Asociación Tikal

06 Competencia entre facciones y el colapso de la cultura Maya en Copan, Honduras – René Viel – Simposio 14, Año 2000

Descargar este artículo en formato PDF

Viel, René

2001        Competencia entre facciones y el colapso de la cultura Maya en Copan, Honduras. En XIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2000 (editado por J.P. Laporte, A.C. Suasnávar y B. Arroyo), pp.59-66. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

6

COMPETENCIA ENTRE FACCIONES Y EL COLAPSO DE LA CULTURA MAYA EN COPAN, HONDURAS

René Viel

En un artículo reciente (Viel 1999) propuse un modelo para la organización política de Copan, basado en la revisión del Altar Q (Figura 1) y la re-interpretación de la banca de la Estructura 11 (Figuras 2 y 3). Esas revisiones se apoyan sobre los pectorales exhibidos por los personajes representados en estos monumentos. Según el modelo, la elite gobernante estaba dividida en dos grupos rivales identificados por sus pectorales: el pectoral B por una parte, los pectorales Z y T por otra parte. El patrón de sucesión de los reyes (Figura 4) sugiere que las facciones rivales diseñaron reglas políticas con el fin de establecer un balance de poder entre ellos. Los políticos conocen el arte de ingeniárselas para violentar las propias reglas establecidas y la elite gobernante de Copan no fue la excepción. En lo que sigue, me gustaría ir unos pasos adelante y exponer unas especulaciones personales sobre las implicaciones del modelo de los pectorales.

Se puede identificar tres clases de rivalidades en Copan, estrechamente relacionadas cada una con las demás. Primero, una rivalidad política entre el grupo B de un lado y los grupos Z y T del otro lado. Segundo, una rivalidad comercial entre esos mismos grupos. Tercero, una rivalidad entre el Consejo de los Nueve Ahau y el rey de Copan.

LA RIVALIDAD ENTRE GRUPOS

La rivalidad entre las dos facciones B y Z/T (es decir Z y T juntas), tiene probablemente las mismas raíces étnicas. Aquí, la etnicidad de los grupos tiene que ser vista como un proceso dinámico de identificación y diferenciación, la cual puede ser real o ficticia. Lo que importa no es tanto lo que son sino que lo que pretenden ser. Y no hay duda de que el grupo B pretende tener raíces en las poblaciones establecidas en Copan antes de la llegada de los Mayas.

En simposios anteriores, se presentaron la cronología de Copan (Viel 1998,1999; Viel y Hall 1997), así que los posibles movimientos migratorios hacia Copan (Viel y Hall 2000). A partir de la fase Bijac (Figura 5), las relaciones fuertes con las Tierras Altas sugieren unas migraciones Cholanas. Existen varias indicaciones para que el grupo B se relacione con los Copanecos originales y que los grupos T y Z se relacionen con los Cholanos. En este contexto, las fechas 159 y 160 DC, mencionadas por los Gobernantes 12 y 13 sobre unas estelas como fechas de creación de una entidad política en el valle de Copan, tendrían sentido.

Sabemos que Yax K´uk´ Mo´ inició una dinastía en 426 DC y al mismo tiempo Copan entró en la civilización Maya de las Tierras Altas. ¿A qué grupo pertenecía Yax K´uk´ Mo´ ? Sobre la banca de la Estructura 11, Yax K´uk´ Mo´ lleva un pectoral Z, lo que sugiere que sus raíces no estarían dentro de aquellas de los Copanecos originales, sino con los Cholanos. Lo que hizo Yax K´uk´ Mo´, el fundador de la dinastía de la Acrópolis, podría ser el equivalente de lo que se llama un “sinecismo” en el mundo mediterráneo, es decir reunir poblaciones independientes en una misma entidad política.

LA RIVALIDAD COMERCIAL

Yo especulé anteriormente (Viel 1999b) que cada grupo tenía conexiones comerciales preferenciales con zonas diferentes. Este argumento estaba basado sobre una explicación tentativa de la ausencia del tipo Copador Policromo en Quirigua. En mi opinión, el tipo Copador es un producto del grupo B y su ausencia en Quirigua indica una rivalidad comercial entre los grupos. Otras evidencias de conexiones preferenciales de comercio existen. El grupo B tenía conexiones obvias con la Costa del Pacífico que parece haber mantenido durante muchos siglos. Eso está demostrado no sólo por la tradición cerámica Izalco en la cual incluyo Chilanga, Gualpopa y Copador. Las cabezas de guacamaya asociadas con el campo de pelota (obra del Gobernante 13, miembro del grupo B) se encuentran en la Costa del Pacífico.

Si el grupo Z tenía el control de Quirigua, controlaba entonces la ruta comercial hacia las Tierras Bajas. Yo creo que el Gobernante 13 (conocido como 18 Conejo) trató de controlar una ruta alternativa a través del río Chamelecón, y eso podría haber sido la razón del conflicto con Quirigua. El control de Copan no va más allá de la zona conocida como La Entrada. Desde hace muchos años, me llamó la atención la aparente ruptura de relaciones con el valle de Sula alrededor de 750 DC. Hay tipos cerámicos presentes en el valle de Sula que aparecen en las colecciones de Quirigua pero que están ausentes en las colecciones de Copan.

LA RIVALIDAD ENTRE EL CONSEJO DE LOS NUEVE AHAU Y EL REY

La Estructura 22A, ubicada en la Acrópolis, ha sido identificada como un consejo de nueve personajes, posiblemente los nueve señores (o Ahau) más importantes del valle de Copan (Viel 1999b). Según el modelo de los pectorales, la banca de la Estructura 11 no representa otra secuencia dinástica como se creía, sino la elite gobernante de Copan en el día de la inauguración del Gobernante 16 (Figura 5): a la derecha, el gobernante Yax Pasah, su co-gobernante y sus subalternos (ministros y capitanes militares); a la izquierda, el fundador de la dinastía Yax K´uk´ Mo´ y los miembros del Consejo de los Nueve Ahau. Si esta interpretación es correcta, la ubicación de los Nueve Ahau atrás del fundador podría indicar que el rey y sus subalternos están entronados por el Consejo de los Nueve Ahau, lo que implica que el verdadero poder político está en las manos de este Consejo. Ahora, eso es la situación al principio del reino de Yax Pasah y la pregunta es ¿desde cuándo y hasta cuándo el Consejo está por encima del rey?

Hay indicaciones que esta situación existe por lo menos desde la muerte del Gobernante 13 y probablemente antes:

1.         Es muy extraño que Copan no parezca sufrir de la derrota del Gobernante 13 por Quirigua.

2.         El Gobernante 14 es prácticamente invisible. El único acontecimiento de su reino podría ser precisamente la inauguración de la Estructura 22A, es decir el Consejo de los Nueve Ahau.

3.         El Gobernante 15 termina la escalinata jeroglífica iniciada por el Gobernante 13, un monumento para glorificar la dinastía de reyes. ¿Por qué tal necesidad? El pedestal de la Estela N tiene una inscripción que menciona el nombre del que va ser el sucesor del Gobernante 15 y sabemos que no era descendiente de éste. ¿Quién lo nombra?

4.         La banca de la Estructura 11 muestra el rey y su corte entronados por Yax K´uk´ Mo´ y los Nueve Ahau.

5.         El Altar Q muestra el rey Yax Pasah recibiendo de las manos de Yax K´uk´ Mo´ un símbolo de poder asociado al sacrificio. Al igual que la escalinata jeroglífica, este monumento es una glorificación de la dinastía. Además de Yax K´uk´ Mo´ y Yax Pasah, el Gobernante 13 se distingue por un sombrero especial. Al mismo tiempo, en una banca de su casa, un poderoso líder del grupo B, tal vez el más poderoso y posiblemente un miembro del Consejo de los Nueve Ahau, menciona una visita del rey a su casa. Es importante notar también que no conocemos ninguna estela de Yax Pasah (con la excepción de la muy pequeña y muy tardía Estela 11).

Todo esto tiene sentido si el Consejo de los Nueve Ahau ha tomado en sus manos los destinos políticos de Copan, salvando a Copan del colapso con la muerte del Gobernante 13, imponiéndose al Gobernante 14, nombrando a los reyes, mientras el Gobernante 15 y su sucesor tratan de reinstalar una preeminencia de la función real. Lo que podría haber sucedido es que los Señores de Copan arreglaban sus rivalidades entre ellos mismos, a lo mejor de sus intereses, e imponían sus decisiones al rey. Mientras los Ahau de Copan desarrollaban una ideología de la política como un arreglo mutuo de sus diferencias, el rey glorifica su rol de sacerdote y militar.

No hay que olvidar que el declive que conduce al colapso de Copan se inicia alrededor de la muerte del Gobernante 13. El Consejo de los Nueve Ahau se presenta entonces como un reto fundamental al sistema político de Xul Ahau, tal vez para tratar de evitar precisamente el declive. Webster (1999) ha presentado un resumen de las condiciones del colapso Copaneco. Esta cronología del colapso se puede discutir (Figura 6), pero no hay duda que se trata de un conflicto interno o mejor dicho de varios conflictos internos, incluso un conflicto de supremacía política entre el Xul Ahau y los Nueve Señores.

CONCLUSIÓN

En conclusión, estoy convencido de que existe una rivalidad entre dos grupos que se identifican con pectorales diferentes y que parecen pretender cada uno a una etnicidad diferente. La rivalidad comercial sería una implicación de la rivalidad precedente. A lo largo de los siglos, cada grupo ha forjado sus propias conexiones exteriores. Podemos ver una serie de iniciativas para mitigar las rivalidades. La primera iniciativa podría ser un evento en 159/160 DC al cual se refieren los Gobernantes 12 y 13. La segunda iniciativa sería la de Yax K´uk´ Mo´ en 426 DC. La tercera iniciativa sería cuando los Señores de Copan toman en sus manos la conducta de la política. En mi opinión, eso ocurrió alrededor de 730 DC. A partir de ese momento, la jerarquía en Copan ya no es según el grado de relación de parentesco con el rey, mientras Copan va transformándose en un estado. Habrá entonces básicamente tres tentativas de “sinecismo”: uno en 159/160 DC, basado sobre una coexistencia pacífica en el valle, otro por Yax K´uk´ Mo´ (cuyo nombre suena como una referencia a un sinecismo), basado sobre la figura sagrada del Xul Ahau y finalmente uno por los Nueve Señores, basado sobre el arreglo mutuo de las diferencias. ¿Qué pasó a partir de 780 DC? No cabe duda de que ni el Xul Ahau, ni los Señores supieron contrarrestar las fuerzas centrífugas tradicionales en el valle de Copan.

REFERENCIAS

Viel, René

1998        La interacción entre Copan y Kaminaljuyu. En XI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1997 (editado por J.P. Laporte y H.L. Escobedo): 427 – 430. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1999a        El periodo Formativo de Copan, Honduras. En XII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1998 (editado por J.P. Laporte, H.L. Escobedo y A.C. Monzón de Suasnávar): 99 -104. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1999b        The Pectorals of Altar Q and Structure 11: An Interpretation of the Political Organization at Copan, Honduras. Latin American Antiquity 10 (4).

Viel, René y Jay Hall

1997        El periodo formativo de Copan en el contexto de Honduras. Yaxkin 16 (1,2): 40-48.

2000        Las relaciones entre Copan y Kaminaljuyu. En XIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1999 (editado por J.P. Laporte, H.L. Escobedo, A.C. de Suasnávar y B. Arroyo):127-131. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala

Webster, David

1999        The Archaeology of Copan, Honduras. Journal of Archaeological Research 7 (1):1-53.

Figura 1 Altar Q

Figura 2 Banca de la Estructura 11, lado izquierdo

Figura 3 Banca de la Estructura 11, lado derecho

Figura 4 La dinastía de Yax K´uk´ Mo

Figura 5 La estructura política sobre la banca de la Estructura 11

Figura 6 Secuencia de Copan

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *