotz; c) rescate de tres sitios del Triángulo Ixcan; d) rescate del sitio Xultun.

5.        Ampliación de la cobertura del Patrimonio Mundial-UNESCO. Desde 2001, el Ministerio de Cultura y Deportes gestiona con el comité del Patrimonio Mundial de UNESCO la inclusión de seis nuevas áreas culturales–naturales de Petén en la lista indicadora del Patrimonio Mundial.

6.        Nueva visión de planes maestros, iniciándose con Tikal 2003-2008.

REFERENCIAS

Morley, Sylvanus G.

1937-8        The Inscriptions of Peten. 5 Vols. Carnegie Institution of Washington, Publication No. 437. Washington, D.C.

Quintana, Oscar

1996a        Sitios Mayas menores en el Noreste del Petén, Guatemala: Un programa regional de rescate del Proyecto Triángulo Yaxha-Nakum–Naranjo. En Beiträge Zur Allgemeinen und Vergleichenden Archaologie 16:227-262. Mainz.

1996b        El Programa de Rescate del Subproyecto Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo. En IX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1995 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.25-35. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1998        Programa de Rescate: Diez años de trabajos en el noreste de Petén, avances en La Blanca, Poza Maya y San Clemente. En XI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1997 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.101-112. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Quintana, Oscar y Wolfgang Wurster

2001        Ciudades Mayas del Noreste del Petén, Guatemala: Un Estudio Urbanístico Comparativo. AVA-Materialien No.59. Mainz.

Siller, Juan Antonio y Oscar Quintana

1989        Reconocimiento arquitectónico de sitios arqueológicos en Petén. En Cuadernos de Arquitectura Mesoamericana 11:51-83. UNAM, México.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *