Asociación Tikal

20 Las excavaciones en el Templo de las Vasijas Escondidas en Ixlu, Flores, Petén – Boris A. Aguilar – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Aguilar,  Boris A.

2001        Las excavaciones en el Templo de las Vasijas Escondidas en Ixlu, Flores, Petén. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.259-274. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

20

LAS EXCAVACIONES EN EL TEMPLO DE LAS

VASIJAS ESCONDIDAS EN IXLU, FLORES, PETÉN

Boris A. Aguilar

El sitio de Ixlu, en el istmo entre los lagos Petén Itza y Salpetén, departamento de Petén, fue un importante puerto que tiene una entrada desde el lago Petén Itza por el río Ixlu, con un probable canal al norte del sitio, en la actual población de El Remate. Según las fuentes etnohistóricas se cree que tuvo relevancia social y política, y también que corresponde a Saclemacal, la capital de una de las subprovincias de los Couoh o Ah Kit Can (Figura 1). Durante la temporada de campo de 1998 en este sitio se escogieron doce estructuras asociadas a contextos del Postclásico (950-1525 años DC), ubicadas en la plaza principal de Ixlu, entre el Templo Grande y la Plaza A, dentro del conjunto de pirámides gemelas en la Plaza Norte y el Patio C (Figura 2).

El Templo de las Vasijas Escondidas tiene asignado el número 2034 por el proyecto Geografía Maya Colonial. Se encuentra dentro del cuarto sector de excavación en el Patio C, cierra el lado este del mismo y pertenece al conjunto de plazas y montículos que se localizan en el área noroeste de las excavaciones realizadas en 1998 (Figura 2). Esta estructura es un templo abierto hacia el oeste que tiene a las Estructuras 2041, 2036 y 2035 cercanas, en los límites sur, oeste y norte respectivamente. Por su parte este limita con el Patio B. El edificio mide 13.90 x 9.60 m, está construido directamente sobre el nivel del piso de la plaza, tiene una escalinata con nueve escalones, dos de ellos de mayor tamaño están contiguos a la parte más alta de la estructura (Figura 3).

Por otra parte el edificio tiene sobre el lado norte la construcción de una banqueta en eje este-oeste, lo cual hace quedar al lado norte con mayor amplitud en relación al lado sur (Figura 3). Sobre la parte más elevada de la estructura fue construido un salón en forma de C, que consiste en un banco de baja altura. En el banco, por el lado este se levanta un altar de aproximadamente 1 m por lado (Figura 3).

Por otro lado, en eje con relación a dicho altar, hacia el oeste y sobre el segundo escalón, se encuentra otro rasgo que también parece ser un altar, en forma de un cubo pequeño colocado en el centro, al cual se accede directamente al subir el último escalón de la escalinata (Figura 4). Los rasgos A y C corresponden al altar de la plataforma y el rasgo B corresponde al altar entre los escalones (Figura 4). Pueden observarse en la figura la posición por cuadrante de los altares, y de los pozos en la retícula de excavación de la Estructura 2034 (Figura 4).

Por otra parte, la forma del altar de la plataforma (rasgo A) o planta, y el interior del mismo, denotan albañilería uniforme con piedras rectangulares y cuadradas (Figuras 5, 6a y b). Cabe señalar que cerca del altar ubicado en la parte más elevada de la plataforma, está el piso compuesto de argamasa fina de cal (estuco) algo quemada (Figura 6c). Otro piso más grueso se encontró debajo del banco, por el lado este o parte posterior del edificio y en general a 0.45 m por debajo del primer piso y del altar ubicado al centro del banco (Figuras 6c y 7).

La banca, junto con el altar, fue construida al mismo tiempo sobre este piso mucho más grueso. Está hecha por todos sus lados de cascajos pequeños delimitados por piedras burdamente trabajadas en sus orillas interior y exterior.

El edificio está elaborado con albañilería más uniforme en relación con los salones y estructuras que quedan dentro de los otros sectores de excavación (Figura 2). Está relacionado al periodo Postclásico Tardío (1200-1525 DC), y posee como cubierta piedras rectangulares y cuadradas de caliza, predominantemente suaves, alineadas en hileras y agrupadas en tres niveles de base de la plataforma (Figura 7). La parte más elevada de la estructura o plataforma está construida de piedras medianas duras y suaves, principalmente en las esquinas. Por su parte la escalinata está elaborada con calizas de forma rectangular.

A través de los trabajos de excavación fue posible identificar la escalinata al oeste, la plataforma más elevada con la banca, los altares ubicados al este, y entre el último escalón al oeste, además de los pisos encontrados en la banqueta al norte, en la plataforma al suroeste y en el lado este o posterior del edificio contiguo al Patio B hacia el sureste, respectivamente (Figura 8).

El templo consiste en una plataforma ancha o primer cuerpo de aproximadamente 1.15 m de altura, sobre la cual se construyó otra plataforma o segundo cuerpo de 1.20 m de altura (Figuras 9 y 10). En la sección norte del edificio destaca la banqueta con piso, con su lado largo en eje este-oeste y una amplitud de 1 m hacia el norte aproximadamente y a 0.90 m de altura sobre el piso de la Plaza C. Los dos cuerpos del muro norte están construidos con piedras mejor trabajadas, mejor entrelazadas (Figuras 9 y 10), y por lo tanto está mejor elaborado que el muro sur (Figura 11).

CONCENTRACIONES DE CERÁMICA Y MATERIALES ARQUEOLÓGICOS

La mayor cantidad de concentraciones de artefactos se localiza afuera de la estructura, en la sección lateral del templo, por el lado sur, y alineadas en eje este-oeste. La cantidad de restos encontrados de conchas, jutes, huesos de animales, tiestos y lítica mezclados con material de derrumbe en este sector de la Estructura 2034, sugiere que se trata del basurero del templo, cuyos materiales provienen de la parte oeste del Patio B, del lado norte de la plataforma baja sin mucha albañilería cercana a la Estructura 2034 por el sureste y del mismo templo también (Figura12).

La distribución y contenido de las concentraciones de artefactos localizados in situ se describe a continuación:

Concentraciones 1, 3 y 4: sobre la sección lateral del templo por el lado sur, con los materiales asociados al basurero señalado anteriormente (Figura 13).

Concentración 2: más o menos al centro de la plataforma elevada, con cerámica únicamente.

Concentración 6: en la esquina sureste de la plataforma, también con cerámica únicamente.

Concentración 7: contigua a la anterior, con cerámica y obsidiana (Figura 13).

Concentraciones 12 y 13: sobre el piso del Patio C, con fragmentos de un cuenco y olla.

Concentración 14: al exterior de la estructura, en la esquina suroeste de la misma, con fragmentos de olla, obsidiana y huesos de fauna (Figura 13).

Concentraciones 5 y 8: sobre el piso trasero del edificio por el sureste junto al Patio B, con cerámica únicamente.

Concentraciones 9 y 11: con cerámica y obsidiana.

Concentración 10: sobre el piso trasero del templo, por el noreste del mismo, con cerámica.

Concentración 15: en la sección lateral del edificio, sobre el piso del Patio C, por el noroeste, con cerámica (Figura 13).

Por otro lado, varios de los fragmentos pertenecen a ollas grandes. En el lugar de la Concentración 3 se encontró una figurilla de cerámica con rasgos antropomorfos.

LAS VASIJAS ESCONDIDAS

Dos escondites fueron localizados en la sección frontal del templo, hacia el oeste de la Estructura 2034. El primero estaba situado al pie de la escalinata de acceso al templo, debajo del piso del patio, junto al primer escalón (Figura 13). El segundo escondite estaba situado dentro del altar ubicado sobre el segundo escalón de descenso de la plataforma elevada (rasgo B; Figuras 4 y 13). Ambos escondites o nichos contenían cada uno, una vasija de aproximadamente 16 cm de diámetro por 14 cm de altura. Las dos vasijas o cuencos poseen cuatro asas horizontales con respecto al cuerpo y forman ejes simétricos entre ellas. Ambas también de color café rojizo, con tapadera cóncava hacia la abertura de la vasija que cubre. También tienen un asa sobre la tapadera que permite introducir los dedos de la mano y sujetarla (Figura 14). Se puede decir que ambas vasijas son idénticas, aunque la que apareció dentro del altar o rasgo B, es más chica. Posteriormente al hallazgo se determinó en el laboratorio del proyecto que las vasijas únicamente contenían tierra color café sin carbón lo cual descartó la posibilidad que tuviesen restos de cremación o materiales de ofrenda en su interior.

Por otra parte la colocación de las dos vasijas escondidas puede asociarse con eventos rituales dedicatorios a la construcción del Templo. A una distancia de 2.58 m una de la otra, las dos vasijas estaban prácticamente al centro de la construcción y a sólo 18 cm más al sur la vasija del altar (1) que la del primer escalón (2; Figura 13). Los escondites están asociados con estructuras ceremoniales en otros sitios como Mayapan. Asimismo el Templo de las Vasijas Escondidas de Ixlu está abierto al poniente, recibe el sol vespertino, lo cual es indicador arqueológico exclusivo para casas que sean oratorios o templos (Figura 15; Rice et al. 1999:60).

CRONOLOGÍA

Con base en los materiales cerámicos encontrados en las excavaciones preliminares, realizadas por Don Rice y Prudence Rice en 1994 (Rice et al. 1999:13), es posible correlacionar las distintas ocupaciones del Templo de las Vasijas Escondidas o Estructura 2034 del sitio de Ixlu. En particular con los materiales del pozo de sondeo 04 en el Patio C (Figura 12), donde “pequeñas cantidades de tiestos erosionados del Preclásico (800 AC-200 DC) en los dos niveles de relleno, a los 18 a 50 cm bajo la superficie. Las formas no eran diagnósticas, pero por la presencia de incisiones en el exterior de los cuencos, probablemente pertenecían al Preclásico Medio” (300 AC-0 DC).

Por otra parte los tiestos diagnósticos del Postclásico (tipos Paxcaman y Pozo) aparecen en los niveles superiores de 30 a 40 cm sobre la totalidad del sitio de Ixlu y principalmente en construcciones del Postclásico poco evidentes. Otros tipos diagnósticos en colecciones de superficie de cerámica con engobe, incluyen Paxcaman Rojo, Ixpop Policromo y Picu Inciso, asociados a formas de molcajete, ollas y platos trípodes. También fueron diagnósticos los tipos sin engobe Maskall y Hubelna, así como fragmentos de incensarios y de cerámica Anaranjado Fino (Rice et al.1999:14).

Con lo que se sabe de Ixlu en relación a la cerámica diagnóstica de pozos y superficie, la ocupación del Templo de las Vasijas Escondidas pudo empezar en el periodo Preclásico Medio y continúa en el Postclásico. Asimismo fue ocupado en el periodo histórico (1526-1700 DC), según las fuentes etnohistóricas.

Por otro lado, como resultado de las excavaciones se recuperaron materiales arqueológicos al aclarar la estructura, al encontrar pisos, muros, rasgos mejor definidos, concentraciones y pozos adyacentes y al interior de la estructura (Figuras 4 y 13), de los que todavía no están publicados los resultados y análisis respectivos.

RESTOS ENCONTRADOS

Además de las vasijas encontradas, como resultado de las excavaciones de la Estructura 2034 se recuperaron diversos materiales arqueológicos entre los que cabe mencionar dos figurillas de cerámica con rasgos antropomorfos, una de ellas en la Concentración 3 (Figura 13), y otra más en el pozo 5 (Figura 4).

También se encontró una orejera asociada con la figurilla del pozo 5. Asimismo se hallaron materiales arqueológicos diagnósticos del trabajo lapidario como colgantes o pendientes de pedernal; un núcleo agotado de obsidiana color negro, varias navajillas y una punta de flecha también de obsidiana, todas estas herramientas para el corte de animales, pieles y también instrumentos de caza o bélicos. La presencia de obsidiana es un indicador del intercambio de los miembros de los linajes de Petén con otros de las regiones donde se extrae este material.

En cuanto a los hallazgos de escalinata, alfardas, altares, banco en forma de “C”, escondites con vasijas, pisos, banqueta, basurero, el depósito de artefactos, la calidad constructiva (uso de bloques de caliza bien cortados) y su posición de patio trasero contiguo al Patio B, se pueden interpretar como referentes concretos de una construcción para funciones rituales y domésticas en una posición más confortable de status o elite de los habitantes del Templo de las Vasijas Escondidas o Estructura 2034, en relación con los salones encontrados en el interior de plazas de Ixlu.

REFERENCIAS

Rice, Prudence M.

1987        Macanche Island, El Petén, Guatemala: Excavations, Pottery, and Artifacts. University Presses of Florida.

Rice, Don S., Prudence M. Rice, Rómulo Sánchez Polo y Grant D. Jones

1999        Proyecto Maya Colonial, Geografía Política del Siglo XVII en el Centro de Petén, Guatemala. Informe Preliminar al Instituto de Antropología e Historia sobre las Investigaciones de Campo del año de 1998, Guatemala.

Figura 1 La Región de los lagos en el centro del Petén, Guatemala

Figura 2 Mapa de Ixlu, que muestra el área de las excavaciones y la numeración de las estructuras

excavadas por el Proyecto Geografía Maya Colonial

Figura 3 El Templo de las Vasijas Escondidas en el Patio C, al noroeste de Ixlu

Figura 4 Ubicación de los pozos estratigráficos y rasgos encontrados en el Templo de las Vasijas

Escondidas

Figura 5 Altar del Templo de las Vasijas Escondidas

Figura 6 Planta del pozo 7 contiguo al altar. Nótese la albañilería uniforme con piedras rectangulares y

Caudrangulares

Figura 7 Perfil del muro que pasa por el centro del edificio

Figura 8 Excavación del Templo de las Vasijas Escondidas

Figura 9 Plataforma de 1.15 m de altura. Muro de mejor elaboración

Figura 10 Plataforma de 1.20 m de altura. Muro de mejor elaboración

Figura 11 Piedras irregulares no bien entrelazadas. Muro sin mucha albañilería

Figura 12 Al sur de la Estructura 2034

Figura 13 Hallazgos in situ: vasijas, cerámica, lítica, concha y hueso

Figura 14 Conmemoración de la construcción del templo a través de la colocación de vasijas al centro de

las escalinatas

Figura 15 El edificio abierto al poniente, recibe el sol vespertino, lo cual es indicador arqueológico

exclusivo para templos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *