Asociación Tikal

30 Zonas residenciales cerca de la Acrópolis de Piedras Negras: Desarrollo local del Grupo Noroeste del Clásico Temprano al Clásico Tardío – James L. Fitzsimmons – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Fitzsimmons, James L.

2001        Zonas residenciales cerca de la Acrópolis de Piedras Negras: Desarrollo local del Grupo Noroeste  del Clásico Temprano al Clásico Tardío. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.418-426. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

30

ZONAS RESIDENCIALES CERCA DE LA ACRÓPOLIS DE PIEDRAS NEGRAS:

DESARROLLO LOCAL DEL GRUPO NOROESTE

DEL CLÁSICO TEMPRANO AL CLÁSICO TARDÍO

James L. Fitzsimmons

Uno de las intereses a largo plazo del Proyecto Piedras Negras, es la exploración del designado Grupo Noroeste, un área debajo de la Plaza del Grupo Oeste que consiste en plataformas residenciales (Figura 1). Para ello, se han llevado a cabo excavaciones de pozos de sondeo y estructuras desde la primera temporada de 1997. El Grupo Noroeste es el grupo de estructuras residenciales más cercanas a la Acrópolis, aunque está aislado arquitectónicamente y geográficamente. Con respecto a la topografía, el Grupo Noroeste está en el centro de grandes declives sobre tres lados, con un camino de acceso a la Plaza del Grupo Oeste entre las Estructuras O-14, O-15 y O-16.

Es posible que durante el periodo Clásico, hubiera otro camino entre las Estructuras J-3 y N-1, pero las excavaciones ya nos han revelado uno de ellos. Aunque son un número de hipótesis diferentes sobre la función de esta área, las excavaciones durante los cuatros años anteriores han revelado mucho sobre la historia de esta área y sus habitantes, quienes vivieron y murieron bajo los reyes y visitadores de la Acrópolis y Plaza del Grupo Oeste. Comenzaré con una discusión sobre las maneras en que esta zona cambió durante el Clásico y se propondrán posibles conexiones de esta área con el sitio en general. Con este fundamento, podemos comenzar a ver modelos de actividad humana que nos facilitarán un entendimiento de quiénes eran estas personas y como ellos contribuyeron a la vida en Piedras Negras.

Inicié excavaciones en el Grupo Noroeste durante la temporada 1999, después de dos años de investigaciones en el área residencial realizadas por Mónica Urquizú, Isabel Aguirre y Ernesto Arredondo (Urquizú 1997; Aguirre 1998; Arredondo 1998). Estas excavaciones en las plazas y basureros de la parte este del Grupo Noroeste han revelado un área con una historia de ocupación de 630-850 DC, según cerámica de las fases Yaxche y Chacalhaaz. Urquizú ha descubierto cerámica Chacalhaaz en gran cantidad, particularmente en el área cercana a las Estructuras O-24 y N-11. Esto es interesante porque no hay evidencia segura para la presencia de cerámica Chacalhaaz en algunas partes del Grupo Noroeste. Se descubrió una concentración de “cerámica mal cocida o deformada, así como la presencia de moldes para cerámica y figurilla” (Urquizú 1997), y se ha propuesto que este era un grupo especializado en la fabricación de materiales cerámicos.

Excavaciones subsecuentes en la parte este del Grupo Noroeste por Aguirre (1998) han producido una densidad alta de cerámica, figurillas en particular. Estas excavaciones han revelado entierros de contextos primarios. Parece que estos entierros fueron depositados con grados diferentes de esfuerzo; algunos no tenían ofrendas o facilidades de entierro, pero otros fueron colocados en cistas con muchas ofrendas. Uno de ellos, el Entierro 25, que contenía pedazos de jade y vasijas completas, además de una punta de proyectil de pedernal y fragmentos de obsidiana. Como resultado del número de entierros sin ofrendas y la gran cantidad de figurillas y cerámica, además de la proximidad del Grupo Noroeste a la Acrópolis, Aguirre (1998) ha propuesto la hipótesis de que esta área fuera una de servicio, una zona con una población en servicio a los reyes y elites de la Plaza del Grupo Oeste. Esto representa dos hipótesis distintas, pero posiblemente complementarias, para esta zona: 1) el Grupo Noroeste era un grupo especializado, como indica posiblemente la distribución de artefactos cerámicos (figurillas); y 2) la población de esta área estuvo en servicio, como sirvientes u otras personas en servidumbre, de los reyes de Piedras Negras.

Un pozo de sondeo al oeste de las Estructuras N-7 y N-10 por Arredondo (1998) ha complicado más el paisaje, porque se descubrió una gran cantidad de cerámica especial. Esta consistió en fragmentos de vasijas con glifos – hasta una flauta, el instrumento más grande y complicado de Piedras Negras. Todo esto se descubrió en un solo depósito, con una fecha (según la cerámica) contemporánea a la fase Yaxche (630-750 DC). Además, se encontraron textos con el nombre del Gobernante 2 de Piedras Negras en este depósito; uno fue identificado como una vasija suya para bebida. Por lo tanto, la fecha de este depósito puede determinarse con más precisión, aproximadamente después de 639-686 DC, o sea después del nacimiento e instalación del Gobernante 2 como rey de Piedras Negras. ¿Quién puede tener acceso a estos materiales reales aquí? Excavaciones en esta área durante de las temporadas 1997-1998 no reflejan una población real o sub-real.

Con estas ideas se iniciaron excavaciones en las Estructuras N-7, N-10, N-4, y en la plaza cerca del depósito real durante la temporada 1999. Se realizaron investigaciones subsecuentes a la Estructura N-3 en la temporada 2000. Como las excavaciones anteriores no habían investigado su arquitectura, el objetivo de mis excavaciones fue la determinación de la secuencia constructiva y función de las estructuras del Grupo Noroeste, con el propósito de examinar las dos hipótesis que he mencionado.

Las excavaciones en la plaza N-7 y N-10 han revelado una historia de modificación del Clásico Temprano o fase cerámica Naba (370-575 DC) al Clásico Tardío (fase Yaxche). Un modelo similar se descubrió para el área cerca de la Estructura N-3. Durante este tiempo, el Grupo Noroeste estuvo sin colonizar, con ninguna evidencia de estructuras perecederas o de otra manera. Actualmente, parece que una gran porción del medio oeste del Grupo Noroeste era un basurero. La roca madre del Grupo Noroeste es más profunda en el lado oeste, con depresiones y cambios en topografía. Parece que estas depresiones fueron rellenadas por basura durante el Clásico Temprano y una parte del Clásico Tardío. En el periodo definido por la cerámica de la fase Yaxche temprano, aproximadamente entre 630-680 DC, esta basura formó el cimiento para las primeras estructuras del Grupo Noroeste. Mucha cerámica del basurero del Clásico Temprano consistía en un poco de vasijas policromadas, pero la mayor parte eran vasijas domésticas y de almacenaje, monocromas y cerámica sin engobe (Rene Muñoz, comunicación personal).

Las excavaciones en la Plaza del Grupo Oeste por Lilian Garrido (1998-2000) han demostrado la presencia de una población probablemente real allí durante el Clásico Temprano en lo cual posiblemente formó el palacio temprano para el sitio. Por lo tanto, es posible que el basurero del Clásico Temprano en el Grupo Noroeste represente un depósito del palacio real. No se descubrió cerámica del Clásico Temprano durante las excavaciones de 1997-1998 (Urquizú 1997; Aguirre 1998) en la mitad este del Grupo Noroeste, y es posible que esta distancia más grande del palacio real es la razón para este fenómeno.

HISTORIA DE LA OCUPACIÓN

La primera evidencia clara para la ocupación se deduce de un nivel extenso de bajareque, con cerámica mixta de las fases Balche y Yaxche temprano. Algo de este bajareque contiene evidencia de construcción perecedera sin una sub-estructura de piedras, con impresiones de palos de madera. Directamente encima de este nivel hay relleno para las primeras estructuras de piedra, fechada, según la cerámica de la fase Yaxche temprano, al Clásico Tardío temprano. Con respecto al área cerca del depósito de materiales reales (Figura 2), se descubrió una plataforma con cerámica de la fase Yaxche, con cerámica en un basurero encima fechado para la fase Chacalhaaz; es claro que la plataforma no tenía una conexión especifica con los materiales reales, aunque es claro que la plataforma es más temprana que el “depósito real” y los dos fueron construidos durante la misma fase cerámica, Yaxche temprano (aproximadamente 630-680 DC). Los artefactos asociados con la plataforma, durante la fase Yaxche, consistieron en figurillas y cerámica del mismo tipo que se descubrieron en otras partes del Grupo Noroeste, incluyendo las Estructuras N-7 y N-10. Por lo tanto, los materiales reales fueron depositados durante la ocupación Yaxche de las estructuras cercanas, antes de la última fase de la construcción de la plaza durante Yaxche tardío.

Con respecto a los niveles de bajareque debajo del Grupo Noroeste, se propone que ellos representan un tipo de “renovación urbana”, en la cual las estructuras tempranas fueron destruidas como parte de un programa de construcción para al menos la mitad este del Grupo Noroeste. Programas subsecuentes de construcción aquí envuelven la modificación de estructuras más tempranas, un programa que ha continuado hasta el fin de la fase cerámica Yaxche, o aproximadamente 740 DC. Todo acerca de las estructuras investigadas durante las temporadas 1999-2000 tienen un componente doméstico, en la forma de gran densidad de cerámica y figurillas, y un componente más pequeño que consiste en huesos animales, lítica, y las poco frecuentes piedra de moler. Como he mencionado, parece que la ocupación del Grupo Noroeste ha continuado en la fase cerámica Chacalhaaz (740-850), aunque algunas estructuras que he excavado no tenían evidencia de ocupación Chacalhaaz.

OBSERVACIONES

Como he mencionado, el objetivo de mis excavaciones era examinar la hipótesis de que el Grupo Noroeste era una zona de servicio o sirvientes para la Acrópolis y examinar la teoría que esta área era un lugar para la producción de cerámica o figurillas. Algunos de los resultados de mis excavaciones son un poco ambiguos con respecto a las dos hipótesis, pero podemos enumerar algunas observaciones tomando en cuenta los datos. Primero, aunque son una gran cantidad de obsidiana, lítica, huesos animales y cerámica en esta zona, la única evidencia para la producción aquí resulta de una proporción pequeña de cerámicas y figurillas mal cocidas o deformadas obtenidas durante la temporada 1997 por Urquizú. Estos materiales cerámicos estaban dispersos entre cerámica que, en algunos casos, eran más de 3000 en un lote. Sin embargo, parece que mis excavaciones en la Estructura N-3 apoyan en parte los resultados de la temporada 1997: se encontró una proporción pequeña de figurillas deformadas en los basureros de esta estructura. Durante cuatro años de excavación en el Grupo Noroeste se ha encontrado un alto número de figurillas y, en menor parte, cerámica, y todavía es posible la idea de que esta sea un área para la producción de figurillas. Sin embargo, necesitamos más evidencia, y especialmente más análisis de los artefactos, para sustentar esta idea.

Segundo, la cerámica del Clásico Tardío de esta área es, en su mayor parte, cerámica utilitaria, aunque también hay mucha cerámica con engobe o decoración. De la cerámica con engobe o decoración, la mayor parte consiste de pocos tipos, con variedades de Santa Rosa Crema Policromo en la mayoría de depósitos Yaxche. Santa Rosa Crema Policromo y otras variedades de cerámicas con decoración resistente representan una proporción grande de los policromos en Piedras Negras durante la fase Yaxche. Por lo tanto, la población aquí utiliza tipos de cerámica que era muy popular para este periodo de tiempo.

Tercero, algunas estructuras investigadas son de formas y tamaños raros, en lugar de formas regulares como plataformas rectangulares. Por ejemplo, N-7 es un edificio en forma de C, N-10 tiene forma de E, y N-3, la estructura más grande investigada hasta ahora, es en la forma de un trapezoide con su superficie más de un metro encima del piso de la plaza. Es probable que todas estas estructuras tuvieran tejados y superestructuras perecederas, con apariencia diferente afuera y dentro. Se podría suponer que hubo sirvientes que tuvieron residencias más simples. Sin embargo, muchas estructuras tenían más que una función singular, como una estructura para producción o servicio adicional a una residencia. Si la hipótesis que ésta fue un área para la producción de figurillas es correcta, es posible que las estructuras fueran especializadas para este tipo de servicio en el área, con una conexión a la Acrópolis como se indica en el depósito cercano.

COSTUMBRES FUNERARIAS

¿Quiénes habitaron estas estructuras? Para investigar aspectos de posición social contamos con una muestra de entierros que es pequeña pero importante. Como he mencionado, las excavaciones de Urquizú (1997) y Aguirre (1998) han producido siete entierros con varios niveles de complejidad. La mayoría tenía una cista, y se descubrieron tres entierros con vasijas completas y ofrendas, lo cual es interesante porque la mayor parte de entierros de Piedras Negras no tienen artefactos o cerámica (Andrew Scherer, comunicación personal). Mis excavaciones en las temporadas 1999-2000 descubrieron tres entierros dentro de dos estructuras del Clásico Tardío. El Entierro 52, localizado dentro de la primera fase de la Estructura N-7, fue diferente de todos de los otros en esta área, pues era un entierro secundario dentro de un pozo circular. Tres pedazos de carbón, localizado dentro del pozo pero encima de los huesos en un triángulo, con uno fuera al norte y dos al sur, indicaban una complejidad en costumbres funerarias no observada previamente en esta área. Los Entierros 100 y 103, localizados debajo de los pisos dentro de la Estructura N-3, se parecían más a los entierros de las temporadas 1997-1998. En el caso del Entierro 100 (Figura 3), se descubrió una cuenta de jade cerca del pecho de una mujer adulta, por lo que el jade que se encuentra en el Entierro 25 no era un fenómeno aislado para el Grupo Noroeste.

Además de artefactos de concha y una aguja de hueso en el Entierro 103 (Figura 4), se encontraron una laja esculpida con un diseño de un espiral. Este motivo es idéntico a una serie de espirales esculpidos, localizados cerca de los bancos del río Usumacinta, inmediatamente abajo del Grupo Noroeste (Figura 1). No sabemos la fecha de estos espirales pero sus asociaciones con una laja de Entierro 103 – un rasgo asociado con cerámicas de la fase Yaxche – indican que este símbolo estaba presente en el sitio al menos desde el Clásico Tardío temprano. Aunque no podemos saber los orígenes de esta laja con seguridad, es probable que el espiral en el Entierro 103 fuera originalmente de la orilla del río. Con respecto al diseño, el significado está perdido – son una gama de posibilidades para este motivo en el arte Maya, incluyendo nubes y símbolos de la tierra. Sin embargo, la localización y ejecución de estos espirales podría indicar una interpretación más simple: los espirales de agua que son característica del río. En cualquier interpretación, parece claro que las costumbres funerarias de los habitantes del Grupo Noroeste eran variables. La presencia de los jades y laja esculpida, asociados con tres entierros en el Grupo Noroeste, indica que la población del lugar no era pobre, sino de una posición social que facilita entierros con jade y el depósito de materiales reales.

De acuerdo con la información que se presenta aquí, es cierto que los habitantes del Grupo Noroeste no fueron sirvientes pobres para la Acrópolis. Si los sirvientes no estuvieron aquí, ¿quiénes tuvieron acceso a materiales reales en ese cuadrante?, y ¿cómo podemos reconciliar una población que no es real con la presencia de estos materiales? Son varios tipos de servicio o interacción con la Acrópolis los que podrían facilitar el recibir y depositar los artículos de tipo real. Posiblemente esta situación estuvo conectada con la producción de figurillas, aunque la presencia de los individuos en los entierros con jades u otras ofrendas indicó una conexión social más complicada. No aceptamos la idea de que los entierros de Piedras Negras se distingan por pocos artefactos y ofrendas, y es posible que algunos individuos enterrados aquí fueron personas importantes de la corte o elites reales, suficiente, por lo menos, para recibir los materiales en el depósito como regalos. Este es un fenómeno observado por LeCount (1996) para los Mayas de Xunantunich, pero debemos recordar que el depósito cerca de la Estructura N-10 es un depósito único para Piedras Negras. La verdad es que, para ahora, no tenemos los datos para conocer la conexión precisa con la población real en el Grupo Noroeste.

Una explicación de este depósito dificultoso, independiente de la población, puede ser que fue una colección de objetos con poder ritual que exigía una atención especial al tirarlo. Los materiales en el depósito estaban destruidos y desorganizados, y por lo tanto no puede ser un escondite; sin embargo, es posible que fuera necesario disponer de esta cerámica y materiales de manera diferente que otros policromos o materiales sin una asociación real. Tenemos algunos tiestos con nombres reales del sitio – la mayoría están en un contexto real- pero este es el único lugar con una concentración grande de materiales reales que no está en un contexto real como la Acrópolis, un baño de vapor u otro lugar importante. William Walker (1995) ha utilizado este tipo de explicación para comprender la disposición de materiales rituales por los Hopi y Anasazi en el Suroeste de los Estados Unidos, y es posible que tengamos la misma situación aquí. Podemos pensar de materiales reales utilizados en la veneración de antepasados (Fitzsimmons 1998), o destruidos en rituales de terminación o dedicación de una estructura (Freidel y Schele 1989; Schele y Freidel 1990), como materiales con un grado de “poder ritual”. Es posible que el deseo para un “entierro simbólico” de estos materiales destruidos (Arredondo 1998) fue la motivación primaria para su depósito durante la fase cerámica Yaxche.

REFERENCIAS

Aguirre, Isabel

1998                Excavaciones de sondeo en el área habitacional al suroeste de la Plaza del Grupo Oeste. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No. 2, Segunda Temporada 1998 (editado por H. Escobedo y S. Houston):123-134. Universidad de Brigham Young, Universidad del Valle de Guatemala. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Arredondo, Ernesto

1998                Excavaciones de sondeo en el área habitacional al suroeste de la Plaza del Grupo Oeste. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No. 2, Segunda Temporada 1998 (editado por H. Escobedo y S. Houston):135-141. Universidad de Brigham Young, Universidad del Valle de Guatemala. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia Guatemala.

Fitzsimmons, James L.

1998                Classic Maya Mortuary Anniversaries at Piedras Negras, Guatemala. Ancient Mesoamerica 9: 271-278.

Freidel, David y Linda Schele

1989                Dead Kings and Living Temples: Dedication and Termination Rituals Among the Ancient Maya. En Artifacts and Symbols of Maya Culture and the Language of Writing in the Maya Region (editado por D. Rice y W. Hanks): 233-243. University of Utah Press, Salt Lake City.

Garrido, Lilian

1998                Excavaciones en la Plaza del Grupo Oeste. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No. 2, Segunda Temporada 1998 (editado por H. Escobedo y S. Houston):55-81. Universidad de Brigham Young, Universidad del Valle de Guatemala. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Schele, Linda y David Freidel

1990                A Forest of Kings: Untold Stories of the Ancient Maya. William Morrow and Co., New York.

Urquizú, Mónica

1997                Investigaciones en el área habitacional al suroeste de la Plaza del Grupo Oeste. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No. 1, Primera Temporada 1997 (editado por H. Escobedo y S. Houston):79-90.Universidad de Brigham Young, Universidad del Valle de Guatemala. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Walker, William

1995        Ritual Prehistory: A Pueblo Case Study. Tesis Doctoral, Department of Anthropology, University of Arizona.

Figura 1 El Grupo Noroeste y la Acrópolis de Piedras Negras, Guatemala (según el mapa por la Universidad del Pennsylvania)

Figura 2 PN24C: Plataforma cerca del depósito de artículos reales

Figura 3 Entierro 100 de Piedras Negras, localizado en la Estructura N-3

Figura 4 Entierro 103 de Piedras Negras, localizado en la Estructura N-3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *