Asociación Tikal

29 Proyecto arqueológico regional San Bartolo: Resultados de la primera temporada de campo 2002 – William A. Saturno – Simposio 16, Año 2002

Descargar este artículo en formato PDF

Saturno, William A.

2003        Proyecto arqueológico regional San Bartolo: Resultados de la primera temporada de campo 2002. En XVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2002 (editado por J.P. Laporte, B. Arroyo, H. Escobedo y H. Mejía), pp.320-324. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

29

PROYECTO ARQUEOLÓGICO REGIONAL

SAN BARTOLO: RESULTADOS DE LA PRIMERA TEMPORADA DE CAMPO 2002

William A. Saturno

Antes de iniciar esta charla, queremos agradecer a todas las instituciones que nos han apoyado en nuestra primera temporada de investigaciones. El hallazgo de las pinturas en San Bartolo convirtió a esta ciudad en un monumento nacional importante para Guatemala. Parte de su conservación (y también de su depredación) se ha debido al aislamiento, producto de su remota ubicación y del denso bosque tropical húmedo del área. Debido a estos factores, hasta el momento no se han llevado a cabo investigaciones arqueológicas intensivas y extensivas en la zona, lo cual ha incidido en el desconocimiento del papel que jugaron los sitios en la zona dentro del campo geo-político.

Para dar solución a esta situación se organizó el Proyecto Arqueológico Regional San Bartolo, el cual constituye un programa de investigación multidisciplinario, binacional y conjunto entre la Universidad de Harvard y el Instituto de Antropología e Historia.

INVESTIGACIONES ANTERIORES

Hasta marzo de 2001, las ruinas de  San Bartolo eran prácticamente desconocidas para los arqueólogos, a pesar de que un número abundante de sus estructuras sufrió años de saqueo durante la última década o más. El sitio se extiende en una franja extensa de selva deshabitada al noreste de Petén, a unos 8 km al norte de Xultun, un sitio maya Clásico muy grande pero poco conocido. En marzo de 2001, se descubrieron los murales de San Bartolo en el curso de investigaciones del Proyecto Corpus de Inscripciones Jeroglíficas Mayas. San Bartolo destaca ahora como uno de los sitios más importantes de Guatemala y del área Maya.  El hallazgo de las pinturas fue fortuito, ya que se había viajado a Petén para visitar otras ruinas en donde, según algunos reportes, existían nuevos monumentos esculpidos: un sitio cerca de Dos Lagunas y Naachtun, lugar que como se ha visto, queda al norte, cerca de la frontera mexicana.

A raíz del descubrimiento de las pinturas, en mayo y junio de 2001, se llevó a cabo un reconocimiento más extenso de las ruinas y, lo que es más importante, una evaluación de los murales y de su estado de conservación. También se mejoró el acceso al sitio para facilitar la entrada al mismo, y fue contratado un equipo de vigilantes para que permanezcan cerca de las ruinas durante todo el año.

DESCRIPCIÓN DEL SITIO

El sitio de San Bartolo se extiende por cerca de 1 km² de selva tropical y parece estar rodeado de bajos por todos sus lados. El sitio consiste en dos grupos arquitectónicos principales. El más grande está asociado con la Pirámide de Las Ventanas, que tiene una importante estructura palaciega, así como un Juego de Pelota. Es interesante el hecho de que esta estructura mira hacia el sur, posiblemente hacia el gran sitio de Xultun. Durante el levantamiento del mapa se pudieron apreciar numerosos montículos, que hasta el momento hacen un total de 103. Lamentablemente la mayoría de estas estructuras se encuentran saqueadas. El proyecto ha logrado detectar 211 excavaciones ilícitas.

Otros rasgos arquitectónicos mapeados fueron la presencia de una calzada orientada de norte a sur, que conecta al grupo de Las Ventanas con el área de bajos y una cantera localizados al sur del sitio. La sección de la calzada hasta ahora mapeada tiene una longitud de 200 m.  Dentro del programa de trabajos públicos que realizaron los Mayas, se han encontrado aguadas artificiales, dichos rasgos proveían a la ciudad del vital líquido para su supervivencia. Todo el grupo de Las Ventanas descansa sobre una gran plataforma que es claramente visible al este del conjunto.

PIRÁMIDE DE LAS VENTANAS

Las excavaciones de los saqueadores en la pirámide principal de Las Ventanas mostraron al menos varios niveles previos de construcción. El túnel superior atravesó la pirámide, revelando cuatro etapas constructivas con escalinatas en muy buen estado de conservación. La penúltima etapa constructiva también posee escalinatas estucadas bien preservadas. En la parte posterior del basamento de la pirámide se encontró otro túnel de depredación, el cual mostró ocho fases constructivas, las más tempranas fechadas para la fase Mamom, construido con relleno de piedra de pedernal.

Se realizaron registros en cada una de las etapas constructivas descubiertas para obtener una secuencia cronológica del edificio. También se realizó un pozo de sondeo frente de la pirámide, encontrando una subestructura que representa una versión anterior de la plataforma que sostiene al conjunto arquitectónico. El material obtenido de esta excavación se encuentra fechado para la fase Mamom.

JUEGO DE PELOTA

El Juego de Pelota de San Bartolo es de dimensiones pequeñas y se encuentra al lado este de la Plaza Principal. Se realizó un pozo de sondeo sobre la cancha de juego de pelota, el cual reveló varias fases constructivas fechadas para la fase Mamom y Chicanel.

ESTELAS

La actividad de reconocimiento y mapeo también reveló la presencia de monumentos esculpidos. Cuatro estelas fragmentadas en muy mal estado de conservación fueron reportadas en el centro de la Plaza Principal. La Estela 3 es la mejor preservada, observándose algunos rasgos escultóricos que al parecer pertenecen a glifos. La cerámica asociada a estos monumentos se encuentra bien erosionada, pero pudo ser fechada para el Clásico Tardío. Esto es indicativo de un retorno de los antiguos habitantes a esta ciudad, que al parecer fue olvidada hacia finales del Preclásico. Es importante señalar que, a excepción de la Estructura 63,  todo el material recuperado en las excavaciones del sitio se encuentra fechado para el Preclásico, mientras que esta cerámica es la excepción.

Otros monumentos reportados son cuatro esculturas que al parecer representan seres gordos o especie de “barrigones”. Estos se encuentran en muy mal estado de conservación, por lo que es difícil especificar el motivo escultórico.

ESTRUCTURA 63

Una trinchera de saqueo reveló la presencia de un monumento esculpido, el cual fue designado como Monumento 1. Éste se encuentra en la Estructura 63, la cual se localiza al sur del palacio, que a su vez corresponde a la Plaza Principal. Este monumento se encuentra asociado con un depósito cerámico, el cual contiene gran variedad de vasijas fechadas para el Clásico Tardío.

PIRÁMIDE DE LAS PINTURAS

La Pirámide de Las Pinturas está localizada aproximadamente a 500 m al este del complejo de Las Ventanas, y mira hacia el mismo. Esta estructura mayor parece tener aproximadamente 26 m de altura, y está perforada por cuatro excavaciones hechas por los saqueadores, dos en la pared frontal y dos en la pared posterior. Las excavaciones de la parte posterior penetraron con mayor profundidad en la estructura que las de la parte delantera. De hecho, la principal excavación de saqueo consiste en un túnel que comienza en la base de la pirámide y sigue hacia el oeste, revelando un mínimo de seis fases constructivas previas en el proceso. Este túnel principal se ramifica ocasionalmente en túneles secundarios excavados en ángulos rectos hacia el norte y el sur. Luego de excavar el escombro, los saqueadores encontraron intacto el muro trasero de la terraza de la fase final de la pirámide y lo atravesaron.

Después de 7 m de excavación dentro del relleno densamente compacto, los saqueadores llegaron a la terraza de otra estructura (Las Pinturas, Sub-1), golpearon el edificio en su esquina noreste y procedieron a quitar el muro septentrional de la estructura hasta alcanzar una altura de casi 1.60 m del suelo del túnel (aproximadamente 1.20 m del suelo interior de Sub-1, cuyo perfil es visible).

Es importante anotar que todas las construcciones, desde la más antigua hasta la última fase constructiva, se encuentran edificadas sobre la roca madre. Al igual que en Las Ventanas, se realizaron registros en cada una de las fases constructivas, obteniendo materiales fechados para la fase Chicanel y luego mezclado con tiestos de la fase Mamom en las primeras subestructuras.

Los murales de San Bartolo se encuentran en buen estado de conservación a pesar de su antigüedad. Sin embargo su superficie se encuentra craquelada y por lo tanto, era necesario intervenirlo para su preservación. Para tal efecto se contó con el apoyo de un equipo de conservadores, los cuales realizaron procesos de fotografía multi-espectral, limpieza de la superficie de la pintura, además del análisis físico y químico de pigmentos y estucos. También se siguió un monitoreo del microclima de la pirámide para observar el patrón de cambios de humedad y calor dentro de los rellenos y en el ambiente. Para lograr la estabilidad de la pintura se procedió a inyectar una solución que unificara los fragmentos débiles y con ello evitar su desprendimiento. Por otra parte, se realizó el apuntalamiento temporal del mural para evitar su colapso. Para prevenir la destrucción de algún fragmento que cayera de su lugar original, se colocó una tela muy fina rellena con esponja, para capturar los fragmentos que pudiesen caer.

La conservación de San Bartolo no se centró únicamente en las pinturas. Se realizaron trabajos en las subestructuras localizadas en la Pirámide de Las Ventanas y en la Pirámide de las Pinturas, esto incluyó:

1.         Se rellenó el cuarto superior de la Pirámide de Las Ventanas, con la finalidad de evitar la filtración de agua hacia su interior.

2.        Se cubrieron las escalinatas estucadas con tierra fina y bolsas de arena para evitar el deterioro de las mismas.

3.        En la Pirámide de Las Pinturas  se protegió el piso y el talud de la Subestructura 1 con tierra fina y bolsas de arena para evitar dañar el estuco pintado y prevenir el desprendimiento de algún fragmento de este rasgo.

Uno de los objetivos de este año fue el determinar las dimensiones de la Subestructura 1, con la finalidad de planificar la conservación de esta estructura y obtener más información sobre el tamaño de los murales que contiene. Para tal caso, se excavó un túnel al frente del edificio para investigar el lado este. Se pretendía con esta excavación verificar la continuidad del mural encontrado en el lado norte. El edificio tiene una longitud de 11 m, el cual muestra un talud pintado de rojo sobre un piso estucado de color rosa. La entrada a estructura se encuentra definida por una banqueta estucada y pintada en color rojo. Al momento de la excavación fue posible localizar la esquina sureste del edificio. Es interesante apuntar que en esta sección se encontró un grafito inciso que no presenta forma definida.

En el interior del edificio fue posible definir restos de la jamba y un área quemada donde probablemente se colocó un incensario. Además se pudo encontrar la pared sur de la estructura. Lamentablemente, desde el túnel de saqueo hasta la esquina sureste de Sub-1 fue destruido por los Mayas en la antigüedad con el objetivo de levantar un nuevo edificio que constituye el último estadio constructivo. No obstante, se recuperaron fragmentos de pintura mural que muestran franjas pintadas de rojo, volutas, y las extremidades inferiores de un personaje pintado en colores rojo, amarillo y negro. Este personaje se encuentra arrodillado, de perfil. También se recuperaron fragmentos con la representación de un ave estilizada, mostrando su cara y su ala izquierda. Otro fragmento muestra las patas del ave en colores negro, amarillo y rojo.

El fragmento más interesante de los hasta ahora recuperados, corresponde a la representación de un glifo bastante temprano y que forma parte de una inscripción, cuyos fragmentos no han sido encontrados (Figura 1).

CONCLUSIONES

El sitio de San Bartolo es una ciudad pequeña, que si comparamos con otros sitios tempranos ocuparía en su totalidad solamente al Complejo Danta de El Mirador. Sin embargo, este sitio posee todos los indicadores de una civilización compleja. Esto nos hace reconsiderar los cambios que se suceden en  el tiempo con respecto a los procesos sociales, políticos y culturales que hasta el momento se han establecido para los sitios de las Tierras Bajas Mayas. Dentro del ámbito de los habitantes prehispánicos, San Bartolo figura como un ejemplo de las muchas ciudades que existieron en aquella época y que contaban con todos los elementos característicos de una urbe llena de vida, interactuando con ciudades más grandes y pequeñas. Es por esta razón que se pretende continuar a mediano y largo plazo con las investigaciones en San Bartolo, para despejar las incógnitas que hasta ahora tenemos y afirmar las hipótesis planteadas. Quiero agradecer al equipo de arqueólogos que trabajaron en este proyecto, así como a los trabajadores, vigilantes, personal técnico, el Instituto de Antropología e Historia y a todos y cada una de las personas que brindaron su experiencia y ayuda en la realización de este trabajo.

Figura 1  Mapa del sitio arqueológico San Bartolo con ubicación de la Pirámide de las Pinturas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *