Asociación Tikal

30 Escultura y patrón de asentamiento en Chimaltenango – Edgar Vinicio García – Simposio 6, Año 1992

Descargar este artículo en formato PDF

García, Edgar Vinicio

1993        Escultura y patrón de asentamiento en Chimaltenango. En VI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1992 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Villagrán de Brady), pp.368-381. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

30

ESCULTURA Y PATRÓN DE ASENTAMIENTO EN CHIMALTENANGO

Edgar Vinicio García

El reconocimiento en la Tierras Altas Centrales de Chimaltenango expone algunas de las 76 esculturas registradas para el área, presentado ejemplares ya reportados y otros no reconocidos, procedentes de 33 sitios arqueológicos que incluyen asentamientos determinados por material cultural de superficie (Figura 1).

La tipología de patrón de asentamiento y de plaza fue dada en el VI simposio de Arqueología Guatemalteca y se resume así (García 1992a:51-58):

A)        Patrón de asentamiento en valle

B)         Patrón de asentamiento en pendiente

C)        Patrón de asentamiento en meseta

D)        Patrón de asentamiento montano

A)        Patrón de plaza abierto

B)        Patrón de plaza cerrado

C)        Patrón de plaza mixto

D)        Patrón de plaza de montículo aislado

E)        Patrón de plaza de culto aislado

REGIONES DE ANÁLISIS

Al considerar algunos límites geográficos y la asociación espacial, para el presente análisis la muestra se agrupó en la siguiente forma:

1.        Región del valle central de Chimaltenango (San Miguel El Tejar y Chimaltenango)

2.        Región del valle de Patzicía y San Juan Comalapa (Patzun, Patzicía, San Juan Comalapa, Santa Cruz Balanya)

3.        Región norte de Tecpan Guatemala (Santa Apolonia, San José, Poaquil, Tecpan Guatemala)

4.        Región Perén (San Martín Jilotepeque)

Al tratar cada ejemplar también se incluye información sobre el patrón de asentamiento y patrón de plaza del sitio en donde fue ubicado, con el objeto de conocer si hay relación entre la presencia de escultura y los diferentes tipos o formas de acomodarse sobre el terreno.

Entre estos ejemplares se encuentran estelas lisas o columnas basálticas y talladas, el complejo estela-altar, esculturas de espiga zoomorfa y antropomorfa, un tipo de escultura de espiga zoomorfa de donde emergen representaciones humanas –las que en el presente estudio son llamadas espigas visión por constituir representaciones humanas que emergen de serpientes–, esculturas con representaciones humanas tanto de tamaño natural como miniatura, así como esculturas misceláneas en las que se incluyen petroglifos, yugos, hachas y escultura diversa que no se ha agrupado en las anteriores categorías.

REGIÓN DEL VALLE CENTRAL DE CHIMALTENANGO

El Porvenir (#13; Shook 1969 en notas de campo) se informa de tres estelas lisas, ahora considerado como un lugar de culto aislado, presentó un enterramiento en una colina orientada norte-sur, se encuentra a 5 km del sitio Chipoton (#84), compartiendo ambos un patrón de asentamiento montano y plazas abiertas que presentan estelas lisas.

El asentamiento Los Aposentos (#95), a 4 km del mencionado El Porvenir, estuvo asentado en pendiente; se reporta escultura antropomorfa, probablemente proveniente del lugar.

El petroglifo Belén (#18), localizado en el valle central de Chimaltenango, a 4 km del asentamiento Los Aposentos, es tipológicamente considerado un patrón de asentamiento en pendiente y sitio de culto aislado; se encuentra tallado en piedra basáltica formando parte de un manantial de agua y representa una serpiente con su cuerpo entrelazado de donde emerge de sus fauces un diseño (Figura 2).

REGIÓN DEL VALLE DE PATZICIA Y SAN JUAN COMALAPA

En el valle de Chirijuyu, la escultura del asentamiento Molino de la Sierra (#29), de patrón de asentamiento en pendiente y plaza abierta muestra una espiga visión, (Figura 3) actualmente se encuentra frente al edificio de Rectoría de la Universidad de San Carlos. La figura presenta gotas debajo de sus ojos y es similar a una espiga antropomorfa localizada en Pachay las Lomas. Constituye la escultura más grande del área Kaqchikel (2.30 m de largo, 1.30 de alto y 0.95 de ancho), se trata de una escultura delicadamente tallada, dado que la calidad de incisión y rasgos finos asume un arte escultórico bien logrado.

Una escultura de espiga, con representación de serpiente donde es observable su lengua bífida, se encuentra en terrenos de la finca El Zapote en la ciudad de Guatemala y probablemente procede del mismo valle de Chirijuyu (Figura 4).

Otro monumento antropomorfo procede del sitio Chirijuyu (#27), situado a 2.5 km del asentamiento Molino de la Sierra, con patrón de plaza mixto, constituye el sitio más grande del área bajo estudio (área mayor de 21,000 m²).

En el valle central de San Juan Comalapa se registraron cuatro esculturas, la primera procede del asentamiento Tasbalaj (#96), con patrón de asentamiento en pendiente, consiste de una espiga visión, la que representa una serpiente bastante estilizada de donde emerge un personaje humano con rasgos bastante delineados como son sus ojos cerrados, nariz y boca finamente definida (Girard 1975:439).

La segunda escultura constituye una representación de espiga zoomorfa que muestra una serpiente con sus fauces abiertas y que se encuentra fragmentada en su parte superior (Figura 5). La tercera es una espiga antropomorfa de mejillas carnudas (Figura 6). Se registra una espiga aparentemente antropomorfa (Figura 7). Estas dos últimas presentan rasgos bastante particulares en toda el área bajo estudio, proceden del asentamiento Pacorral (#97), lugar conocido como Chua-Takaj-Chi-Yool o “lugar de las piedras escritas”, a 6 km al este, las que son mencionadas por Girard (1975:436).

REGIÓN NORTE DE TECPAN GUATEMALA

En el asentamiento La Giralda (#78), a escasos 0.8 km de Tecpan Guatemala, existe una escultura humana (Shook 1945 en notas de campo), que presenta brazos hacia el frente con una notoria máscara (Figura 8). En el asentamiento Caliaj (#77), a 10 km de La Giralda, de patrón en pendiente, se localizan dos espigas zoomorfas (Figura 9), asociadas cada una a fragmentos de espiga similares al encontrado en Pachay Las Lomas (#66), sitio al pie de los yacimientos de obsidiana.

Por otro lado, en Iximche (#83) se reportan varias esculturas: un marcador de espiga con representación antropomorfa, el que puede proceder del Templo 7 (Guillemin 1965:41-42); una espiga visión de rasgos faciales bastante particulares; otra escultura antropomorfa miniatura que presenta manos entrelazadas a la altura de su pecho, similar a las encontradas en la región de San José Poaquil y Santa Apolonia. Hay además una escultura de yugo, otro ejemplar esférico y una escultura antropomorfa, aunque de ésta se desconoce su verdadera procedencia, otras representaciones antropomorfas de tamaño miniatura también han sido documentadas (Parsons 1986:23, Figura 23). Algo notorio es una estela lisa cubierta de estuco (Figura 10). Es de recordar que estelas lisas en sitios Postclásicos también han sido documentadas en Jilotepeque Viejo (Mixco Viejo) y Cauinal (Lehmann 1968:29; Ichon, Fauvet-Berthelot y Plocieniack 1980:190).

También ha sido documentada la existencia de estelas talladas para las Tierras Altas Kaqchikel. Uno de los ejemplares es la Estela de Santa Rosa en el sitio Clásico Tardío del mismo nombre en Pastores, Sacatepéquez (Benítez, Chinchilla y Robinson 1993). Otra es la estela bidimensional de Xecohil (#48) fechada para Clásico Tardío (Figura 11), localizada en el sitio de culto aislado y patrón de asentamiento montano en el municipio de Santa Apolonia, Chimaltenango.

Dicha estela fue localizada en una colina orientada norte-sur, debajo de ella fue encontrado un quemador de forma cilíndrica, se encuentra asociado a un entierro directo extendido, en decúbito ventral, a 50 m se localiza una escultura de espiga antropomorfa (García 1991).

Otro hallazgo lo constituye la Estela de Saquitacaj (#34), localizada en un sitio de patrón de asentamiento en pendiente, a 10 km al noreste de Xecohil. Representa un personaje antropomorfo de cuerpo completo, sentado con una extremidad superior empuñada y la otra extendida, sobre su cabeza tiene tocado y máscara de murciélago, en la parte superior flanquean dos representaciones de perfil que ven hacia afuera (Figura 12).

Es necesario mencionar que su similitud con la Estela de Xecohil puede estar en la presencia de representaciones de perfil en su parte superior, así como la existencia de un personaje principal como motivo central.

Por otro lado, a 2 km al oeste de Saquitacaj se localiza el sitio Chuacacay (#45), con patrón de asentamiento en pendiente, en donde se encuentra un monumento de superficie plana en su base y en su parte superior; al frente presenta un personaje que muestra dientes, ojos prominentes y boca grande. Los motivos curveados en los laterales, muestran la más común representación de comisura de la boca de las serpientes (Figura 13).

Una segunda escultura en el sitio es antropomorfa, representa un personaje humano de medio cuerpo con sus manos entrelazadas al frente, tocado zoomorfo de posible batracio, dado su gran boca y ojos desorbitados. Existe además una escultura zoomorfa de escala natural en el que se observa prominentes colmillos, se encuentra sentado con sus manos en las rodillas, similar posición a una escultura hallada en El Baúl, Escuintla (Parsons 1986:Fig.137). Además se localizan dos esculturas antropomorfas miniatura las que presentan sus manos en el pecho como la representación usual (Figura 14).

En el sitio Choatacaj (#31), a escasos 5 km al sureste del sitio Chuacacay, de patrón de asentamiento en valle, se localiza una escultura antropomorfa de escala natural con sus manos rectas a la altura de su cintura, en ella se observan fajas y collares en el cuello.

En el área también han sido localizadas representaciones de esculturas de hongos trípodes en Jilotepeque Viejo (Mixco Viejo), San Martín Jilotepeque y Tecpan Guatemala; aunque dichas esculturas no han sido halladas en pozos estratigráficos, ellas fueron manufacturas y usados en el Clásico Temprano (Borhegyi 1965:37). Por otro lado, escultura de espigas pedestal con representaciones felinas o de monos son registradas para Tecpan Guatemala y Patzun (Parsons 1986:24, Figura 41-44).

REGIÓN PERÉN

La región Perén, al suroeste de San Martín Jilotepeque, pudo tener el control de los yacimientos de obsidiana, probablemente con el sitio Pachay (#66), en donde en una plaza abierta que consiste de una plataforma alargada de 45 m orientada norte sur, se encuentran cinco esculturas y una estructura piramidal al oeste.

La primera es una espiga con representación de serpiente de donde emerge un personaje humano que se encuentra bastante erosionado (Figura 15). Otro ejemplar es una representación antropomorfa bastante dañada que impide observarla, aunque aún puede observarse parte de su cabellera, de un tipo poco usual en la escultura presente en el área. La tercera es una representación de un rostro antropomorfo (Figura 16) (Girard 1975:440; el cual porta un nudo a la altura de la frente, probablemente rasgos del arte Cotzumalguapa y ojos de donde brotan gotas, similar al ejemplar encontrado en el valle de Chirijuyu; se observa entre labios clara expresión de tranquilidad.

El cuarto ejemplar de Pachay es la representación de la muerte que muestra la lengua (Figura 17); es necesario mencionar que la presente escultura y la anteriormente descrita son bastante grandes en tamaño y volumen (1.40 x 0.80 m; 1.29 x 0.71 m) y se hallan en asociación a un fragmento de espiga plano con probable función de altar. Dicho hallazgo es similar al registrado para el asentamiento Caliaj (77), a 20 km de Tecpan Guatemala, de dos esculturas zoomorfas asociadas cada una a similares fragmentos; el citado lugar muestra también un patrón de asentamiento en pendiente.

Por último, mencionaremos que a 200 m antes de llegar a Pachay, se localiza una columna o estela lisa con asociación a material cerámico de fase Las Charcas (pintura rojo/blanco; García 1992b).

Relacionado con Pachay se localiza a 6 km al noroeste el sitio Perén (#67), el cual constituye el sitio rector de la región norte de San Martín Jilotepeque, con patrón de asentamiento en meseta y plazas mixtas, presenta espiga zoomorfa con representación de serpiente y un fragmento de estela lisa.

Al norte de esta región se localizan los sitios de patrón en pendiente de Talpetate (#74), a 7 km de Perén, el que evidencia complejo estela-altar lisos y el sitio La Merced (#65), también a 7 km de Perén, con patrón de plaza cerrado y patio de pelota, el que evidenció monumento con representación de serpiente de donde emerge un personaje antropomorfo en el lateral (Figura 18).

En el sitio Quimal (#70), a 9 km al noreste de Perén (Figura 19-20), existe evidencia de dos esculturas antropomorfas de cuerpo completo que presentan un elaborado atuendo; en la primera de ellas hay diversos arreglos en el cuello a manera de collar y orejeras; sus manos están a la altura de la cintura. La segunda escultura presenta rico atuendo similar al anterior pero carece de collar y no son observables sus brazos y manos, es de mencionar que las cabezas no corresponden a dichas esculturas. De éste sitio proceden dos esculturas de espiga con representaciones humanas que emergen de serpientes, una de las cuales (Figura 21), evidencia párpados delineados y ojos bastante abiertos, mientras que la otra espiga (Figura 22), es un personaje con ojos similares a los descritos, carece de boca por estar destruida; tiene una figura zoomorfa a manera de tocado, rasgo similar a un monumento de estilo Cotzumalguapa mencionado para el valle de Antigua (Ford y Parsons 1969; Parsons 1969:Figura 64a).

En el asentamiento San Martín (#52), de la cabecera municipal, existe una representación de serpiente estilizada, de donde emerge una figura humana en la que se observa su cabello. Es una escultura bastante bien elaborada donde son notorios los rasgos serpentinos, similar a una reportada en San Juan Comalapa (Girard 1975:439). Otro ejemplar es una escultura circular de forma bastante particular, la que apareció al demoler la iglesia después del terremoto de 1976 (Figura 23).

Las figuras 24 y 25 corresponden a esculturas sin procedencia definida a sitios arqueológicos, aunque corresponden a San Martín Jilotepeque y San Andrés Itzapa respectivamente.

CONSIDERACIONES GENERALES

Por el momento no es posible establecer una tipología de escultura para la región, solamente hemos determinado hasta donde es posible su procedencia. El nivel de análisis al momento de agruparlas, se ha efectuado en las siete categorías siguientes:

A)         estelas lisas, talladas y columnas

B)        altar o quemador

C)         espigas antropomorfas

D)         espigas zoomorfas

E)         espigas visión

F)         esculturas humanas, (tamaño natural o miniatura)

G)         esculturas misceláneas, incluye petroglifos, yugos, hachas ceremoniales, algunas representaciones de bulto y otro tipo de expresiones que no incluye ninguna de las anteriores categorías

Entre las más comunes representaciones están las antropomorfas (23%), luego estelas lisas, talladas o columnas basálticas lisas (22%), espigas visión (17%), misceláneas (15%), espigas zoomorfas (9%), quemadores o altares (6%) y espigas antropomorfas (5%; Figura 21).

El tipo de reconocimiento que se viene realizando en el área, permite que el fechamiento de la escultura sea por medio del material proveniente de recolecciones de superficie, así como por el conocimiento de patrón de asentamiento, patrones de plaza y en otros casos, por la comparación escultórica de ejemplares de otras regiones, como es el caso de las columnas basálticas Preclásicas similares a las reportadas para Kaminaljuyu (Shook 1951:240-241; 1952:22; Borhegyi 1965:16) y en la Costa del Pacífico (Parsons 1969).

La evidencia de 24 esculturas estilo Cotzumalguapa en el valle de Antigua (Parsons 1969:187) y su existencia en Chimaltenango en los sitios Quimal y Pachay, hace pensar en un probable contacto a través de los volcanes de Agua y Fuego con la región de Perén y los yacimientos de obsidiana.

Por otro lado, en la región Tecpan, la escultura del periodo Postclásico es bastante escasa, con solamente siete piezas de representatividad dado que de 99 sitios y asentamientos arqueológicos reportados, únicamente se cuenta con cuatro sitios arqueológicos definidos para dicha etapa.

La relación de la escultura en sitios de patrón de asentamiento en pendiente es mayoritaria (54.54%), seguido por el en meseta (15%) y montano (15%), en valle (12%) y de culto aislado (9%; Figura 22). Respecto al patrón de plaza, la escultura predomina en el abierto (45%), seguido por el tipo mixto (18%), cerrado (12%), de culto aislado (9%) y de montículo aislado (3%). Un 12% se ignora dado que solamente se conoce el registro de la procedencia de la escultura, la que en algunos casos no ha sido posible visitar por la poca seguridad en la región (Figura 23).

Por lo tanto, la escultura de Chimaltenango parece estar asociada más a sitios que prefieren las plazas abiertas.

Las espigas antropomorfas, zoomorfas o visión raramente se hallan asociadas a patios de pelota dada la escasa existencia de éstos (cuatro sitios Postclásicos y tres Clásicos). Los sitios de culto aislado, que son únicamente cuatro, debieron ser de gran importancia respecto al resto de categorías por la existencia en ellos de estelas lisas, talladas, espigas y petroglifos. Dichas esculturas no se asociaron a ningún tipo de arquitectura, lo que los hace de importante convergencia social.

REFERENCIAS

Benítez, José, Teresita Chinchilla y Eugenia Robinson

1993        La Estela 1 de Santa Rosa. En III Simposio de Arqueología Guatemalteca, 1989 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S.V. de Brady):245-252. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Borhegyi, Stephan F. de

1965a        Archaeological Synthesis of the Guatemala Highlands. En Handbook of Middle American Indians, Vol. 2 (editado por Robert Wauchope y Gordon R. Willey):358. University of Texas Press, Austin.

1965b        Settlement Patterns of the Guatemalan Highlands.

En Handbook of Middle American Indians, Vol. 2 (editado por Robert Wauchope y Gordon R. Willey):5975. University of Texas Press, Austin.

Ford, James B. y Lee Parsons

1969        Cotzumalguapa Monuments in the Antigua Basin. En Bilbao, Guatemala: an Archaeological Study of the Pacific Coast Cotzumalguapa Region. Vol 2 (editado por Lee Parsons):187-199. Publication in Anthropology No. 12. Milwakee Public Museum, Winscosin.

García, Edgar Vinicio

1991        Recent Finds at Xecohil: A Maya Highland Site. Ponencia, 56 Reunión Anual, Society for American Archaeology, New Orleans.

1992a        Reconocimiento Arqueológico del Altiplano Central de Chimaltenango. En V Simposio de Arqueología Guatemalteca, 1991 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S.V. de Brady):51-58. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

1992b        Reconocimiento Arqueológico de las Tierras Altas Centrales de Chimaltenango. Tesis de Licenciatura, Área de Arqueología, Escuela de Historia, Universidad de San Carlos, Guatemala.

Girard, Rafael

1975        Esculturas Monumentales Olmecoides en los Altos de Guatemala. En 41 Congreso Internacional de Americanistas, Vol. 1:436-445. México.

Guillemin, George F.

1965        Iximche, 1964. Antropología e Historia de Guatemala 17:41-42.

Ichon, Alain, Marie-France Fauvet-Berthelot y Christine Plocieniak

1980        Rescate Arqueológico en la Cuenca del Río Chixoy 2 – Cauinal. Centre National de la Recherche Scientifique, París; Editorial Piedra Santa, Guatemala.

Lehmann, Henri

1968        Mixco Viejo: Guía de las Ruinas de la Plaza Fuerte Pocomam. Guatemala.

Parsons, Lee A.

1969        Bilbao, Guatemala: an Archaeological Study of the Pacific Coast Cotzumalguapa Region. Vol 2. Publication in Anthropology No. 12. Milwakee Public Museum, Winscosin.

1986         The Origins of Maya Art: Monumental Stone Sculpture of Kaminaljuyu, Guatemala and the Southern Pacific Coast. Studies in PreColumbian Art and Archaeology No. 28. Dumbarton Oaks, Washington, D.C.

Figura 1 Cuadro de sitios y asentamientos arqueológicos con presencia de escultura en Chimaltenango

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *