Asociación Tikal

016 Proyecto Arqueológico Ceibal-Petexbatun: una vista general de nueve años de investigaciones. Flory María Pinzón González, Jessica MacLellan, Melissa Burham, Takeshi Inomata, Daniela Triadan y Damien Bazy – Simposio 28, 2014

Descargar este articulo en formato PDF

016 Proyecto Arqueológico Ceibal-Petexbatun: una vista general de nueve años de investigaciones.

Flory María Pinzón González, Jessica MacLellan, Melissa Burham,  Takeshi Inomata, Daniela Triadan y Damien Bazy

 

XXVIII Simposio de Investigaciones
Arqueológicas en Guatemala

Museo Nacional de Arqueología y Etnología
14 al 18 de julio de 2014

Editores
Bárbara Arroyo
Luis Méndez Salinas
Lorena Paiz

 

Referencia:

Pinzón González, Flory María; Jessica MacLellan, Melissa Burham, Takeshi Inomata, Daniela Triadan y Damien Bazy
2015 Proyecto Arqueológico Ceibal-Petexbatun: una vista general de nueve años de investigaciones. En XXVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2014 (editado por B. Arroyo, L. Méndez Salinas y L. Paiz), pp. 199-208. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

Proyecto ArqueológicoC eibal-Petexbatun: una vista general de nueve años de investigaciones
Flory María Pinzón González
Jessica MacLellan
Melissa Burham
Takeshi Inomata
Daniela Triadan
Damien Bazy
Palabras clave
Petexbatún, Ceibal, Patrón del formativo medio de Chiapas, Grupo E, Escondites, Preclásico Medio.

Abstract
The Archaeological Project Ceibal-Petexbatun began since 2005 and continues today. The investigations in the site of Ceibal have been focused on the identification of politic changes during the Preclassic and Terminal Classic periods. The results about Preclassic period reveals constructions building dating from 1,000 B.C. including one of the earliest version of the E Group Complex, as well as an identification of a long tradition of public ritual that consist in deposits of jade axes, vessels and burials. In the Terminal Classic period a big development in Ceibal is observed, while others Mayan cities lose their power. In this paper an overview will be given of nine years of research in the Ceibal-Petexbatun Project.

 

Introducción
En los años sesenta fueron realizadas por primera vez investigaciones en el sitio arqueológico Ceibal por la Universidad de Harvard. Sus estudios revelaron que Ceibal fue ocupado desde el período Preclásico Medio a partir de encontrar evidencias de ocupación desde la fase Real-Xe.

Con este antecedente el Proyecto Ceibal-Petexbatun inició con el principal objetivo de indagar sobre el origen de la civilización maya y para ello enfocar las investigaciones en el período Preclásico.

El origen de las civilizaciones mayas ha sido un punto de discusión por varios investigadores en donde algunos resaltan la influencia de la cultura Olmeca como la “Cultura madre”, mientras que otros destacan que la sociedad Maya se desarrolló independientemente. Ceibal por su ubicación al margen suroeste de las Tierras Bajas mayas y a cercanías de los ríos La Pasión, Usumacinta y Salinas pudo haber tenido relaciones fácilmente con las áreas adyacentes (Inomata et al. 2010).
Desde el inicio del Proyecto se han realizado arduas investigaciones sobre el patrón del formativo medio de Chiapas y el Complejo de Tipo Grupo E, es por ello que a partir de esos estudios y comparaciones con los sitios de Chiapas y la costa del Golfo se realizó la hipótesis de que en Ceibal existe un patrón del Formativo Medio de Chiapas en la Plaza Central del Grupo A.

Según John Clark y Richard Hansen en su estudio sobre el origen de la corte real maya el Patrón del Formativo Medio de Chiapas consiste en que el centro de este arreglo es un Complejo de Tipo Grupo E, que consiste en una pirámide al oeste y un montículo alargado o tres estructuras alineadas al este. Plataformas grandes rodean este complejo, y estas estructuras principales están ubicadas a lo largo del eje norte-sur. Este patrón se encuentra en los sitios como San Isidro, Ocozocoautla, Chiapa de Corzo, Finca Acapulco y La Libertad en el Valle del Grijalva, Vistahermosa y Mirador en sus afluentes, y Tzutzuculi en la Costa de Chiapas.
Es así como a partir de esta hipótesis se comenzó a excavar en el sitio arqueológico Ceibal. A continuación se muestra una vista general de nueve años de investigaciones.

Excavaciones en la Plataforma A-24
En el año 2005 se inició la excavación de la plataforma enfrente de la Estructura A-24 ubicada al sur de la plaza central (Fig.1).
En ésta plataforma se trabajó desde el año 2005 hasta 2011. Los resultados indican que esta construcción data de 1,000 AC, es decir, que fue realizada en la fase Real-Xe 1. Casi el total del volumen de la plataforma corresponde a los períodos Preclásico Medio y Tardío con pequeñas adiciones realizadas en el Clásico Terminal (Castillo y Savila 2011:125).

Excavaciones en la Corte Este del Grupo A
Desde el año 2006 hasta el 2011 se realizaron investigaciones en la corte este, ubicada al norte. Los estudios señalan que sus primeras construcciones fueron realizadas desde la fase Real-Xe nuevamente alrededor de 1,000 AC. La Corte Este fue planificada para formar un solo conjunto arquitectónico, mostrando construcciones substanciales. Su ocupación data desde el período Preclásico Medio hasta el Clásico Tardío (Fig.1).

Excavaciones en las Estructuras A-2 y A-18
Se realizaron investigaciones en las estructuras A-2 al sur y A-18 al norte de la Plaza Central. En la Estructura A-2 se registró una ocupación en el Protoclásico y Clásico Temprano, y en la Estructura A-18 se observó una ocupación desde la fase Escoba-Mamóm hasta el período Clásico Terminal con mayor énfasis en el período Cantutse-Chicanel. Con estos resultados se sabe que estas construcciones no formaron parte del patrón Formativo Medio de Chiapas por lo menos durante las primeras fases (Fig.1).

Plaza Central del Grupo A
Las investigaciones en la Plaza Central del Grupo A iniciaron desde el año 2009 y continúan a la fecha. Las excavaciones inician al frente de las Estructuras A-20 (al oeste) y A-10 (al este), seguidamente se excava al centro y al lado norte y este de la Plaza Central (Figura. 2).

En el año 2011 y 2012 fue encontrada la primera versión del Complejo Tipo Grupo E. Tanto la estructura piramidal ubicada al oeste como la plataforma larga ubicada al este fueron trabajadas en el suelo natural. La estructura piramidal fue identificada como Estructura Ajaw y consistió en una construcción escalonada en una colina natural que midió 2 m de altura y 4 m de ancho de este-oeste, esta primer versión más que una estructura piramidal fue una construcción baja.

La plataforma este fue identificada como Estructura Xa’an y también fue trabajada en el suelo natural, midió 1 m de altura y aproximadamente 42 a 55 m de ancho. La primera versión del ComplejoTtipo Grupo E fue construida durante la fase Real-Xe 1, aproximadamente 1,000 AC (Fig.3).

En 2012 únicamente se pudo ubicar el acceso de la estructura Xa’an en el lado este, por lo que en los siguientes años los esfuerzos se dedicaron a encontrar el acceso a la plataforma en la parte oeste y de ésta manera conocer la amplitud de ésta construcción.

En base a las evidencias de las excavaciones se registraron además cinco versiones más del Complejo Tipo Grupo E. La siguiente versión consistió en la construcción de la estructura al oeste llamada B’ehom que esta vez alcanzó hasta los 3 o 5 m de altura tomando más la forma de una estructura piramidal. Esta estructura se utilizó también conjuntamente con la estructura Xa’an en la fase Real-Xe 2 adhiriendo nuevos pisos.
En la tercera versión la estructura piramidal alcanzó de 6 a 8 m de altura y la plataforma se extendió más al este con la construcción de la denominada Estructura Saqpusin construcción realizada durante la fase Real-Xe 3.

Posteriormente, durante la fase Escoba-Mamom 1 y Escoba-Mamom 2 fueron realizadas nuevamente extensiones en la plataforma más al este identificadas como Estructura Raqal y Q’an las cuales fueron utilizadas conjuntamente con otras versiones más altas de la estructura piramidal.

Más al este de la plaza central se encontraron versiones tempranas de las Estructuras A-10 y A-12 que se fechan para la fase Cantutse-Chicanel. Estos resultados comprueban que se mantuvo el concepto estructural por lo menos hasta el período Preclásico Tardío y muy probablemente hasta el Clásico Temprano (Fig.3).
Desde la llegada de los primeros pobladores a Ceibal fueron realizados varios rituales dedicatorios que datan desde la fase Real-Xe 1 (1,000 AC – 850 AC) hasta la fase Escoba-Mamom (700 AC – 350 AC). Los rituales consisten en depósitos de escondites de piedra verde, colocados en grupos horizontales o en forma de flor y algunas veces en forma cruciforme. Esta clase de escondites fueron encontrados desde el comienzo de las excavaciones en el área oeste de la plaza, al frente de la Estructura A-20 y de su versión más temprana Ajaw, además de la parte central, sin embargo, se logró constatar que estos escondites no continúan dentro de la Estructura Ajaw, por lo que estos rituales estaban destinados para espacios más abiertos y públicos de la plaza.
En la parte este y centro de la plaza, fueron encontrados varios escondites de vasijas, esferas y piedras pequeñas como pequeños altares de piedra caliza. Estos escondites fueron depositados en su mayoría probablemente durante el período Protoclásico en la fase Xate 2, además de encontrar varios entierros de sacrificios, depositados en vasijas o solamente colocados en pequeñas intrusiones, la mayoría de ellos sub-adultos e infantes, probablemente también como parte de rituales dedicatorios a éste espacio ceremonial.

Con el descubrimiento de los escondites encontrados sobre el eje central este-oeste de la plaza y el hallazgo del Complejo Tipo Grupo E no solamente se hace evidente el auge de este complejo sino además se observa un amplio sistema simbólico ritual que permaneció a lo largo de los períodos Preclásico y Protoclásico.
En el Grupo A finalmente en la temporada del presente año fue encontrado el acceso del lado oeste hacia la Estructura Xa’an. El acceso consiste en pequeñas gradas que ascienden hacia la cima de la estructura que mide aproximadamente 1 m de altura, según se observó en la parte este.

Como parte de los hallazgos de este año, fue encontrado un escondite de hachas de piedra verde de gran importancia pues nuevamente refleja la interacción con la cultura Olmeca. El escondite 171 de Ceibal fue ubicado intrusivo dentro del suelo estéril con una forma cruciforme (Fig.4).

La intrusión cruciforme midió 1.75 m este-oeste y 1.60 m norte-sur, al centro la intrusión era más profunda y los artefactos estaban cubiertos por un suelo plástico negro.

En la parte norte del escondite fueron encontradas dos hachas de jade; en la parte sur una vasija y dos hachas; en la parte este una vasija y un hacha; en la parte oeste una vasija, un hacha, una posible espátula de piedra verde y justo en el límite hacia el centro un espejo de pirita; al centro se encontró un pectoral, un perforador, un percutor y un hacha, todo de piedra verde (Fig.5).

Las vasijas aunque en muy mal estado de conservación, se cree pueden ser en forma de cántaros, pues se pueden observar algunos cuellos en ésta forma. El hallazgo de éste escondite hace recordar el escondite encontrado fortuitamente por la Universidad de Harvard cuando realizaban un pozo de sondeo en la parte sur de la plaza. En esa ocasión también encontraron 5 vasijas en forma de cántaro en los cuatro puntos cardinales, 5 hachas de jade y 1 perforador, además, un suelo plástico negro también cubría los artefactos (Smith 1982:118, 244-245).

Las cerámicas contenidas en este escondite se fechan para la transición de la fase Real-Xe a Escoba-Mamom alrededor de 700 AC. Este hallazgo confirma la cronología de escondites en Ceibal. En los escondites tempranos de 1,000 a 800 AC, las hachas fueron colocadas en posiciones horizontales o formas de flor en maneras semejantes a las ofrendas del Preclásico Temprano de El Manatí. Escondites cruciformes fueron depositados después de 800 AC, es decir, estas ofrendas fueron contemporáneas con el apogeo de La Venta (Fig.6).

Excavaciones en las Áreas Residenciales
Desde el año 2011 se han dedicado esfuerzos por conocer el desarrollo de la población en una perspectiva más amplia realizando investigaciones en las áreas aledañas y periféricas al epicentro de Ceibal como el Grupo Karinel (cercano a la plaza central del Grupo A), y los grupos periféricos Muknal, Unidad 54, Amoch, Peck y el Grupo D (Fig.7).

Grupo Karinel
El Grupo Karinel, (Pescador) llamado así por el hallazgo de varios restos de tortuga, peces y otros animales de río, consiste en una plataforma residencial ubicada a 160 m al oeste de la plaza central del Grupo A. El Grupo Karinel se conforma de seis estructuras encima de la plataforma: la Estructura 47 que posiblemente era un templo pequeño; las Estructuras 45 a-d, cuatro plataformas largas en un grupo patio; y la Estructura 46 otra plataforma pequeña.

Con el objetivo de conocer la arquitectura y entender las prácticas domésticas del período Preclásico y de las primeras élites de Ceibal, se comenzaron las excavaciones en éste grupo. Las primeras ocupaciones datan desde la fase Real-Xe 2 (850 AC – 800 AC) y continúan hasta el Clásico Terminal.

De la fase Real-Xe 2 se sabe que existió ocupación debido al hallazgo de tiestos de cerámica de ésta fase, durante la fase Real-Xe 3 se encontró un entierro múltiple depositado en el suelo natural que contenía como ofrenda cuatro platos y tres cántaros de tipos Abelino Rojo, Yalmanchac Impreso y Palma Daub, tipos característicos de esta etapa.

En la fase Escoba-Mamom (700 AC – 350 AC) se observa un alto desarrollo en el área pues se construyen varios edificios de importancia.

Durante el período Preclásico Medio Tardío fueron construidas dos estructuras de relevancia en el Grupo Karinel: las estructuras Maax y Tz’unun y sus diferentes versiones. De ellas únicamente fueron encontradas las fachadas norte y en la Estructura Tz’unun también la fachada oeste.

Durante la fase Cantutse-Chicanel se registra poca ocupación, no obstante, en el período Protoclásico se evidencia una población más grande y una comunidad más arraigada a las tradiciones ceremoniales, con el hallazgo de un gran escondite parecido a los encontrados en la parte este de la plaza. El escondite consistió en el depósito de 17 vasijas completas de los tipos cerámicos Achiote y Sierra Rojo colocados de labio a labio.

Las ocupaciones siguientes en el Grupo Karinel del Clásico Temprano y Clásico Tardío, aún no están muy claras, pero las estructuras de la superficie del grupo se fechan para el período Clásico Terminal (829 – 900 DC).

Durante el Clásico Terminal, a partir del análisis de los artefactos de basureros y entierros, es posible que los residentes de esa época fueran élites viviendo en un grupo patio por encima del grupo Preclásico.

En el año 2013 se realizaron algunas investigaciones en el grupo con el objetivo de definir las orientaciones y tamaños de las estructuras Maax y Tz’unun, sin embargo, esto no fue posible por lo que se pensó que la ocupación Real-Xe se había restringido a las áreas de la plataforma donde la roca madre era más alta.

Desde el 2013 las excavaciones en el grupo estaban enfocadas en encontrar el grupo patio del período Preclásico Medio y es así como en ésta temporada se descubrió la Estructura Sutsu. Esta estructura tiene una forma circular, es de poca altura y fue construida durante la fase Escoba-Mamom 2 (700 AC – 350 AC). Esta construcción fue realizada sobre el suelo estéril dentro de un grupo patio y se cree que posiblemente sirvió como un espacio ritual público (Fig.8).

Grupos Muknal y Unidad 54
Los grupos Muknal y 54 tienen ocupaciones desde finales de Escoba-Mamom, se registra mayor ocupación durante la fase Cantutse-Chicanel y los dos tienen una ocupación extensiva en el Clásico Tardío y Terminal.

Grupos Amoch y Peck
En base a los estudios realizados por la Universidad de Harvard, los grupos en las periferias, usualmente estaban conformados por un templo, un edificio administrativo y uno residencial, con la teoría de que en éste último probablemente residía un grupo o familia que regulaba el acceso a los templos (Tourtellot 1988:24, 179, 394), cada grupo contaba con un recurso de agua cerca, para abastecer a sus habitantes y varias residencias plebeyas rodeaban los grupos de templo menor. Es posible que esos grupos sirvieran como complejos religiosos para comunidades locales.

Los grupos de templo menor según las investigaciones de Tourtellot habían sido fundados desde el Preclásico Tardío (300 AC – 250 AC) hasta el Clásico Tardío (600 DC – 830 DC) con algunas evidencias del Clásico Terminal (850 DC – 950 DC) en algunos grupos.

En esa ocasión las evidencias indicaban que la mayor concentración de la población se encontraba en el Grupo A, durante el período Clásico Terminal y por ende muy poca en las áreas periféricas.

Muchos de los templos menores en las periferias, fueron ritualmente enterrados a fines del Preclásico Tardío o durante el Clásico Temprano. Algunos de los cuales aún fueron reocupados durante los períodos Clásico Tardío y Terminal pero reutilizados de diferente manera. El objetivo importante para la otra temporada sería determinar la fecha de estos enterramientos rituales más precisamente.
Las investigaciones en el Grupo Amoch comenzaron en el año 2013. Este grupo fue construido durante la fase Escoba-Mamom, tiempo en el cual también se registran ocupaciones en otros sitios satélites como Caobal y Anonal (investigados en 2009 y 2012 respectivamente).

El templo menor en el Grupo Amoch fue construido durante la fase Cantutse-Chicanel, resultados que indican que en Ceibal existió una gran población durante el período Preclásico Tardío y Protoclásico. Las investigaciones en éste y otros grupos sugieren que los residentes de esos grupos periféricos eran independientes, política y económicamente, lo que lleva a pensar que la organización social del Ceibal no estaba muy centralizada. No obstante, las poblaciones periféricas estaban integradas en una comunidad más grande por una ideología común centralizada al núcleo de Ceibal.
En la temporada del año 2013 no se logró definir si la Estructura 1 (templo menor) del Grupo Amoch se trataba también de un templo enterrado ritualmente por lo que para la temporada 2014 fue uno de los principales puntos a definir. Para seguir investigando sobre los patrones de los grupos periféricos definidos por Tourtellot y examinar la destrucción y reutilización de templos menores, en este año se excavó además otro Grupo.

El nuevo grupo investigado fue el Grupo Peck (piedra), definido así por el hallazgo de una piedra tallada colocada como ofrenda en el eje central del templo y que consiste básicamente en el mismo patrón constructivo señalado anteriormente.
Las investigaciones en éste grupo muestran una vez más que existieron varias construcciones en el grupo al principio del período Preclásico Tardío y el Protoclásico lo que indica que las áreas periféricas mostraron un considerable aumento de población al mismo tiempo que en el área central.

Al parecer tanto el tempo menor del Grupo Amoch como el del Grupo Peck fueron enterrados ritualmente por fines del Preclásico Tardío o durante el Clásico Temprano y reutilizados durante y Clásico Tardío y Terminal.

Grupo D
Desde el año 2011 se comenzó una serie de investigaciones en el Grupo D de Ceibal con el objetivo de conocer la secuencia constructiva y la composición de los edificios en la plaza central.

Las investigaciones realizadas en las estructuras que conforman el Grupo Triádico, confirman la observación original de los arqueólogos de Harvard que no hubo ocupación significativa en el Grupo D antes del período Preclásico Terminal (la fase Xate), es decir, alrededor del 1 DC. El patrón original de la organización espacial de la parte central se mantuvo hasta el final de la ocupación del sector (Bazy 2013).
En este año se realizaron investigaciones en pequeños grupos residenciales cercanos al río la pasión con el objetivo de conocer si estos grupos eran defensivos o no. Por ello se trabajo en las Estructuras D-104a y D-87 y en un patio residencial sobre una plataforma.

El patio residencial es un patio abierto y en él fue depositado un entierro de un individuo en una pequeña cista siempre procedente del período Protoclásico. Posteriormente se registra una intrusión en esta misma sepultura en donde, remueven la mitad de sus huesos y colocan una vasija de tipo Achote Negro, que data de la fase Tepejilote 3 del Clásico Terminal.

Los resultados de esta temporada muestran que por lo menos en éstas estructuras existió una ocupación de gente sencilla cuya actividad cotidiana pudo haber sido la agricultura o extracción de sascab. Su ocupación al igual que el patio residencial comenzó desde el período Protoclásico. No obstante, es importante mencionar que por la topografía y la época en que se desarrollan estos grupos en sí mismos ya poseen un carácter defensivo, por lo que no es aún indicativo de que en otros grupos no se encuentren evidencias al respecto.

Conclusiones
Después del hallazgo de las distintas versiones del Complejo Tipo Grupo E y de las evidencias de los tantos escondites de hachas encontrados, es posible argumentar que este complejo comparte el patrón del Formativo Medio de Chiapas, debido a su orientación, distribución y temporalidad. El Complejo Tipo Grupo E de Ceibal fue construido en 1,000 AC fecha en la cual La Venta un sitio eminentemente Olmeca no se encontraba en su mayor apogeo.

El hallazgo de escondites de hachas de piedra verde en Ceibal y en forma cruciforme, indican relaciones interregionales con el área de Chiapas y La Venta que señalan además que estos rituales comunales fueron realizados antes del apogeo de La Venta pues sus depósitos fueron previo a dicha época.

En base a los estudios realizados se puede argumentar que Ceibal fue fundado al principio del Preclásico Medio con las ideas bien formalizados de organización espacial y de ritos, las cuales probablemente provienen de las Tierras Altas de Chiapas. Las interacciones con el área Olmeca probablemente jugaron un papel importante en el desarrollo de la civilización Maya. Esta afiliación con el área oeste disminuyó durante la fase Escoba-Mamom, remplazado por la relación más fuerte con el resto de las Tierras Bajas mayas.

Por lo tanto, específicamente sobre el desarrollo de ocupación en Ceibal, cuando los primeros habitantes de Ceibal ocuparon el sitio en el período Preclásico Medio (1,000 AC – 800 AC), el Grupo A predomina en ese momento como el centro ceremonial y existe poca ocupación en las áreas aledañas.

Del 800 AC al 700 AC La Venta se convierte en uno de los centros más importantes. En Ceibal se observan rituales en forma cruciforme y la ocupación en las periferias aumenta poco a poco.

Del 700 AC al 400 AC (fases Escoba-Mamom y Cantutse-Chicanel) la población aumenta en varias áreas periféricas incluyendo los Grupos Peck y Amoch investigados por el Proyecto Ceibal-Petexbatun.

En el Preclásico Terminal/Protoclásico (1 DC) sucede un cambio importante pues el enfoque de la ocupación de las élites se traslada al Grupo D, que por su topografía y cercanía al río la Pasión, se convierte en un asentamiento de carácter defensivo. En este período varios sitios de las Tierras Bajas Mayas entran en conflicto.

Referencias
Bazy, Damien
2013 Excavaciones en el complejo triádico del Grupo D: Operación CB209. En Informe del Proyecto Arqueológico Ceibal-Petexbatun: La Temporada 2013, (editado por Juan Manuel Palomo), pp.82-95. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala.

Castillo, Victor y Oswaldo Savila
2011 Excavaciones en la Plataforma de la Estructura A-24: Operación 200B. En Informe del Proyecto Arqueologico Ceibal-Petexbatun: La Temporada 2011, (editado por Victor Castillo y Takeshi Inomata), pp.123-134. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala.

Inomata, Takeshi Daniela Triadan y Otto Román
2010 Desarrollo de las comunidades preclásicas e interacciones entre las Tierras Bajas y el área Olmeca. En XXIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2009 (editado por B. Arroyo, A. Linares y L. Paiz), pp.47-61. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Smith, A. Ledyard
1982 Excavations at Seibal, Department of Peten, Guatemala: Major Architecture and Caches. Harvard University. Cambridge, MA.

Fig.1: Mapa del patrón del Formativo Medio de Chiapas.

Fig.2: Mapa de excavaciones en la Plaza Central del Grupo A.

Fig.3: Secuencia constructiva del Complejo Tipo Grupo E.

Fig.4: Escondite cruciforme No. 171.

Fig.5: Artefactos del Escondite 171.

Fig.6: Cronología de Ceibal del periodo Preclásico.

Fig.7: Mapa de Ceibal. Grupos periféricos.

Fig.8: Estructura Sutsu.