Asociación Tikal

02 El programa de rescate del Subproyecto Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo – Oscar Quintana Samayoa – Simposio 9, Año 1995

Descargar este artículo en formato PDF

Quintana Samayoa, Óscar

1996        El programa de rescate del Subproyecto Triángulo Yaxha-Nakum-Naranjo. En IX Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1995 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.21-28. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

2

EL PROGRAMA DE RESCATE DEL SUBPROYECTO TRIÁNGULO YAXHA-NAKUM-NARANJO

Oscar Quintana Samayoa

Actualmente, el Subproyecto Triángulo trabaja en dos niveles: 1) un nivel local que investiga, prepara y habilita los sitios arqueológicos de Yaxha, Nakum y Topoxte (Figura 1); 2) un nivel regional, el cual consta de dos programas: uno de arqueología regional que atiende la investigación de áreas intersitio entre Tikal, Yaxha, Nakum y Naranjo, el estudio etnohistórico y el estudio de humedales/cuencas y el segundo componente denominado “Programa de Rescate” (Figura 2).

EL PROGRAMA DE RESCATE

Este programa ha tenido varias etapas. Se inició en 1987 con la elaboración de un registro de arquitectura visible en peligro de colapso en la región noreste de Petén. En los primeros años de este programa se desarrollaron actividades de documentación, apuntalamiento y cubiertas protectoras en edificios en peligro, en El Zotz, Yaxha, Topoxte, Nakum y Naranjo (Siller y Quintana 1989).

Los objetivos son:

1.        Preparar una base de datos sobre sitios menores alrededor de YaxhaNakumNaranjo.

2.        Formular los conceptos y metodología propios de un programa de emergencia, que incluyan acciones rápidas y preventivas que eviten el colapso de elementos arquitectónicos visibles.

3.        Atender en forma preventiva a los sitios del programa y procurarles el financiamiento adicional para su atención formal.

En resumen, el programa pretende atender en forma preventiva los recursos arqueológicos de la región, los cuales por su cantidad y magnitud no es posible actualmente darle atención formal.

Dentro del Programa de Rescate pueden mencionarse las siguientes actividades:

1.        Visitas periódicas de reconocimiento

2.        Limpieza selectiva de plaza y patios

3.        Control de vegetación sobre edificios o montículos

4.        Levantamiento de planos: esquemáticos (sin escala), topográficos y de conjunto

5.        Registro y clasificaciones de daños y saqueos (documentación fotográfica y dibujo a escala)

6.        Apuntalamiento y cubiertas protectoras de emergencia

7.        Recolección superficial de material arqueológico

8.        Investigación, documentación y relleno de excavaciones ilegales

9.        Sondeos arqueológicos preliminares de plazas y patios

10.        Elaboración de documentos, síntesis y perfiles de proyecto para búsqueda de financiamiento adicional

Las actividades aquí mostradas no necesariamente reflejan una secuencia obligada, ya que las tareas se adecúan según las características de cada sitio, sin embargo se pretende lograr cubrir todos los aspectos del programa, sin olvidar que el objetivo principal es brindar una atención de emergencia con trabajos temporales, preventivos y de documentación.

ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LOS SITIOS DEL PROGRAMA

Como patrón común se puede decir que hasta hace pocos años la región del estudio se encontraba sin información actualizada; no se tenía documentación sobre su estado de conservación, densidad de saqueos, arquitectura visible en peligro ni información sobre su entorno natural.

En relación al estado de conservación de los monumentos expuestos se puede decir que los edificios se encuentran en condición de ruina en medio de la vegetación tropical: los restos de edificaciones presentan partes de bóvedas, cornisas o muros expuestos cubiertos por hongos y musgos. Otro elemento de deterioro es la acción de la vegetación sobre los edificios, la cual con su peso y acción viva de sus raíces provoca esfuerzos que activan grietas, fisuras y desprendimiento de los materiales de construcción.

La precaria situación de las edificaciones se ve acentuada por los saqueadores, quienes con túneles y trincheras rompen los edificios para buscar objetos de valor, tales como jade y cerámica policromada.

Los edificios cubiertos por tierra, escombros y vegetación (montículos), al ser abiertos por los buscadores de tesoros, dejan al descubierto muros, bóvedas, escalinatas, pisos y otros elementos constructivos. Consecuentemente, la exposición de estos elementos aceleran los procesos de desintegración y acentúan la inestabilidad de los edificios.

A la fecha, en los 13 sitios arqueológicos registrados se cuenta con un registro de 317 saqueos ilegales.

En relación al patrimonio natural, la mayoría de los árboles de cedro y caoba fueron saqueados en época reciente. En muchos sitios todavía son visibles los caminos de acceso para los tractores. En todos los sitios del sector sur (zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biósfera Maya), la selva ha sido reducida al entorno arqueológico, la abundancia de piedra de construcción limita a los agricultores a hacer cultivos en estos lugares.

PAISAJE LOCAL

Todos los sitios registrados por el programa se ubican sobre cimas de colinas, existe una sola excepción, en el sitio La Blanca, que se localiza en una meseta elevada en las faldas de una cadena de montañas frente al valle del río Mopan.

El entorno de las colinas con asentamientos prehispánicos varía en la porción más al norte del área del estudio con sitios sobre colinas en cadena (Naranjito, El Tigre, Dos Aguadas); en el área de bajos entre Yaxha y Nakum (área central), colinas aisladas rodeadas de terrenos planos inundables (Poza Maya y Pochitoca); en la porción sur se combinan sitios en cadena de colinas y con fuertes pendientes y grupos de colinas separadas una de otra por medio de terrenos planos no inundables con cultivos y ganadería (Ixtinto, San Clemente, Holtun, La Quemada, Corozal-Torre y La Naya).

Otra característica común son los cuerpos de agua, los que en algunos casos son de grandes proporciones como la aguada cuadrada de 200 x 200 m del sitio arqueológico Poza Maya; la mayoría de los cuerpos de agua cercanos a los sitios son depresiones del terreno que recogen el drenaje de las colinas. Las colinas y los cuerpos de agua han condicionado la existencia de una extensa red de veredas y campamentos temporales de trabajadores que extraen productos de la selva. Esta red de comunicación tuvo su mayor auge a principios de este siglo, con la explotación del chicle y sirvió de base para las primeras investigaciones arqueológicas del noreste de Petén.

En relación a la composición y categoría espacial de los sitios arqueológicos del Programa de Rescate, el Subproyecto Triángulo cuenta en su esquema de trabajo con tres unidades que atienden el aspecto arqueológico, uno de carácter local en los centros mayores de Nakum, Yaxha y Topoxte; otro de patrón de asentamientos en zonas intersitios y el Programa de Rescate. La intención actual de este programa es preparar la información básica que le compete en la región. En una fase posterior se integrarán los conocimientos adquiridos con el resto de los programas para plantear el esquema de organización espacial y política del Triángulo YaxhaNakumNaranjo.

La documentación hasta ahora registrada es una buena muestra de la magnitud y composición urbana de los centros menores de la región.

En los últimos años el IDAEH ha instalado vigilancia en tres de los sitios del estudio (Tzikintzakan 1989; Holtun 1994; La Blanca 1994). Anteriormente se realizaban eventuales visitas del personal de la Oficina Regional de Monumentos Prehispánicos y Coloniales de Petén. Sin embargo el escaso personal de vigilancia, que oscila de 1 a 4 personas por sitio, no puede hacer ninguna actividad preventiva para evitar el colapso de los edificios, ni tampoco llevar un programa de control de vegetación sobre los mismos.

Por lo expuesto hasta aquí puede verse la importancia del Programa de Rescate y del éxito de futuros proyectos para una adecuada atención del Patrimonio Arqueológico. Esta actividad de rescate debe acelerarse, antes que el abandono, la naturaleza, el tiempo y los buscadores de tesoros terminen con este patrimonio monumental.

Es importante resaltar que la presión sobre los sitios arqueológicos se ha acelerado en los últimos años, la frontera agrícola avanza día a día, la cobertura vegetal desaparece y el contrabando y saqueo organizado no puede ser controlado.

La estrategia actual del programa de rescate es impulsar nuevos proyectos que refuerzen principalmente la atención del sector sur (zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biósfera Maya). Los proyectos pretenden involucrar sitios arqueológicos con comunidades vecinas en un proceso compartido de responsabilidades y beneficios.

Los nuevos proyectos se apoyan en preparar una serie de sitios estratégicos, que aporten un atractivo que permita a las comunidades vecinas participar en alternativas económicas a través del turismo, al mismo tiempo el Estado se apoyaría en estas comunidades para las tareas de vigilancia y mantenimiento de esos sitios.

BREVE DESCRIPCIÓN DE LOS SITIOS DEL PROGRAMA

POZA MAYA

Sitio ubicado en medio del bajo La Justa entre YaxhaNakum, sobre una superficie elevada 8 m sobre el terreno plano, característico de una zona baja inundable. Al sitio se asocia un cuerpo de agua en forma cuadrada localizado a 100 m hacia el sur. A no ser por las excavaciones clandestinas no se observa arquitectura visible en peligro.

En 1992 se iniciaron los trabajos de documentación habiendo servido los resultados para una tesis profesional de arquitectura en grado de licenciado (Molina 1994).

En 1994 da inicio la investigación en edificios depredados y en 1995 el programa de humedales y la topografía alrededor del sitio.

POCHITOCA

Sitio ubicado dentro del mismo sistema geográfico de la Poza Maya, sin presentar arquitectura expuesta en peligro. Aún quedan los restos de la base de una estela documentada por Ian Graham (aún no publicada).

En marzo de 1994 se inició el proceso de documentación y seguimiento del deterioro en este sitio. En 1995 se realizó el levantamiento topográfico incluyendo el cuerpo de agua cercano y el camino de acceso.

NARANJITO

Localizado en una zona de serranía al suroeste de Nakum, Naranjito presenta varios edificios con arquitectura expuesta, tres acrópolis y un edificio con restos de crestería y bóveda rellenada en tiempos prehispánicos en peligro de colapso. El primer registro de este sitio se realizó en julio de 1994.

EL TIGRE

Localizado al norte de Nakum en una zona de serranía. No presenta arquitectura visible y su composición gira en torno a un montículo elevado, severamente depredado, con plazas amoldándose a la topografía del terreno. Este sitio fue inspeccionado por primera vez en 1989 y en 1995 se elaboró su primer esquema.

DOS AGUADAS

Está localizado al norte de Nakum sobre una elevada colina. Desde principio de siglo Dos Aguadas ha sido frecuentado por trabajadores de la selva e investigadores, ya que se encuentra al lado de uno de los más importantes caminos de penetración al noreste de Petén. En junio de 1995 se realizó un primer recorrido del sitio utilizando el plano de Bullard (1960), registrando los daños recientes e incorporando otras edificaciones no localizadas por Bullard.

IXTINTO

Sitio localizado al suroeste de Topoxte entre una cadena de colinas con pronunciada pendiente. Por varios años el nombre de este sitio fue confundido con La Naya.

En 1993, durante una visita a las oficinas del IDAEH en Guatemala, Ian Graham confirmó que el esquema levantado por el programa es el verdadero Ixtinto. Ixtinto se distribuye entre tres elevaciones naturales; el grupo al norte es el más importante con cuatro acrópolis y juego de pelota. EL sitio no presenta arquitectura visible, a no ser por los edificios expuestos debido a la acción de depredadores. A la fecha es el sitio más extenso registrado por el programa. En Ixtinto se inició una documentación formal, a partir de diciembre de 1993 y en 1995 se integró al plano regional la topografía del cuerpo de agua cercano al sitio.

LA NAYA

Sitio localizado sobre una colina con tres elevaciones que rodea la laguna de El Tigre, 8 km al norte de la aldea Las Viñas. La Naya es un ejemplo de la depredación que sufren los sitios arqueológicos en Petén; por haber sido un sitio con inscripciones fue objeto de múltiples visitas y despojos. En septiembre de 1993, miembros del Programa de Rescate realizaron una inspección a La Naya, levantando un esquema preliminar, incorporando las excavaciones ilegales, los restos de monumentos esculpidos y un saqueo reciente que muestra una tumba abovedada.

LA QUEMADACOROZAL

Localizado a 7 km al norte de la aldea El Zapote. El paisaje local es caracterizado por colinas separadas por tierra plana con cultivos tradicionales y ganado. El sitio no cuenta con arquitectura visible, tiene una acrópolis y juego de pelota. Su primer registro se realizó en abril de 1995.

COROZAL-TORRE

Localizado sobre una colina a 900 m del sitio La Quemada-Corozal, dentro del mismo sistema descrito anteriormente. En este sitio resaltan los restos de un edificio con arquitectura visible. Los vecinos denominan a este sitio también como La Torre por la impresión que causa los restos de tal edificación. Este sitio fue inspeccionado inicialmente en 1991. En mayo de 1995 se levantó el primer esquema con su respectivo registro de daños y arquitectura visible.

SAN CLEMENTE

Sitio localizado sobre una colina cerca de una aldea de fundación reciente llamada Aguadas Nuevas. San Clemente es el sitio arqueológico con mayor bibliografía de los mencionados, de la cual la primera publicación fue realizada en 1895, por Karl Sapper.

En marzo de 1992, una comisión del programa re-encontró el sitio realizando en dicha oportunidad un nuevo esquema (a la fecha tres planos publicados sobre San Clemente). La población cercana conocía este sito como La Presumida y en las oficinas regionales del IDAEH era conocido desde 1979 como El Alto.

El sitio cuenta con abundante arquitectura visible con bóvedas, muros y paredes estucadas en peligro. En el recuento de saqueos, es el más afectado con 46 excavaciones ilegales.

HOLTUN

Sitio localizado a escasos 1.5 km de la carretera, sobre una colina al sur de la aldea La Máquina. En febrero de 1994, vecinos de La Máquina informaron al subproyecto Triángulo sobre recientes saqueos, realizándose en esa época el primer esquema del sitio. En juniojulio de 1994, el Departamento de Monumentos Prehispánicos y Coloniales del IDAEH, realizó un levantamiento completo del sitio (Ponciano 1995).

En Holtun sobresale en el extremo norte un monumental complejo de edificios en el que un enorme saqueo dejó descubierto varios mascarones en piedra, estuco y pintura. En marzo de 1994, el Director del IDAEH, con motivo de la noticia del hallazgo denominó a este sitio con el nombre de Holtun (cabeza de piedra).

LA BLANCA

Este sitio está fuera del área de estudio y más bien pertenece a la cuenca del río Mopan, al sureste de la región del Triángulo; por su arquitectura visible en peligro, fácil acceso y una comunidad vecina a 3 km, se incorporó al Programa.

La Blanca está localizado en la ladera de una colina frente al valle del río Mopan. En enero de 1994 se efectuó el primer informe sobre el sitio. Su característica principal es una acrópolis en forma de cuadrángulo con muros, cornisas y bóvedas visibles en peligro de colapso.

TZIKINTZAKAN

Sitio localizado a orillas de la actual carretera entre Flores y Melchor de Mencos, a 4 km de la aldea La Pólvora. Al igual que La Blanca, Tzikintzakan pertenece al sistema de la cuenca del río Mopan. Este sitio está localizado sobre una colina en el extremo norte de este sistema. En una porción de la colina nivelada artificialmente sobresale un edificio con arquitectura visible en peligro de colapso.

Este edificio contó hasta 1979 (cuando se derrumbó) con un espacio interior abovedado de 30 m de largo. Actualmente quedan en pie únicamente los cuatro muros que conformaban el espacio interior con dinteles de madera original y restos de crestería. Se supone que el colapso de este techo fue causado por falta de mantenimiento y el sobrepeso de la vegetación que tenía encima.

El primer esquema del sitio fue realizado en marzo de 1987 (Siller y Quintana 1989). En junio de 1995 se actualizó la información y se revisó la arquitectura expuesta en peligro de colapso.

REFERENCIAS

Molina, Claudia

1994        Anteproyecto de Documentación de Arquitectura Maya en Peligro de Colapso, Región Noreste El Petén, Sitio Específico: La Poza Maya. Tesis de Licenciatura, Facultad de Arquitectura, Universidad Rafael Landívar, Guatemala.

Ponciano, Erick M.

1995        Recientes Descubrimientos en el Departamento de Petén: Sitio Arqueológico Holtun, Aldea La Máquina, Flores. En VIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1994 (editado por J.P. Laporte y H.L. Escobedo):577-586. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Quintana, Óscar y Juan Antonio Siller

1989        Reconocimiento Arquitectónico de Sitios Arqueológicos en Petén. En Cuadernos de Arquitectura Mesoamericana 11:51-83. UNAM, México.

Figura 1 Plano del centro de Petén

Figura 2 Sitios del Programa de Rescate

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *