Asociación Tikal

57 Compendio de monumentos expuestos en Tak´alik Ab´aj – Miguel Orrego Corzo y Christa Schieber – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Orrego Corzo, Miguel y Christa Schieber de Lavarreda

2001        Compendio de monumentos expuestos en Tak´alik Ab´aj. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.786-806. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

57

COMPENDIO DE MONUMENTOS EXPUESTOS EN

TAK´ALIK AB´AJ

Miguel Orrego Corzo

Christa Schieber de Lavarreda

Actualmente 64 monumentos esculpidos en roca de andesita y basalto están expuestos en Tak´alik Ab´aj. Estos monumentos fueron encontrados durante los trabajos de investigación de la Universidad de California en Berkeley (1976-78) y el Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj (1987-2000). En este trabajo se presentará la agrupación de los cuatro diferentes estilos escultóricos existentes en el sitio (Olmeca, Maya, barrigón y local) en un marco de referencia arqueológico y con comparaciones básicas de las diversas manifestaciones dentro de los mismos estilos. Cuando empleamos el término de estilo Olmeca, Maya y barrigón en Tak´alik Ab´aj, nos referimos a versiones locales de estos estilos asociados a los periodos culturales y contexto arquitectónico indicados en el texto.

El carácter cosmopolita de Tak´alik Ab´aj está representado en la riqueza escultórica expresada en una gama de estilos diferentes, que refleja la diversidad de culturas con las que sostuvo contacto desde épocas muy tempranas a lo largo de las grandes rutas comerciales en el cinturón de la bocacosta (Popenoe de Hatch et al. 2000). Los sitios ubicados a lo largo de este cinturón comparten rasgos culturales como la escultura Olmeca en el Preclásico Medio, que abarca desde Chiapas hasta El Salvador y Maya en el Preclásico Tardío, subiendo hasta Kaminaljuyu.

El total de los monumentos encontrados hasta el momento en Tak´alik Ab´aj son 239 y difícilmente puede haber otro sitio con esta característica. El inventario de los monumentos esculpidos expuestos en Tak´alik Ab´aj muestra que el estilo Olmeca representa un 21%, el estilo Maya representa un 42%, el estilo barrigón representa un 14%, y el estilo local (escultura zoomorfa en bulto) representa un 23%. Con algunas variantes, la mayor parte de la escultura se encuentra distribuida y asociada a los edificios y plazas de los conjuntos arquitectónicos del Grupo Central y Oeste (Figura 1).

Del conjunto de monumentos se han seleccionado en esta ocasión los monumentos más significativos por estilo, que actualmente pueden ser apreciados dentro del parque y áreas circundantes permitidas por las fincas en donde están situados.

PRECLÁSICO MEDIO (800-300 AC) – ESCULTURA ESTILO OLMECA

La evidencia de ocupación asociada a la escultura estilo Olmeca es la arquitectura de plataformas de barro de formas bien definidas (Schieber 1994), y la cerámica se ha identificado (Popenoe de Hatch et al. 2000), como la tradición local Ocosito, correspondiente al periodo Preclásico Medio.

A excepción de los Monumentos 1 y 64 (Figuras 2a y 2b), la mayoría de las esculturas de estilo Olmeca se encuentran en contextos secundarios. El Monumento 64 está asociado a estratos del Preclásico Medio en el riachuelo El Chorro al oeste del Grupo Central (Schieber 1998, 1999), lo cual permite situar su iconografía para este periodo y hacer comparaciones con otros sitios que integraron la ruta Olmeca desde México hasta El Salvador. El grupo de escultura de estilo Olmeca de Tak´alik Ab´aj suma 16 monumentos (que representan el 21% de la escultura del sitio) y es menor que el grupo de escultura de estilo Maya.

Contiene una gama de representaciones: Petrograbados (3), Tipo Columna (1), Tipo Cabeza (2), Figuras de personajes emergiendo de las fauces de jaguares o nichos (4) y Figuras de forma completa (6). Las esculturas de estilo Olmeca de Tak´alik Ab´aj en su mayoría son representaciones humanas esculpidas en bulto, atributos comunes de la expresión artística de la cultura Olmeca (De la Fuente 1973).

PETROGRABADOS

El Monumento 1 (Figura 2a) representa a un jugador de pelota de perfil grabado en una gran roca natural, su rostro felino con vista al este, realizado en bajo relieve. Una pierna está flexionada y la otra arrodillada, porta un atuendo formado por un complicado tocado, posible yelmo con tirantes, rodilleras y ajorcas. Con el brazo derecho levantado porta una especie de bastón y en su mano izquierda parece llevar un guante o posible raqueta para el juego de pelota. Este es un monumento de estilo Olmeca in situ. Iconográficamente este monumento puede ser comparado con el monumento de estilo Olmeca de San Antonio Suchitepéquez conocido como “Panel Shook” (Parsons 1986, Figura 3) y el Monumento 1 de la Unión, Cacahoatán, Chiapas (Lowe 1998a: 24). Llama la atención la similitud de la posición de la Figura de este último monumento con el Monumento 1 y 64 de Tak´alik Ab´aj.

El Monumento 64 (Figura 2b) es un petrograbado esculpido en roca natural y representa una Figura antropomorfa de rasgos felinos, tallado en bajo relieve, visto de perfil y en posición muy similar al Monumento 1 de Tak´alik Ab´aj. El personaje porta un cinturón y sostiene una vara zigzagueante con su brazo izquierdo extendido. En el extremo oeste de esta figura ascienden volutas, representando el agua. Este es el único monumento de estilo Olmeca in situ con contexto cerámico seguro del Preclásico Medio.

TIPO COLUMNA

El Monumento 16 y 17 (Figura 3a) es una escultura tipo columna, fragmentada en dos partes, representa una cabeza humana muy erosionada. Se observan restos de un rostro felino principal y encima, como representando el tocado, otro rostro con un yelmo. Este monumento puede ser considerado como uno de los más clásicos en trazo de estilo Olmeca (ver boca formando un rectángulo).

TIPO CABEZA

El Monumento 65 (Figura 3b) es una cabeza tipo colosal, representa una cabeza humana tallada en bulto con ojos cerrados en forma de granos de café, la nariz y boca destruida. Se observan restos de un yelmo con tirantes laterales. Las cabezas tipo colosal son un rasgo común en el área de San Lorenzo, Tres Zapotes, Veracruz, México. John Graham (comunicación personal 1988) sostiene la tesis que este monumento podría ser un ejemplo de una cabeza protocolosal.

TIPO FAUCES DE JAGUARES Y NICHOS

La representación de personajes asociados a fauces de jaguares, nichos o cuevas, sentados o emergiendo de ellos, es un tema Olmeca y extendido por Mesoamérica. El Monumento 67 (Figura 3c) representa un personaje tallado en alto relieve, severamente dañado, visto de frente, con el brazo derecho levantado sosteniendo una vara – al igual que el Monumento 1 – emergiendo de las fauces de un jaguar. El rostro está mutilado y se observan restos de un yelmo. Este monumento se puede comparar con el Monumento 2 de Izapa “El León” (Parsons 1986, Figura 13) y con los altares de La Venta, Tabasco (De la Fuente 1973).

 FIGURAS COMPLETAS

El Monumento 14 (Figura 4a) es denominada localmente como “La mujer de los conejos”. Esta escultura tallada en bulto representa una figura humana en cuclillas, posiblemente mujer, vista de frente. Porta un vistoso tocado, yelmo con tirantes, grandes orejeras circulares y una braga al frente. Sostiene entre sus brazos un cachorro de jaguar (derecha) y un cervatillo (izquierda).

El Monumento 93 (Figura 4b) es una escultura tallada en bulto, representando a una figura antropo-zoomorfa sentada en cuclillas, los brazos extendidos enfrente hasta el suelo (imitando la posición sentada de los felinos). La cabeza es ovalada con rostro humano de rasgos felinos y cuerpo de jaguar, expresando el concepto de dualidad. Su iconografía es similar al Monumento 37 (De La Fuente 1973:220) y el felino con la cara estilizada de El Azazul (Lowe 1998b:46), ambos de San Lorenzo, Veracruz, o el felino sin cabeza de San Isidro en Malpaso, Chiapas (Navarrete, Lee y Silva 1993, Figura 1).

PRECLÁSICO TARDÍO (300 AC – 250 DC) – ESCULTURA ESTILO MAYA, BARRIGÓN Y LOCAL

En el periodo Preclásico Tardío Tak´alik Ab´aj alcanza su mayor esplendor. Se registra una expansión del sitio y una fuerte actividad constructiva, la arquitectura de plataformas de barro evoluciona a estructuras escalonadas revestidas de piedras de canto rodado, con escalinatas, taludes, y la característica esquina remetida (Balcárcel 1995). Se erigen una gran cantidad de monumentos de estilo Maya temprano y barrigones. La cerámica continúa representada por la tradición Ocosito (Popenoe de Hatch et al. 2000). A lo largo de la ruta comercial del cinturón de la bocacosta del Pacífico, que ahora incluye a Kaminaljuyu, se registra la escultura estilo Maya.

El inventario de la escultura de estilo Maya en Tak´alik Ab´aj suma un total de 31 monumentos (que representa el 42% de la escultura del sitio), es mayor que el grupo de escultura de estilo Olmeca. La cantidad considerable de escultura de estilo Maya temprano y presencia de escritura sugiere que Tak´alik Ab´aj, además de ser uno de los centros de distribución más importantes en la red comercial con Kaminaljuyu, jugó también un papel protagónico en la transmisión de la ideología Maya.

Los rasgos iconográficos de los monumentos de estilo Maya de Tak´alik Ab´aj están estrechamente ligados a los de Kaminaljuyu y viceversa, y así mismo comparte el estilo con los sitios que forman parte de la ruta. Federico Fahsen (comunicación personal 2000), sugiere que las estelas Mayas con escritura con fechamientos de contexto cerámico más antiguo están en El Portón, el Monumento 1, con 300-400 AC y en Kaminaljuyu, con las Estelas 10 y 11, situadas para el año 300-200 AC, Tak´alik Ab´aj, Estela 2, con 200 AC y El Baúl, Estela 1, con el año 36 DC.

Si la escritura jeroglífica y fechamientos en cuenta larga aparecen primeramente en Kaminaljuyu, que no tiene una expresión cultural precedente, nos preguntamos si el paso de la transición de lo Olmeca a lo Maya puede haberse dado en Tak´alik Ab´aj y con ello las más antiguas expresiones simbólicas y mitológicas Mayas.

La colección de monumentos esculpidos de estilo Maya temprano en Tak´alik Ab´aj está compuesta por tres monumentos, 14 estelas, 10 altares, dos estelas con función secundaria de altar y una figura de tipo silueta (Orrego 1990:102). En esta ocasión presentaremos los monumentos de estilo Maya en una secuencia que puede sugerir la evolución del propio estilo Maya en Tak´alik Ab´aj.

ESTELAS

La Estela 13 (Figura 5a) se encontró fragmentada en dos partes. Presenta detalles finamente logrados de carácter simbólico y mitológico. El diseño representa la cabeza de una serpiente estilizada o máscara de Dragón, muy semejante a la representa en la Estela 5 de Kaminaljuyu (Parsons 1986: Figura 53). Dentro de sus elementos se puede apreciar el glifo Ahaw invertido con signo de U o agua.

La Estela 4 (Figura 5b), esculpida con finos trazos, contiene una interesante y ejemplar escena de alto significado mitológico. Se presenta el cuerpo ondulante de la serpiente visión elevándose desde el agua hacia el cielo. Una cabeza humana con rasgos netamente Mayas emerge de las fauces de la serpiente. En su cola la serpiente lleva el glifo del quinterno asociado al signo U o agua y éstos a la vez salen de las corrientes de agua producida por los monstruos de la tierra. A los lados del cuerpo serpentino aparecen varios elementos trifoliares y celestiales. Deidades asociadas a la tierra y representación del agua pueden ser observadas en monumentos de Izapa, como la Estela 67 (Norman 1976: 154). El tema de la serpiente visión, en conjunto con el tema ancestral es plenamente desarrollado y común en los tiempos Clásicos, como en el ejemplo del Dintel 15 de Yaxchilan (Eggebrecht, Grube y Seipel 1993: 411).

MONUMENTOS

El Monumento 11 (Figura 6a) contiene una secuencia vertical formada por cinco figuras jeroglíficas de cabezas y figuras completas bastante erosionados y una anotación numérica de once sobre un figura jeroglífica. Las características de los elementos en esta inscripción – a parte de ser propios en Tak´alik Ab´aj – son catalogados por Graham y Porter (1989), como una de las más antiguas. Estas figuras jeroglíficas también se encuentran en el Altar 12 de Tak´alik Ab´aj (Figura 6b).

ESTELAS CON FUNCIÓN SECUNDARIA DE ALTAR

Es necesario indicar que nuestras interpretaciones del contexto arquitectónico (Schieber 1999) y cerámico – tradición local Ocosito (Popenoe de Hatch 1999) -, sugieren la reutilización de las estelas con función secundaria de altares en el Clásico Tardío.

Sobre el Altar 12 (Figura 6b), Graham (1978) deduce que por los grabados en la parte superior originalmente fue una estela en posición erigida, la cual posteriormente fue convertida en altar. Esto puede confirmarse por los 16 glifos grabados en posición horizontal, alrededor del monumento (Figura 7), en época posterior. La escena en la parte superior del monumento presenta restos de una figura humana central parada de perfil con los pies uno enfrente del otro. Separado por una serie de cuatro glifos, similares a las figuras jeroglíficas del Monumento 11 (Figura 6a), se encuentra otro personaje de menor dimensión, parado de perfil y con vista hacia el personaje mayor. Del lado izquierdo del personaje central se encuentra otra serie de cuatro glifos. En la parte inferior se aprecia una banda terrenal delimitada por dos monstruos de la tierra y en la parte superior de la escena se observa en el centro de la banda celestial parte de la cabeza del pájaro sagrado, probablemente un buitre (Federico Fahsen, comunicación personal 2000); en los extremos de la banda se presentan elementos acuáticos. La presentación de los pies en esta posición tiene su origen en el Preclásico Tardío y es muy común en monumentos del Clásico Temprano.

Los detalles del pequeño personaje son realizados con trazos diferentes y parecen ser ejecutados por otro artista. Porta un atuendo integrado por un tocado en forma de sombrero-pájaro, collar con pendiente, ajorcas-tobilleras, cinturón con braga en forma de serpiente, larga cola de jaguar y extremidades inferiores en forma de jaguar. Algunos de los elementos de este personaje están presentes en la Estela 4 de Kaminaljuyu (Parsons 1986, Figura 56).

Nos preguntamos si el pájaro sagrado Muan y la banda celestial en este altar pueden ser una de las representaciones más antiguas de este tema, que pueden indicar la transición entre las representaciones de estilo Olmeca y Maya. Según Graham (1978), cada uno de los 16 glifos grabados alrededor del altar (Figura 7) porta el afijo 124 de Thompson (1962: 447) en una forma temprana como superfijo del glifo introductor. Los elementos centrales de estos glifos, presentan una gama de figuras completas antropo-zoomorfas en diferentes posiciones (la mayoría con una pierna flexionada y la otra arrodillada, con los brazos levantados) sobre elementos en forma de barras y fondo con líneas circulares y concéntricas, o serpentinas, probablemente tronos.

El Altar 13 (Figura 8), al igual que el Altar 12 (Figura 6b), originalmente fue una impresionante estela, destruida en su parte inferior y utilizada posteriormente como altar. La parte central e inferior se encuentran intencionalmente dañados. La parte superior es ocupada por una gran figura a la cual Graham (1978) denomina “Dragón”, pero considerando su similitud con el detalle superior en el Altar 12, esto más se parece al pájaro sagrado Muan con la banda celestial.

En la parte inferior se aprecia parte del tema de dos personajes parados de perfil uno frente al otro, también mostrados en las Estelas 2 y 5 (Figura 9a y 9b). El espacio vacío destruido entre ambos personajes sugiere la posibilidad de la existencia de un panel jeroglífico. El personaje del lado derecho lleva una lujosa falda entretejida sujeta por un cinturón ceremonial con una cabeza colgante, porta un tocado sencillo, con el cabello en forma de cola cayendo hacia atrás. El ojo está sustituido por el símbolo de Kin o sol. Una trenza y una cadena caen del tocado, como se puede apreciar en la Estela 31 de Tikal (Hammond 1982:134).

Este tipo de falda, portada por mujeres, como también representaciones de cadenas, son elementos usados en monumentos del Clásico Temprano y Tardío, como se puede ver en la Estela 5 de El Zapote (Eggebrecht, Grube y Seipel 1993: 351). La figura con falda en el Altar 13, puede ser el Dios del Maíz en una de sus primeras representaciones en el arte Maya temprano (David Freidel, comunicación personal 2000).

ESTELAS

En la Estela 2 (Figura 9a) la escena representada – delimitada por un doble marco de forma especial y única – presenta el tema de dos personajes parados de perfil uno frente al otro, separados por un panel jeroglífico. El personaje de la izquierda presenta un tocado en forma de ave o pavo, orejera rectangular con quinterno (glifo 585a de Thompson 1962: 209, 453), ojo en forma de símbolo de U, collar-pectoral y cinturón con elemento U.

En la parte superior, entre volutas, un personaje de medio cuerpo de perfil mira hacia el personaje de la izquierda, sostiene en sus brazos el cuerpo ondulante de una serpiente cascabel y su tocado está formado por la cabeza de un enorme pájaro. En la mejilla presenta el signo Kin o sol y la orejera contiene los mismos elementos como la representada en la Estela 5 de Kaminaljuyu (Parsons 1986, Figura 53).

El conjunto de los elementos pájaro serpiente y la posición en la parte superior corresponden a la veneración de los ancestros desarrollado por los Mayas a través del tiempo, utilizando el tema ancestral como el linaje que sustenta el derecho al trono. Este caso sería una de las primeras representaciones de este tema en el arte Maya temprano. Del texto jeroglífico se preservó únicamente el glifo introductor de una serie inicial y restos de los dos primeros numerales de una cuenta larga, correspondiente a la posición de Baktun y Katun. Graham (1978) sugiere que la fecha perdida corresponde al Baktun 7, con tres alternativas de fecha: a) 38-18 AC; b) 136-117 AC; y c) 233-215 AC. Según Graham (1978), esta última fecha representaría a la Estela 2 como el monumento de estilo Maya más antiguo portando una Cuenta Larga.

En la Estela 5 (Figura 9b) el tema representado es muy similar al de la Estela 2 (Figura 9a), dos personajes de perfil con vista entre ambos, parados sobre la banda terrenal con elementos acuáticos similares a las Estelas 3 (Orrego 1990: 97) y 12 (Figura 11a), pies en posición uno enfrente del otro y separados por un panel de doble columna jeroglífica. Ambos personajes visten similares atuendos: lujosos tocados, cinturones ceremoniales con “cabezas trofeo”, listones cruzados en las piernas y sandalias con amarres en los tobillos. El personaje de la derecha sostiene en sus manos el cuerpo ondulante de una serpiente que remata con elementos fitomorfos muy parecidos al personaje en el tema ancestral de Estela 2. El personaje de la izquierda, parecido a su opuesto, porta entre las manos probablemente un jaguar.

La parte superior prácticamente está desaparecida, pero algunos remanentes son suficientes para considerar que aquí existió el mismo tema ancestral representado en la Estela 2 (Figura 9a). El panel jeroglífico doble contiene dos fechas de cuenta larga con su glifo introductorio basado en la secuencia numérica de barras y puntos posicionales. La fecha de la derecha es 8.2.2.10.5 caída en 7 Chicchan 18 Uo, equivalente al año 83 DC, y la fecha de la izquierda, 8.4.5.17.11caída en 7 Chuen 14 Kayab, equivalente al año 126 DC.

En comparación con el monumento más antiguo de Tikal, la Estela 29 (Schele y Freidel 1990:141), la Estela 5 de Tak´alik Ab´aj es 166 años más antigua.

Ambos personajes – en un caso único y precediendo al área Maya de las Tierras Bajas – además de la posición en perfil y pies uno frente al otro, tienen las manos juntas sobre el pecho, una posición distintiva de rango muy común en los tiempos Clásicos, como se puede apreciar por ejemplo en la Estela 1 de Tikal (Coe 1978: 92). Completando el contexto, la estela en sus laterales muestra un personaje visto de perfil (Figura 10). El personaje del lado derecho se presenta con un tocado de plumas, sentado sobre un trono tetrápode y brazos juntados levantados a la altura del pecho con brazalete. Esta representación puede observarse en el Monumento 65 de Kaminaljuyu (Parsons 1986, Figura 149). El personaje de la izquierda, portando un tocado en forma de animal, se presenta sentado sin trono.

El tema de doble personajes, atuendos con iconografía y contenido simbólico, también pueden observarse en la Estela 1 de Nakbe (cortesía Proyecto Regional de Investigación en el Norte del Petén, Guatemala 2000).

De la Estela 12 (Figura 11a) únicamente se conserva la parte inferior de un solo personaje representado en perfil, parado sobre una banda terrenal con diseños geométricos de cocodrilo estilizado y posiblemente el glifo Ahaw invertido. Los pies se observan en posición uno frente al otro, con sandalias amarradas con listones tejidos. Un elemento glífico con anotación numérica se encuentra al lado del personaje. La Estela 12, similar en contenido y simbolismo con la Estela 3 (Orrego 1990: 97), es un ejemplo dramático de la huella violenta que dejó la guerra en Tak´alik Ab´aj en la segunda parte del Clásico Temprano, que destruyó el 68% de los monumentos de estilo Maya en el sitio.

La Estela 1 (Figura 11b) presenta a un personaje parado de perfil sobre una banda terrenal. Los pies se muestran en posición uno frente al otro. Sostiene en su brazo izquierdo un cetro ceremonial con cuerpo serpentino portando una máscara de Dragón en la parte inferior. Un felino – probablemente jaguar – se encuentra sobre el cuerpo de la serpiente. El personaje porta un tocado formado por una gran orla y plumas, nariguera en forma de máscara y una larga cadena cuelga de su orejera, similar al personaje de falda entretejida del Altar 13 (Figura 8).

Al frente del rostro se encuentra un panel vertical integrado por cuatro glifos totalmente borrados, los cuales probablemente fueron alusivos al personaje. La parte superior está ocupada por elementos celestiales. La forma de disposición de los cartuchos jeroglíficos y su iconografía, sugieren que este es el más reciente o último monumento con iconografía de estilo Maya y escritura esculpido en Tak´alik Ab´aj.

ESCULTURA ESTILO BARRIGÓN

La escultura tipo barrigón se encuentra difundida por toda la Costa del Pacífico, Altiplano y regiones lejanas como Petén y Copan. La mayoría de estos monumentos se encuentran fuera de su contexto original, dificultando su fechamiento. Algunos investigadores (Rodas 1993, citando a Demarest et al. 1982: 557) sugieren que este estilo podría ser contemporáneo o ancestral a la cultura Olmeca y representar el más antiguo estilo de arte en Mesoamérica. Investigaciones en sitios como Monte Alto (Popenoe de Hatch y Shook 1989) y Tak´alik Ab´aj (García 1996) en la Costa del Pacífico y en el Altiplano de Guatemala, indican que la escultura de barrigones y sus variantes pudo iniciarse para los finales del periodo Preclásico Medio alcanzando su mayor popularidad durante en el Preclásico Tardío.

Aunque existe una considerable variedad de estilos, especialmente en tamaños y posición de sus extremidades, su forma y talle es generalmente – con algunas excepciones – tosca. El tema principal es la figura humana representada mayormente como personajes gordos, sentados, de piernas cruzadas, los brazos sobre el vientre, mejillas gordas y caídas, ojos cerrados saltones y asexuados, denominado también Potbelly o Dios Gordo.

La escultura de tipo Barrigón en Tak´alik Ab´aj, se encuentra en contexto arquitectónico y cerámico del Preclásico Tardío. En Tak´alik Ab´aj, esta escultura es muy semejante a los monumentos de Monte Alto y Kaminaljuyu en estilo y tamaño. El inventario está conformado por 10 esculturas talladas en bulto (que representa el 14% de los monumentos de Tak´alik Ab´aj), de las cuales siete son barrigones – de éstas seis representan figuras antropomorfas completas (Monumentos 2, 3, 40, 69 [Orrego 1990], 94 [Figura 12a], 19 y 117) y la séptima es una cabeza tipo colosal (Monumento 99, Figura 12b) – y tres corresponden a pequeñas esculturas de tipo barrigón (Monumentos 100, 109 [García 1996] y 107, Figura 12c).

ESCULTURA ESTILO LOCAL

Tak´alik Ab´aj posee una colección de monumentos que no se identifican dentro de los estilos culturales ya descritos. Estos son esculturas en bulto con representaciones reales de fauna. Este tipo de monumentos se encuentra difundido también en Kaminaljuyu, La Felicidad, Coatepeque, Izapa, como por ejemplo el Altar 54 (Norman 1976: 248), y en la Costa del Golfo de Veracruz, México.

El inventario de éstos contiene 16 monumentos (que representan el 23% de los monumentos del sitio), dentro de los cuales hay entre otros una representación de búho (Monumento 9, Orrego 1990: 31), cinco figuras de ranas y sapos (Monumentos 47, 68 [Orrego 1990: 54], 70 [Balcárcel 1995: 63 , 95 y 111]) y una figura de cocodrilo-serpiente (Monumento 66, Figura 12d). El concepto estela-altar inicia desde el Preclásico, en donde los altares pueden ser de forma zoomorfa, rectangular tallada o lisa. Los altares circulares lisos en Tak´alik Ab´aj fueron adosados a algunas estelas en tiempos Clásicos (Estelas 2, Graham 1978: 20 y 5, Orrego 1990: 44). En el Clásico Tardío estelas (Altares 13 y 12) y tronos (Altares 9, 10 y 30, García 1996) son reutilizados como altares.

CONSIDERACIONES FINALES

Este breve sobrevuelo por el mundo escultórico de Tak´alik Ab´aj representa el primer paso de nuestro intento de entender la escultura en estrecha relación con el contexto arqueológico y queremos que esto sea la base para poder presentarles el futuro Catálogo de Monumentos de Tak´alik Ab´aj.

AGRADECIMIENTOS

Un agradecimiento especial a José Luis Ralda y Licenciada Rocío Ralda se la finca Santa Margarita, por su generosa autorización de llevar a cabo investigaciones arqueológicas en áreas afuera del parque de su propiedad y por la segunda donación de 11 manzanas, haciendo posible que el parque arqueológico ahora tenga una extensión de 22 manzanas. Este agradecimiento se hace extensivo a la familia Castillo Mastahinich, finca San Isidro Piedra Parada, familia Guzmán Montes, finca Buenos Aires, igualmente a la familia Armando Gálvez, finca San Elías, y familia Antonio Ralda, finca Montes Elíseos, por su apoyo al proyecto, permitiendo investigaciones en áreas de su propiedad.

REFERENCIAS

Balcárcel, Beatriz

1995        Tak´alik Ab´aj: Arquitectura y Simbolismo del Templo 12. Tesis de Licenciatura, Escuela de Historia. Universidad de San Carlos de Guatemala

Coe, William R.

1978                Tikal. A Handbook of the Ancient Maya Ruins. The University Museum. University of Pennsylvania, Philadelphia, Pa. Asociación Tikal, Editorial Piedra Santa, Guatemala.

De la Fuente, Beatriz

1973                Escultura monumental Olmeca. Catálogo. Instituto de Investigaciones Estéticas Universidad Nacional Autónoma de México, México.

Eggebrecht Eva, Arne Eggebrecht, Nikolai Grube y Wilfried Seipel

1993                Die Welt der Maya. Roemer- und Pelizaeus Museum, Hildesheim, Kunsthistorisches Museum Wien y Verlag Philipp von Zabern, Mainz am Rhein, Alemania.

García, Edgar Vinicio

1996                Informe Anual 1996. Archivo Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj, Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala

Graham, John A. (ed )

1978        Tak´alik Ab´aj 1976: Exploratory Investigations. Contributions of the University of California Archaeological Research Facility, No. 36. Reprinted from Studies in Ancient Mesoamerica III, 85-109. University of California Berkeley, California.

Graham, J.A. and J. Porter

1989        A Cycle 6 Initial Series ? A Maya Boulder Inscription of the First Millenium BC from Tak´alik Ab´aj. Mexicon 11 (3). Berlin.

Hammond, Norman

1982                Ancient Maya Civilization. Rutgers University Press, New Brunswick, New Jersey.

Hansen, Richard

1989                Proyecto Regional de Investigación en el Norte del Petén, Guatemala: 1990 Temporada. Informe presentado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala. Agosto, 1990. Universidad de California, Los Angeles.

Lowe, Gareth W.

1998a                Mesoamérica Olmeca: diez preguntas. Serie Arqueología. Instituto Nacional de Antropología. Centro de Investigaciones Humanísticas de Mesoamérica y el Estado de Chiapas-UNAM, México.

1998b                Los Olmecas de San Isidro, en Malpaso, Chiapas. Serie Arqueología. Instituto Nacional de Antropología. Centro de Investigaciones Humanísticas de Mesoamérica y el Estado de Chiapas-UNAM, México.

Navarrete, Carlos, Thomas A. Lee, Jr., y Carlos Silva Rhoads

1993                Un catálogo de frontera; esculturas, petroglifos y pinturas de la región media del Grijalva, Chiapas, Centro de Estudios Mayas, UNAM, México.

Norman, V. Garth

1976                Izapa Sculpture Part 2: Text. Papers of the New World Archaeological Foundation No. 30. New World Archaeological Foundation, Brigham Young University, Provo.

Orrego C., Miguel

1990                Reporte No. 1. Investigaciones Arqueológicas en Tak´alik Ab´aj, El Asintal, Retalhuleu 1988. Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj, Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala.

1997        Reporte No. 2. Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj. Investigaciones Arqueológicas 1989-1990. Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala.

1998                Problemática de la multiplicidad de estilos y patrones culturales en Tak´alik Ab´aj: Preclásico Medio y Tardío (800 AC-250 DC). En Taller Arqueología de la Región de la Costa Sur de Guatemala (editado por Christa Schieber de Lavarreda). Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj, Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala.

Parsons, Lee A.

1986                The Origins of Maya Art: Monumental Stone Sculpture of Kaminaljuyú, Guatemala, and the Southern Pacific Coast. Studies in Pre-Columbian Art & Archaeology No. 28. Dumbarton Oaks Research Library and Collection. Washinton D.C.

Popenoe de Hatch, Marion

1999                Informe Anual 1999. Archivo Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj, Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala.

Popenoe de Hatch, Marion y Edwin M. Shook

1998                La Arqueología de la Costa Sur. Historia General de Guatemala, Tomo I, 171-190. Sociedad de Amigos del País, Guatemala.

Popenoe de Hatch, Marion et al.

2000                Observaciones sobre el desarrollo cultural en Tak´alik Ab´aj, Departamento de Retalhuleu, Guatemala. En XIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1999 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo, A.C. de Suásnavar y B. Arroyo), pp.159-170. Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala.

Rodas, Sergio

1993                Catálogo de Barrigones de Guatemala. Utz’ ib 1 (1), Asociación Tikal, Guatemala.

Schieber de Lavarreda, Christa

1994                Remontando hacia el pasado el desarrollo cultural temprano en Tak´alik Ab´aj. Apuntes Arqueológicos 4 (1):43-60, Escuela de Historia, USAC, Guatemala.

1998                Informe Anual 1998. Archivo Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj, Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala.

1999                Informe Anual 1999. Archivo Proyecto Nacional Tak´alik Ab´aj, Ministerio de Cultura y Deportes, IDAEH, Guatemala.

Schele, Linda y David Freidel

1990                A Forest of Kings. The Untold Story of the Ancient Maya. William Morrow and Company, Inc. New York.

Thompson, J. Eric S.

  1. A Catalog of Maya Hieroglyphs. University of Oklahoma Press, Norman.

Figura 1 Reconstrucción sitio arqueológico Tak´alik Ab´aj (PNAT, M. Orrego 1997)

Figura 2 a) Monumento 1; b) Monumento 64 (PNAT, Jeremías Claudio 1993)

Figura 3 a) Monumento 16 y 17 (UCB, Graham y Porter 1976-78; b) Monumento 65; c) Monumento 67

(PNAT, M. Mario T. De León 1990)

Figura 4 a) Monumento 14 (UCB, Graham y Porter 1976-78); b) Monumento 93 (PNAT, Mario Tomás De

León 2000)

Figura 5 a) Estela 13; b) Estela 4 (UCB, Graham y Porter 1976-78)

Figura 6 a) Monumento 11; b) Altar 12 (UCB, Graham y Porter 1976-78)

Figura 7 Glifos laterales Altar 12 (UCB, Graham y Porter 1976-78)

Figura 8 Altar 13 (UCB, Graham y Porter 1976-78)

Figura 9 a) Estela 2; b) Estela 5 (UCB, Graham y Porter 1976-78)

Figura 10 Laterales de la Estela 5 (tomado de Balcárcel 1995: 154)

Figura 11 a) Estela 12; b) Estela 1 (UCB, Graham y Porter 1976-78)

Figura 12 a) Monumento 94; b) Monumento 99 (PNAT, Mario T. De León 2000); c) Monumento 107

(PNAT, V. García 1996); d) Monumento 66 (PNAT, Mario T. De León 1990)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *