Asociación Tikal

28 Nuevos datos y modelos complejos del colapso de las ciudades arqueológicas en Petén – Arthur A. Demarest – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Demarest, Arthur A.

2001        Nuevos datos y modelos complejos del colapso de las ciudades arqueológicas en Petén. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.390-405. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

28

NUEVOS DATOS Y MODELOS COMPLEJOS DEL COLAPSO DE LAS CIUDADES ARQUEOLÓGICAS EN PETÉN

Arthur A. Demarest

Los argumentos acerca del declive de la civilización Maya Clásica en las Tierras Bajas han sido debatidos por décadas y han sido los enfoques principales de proyectos de investigación, especialmente durante los últimos años. Aquí presento un breve resumen de algunas de las conclusiones de varias investigaciones recientes y estudios comparativos. También debemos poner este resumen de las interpretaciones del llamado Colapso Maya en su contexto epistemológico.

CONCEPTOS Y CAUSALIDAD EN EL DECLIVE DE LAS CIVILIZACIONES

El mayor problema en los estudios del Colapso Maya es el de la causalidad, un concepto elaborado con muchas trampas filosóficas y epistemológicas (Cuadro 1). La mayoría de arqueólogos han situado las “causas” de los datos en sus regiones particulares o en sitios que han tenido causas locales inmediatas para el tipo específico de cambio cultural observado en esa área. Las economías y ecologías locales, y los procesos y eventos históricos locales o regionales, han sido combinados con problemas generales de las Tierras Bajas para generar las manifestaciones específicas del Colapso en cada área dada. Además, los factores o eventos externos (como intrusión o influencia extranjera, factores climáticos, etc.) afectaron con mayor frecuencia sólo a regiones específicas, aunque algunos pudieron haber tenido un impacto más amplio.

Las causas fundamentales del cambio cultural general son las causas “básicas” o “causas de origen”, las cuales están relacionadas con problemas más generales, fallas, o en términos marxistas “contradicciones” entre aspectos de las instituciones políticas, económicas o ecológicas, y la estructura de la sociedad. Dichos problemas están más profundamente relacionados con las características básicas de la sociedad o del sistema político en cuestión, y pueden ser considerados “fallas” únicamente en el contexto de procesos históricos específicos o factores externos. En el caso Maya, podemos identificar características amplias de la sociedad Clásica Maya de los siglos VII y VIII, que llevaron a los problemas internos (Cuadros 2 y 3). Las diferentes manifestaciones del Colapso (aparentemente contradictorias) en diferentes áreas de las Tierras Bajas al final del periodo Clásico resultaron de diferentes respuestas locales a estos problemas comunes, que a su vez fueron determinados por condiciones regionales y factores externos variables.

Este punto nos lleva al problema terminológico y epistemológico de lo que constituye un “Colapso” o “declive”, y qué es lo que se experimenta en él (Tainter 1988; Yoffee 1988). La civilización Maya en el sentido general de una tradición étnica y cultural, no colapsó o incluso, en cualquier sentido objetivo, “declinó”. Los reinos Mayas del norte de Yucatán, Belice y Tierras Altas de Guatemala fueron entidades políticas vigorosas en la época Postclásica y la tradición Maya de millones de ciudadanos indígenas de Guatemala y México en este momento está experimentando una gran florescencia cultural y política.

En el caso de los Mayas de las Tierras Bajas fue un sistema político particular que declinó, desapareció o transformó al final del periodo Clásico (Tainter 1988; Lowe 1985). Las características e instituciones asociadas que desaparecieron con él fueron el sistema político de estados teatrales dominado por los reyes sagrados K´ul Ahaw, sus cultos funerarios asociados (con sus estelas, altares y templos-tumbas), hegemonías políticas galácticas, redes de patronato del estado controlando la redistribución de cerámica fina, y ornamentos exóticos de alto status (Cuadro 2).

Este sistema desapareció en el siglo IX. En algunas de las regiones del sur de las Tierras Bajas, esta desaparición fue acompañada por el despoblamiento de las grandes ciudades, una reducción drástica de la arquitectura pública, y otros cambios dramáticos. Notablemente, en otras áreas, tal como Belice, el sureste de Petén y Tierras Bajas del norte, el final del periodo Clásico fue de florescencia y transformación hacia un nuevo orden político. Sin embargo, en todos los casos, el orden político Clásico Maya distintivo y todas sus instituciones acompañantes, rasgos y artefactos, desaparecieron.

Visto desde este punto de vista, el enigma del Colapso Maya Clásico se convierte en un problema real y manejable. Así, podemos identificar los rasgos diferentes y los factores comunes de cada región en el Clásico Terminal.

PROBLEMAS ESTRUCTURALES DEL ORDEN POLÍTICO MAYA CLÁSICO

Algunas de las características sobresalientes de los gobiernos Mayas Clásicos están resumidas en la Cuadro 2. Por supuesto, estas abarcan generalizaciones que se aplican de forma débil a algunos reinos específicos. Algunas de estas características llegaron a ser fuentes de problemas en el Clásico Tardío (Cuadro 3). La centralización de la autoridad política y religiosa en los reyes chamánicos divinos de los estados teatrales Mayas fue el rasgo característico de la civilización Clásica. Con su poder basado fuertemente en el ritual y la guerra entre centros, el K´ul Ahaw ejerció gran poder y autoridad, pero con bases de poder más ideológicas que económicas. Un sistema flexible de sucesión real permitía pasar el trono al hijo (no necesariamente al mayor), al hermano, a otro pariente masculino, o en algunos casos, incluso a una reina. Dicho sistema flexible de sucesión tuvo ventajas al asegurar la presencia de un heredero con el requisito de habilidades carismáticas.

Pero este K´ul Ahaw con su sistema de sucesión flexible y las bases ideológicas de poder también hicieron que el sistema fuera altamente inestable con frecuentes batallas por sucesiones internas y rivalidad de status entre reinados (e.g. Demarest 1992, 1996a; Demarest y Valdés 1995). La inestabilidad del sistema se agravó por la redundante naturaleza segmentaria de este orden, con centros menores subordinados o reinados vasallos capaces de llevar a cabo la mayoría de las mismas funciones que las capitales (Demarest 1992; Tambiah 1977). Todo esto indica que el orden dinástico pudo experimentar cambios rápidos de prestigio y control del tributo por parte de sus gobernantes, más aún porque el poder estaba basado primariamente en el reclamo de poderes sobrenaturales y de autoridad personal.

Estas dinámicas inestables de expansión y contracción de “entidades políticas galácticas” y sus hegemonías eran una característica central de los estados teatrales Mayas (Demarest s.f.). La rivalidad de estatus entre K´ul Ahaw generaba no solamente conflicto y guerra, sino, con mayor frecuencia, la extraordinaria arquitectura, el arte, y los monumentos que eran los escenarios de procesiones, fiestas y rituales. Todos los estudiosos han observado una intensificación de estas actividades de rivalidad y status en el periodo Clásico Tardío incluso en forma de inversión competitiva en arquitectura y rituales, en el arte, y en la guerra.

La poligamia de elites, un modo exitoso de extender el poder y de formar alianzas, aumentó estas presiones. Mientras las alianzas matrimoniales eran comúnmente una alternativa pacífica para la expansión de entidades políticas, estas llevaron finalmente a un aumento de guerras debido a su resultado: muchos príncipes.

ESTRÉS DE INFRAESTRUCTURA Y RESPUESTAS CONTRAPRODUCENTES

La mayoría de las teorías del Colapso han enfatizado los problemas de demografía y estrés ecológico al final del periodo Clásico (e.g. Culbert y Rice 1990; Culbert 1973; Culbert 1995; Johnston 1997; Rice, Rice y Demarest s.f.). Dichos análisis apuntan correctamente al aumento de los niveles de población y densidad en el periodo Clásico Tardío como una fuente mayor de estrés ecológico en el productivo, pero frágil sistema agrícola del bosque húmedo.

Estos modelos, de cualquier forma, tienen el error de aceptar la lógica Maltusiana de que las poblaciones humanas tienden a crecer hasta agotar sus recursos necesarios para sostenerlos (Cowgill 1975a, 1975b). Otro problema grande con los modelos demográficos y ecológicos es que el final de la civilización Maya Clásica ocurrió primero en el oeste de Petén. Allí los estudios ecológicos extensivos y de muchas formas en la región del río Pasión (Dunning, Beach y Rue 1997; Dunning y Demarest 1992; Wright 1994, 1997; Emery 1999), y muchos otros han demostrado que los regímenes agrícolas allí adoptados no permanecieron sin mayor problema y hay evidencia sobre la población, estrés ecológico, y crecimiento de estrés nutricional en los siglos previos al Colapso (Dunning, Beach, y Rue 1997; Wright 1994, 1997; Emery s.f.).

Para explicar el problema más amplio del aumento de los niveles de población en el Petén y el estrés ecológico, debemos mirar nuevamente a las características básicas del orden político Clásico Maya. Las Cuadros 4a, 4b, y 4c, demuestran algunos de los muchos escenarios en los cuales las dinámicas del estado teatral y la rivalidad de status pudieron haber generado crecimiento demográfico, costos energéticos y otras presiones en la infraestructura y en sociedad general Clásica Maya. Aquí se ve que fueron aspectos de la estructura política los que generaron la mayor parte del estrés demográfico, económico, y ecológico al final del periodo Clásico.

Otra pregunta básica en cuanto al Colapso, declive o transformación del sistema Clásico Maya es ¿por qué el liderazgo Maya no respondió con medidas correctivas al estrés generado por factores internos y externos?

Los gobernantes Mayas respondieron con fragmentación y con proliferación de redes de patrocinio, como en Copan (Fash y Stuart 1991), con intensificación en la guerra como en el Petexbatun, o con intensificación ritual como en Tikal y en el centro de Petén (Ashmore y Sharer 1975; Dahlin 1976; Culbert 1991a; Valdés y Fahsen s.f.). Estas tres respuestas fueron todas contraproducentes, ya que llevaron a mayor conflicto entre élites, daño a los sistemas de intercambio y subsistencia, o costosos programas arquitectónicos y rituales. La costosa inversión de recursos en rituales, arquitectura, y guerra, – en sociedades que ya estaban bajo estrés – se convirtió por sí sola en otra forma de estrés, declive, y fragmentación política.

El problema fue que en general las elites Clásicas (Cuadro 4d), no controlaban la infraestructura, así como el manejo de subsistencia, producción de bienes utilitarios, o de intercambio de comida y productos básicos. Desde que el papel de estos líderes fue definido en términos de rituales, alianzas entre elites, y guerras, no es sorprendente que el K´ul Ahaw respondiera con los mismos mecanismos a los problemas de presión demográfica y deterioro ecológico. Estas respuestas contraproducentes redujeron el prestigio de los gobernantes dando lugar a usurpaciones, fragmentación, y guerra – procesos que se intensificaron en los siglos VIII y IX.

EL CONCEPTO DEL “COLAPSO MAYA CLÁSICO”

Las presiones revisadas anteriormente (Cuadro 4) debilitaron a los estados Clásicos del siglo IX, dejándolos internamente fragmentados e incapaces de competir exitosamente con los estados que los rodeaban. Algunos de estos vecinos habían empezado a desarrollar el patrón de México Central de instituciones múltiples de poder que fueron directamente involucrados en el manejo de intercambio y producción, así como rituales y guerra.

Al final, el sistema del K´ul Ahaw con sus gobernantes divinos y sus estados teatrales fue incapaz de responder a los muchos problemas generados por este mismo sistema y por presiones externas. En los siglos IX y X, en diferentes formas específicas en cada región, el sistema del K´ul Ahaw fue transformado o reemplazado por un nuevo tipo de estado con múltiples instituciones de poder, consejos de cabeza de linajes, una clase sacerdotal, una clase de elite mercantil, gremios de guerreros, etc. (Demarest s.f.). En otras áreas de las Tierras Bajas Mayas – el oeste de Petén, gran parte del Petén Central, el sureste de Yucatán y Honduras – los reinos Mayas colapsaron y las ciudades fueron despobladas con movimientos a otras áreas (Rice, Rice, y Demarest s.f.).

Así, cada región experimentó una secuencia y cronología diferente de eventos (Mapa 1) y una configuración particular de causas “inmediatas” en sus colapsos, declives, o transformaciones. Aún así, en cada caso se comparten profundamente las mismas causas “de origen” de los problemas estructurales del sistema del K´ul Ahaw.

LOS “COLAPSOS” DE LA CIVILIZACIÓN MAYA CLÁSICA

También aquí puedo notar muy rápidamente algunos rasgos del final de la época Clásica y la secuencia de cambios según algunos de los estudiosos involucrados en el nuevo volumen sobre el Colapso Maya (Rice, Rice, y Demarest s.f.).

EL COLAPSO OCCIDENTAL: COLAPSOS, MIGRACIONES, Y ENCLAVES

Mientras que los problemas involucrados en el final de la Civilización Maya Clásica no “empezaron” en ninguna región en particular, las primeras manifestaciones de cambios dramáticos aparecieron al oeste, especialmente en la región de Petexbatun (Demarest 1997). Como hemos descrito en muchos artículos y ponencias anteriores, para el área de Petexbatun la evidencia es de un Colapso en estado de guerra (Demarest 1997; Demarest y Valdés 1995). Dado que en solo 60 años la región fue ampliamente despoblada, esta rápida reducción en la población debe haber incluido migraciones. El impacto de estos refugiados en otras regiones debe haber desestabilizado esas áreas y acelerado sus propios patrones regionales de estrés.

El impacto de eventos en Petexbatun seguramente se sintió más arriba y abajo de la ruta de comercio principal de los ríos Pasión y Usumacinta, la cual fue interrumpida por la guerra endémica y movimientos de refugiados. En la cuenca del río Pasión, algunas entidades políticas respondieron a los movimientos de población y a la guerra formando enclaves que empezaron a experimentar con nuevos cultos, estilos, y formas de gobierno (Demarest y Escobedo 1997, 1998; Demarest y Valdés 1995, 1996). Mientras la región vecina de Petexbatun estaba en ruinas, hubo florescencia en Ceibal, Altar de Sacrificios, y Punta de Chimino con esta nueva versión ecléctica de la cultura Maya Clásica en enclaves defensivos (Tourtellot y Gonzales s.f.; Demarest y Escobedo 1997, 1998).

Otros centros del oeste fueron afectados por la ruptura de la ruta de comercio, movimientos de población, y guerras en el siglo VIII. La política en centros como Yaxchilan, Piedras Negras y Palenque indica proliferación de elites y de centros menores con nuevos “señores sagrados” y la división de poder con sahales y otros subordinados (Schele 1991; Mathews y Willey 1991). Finalmente, los centros mayores como Piedras Negras y Palenque cayeron en un rápido declive después de derrotas y capturas de sus gobernantes por centros rivales (Culbert 1991b).

DECLIVE GRADUAL DE LA TRADICIÓN CLÁSICA EN EL CENTRO DE PETÉN

En el centro de Petén, el final del periodo Clásico fue menos dramático con fragmentación de la autoridad política, y el declive gradual de la población y actividad arquitectónica en el siglo IX (Valdés y Fahsen s.f.; Culbert 1991b). De mediados del siglo IX al siglo X, sólo una versión empobrecida de la cultura del centro de Petén, el complejo Eznab es encontrado en Tikal, con ocupación en las ruinas más tempranas con arquitectura monumental, inscribiéndolas con crudas escenas de guerra y sacrificios (Valdés y Fahsen s.f.).

El proceso de fragmentación del poder observado en el siglo VIII en el oeste ocurrió en el centro de Petén en el siglo IX. Tikal usó el compartimiento de poder para evitar la competición (Valdés y Fahsen s.f.). Este patrón de fragmentación y compartimiento de poder también caracteriza al declive en Copan, en donde el gobernante Yax Pac adoptó el sistema de Casa de Consejo de líderes locales (Fash y Stuart 1991). En todos los casos, estos experimentos en pequeñas unidades políticas fallaron, siendo seguidos por la baja de población y el cese de construcción ceremonial a finales del siglo IX y X.

Hacia el norte, en Calakmul, en el periodo Clásico Terminal, las poblaciones se concentraron cerca de la arquitectura pública como en Tikal. Pero allí las poblaciones reducidas del Clásico Terminal adoptaron la arquitectura combinada en forma de templo-palacio, característica de los centros Puuc hacía el norte (Braswell et al. s.f.).

FLORESCIMIENTO, CONFLICTO Y DECLIVE EN LAS REGIONES PUUC, COBA, Y CHICHEN ITZA

El periodo de 750 a 1050 DC, en donde se había visto el Colapso en muchas partes de las Tierras Bajas Mayas, fue el de mayor florescencia en el norte de Yucatán. Este es un periodo complejo, que sigue pobremente entendido, con muchos debates en proceso (e.g. Sabloff y Andrews 1985). Una de las conclusiones más importantes es que los centros Puuc del oeste, Chichen Itza al centro y Coba al este fueron contemporáneos durante un periodo prolongado Clásico Terminal o Epiclásico de alrededor de 750 a 1050 DC.

En la región Puuc, arquitectura espectacular, expansión de entidades políticas y experimentación con nuevas formaciones políticas fueron parte de un apogeo que fue el síntoma de una eminente desintegración política (Robles y Andrews 1986; Carmean et al. s.f.). Encarando problemas y posibilidades de rápido aumento de población causados por los movimientos de personas del sur y de la desaparición de las rutas de comercio controladas por las elites del sur, el liderazgo de la región Puuc respondió a estos problemas con construcción de sistemas de agua o chultunes controlados por la elite, intensificación de programas arquitectónicos, guerra y nuevos cultos Mexicanos (Freidel 1986; Ball 1986; Robles y Andrews 1986; Carmean et al. s.f.; Dunning 1992). Estos centros también usaron arreglos de compartimiento de poder involucrando consejos de cabezas de linajes, como se intentó anteriormente en Copan. Los estándares de status Maya Clásicos – respuestas de rivalidad, construcción competitiva, rituales y guerra – fueron utilizados por los gobernantes Puuc con un resultado contraproducente similar.

De cualquier manera, las ciudades Puuc también decayeron entre 900 y 1050 DC. El estrés de la rivalidad de status, la guerra y el aumento de población deben haber aumentado por medio de conflicto con la alianza regional de Chichen Itza. Al mismo tiempo el reinado de Coba declinó mientras en el este de Yucatán caía en un patrón de guerra endémica altamente similar a la del Colapso de Petexbatun. En el siglo IX, Yaxuna, Ek Balam, Chacob, Cuca, Dzot Ake, Uxmal y otros centros, tenían sistemas de fortificaciones concéntricas muy similares a las de Petexbatun un siglo antes (Webster 1979; Suhler y Freidel 1998; cf. Demarest et al 1997).

El último aliento del la civilización Maya Clásica ocurrió en Chichen Itza – un sitio que antes solía creerse que no era ni del periodo Clásico, ni Maya. El éxito de la corta vida y la florescencia en Chichen Itza puede atribuirse a innovaciones y experimentos con conceptos e instituciones Postclásicas como gremios de guerreros, cultos mexicanos de sacrificio, bases múltiples de poder, y orientación económica en el intercambio internacional por el Golfo de México y el Caribe (Freidel 1986).

La ascensión de Chichen Itza sobre sus vecinos del norte fue seguida por algunas décadas por su propio declive entre 1050 y 1100 DC, según las cronologías más recientes. La entidad política Itza era esencialmente depredadora en su dependencia en la conquista y el tributo, y con el declive de los centros Puuc y de Coba, los señores de Chichen Itza no tuvieron áreas para conquistar (Robles y Andrews 1986).

REPENSANDO EL COLAPSO DE LA ANTIGUA CIVILIZACIÓN MAYA

En conclusión vemos que la frase “el Colapso” o “la caída” de la civilización Maya Clásica es un término colorido pero sin lineamientos. Como el imperio Romano, los reinos Maya Clásicos declinaron a través de un proceso lento e irregular durante varios siglos con episodios de revitalizaciones regionales entre 800 y 1000 DC. (cf. Tainter 1988; Bowersock 1988). Empezando tan temprano como 760 DC en Petexbatun, y basado en problemas fundamentales, los reinos Maya Clásicos empezaron a desintegrarse en un caos (como en Petexbatun) o a fragmentarse en pequeñas unidades (como en Copan y en Tikal), o se reinventaron como enclaves militares con formas modificadas del sistema del K´ul Ahaw (como en Ceibal y Chichen Itza). Refugiados de estos sistemas políticos en colapso se movieron hacia el este, causando aumento en la población y problemas en partes de Belice y de Yucatán. Así, los problemas del Clásico Terminal pasaron de región a región por más de un siglo (Mapa 1).

El cambio en las rutas de comercio del sur hacía el norte y el influjo de poblaciones del sur inicialmente proporcionó ventajas preliminares de liderazgo agresivo e innovador, ayudando a estimular la florescencia del norte Puuc y de Chichen Itza. Estos reinos del norte pueden verse como “el último suspiro” de la civilización Maya Clásica. Con la caída de los centros Puuc y Chichen Itza, podemos decir que la civilización Maya Clásica terminó y fue reemplazada por sociedades menos complejas o transformada en estados del Postclásico en Belice, el norte de Yucatán y las Tierras Altas Mayas.

Lo que terminó fue el sistema político del periodo Clásico, entidades políticas de estados teatrales con reyes sagrados, y con una adaptación compleja al bosque húmedo tropical. El fin de la civilización Clásica se llevó la magnificencia de monumentos, la arquitectura y el arte que legitimiza a estos estados teatrales. Al final, las presiones estructurales inherentes en este sistema de rivalidad de los K´ul Ahaw, llevaron a una proliferación de la elite, con costos altos de trabajo, guerra, y crecimiento demográfico general contradijo a la brillante adaptación ecológica (Cuadro 4).

Las sociedades Postclásicas que siguieron tenían sus regiones de florescencia en áreas muy diferentes, y sus economías y sistemas políticos basados en diversas instituciones, y en múltiples bases del poder. Pero el eje religioso y político del periodo Clásico, el K´ul Ahaw, simplemente pasó a la historia.

REFERENCIAS

Adams, R.E.W., H. R. Robichaux, Fred Valdez, Jr., Brett A. Houk, y Ruth Mathews

s.f.        Transformations, Periodicity, and Urban Development in the Three Rivers Region. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Ashmore, W.A. y Robert J. Sharer

1988         A Revitalization Movement at Late Classic Tikal. Ponencia, Area Seminar in Ongoing Research, West Chester State College.

Ball, Joseph W.

1988         Campech, the Itza, and the Postclassic: A Study in Ethnohistorical Archaeology. En Late Lowland Maya Civilization: Classic to Postclassic (editado por J. Sabloff y E.W. Andrews), pp. 379-408. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Bove, Frederick J.

1995         El colapso del periodo Clásico en la Costa Sur de Guatemala. En VIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1994 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.763-776. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Bowersock, G.W.

1988         The Dissolution of the Roman Empire. En The Collapse of Ancient States and Civilizations. University of Arizona Press, Tucson.

Braswell, Geoffrey E., Joel D. Gunn, María del Rosario Domínguez Carrasco, William J. Folan, Laraine A. Fletcher, Abel Morales López, y Michael D. Glascock

s.f.         Defining the Terminal Classic at Calakmul, Campeche. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Carmean, Kelli, Nicholas Dunning, y Jeff Karl Kowalski

s.f.        High Times in the Hill Country: A Perspective from the Terminal Classic Puuc Region. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Chase, Arlen F.

1989         Troubled Times: The Archaeology and Iconography of the Terminal Classic Southern Lowland Maya. En Fifth Palenque Round Table, Vol. 3 (editado por M.G. Robertson y V. Fields), pp. 103-114. San Francisco Pre-Columbian Art Institute.

Chase, Diane Z. y Arlen F. Chase

1990         Yucatec Influence in Terminal Classic Northern Belize. En American Antiquity 47 (3). Society for American Archaeology.

Cobos, Rafael

s.f.        Chichen Itza: Settlement and Hegemony During the Terminal Classic Period. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Culbert, T. Patrick

1991a Maya Political History and Elite Interaction: A Summary View. En Classic Maya Political History (editado por T.P. Culbert), pp. 311-346. Cambridge University Press, Cambridge.

1991b Polities in the Northeastern Peten, Guatemala. En Classic Maya Political History (editado por T.P. Culbert), pp. 128-146. Cambridge University Press, Cambridge.

1995         Población, subsistencia y el Colapso de los Mayas del Clásico. En VIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1994 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.791-796. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Culbert, T. Patrick (ed)

1973         The Classic Maya Collapse. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Culbert, T. Patrick y Don S. Rice (ed)

1991         Precolumbian Population History in the Maya Lowlands. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Dahlin, B.H.

1976         An Anthropologist Looks at the Pyramids: A Late Classic Revitalization Movement at Tikal, Guatemala. Tesis Doctoral, Temple University.

Demarest, Arthur A.

1992         Ideology in Ancient Maya Cultural Evolution: The Dynamics of Galactic Polities. En Ideology and Pre-Columbian Civilizations (editado por A. Demarest y G. Conrad), pp. 135-157. University of New Mexico Press, Albuquerque.

1996a War, Peace, and the Collapse of a Native American Civilization. En A Natural History of Peace (editado por T. Gregor), pp.215-248. Vanderbilt University Press, Nashville.

1996b The Maya State: Centralized or Segmentary, Closing Comment. Current Anthropology 37 (5):821-824.

1993         The Vanderbilt Petexbatun Regional Archaeological Project 1989-1994: Overview, History, and Major Results of a Multidisciplinary Study of the Maya Collapse. Ancient Mesoamerica 8:209-227.

s.f.        The Ancient Maya: The Rise and Fall of a Rainforest Civilization. Cambridge University Press, Cambridge.

Demarest, Arthur A. y Hector L. Escobedo

1997         El Proyecto Arqueológico Punta de Chimino: objetivos, descubrimientos e interpretaciones preliminares de la temporada de campo de 1996. En X Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1996 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.381-884. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1998         Acontecimientos, procesos y movimientos de poblaciones en el Clásico Terminal y el Colapso Maya. En XI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1997 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.699-712. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur A. y Juan Antonio Valdés

1995         Guerra, regresión política y el colapso de la civilización Maya Clásica en la región Petexbatun. En VIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1994 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.777-782. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1996         Nuevos análisis e interpretaciones del Colapso de la civilización Maya en la región del Petexbatun. En IX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1995 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.207-212. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Demarest, Arthur A., Matt O’Mansky, Claudia Wolley, Dirk Van Touerenhout, Takeshi Inomata, Joel Palka y Héctor Escobedo

1997         Classic Maya Defense Systems and Warfare in the Petexbatun Region. Ancient Mesoamerica 8:229-253.

Dunning, Nicholas

1994         Lords of the Hills: Ancient Maya Settlement of the Puuc Region, Yucatan, Mexico. Prehistory Press, Madison.

Dunning, Nicholas, Timothy Beach, y David Rue

1995         The Paleoecology and Ancient Settlement of the Petexbatun Region, Guatemala. Ancient Mesoamerica 8:255-266.

Dunning, Nicholas y Arthur A. Demarest

1992         The Petexbatun Region and the Peten: A Legacy of Human Impact. Report to the Agency of International Development (USAID), Washington, D.C.

Emery, Kitty F.

1999         Zooarqueología y el colapso Clásico Maya en el Petexbatun. En XII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1998 (editado por J. Laporte, H. Escobedo y A.C. de Suasnávar), pp.943-964. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

s.f.        Dietary, Environmental, and Societal Implications of Ancient Maya Animal Use in the Petexbatun: A Zooarchaeological Perspective on the Collapse. En Petexbatun Monograph Series (editado por A. Demarest), Vanderbilt University, Nashville.

Escobedo, Héctor L.

1996         Arroyo de Piedra: Sociopolitical Dynamics of a Sedentary Center in the Petexbatun Region. Ancient Mesoamerica 8:307-320.

Fash, William L. y David Stuart

1991         Dynastic History and Cultural Evolution at Copan, Honduras. En Classic Maya Political History (editado por T.P. Culbert), pp. 147-179. Cambridge University Press, Cambridge.

Foias, Antonio E., y Ronald L. Bishop

1997         Changing Ceramic Production and Exchange in the Petexbatun Region, Guatemala. Ancient Mesoamerica 8:275-291

Freidel, David A.

1986         Terminal Classic Lowland Maya: Successes, Failures, and Aftermaths. En Late Lowland Maya Civilization: Classic to Postclassic (editado por J. Sabloff y E.W. Andrews), pp. 409-432. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Inomata, Takeshi

1998         The Last Day of a Fortified Classic Maya Center: Archaeological Investigations at Aguateca, Guatemala. Ancient Mesoamerica 8:337-351.

Johnston, Kevin

1997         Ecología tropical y el colapso Maya. En X Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1996 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.483-490. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Laporte, Juan Pedro

1995         ¿Despoblamiento o problema analítico?: El Clásico Temprano en el Sureste de Petén. En VIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1994 (editado por J. Laporte y H. Escobedo), pp.729-762. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Lowe, John W.G.

1985         The Dynamics of Apocalypse. University of Mexico Press, Albuquerque.

Mathews, Peter y Gordon Willey

1999         Prehistoric Politics of the Pasion Region: Hieroglyphic and their Archaeological Settings. En Classic Maya Political History (editado por T.P. Culbert), pp. 30-71. Cambridge University Press, Cambridge.
Rice, Don, Prudence M. Rice, y Arthur A. Demarest (eds)

s.f.         The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation. Westview Press.

Ringle, William M., George J. Bey III, Tara Bond Freeman, Craig H. Hanson, Charles W. Houck, y J. Gregory Smith

s.f.        The Decline of the East: The Classic to Postclassic Transition at Ek Balam, Yucatan. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Ringle, William M., Tomás Gallareta Negrón, y George J. Bey III

2000         The Return of Quetzalcoatl: Evidence for the Spread of a World Religion During the Epiclassic Period. Ancient Mesoamerica 9:183-232

Robles C., Fernando y Anthony P. Andrews

1986         A Review and Synthesis of Recent Postclassic Archaeology in Northern Yucatan. En Late Lowland Maya Civilization: Classic to Postclassic (editado por J. Sabloff y E.W. Andrews), pp. 53-98. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Schele, Linda

1991         An Epigraphic History of the Western Maya Region. En Classic Maya Political History (editado por T.P. Culbert), pp. 72-101. Cambridge University Press, Cambridge.

Suhler, C. y David Freidel

1998         Life and Death in a Maya War Zone. Archaeology 51:3:28-34.

Tainter, J.

1988         The Collapse of Complex Societies. Cambridge University Press, London.

Tambiah, Stanley J.

1988         The Galactic Polity: The Structure of Traditional Kingdoms in Southeast Asia. En Anthropology and the Climate of Opinion (editado por Stanley A. Freed), pp.69-97. Annals of the New York Academy of Science.

Tourtellot, Gair y Jason Gonzales

s.f.        The Terminal Classic at Seibal. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Valdés, Juan Antonio

1988         Tamarindito: Archaeology and Regional Politics in the Petexbatun Region. Ancient Mesoamerica 8:321-335.

Valdés, Juan Antonio y Federico Fahsen

s.f.        Desastre a la Vista: El Clásico Terminal en Tikal y Uaxactun. En The Terminal Classic in the Maya Lowlands: Collapse, Transition, and Transformation (editado por D. Rice, P. Rice y A. Demarest). Westview Press.

Webster, David

1979        Cuca, Chacchob, Dzonot Ake: Three Walled Sites of the Northern Maya Lowlands. Occasional Papers in Anthropology 11, Department of Anthropology, Pennsylvania State University, University Park.

1998         Warfare and Status Rivalry Warfare: Lowland Maya and Polynesian Comparisons. En Archaic States (editado por G. Feinman y J. Marcus), pp.311-352. School of American Research, Santa Fe.

Wright, Lori E.

1994         The Sacrifice of the Earth: Diet, Health, and Inequality in the Pasión Maya Lowlands. Tesis Doctoral, Department of Anthropology, Vanderbilt University, Nashville.

1997         Biological Perspectives on the Collapse of the Pasion Maya. Ancient Mesoamerica 8:267-273.

Wright, Lori E., y C.D. White

1988         Human Biology in the Classic Maya Collapse: Evidence from Paleopathology and Paleodiet. Journal of World Prehistory 10:147-198.

Yoffee, Norman

1988         Orienting Collapse. En The Collapse of Ancient States and Civilizations. University of Arizona Press, Tucson.

Yoffee, Norman, y Cowgill George L. (eds)

1988        The Collapse of Ancient States and Civilizations. University of Arizona Press, Tucson.

Mapa 1        Mapa del área Maya

Cuadro 1 Causalidad en colapsos de civilizaciones

Cuadro 2 Características de la civilización Maya

Cuadro 3 Factores que condujeron al debilitamiento de la civilización Maya

Cuadro 4 Factores que condujeron al debilitamiento de la civilización Maya

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *