Asociación Tikal

05 El complejo cerámico del Clásico Medio de Montana – Sonia Medrano – Simposio 8, Año 1994

Descargar este artículo en formato PDF

Medrano, Sonia

1995        El complejo cerámico del Clásico Medio de Montana. En VIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1994 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo), pp.34-54. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).

5

EL COMPLEJO CERÁMICO DEL CLÁSICO MEDIO DE MONTANA

Sonia Medrano

El departamento de Escuintla en la Costa Sur de Guatemala ha sido durante los últimos 16 años la región de estudio del Proyecto Costa Sur. Se han efectuado investigaciones que se enfocaron inicialmente en procesos de desarrollo del periodo Preclásico, investigando sitios como Vista Hermosa Los Cerritos, Pilar, Giralda y La Rubia (Bove 1981); luego se continuó con el Clásico Temprano concentrándonos en los sitios de Balberta, Bonanza y Finca Bonampak (Medrano 1993b; Lou 1993; Bove et al. 1993; Bove 1992). Se realizaron excavaciones y reconocimientos regionales que abarcan una amplia región que cubre los actuales municipios de La Gomera y La Democracia. En 1982, el Dr. Bove descubrió el sitio Montana que en aquel momento se encontraba dentro de la selva. Se realizaron pozos de prueba y se estimó que el sitio tenía una ocupación del Clásico Tardío. Luego de realizar las investigaciones en la región de Balberta y Parijuyu, donde se consideró que era el momento de continuar cronológicamente y estudiar el periodo Clásico Tardío, ya que no considerábamos valedero, en aquel entonces, el periodo Clásico Medio. Aunque había sido propuesto por Parsons, a raíz de sus investigaciones en Bilbao (Parsons 1978), no teníamos evidencia que esta propuesta, frágil para la región de Cotzumalguapa, pudiera ser sustentada en la parte baja de la costa que era donde se habían concentrado nuestras investigaciones. Durante las investigaciones en Balberta no se localizó suficiente material que definitivamente pudiéramos relacionar con Teotihuacan (Bove 1987).

Las que siempre asumimos como parte del crecimiento demográfico y una compleja estructura social del Clásico Tardío. En 1991 se iniciaron las investigaciones en Montana, un sitio que muestra una alta densidad de construcciones que abarcan por lo menos 10 km². Al mismo tiempo se realizó un reconocimiento sistemático tratando de cubrir toda el área hasta el mar (Genovés 1993; Wolley 1993). En esta ponencia se presentará parte de la información cerámica recuperada durante las excavaciones en Montana y Manantial.

Se realizaron pozos de prueba en montículos alrededor del área central de Montana y en las estructuras que se encuentran hacia el norte en un trecho de 5 km. Además se excavó en varias estructuras de Manantial que es el límite norte del área densamente ocupada por plataformas.

Sabiendo que es crucial contar con una sólida cronología para relacionar a ella la estratigrafía y la secuencia cerámica se tomaron muestras para fechamiento por arqueomagnetismo, carbono 14 e hidratación de obsidiana.

En base a las investigaciones realizadas anteriormente en Balberta y Bonanza, conocíamos muy bien el material cerámico del Clásico Temprano de estas áreas y además sabíamos que este periodo terminaba en 375 DC con el abandono de Balberta. Lo más seguro es que para el 400 DC ya no se realizaron construcciones en el sitio y probablemente ya había sido abandonada el área central, aunque no así la ocupación doméstica de sus alrededores.

En las excavaciones al sur de Montana encontramos niveles que tienen una ocupación contemporánea a Balberta. La cerámica incluye tipos domésticos como Achiguate, Colojate, Nahualate y finos como Negros Pulidos (Medrano 1993). Las fechas de arqueomagnetismo y C14, para estos niveles, son de 255-285 DC y 226-382 DC, respectivamente. La fecha de hidratación de obsidiana para este lote es de 258 DC. Sobre los pisos y niveles con las fechas mencionadas se encontró, a 50 cm de la superficie, el incensario de tipo teotihuacano (Medrano 1994). En base a la evidencia cerámica relacionada hemos propuesto que el incensario fue enterrado alrededor de 350 DC.

Además del incensario completo, en otras operaciones se recuperaron fragmentos de adornos, seis candeleros y figuritas que muestran rasgos faciales característicos del estilo teotihuacano. Esta evidencia fue el primer indicio que estábamos excavando niveles que cronológicamente se ubicaban entre 350 y 650 DC. Al correr las muestras comprobamos que efectivamente el momento de mayor actividad, dentro de la muestra recuperada, se relacionaba con el periodo que se ha definido en la literatura como el Clásico Medio. Hemos nombrado a este momento fase San Jerónimo y abarca de 400 DC hasta 650-700 DC. Los elementos teotihuacanos ciertamente aparecen durante este momento, pero los criterios que nos llevaron a identificar una fase específica fueron los grandes cambios que se dan en la cerámica local, los cambios en patrón de asentamiento y el marcado abandono de sitios y tipos durante la fase anterior que denominamos Colojate (100-400 DC).

Ahora haré una breve descripción preliminar de los tipos cerámicos que identifican la fase San Jerónimo, se describirán únicamente las características diagnósticas de cada grupo o tipo ya que el análisis se encuentra en proceso. En general se puede esquematizar que durante esta fase se inician las decoraciones pintadas, la producción del grupo Tiquisate, se popularizan los soportes de pedestal, aparece el vaso cilíndrico dentro del inventario de formas y se incrementa el inventario cerámico tanto en tipos como en formas y motivos decorativos. Enfatizo nuevamente que estas descripciones son preliminares, los nombres de los tipos no son definitivos todavía.

GRUPO TIQUISATE

Este grupo incluye varios tipos que se describen a continuación. Es muy popular y se ha identificado con anterioridad en varias regiones de la Costa Sur. Ha sido denominado como un marcador del Clásico Tardío pero ahora tenemos fechamientos absolutos que los sitúan durante la fase San Jerónimo, aunque es posible que continúen algunos tipos durante la fase Pantaleón. Caulote, por ejemplo, es uno de los tipos que pertenece exclusivamente a la fase San Jerónimo.

En general, los tipos del grupo Tiquisate tienen un engobe grueso que varía entre los tonos crema al naranja amarillento; muchas vasijas muestran varias tonalidades. Las paredes son delgadas y generalmente se conserva muy bien.

TIQUISATE 1 INCISO, ACANALADO Y LISO (FIGURAS 1 A 4)

Este es el tipo que generalmente se ha identificado como Tiquisate Ware. Tiene un engobe grueso que fue aplicado sumergiendo la vasija, no es pulido o bruñido. Una vasija puede tener áreas de diferentes tonalidades. Son muy frecuentes los cuencos y platos con soporte de pedestal.

TIQUISATE 2 (FIGURA 5)

Cántaros con decoración punzonada en la base del cuello. La pasta es naranja y burda en comparación con otros tipos del grupo. El engobe es naranja traslúcido brillante o micáceo.

TIQUISATE 3 CREMA RAYADO (FIGURA 6)

El engobe crema es grueso, bruñido y opaco. Tiene incisiones en bandas con líneas cruzadas en la parte superior y exterior de la vasija.

TIQUISATE VETEADO (FIGURA 7)

Engobe naranja más oscuro que en otros tipos del grupo. Es bruñido y fue aplicado dejando vetas.

TIQUISATE 5 BAÑO TRASLÚCIDO (FIGURA 8)

La superficie tiene un engobe muy delgado y algunas veces pareciera un baño. Es muy deleznable. Tiene incisiones con líneas paralelas o semicírculos. La pasta es burda.

TIQUISATE BLANCO (FIGURA 9)

La pasta es muy fina y blanca al igual que la superficie. La forma más común son vasos. La decoración es variada incluyendo inciso, acanalado, estampado y grabado. Este tipo es posterior a los demás.

CAULOTE (FIGURA 10)

Es como Tiquisate 1 con diseños pintados en rojo. Los diseños pintados son puntos, bandas alrededor del borde y figuras de animales o plantas generalmente en el interior de platos.

GRUPO SAN ANDRES

La pasta es rosada o melón, muy fina con engobe del mismo color de la pasta. Tiene una variedad de colores: blanco/melón, blanco y negro/melón y negro/melón. Los diseños pintados incluyen motivos geométricos, esteras y figuras humanas y de animales.

GRUPO PERDIDO (FIGURA 11)

Este grupo se caracteriza por tener la superficie pintada en colores rojo y crema. La pasta es fina de color café rosado o negra. Se han identificado variedades rojo especular y crema/ ante,        rojo y crema/ negro y rojo y crema/ ante. Los platos con reborde basal y soporte de pedestal son los más comunes aunque también hay cuencos y cántaros pequeños. Este grupo es diagnóstico del inicio de la fase San Jerónimo.

CHAPULCO (FIGURA 12)

Son pequeños cántaros con paredes muy delgadas y con asas verticales a ambos los lados de color ante a café claro. Algunas veces tienen un baño de pintura blanca.

POLANCO (FIGURA 13)

La superficie es negra o crema, pulida en áreas visibles, y burda, sin pulir en las partes no visibles (interiores de vasos y exteriores de cuencos abiertos). El pulido es rayado y algunas veces tiene tonos en grises tornasol. Vasos de soporte pedestal y cuencos con soportes bulbares y tabulares. Algunos casos tienen decoración impresa o sellada con motivos de: cara rizada y tlaloc.

CORTEZA (FIGURA 14)

La forma más característica son los cuencos con soporte anular. La superficie es alisada en el exterior. Son muy particulares los incensarios de sartén con asa horizontal que termina en forma fitomorfa (pocha de cacao)

MALTA (FIGURA 15)

Son generalmente cántaros, aunque hay otras formas, sin engobe.

El borde es alisado y los cuerpos pulidos en el exterior. No tienen engobe y la pasta es de color ante.

FIRPO (FIGURA 16)

Este tipo fue identificado en Bilbao por Parsons (1967). Son cántaros de borde curvado pulido en el interior y alisado en el exterior. También hay incensarios de tres cabezas y cuencos tetrápodes grandes con soportes cilíndricos. Tiene filete pellizcado de diferentes grosores alrededor del cuerpo. El color de la pasta es café oscuro, no tiene engobe.

RECUERDO

Este tipo fue identificado en Bilbao por Parsons (1967). La forma más característica son cuencos grandes de paredes verticales y borde curvado o abierto con base cóncava. El cuerpo exterior es pulido formando patrones de rayas. Estas vasijas fueron usadas como urnas funerarias, usando una para el individuo y otra más pequeña como tapadera.

TARROS ROJO Y NEGRO (FIGURA 17)

Este tipo esta incluido dentro del Tarros de Parsons (1967). Cuencos y platos cóncavos con el borde engordado en ambos lados muy grandes, generalmente con 50 cm de diámetro. El labio puede tener un filete mellado o pellizcado o botones aplicados. Son pulidos en el interior y el exterior es burdo. Tienen huellas de haber sido colocados sobre fuego.

PULLIN (FIGURA 18)

Generalmente son negros pero hay variedades de tonalidades en una misma vasija que van desde el café, naranja y negro. Es muy bien pulido y brillante. Tiene decoración acanalada e incisa. Los diseños pueden ser geométricos o paneles en los lados de la vasija. La forma característica son cuencos globulares con paneles incisos o acanalados.

DIAMANTES (FIGURA 19)

Este tipo fue identificado por Parsons en Bilbao y es el equivalente de Amatle. La forma más popular son cántaros con punzonado en la base del cuello vertical. También hay cuencos semejantes a los de Recuerdo.

Figura 1 Cerámica Tiquisate 1

Figura 2 Cerámica Tiquisate 1, Liso

Figura 3 Cerámica Tiquisate 1, Inciso

Figura 4 Cerámica Tiquisate 1, Acanalado

Figura 5 Cerámica Tiquisate 2

Figura 6 Cerámica Tiquisate 3 Crema Rayado

Figura 7 Cerámica Tiquisate Veteado

Figura 8 Cerámica Tiquisate 5 Baño Traslúcido

Figura 9 Cerámica Tiquisate Blanco

Figura 10 Cerámica Caulote

Figura 11 Cerámica del Grupo Perdido

Figura 12 Cerámica Chapulco

Figura 13 Cerámica Polanco

Figura 14 Cerámica Corteza

Figura 15 Cerámica Malta

Figura 16 Cerámica Firpo

Figura 17 Cerámica Tarros Rojo y Negro

Figura 18 Cerámica Pullin

Figura 19 Cerámica Diamantes

REFERENCIAS

Bove, Frederick J.

1981        The Evolution of Chiefdoms and States on the Pacific Slope of Guatemala: a Spatial Analysis.  Tesis Doctoral, University of California, Los Angeles.

1987        Teotihuacan Impact on the Pacific Coast of Guatemala: Myth or Reality.  Ponencia, 52 Reunión Anual, Society of American Archaeology, Toronto.

1992        La Evolución Cultural de los Estados Tempranos en la Costa Sur de Guatemala, Ideas y Evidencias.  En U Tz’ib 1 (2):1-8. Asociación Tikal, Guatemala.

Bove, Frederick, Sonia Medrano, Brenda Lou y Barbara Arroyo (editores)

1993        El Proyecto Balberta: La Transición entre el Formativo Terminal y el Clásico Temprano en la Costa Pacífica de Guatemala. University of Pittsburgh Memoirs in Latin American Archaeology No. 6. University of Pittsburgh y Asociación Tikal, Guatemala.

Genovés, José Vicente

1993        Áreas Habitacionales en el Núcleo Los Chatos-Manantial, La Gomera, Sipacate, Escuintla, Guatemala. En VI Simposio de Arqueología Guatemalteca 1992 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo):365-373.  Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Lou, Brenda

1993        Investigaciones Arqueológicas en el área de Parijuyu: Resultados preliminares. En III Simposio de Arqueología Guatemalteca, 1989 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S.V. de Brady):317-320.  Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Medrano, Sonia

1993        Análisis Cerámico Preliminar. En El Proyecto Balberta: La Transición entre el Formativo Terminal y el Clásico Temprano en la Costa Pacífica de Guatemala (F. Bove, S. Medrano, B. Lou y B. Arroyo):70-83. University of Pittsburg y Asociación Tikal, Guatemala.

1994        Un Incensario Estilo Teotihuacano de Escuintla. En VII Simposio de Arqueología Guatemalteca, 1993 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S.V. de Brady):131-143.  Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Parsons, Lee Allen

1967        Bilbao, Guatemala: An Archaeological Study of the Pacific Coast Cotzumalhuapan Region, Volume 1. Publications in Anthropology, No.11, Milwaukee Public Museum, Milwaukee, Wisconsin.

1978        The Peripherial Coastal Lowlands and the Middle Classic Period.  En Middle Classic Mesoamerica AD 400-700 (editado por E. Paztory):25-34.  Columbia University Press, Columbia.

Wolley, Claudia

1993        Excavaciones Arqueológicas del Proyecto Chatos-Manantial, Escuintla, 1991-92. En VI Simposio de Arqueología Guatemalteca 1992 (editado por J.P. Laporte y H. Escobedo):359-364.  Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *