Asociación Tikal

60 Una figura Preclásica de Tikal: Escultura Miscelánea 167 – Christopher Jones – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Jones, Christopher

2001        Una figura Preclásica de Tikal: Escultura Miscelánea 167.  En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.823-828. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

60

UNA FIGURA PRECLÁSICA DE TIKAL:

ESCULTURA MISCELÁNEA 167

Christopher Jones

La publicación en 1987 de una figura Preclásica de Tikal, la llamada Piedra Miscelánea 167 (Jones y Orrego 1987), estimuló poco comentario. Fue descubierta en 1977 por Rudy Larios y Miguel Orrego en Santa Fe, un grupo satélite de Tikal, 3 km al este del centro, de donde vino también la Estela 36, tal vez la más antigua de Tikal y también con una figura sentada. La pieza fue abandonada por ladrones cerca de una estructura en la parte norte del pequeño sitio, probablemente la Estructura 426 del mapa de Puleston (1983: figura 10a). Una tumba con cerámica Preclásica fue depredada de la misma estructura. Según Miguel Orrego, los fragmentos de cerámica abandonados fueron del complejo Chuen del Preclásico Tardío. La única ilustración publicada muestra solamente la espalda sin escala y esta escultura tan antigua e importante, la más antigua de Tikal, demanda un reportaje más amplio.

La figura tiene 82 cm en altura, el tamaño de muchas otras figuras sentadas del Preclásico (Figura 1). Los brazos, desde los hombros hasta los codos doblados, se observan en relieve superficial. El estómago es gordo y el pecho cóncavo. La cabeza casi no tiene cuello y la cara parece estar mirando hacia arriba. La boca y los ojos están desgastados pero se nota una línea del mentón. En la vista de atrás, se observan las líneas de los traseros abajo de un escudo o placa colgada de una cuerda gruesa, posiblemente pendiente de un collar. El glifo en el escudo tiene un agujero arriba y espinas abajo, en forma de un hacha de mano de pedernal o del glifo Maya yax. Posiblemente el glifo representa el emblema de alguna entidad desconocida.

Algunas figuras sentadas y posiblemente Preclásicas vienen de varios sitios Clásicos de las Tierras Bajas Mayas. En Tikal mismo se encontró una pequeña figura de un barrigón de 24 cm, que fue hallada en contexto Preclásico en la Acrópolis del Norte y fue publicada hace años por William Coe (Figura 2; Coe 1965, 1990). Otra más corresponde al famoso Hombre de Tikal, una figura de 57 cm de altura sentada con las piernas cruzadas y manos en gestos ceremoniales. El aspecto es muy diferente, más bien de un gobernante. Parece de estilo Preclásico, no obstante su inscripción lleva nombres dinásticos del siglo IV DC. El nombre en un cartucho en el hombro podría identificarse como el famoso Garra de Jaguar del Clásico Temprano o también como un antepasado más temprano que lleva el mismo nombre.

El Hombre de Tikal tiene semejanza a una figura del mismo tamaño que se encontró en contextos indudablemente Preclásicos de Grupo H de Uaxactun (Figura 3; Valdés 1993: figura 15). Esta estatua también  tiene finos detalles y está sentada con las piernas cruzadas y las manos en posición de oración u ofrecimiento. Además, hay una inscripción de tres o cuatro glifos en la espalda, el primero llevando el sufijo verbal de la escritura Maya. Para mí, es posible que las dos estatuas pertenezcan al Preclásico, con inscripciones que son secundarias.

Tres o cuatro figuras sentadas vienen de alrededor de Copan, Honduras. Un barrigón procede de bajo la Estela 4, el nombrado CPN 46 por Baudez 1994 (127), tiene brazos en bajo relieve, un collar, plumas y medallón jeroglífico en el pecho (Morley  1920:208-9, 421-2 y figura 67b; Richardson 1940: figura 37). Otro, el CPN 51 de Baudez (1994:132-3), tampoco tiene cabeza, pero parece representar un tigre (Morley 1920:208-9, 421-2 y figura 67a; Parsons 1981: figura 28). En el Museo de Copan hay una figura de jaguar sentada, ilustrada por Robicsek en 1972 (Lámina 82), que es similar al CPN 51. Finalmente, hay una figura sentada que está atribuida por Richardson (1940:408-410; Figura  35) a La Florida, departamento de Copan. En estilo de Nicaragua, este se apoya sobre un pedestal y lleva un animal en la espalda.

Demarest (1986:176-186) y otros, apuntaron que varios investigadores como Vaillant y Spinden asumieron que la cultura Maya Clásica fue una importación de los Altiplanos del Sur y de la Costa del Pacífico, una invasión que llevó cerámica de estilo Usulután, monumentos esculpidos, fechas calendáricas y textos jeroglíficos. Sin embargo, excavaciones más recientes en Tikal (Coe 1965) y otros sitios como Cerros, Lamanai Calakmul y El Mirador, descubrieron una cultura Preclásica completa con arquitectura, arte y escultura, demostrando que existió en la región de Petén una base social suficiente para el siguiente desarrollo del Clásico sin invasión de nueva poblaciones. Es posible que la dinastía de Tikal, con su fundador Yax Eeb Xook , se inició tan antiguamente como en 140 DC (Grube y Martin 2000), quien fue impulsor de los cambios vistos en la cerámica Cauac, grandes estructuras (5D-Sub.1, etc) y ricos entierros (85, 166 y 167). Las figuras finas de Tikal y Uaxactun pueden ser producto de esta temporada antes de la cerámica Manik, y el barrigón de la misma época o aún antes.

Las figuras de barrigones son frecuentes en el Preclásico Tardío de varios lugares de las Tierras Altas y la Costa Sur de Guatemala y El Salvador, como se observa en Monte Alto (Parsons 1981: figuras 34-44), Santa Leticia (Demarest 1986: figura 7, 11, 13), Tak´alik Ab´aj (García 1997: figuras 14 a 16),  Kaminaljuyu,  Bilbao y Utatlán (Parsons 1981: figuras 40-44). Hay grandes y también pequeños más parecidos al de Tikal. Figuras humanas bien modeladas se han encontrado también en el sur (Parsons 1981: figuras 10-16), pero además en sitios antecedentes de Veracruz, Tabasco y Chiapas. Parece más probable que la idea de escultura entró a Tikal, Uaxactun y Copan desde el sur, pero también puedo entrar directamente del oeste.

Las figuras sentadas del Preclásico tienen dos aspectos opuestos: rango señorial y esclavitud. Las grandes cabezas y barrigones del sur, por ejemplo, tienen piernas flojas y ojos cerrados como cautivos o muertos, en contraste con otros que miran fuertemente como que fuesen señores. Nuestra figura de Tikal, con sus piernas flojas, su cara mirando hacia  arriba y su pecho cóncavo como una placa receptora parece más como una figura de sumisión. En contraste, el Hombre de Tikal y la figura de Uaxactun, con sus extremidades bien talladas, gestos de oración, cuellos distinguidos y piernas cruzadas, tienen el aspecto de gobernantes. De todos modos, ambos tipos, de ganador y perdedor expresan igualmente la existencia de una jerarquía en conformidad con los edificios elevados de cantería, grandes máscaras y ricos entierros de Tikal en el Preclásico. Si la pequeña figura pertenece a la época Chuen de 200 a 0 AC, corresponde a la fundación de la escultura en las Tierras Bajas Mayas y muestra otra vez la comunicación de esta región con la Costa del Pacífico y con el oeste en general.

REFERENCIAS

Baudez, Claude F.

1994        Maya Sculpture of Copan: The Iconography. University of Oklahoma Press, Norman.

Coe, William R.

1965        Tikal, Guatemala, and Emergent Maya Civilization. Science 147, 3664: 1401-1419.

1990        Excavations in the Great Plaza, North Terrace and North Acropolis of Tikal. University of Pennsylvania Museum, Philadelphia.

Demarest, Arthur A.

1986        The Archaeology of Santa Leticia and the Rise of Maya Civilization. Middle American Research Institute, Tulane University, Pub.52, New Orleans.

Fahsen, Federico

1988        A New Early Classic Text from Tikal. Research Reports on Ancient Maya Writing, 17. Center for Maya Research, Washington, D.C.

Grube, Nikolai y Simon Martin

2000        Tikal and Its Neighbors. Notebook for the XXIV Maya Hieroglyphic Forum at Texas. University of Texas, Austin.

Jones, Christopher y Miguel Orrego

1987        Corozal Stela 1 and Tikal Miscellaneous Stone 167: Two New Monuments from the Tikal Vicinity, Guatemala. Mexicon 9 (6).

Morley, Sylvanus G.

1920        The Inscriptions at Copan. Carnegie Institution of Washington, Publ. 219. Washington, D.C.

Parsons, Lee A.

1981        Post-Olmec Stone Sculpture: The Olmec-Izapan Transition on the Southern Pacific Coast and Highlands. En The Olmec and Their Neighbors (editado por Elizabeth Benson). Dumbarton Oaks, Washington, D.C.

Puleston, Dennis E.

1983        The Settlement Survey of Tikal. The University of Pennsylvania Museum, Philadelphia.

Richardson, Francis B.

1940        Non-Maya Monumental Sculpture of Central America. En The Maya and their Neighbors (editado por C. Hay), pp. 395-416. University of Utah Press.

Robicsek, Francis

1972        Copan: Home of the Mayan Gods. Museum of the American Indian, Heye Foundation, New York.

Valdés, Juan Antonio

1993        Observaciones iconográficas sobre las figuras Preclásicas de cuerpo completo en el área Maya. III Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala 1989 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Brady), pp.33-56. Museo nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Vinicio García, Edgar

  1.         Excavaciones en el acceso a la terraza 3, Abaj Takalik. X Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1996 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.167-192. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Figura 1 Tikal Piedra Miscelánea 167, altura 82 cm

Figura 2 Otras figuras sentadas de Tikal: a) El Hombre de Tikal, altura ca. 57 cm (de Fahsen 1988: figura

1); b) tikal, Piedra Miscelánea 82, altura 24 cm (de Coe 1965:figura 18)

Figura 3 Figura sentada de Uaxactun: Escultura 22, altura ca. 59 cm (de Valdés 1993:figura 15)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *