Asociación Tikal

19 La cerámica de Piedras Negras: Cronología y tecnología – René Muñoz – Simposio 13, Año 1999

Descargar este artículo en formato PDF

Muñoz, A. René

2000        La cerámica de Piedras Negras: Cronología y tecnología.  En XIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1999 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo, B. Arroyo y A.C. de Suasnávar), pp.220-230. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

19

LA CERÁMICA DE PIEDRAS NEGRAS:

CRONOLOGÍA Y TECNOLOGÍA

A. René Muñoz

A pesar de las excavaciones realizadas en Piedras Negras por el proyecto de la Universidad de Pennsylvania en los años 30 y varios proyectos mexicanos en sitios de la Cuenca del Usumacinta llevados a cabo durante los últimos veinte años, este sitio y casi toda esta región, son casi desconocidos. Las excavaciones arqueológicas en centros como Yaxchilan y El Cayo no han sido publicadas, lo que hace difícil realizar comparaciones entre Piedras Negras y los sitios cercanos. No obstante, estudios cerámicos en Palenque indican la existencia de semejanzas entre ese sitio y Piedras Negras, al final del periodo Clásico Tardío, aunque la naturaleza de esta relación aún no es clara (Rands 1967, 1973, s.f.).

El florecimiento cultural que experimentaron los sitios de la cuenca del Usumacinta, como se aprecia en el arte, sugiere que esta región fue una de las más importantes de las Tierras Bajas durante el Clásico Tardío. Es por esta razón que como integrante del Proyecto Piedras Negras, dirigido por los arqueólogos Stephen Houston y Héctor Escobedo de las Universidades de Brigham Young y Universidad del Valle de Guatemala respectivamente, he aprovechado esta oportunidad singular para estudiar una colección grande de cerámica con procedencia registrada de uno de los sitios mayas más famosos. En tres temporadas de campo, el Proyecto Piedras Negras ha recuperado una muestra cerámica más grande que la que fue recobrada por el proyecto de Pennsylvania en sus ocho años de excavación. Además, nuestra muestra procede de todos los sectores del sitio y de la totalidad de los niveles del asentamiento. En resumen, la nueva muestra cerámica cuenta, sin duda, con procedencias superiores a cualquier material que fue recuperado por el proyecto de la Universidad de Pennsylvania.

La primera cronología cerámica de Piedras Negras fue establecida por Robert Rands y George Holley, con base en la cerámica recuperada durante el proyecto de Pennsylvania (Holley 1983; Rands 1973). Esta cronología es correcta en términos generales, pero no refleja la variabilidad de la cerámica. Este problema es resultado de las colecciones casi arbitrarias del proyecto de Pennsylvania. De cualquier forma, el trabajo de Rands y Holley ha sido de gran utilidad para nuestro proyecto. Pese a que las dudas sobre la cronología son aún importantes, ya podemos iniciar la investigación de problemas de índole más antropológico e histórico (Figura.1).

Este trabajo constituye una introducción a la cerámica de Piedras Negras y está organizado de acuerdo con la secuencia de las fases cerámicas. Cada sección hace énfasis en temas de interés particular y en los resultados de los análisis recientes. El objetivo es comprender la cerámica de Piedras Negras como un sistema tecnológico en desarrollo, a través del establecimiento de los cambios en las formas y decoraciones de la cerámica, para luego correlacionarlos con las transformaciones socio-políticas y económicas que tuvo esta antigua ciudad.

EL PRECLÁSICO

El análisis hecho por Donald Forsyth y Zachary Hruby en 1997, indica que hubo una ocupación Preclásica en Piedras Negras. La mayor parte del material Preclásico se encuentra en el Patio del Grupo Sur. De hecho, casi todo el material Preclásico fue recuperado en unidades ubicadas frente a la Estructura R-5, en el relleno de construcción, mezclado con materiales más tardíos. Los tipos del Preclásico Medio que se han encontrado incluyen a Juventud Rojo, Chunhinta Negro, Pital Crema y Paso Danto Inciso. Los tipos del Preclásico Tardío incluyen a Sierra Rojo, Laguna Verde Inciso y Flor Crema. Además, se descubrió un escondite que contenía dos vasijas del Preclásico Tardío, colocadas borde con borde en el eje del Patio del Grupo Sur (Castellanos 1997).

Forsyth y Hruby (1997) indicaron que todo el material Preclásico de Piedras Negras es semejante a la cerámica contemporánea recuperada en otros sitios tales como Ceibal, Altar de Sacrificios y Tikal (Adams 1971; Culbert, comunicación personal 1999; Sabloff 1975). Debido a que todo el material Preclásico recuperado en Piedras Negras procede del sector sur, parece que esa era la única parte del sitio que estaba poblada durante esa época.

Con base en la muestra cerámica del Preclásico con que contamos, se han definido dos fases de dicho periodo en Piedras Negras. Estas fases fueron establecidas por las formas, engobes y decoraciones que son semejantes a fases Preclásicas conocidas en otras áreas. La fase Hol corresponde al Preclásico Medio, esfera Mamom, y se fecha entre el 600-300 AC. La fase Abal del Preclásico Tardío, es equivalente a la esfera Chicanel y data del 300 AC-50 DC aproximadamente. Es evidente que hubo ocupación durante estas fases, pero lo que no es claro es su continuidad. No se ha recuperado suficiente material para definir con seguridad una fase Protoclásica en Piedras Negras.

Es importante enfatizar dos puntos:

  • Los materiales Preclásicos son poco frecuentes en Piedras Negras. Sin duda, la ocupación en el Preclásico fue muy pequeña y probablemente hubo una interrupción entre el Preclásico Tardío y el Clásico Temprano.
  • No se ha encontrado cerámica del Preclásico vinculada con arquitectura. Todo el material Preclásico proviene del relleno de construcción mezclado con otros materiales posteriores.

LA FASE NABA

La fase del Clásico Temprano en Piedras Negras se llama Naba. Originalmente se pensó que esta fase ocurrió entre 370-575 DC, época aproximadamente equivalente a las facetas 2 y 3 de la esfera Tzakol. La fecha final de la fase fue establecida por la asociación de la cerámica del Clásico Temprano en contextos sellados con arquitectura y escultura. La fecha inicial de esta fase es problemática, porque no existen datos exactos. Por el momento, parece que el Clásico Temprano se inició en Piedras Negras después del 400 DC, y se remonta hasta 100 y 150 años más tarde.

Las colecciones cerámicas del Clásico Temprano en Piedras Negras son monótonas, ya que no hay mucha variedad independientemente del contexto. Varios de los modos y formas comunes en otros sitios peteneros se encuentran en Piedras Negras. Águila Naranja es el tipo con engobe más común; sin embargo, Balanza Negro y Pucte Café se encuentran con mucha frecuencia (Figura.2). Son comunes los cuencos pocos profundos con pestaña basal y soportes trípodes. Las pestañas son diminutas y se localizan en la zona inferior de las vasijas. Muchas veces la pestaña está casi pegada a los soportes y aparentemente se le moldeó por la parte interior. Los diseños se limitan a los interiores y casi siempre son aves como tucanes o garzas, aunque se encuentran otras variedades en la complejidad de este tema básico (Figuras 3 y 4).

Hay diferencias importantes en la forma de los cuencos con pestaña basal de Piedras Negras y sus similares del centro de Petén. Por ejemplo, en Piedras Negras se desconocen los cuencos profundos con pestaña basal y base anular que son tan comunes durante las facetas 2 y 3 de la esfera Tzakol en el centro de Petén. Los cuencos con pestaña basal del Clásico Temprano en Piedras Negras son muy parecidos a las formas conocidas de la faceta 1 de la esfera Tepeu en Petén Central. El final de Naba en Piedras Negras es contemporáneo con el fin de la faceta 3 de la esfera Tzakol en Petén Central. Es posible que las formas que aparecen durante la faceta 1 de la esfera Tepeu en el centro de Petén tengan sus precursores en la región occidental de las Tierras Bajas.

En resumen, dos puntos importantes se derivan de esta discusión:

  • La semejanza de las colecciones obtenidas en todas partes del sitio sugiere que esta fase no fue muy larga, teniendo quizá 100 ó 150 años de duración.
  • Los materiales del Clásico Temprano se encuentran distribuidos en todo el sitio. Este patrón difiere al del Preclásico y aparentemente indica un incremento demográfico rápido durante la fase Naba.

LA FASE BALCHE

Balche sigue a Naba y es una de las fases más importantes en la secuencia cerámica de Piedras Negras. En esta fase vemos con singular claridad la transición entre el Clásico Temprano y el Clásico Tardío. Aunque Balche se asemeja a la fase Veremos de Altar de Sacrificios, a diferencia de ésta ha sido definida de mejor manera, pues presenta cambios rápidos en las formas y modos decorativos que la caracterizan. Además, hay abundante cerámica de la fase Balche y de las fases inmediatamente antes y después de ella. Esta circunstancia contribuye a definir Balche y también a dividir las fases Naba y Yaxche en facetas temprana y tardía. Existen dos rasgos importantes de Naba: 1) ocurre un incremento en el uso de hematita especular y 2) hay mucha experimentación en decoración fundamentada en las técnicas negativo manchado y negativo reservado.

Balche fue originalmente definida por la aparición de la decoración con hematita especular. Sin embargo, se ha determinado el uso de hematita en contextos fechados con seguridad para la fase Naba. Durante dicha fase, el uso de la decoración con hematita se distribuye a través del sitio, apareciendo eventualmente en vasijas con formas y temas decorativos del Clásico Tardío. Esto indica que el uso de hematita se inició antes de lo que se había pensado. También se ha determinado que la utilización más temprana de hematita se reduce al área de la Acrópolis. El uso de hematita especular desaparece durante la faceta temprana de Yaxche.

El diagnóstico más importante de la fase Balche es el uso de decoración negativa manchada. A las vasijas más comunes que muestran este tipo de decoración, se les aplicó un engobe crema en primer lugar y luego cera u otro material negativo. Al final, las vasijas eran cocidas en un fuego con atmósfera reductiva. Como resultado, se crearon vasijas con engobe gris sobre crema. Las áreas negativas eran ocasionalmente decoradas con pintura. Esta tecnología es conocida en otros partes de Petén, pero nunca con la frecuencia con que aparece en Piedras Negras.

Al igual que el uso de la hematita, esta tecnología aparece por primera vez en Naba y se hace más popular durante Balche, desapareciendo en Yaxche. Como ocurre con la decoración de hematita, la utilización más temprana de la técnica negativa manchada se encuentra reducida a la Acrópolis, aunque nunca llegó a estar distribuida en todo el sitio. En lugar de eso se le puede considerar como un fenómeno típico de la Acrópolis. El uso del negativo manchado desaparece completamente en Yaxche y es reemplazado por una tecnología semejante: el policromo negativo reservado. La mayor parte de los depósitos con cerámica negativa manchada, o con decoraciones de hematita, también incluye vasijas del Clásico Temprano o del Tardío, pese a que hay depósitos que solamente contienen materiales de la fase Balche. Esto indica que dicha fase no duró mucho tiempo, quizá no más de 40 ó 50 años. La aparición de decoraciones en negativo reservado y con hematita en Naba y Yaxche, son elementos diagnósticos de la faceta tardía y temprana de esas fases respectivamente. Por fin es posible ver, durante la fase Balche, el inicio de la continuidad cerámica entre las fases que integran la secuencia de Piedras Negras.

LA FASE YAXCHE

La fase Yaxche sigue a Balche y es equivalente a las facetas 1 y 2 de la esfera Tepeu. Su fechamiento se ha establecido con base en datos epigráficos y asociaciones estratigráficas. Yaxche se puede dividir en dos facetas: temprana y tardía. Se desconoce cuándo ocurrió la división entre ambas facetas, pues aún hay mucho material que analizar. De manera temporal, se ha considerado que dicha división acontece aproximadamente en el 750 DC. La faceta tardía se caracteriza esencialmente por la desaparición de la hematita y el dominio del policromo negativo reservado. Tales decoraciones son de interés particular, porque no hay otro sitio en las Tierras Bajas que haya desarrollado esta tecnología al mismo grado.

Los rasgos principales de la faceta temprana incluyen el uso de hematita, el incremento rápido en el uso del negativo reservado, la reducción en el uso de la decoración positiva y la aparición del tipo Saxche Naranja Policromo. El tipo que tiene decoración negativa reservada se llama Santa Rosa Crema Policromo (Figura.5). Durante esta faceta, este tipo cerámico es decorado con franjas o discos de color anaranjado claro sobre crema, con un sobre-engobe naranja obscuro. Santa Rosa Crema Policromo aparece representada casi siempre por cuencos hemisféricos. Hay otras formas, como vasijas poco profundas, pero no son comunes. Además, durante esta faceta aparece por primera vez el tipo Saxche Naranja Policromo. La forma más común de este tipo es el cuenco hemisférico con bordes directos. Las decoraciones son muy estandarizadas ya que los bordes son pintados con franjas rojas y negras, encima hay pseudo-glifos pintados en negro.

La faceta tardía de Yaxche está marcada por la desaparición de la hematita y el dominio del policromo negativo reservado. El tipo Saxche Naranja Policromo es todavía común, pero la forma más frecuente es el cuenco profundo con bordes divergentes. Durante esta faceta se hacen más comunes los tipos con decoración positiva, como el tipo Palmar Naranja Policromo que aparece durante esta época. Saxche Naranja Policromo es todavía común en esta faceta, pero las decoraciones son más complejas. Este tipo de cerámica se conoce en otras zonas del área Maya, pero nunca llega a tener el mismo nivel de decoración que se aprecia en algunos sitios de Petén. Las decoraciones de los tipos Saxche y Palmar son muy semejantes, por lo que a veces es muy difícil distinguir entre ambas. La diferencia fundamental entre ellas es el tema de la decoración, la forma de la vasija utilizada y la calidad de la decoración. Los indicadores del tipo Palmar Naranja Policromo son: vasijas poco profundas con bordes salientes, decoraciones con figuras mal hechas y ausencia de glifos. Durante las facetas temprana y tardía de la fase Yaxche, el tipo Santa Rosa Crema Policromo es el más común y se encuentra en casi todos los contextos de Yaxche Tardío. En esta última faceta, cambia el estilo decorativo de este tipo. Los diseños son más variados e incluyen glifos de días, así como motivos de personajes y otros abstractos. Las formas más comunes de este tipo son los cuencos profundos con paredes divergentes y vasijas poco profundas con bordes divergentes.

Como ya se dijo, Santa Rosa Policromo es el tipo más común durante la fase Yaxche. La decoración de este tipo cerámico es muy interesante porque no hay otro sitio en las Tierras Bajas que incluya su tecnología decorativa. La elaboración de este tipo de cerámica era complicada, pues primero se aplicaba un engobe de color crema y luego se hacía el diseño con un material negativo como cera o miel. Más tarde se pintaba la vasija con engobe grueso de color naranja o rojo, y finalmente se procedía a pulirla y quemarla. Esta tecnología es semejante a la negativa manchada de la fase Balche y aparentemente se desarrolló al mismo tiempo. Ambas tecnologías aparecen primero en contextos de la Acrópolis. Sin embargo, a diferencia de la negativa manchada, la distribución de la negativa reservada se difundió a través del sitio, a tal grado que llegó a ser el tipo policromo más común durante la fase Yaxche.

Aunque la tecnología negativa reservada se conoce en otros partes de Petén, nunca fue muy común ni llegó a alcanzar el mismo nivel de complejidad que tuvo en Piedras Negras. Altar de Sacrificios probablemente es la única excepción, ya que Adams (1971) ilustra varios ejemplares de Santa Rosa Crema Policromo que fueron recuperados en ese sitio. Sin excepción todos esos ejemplares presentan características correspondientes a la faceta tardía de la fase Yaxche de Piedras Negras, cuyo fechamiento está de acuerdo con la datación que se les dio en Altar.

Una diferencia entre la cerámica de Piedras Negras y la de otros sitios peteneros, es que estos últimos tienen una tradición fuerte de policromos con diseños positivos. La tradición negativa reservada fue tan fuerte en Piedras Negras que nunca llegó a predominar una de decoración positiva. Aunque se han encontrado tipos pintados como Palmar Naranja Policromo y Saxche Naranja Policromo, los ejemplares de Piedras Negras nunca llegaron a alcanzar un nivel de complejidad similar a los recuperados en otras partes de Petén. Por tanto, cuando encontramos vasijas con decoraciones positivas complejas del Clásico Tardío, es evidente que fueron importadas. En la fase Yaxche, los alfareros elaboraron decoraciones complejas o con glifos legibles incisos o labrados (Figura.6), pero nunca pintados o ejecutados en negativo reservado.

Durante la fase siguiente, Chacalhaaz, casi desaparece la tecnología del negativo reservado, pero esto no indica una interrupción en la secuencia cerámica de Piedras Negras. Otros modos de decoración conocidos en Yaxche, elaborados con otras tecnologías, empiezan a popularizarse durante Chacalhaaz.

LA FASE CHACALHAAZ

Chacalhaaz empieza de manera aproximada en el 750 DC y termina en el 850 DC. Como las fechas de las otras fases, su inicio fue establecido con base en datos epigráficos y asociaciones estratigráficas. Es probable que el final de esta fase esté relacionado con un acontecimiento histórico, ya que en Yaxchilan hay una inscripción que parece registrar la captura del Gobernante 7 de Piedras Negras en el 808 DC (Stuart 1997). Aunque se ha considerado que el sitio fue abandonado luego de esa fecha, hay algunos problemas que se deben resolver antes de aseverarlo. Estas dificultades incluyen la identificación de las características útiles para identificar las facetas temprana y tardía de Chacalhaaz, así como la distribución de este material en el sitio. De interés particular es el fechamiento del material encontrado en las Estructuras J-11, J-12 y J-17 de la Acrópolis.

Rands y Holley definieron dos facetas para Chacalhaaz. La faceta temprana es una continuación de Yaxche, la fase anterior, en términos de decoración y forma. Son comunes los cuencos poco profundos con paredes curvas divergentes. También hay vasijas poco profundas con bordes divergentes. Son comunes las decoraciones de bandas rojas sobre naranja, que son similares a las conocidas en Yaxche. Finalmente, el uso del negativo reservado casi desaparece y los policromos positivos se hacen más populares. El tipo más común durante esta fase es el Bolonchac Naranja Policromo. Este tipo cerámico está decorado con bandas verticales naranja obscuro sobre crema o naranja claro. Durante la fase Yaxche hay algunos tipos semejantes: Palmar Naranja Policromo, variedad negativo reservado, y Chacalha Naranja Policromo, que tiene decoraciones hechas en negativo reservado por fuera y bandas verticales rojas por dentro. En resumen, existe bastante continuidad entre las dos fases.

Durante la faceta siguiente, las formas cambian radicalmente pues parece que no hay antecedentes fuertes durante la faceta temprana. Las formas son semejantes a las de la faceta temprana, pero son más grandes, casi exageradas. Hay cuencos y platos profundos con paredes curvas divergentes, bordes bastante salientes y soportes huecos grandes. Las decoraciones pintadas generalmente no están bien hechas, ni son complejas. Tendencias que no tienen fuertes antecedentes en la faceta temprana son la utilización de diseños de personajes pintados, particularmente motivos de monos sentados, así como el uso más frecuente de pastas finas en cerámicas hechas localmente.

Holley (1983) definió la faceta tardía con base en los materiales recuperados dentro de la Estructura J-12 de la Acrópolis, un palacio que probablemente fue quemado como resultado de la derrota ante Yaxchilan. Los materiales definidos para la faceta tardía de Chacalhaaz se han encontrado solamente en la Acrópolis, en contextos arriba de pisos. Durante las excavaciones de esta temporada se encontró una cantidad significativa de material fechado para dicha faceta, en un basurero localizado dentro de la Estructura J-12. Según Holley no se han recuperado materiales identificados con seguridad para la faceta tardía de Chacalhaaz en otros lugares del sitio. Sin embargo, no hay que descartar la posibilidad de que puedan aparecer, ya que desafortunadamente, la preservación de los materiales cerámicos en la superficie es tan mala que a veces es imposible identificarlos o fecharlos con precisión. Por otra parte, es importante mencionar que no se ha encontrado ninguna construcción fechada para la fase Chacalhaaz en la Acrópolis. Esta discusión muestra los problemas relacionados con la división de la fase Chacalhaaz en dos facetas y en la determinación de la relación entre los materiales encontrados dentro de J-12 y sus contemporáneos recuperados en otras partes del sitio.

Otro problema importante se relaciona con las implicaciones de estos problemas en el origen y difusión de la cerámica Tamay, un complejo cerámico con barro Gris Fino. Rands ha considerado la aparición de esta cerámica como un diagnóstico de la faceta tardía de Chacalhaaz. La cerámica Tamay está relacionada con el grupo Chablekal y tiene precursores claros en Palenque. Holley cree que esta cerámica fue importada por Piedras Negras a inicios de Chacalhaaz, por lo que no es, como pensó Rands, un diagnóstico de la faceta tardía de Chacalhaaz. Omitiendo esto, parece que la cerámica de la faceta tardía de Chacalhaaz tiene influencias ajenas a Piedras Negras. Aparentemente, el fechamiento de Holley es correcto ya que el proyecto de Pennsylvania encontró más de 40 vasijas Tamay sobre el piso de la destruida Estructura J-12. Si esa destrucción resultó de la derrota que sufrió Piedras Negras en el 808 DC, la importación de la cerámica Tamay tuvo que empezar antes, pero, ¿cuándo? ¿Existirá una relación entre el crecimiento de la cantidad de Gris Fino y el colapso de Piedras Negras? Para entender este problema es importante comprender las condiciones de la Acrópolis y del sitio antes del 808 DC.

Ya se ha mencionado que durante la fase Chacalhaaz casi no hubo construcción en la Acrópolis y que también se dio el abandono de varias estructuras de ese complejo, pero no sabemos cuando. Una explicación posible es que antes del 808 DC, la Acrópolis ya se encontraba en decadencia. Esta posibilidad tiene algún apoyo en el hecho de que no hubo construcciones nuevas durante Chacalhaaz. Tampoco se dedicó ninguna estela durante los 15 años que antecedieron a la derrota de Piedras Negras. En la muestra recuperada en la Estructura J-17 no hay cerámica Tamay, o sea que no hay cerámica Gris Fino. Si esta clase de cerámica es tan común como sugiere la colección dentro de J-12, es posible que esta estructura fuese abandonada después del 808 DC. Si esto es correcto, la cerámica Tamay no es diagnóstica de la faceta tardía de Chacalhaaz. Con mayor probabilidad, la cerámica dentro de J-12 es el marcador de dicha faceta.

Es posible que los materiales de la faceta tardía de Chacalhaaz sean resultado de una población reducida que habitaba en Piedras Negras luego del 808 DC. Es importante hacer notar que materiales Chacalhaaz son conocidos en contextos de superficie y de construcción en áreas afuera de la Acrópolis. Desafortunadamente, la preservación es tan mala que es imposible fechar con seguridad los materiales para esta faceta. Todo esto indica que aún había gente viviendo en el sitio. Esta población debe ser responsable de los materiales tardíos depositados dentro de la Estructura J-12. El proyecto de Pennsylvania reportó que la Estructura J-11 también fue rellenada con basura. Sin embargo, no se ha encontrado una descripción completa del material recuperado en esta estructura. En todo caso, es obvio que la composición de este conjunto es crítica para la identificación de los materiales de la faceta tardía de Chacalhaaz.

LA FASE KUMCHE

Kumche representa la última fase de Piedras Negras y sus materiales son los menos conocidos de la secuencia cerámica del sitio. Todo el material de esta fase recuperado en Piedras Negras tanto durante el proyecto de Pennsylvania como del actual, procede de la parte sur del sitio. Esta fase empieza aproximadamente después del 820 DC y termina antes del 900 DC. Las fechas de esta fase son hipotéticas y se han establecido solamente con base en la comparación de la cerámica de Piedras Negras con colecciones cerámicas de otros sitios.

Los tipos de esta fase no están muy bien definidos, pero los que fueron hechos en el sitio, que muestran una obvia conexión con Chacalhaaz, se encuentran asociados a materiales Gris Fino y, un poco menos, a Naranja Fino. Debido a que casi todo este material fue encontrado en la superficie y a que está muy erosionado, es muy difícil su identificación. Sin embargo, parece que después del colapso de Piedras Negras todavía vivía en el sitio una población muy pequeña, conectada con la población anterior. No sabemos qué tipo de relación existió entre estos habitantes y los fabricantes de la cerámica de barro fino. Se espera que estudios futuros den una solución a este problema.

CONCLUSIONES

Las tres temporadas de trabajo en Piedras Negras del proyecto actual, indican que durante el Clásico Temprano el sitio participó poco en la esfera Tzakol y que en el Clásico Tardío estuvo fuera de la esfera Tepeu. La evidencia más obvia de este cambio es el desarrollo de la tecnología del negativo reservado, ejemplificado por el tipo Santa Rosa Crema Policromo. Las fases Balche y Yaxche representan el apogeo de la cerámica en Piedras Negras. Durante la fase siguiente, Chacalhaaz, se continuaba haciendo mucha cerámica local de alta calidad, pero sin mostrar la misma vitalidad de la fase Yaxche. Los alfareros de Piedras Negras empiezan a imitar tipos de otros lugares. Sin embargo, es importante notar que la cerámica del Clásico Tardío del sitio demuestra una continuidad distintiva entre las fases. Es claro que los tipos con antecedentes locales todavía fueron hechos durante Kumche, cuando Piedras Negras estaba casi totalmente abandonado.

Es importante observar a la cerámica de Piedras Negras, especialmente durante el Clásico Tardío, como un fenómeno regional. Como se mencionó en la introducción de este trabajo, no hay muchos reportes con respecto a la cerámica de los sitios cercanos a Piedras Negras. En 1968, Thomas Lee y Brian Hayden visitaron el sitio de El Cayo, México, localizado aproximadamente a 10 km de distancia al sur de Piedras Negras. En el reporte de dicha visita (Lee y Hayden 1988), se ilustran unos cuencos con pestaña basal que son muy similares a algunos tipos encontrados en Piedras Negras. En La Pasadita, un sitio secundario de Yaxchilan que fue reconocido por nuestro proyecto durante la temporada de 1988, se recuperaron tipos del Clásico Temprano conocidos en Piedras Negras (Golden, Barrientos, Hruby y Muñoz 1988). Esto es interesante porque en el mismo lugar se encontraron tipos del Clásico Tardío diferentes a la cerámica del mismo periodo en Piedras Negras. Por ejemplo, no hay ningún tiesto del tipo Santa Rosa Crema Policromo. Es una lástima que no se han publicado suficientes datos sobre la cerámica de Yaxchilan o El Cayo, para poder hacer comparaciones entre estos sitios y Piedras Negras. A pesar de este problema, parece ser que Piedras Negras fue el centro de la esfera cerámica del Medio Usumacinta durante la fase Yaxche. Esta esfera empieza a desarrollarse durante las fases Naba y especialmente Balche. Durante la fase Chacalhaaz, Piedras Negras aparentemente pierde su autonomía y parece formar parte de otra esfera cerámica que tiene su centro más al norte.

Para finalizar, es muy importante enfatizar que estas conclusiones son preliminares, pues aún tenemos mucho material cerámico por analizar.

REFERENCIAS

Adams, Richard E.W.

1971        The Ceramics of Altar de Sacrificios, Guatemala. Papers of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Vol.63, No.1. Harvard University, Cambridge.

Castellanos, Jeanette

1997        PN 4: Excavaciones en el Patio del Grupo Sur. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No.1, Primera Temporada 1997 (editado por H.L. Escobedo y S.D. Houston):39-150. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Forsyth, Donald y Zachary Hruby

1997        Análisis de la cerámica arqueológica de Piedras Negras: Temporada de 1997. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No.1, Primera Temporada 1997 (editado por H.L. Escobedo y S.D. Houston):207-212. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Golden, Charles, Tomás J. Barrientos Q., Zachary Hruby y A. René Muñoz

1998        Reconocimiento de La Pasadita. En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No.2, Segunda Temporada 1998 (editado por H.L. Escobedo y S.D. Houston):333-352. Universidad de Brigham Young, Universidad del Valle de Guatemala. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Holley, George R.

1983        Ceramic Change at Piedras Negras. Tesis Doctoral, Southern Illinois University, Carbondale.

Lee, Thomas A. y Brian Hayden

1988        San Pablo Cave and El Cayo on the Usumacinta River, Chiapas, Mexico. Papers of the New World Archaeological Foundation No. 53. New World Archaeological Foundation, Brigham Young University, Provo.

Rands, Robert

1967        Pottery of the Greater Palenque Region, Mexico: Progress Report on Investigations 1964-1965. Laboratory of Anthropology, University of North Carolina, Chapel Hill.

1973        The Classic Maya Collapse: Usumacinta Zone and the Northwest Periphery. En The Classic Maya Collapse (editado por T.P. Culbert):165-206. University of New Mexico Press, Albuquerque.

s.f.        Notes on the Ceramic Sequence at Palenque, Chiapas. Manuscrito, Department of Anthropology, University of Arizona.

Sabloff, Jeremy

1975        Excavations at Seibal, Department of   Peten, Guatemala: Ceramics. Memoirs of the Peabody Museum of Archaeology   and Ethnology, Vol. 13, No. 2, Harvard University, Cambridge.

Stuart, David

1998        ¿Una guerra entre Yaxchilan y Piedras Negras? En Proyecto Arqueológico Piedras Negras: Informe Preliminar No.2, Segunda Temporada 1998 (editado por H.L. Escobedo y S.D. Houston):389-392. Universidad de Brigham Young, Universidad del Valle de Guatemala. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia, Guatemala.

Figura 1 Cuadro cronológico

Figura 2 Ejemplo del tipo Xatero Acanalado, con engobe de color negro, del Clásico Tardío

Figura 3 Ejemplos de diseños típicos del tipo Esmeralda Policromo del Clásico Temprano

Figura 4 Cuenco con pestaña basal de la fase Naba

Figura 5 Cuenco del tipo Santa Rosa Crema Policromo

Figura 6 Cuenco del tipo Pacal Inciso, común durante el Clásico Tardío

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *