Asociación Tikal

40 Pero, ¿por dónde empezaremos?: Chama después de ochenta años – Elin C. Danien – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Danien, Elin C.

2001        Pero, ¿por dónde empezaremos?: Chama después de ochenta años. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.547-552. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

40

PERO, ¿POR DÓNDE EMPEZAREMOS?:

CHAMA DESPUÉS DE OCHENTA AÑOS

Elin C. Danien

El sitio de Chama en Alta Verapaz queda en la confluencia de los ríos Tsalbha y Chixoy, unos 270 m SNM, un área de transición entre las Tierras Altas y Petén. En el siglo XIX esta finca llamó la atención de los arqueólogos cuando Erwin Dieseldorff en 1890 llevó a cabo excavaciones en montículos precolombinos cerca de la casa de la finca (Dieseldorff 1904 a, b; 1926-33). De los objetos que él encontró, algunos fueron enviados a Berlín y el resto permanecieron en su colección privada. A su muerte, éstos llegaron al Museo de Antropología en Guatemala. En 1917 Robert Burkitt llegó al sitio y excavó en la misma área, esto es, cerca de los montículos que están en la finca (Burkitt 1924, 1930). El mapa fue inicialmente trazado de un plano de tierras, y por muchos años fue el único que indicó la ubicación de los montículos arqueológicos.

La cerámica originalmente excavada por Dieseldorff dio el nombre al estilo de las cerámicas policromas que son de tipo pictórico y narrativo con escenas y actores que parecen ser específicos a esta zona y que muestran evidencia de fuerte influencia de las Tierras Bajas (Reents-Budet 1994: 188-197; Danien 1997). Docenas de los policromos de Chama se encuentran en museos y colecciones privadas alrededor del mundo. Sin embargo, con excepción de las cerámicas excavadas por Dieseldorff y Burkitt esos policromos han sido identificados estilísticamente o basados en análisis de la pasta con el método de activación de neutrones, ya que estos no fueron excavados científicamente. La colección de los policromos de Chama recolectados por Burkitt fue el objeto de mi tesis (Danien 1998). Por lo tanto, los cambios culturales específicos en este sitio tan renombrado que puedan haber dado como resultado la producción de estas vasijas tan especiales, es el tema de investigación que más me interesa.

El papel de esta área de transición en lo cultural y geográfico como es Chama, es poco conocido arqueológicamente. Aunque algunos conflictos sociales limitaron las investigaciones en este lugar en las últimas dos décadas, los acuerdos de paz recientes podrían facilitar llevar a cabo un examen científico del sitio para determinar su rol en la historia Maya precolombina y en particular la interacción que tuvo con las Tierras Bajas Mayas durante el Clásico Tardío.

En 1999, como un primer paso para planear tales posibilidades se solicitó al Instituto de Antropología e Historia un permiso para realizar una visita al sitio para determinar la posibilidad de un reconocimiento y excavaciones para el futuro y también para tomar algunas muestras de arcilla de la superficie para llevar a cabo análisis.

Antes de visitar el sitio, contactamos a las autoridades municipales en Cobán para obtener cartas de presentación y entregarlas al comité encargado de la comunidad de Chama. Nos presentamos con la Profesora Lesbia Valdés y con su asistente Timoteo Pocop del Departamento de Desarrollo Urbano y Rural del Municipalidad de Cobán, quienes regularmente han visitado el pueblo de Chama, para también poder conocer a los maestros locales. Ellos fueron muy amables al proporcionarnos la información necesaria para llevar a cabo el viaje, la logística y facilitar nuestra estancia en el pueblo. A través de ellos, y sus cartas de presentación, se contactó a los líderes de la comunidad.

Hay dos formas de llegar a Chama desde Cobán, ya sea caminando durante un lapso de diez a doce horas, o bien por vía aérea en una de las pequeñas avionetas que suelen llevar abastos y trasladar las cosechas de cardamomo, un vuelo que generalmente toma unos veinte minutos. Hay varias tarifas y compañías aéreas que operan en Cobán. Nosotros seleccionamos la que nos parecía más altamente recomendada que es la compañía de los hermanos Gómez. Por ahora, la comunidad en Chama tiene un radio con el cual ellos se pueden comunicar con esa compañía. Asimismo, los aviones pueden ser solicitados cuando se necesiten, lo cual podría facilitar nuestra salida de Chama en el momento en que nosotros lo consideramos necesario.

El 8 de agosto de 1999 viajamos a Chama temprano por la mañana y fuimos bienvenidas por el coordinador general del comité de Chama, que es don Luis Antonio Col y por otros miembros de la comunidad, entre ellos don Oscar Yat, y don Gonzalo Paau que es presidente del comité de educación. Don Gonzalo nos facilitó quedarnos en la escuela y también fue nuestro guía durante nuestra estadía en Chama.

Luego de poner todo nuestro equipaje en la escuela fuimos llevadas al centro de salud donde se nos dio una explicación de la forma en la cual ellos tratan de mejorar la clínica y los servicios de salud de la comunidad. También nos mostraron el nuevo edificio que están haciendo para el centro de salud. Posteriormente visitamos la iglesia católica y dos de las iglesias protestantes que hay en la comunidad, donde tuvimos la oportunidad de conocer a los líderes religiosos y a los miembros de las congregaciones. En la iglesia católica también nos mostraron como mantienen a sus imágenes, las cuales no parecen ser demasiado antiguas.

Nuestra inspección del sitio empezó en la tarde del 8 de agosto y procedió en la mañana del siguiente día. El sitio parece ser mucho mayor de lo que había sido reportado a principios del siglo XX. Dieseldorff y Burkitt excavaron los montículos que quedaban cerca de la casa de la finca, pero aparentemente nunca exploraron el resto del sitio hacia el área oeste donde se encuentra la confluencia de los ríos Chixoy y Tsalbha. Esto pudo haber sido debido a que las tierras se encontraban cultivadas o bien a que los restos de ocupación precolombina aparecieron obstruidos por la vegetación o tal vez por ambos factores. Basándonos en una combinación de observaciones personales, más el mapa de Burkitt, parece ser que el sitio podría extenderse aproximadamente 2.5 km en dirección este-oeste y de 1 a 1.5 km en dirección norte-sur.

Gonzalo Paau, nuestro guía, nos dijo que la casa del rancho estaba en bastantes malas condiciones, prácticamente colapsando y que llegar a ese lugar era un poco difícil. Ya que resultaba obvio que él no tenía mucho interés en llevarnos a ese lugar, fue que limitamos nuestra inspección al área del sitio que no había sido previamente mapeada, mucho de lo cual se encuentra dentro del perímetro de la aldea actual. Nuestra descripción de los grupos arqueológicos que estuvimos en posibilidad de visitar está organizada de la siguiente manera:

A – Grupo de la Escuela

B – Grupo de la Iglesia Católica

C – Grupo del Cementerio

GRUPO DE LA ESCUELA

Este consiste de una amplia plaza definida en el lado este por una plataforma basal en donde se encuentra una plataforma rectangular de aproximadamente 9 ó 10 m de altura y aproximadamente 16 ó 18 m de perímetro cerca de la cual se encuentra la casa de nuestro guía, Gonzalo Paau.

Al norte de este montículo se encuentra otro de aproximadamente 12 m de altura. Al oeste, se encuentra una tercera estructura de aproximadamente 8 m de altura. El lado sur de la plaza no pudo ser definido con claridad debido a que algunos de los ranchos modernos se encuentran ubicados allí, aunque aparentemente pudo haber sido un área de espacio abierto. De este grupo de montículos solamente el localizado al este tuvo evidencia de erosión en su lado oeste. En la parte superior de este montículo se encuentran los restos de un aeroplano que se accidentó en uno de los extremos de la pista hace muchos años, sin resultados fatales, y que fue llevado a la parte alta del montículo. En actualidad los restos del fuselaje sirven como un tambor para llamar a la comunidad a reuniones de interés general que son generalmente llevadas a cabo cerca de la escuela. Con relación a los montículos oeste y norte, éstos no muestran ninguna evidencia de saqueo o de alteraciones que sean causadas por la ocupación actual.

GRUPO DE LA IGLESIA CATÓLICA

Este grupo se encuentra aproximadamente a 250 m al sur del Grupo de la Escuela y consiste en un patio muy grande definido al sur por la plataforma más alta que existe en el sitio y que parece estar incorporada a una elevación natural. La iglesia católica fue construida en la parte superior de esta gran plataforma rectangular. En la base se está construyendo el nuevo Centro de Salud. Pareciera que parte de un arroyo corre en el lado este de la plataforma. El lado oeste de la plaza está delimitado por una plataforma de aproximadamente 60 m de largo y no más de 1 m de altura. En la actualidad, la plaza está utilizada como el campo para jugar fútbol y además de la escuela, ésta es el área de mayor actividad social. De este grupo de montículos, la plataforma del lado sur muestra un evidente grado de erosión debido al tránsito de la gente que va a la iglesia y a los partidos de fútbol.

GRUPO DEL CEMENTERIO

Siguiendo el sendero que lleva al noroeste desde la aldea a la unión de los ríos Tsalbha y Chixoy, se llega al actual cementerio y, posteriormente, a dos montículos que se confrontan uno con otro en un eje este a los lados del sendero. Los montículos están completamente cubiertos por densa vegetación y rodeados por campos de cardamomo y tienen aproximadamente entre 8 a 10 m de altura, y el área de la plaza se encuentra delimitada por un espacio de aproximadamente 60 m. De este grupo de montículos, la convergencia de los dos ríos se encuentra aproximadamente a una distancia de 200 m.

LECTURAS DE GPS

Varias lecturas de GPS se tomaron en cada uno de esos grupos.

1. Unión de los ríos Chixoy y Tsalbha

15PO754226

UTM1727323

2. Grupo del Cementerio, tomado entre las dos pirámides

15P0754553

UTM1726792

3. Cementerio, tomado en el camino 40 m al sur de donde se encuentran los dos montículos

15P0754784

UTM1726659

4. Grupo de la Escuela, tomado en la base del montículo en el lado oeste

15P0755443

UTM1726139

5. Grupo de la Iglesia, tomado en la base del montículo, cerca del nuevo centro de salud

15P0755271

UTM0725997

RECOLECCIÓN DE MUESTRAS DE ARCILLA

Las muestras del barro que se encuentra en la superficie pesaron cada una de ellas aproximadamente 8 onzas, no más de lo que podría caber adentro de una pequeña bolsa plástica; fueron tomadas de tres ubicaciones:

1 – cerca de la pista

2 – en la base del montículo del Grupo de la Iglesia

3 – en el montículo este del Grupo de la Escuela

Esas muestras fueron entregadas al Dr. Ronald Bishop de la Institución Smithsonian para análisis de Activación de Neutrones, como un primer paso para determinar el origen de la arcilla que se utilizó para elaborar la cerámica policroma de Chama, para lo cual se cuenta con una base de datos importante.

ANÁLISIS DE LAS MUESTRAS DE ARCILLA

Según Dr. Ronald Bishop, los resultados de análisis por Activación de Neutrones dan confianza para realizar un trabajo futuro. Se refiere que:

“la composición de una muestra del Grupo de la Escuela es muy semejante a tiestos de Chama, y a dos vasijas excavadas por Burkitt en Kixpek, un sitio arqueológico muy cerca a Chama. La muestra del montículo del Grupo de la Iglesia es semejante a otra vasija en la Colección Burkitt. La vasija excavada por Burkitt en Ratinlixul, muy cerca de Chama, también parece tener composición más o menos igual a una de las muestras de arcilla, aunque no tan semejante a como aparece en las otras parejas de vasijas-muestras. Al comparar estas muestras a las de la región del río Chixoy existentes en la base de datos de cerámica Maya, estas muestras son de composición distinta” (Bishop y Danien 2000).

El área de donde se obtuvo las muestras, muy cerca al río Chixoy, también queda cerca de la confluencia con el río Tsalbha. Puede ser que alguna pasta de las vasijas semejante a las muestras tenga influencia de la arcilla contribuida por el río Tsalbha. Por el momento, seguimos con esta hipótesis. Será importante obtener muestras de arcilla de más arriba del río Tsalbha, fuera del aluvión causado por la inundación del río Chixoy. Estas muestras podrían ser adquiridas en futuras visitas al sitio.

“Por el momento, parece que las muestras analizadas dan una composición marcada por la cerámica hecha en la región Chama-Kixpek. Más muestras de estas arcillas serán procesadas de manera comparable con la fabricación de cerámica en las Tierras Altas de Guatemala, y reanalizadas. Finalmente, los resultados serán utilizados en la investigación para descubrir las fuentes de barro usadas para la fabricación de vasijas con importancia iconográfica pero sin procedencia que se encuentran ahora en las colecciones del Instituto de Antropología e Historia y del Museo Popol Vuh. Eso nos dará una mejor perspectiva para considerar al estilo Chama no sólo como un estilo general, sino también como agrupamientos pequeños y variedades definidas, con significado geográfico y cultural. Además, esta nueva información nos permitiría entender la interacción de la región Chama con las áreas bajas del río Motagua, un tema con muy poca información y mucha especulación” (Bishop y Danien 2000).

DISCUSIÓN

Muchos tiestos se observaron a lo largo de los senderos y en la base del montículo del avión. Todo el material parece haber sido del periodo Clásico Tardío. Algunos de los componentes apreciados en la pasta podrían corresponder a calcita, indicando una ocupación Clásica Tardía. Otros tuvieron una combinación de mica y calcita, lo que podría sugerir una posible manufactura Postclásica.

La topografía sugiere la existencia de más plataformas precolombinas, plazas y montículos habitacionales. Los montículos excavados por Erwin Dieseldorff y Robert Burkitt al final del siglo XIX y principios del siglo XX se encuentran aproximadamente a 1 km al este del área donde esta prospección se llevó a cabo.

IMPLICACIONES PARA INVESTIGACIÓN FUTURA

Debido a los conflictos recientes, los pobladores de Chama todavía no se sientan totalmente cómodos con personas extrañas. A pesar de esto, todos los miembros de la comunidad que nosotros encontramos fueron extremadamente amistosos y generosos con su tiempo y su información. Con cautela de nuestra parte, decidimos que lo mejor era hacer nuestra visita lo más breve posible. Ahora que ya hemos establecido un buen nivel de comunicación, podría ser posible llevar a cabo algunas visitas adicionales para poder iniciar un reconocimiento preliminar en la sección este de la aldea, con el fin de unir nuestros hallazgos preliminares con los reportados por Burkitt hace más de ochenta años.

PROPUESTA PARA RECONOCIMIENTO EN EL FUTURO

MAPEO: es importante dar los primeros pasos para producir un mapa preciso del sitio. Con relación a esto, planeo llevar a cabo una segunda visita a Chama de aproximadamente 7 a 10 días para efectuar a un reconocimiento más detallado de lo que fue la visita preliminar de 1999, y así empezar a trabajar en el mapa. Espero tener la asistencia de otros arqueólogos durante este próximo viaje para poder lograr la mayor cantidad posible de información.

RECONOCIMIENTO DE SUPERFICIE: con base a los resultados del Análisis de Activación de Neutrones de las muestras de barro crudo recolectadas en 1999, algunas muestras adicionales pueden ser tomadas de otros sectores donde se encuentre barro expuesto para poder contar con mayores elementos de análisis, más allá del río Tsalbha y del río Chixoy. También es necesario recolectar muestras representativas de tiestos para analizar, y determinar su ubicación y cantidad en las distintas áreas que van a ser mapeadas, a fin de poder establecer la ubicación de posibles talleres cerámicos para una futura excavación.

Si las relaciones de confianza que ya se han establecido con la comunidad de Chama durante nuestra visita de dos días de 1999 prosiguen durante la semana de visita que se planea tener para el futuro, es posible que una temporada aún más larga para completar el reconocimiento y el mapeo preliminar pueda llevarse a cabo en los próximos años. En este caso ya se podrían agregar o incorporar algunos pozos de sondeo en base a las muestras de la recolección de superficie. Este proyecto tendría como objetivo comprender el papel político y económico de Chama dentro del contexto de la cultura Maya del periodo Clásico Tardío para determinar los factores que condujeron al repentino desarrollo y declinación de la cerámica policroma de Chama.

REFERENCIAS

Bishop, R. y E.C. Danien

2000        Looking Backward to Go Forward: The Importance of Re-Examining Early Ceramic Collections. Ponencia, Society for American Archaeology,  Philadelphia.

Burkitt, R. J.

1924        A Journey in Northern Guatemala. Museum Journal 15 (2):115-137.

1930        Explorations in the Highlands of Western Guatemala. Museum Journal 21 (1):41-72.

Danien, E.C.

1997        The Ritual on the Ratinlixul Vase: Pots and Politics in Highland Guatemala. Expedition 39 (3):37-48.

Dieseldorff, E.P.

1904        A Pottery Vase with Figure Painting, from a Grave in Chama. U. S. Bureau of American Ethnology, pp 639-645, Bulletin 28, Washington, D.C.

1904        A Clay Vessel with a Picture of a Vampire-headed Deity. U. S. Bureau of American Ethnology, pp 665-666, remarks by Paul Schellhas, Bulletin 28, Washington, D.C.

1926-33 Kunst und Religion der Mayavolker Im Alten Und Heutigen Mittelamerika. Verlag von Julius Springer, Berlin.

Reents-Budet, D.

1994        Painting the Maya Universe: Royal Ceramics of the Classic Period. Duke University Press, Durham.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *