Asociación Tikal

052 Una nueva mención de Sihyaj Witzil Chan K’awiil, Divino Señor de Motul de San José. Camilo Alejandro Luin, Alexandre Tokovinine y Dmitri Beliaev – Simposio 28, 2014

Descargar este articulo en formato PDF

052 Una nueva mención de Sihyaj Witzil Chan K’awiil, Divino Señor de Motul de San José.

Camilo Alejandro Luin, Alexandre Tokovinine y Dmitri Beliaev

 

XXVIII Simposio de Investigaciones
Arqueológicas en Guatemala

Museo Nacional de Arqueología y Etnología
14 al 18 de julio de 2014

Editores
Bárbara Arroyo
Luis Méndez Salinas
Lorena Paiz

 

Referencia:

Luin, Camilo Alejandro; Alexandre Tokovinine y Dmitri Beliaev
2015 Una nueva mención de Sihyaj Witzil Chan K’awiil, Divino Señor de Motul de San José. En XXVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2014 (editado por B. Arroyo, L. Méndez Salinas y L. Paiz), pp. 657-662. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

Una nueva mención de Sihyaj Witzil Chan K’awiil, Divino Señor de Motul de San José
Camilo Alejandro Luin
Alexandre Tokovinine
Dmitri Beliaev
Palabras clave
Tierras Bajas Mayas, Motul de San José, Epigrafía, Clásico Tardío.

Abstract
Because of the very few stone sculpted monuments, the historic reconstruction of the ‘Ik’ “Motul de San José, Petén” lordship’s dynasty has used court scenes showed on polychrome vases found in the region. This conference will present the epigraphic and iconographic analysis of an until now unknown polychrome vase, kept in an important private collection in Guatemala. The vase displays a scene in which we found four characters that interact around a dignitary. The hieroglyphic texts associated with the scene reveal important information about the protagonists’ names and titles, which allow us to know more about the Mayan elite’s complex social life during the Classic Period.

 

Introducción
Durante el Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala del año 2013 se tuvo la cordial invitación de Sofía Paredes Maury, Directora Ejecutiva de la Fundación La Ruta Maya, para poder fotografiar algunas de las piezas de la colección que alberga dicha fundación, la cual está dedicada a gestionar la repatriación de bienes culturales que han salido ilegalmente de Guatemala y en su colección se encuentra una gran cantidad de objetos prehispánicos con un inestimable legado cultural.

Dentro de las muchas piezas de arte Maya que se fotografió, se encontró un singular vaso policromo de 20.8 cm de alto, por 13 cm de diámetro, identificado con el número de registro del patrimonio cultural de Guatemala 1.2.159.53. Dicho objeto presenta una escena cortesana acompañada por cláusulas jeroglíficas finamente pintadas (Fig.1). Su delicada forma con un sutil estrechamiento al medio es un indicativo de la cerámica del Clásico Tardío. Así mismo, el engobe naranja finamente pulido del fondo, con detalles sobrepuestos en negro, rojo, rosado y blanco son característicos del grupo cerámico Saxche-Palmar (Adams 1971:31-39; Forné 2006:60-61).
La superficie del vaso muestra diversos grados de conservación, así como evidencia de restauración posterior y secciones repintadas. La mitad superior parece ser la mejor conservada, mientras que la inferior se encuentra obviamente repintada en tiempos modernos, ya que presenta líneas visiblemente hechas por un “restaurador” que quiso completar la escena. Así mismo, se encuentran detalles no representados dentro del Corpus de Cerámica Policroma Maya del periodo Clásico. Por ejemplo, los artistas Mayas, durante este periodo, no muestran el ombligo en los seres humanos y nunca utilizan la perspectiva, ni mucho menos fueron representadas “zapatillas” como las que calza el personaje central.

La extensa restauración en la parte inferior del recipiente arroja inevitablemente una sombra de duda sobre el resto de la escena pintada. Se cree que únicamente un minucioso exámen con luz ultravioleta o alguna otra prueba podrían disipar tales preocupaciones por completo. Sin embargo, lo complejo de la imaginería de la parte superior, es demasiado idiosincrásico para tratarse de una falsificación moderna. La misma observación es válida para las glosas jeroglíficas, ya que falsificaciones modernas de personajes Mayas se traicionan a sí mismos por las inconsistencias reflejadas, o bien, son copias exactas de las inscripciones existentes y por lo tanto fáciles de identificar. Los jeroglíficos pintados en este vaso son homogéneos y presentan características únicas, las cuales apoyan que el texto fue pintado por un escriba del Siglo VII u VIII. Por ejemplo, la silaba ch’o, en la posición B2 de la primera glosa jeroglífica, presenta la forma completa del logograma ‘AK’AB’ “oscuridad” infijo. Dicho elemento, asociado con esta silaba, aparece por segunda vez en todo el corpus jeroglífico Maya y por primera vez en el texto de una vasija, pero es consistente con representaciones de animales nocturnos en el arte Maya, como murciélagos, luciérnagas y jaguares (Fig.2). Andrea Stone y Mark Zender definen el elemento ‘ak’ab’ infijo, como un elemento extralingüístico que hace comprender mejor el signo y que fue utilizado por los Mayas prehispánicos para organizar su visión del mundo en distintas categorías (Stone y Zender 2011:14). Sobre la base de estos análisis, es muy poco probable que algún falsificador experto pudiera haber plasmado estos detalles mucho antes de que estas observaciones preliminares fueran publicadas, y mucho menos antes de 2010, cuando uno de los autores de esta ponencia, Alexander Tokovinine, examinara esta vasija en las bodegas de la Fundación La Ruta Maya.

La entidad política ‘Ik’a’
El sitio arqueológico Motul de San José se encuentra ubicado a unos 4 km del actual pueblo de San José, Petén y a 3 km del lago Petén Itzá. Durante el Siglo XIX los habitantes de la región nombraban al sitio únicamente como Motul, no fue sino hasta la visita de Teobert Maler en 1865 quien las bautizó como Motul de Petén o Motul de San José para diferenciarlas del pueblo yucateco de Motul (Velázquez 2009:26).
La asociación entre el glifo emblema ‘Ik’a’ y el sitio de Motul de San José fue tentativamente sugerida por Joyce Marcus (1973:912; 1976:17-19) y un par de años después, Michael Coe (1978:130-134) llega a las mismas conclusiones. Estas observaciones fueron subsecuentemente confirmadas por Stephen Houston y David Stuart, quienes notaron que un pasaje de la Estela 2 de Motul de San José (B4-C5) probablemente se encontraba el nombre de la ciudad, ‘Ik’a’, precedida por la frase ‘uhti “ocurrió en” (Velázquez 2007:18; Tokovinine y Zender 2012:31).

Investigadores como Stephen Houston, David Stuart, Antonia Foias y Nikolai Grube, sugieren que la presencia del glifo emblema de ‘Ik’ en varios sitios, como Bejucal durante el Clásico Temprano, Motul de San José durante el Clásico Tardío y de Tayasal-Flores en el Clásico Terminal se debe a que la entidad política de ‘ik’a contó con un sistema de capitales múltiples ubicadas en las cercanías del lago Petén Itzá. Situaciones similares son encontradas en emblemas como Kaanu’l o Pa’ Chan, Dzibanche/Calakmul y El Zotz/Yaxchilan respectivamente, quienes tuvieron sus sedes en al menos dos lugares diferentes a lo largo de su historia (Velázquez 2007:19-20; nota 38).

Los señores de ‘Ik’a’
Al menos ocho gobernantes del señorío de ‘Ik’a’ son mencionados tanto en las estelas del sitio como en varias vasijas policromas encontradas en diferentes colecciones, los cuales logran reconstruir una historia dinástica de al menos 200 años (Tokovinine y Zender 2012:64-65). Aunque cabe anotar que a diferencia de otros sitios que poseen un gran número de monumentos, en Motul de San José únicamente existen seis estelas rotas y mal preservadas, por lo que muchas de las referencias de la historia dinástica del sitio proceden de monumentos foráneos y de vasijas sin procedencia que contienen registros históricos (Velázquez 2009:77). De aquí radica la importancia del vaso que se presenta en esta ponencia, ya que ayuda a reconstruir fragmentos de la historia del sitio, como en este caso atañe a la mención única hasta el momento, del nombre completo de uno de los señores de ‘Ik’a’.

La escena pintada
En este vaso se plasma una escena palaciega en donde cuatro personajes interactúan alrededor de un dignatario. La escena pintada muestra un individuo corpulento (Protagonista A) en el acto de vestirse en un traje con una “máscara de rayos X” con forma de la cabeza de una iguana, término acuñado por Michael Coe para designar este tipo de mascaras que constituyen una convención artística en la que el pintor deja plasmado, al mismo tiempo, tanto la identidad histórica del personaje como sus atributos sobrenaturales. Probablemente en algún momento de transformación o personificación de alguna deidad. Dicho personaje está viéndose a sí mismo en un espejo. Una columna blanca y cortinas implican algún tipo de marco arquitectónico como una cámara del palacio y también se observa una banca real detrás del personaje disfrazado. Es posible que en la composición original dicho espejo haya estado sostenido u ofrecido por un sirviente. En el escenario actual, el espejo reposa en la banca y el sirviente (Protagonista B) sostiene una vasija. También es probable que el sirviente originalmente sostuviera una pieza de vestuario como en otras escenas palaciegas. Otro cortesano (Protagonista C) se sitúa detrás del dignatario. Una cuarta persona (Protagonista D) se encuentra parada detrás del sirviente que sostiene la vasija, y observa atentamente en una posición de respeto y sumisión como lo denota su brazo izquierdo doblado sobre su hombro derecho. El quinto participante en la escena (Protagonista E) puede ser un niño o un enano y es difícil saber cuánto de esta figura es original o producto de la imaginación del restaurador. Este diminuto personaje juega un papel importante dentro de la escena, ya que el movimiento que presenta su cabeza girada sobre el hombro, representa un canon estilístico utilizado por los pintores Mayas, el cual trata de unificar la escena en su totalidad, llamando la atención del espectador hacia la escena principal.

La cláusula jeroglífica del Protagonista A (Fig.2) está compuesta por seis bloques dispuestos en una en una línea horizontal y una columna. Como es común en los textos secundarios, dichas glosas contienen las frases nominales de los personajes. La inscripción es un ejemplo típico de una oración de predicado sin verbo que comienza con la expresión ‘ub’aah “[esta es] su imagen”. El siguiente bloque en posición B1, es una clara forma nominal derivada del verbo johyaj, e identifica el acto ejercido por el personaje como “en [el] debut” “en [la] inauguración, en [la] embestidura”. El resto de la frase constituye el antropónimo y los títulos de la protagonista. El nombre Sihyaj Witzil? Chan K’awiil (“[el dios] K’awiil [que] nace [de] la montaña [en/de] el cielo”) no presenta dificultades, a excepción de la lectura provisional del logograma WITZ “cerro/montaña” en el Bloque D1. La versión aviar de WITZ es una posibilidad para esta inscripción, pero no es exactamente igual a otros ejemplos de dicho logograma. Puede tratarse de una versión exclusiva del escriba o bien un glifo repintado en tiempos modernos aunque el trazo es muy homogéneo. El nombre es seguido por el glifo emblema de Motul de San José, K’uh[ul] ‘Ik’[a’] ‘Ajaw “Divino Señor de Motul de San José”

El nombre Sihyaj Witzil Chan K’awiil aparece por primera vez en el corpus de inscripciones asociadas a Motul de San José. Sin embargo, es muy similar a la frase nominal Sihyaj K’awiil, de un gobernante previamente identificado en el texto pintado de la vasija sin proveniencia K1453 (Tokovinine y Zender 2012). La escena pintada en la vasija K1453 y el vaso de La Fundación La Ruta Maya también tienen mucho en común por lo que se cree que se trata del mismo personaje. Como ha demostrado Nikolai Grube, se tiene evidencia de que los gobernantes Mayas del periodo Clásico cambiaban de nombre después de su entronización, incluso también después de su muerte (comunicación personal 2013). No se puede determinar con seguridad si el renombramiento fue una costumbre generalizada o solo un suceso en la biografía de unos pocos gobernantes, ya que la mayor parte de los individuos conocidos en la historia de los Mayas, únicamente emplea una frase nominal que nunca cambia. El cambio de nombre en el momento de asumir un cargo importante es un fenómeno que se ha observado en muchas sociedades del mundo, por ejemplo los Papas de la iglesia católica al tomar el cargo. El cambio de nombre de los reyes al ser entronizados quizá forme parte de un rito de transformación, y el individuo que emerge luego de estos rituales ya no es el mismo de antes.

La segunda cláusula jeroglífica (Fig.3) identifica al Protagonista C. Por desgracia, los dos primeros bloques se están parcialmente erosionados (Tabla 1) y su lectura es problemática. Los siguientes bloques en las posiciones E3-F3, representan los títulos ostentados por el personaje, y son Ch’ok “joven/príncipe” y ‘Anaahb’. La etimología del título ‘Anaahb’ no es totalmente clara, pero es uno de los títulos reales comúnmente representados. Cabe anotar que dentro de las escenas de la corte real de Motul de San José, es la primera vez que se encuentra (Tokovinine y Zender 2012). Sin embargo, en representaciones de eventos johyaj y escenas similares en otros sitios, como los murales de Bonampak, se incluyen varios cortesanos con dicho título (Houston 2012:167).

No está claro si la tercera cláusula (Fig.4) se refiere al Protagonista B, Protagonista D o ambos. Por ejemplo, los bloques de G1-H2, escritos en caracteres más audaces podrían corresponder a Protagonista B, mientras que los bloques H3-I3 identificarían al personaje con una vasija (Tabla 1). Los bloques de G1-H1 corresponden a un título cortesano B’aah Pakal “primer escudo”. En H2 se encuentra el título Ch’ok “joven”, mientras que los bloques de H3-I3 contienen los títulos de ‘ajk’uhuun y ‘anaahb’. Así que o bien, uno de los dos protagonistas combina estos cuatro títulos, o (y que parece más probable) la tercer cláusula identifica a uno de los protagonistas como un joven guerrero y al otro como un sacerdote / adorador y ‘anaahb’.

Comentarios finales
Una de las mayores dificultades de reconstruir la secuencia dinástica de Motul de San José la presenta el pobre estado de conservación de los monumentos del sitio. Es gracias a varios vasos con información histórica que se han logrado identificar al menos ocho reyes del señorío. El vaso acá presentado aporta un pequeño fragmento más al gran vacío histórico existente en Motul de San José. Se espera, que con trabajos similares, poco a poco se vayan reconstruyendo dichos vacios, no solamente de Motul de San José, sino de la esfera completa que conforma la geografía política de las Tierras Bajas Mayas.

Referencias
Adams, Richard E. W.
1971 The Ceramics of Altar De Sacrificios. 63, No. 1. Harvard University, Cambridge, Mass.

Coe, Michael D.
1978 Lords of the Underworld. Masterpieces of Classic Maya Ceramics. Princeton, Princeton University, The Art Museum.
Forné, Mélanie
2006 La Cronología Cerámica De La Joyanca, Noroeste de Petén, Guatemala. British Archaeological Reports, International Series 1572. Archaeopress, Oxford.
Houston, Stephen D.
2012 The Good Prince: Transition, Texting and Moral Narrative in the Murals of Bonampak, Chiapas, Mexico. Cambridge Archaeological Journal 22 (2):153–175.

Marcus, Joyce
1973 Territorial Organization of the Lowland Classic Maya. En Science, Vol. 180. American Association for the Advancement of Science; pp. 911-916.
1976 Emblem and State in the Classic Maya Lowlands. Washington. Dumbarton Oaks.

Stone, Andrea y Marc Zender
2011 Reading Maya Art: A Hieroglyphic Guide to Ancient Maya Painting and Sculpture. New York, N.Y. Thames & Hudson.

Tokovinine, Alexandre y Marc Zender
2012 Lords of Windy Water: The Royal Court of Motul De San José in Classic Maya Inscriptions. En Motul De San José: Politics, History, and Economy in a Classic Maya Polity (editado por A. Foias y K. F. Emery), pp. 30-66. University Press of Florida, Gainsville, Florida.
Velásquez García, Erik
2007 Contexto histórico y cultural de los vasos de la tradición ‘ik’: el caso del pintor Tub’al ‘Ajaw. Tesis de maestría. México, Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Filosofía y Letras.
2009 Los vasos de la entidad política de ‘Ik’: una aproximación histórico-artística. Estudio sobre las entidades anímicas y el lenguaje gestual y corporal en el arte maya Clásico. Tesis de Doctorado. Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Filosofía y Letras, Posgrado en Historia del Arte.

Fig.1: Vaso polícromo en la colección de la Fundación La Ruta Maya.

Fig.2: Clausula jeroglífica correspondiente al protagonista A.

Fig.3: Clausula jeroglífica correspondiente al protagonista C.

Fig.1: Plano del área investigada, con los pozos y calas arqueológicas (Enero 2014).