Asociación Tikal

08 La producción e intercambio de la cerámica impresa del Clásico en la región de Petexbatun, Petén – Antonia E. Foias, James E. Brady y Stephen D. Houston – Simposio 9, Año 1995

Descargar este artículo en formato PDF

Foias, Antonia E., James E. Brady y Stephen D. Houston

1996        La producción e intercambio de la cerámica impresa del Clásico en la región de Petexbatun, Petén. En IX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1995 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.93-114. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

8

LA PRODUCCIÓN E INTERCAMBIO DE LA CERÁMICA IMPRESA DEL CLÁSICO EN LA REGIÓN DE PETEXBATUN, PETÉN

Antonia E. Foias

James E. Brady

Stephen D. Houston

En Mesoamérica, el análisis cerámico se ha enfocado tradicionalmente en descripciones en el sistema tipo-variedad. Sólo más recientemente, los ceramistas han empezado a estudiar el sistema de producción de la cerámica. Pero, el problema es: ¿cómo estudiar la producción? Desafortunadamente, ningún taller de cerámica ha sido descubierto en las Tierras Bajas Mayas. Así que tenemos que investigar el proceso y la organización de la producción indirectamente, por el estudio del producto final de la producción. Este producto final consiste en los tiestos mismos.

Varios métodos han sido usados para reconstruir la producción e intercambio cerámico Maya en el periodo Clásico. En Tikal, Robert Fry empezó su estudio con la suposición de que los centros con las colecciones cerámicas más similares estaban obteniendo sus vajillas en los mismos talleres (1979, 1980, 1981). Fry pudo reconstruir las redes de intercambio para diferentes formas cerámicas según la distribución de la cerámica hecha en un sólo taller que usaba barro con mica. Su estudio mostró que Tikal funcionaba a veces como un punto central en el sistema económico, pero no dominaba ni controlaba el intercambio o la producción de cerámica. Más bien, Tikal era el consumidor, no el distribuidor de la cerámica (Fry 1980:16).

Rands y Bishop (1980) usaron análisis petrográficos y químicos, para reconstruir el sistema de intercambio intra e inter-regional de Palenque. Sus conclusiones fueron muy similares a las de Fry para Tikal. Palenque exportaba muy poco de la cerámica producida cerca del sitio, pero importaba la mayoría de sus cántaros, cuencos pequeños y vasos cilíndricos. Lo poco que exportaba consistía en objetos de prestigio o rituales, como incensarios, vasijas para escondites y figuritas (Rands y Bishop 1980:35-37,42). La conclusión es entonces, que Palenque era el consumidor, no el distribuidor de cerámica.

Un tercer estudio por Beaudry del policromo llamado Copador, nos enseña el uso de análisis de activación de neutrones junto con un estudio de estandardización. El estudio de estandardización está basado en el hecho que la producción más especializada (como la producción en masa en una fábrica moderna) está asociada con los productos más estandardizados, mientras que la producción no especializada usualmente crea productos con poca estandarización (Rice 1981; Longacre, Kvamme y Kobayashi 1988). En otras palabras, mientras que la producción se vuelve más especializada, hay un incremento en la estandardización de las vasijas cerámicas. Si la estandardización de una colección cerámica puede ser medida, podemos tener un índice de la especialización de la producción cerámica. Las conclusiones del estudio de Beaudry fueron que la producción de Copador era localizada, en talleres especializados pequeños porque hay mucha variedad en las pastas y en los diseños pintados, aunque existe un nivel de estandardización en los cuencos. Estos tres ejemplos muestran la gran variedad de métodos que existen para reconstruir la producción cerámica Maya del periodo Clásico.

Los últimos seis años de excavación y reconocimiento en la región del Petexbatun en el suroeste de Petén, llevados a cabo por el Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun bajo la dirección general del Dr. Arthur Demarest, han proporcionado una colección cerámica regional muy grande del Clásico Tardío y Terminal. Esta colección nos ha ofrecido una oportunidad única para hacer un estudio detallado del sistema regional de producción e intercambio cerámico en el periodo Clásico. Análisis químicos fueron combinados con una clasificación tipo-variedad y con un estudio de estandardización de los tipos más comunes. En esta ponencia, sólo discutiremos los resultados preliminares sobre la producción e intercambio de la cerámica impresa. Desafortunadamente, estamos en el proceso de terminar los análisis de activación de neutrones, así que los datos químicos serán presentados en el próximo simposio.

CERÁMICA IMPRESA DE LA REGIÓN DEL PETEXBATUN

La cerámica impresa es común en Mesoamérica y aparece con frecuencia en el Clásico Tardío y Terminal en la región del Petexbatun. Dos tipos utilitarios con engobe rojo tienen impresiones: Pantano Impreso y Chaquiste Impreso. Pantano Impreso tiene la forma de un cántaro o tinaja, con impresiones estampadas en una banda abajo del cuello. Chaquiste Impreso tiene la forma de un cuenco con impresiones encima de un filete medial o labial. En muy pocos casos, las impresiones aparecen en el borde de las tinajas o abajo del borde de los cuencos. Otros elementos raros consisten en medallones de diseños estampados en formas circulares, rectangulares o de cruces.

Desafortunadamente, las estampaderas usadas para hacer estos sellos son muy raras en el Petexbatun. Nada comparable a los 33 estampaderas de barro asociados con el entierro Preclásico del Señor de los Sellos de Kaminaljuyu (Ericastilla 1992), existe en el Petexbatun. Una estampadera tubular fue encontrada en Dos Pilas, pero su diseño no es idéntico a ninguno encontrado en la cerámica impresa. Otra posible estampadera es hecha de concha marina y tiene uno de los diseños comunes de la cerámica impresa: lo que llamamos Lamat cuadrado. Aunque este diseño es un poco más grande que las impresiones en la cerámica, esto tiene sentido en el contexto que la cerámica contrae un 10% cuando está cocida. Otros fragmentos de estampaderas no fueron encontrados. Una posible explicación es que estos artefactos eran hechos de madera y no se preservaron hoy en día.

Se llevó a cabo un registro completo de todos los diseños encontrados en la cerámica impresa. Calcos de tinta china o a lápiz suave fueron tomados de cada pieza y puestos en una tarjeta índice. Cada diseño diferente recibió un número. El catálogo completo produjo más de 200 sellos.

HIPÓTESIS SOBRE LA PRODUCCIÓN DE LA CERÁMICA IMPRESA

Antes de pasar a la distribución de los sellos en la región del Petexbatun, tenemos que especificar las suposiciones tomadas como aceptadas en este estudio. Primero, suponemos que cada taller que producía Chaquiste o Pantano usaba un número limitado de estampaderas. En otras palabras, cada taller no usaba todos los 200 sellos.

No asumimos que existe una relación directa entre un diseño y un taller. Sin duda, cada taller usaba varios sellos y más de un taller usaba cada sello. Más bien, estos diseños pueden ser interpretados como moda o estilo: unos diseños estaban más de moda en los talleres de unas áreas que en otras partes de la región.

Una tercera suposición de este estudio es la de Fry, que los sitios con las colecciones cerámicas más similares eran los más relacionados en su sistema de producción-intercambio de cerámica. Como en esta ponencia discutiremos sólo la cerámica impresa, esta última suposición puede ser traducida a: los sitios con las distribuciones más similares de sellos son los más relacionados en su sistema de producción e intercambio de cerámica impresa. Así que, seguimos con la evidencia. Las preguntas que queremos contestar son: ¿Cómo son de similares los sitios del Petexbatun en la distribución de sellos? ¿Cuáles sitios son más similares?

DESCRIPCIÓN DE LOS SELLOS MÁS COMUNES

Debido a que algunos sellos fueron encontrados sólo en un sitio, la muestra fue reducida a los diseños más comunes: siete sellos para Pantano Impreso y 10 sellos para Chaquiste Impreso. Vamos a referirnos a estos sellos por su número, pero algunos tienen nombres o apodos pues se parecen a glifos Mayas:

Sellos 1 y 2: tienen el mismo diseño, pero diferentes formas: 1 es redondo, 2 es rectangular. Los dos son llamados Lamat, por su parecido al glifo para ese día.

Sellos 3 y 4: son diferentes sólo en forma: 3 es rectangular, 4 es redondo. Los dos tienen el diseño llamado Etznab por su semejanza al glifo para ese día.

Sellos 94 y 95: son variantes del Sello 3; Sello 94 no tiene el punto de abajo, mientras que el Sello 95 es la mitad del Sello 3.

Sello 5: consiste en líneas diagonales cruzadas, llamado Reticulado o Reticule en inglés.

Sello 6: consiste en cinco puntos en un rectángulo. Este diseño es llamado Quincunx por su semejanza al glifo conocido por el mismo nombre, pero descifrado como la sílaba -bi (Houston 1989).

Sellos 24 y 75: son variantes del Sello 6; Sello 24 tiene forma de flor con cuatro pétalos, mientras que Sello 75 tiene líneas pequeñas separando los puntos de arriba y abajo.

DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS TIPOS IMPRESOS

Mientras que cerámica impresa aparece al fin del Clásico Medio y sigue hasta el fin del Clásico Terminal, es mucho más común al fin del Clásico Tardío en el sitio de Aguateca y en el Clásico Terminal en el sitio de Punta de Chimino.

El sitio con el número más alto de diseños impresos es Dos Pilas, el centro más grande de la región. Aguateca es segundo en diversidad de diseños y es también el segundo sitio en tamaño. Arroyo de Piedra es tercero, aunque es un sitio más pequeño que Tamarindito. Tamarindito, Punta de Chimino y el Transecto de Reconocimiento No.1 tienen muy pocos sellos, casi la mitad de los que aparecen en Dos Pilas y Aguateca.

Hay algunas diferencias entre Chaquiste y Pantano Impreso. Aparecen casi dos veces más diseños en Chaquiste Impreso que en Pantano Impreso. En otras palabras, hay más diversidad en Chaquiste Impreso que en Pantano Impreso. Chaquiste también tiene más diversidad en sus pastas: hay cuatro variantes de pasta para Chaquiste y sólo uno para Pantano Impreso. Además, el estudio de la estandardización de los atributos métricos de forma (tales como el diámetro de borde, altura del cuello o de la pestaña), indican que Pantano Impreso era más estandardizado que Chaquiste Impreso. Una posible explicación de esta diferencia en estandardización entre Chaquiste y Pantano es que menos alfareros producían Pantano, pero cada uno individualmente producía más.

DISTRIBUCIÓN DE LOS SELLOS MÁS COMUNES DE CHAQUISTE IMPRESO

SELLOS 1 Y 2: LAMAT REDONDO Y CUADRADO

Sello 1 es el más común en Arroyo de Piedra y Transecto 1 (con 14% del total de cada sitio). Este sello aparece con menos frecuencia en Dos Pilas (8 %) y en Aguateca (3%) y no se encuentra en Tamarindito y Punta de Chimino.

El Sello 2 es más común en Arroyo de Piedra y Tamarindito (con 14%) y menos frecuente en Dos Pilas y Aguateca (con 8% y 7% respectivamente). No aparece en Punta de Chimino o en el Transecto 1.

Así que los Sellos 1 y 2 son lo más comunes en Arroyo de Piedra, mientras que en Punta de Chimino no aparecen. Tamarindito tiene una preferencia para la variante cuadrada porque no tiene ni un ejemplo de la variante redonda, mientras que Transecto 1 tiene una preferencia para el variante redondo. Finalmente, Dos Pilas y Aguateca son similares uno al otro en tener frecuencias medianas de los Sellos 1 y 2. Estos dos sellos representan un porcentaje significativo sólo en Arroyo de Piedra (con 28%).

SELLOS 3, 94 Y 95: ETZNAB CUADRADO Y SUS VARIANTES

El Sello 3 es el más común en todos los sitios con la excepción de Tamarindito. Aguateca, Arroyo de Piedra, Punta de Chimino y Transecto 1 tienen casi 30 % de este sello. Dos Pilas tiene 23%, mientras que Tamarindito tiene 7%.

Considerando la primera variante (Sello 94), Punta de Chimino, Dos Pilas y Aguateca otra vez tienen porcentajes altos: 22%, 18% y 18%. Arroyo de Piedra tiene poco (7%), mientras que Tamarindito y el Transecto 1 no lo tienen.

Con la segunda variante (Sello 95), el mismo patrón se repite con Punta de Chimino, Dos Pilas y Aguateca teniendo las frecuencias más altas. Pero Punta de Chimino tiene 30% de este sello, Dos Pilas 12% y Aguateca 10%. Arroyo de Piedra tiene 2%, mientras que Tamarindito y el Transecto no tienen ni un ejemplo.

En resumen, Punta de Chimino tiene una preferencia clara para las dos variantes del Sello 3. Dos Pilas y Aguateca tienen casi la misma frecuencia del Sello 3 que de sus variantes. Arroyo de Piedra, Tamarindito y el Transecto 1 prefieren el Etznab Cuadrado.

Si tomamos el Sello 3 junto con sus dos variantes, es más evidente que Dos Pilas, Aguateca y Punta de Chimino tienen frecuencias más altas de estos sellos (tales como 53%, 59% y 82%), que los otros tres sitios (7%, 29% y 40%). En otras palabras, está apareciendo una división entre Dos Pilas, Aguateca y Punta de Chimino de un lado y Arroyo de Piedra, Tamarindito y el Transecto 1 del otro lado.

SELLO 4: ETZNAB REDONDO

El patrón esta invertido con el Sello 4. Mientras que Etznab Cuadrado y sus dos variantes eran muy comunes en Dos Pilas, Aguateca y Punta de Chimino, Etznab Redondo (Sello 4) aparece más frecuentemente en los otros tres sitios: en el Transecto, Tamarindito y Arroyo de Piedra.

SELLO 5: RETÍCULADO

Este sello es raro en Chaquiste Impreso en todos los sitios. Es más frecuente en Dos Pilas y Aguateca. Es más raro en Arroyo de Piedra y Punta de Chimino, mientras que no aparece en Tamarindito y el Transecto.

SELLO 6, 24, 75: QUINCUNX Y SUS VARIANTES

El Sello 6 es más común en Tamarindito y el Transecto. Los otros cuatro sitios tienen menos.

El patrón es al revés para su primer variante (Sello 24): Aguateca y Dos Pilas tienen más, mientras que Tamarindito y el Transecto no tienen ni un ejemplo.

En el caso de la segunda variante (Sello 75), Aguateca y Tamarindito tienen más que los otros sitios. El Transecto 1 no tiene este sello, mientras que los otros sitios (Dos Pilas, Arroyo de Piedra y Punta de Chimino) tienen muy poco, entre 1 y 2 %.

El único sitio que prefiere las variantes del Sello 6 es Aguateca. Los otros sitios tienen más ejemplos del Sello 6 que de sus variantes.

Si tomamos el Sello 6 junto con sus dos variantes, Tamarindito y Transecto tienen casi dos veces más ejemplos que los otros cuatro sitios. Punta de Chimino es el sitio con menos ejemplos del Sello 6 y sus dos variantes.

APRECIACIONES GENERALES SOBRE CHAQUISTE IMPRESO

Cuando consideramos las distribuciones de todos estos sellos juntos, dos grupos se forman para Chaquiste Impreso. Un grupo consiste en Dos Pilas, Aguateca y Punta de Chimino y el segundo en Tamarindito, Arroyo de Piedra y Transecto 1. Estos grupos se mantienen para la mayoría de los sellos pero no para todos. Dos Pilas y Aguateca son lo más similares uno al otro y menos similares con Tamarindito. En la mayoría de los casos, Arroyo de Piedra es más similar a Tamarindito, pero sus porcentajes se encuentran entre los de Tamarindito y Dos Pilas-Aguateca. Tamarindito y el Transecto son similares en muchos casos, pero no en todos.

Esta división en dos grupos no se correlaciona con la distribución de los sitios en la región. Dos Pilas, Arroyo de Piedra y Tamarindito se encuentran juntos al noroeste de la Laguna Petexbatun, mientras que Aguateca, el Transecto 1 y Punta de Chimino están a la orilla o un poco al sur del lago. Entonces, si aceptamos que la producción de Chaquiste era localizada, los sitios más cercanos uno al otro deben parecerse más que los sitios más lejanos. Esto no es el caso porque Dos Pilas y Aguateca son los que más se parecen, aunque son los dos sitios más lejanos uno del otro.

Proponemos que factores políticos afectaron el sistema de producción e intercambio de cerámica impresa y resultaron en el patrón visto. Las inscripciones jeroglíficas indican que Dos Pilas y Aguateca eran las dos capitales del mismo reino, mientras que Tamarindito y Arroyo de Piedra conformaban otra entidad política. Entonces, las fronteras políticas entre estos cuatro sitios afectaron la producción e intercambio de Chaquiste Impreso. En otras palabras, las fronteras entre los dos reinos impidieron parcialmente el intercambio de estilos o cerámica impresa entre los sitios cercanos que eran parte de diferentes entidades políticas. Por ejemplo, el sitio más cercano a Dos Pilas es Arroyo de Piedra y un poco más lejos Tamarindito. Pero, Dos Pilas no se parece mucho con estos dos sitios en las frecuencias de sellos de Chaquiste. Al contrario, se parece más con Aguateca, su capital gemela, pero el sitio más lejano en el Petexbatun. Pasamos a Pantano Impreso y van a ver como este patrón cambia para el segundo tipo impreso.

DISTRIBUCIÓN DE LOS SELLOS MÁS COMUNES DE PANTANO IMPRESO

SELLOS 1 Y 2: LAMAT REDONDO Y CUADRADO

Lamat Redondo (Sello 1) es más común en Dos Pilas, Arroyo de Piedra y Tamarindito. Aguateca y Punta de Chimino tienen menos.

Para el Sello 2, el patrón es al revés: es más común en el sitio de Aguateca. Arroyo de Piedra, Dos Pilas y el Transecto tienen frecuencias medianas, mientras que Tamarindito y Punta de Chimino tienen muy poco del Sello 2.

En otras palabras, Aguateca tiene claramente una preferencia para Lamat Redondo, mientras que Tamarindito, Dos Pilas y Arroyo de Piedra prefieren el Lamat Cuadrado.

SELLOS 3 Y 4: ETZNAB CUADRADO Y REDONDO

Punta de Chimino tiene muchos más ejemplos del Sello 3 que los otros sitios, con una frecuencia de 42%. Etznab Cuadrado aparece con menos frecuencia en Arroyo de Piedra, Dos Pilas y el Transecto 1. Tamarindito, Aguateca y Cueva de Sangre tienen menos de este sello.

Etznab Redondo (Sello 4) es muy raro en Pantano Impreso. El Transecto 1 tiene la mayor cantidad de este sello (con 10%), mientras que los otros sitios sólo tienen frecuencias cerca de 5%.

SELLO 5: RETICULADO

Arroyo de Piedra tiene la menor representación de este sello como en Chaquiste Impreso. Dos Pilas también tiene poco. Al otro lado, Aguateca y Cueva de Sangre tienen la mayor cantidad (más de 24%), mientras que Tamarindito, Punta de Chimino y el Transecto tienen entre 18 y 21 %.

SELLOS 6 Y 24: QUINCUNX CUADRADO Y MELLADO

En el caso de Quincunx, Dos Pilas, el Transecto y Cueva de Sangre tienen muy poco (menos de 10%), mientras que Arroyo de Piedra, Punta de Chimino, Tamarindito y Aguateca tienen frecuencias más altas de 15 %.

Para la variante, Sello 24, el patrón es al revés: Dos Pilas, el Transecto y Arroyo de Piedra tienen las frecuencias más altas. Aguateca, Tamarindito y Cueva de Sangre tienen pocos ejemplos y Punta de Chimino ni uno.         Entonces, Dos Pilas y el Transecto 1 prefieren la variante (Sello 24), mientras que Arroyo de Piedra, Tamarindito, Aguateca y Punta de Chimino prefieren el Sello 6.

APRECIACIONES GENERALES SOBRE PANTANO IMPRESO

Agrupamientos claros no existen para Pantano Impreso como para Chaquiste. Lo más claro es que Dos Pilas y Aguateca no son muy similares como en el caso de Chaquiste. Dos Pilas y Arroyo de Piedra son lo más similares, pero no en todos los casos. Aguateca y el Transecto 1 se parecen, pero sólo en algunos casos. Estas dos parejas son los sitios más cercanos uno al otro. Entonces, la distribución de los sellos más comunes en Pantano Impreso sugiere que la ubicación geográfica es el factor más importante en el sistema de producción e intercambio de Pantano Impreso. Que Tamarindito tiende a agruparse con Dos Pilas y Arroyo de Piedra apoya esta hipótesis porque estos tres sitios están cerca, al noroeste de la laguna Petexbatun. Punta de Chimino es diferente de los otros sitios por su énfasis en sólo un diseño (el Etznab Cuadrado) que representa 42 % de Pantano y 82 % junto con sus dos variantes de Chaquiste Impreso. Esta diferencia puede ser entendida porque la ocupación mayor de Punta de Chimino se fecha para el Clásico Terminal, mientras que los otros sitios del Petexbatun se fechan para el Clásico Tardío.

La falta de agrupamientos claros para Pantano Impreso sugiere la posibilidad que cada sitio producía su propios cántaros impresos, con poco intercambio.

CONCLUSIÓN

En conclusión, los estudios de la producción cerámica del Clásico indican que habían talleres especializados pequeños en cuales trabajaba parte del tiempo un alfarero tal vez con unos pocos ayudantes (Rice 1987a). La producción cerámica era localizada alrededor de o entre los centros grandes (Rice 1987a:535, 537). La mayoría de los dos tipos impresos del Petexbatun, era producida localmente alrededor de los sitios, pero hay unas diferencias entre los dos tipos. Según los datos del estudio de estandardización de los diseños y de los atributos métricos de forma, Pantano Impreso es más estandardizado que Chaquiste, sugiriendo que menos alfareros producían Pantano pero a una escala mayor.

Los cuencos del tipo Chaquiste Impreso y los cántaros del tipo Pantano Impreso son vasijas grandes que no pueden ser cargadas largas distancias, así que sus áreas de distribución no eran muy largas. Es posible que los cuencos del tipo Chaquiste fueran cargados puestos uno adentro de otro, pero no los cántaros. Entonces, podemos sugerir que el área de distribución de Chaquiste Impreso podría ser más grande que de Pantano. Los análisis de activación de neutrones probarán esta hipótesis. La distribución de los sellos más comunes es diferente para Chaquiste que para Pantano, indicando que había diferencias en el sistema de distribución de estos dos tipos. Para Chaquiste Impreso, factores políticos parece que afectaron el sistema de intercambio, mientras que para Pantano Impreso, los factores políticos no eran tan importantes. Lo que sugerimos es que había más intercambio de Chaquiste Impreso que de Pantano, pero que el intercambio de Chaquiste fue afectado por las fronteras políticas. Los resultados presentados aquí serán integrados con los datos químicos de los análisis de activación de neutrones para poder presentar un modelo más completo del sistema de producción e intercambio de la cerámica impresa de la región del Petexbatun para el Clásico.

AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer a todos los estudiantes que ayudaron con este estudio sobre la cerámica impresa: Claudia Flores, Oswaldo Gómez, Jeanette Castellanos, Mónica Urquizú y Tania Cabrera. Además, este estudio es parte del Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun, bajo la dirección general del Dr. Arthur A. Demarest, a quien agradecemos su asistencia y apoyo constante a lo largo de este estudio. Esta investigación fue financiada además por la Universidad de Vanderbilt, la Fundación Mellon, NSF y Sigma Xi. Todos los dibujos presentados fueron hechos por Fernando Luin.

CUADRO 1

DISTRIBUCIÓN DE LOS SELLOS MÁS COMUNES

DE CHAQUISTE IMPRESO EN LA REGIÓN PETEXBATUN

01

02

03

94

95

04

05

06

24

75

T.

DP

%

8

8.2

8

8.2

22

22.7

17

17.5

12

12.4

2

2.1

11

11.3

13

13.4

3

3.1

1

1.0

97

AG

%

6

3.3

12

6.7

56

31.1

32

17.8

18

10

8

4.4

13

7.2

14

7.8

8

4.4

13

7.2

180

AP

%

6

14.3

6

14.3

13

31.0

3

7.1

1

2.4

4

9.5

1

2.4

6

14.3

1

2.4

1

2.4

42

PC

%

0

0

22

30.1

16

21.9

22

30.1

3

4.1

2

2.7

6

8.2

1

1.4

1

1.4

73

TA

%

0

2

14.3

1

7.1

1

7.1

0

2

14.3

0

7

50

0

1

7.1

14

S

%

1

14.3

0

2

28.6

0

0

2

28.6

0

2

28.6

0

0

7

T.

21

28

116

69

53

21

27

48

13

17

413

CUADRO 2

DISTRIBUCIÓN DE LOS SELLOS MÁS COMUNES

DE PANTANO IMPRESO EN LA REGIÓN PETEXBATUN

001

002

003

004

006

024

005

Total

DP

%

11

22.9%

4

8.3%

9

18.8%

2

4.2%

5

10.4%

12

25%

5

10.4%

48

AG

%

7

6.7%

26

25%

17

16.3%

4

3.8%

17

16.3%

8

7.7%

25

24%

104

AP

%

7

19.4%

4

11.1%

8

22.2%

2

5.6%

8

22.2%

6

16.7%

1

2.8%

36

PC

%

1

5.3%

1

5.3%

8

42.1%

1

5.3%

4

21.1%

0

4

21.1%

19

TA

%

5

29.4%

1

5.9%

2

11.8%

1

5.9%

3

17.6%

2

11.8%

3

17.6%

17

S

%

1

10%

1

10%

2

20%

1

10%

1

10%

2

20%

2

20%

10

CS

%

7

29.2%

5

20.8%

2

8.3%

0

2

8.3%

1

4.2%

7

29.2%

24

Total

39

42

48

11

40

31

47

258

Figura 1 Tablas de diseños en Chaquiste Impreso y en Pantano Impreso

Figura 2 Gráfica

Figura 3 Gráfica

Figura 4 Gráfica

Figura 5 Gráfica

Figura 6 Gráfica

Figura 7 Gráfica

Figura 8 Gráfica

Figura 9 Gráfica

Figura 10 Gráfica

Figura 11 Gráfica

Figura 12 Gráfica

Figura 13 Gráfica

REFERENCIAS

Ericastilla Godoy, Sergio

1992        Sellos o Estampaderas Asociados a un Entierro de Kaminaljuyu. U t’zib 1(3): 17-27. Asociación Tikal, Guatemala.

Fry, Robert E.

1979        The Economics of Pottery at Tikal, Guatemala: Models of Exchange for Serving Vessels. American Antiquity 44:494-512.

1980        Models for Exchange for Major Shape Classes of Lowland Maya Pottery. En Models and Methods in Regional Exchange (editado por R.E. Fry):3-18. SAA Papers No.1. Society for American Archaeology, Washington, D.C.

Longacre, W., K. Kvamme y M. Kobayashi

1988        Southwestern Pottery Standardization: An Ethnoarchaeological View from the Philippines. Kiva 53:101-112.

Rands, Robert L. y Ronald L. Bishop

1980        Resource Procurement Zones and Patterns of Ceramic Exchange in the Palenque Region, Mexico. En Models and Methods in Regional Exchange (editado por R. Fry):19-46. SAA Papers No.1.

Rice, Don S. y Dennis Puleston

1981        Ancient Maya Settlement Patterns in the Peten, Guatemala. En Lowland Maya Settlement Patterns (editado por W. Ashmore):121-156. A School of American Research Book, University of New Mexico Press, Albuquerque.

Rice, Prudence

1987a        Lowland Maya Pottery in the Late Classic Period. En Maya Ceramics: Papers from the 1985 Maya Ceramic Conference, Part II (editado por P.M. Rice y R.J. Sharer):525-543. BAR International Series 345 (ii). Oxford.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *