Asociación Tikal

011 Resultados de los recientes trabajos arqueológicos en Nakum, Guatemala. Jarosław Zrałka, Wiesław Koszkul, Juan Luis Velásquez, Bernard Hermes, Katarzyna Radnicka, Bogumil Pilarski y Magdalena Rusek – Simposio 28, 2014

Descargar este articulo en formato PDF

011 Resultados de los recientes trabajos arqueológicos en Nakum, Guatemala.

Jarosław Zrałka, Wiesław Koszkul, Juan Luis Velásquez, Bernard Hermes, Katarzyna Radnicka, Bogumil Pilarski y Magdalena Rusek

 

XXVIII Simposio de Investigaciones
Arqueológicas en Guatemala

Museo Nacional de Arqueología y Etnología
14 al 18 de julio de 2014

Editores
Bárbara Arroyo
Luis Méndez Salinas
Lorena Paiz

 

Referencia:

Zrałka, Jarosław; Wiesław Koszkul, Juan Luis Velásquez, Bernard Hermes, Katarzyna Radnicka, Bogumil Pilarski y Magdalena Rusek
2015 Resultados de los recientes trabajos arqueológicos en Nakum, Guatemala. En XXVIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2014 (editado por B. Arroyo, L. Méndez Salinas y L. Paiz), pp. 147-158. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

Resultados de los recientes trabajos arqueológicos en Nakum, Guatemala
Jarosław Zrałka
Wiesław Koszkul
Juan Luis Velásquez
Bernard Hermes
Katarzyna Radnicka
Bogumil Pilarski
Magdalena Rusek
Palabras clave
Guatemala, Tierras Bajas del Sur, Nakum, Preclásico Medio, Pre-Mamom, Mamom, tumba.

Abstract
Archaeological investigations carried out at Nakum during the 2014 season were especially focused on the Northern Sector of Nakum with excavations of E-Group complex (consisting of Structure 96, Structure X and its adjoining platforms). This research indicate that the first architectural version of this complex can be dated to the Middle Preclassic or Initial Late Preclassic and that it covers vestiges of Pre-Mamom occupation represented by the first Maya settlers of Nakum. During excavations conducted in the upper part of Structure X a richly furnished tomb dating to Tzakol 3-Tepeu 1 transition has been discovered. Other important research was carried out in the southwestern corner of the North Plaza in order to check anomalies detected during electrical resistance survey. These anomalies revealed various architectural features buried below the plaza and Structure 82. North of the newly found carved monument (Stela 5) a possible shrine or sanctuary cut in the bedrock was discovered. Its preliminary dating indicates Middle Preclassic or Initial Late Preclassic context of this rare construction.

 

Introducción
Desde 2006 el sitio arqueológico Nakum ubicado en parte noreste del departamento del Petén ha sido objeto de trabajos de investigación arqueológica auspiciados por la Universidad Jaguelónica de Cracovia, Polonia y realizados gracias al permiso del Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala.

Los trabajos de campo de la Temporada 2014 se enfocaron en área del Sector Norte del sitio (Fig.1). Su objetivo fue seguir investigaciones arqueológicas en área del Edificio X y sus plataformas adyacentes, con el propósito de buscar huellas de ocupación Preclásica Media en este parte del sitio. Así mismo, reconstruir la historia constructiva de esta enorme pirámide. Además, se realizaron varios estudios en área de la Plaza Norte de Nakum con el objetivo de verificar anomalías, las cuales fueron detectadas durante investigaciones no invasivas por medio del uso de un aparato de electro resistencia.

Investigaciones del Edificio X
En el año 2014 se llevaron a cabo investigaciones en la fachada oeste, en forma de túneles; con el objetivo de estudiar en manera más detallada una subestructura fechada para el periodo Preclásico Medio o Tardío Inicial, y descubierta durante las temporadas anteriores (Edificio X Sub-1). Además, se siguió con la investigación arqueológica en el templo situado en la parte superior del Edificio X.

Complejo tipo Grupo E
En la fachada oeste del Edificio X fueron excavados dos túneles cortos (Operación I, Subop. 17 y 18) y continuaron los trabajos en otro túnel ubicado en la esquina suroeste del edificio (Operación I, Suboperación 12). El objetivo de todas estas excavaciones fue determinar la forma arquitectónica del primer estadio constructivo del Edificio X denominado Edificio X Sub-1. Los trabajos arqueológicos indican que esta construcción tuvo tres o cuatro cuerpos ataludados con faldón (1.66 m de alto) (Fig.2). Al centro de la fachada principal de la subestructura hubo una escalinata (entre 9 y 10 m de ancho). El material recuperado dentro del relleno del Edificio X Sub-1 indica que éste puede fecharse para el periodo Preclásico Medio o Tardío Inicial.

El edificio en mención empalma al sur y aparentemente también al norte con dos plataformas largas (Edificios 103 y 105) formando un conjunto arquitectónico (Fig.1). Al oeste de este conjunto (en la mitad de la Plaza Norte) se encuentra una plataforma baja denominada Edificio 96. Este edificio se encuentra en eje con el Edificio X formando un posible conjunto tipo Grupo E.

Los trabajos de investigación realizados en el año 2014 en el área del Edificio 96, indican que su primera versión se fecha para el periodo Preclásico Medio (contemporáneo de la fase Mamom) y se encuentra sobre un estrato que contuvo cerámica Pre-Mamom. En el estrato Mamon, se descubrieron desechos de obsidiana verde, que sugieren contactos entre el centro de Mexico y las Tierras Bajas mayas en el Preclásico Medio. En una trinchera excavada en la fachada sur del Edificio 96, sobre el estrato fechado para la fase Mamom, se descubrió una hilera de piedras cortadas que corren en dirección norte-sur formando una construcción de dicha fase, desconociéndose al presente, sus rasgos arquitectónicos (Fig.3).

Además, cabe añadir que el Edificio 105 (extensión sur del complejo tipo Grupo E) formaba un posible campo de juego de pelota junto a otra plataforma perpendicular (Edificio 108) situada al este de la misma. La primera versión de esta cancha parece ser contemporanea con el Edificio X Sub-1.

El Grupo E de Nakum es uno de los más tempranos en esta parte de Petén. Los estudios recientes indican que los Grupos tipo E no necesariamente se usaban para las observaciones solares sino que fueron importantes símbolos de los grupos emergentes de elites mayas (Aimers and Rice 2006). Los Grupos tipo E son los primeros espacios sociales monumentales en las Tierras Bajas mayas asociados con varios rituales los cuales ayudaron a la identificación política y social de los primeros mayas (Doyle 2012).

Los primeros grupos mayas tipo E fueron ubicados en áreas altas de buena visibilidad. La ubicación de los centros del Preclásico Medio con Grupos tipo E en la parte noreste de el Petén indican que estos forman un paisaje geopolítico de pequeños estados, los que posiblemente reclamaron dominación política sobre los territorios vecinos (Doyle 2012). Nakum, donde se conocen varios vestigios de ocupación Mamom y Pre-Mamom fue sin duda uno de los centros más poderosos de este periodo en la parte noreste del Petén. Suponemos que el Grupo E, junto con el posible campo de juego de pelota que se le asocia al sur, fue el conjunto más importante del todo el sitio durante el periodo Preclásico Medio, un importante símbolo del poder de las primeras élites de Nakum y un relevante espacio ritual y social de los primeros mayas.

Entierrrro No. 8: una tumba de la transición Tzakol 3 -Tepeu 1
Los recientes trabajos arqueológicos indican que el Edificio X fue remodelado y ampliado en las siguientes épocas, entre el Preclásico Tardío y el Clásico Tardío. Al principio del Clásico Tardío se construye en su parte superior un templo de 3 cámaras grandes (Cámaras Este, Central y Oeste) cuyo espacio fue después reducido por la construcción de muros transversales y la creación de espacios más pequeños (siete recintos).

En la Temporada 2014 continuó la excavación en la Cámara Este del Edificio X, excavándose un pozo en la parte central. Al romper el piso de la cámara se encontró una capa muy densa de lascas y laminillas de pedernal. Ninguna de las lascas mostró huellas de retoque o fue trabajada después de su elaboración formando un clásico desechos de talla.

Esta capa cubrió una cámara funeraria abovedada (2.04 m de largo x 1.31 m de ancho x 1.32 m de alto) la que fue construida en el eje principal del templo del Edificio X (orientada norte-sur). Dentro de la cámara fueron encontradas otras 86 lascas de pedernal la mayoría de los cuales estaban sobre el cuerpo del difunto.

Las capas u ofrendas de lascas, o desechos de talla de pedernal u obsidiana, asociados con las tumbas, se encuentran en varios sitios mayas y están casi siempre relacionadas con entierros muy ricos, cubriendo los mismos. Depósitos similares fueron encontrados en tre otros en Tikal, Uaxactun, Dos Pilas, Tamarindito, La Corona, Río Azul, Altar de Sacrificios, Caracol, Altun Ha y otros sitios (Baron 2013: 1031-1032; Demarest 2006:68-69; Stiver 1993:156-157; Trik 1963:5; Valdés 1997: Fig. 8).

En general los depósitos en mención se conocen solo de las Tierras Bajas del Sur y salvo un ejemplo (del Preclasico Tardío) todas las tumbas asociadas con los depositos de lascas se fechan para el Clásico Temprano y Clásico Tardío (Andrieu 2012:17-18). Además están siempre asociadas con edificios elitistas.

La interpretación de los depositos de lascas de pedernal varía entre científicos. Algunos, les interpretaron como capas u ofrendas que en manera simbólica representan al Inframundo (Coe 1988:232) o al monstruo de la tierra (Fitzsimmons 2009), otros académicos subrayan los aspectos económicos de estos depositos: su ubicación en lugares tan importantes y sagrados como pirámides puede reflejar y mostrar un poderoso control económico de la adqusición y producción de los objetos de piedra por las elites mayas (cf. Andrieu 2011; Stiver 1992). También se menciona existencia de talleres especializadas en las producciones de materiales ritualizadas (Hruby [2006 y 2007] citado en Andrieu 2011:1044). No obstante, es posible que la función de estos depositos haya podido ser tanto simbólica, como económica (Andrieu 2011, 2012).

El Entierro No. 8 presenta un individuo de sexo desconocido, en posición decúbito dorsal extendido, con el cráneo hacia el norte (Fig.4). Dentro de la tumba fueron encontradas 11 vasijas, de las cuales diez fueron de cerámica y una de barro crudo. La cerámica del Entierro No. 8 le sitúa cronológicamente en una transición Tzakol 3-Tepeu 1 (Complejo Kaj).

Junto a la pared oeste de la tumba se encuentran cuatro vasijas (PANC 043 a 046) asociadas a la zona de la pelvis, torso y cráneo, junto a la pared oeste hay siete vasijas (PANC 047 a 053) de las que seis se asocian al cráneo, torso y pelvis y una (vasija de barro crudo PANC 053) a la zona de las piernas.

Hay cinco vasijas con filiación al horizonte estilístico Tzakol, cuatro asociadas al horizonte estilístico Tepeu 1 y dos con rasgos afiliados a ambos horizontes. Las últimas dos piezas mencionadas son fuentes con pestaña basal y decoración policroma típicamente Tzakol, pero ambas presentan en el fondo representaciones realistas de filiación Tepeu 1. En un caso es la representación zoomorfa de un felino (PANC 043), y en otro, es una representación antropomorfa con una posible imagen del dios solar (PANC 052) (Fig.5a-b). También una de estas fuentes (PANC 043) presenta once medio círculos negros característicos del tipo Saxché Naranja Policromo. Además, puede ser una reminiscencia estilística Tzakol el uso de decoración secundaria de estuco (color verde) en forma de banda en la zona del borde de los dos vasos cilíndricos negros del Grupo Molino (PANC 048-049).

Entierro No. 8 contuvo varios objetos malacológicos: cinco espinas de manta raya (de las cuales cuatro fueron depositados dentro de una de las vasijas [PANC 046] y la quinta en área de la pelvis), conchas, un artefacto circular de concha, una valva y un fragmento de coral (posiblemente de la especie Protula bispiralis) (Fig.5c).

El material malacológico está a menudo encontrado en los entierros mayas, especialmente entierros tipo elite (Baron et al. 2011; Gutiérrez et al. 2013). Los materiales malacológicos de mares, océanos y otros fuentes acuáticas vincula los entierros con el Inframundo que en creencias de los mayas y otras culturas mesoamericanas fue un lugar asociado con agua (cf. Fitzimmons 2009).

La vasija PANC 046 también contuvo 24 fragmentos no trabajados de piedra verde. Aunque la parte superior de esqueleto no se preservó, en área del cráneo fueron encontrados dos artefactos redondos de muy pequeño tamaño, los cuales indudablemente son incrustaciones dentales del difunto. En el mismo lugar, cerca de la cabeza se hallaron dos navajas de obsidiana.

Una de las vasijas del Entierro No. 8 (PANC 047) contuvo ocho excéntricos de pedernal (incluso tres discos, un excéntrico en forma de media luna, otro en forma de tridente y otros más), un pulidor o espátula sobre canto rodado y punta de proyectil de pedernal (Fig.5d).

La ubicación del Entierro No. 8 dentro de la pirámide (una de las más grandes del sitio), la forma del entierro -una cámara funeraria colocada en el eje principal del edificio- así mismo, el ajuar funerario, indican que su ocupante fue una persona muy importante en la comunidad local.

Las excavaciones realizadas en la parte superior del Edificio X indican que después de la colocación de la tumba se construyó un templo grande de tres cámaras en la parte superior de la pirámide. En el mismo templo se hallaron huellas de ceremonias posteriores, las cuales incluyeron la destrucción de incensarios y otros artefactos dentro de la Cámara Este del templo, debajo de la cual fue depositado el Entierro No. 8. Todo esto nos indica que la persona enterrada en la tumba pudo ser el gobernante de Nakum o por lo menos un miembro de familia de elite.

Cabe mencionar que durante las investigaciones llevadas a cabo durante la Temporada 2014, en el área del Edificio X y sus plataformas adyacentes, se realizó un trabajo de escaneo en 3D del edificio con el objeto de documentar detalladamente su arquitectura y la camara funeraria del Entierro 8 descubierta este año (Fig.6). Hemos notado, que los escáneres tridimensionales, tienen un gran potencial para la documentación de rasgos arquitectónicos, como de la decoración arquitectónica maya, algo apreciado en los recientes trabajos efectuados en Nakum y en otros sitios mayas (Fash et al. 2013).

Investigaciones de la Plaza Norte
También durante la temporada 2014 continuaron las investigaciones en la parte sur de la Plaza Norte y sus edificios adyacentes. De particular interés fue continuar la investigación de un túnel tallado en la roca por los habitantes preclásicos, cuyo extremo sur fue descubierto durante la temporada de 2013 (Zrałka et al. 2013).
La investigación de esta zona en el año 2014 dio inicio con el uso del aparato de electro resistencia para conocer el terreno alrededor del rasgo tallado en la roca. Además, con el uso de este aparato se hizo un perfil norte-sur del Edificio 82 y posteriormente se excavó una trinchera para verificar arqueológicamente los datos obtenidos por medio de electro resistencia.

Espacio ritual tallado en la roca madre
Como se mencionó anteriormente, en el año 2013 durante la investigación de la estratigrafía debajo de la nueva estela fechada para el Clásico Terminal (Estela 5), se encontró una entrada tapiada a un túnel excavado en la roca madre durante el Preclásico Medio. El túnel fue parcialmente rellenado y continuó hacia el norte a un espacio más amplio totalmente rellenado desde arriba con piedra y mezcla. Los trabajos de la temporada 2014 dieron inicio con investigación no invasiva para conocer el terreno en la zona inmediata al rasgo tallado en la roca.

Se supuso que las investigaciones no invasivas pueden indicar el tamaño y detalles de los espacios tallados en la roca madre pero los trabajos realizados en el área inmediata al túnel excavado en la roca no proporcionaron anomalías que podían referirse al espacio(s) tallado(s) en la roca. La investigación no invasiva detectó anomalías en otros lugares del área investigada. Una de estas anomalías ubicada cerca de 9 m del extremo norte del túnel fue verificada arqueológicamente y trajo el descubrimiento de un rasgo circular parcialmente tallado en la roca y parcialmente hecho de mampostería.

Para conocer la función del túnel y espacio tallado por los mayas en la roca madre, fue excavado un pozo, de cerca de 1 m al norte del extremo norte del túnel y posteriormente fueron efectuadas excavaciones extensivas ubicadas a 4 m al norte del túnel mencionado.

Producto de estos trabajos, fue el descubrimiento de un espacio simétrico tallado en la roca madre (Fig.7), con escalones en dos lados y que comunicaban la superficie de la plaza con la parte inferior del espacio tallado (ubicado cerca de 1.2 m debajo del nivel actual de la plaza). En este lugar el espacio tenía forma de corredor, el cual en la parte norte se ampliaba simétricamente al este y al oeste, llegando a un altar tallado en la roca caliza, que fue sin duda el rasgo más importante en este espacio. El altar sobresale parcialmente al sur y tiene un nicho tallado al norte en la roca madre (Figs.7 y 8).

Sobre el altar se documentaron varias capas quemadas. La investigación mostró, que inicialmente el fuego fue quemado sobre la roca y posteriormente se construyó un nicho de mampostería continuando las quemas sobre la capa de estuco. Esta capa fue remodelada al menos 4 veces con nuevas capas de estuco; lo que puede sugerir que el altar fue usado por largo periodo de tiempo. El fechamiento preciso del altar y el espacio tallado en la roca no es claro, pero el espacio fue rellenado con cerámica del periodo Preclásico Tardío Inicial, lo cual sugiere el fechamiento del altar para este periodo o para periodo Preclásico Medio.

La forma del espacio tallado en la roca con su altar sugiere, que este espacio tenia función ritual. Las gradas talladas de dos lados sugieren que los habitantes de Nakum podían bajar desde el este y oeste de la plaza al interior del espacio tallado y procedían al norte cerca del altar para participar en la actividad relacionada con fuego.

Existía también otra entrada a este espacio ritual por el túnel tallado en la roca madre al sur de ambos graderíos que, fue tallado en la escalinata que comunicaba los bajos ubicados al sur del Sector Norte del sitio, con el nivel de la Plaza Norte. Para entrar así, las personas tenían que subir la escalinata, entrar de rodillas al túnel (éste tenía solamente 0.7 – 0.8 m de altura) y a continuación podían ponerse de pié en el corredor que conducía hacia el altar. Tomando en cuenta la profundidad del espacio tallado cerca del altar (1.20 m), la parte superior del torso y cabeza de las personas fueron visibles desde la plaza.

Actualmente es difícil la interpretación de las actividades que se llevaron a cabo en este lugar, dodos los escasos datos recuperados y la ausencia de analogías directas a este descubrimiento. El carácter del altar tallado en la roca sugiere que la actividad fue relacionada con fuego y con la tierra misma. Cerca de 3 m al norte del altar, más o menos en el mismo tiempo, los mayas hicieron una construcción circular que sobresalía de la plaza (Fig.9).

La construcción fue detectada por el aparato de electro resistencia y verificada por excavación arqueológica. La investigación mostró, que la parte inferior del rasgo circular fue tallada en la roca y la parte superior fue construida de piedra de mediano tamaño cortada y unida con mezcla, la cual sobresalió al menos 0.80 m sobre la superficie de la roca. La construcción fue posiblemente usada como un contenedor de almacenamiento.

En un momento posterior que puede situarse después del inicio del periodo Preclásico Tardío, el espacio ritual tallado en la roca con su altar fueron rellenados con mezcla blanca muy dura con piedras de pequeño tamaño y sellados por un piso, que cubrió la roca madre alrededor y en la parte inferior del rasgo circular de mampostería. Esta construcción fue usada por tiempo más largo, posiblemente hasta el periodo Clásico (cuando es construida una plataforma al costado este) posiblemente pasando a funcionar como chultun.

Investigaciones no invasivas y arqueológicas en el Edificio 82
El Edificio 82 se ubica directamente al sur del espacio tallado en la roca madre y delimita hacia el oeste el acceso a la Plaza Norte, en uno de los extremos de la Calzada Perigny (véase Fig.1). La estela del periodo Clásico Terminal investigada por el PAN en el año 2013 (Estela 5), se ubica en el eje norte-sur, del edificio en su fachada norte. Debido a esa información, se trazó un eje norte-sur (28 m de largo) para investigar el edificio, utilizando un aparato de electro resistencia.

El aparato mostró tres anomalías significantes de alta resistividad, bajo la plana y amplia cima del edificio (en el eje principal norte-sur). Para verificar arqueológicamente las anomalías, en la cima se colocó una trinchera de 11 m de largo norte-sur x 1 m de ancho este-oeste. Después de la exploración del humus y la parte superior de la última fase de su ocupación durante el Clásico Terminal, se encontró el piso de la penúltima fase en el extremo norte y sur de la trinchera, el cual presentó un corte muy evidente en su parte central (Fig.10).

El corte tenía cerca de 1.60 m de diámetro y fue rellenado con tierra y piedra suelta, conteniendo abundante ceniza en su parte superior. La investigación mostró, que el corte tenía casi 2.70 m de profundidad. Lo interesante es, que en el corte fue documentada la huella de un poste que fue colocado en el centro del corte a 1 m de profundidad debajo del penúltimo piso. Alrededor de este poste los constructores pusieron mezcla con piedras. No se sabe si este poste sobresalía encima del piso, tampoco se conoce su función exacta. La capa gruesa de la ceniza en la parte superior sugiere que el fuego fue usado alrededor o encima del poste.

La verificación arqueológica, mostró que las anomalías presentadas por el aparato de electro restistencia pueden referirse a la erosión del piso superior (dos lugares) y la anomalía central resultó en descubrimiento del corte mencionado anteriormente. En las temporadas futuras se planea el uso más amplio de las investigaciones geofísicas con la aplicación de diferentes parámetros para la misma área, para verificar y establecer el mejor método para diferentes suelos y lugares del sitio.

Agradecimientos
Se agradece al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala y al Ministerio de Cultura y Deportes por la autorización de los trabajos arqueológicos realizados en Nakum. La investigación fue posible gracias a los fondos obtenidos de Centro Nacional de Ciencia de Polonia (NCN, programa Opus 2, no. de beca: 2011/03/B/HS3/00686), la Fundación National Geographic (Global Exploration Fund, beca no. GEFNE91-13), Ministerio de Educación Superior y Ciencia de Polonia (beca no. 0062/DIA/2012/41) y la Universidad Jaguelónica de Cracovia. También se da las gracias al Proyecto DECORSIAP por su colaboración y apoyo en la organización y funcionamiento del campamento en Nakum y por el préstamo del laboratorio y espacio para vivir en el campamento de Yaxha.

Referencias
Aimers, James y Prudence Rice
2006 Astronomy, Ritual, and the Interpretation of Maya “E-Group” Architectural Assemblages. Ancient Mesoamerica 17: 79–96.

Andrieu, Chloé
2011 La interpretación económica de los depósitos de lascas en las Tierras Bajas. En XXIV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala (editado por B. Arroyo, L. Paiz, A. Linares y A. Arroyave), pp. 1043-1058. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala (versión digital).
2012 Chipping Away at the Facts: What Chipped Stone Tells Us about Maya Daily Life? En Maya Daily Lives, Proceedings of the 13th European Maya Conference (Acta Mesoamericana 24), pp. 11-23, Anton Saurwein.

Baron, Joanne
2013 Dioses patrones de La Corona: comunidad y poder. En XXVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala (editado por B. Arroyo y L. Méndez Salinas), pp. 1029-1040. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Baron, Joanne; Diana Fridberg, Marcello Canuto
2011 Entró el agua: utilización de especies acuáticas en contextos mortuorios de La Corona, Guatemala. Ponencia presentada durante el XXI Encuentro Internacionál de Investigadores de Cultura Maya, Campeche, Mexico.

Coe, Michael D.
1988 Ideology of the Maya Tomb. En Maya Iconography (editado por E.P. Benson y G.G. Griffin), pp. 222-235, Princeton University Press, Princeton.

Demarest, Arthur
2006 The Petexbatun Regional Archaeological Project: A Multidisciplinary Study of the Maya Collapse. Vanderbilt Institute of Mesoamerican Archaeology Series, Vol. 1. Vanderbilt University Press, Nashville.

Doyle, James
2012 Regroup on “E-Groups”: Monumentality and early centers in the Middle Preclassic Maya Lowlands. Latin American Antiquity 23(4): 355-379.
Fash, Barbara; William Fash, Jorge Ramos, Alexandre Tokovinine
2013 Informe del Centro David Rockefeller de Estudios Latinoamericanos. Programa Banco Santander/Fundación Botín para la Investigación y Conservación de la Escultura Maya. Harvard University.

Fitzimmons, James L.
2009 Death and the Classic Maya Kings. University of Texas Press, Austin.
Gutiérrez Castillo, Yeny Myshell, Stephen Houston, Edwin Román, Thomas Garrison, Sarah Newman, Catherine Magee
2013 Entre conchas y océanos: analizando los artefactos malacológicos procedentes del Entierro 9 de El Zotz, Petén, Guatemala. En XXVI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2012 (editado por B. Arroyo y L. Méndez Salinas), pp.597-609. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Stiver, Laura R.
1993 El uso ritual de la lítica en Dos Pilas, Guatemala. En VI Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1992 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Villagrán de Brady), pp.154-158. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Trik, Aubrey
1963 The Splendid Tomb of Temple I at Tikal, Guatemala. Expedition 6(1): 3-18.

Valdés, Juan Antonio
1997 Tamarindito: Archaeology and regional politics in the Petexbatun region. Ancient Mesoamerica 8: 321-335.
Zrałka, Jarosław; Wiesław Koszkul, Juan Luis Velásquez, Bernard Hermes, Katarzyna Radnicka, Beata Golinska, Tomasz Skrzypiec, Omar Schwendener, Edna Rodas, Dorian Díaz
2013 Proyecto Arqueológico Nakum: Informe final. Temporada 2013. Informe entregado al Instituto de Antropología e Historia de Guatemala, Guatemala de Asunción.

Fig.1: Mapa del Sector Norte de Nakum con ubicación del Grupo tipo E descrito en el artículo
y otros edificios excavados durante la Temporada 2014. Mapa según P. Szczepanik
y M. Sip, Proyecto Arqueológico Nakum.

Fig.2: Foto de la fachada del segundo cuerpo del Edificio X Sub-1, vista desde el sur (arriba) y norte (abajo). Preclásico Medio o Tardío Inicial. Foto por R. Słabonski.

Fig.3: Edificio 96. Perfil este de la Operación II, Suboperación 5.
Dibujo por M. Rudzinska y K. Radnicka.

Fig.4: Planta del Entierro 8 de Nakum (Dibujo por K. Radnicka)

Fig.5: Parte del ajuar funerario del Entierro 8 de Nakum. Foto por R. Słabonski.

Fig.6: Imagen generada por Escaner 3D mostrando el Edificio X (vista desde el este)
con ubicación del Entierro 8 (por B. Pilarski).

Fig.7: Altar tallado en la roca madre y posteriormente remodelado con piedra y estuco.
Extremo sur de la Plaza Norte. Planta. Dibujo por W. Koszkul y A. Danecki.

Fig.8: Altar tallado en la roca madre. Vista desde arriba (arriba) y dibujo de la fachada del altar (abajo).
Dibujo por B. Pilarski. Foto por R. Słabonski.

Fig.9: Rasgo redondo de mampostería (parte superior) y tallado en roca madre (parte inferior)
encontrado por la investigación con el uso de aparato de electorresistencia. Foto por R. Słabonski.

Fig.10: Ubicación del perfil hecho con el aparato de electroresistencia encima del Edificio 82
con la ubicación de anomalías y planta de la trinchera abierta sobre el mismo edificio.
Dibujo por M. Ciura y K. Radnicka.