Asociación Tikal

11 Resultados de excavaciones en unidades residenciales de Dos Pilas, Petén, en la Temporada 1992 – Joel Palka, Fernando Moscoso, Kitty Emery, Joe Brandon, Kelly Poche, Antonia Foias y Lori Wright – Simposio 6, Año 1992

Descargar este artículo en formato PDF

Palka, Joel, Fernando Moscoso, Kitty Emery, Joe Brandon, Kelly Poche, Antonia Foias y Lori Wright

1993        Resultados de excavaciones en unidades residenciales de Dos Pilas, Petén, en la Temporada 1992. En VI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1992 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Villagrán de Brady), pp.136-153. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

11

RESULTADOS DE EXCAVACIONES EN UNIDADES RESIDENCIALES DE DOS PILAS, PETÉN,

EN LA TEMPORADA 1992

Joel Palka, Fernando Moscoso, Kitty Emery,

Joe Brandon, Kelly Poche, Antonia Foias y Lori Wright

La investigación arqueológica de 1992 en el sitio Maya Clásico Tardío de Dos Pilas, Petexbatun, Petén (Figura 1), fue realizada en la zona residencial mapeada por Stephen Houston (1987; Houston y Demarest 1990; Demarest et al 1991, 1992); las excavaciones fueron hechas en unidades residenciales de diferentes tamaños y complejidad arquitectónica. Según el muestreo de excavación diseñado por el autor principal, hemos investigado estructuras habitacionales de varias zonas del asentamiento de Dos Pilas y de residencias que fechan tanto antes como después del colapso socio-político de Dos Pilas (Demarest et al 1991; Palka, Escobedo y Chinchilla 1992).

Una muestra estratificada al azar fue seleccionada de una de la jerarquía de diez niveles de estructuras; la jerarquía incluye las estructuras más grandes y complejas de los niveles 6 a 10 hasta las plataformas bajas y simples de los niveles 1 a 5 (Figura 2; Palka 1990). Esta metodología nos permitió investigar lugares residenciales de la élite y de la población común, dándonos información sobre la vida de gente de las diferentes clases socio-económicas del sitio. Tanto la arquitectura como los artefactos encontrados en las excavaciones nos ayudan a reconstruir las diferencias sociales, económicas y políticas de la antigua sociedad Maya y cómo cada clase fue afectada por el colapso.

En este artículo presentamos los resultados de las excavaciones en Dos Pilas durante la temporada de 1992 y algunas interpretaciones preliminares del estudio sobre el asentamiento, diferentes clases socio-económicas y la sociedad Maya antigua. El complejo residencial Grupo L4-4 (nivel 7), tiene arquitectura y artefactos relacionados con la élite de Dos Pilas. Excavaciones en el Grupo P4-2 (nivel 6) mostraron evidencia material de una clase socio-económica media alta y dieron función específica a cada estructura. Dos grupos habitacionales de nivel 5, los Grupos L4-3 y M4-4, donde se encontró evidencia de talleres de pedernal y hueso, fueron usados por gente de la clase socio-económica media. También se llevaron a cabo excavaciones en dos áreas residenciales que fechan después del colapso, la Estructura L4-21 y el Grupo O5-2, donde se encontró información sobre los últimos habitantes de Dos Pilas.

EXCAVACIONES EN VIVIENDAS Y TALLERES

GRUPO L4-3: UN TALLER DE PEDERNAL Y DE HUESO

Excavaciones previas del grupo residencial L4-3, que está localizado al lado norte de la plaza principal (Figura 2), señalaron la existencia de un taller de pedernal, ya que se encontró allí una cantidad abundante de artefactos y lascas de pedernal (Becker 1973; Soto de Arrechavaleta 1986). El descubrimiento de tiestos de la cerámica Naranja Fino del grupo cerámico Altar indica una ocupación del Clásico Terminal. En la temporada de 1992, se decidió excavar las Estructuras L4-48, L4-49, L4-50, L4-51 y L4-52 de este grupo habitacional para ayudar a definir la cronología de la cerámica del sitio, para indagar el taller de pedernal y para estudiar el status socio-económico de los ocupantes del grupo (Demarest et al 1992).

Figura 1 Ubicación de Dos Pilas, Petexbatun, Petén

Figura 2 Plaza Principal de Dos Pilas y los grupos residenciales L4-3, L4-4 y la Estructura L4-21

(Houston 1987; escala 1:1000)

        Las excavaciones mostraron que la Estructura L4-49 probablemente fue el lugar de producción de herramientas de pedernal. Entre los artefactos de lítica encontrados había desde lascas grandes hasta microlíticas de pedernal, hachas, puntas, navajas y otras herramientas de pedernal en varias etapas de producción. La mayoría de los artefactos fueron excavados en basureros encontrados detrás de las Estructuras L4-49 y L4-50 de este grupo; algunos artefactos fueron encontrados sobre las plataformas y el piso del patio central. La cantidad de pedernal encontrada en las excavaciones de otros grupos habitacionales ha sido mucho más baja.

Las excavaciones de este grupo habitacional también expusieron restos de un taller de producción de artefactos de hueso, los cuales fueron identificados por Kitty Emery. Este taller es uno de los pocos talleres de hueso identificados en sitios Mayas. El análisis preliminar del material ha demostrado que hay huesos de felinos, venados y humanos, los cuales están en varias etapas de la producción de artefactos. Se han registrado muchos ejemplos de huesos trabajados y pulidos los cuales incluyen puntas, agujas y huesos cortados e incisos para usar como adornos.

La cantidad de materiales encontrados sugiere que la gente de este grupo estaba haciendo herramientas de pedernal y objetos de hueso para intercambio. Según la cronología basada en la cerámica, la fabricación de artefactos de pedernal y hueso continuó hasta el Clásico Terminal y aún después del colapso.

La arquitectura del Grupo L4-3 es menos compleja que la arquitectura de otros grupos de nivel 5 de la jerarquía de estructuras; las plataformas miden menos de 0.75 m de alto y están construidas de un cuarto. La cerámica recuperada de las excavaciones de este grupo es de tipo utilitario, pero hay algunos ejemplos de cerámica policroma simple, piedras de moler de piedra caliza y navajas de obsidiana. Estos materiales culturales indican que las estructuras de este grupo tuvieron uso doméstico y que los ocupantes pertenecieron a las clases media o media baja del sitio.

GRUPO M4-4: OTRO POSIBLE TALLER DE PEDERNAL

Otro grupo residencial del nivel 5, el Grupo M4-4, fue seleccionado para excavaciones (Figura 3). Al igual que el grupo del taller de pedernal y hueso descrito arriba, se encuentra próximo y al norte de la plaza principal de Dos Pilas (Demarest et al 1992). Tres de las estructuras del Grupo M4-4, las Estructuras M4-15, M4-16 y M4-17, son pequeñas y de un solo cuarto.

La Estructura M4-14, que está localizada al lado norte del grupo, es más grande y compleja. Los muros de las terrazas y cuartos, así como las gradas de la estructura, están construidos con piedra bien cuadrada, pero como en las otras estructuras, las paredes y el techo fueron hechos de materiales perecederos. En esta estructura se halló un entierro con un plato trípode policromo debajo del piso del cuarto central.

Aunque la arquitectura de la Estructura M4-14 es más compleja que las estructuras del Grupo L4-3, los artefactos encontrados (cerámica utilitaria y policroma, piedras de moler de piedra caliza y obsidiana) sugieren la ocupación de la misma clase socio-económica. En ninguno de los grupos se encontraron materiales exóticos tales como artefactos de jade y concha. La única diferencia entre los grupos es que la cerámica del Grupo M4-4 es sólo del Clásico Tardío y no se hallaron tiestos de cerámica Naranja Fino del Clásico Terminal como en el Grupo L4-3.

Un programa de muestreo arqueológico que usa pruebas de pala diseñado por Joseph Brandon (Demarest et al 1992) dio resultados interesantes sobre este grupo. En los alrededores del grupo residencial, se hicieron hoyos de 0.50 m de diámetro como pozos de prueba (Figura 4). Los artefactos de cada excavación fueron contados y sus posiciones en la tierra anotadas. Así se pueden formar mapas de la distribución de los artefactos y se puede detectar depósitos de basura, plataformas escondidas, cambios en la densidad de artefactos y áreas de actividad. Este sistema es más rápido, menos destructivo y presenta mejor información que pozos de prueba.

Las pruebas de pala en este grupo dieron con una mayor cantidad de artefactos de pedernal que probablemente indican la localización de otro taller de pedernal. La mayor cantidad de lascas y herramientas de pedernal fue hallada cerca de la plataforma sur del grupo (M4-16) y hasta el campo de pelota de la plaza principal que se encuentra a 50 m al suroeste del grupo. Al parecer, el taller estaba localizado en la Estructura M4-16. Las lascas gastadas del trabajo de pedernal fueron depositadas en el piso exterior entre la Estructura M4-16 y el campo de pelota.

Es interesante el que los únicos talleres de pedernal y hueso que han sido identificados en Dos Pilas están localizados cerca de la plaza principal. Después de cuatro temporadas de excavaciones en el sitio, no hemos encontrado evidencia de talleres en otras secciones del asentamiento o fuera de la zona de la plaza principal.

Sin embargo, en la temporada de 1991 hallamos un posible taller de pedernal en la Estructura L5-47 que se encuentra cerca del lado oeste de la plaza principal (Figura 2). Una cantidad abundante de pedernal (lascas y herramientas), cerámica Gris Fino del grupo Chablekal y cerámica Café Fino de Dos Pilas, que fechan al tiempo después del colapso o al Clásico Tardío/Clásico Terminal fueron halladas en las excavaciones de la pequeña Estructura L5-47 (Palka, Escobedo y Chinchilla 1992; Demarest et al 1991). Es posible que existiera un barrio o un gremio de talleres de pedernal cerca de la plaza principal.

Con esta información, podemos llegar a varias sugerencias:

1.        La producción de los talleres de pedernal y hueso fueron controlados por los nobles que vivieron en las residencias cerca de la plaza principal.

2.        Los talleres hicieron productos para el intercambio o trueque con gente que venía a la plaza principal, una alternativa más posible.

Al parecer, estos talleres hicieron artefactos rituales para los nobles, pero también artefactos con funciones utilitarias. Ya que esta actividad continuó después del colapso de Dos Pilas y después de la ocupación de la élite, parece que la segunda aseveración es correcta.

Los cronistas españoles del tiempo de la conquista y de la época colonial describen las plazas grandes de ciudades mesoamericanas como sitios de ceremonia, bailes, reuniones y mercados para el intercambio de bienes de la población (Tozzer 1941:34,96; Las Casas 1909:623; Díaz del Castillo 1934). Las plazas principales de las ciudades pre-industriales de otras culturas y hoy en Mesoamérica, tenían funciones similares a las de los Mayas (Sjoberg 1960). En este caso, es posible que los talleres hicieran los objetos de hueso y pedernal para el comercio en la plaza. El bajo status social de los habitantes de los talleres de pedernal de Dos Pilas corresponde con la información etnográfica, etnohistórica y arqueológica de Mesoamérica (Roys 1943:34; Carmack 1981; Chase y Chase 1992; Storey 1991; Collier 1975; McAnany 1991).

EXCAVACIONES EN GRUPOS HABITACIONALES

GRUPO P4-2: LA FUNCIÓN DE LAS ESTRUCTURAS DOMÉSTICAS

Un objetivo del estudio del patrón de asentamiento de Dos Pilas fue el identificar la función de estructuras de diferentes tamaños y formas, así como ver si ésta coincide con el status socio-económico de los habitantes. En las excavaciones de un grupo residencial grande, el Grupo P4-2, hemos hallado evidencia de funciones de viviendas, cocinas y posiblemente de almacenaje (Demarest et al 1991, 1992). Este grupo está localizado encima de un cerro que queda a 300 m al norte de la estructura monumental nombrada El Duende (Figura 3).

Las estructuras más grandes y complejas del Grupo P4-2, las Estructuras P4-10, P4-11, P4-12, P4-13 y P4-14, tienen tres cuartos, o un solo cuarto grande y están situadas alrededor del patio central. El piso del patio central y los pisos estucados dentro de los edificios están básicamente limpios de artefactos. En estas estructuras se encuentran entierros con vasijas policromadas simples. Al parecer estos edificios funcionaron como viviendas o lugares para reunir, dormir, comer y colocar los entierros. La escasez de artefactos en los pisos de estos edificios indica que estas no fueron usadas para preparar comida y que fueron limpiadas frecuentemente.

Figura 3A Grupo M4-4

Figura 3B Grupo P4-2 (Houston 1987; escala 1:1000)

Figura 4 Plano topográfico del Grupo M4-4, unidades de excavación y pruebas de pala

(dibujo J. Palka y F. Luin)

        Las plataformas más bajas que fueron construidas detrás de los edificios más grandes alrededor del patio central, fueron usadas para preparar y almacenar bienes y comida. Estas plataformas consisten de una hilera de piedras y un piso de piedrín. Estas plataformas pueden ser descritas como estructuras escondidas ya que no son visibles en la superficie del terreno como los montículos de los otros edificios. Encima y alrededor de estas plataformas bajas, hemos encontrado la mayoría de los tiestos de cerámica utilitaria, la lítica y piedras de moler.

En la excavación de una plataforma baja, fueron hallados restos arqueobotánicos carbonizados como semillas quemadas, pedazos de mazorcas de maíz y granos de maíz, los cuales están bien preservados a pesar de que fueron enterrados por los escombros de relleno y piedras de los muros de la misma plataforma (Figura 5). La ubicación de esta plataforma baja y los artefactos indican que esta estructura fue usada como una cocina o almacén. El análisis de los restos arqueobotánicos encontrados presentará información importante sobre la dieta de los Mayas del Clásico Tardío.

Estructuras con funciones diferentes y con arquitectura de varias configuraciones usualmente se encuentran en grupos residenciales de las clases socio-económicas altas de Dos Pilas. Las estructuras más grandes y complejas del grupo residencial P4-2 fueron hechas de piedra cuadrada y material perecedero. Las cinco estructuras más grandes del grupo tienen las gradas, los muros de los cuartos y terrazas hechos de piedra cuadrada y pisos de estuco.

Sin embargo, los edificios y los artefactos encontrados en este grupo no son de la calidad que se encuentran en grupos habitacionales de los nobles del sitio. Entonces, podemos concluir que la gente que vivió en este grupo habitacional fue de la clase media de Dos Pilas.

EL GRUPO L4-4: UN GRUPO RESIDENCIAL DE ÉLITE

El grupo residencial de la élite, el Grupo L4-4 (nombrado el Palacio de la mujer real de Cancuen), fue investigado por primera vez en la temporada de 1990. Este grupo se encuentra al lado oeste de la plaza principal y contiene las Estructuras L4-39, L4-40, L4-41, L4-42 y L4-43 (Figura 2). Allí fueron encontrados secciones de las inscripciones de la Banca Jeroglífica 1 de la Estructura L4-41, las cuales mencionan la muerte de una mujer real de Cancuen (Demarest y Houston 1990). En el relleno frente a la banca, se halló el Entierro 20, posiblemente el de Mujer de Cancuen, que contenía vasijas policromadas finas y cuentas y anillos de jade.

También fue excavado el lado sur de la Estructura L4-41, el cual fue construido con paredes de piedra cuadrada fina y techo de bóveda. Los datos arqueológicos indican que más gente ocupó este grupo que lo determinado para otros grupos habitacionales que son más pequeños. Además, la gente de este grupo tenía una cantidad más alta de bienes exóticos y artefactos mejor hechos que los ocupantes de otros grupos.

La muestra de artefactos de este grupo residencial noble fue aumentado esta temporada con la excavación de basureros y de las estructuras más bajas del grupo, las Estructuras L4-39, 40 y 42 (Demarest et al 1992). En las excavaciones de esta temporada se descubrieron materiales y rasgos arquitectónicos que pertenecen a los nobles de Dos Pilas. La arquitectura y los artefactos encontrados en este grupo son diferentes de los que se reportaron en otros grupos domésticos. Los edificios son más largos y anchos, tienen más cuartos que otras estructuras habitacionales. También los muros de los cuartos y terrazas están construidos con hileras de piedra bien cuadrada. Sin embargo, las paredes y los techos de estas estructuras fueron hechos de materiales perecederos como en otros grupos residenciales del sitio.

Aunque mucha cerámica utilitaria de tipos comunes fue encontrada en este grupo, ejemplos de cerámica policroma e incisa de buena calidad aparecen con más frecuencia que en los grupos habitacionales de los niveles socio-económicos más bajos. Los vasos policromados del Entierro 20 de la Estructura L4-41 y tiestos con pinturas policromadas de los basureros muestran la calidad y cantidad de cerámica fina usada en este grupo.

Fragmentos de una vasija grabada, que posiblemente fue usada para tomar cacao, fueron descubiertos en un basurero detrás de la Estructura L4-43 (Figura 6). Estos fragmentos muestran a un noble sentado en un trono de piel de jaguar delante de otro personaje sentado en el piso. El noble sentado en el trono lleva un tocado de lirio acuático, una máscara que usaban los nobles Mayas y los antepasados de los gobernantes de Dos Pilas, en su espalda lleva un cráneo sin mandíbula con sangre saliendo de la boca. La inscripción jeroglífica entre los dos personajes puede ser descifrada como K’INICH CHUL “sitio IK” AHAW; estos títulos pueden identificar el señor sentado como un noble del sitio Ik.

Figura 5 Plataforma baja detrás de la Estructura P4-11 y la concentración de tiestos y carbón

(dibujo F. Moscoso y F. Luin)

Figura 6 Fragmento de vasija grabada (dibujo F. Luin)

DESPUÉS DEL COLAPSO: UNIDADES RESIDENCIALES

LA PLAZA PRINCIPAL: ESTRUCTURA L4-21

Excavaciones fueron continuadas en un asentamiento post-colapso que se encuentra dentro de las murallas defensivas que rodean la plaza principal de Dos Pilas. Con la investigación de este asentamiento, pudimos aprender más sobre la vida de los habitantes que se quedaron en el sitio después del colapso. Esta información nos puede ayudar en el estudio de las causas y efectos del colapso socio-político que ocurrió durante los fines del Clásico Tardío o los principios del Clásico Terminal (Demarest y Houston 1989; Demarest et al 1991).

Decidimos excavar la Estructura L4-21, una plataforma baja con un piso de lajas, piedras cuadradas y piedras redondas como altares (Figura 2; Demarest et al 1992). Después del colapso del sitio, los ocupantes de esta estructura extrajeron piedras cuadradas de las estructuras monumentales alrededor de la plaza principal para construir la plataforma. La investigación de esta estructura indica que los ocupantes desarmaron fachadas esculpidas también para su construcción, como una máscara estilo mosaico puesta boca bajo.

Alrededor de esta estructura se encontró cerámica Café Fino que fecha al tiempo post-colapso de Dos Pilas (Clásico Tardío/Clásico Terminal) y artefactos de uso utilitario como herramientas y lascas de pedernal, navajas de obsidiana, malacates y piedras de moler. La naturaleza de los artefactos asociados con esta estructura sugiere que los ocupantes pertenecían a una clase socio-económica baja.

El trueque con otras áreas locales y distantes tuvo que existir en este tiempo para obtener los materiales exóticos tales como la obsidiana, la piedra volcánica para las piedras de moler y la piedra pómez para el desgrasante de la cerámica Café Fino.

INVESTIGACIÓN DEL GRUPO O5-2

El descubrimiento de otras residencias que fechan después del colapso fue hecho en un grupo habitacional pequeño, el Grupo 05-2, que está compuesto de las Estructuras O5-1, 2, 3 y 4 (Demarest et al 1992). Este grupo se encuentra dentro de la muralla defensiva que rodea la pirámide de El Duende (Figura 7). En lugar de construir la muralla defensiva en el terreno más alto adonde queda el grupo, los Mayas pusieron la muralla alrededor de este grupo.

Al parecer estas estructuras fueron usadas después del colapso, ya que sería mejor poner la muralla en terreno alto y más cerca a la pirámide. Pensamos que excavaciones aquí darían información sobre la vida de los ocupantes de un grupo habitacional tanto antes como después del colapso (o desde el Clásico Tardío hasta el Clásico Terminal).

Con las excavaciones de este grupo, aprendimos que los últimos habitantes construyeron plataformas bajas entre las estructuras originales del grupo. Es posible que más gente vino a vivir en este grupo después del colapso. Estos ocupantes no limpiaron encima, enfrente, ni alrededor de las estructuras, ni tiraron la basura detrás de las estructuras, sino enfrente de las estructuras, en el área del patio central.

La cerámica encontrada en esta basura fecha al Clásico Tardío/Clásico Terminal porque hay tiestos de la cerámica Café Fino de Dos Pilas y la cerámica Gris Fino del grupo Chablekal. La basura también contiene piedras de moler, mucho pedernal y obsidiana, malacates de cerámica y piedra, así como cerámica de varias formas no presentes en el Clásico Tardío.

Los materiales de la última ocupación de este grupo y de la plaza principal sugieren que la gente todavía participaba del intercambio regional y local. Por ejemplo, la obsidiana viene del Altiplano de Guatemala, la piedra pómez del río Salinas y la cerámica Gris Fino del área de Palenque. Al parecer, comerciaban telas de algodón debido a la gran cantidad de malacates encontrados o producían tela para consumo local.

La cerámica tiene diferentes formas y estilos individuales. Esto parece indicar que no había talleres centrales de cerámica o estilos estandarizados como se encuentran con la cerámica del Clásico Tardío. Es posible que la gente que vivía en este grupo después del colapso estuviera haciendo su propia cerámica.

Sabemos que la ocupación o el uso de las estructuras de este grupo fueron diferentes durante el Clásico Tardío o antes del colapso. En primer lugar, no habían tantos materiales domésticos, como mucha cerámica utilitaria, piedras de moler y lítica, en la basura asociada con las estructuras durante el Clásico Tardío. Segundo, este grupo podría tener una función especial porque la arquitectura es compleja y el grupo está localizado cerca de la estructura ceremonial de El Duende. La información obtenida sobre la ocupación del grupo antes del colapso indica que fue habitada por personas de clase socio-económica media alta.

La construcción de la Estructura O5-2 del grupo fecha al Clásico Tardío. Esta estructura fue construida de piedra cuadrada fina y tuvo un techo de bóveda hecho de lajas de piedra; también los muros del cuarto central fueron cubiertos de estuco con diseños policromados. El estuco y las pinturas fueron destruidos por derrumbes del techo y las paredes de piedra.

Un entierro masculino (Entierro 50) puesto en una cripta de piedras en el eje de la Estructura O5-2 fue saqueada por los últimos habitantes del grupo (Figura 8). Aunque se llevaron las ofrendas y algunos huesos del entierro como el cráneo y los huesos de las piernas, quedó una cuenta grande de jade que fue puesta en el área del tórax de la persona enterrada. En Dos Pilas, entierros en criptas de piedra usualmente contienen vasijas policromadas.

Otro entierro rico de otro hombre (Entierro 51), pero no saqueado, fue encontrado en la plataforma más pequeña del grupo, la Estructura O5-4 (Figura 9). Este entierro tenía una vasija cilíndrica con representaciones del Dios K, quien fue el símbolo de la élite Maya.

También se encontró sobre la cabeza un plato pintado con un animal sentado delante de una deidad que se encuentra sobre un trono (Figura 10). Este plato muestra una inscripción jeroglífica de la Secuencia Primaria Estándar. La descripción como NAHAL K’AN (WAH??) HAWANTE (plato grande de maíz?) en los textos jeroglíficos de este plato y en otro del Entierro 30 de la Estructura L5-1 (Demarest et al 1991), puede indicar que los platos fueron usados para poner tamales o otra comida de maíz (K’AN). En el arte y en los códices Mayas, las inscripciones y dibujos de platos con comida de maíz apoyan esta conclusión (Figura 11; Taube 1989). Este texto puede ser otro ejemplo de clasificación Maya de las vasijas que se presenta en la inscripción de la Secuencia Primaria Estándar (Houston, Stuart y Taube 1989).

La información de las investigaciones en la plaza principal y dentro de las murallas defensivas de El Duende indica que los nobles de Dos Pilas abandonaron el sitio durante el colapso y que estos lugares fueron ocupados por personas de clase baja quienes construyeron sus unidades domésticas dentro de las murallas defensivas. Al parecer, el trueque o intercambio continuó ya que se encontraron materiales de las Tierras Bajas y Altas. En base a este descubrimiento, se puede argumentar que los nobles no controlaron el intercambio de bienes antes ni después del colapso.

CONSIDERACIONES GENERALES

Las excavaciones de la temporada de 1992 nos dieron más información sobre la cronología del sitio, sobre el sistema económico, la organización social de sus habitantes y sobre el proceso del cambio cultural a través del tiempo. Con estos datos, hemos aprendido más sobre la organización de la sociedad de los antiguos Mayas y la naturaleza de los efectos y resultados del colapso socio-político del sitio.

El estudio de status socio-económico de Dos Pilas, la arquitectura y el material cultural, sugieren la existencia de más de dos clases socio-económicas en el sitio; no había simplemente nobles y plebeyos. Parece que había un rango de clases o status entre los nobles y los campesinos; distintos status socio-económicos pueden ser la realeza, los nobles, gente común importante o nobles menores, artesanos, campesinos y esclavos.

La élite tuvo más objetos de jade, escultura, materiales exóticos, cerámica fina y estructuras de arquitectura fina y compleja que las clases más bajas. Los ocupantes de la clase alta o media también tuvieron acceso a objetos asociados con la élite y construyeron edificios complejos de piedra cuadrada. Estos datos no concuerdan con teorías generales que sugieren que las sociedades pre-industriales tenían solo dos clases socio-económicas y que solo los nobles tenían acceso a ciertos bienes.

Las excavaciones en unidades habitacionales dentro de las murallas defensivas nos dieron información importante sobre la cronología y la vida de los últimos ocupantes del sitio. La cerámica local Café Fino y la cerámica Gris Fino se encuentran en lugares que fechan al momento del colapso socio-político del sitio, por ejemplo, adentro o cerca de las murallas defensivas. La cerámica Naranja Fino puede fechar solamente al tiempo después del colapso. Sin embargo, tenemos que excavar en otros contextos del tiempo del colapso para aclarar la cronología de la cerámica.

Figura 7 Grupo O5-2 dentro de la muralla defensiva de El Duende (Houston 1987; escala 1:1000)

Figura 8 Perfil este de la excavación de la Estructura O5-2 (dibujo F. Moscoso y F. Luin)

Figura 9 Entierro 51 de la Operación O5-4 (dibujo L. Wright y F. Luin)

Figura 10 Plato policromado del Entierro 51 (dibujo F. Luin)

Figura 11A Platos con tamales o comida de maíz, el glifo K’AN (Códice Madrid)

Figura 11B Personajes que llevan comida de maíz, el glifo K”AN (Códice Dresden)

        El estudio de las unidades residenciales indica que Dos Pilas fue abandonado por gente de todas las clases socio-económicas al momento del colapso. Al parecer, los nobles abandonaron el sitio o fueron afectados por el colapso primero ya que las murallas defensivas fueron construidas con piedra de monumentos y pasaron por encima de los edificios y viviendas de la élite (Houston 1987; Demarest y Houston 1990). Además, no se encuentra cerámica del Clásico Tardío/Terminal en las estructuras de los nobles.

Aunque al parecer todos los nobles abandonaron el sitio, otros ocupantes de las clases medias y bajas se quedaron dentro y cerca de las murallas defensivas de la plaza principal y del complejo ceremonial El Duende. El sitio quedó casi completamente abandonado en el Clásico Terminal; solo había ocupación en la plaza principal y en el Grupo L4-3. Hasta la fecha no se han encontrado tiestos de cerámica Postclásica. Entonces, se puede decir que el colapso afectó a las clases nobles primero y luego a la gente común.

Es interesante que el intercambio regional siguiera aún después del colapso y de la salida de los nobles. La gente de Dos Pilas todavía obtenía objetos de otras áreas como la cerámica Gris Fino de la región Usumacinta, obsidiana del altiplano y piedra pómez de la región del río Salinas. Al parecer los nobles no controlaban el intercambio de algunos bienes; se encuentra jade, concha y cerámica policromada en grupos habitacionales de la población y los únicos ejemplos de obsidiana verde fueron encontrados alrededor de un grupo de plataformas bajas (Grupo O4-1).

El trueque entre la gente común o una economía de mercado puede explicar la distribución de materiales utilitarios. Sin embargo, la élite Maya tenía otras funciones importantes en la economía, política y religión de la sociedad Maya, cuando abandonaron el sitio de Dos Pilas durante el colapso, la otra gente lo abandonó poco después.

AGRADECIMIENTOS

Queremos agradecer al personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia de Guatemala y del Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun especialmente los Doctores Arthur Demarest, Juan Antonio Valdés, James Brady y Stephen Houston por su ayuda y apoyo para realizar este estudio. La investigación del patrón de asentamiento de Dos Pilas de 1992 fue hecha por fondos de la Fundación Mellon de la Universidad de Vanderbilt y la organización Fulbright de los Estados Unidos.

REFERENCIAS

Becker, Marshall J.

1973        Archaeological Evidence for Occupational Specialization Among the Classic Maya at Tikal, Guatemala. American Antiquity 38 (4):396-406.

Carmack, Robert M.

1981        The Quiché Mayas of Utatlan: The Evolution of a Highland Guatemala Kingdom. University of Oklahoma Press, Norman.

Chase, Arlen F. y Diane Z. Chase

1992        Mesoamerican Elites: An Archaeological Assessment. University of Oklahoma Press, Norman.

Collier, George A.

1975        Fields of Tzotzil. University of Texas Press, Austin.

Demarest, Arthur y Stephen Houston (editores)

1989        Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: Informe Preliminar No. 1, Primera Temporada 1989. Reporte entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, Guatemala.

1990        Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: Informe Preliminar No. 2, Segunda Temporada, 1990. Reporte entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, Guatemala.

Demarest, Arthur, Takeshi Inomata, Héctor Escobedo y Joel Palka (editores)

1991        Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: Informe Preliminar No. 3, Tercera Temporada 1991. Reporte entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, Guatemala.

Demarest, Arthur, Takeshi Inomata y Héctor Escobedo (editores)

1992        Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: Informe Preliminar No. 4, Cuarta Temporada 1992. Reporte entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, Guatemala.

Díaz del Castillo, Bernal

1934        Verdadera y Notable Relación del Descubrimiento y Conquistade la Nueva España y Guatemala. Guatemala.

Houston, Stephen D.

1987        The Inscriptions and Monumental Art of Dos Pilas, Guatemala: A Study of Classic Maya History and Politics. Tesis Doctoral, Yale University, New Haven.

Houston, Stephen D., David Stuart y Karl Taube

1989        Folk Classification of Classic Maya Pottery. American Anthropologist 91 (3):720-726.

McAnany, Patricia A.

1991        Structure and Dynamics of Intercommunity Exchange. En Maya Stone Tools: Selected Papers from the Second Maya Lithic Conference (editado por T. R. Hester y H. J. Shafer):271293. Prehistory Press, Madison.

Palka, Joel

1990a        Statistical Procedures for Developing a Settlement Hierarchy and Sampling Strategy at Dos Pilas, Guatemala. Manuscrito, Vanderbilt University, Nashville.

1990b        Operación DP10: Excavaciones en la Estructura L5-49 de Dos Pilas. En Proyecto Arqueológico Regional Petexbatun: Informe Preliminar No. 2, Segunda Temporada 1990 (editado por Arthur Demarest y Stephen Houston):225-234. Reporte entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, Guatemala.

Palka, Joel, Héctor Escobedo y Oswaldo Chinchilla

1992        Patrones Residenciales en la Comunidad de Dos Pilas: Una Capital Politico-Militar de la Zona Petexbatun. En V Simposio Arqueología Guatemalteca, 1991 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S.V. de Brady):297-301. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Roys, Ralph L.

1943        The Indian Background of Colonial Yucatan. Carnegie Institute of Washington, Pub. 548. Washington, DC.

Sjoberg, Gideon

1960        The Preindustrial City: Past and Present. The Free Press, New York.

Soto de Arechavaleta, María de los Dolores

1986        Áreas de Actividad y Talleres de Piedra Tallada. En Unidades Habitacionales Mesoamericanas y sus Areas de Actividad. Universidad Nacional Autónoma de México, México.

Storey, Rebecca

1991        Residential Compound Organization and the Evolution of the Teotihuacan State. Ancient Mesoamerica 2 (1):107-119.

Taube, Karl A.

1989        The Maize Tamale in Classic Maya Diet, Epigraphy, and Art. American Antiquity 54 (1):3151.

Tozzer, Alfred M.

1941        Landa’s Relación de las Cosas de Yucatán. Papers of the Peabody Museum of American Archaeology and Ethnology, Vol. 18. Harvard University, Cambridge.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *