Asociación Tikal

074 Bolontun: un sitio extraordinario en la periferia de Uaxactun. Guido Krempel, Milan Kovác, Tomas Drápela y Silvia Alvarado Najarro – Simposio 27, 2013

Descargar este articulo en formato PDF

074 Bolontun: un sitio extraordinario en la periferia de Uaxactun.

Guido Krempel, Milan Kovác, Tomas Drápela y Silvia Alvarado Najarro

 

XXVII Simposio de Investigaciones
Aqueológicas en Guatemala
Museo Nacional de Arqueología y Etnología
22 al 26 de julio de 2013
Editores
Bárbara Arroyo
Luis Méndez Salinas
Andrea Rojas

 

Referencia:
Krempel, Guido; Milan Kovác, Tomas Drápela y Silvia Alvarado Najarro
2014 Bolontun: un sitio extraordinario en la periferia de Uaxactun. En XXVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2013 (editado por B. Arroyo, L. Méndez Salinas y A. Rojas), pp. 903-918. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

Bolontun: un sitio extraordinario en la periferia de Uaxactun
Guido Krempel
Milan Kovác
Tomas Drápela
Silvia Alvarado Najarro
Palabras clave
Tierras Bajas Mayas, Uaxactun, Bolontun, Dos Torres, Preclásico, Clásico.

Abstract
Located on a hill around Uaxactun, the new site Bolontun shows an important number of monuments and a particular settlement pattern that have motivated different investigations which permit and important and preliminary view, demonstrating a long occupation from the Preclassic up to the Late Classic. We found a stone sculpture with very early iconography in Maya art and the monuments that were first registered, which allow us to discuss particular cultural patterns in this article, as well as the relation between these patterns and the cave located under the plaza that supported the monuments.

Introducción
El sitio Bolontun fue dado a conocer por primera vez en este simposio. Fue localizado el día 15 de abril de 2010 por el director del proyecto SAHI-Uaxactun Milan Kovác con el geógrafo Matúš Riecan y el cazador de la aldea Edison Eulalio Barillas Pop, quienes encontraron primero la zona conocida como “zartenejas” – lo cual se refiere a recipientes artificiales labrados en la roca donde los cazadores locales recolectan agua durante sus estadías en la selva. El sitio se localiza en un recorrido muy lejano y ascendiendo dos cerros de los cuales en cada uno se encontraron plazas grandes con tres estructuras y restos de estelas. El sitio no había sido registrado ni mencionado en ningun informe previo de esta zona, tampoco era conocido por los habitantes de Uaxactun, aunque estan úbicados en la selva cercana, a solamente unos 4.5 km de distancia en linea recta de la aldea Uaxactun (Fig.1). Posteriormente el director del proyecto envió un equipo de reconocimiento, dirigido por Tomáš Drápela, con el objetivo de recorrer el sitio nuevo. El equipo localizó otras estructuras y además la Estela 2 (Fig.2), que todavía muestra inscripciones jeroglífcas conservadas. La información preliminar sobre los sitios nuevos se publicó en el mismo aňo en el informe del proyecto (Kovác 2010:739-740), incluido un dibujo de la Estela 2 por Milan Kovác y el desciframiento de su fecha, 9.4.13.0.0 13 Ajaw 13 Yaxk’in, que corresponde al dia 11 de agosto del 527 DC, como lo pudieron decifrar los epigrafistas Hector Xol Chok y Ramzy Barrois (Kovác 2010:746-747).

El mapa preliminar (Fig.3) de los dos sitios fue realizado por Tomáš Drápela y publicado por primera vez un año después (Kovác y Drápela 2011:422). El primer sitio fue denominado originalmente como Grupo K, luego se verificó que no se localizaba dentro del área de recorrido del sitio Uaxactun y fue nombrado con el nombre de “Zartenejas”. Según las reglas del proyecto SAHI-Uaxactun la nomenclatura del reconocimiento (letras y números) se cambia a un nombre común cuando se inician excavaciones arqueológicas. Las excavaciones de los sitios RSO 1 y RSO 2 se iniciaron en el aňo 2011. Mayormente se excavó el sitio RSO 2 que entonces se denominó por la ausencia de cualquier nombre local: Dos Torres, debido a dos grandes pirámides que limitan el espacio de la Plataforma Central, una al lado norte, y otra al sur. Los Coordenades de GPS del sitio Dos Torres son: N 17°;21.620’, W 89°;39.251’. Finalmente el nombre se estabilizó bajo una nueva nomenclatura del reconocimiento del proyecto como RSO 1, el cual indica las letras iniciales de Reconocimiento Sur-Oeste (de Uaxactun) – 1-er sitio registrado. El sitio vecino se denominó RSO 2 aunque desde el inicio de las investigaciones se propuso que los dos sitios originalmente formaron un asentamiento compacto, sin embargo debido a las pocas evidencias, preliminarmente se respetan sus limites naturales, formados por dos cerros arduos con sus plataformas artificiales encima de cada uno (Fig.4). Hasta hoy estan administrativamente divididos como dos asentamientos independientes hasta cuando se encuentra mas evidencia indicando su probable unión.

Recorrido al suroeste de Uaxactun
Los conjuntos de estructuras arquitectónicas, los cuales forman dos grupos denominados como grupos A y B de la localidad llamada Bolontun, están ubicados a 4,8 km al suroeste de Uaxactun en el paisaje montañoso junto con la así llamada localidad Dos Torres. El cambio de la altitud sobre el nivel del mar desde Uaxactun (190 msnm) en la orilla de un bajo extendido (Bajo de la Juventud) hasta la cresta de las montañas (340 msnm) es aproximadamente 150 m y los valles profundos son característicos para la geomorfología de esta transición. Directamente del área de Bolontun-Dos Torres pasan al este cinco valles creando los barrancos escarpados y uno de ellos separa dos cerros- las ubicaciones de Bolontun y Dos Torres- los cuales están juntos formando la misma cresta que permite una buena visibilidad sobre el bajo entero, sin una densa vegetación contemporánea.

En el este del área no se encontraron asentamientos durante el recorrido, pero en la zona norte hay varios sitios pequeños (RSO 7- I, II, III, IV y V) los cuales están ubicados a 1 km de Bolontun y asimismo también son vecinos de unos asentamientos (RSO 9 y 11) en la propia periferia de Uaxactun.

Arriba de un cerro localizado entre Uaxactun y Bolontun hay un chultun que indica, a pesar de la ausencia de la arquitectura, la posibilidad de una población prehispánica en esta área, así como unos lugares en las pendientes que probablemente eran llanos por la actividad humana. En la periferia norte de Bolontun se localizan dos asentamientos aislados (RSO4 y RSO5), cado uno formado por una sola estructura sobre una plataforma alta, los dos ubicados en áreas bien elevadas.

El área central de Bolontun está formada por 16 montículos, es decir vestigios arquitectónicos y seis cerros, los cuáles, a pesar de la ausencia de vestigios de derrumbe, también se puede asumir como parte del paisaje arquitectónico. Eso se puede explicar por la geomorfología particular del paisaje del asentamiento de Bolontun: los niveles de dichos cerros podrían corresponder a terrazas regulares cuando se utilizó y modificó en esta área la forma natural del terreno. La localidad de Dos Torres tiene ocho vestigios de estructuras y también una problemática similar. En la orilla sur de la plaza extendida se ubica la estructura Dtr-VII en la área elevada y en su alrededor hay seis cerros y un chultun, los cuáles parecen ser parte del paisaje arquitectónico por su mismo carácter como los cerros de Bolontun. La misma situación se encuentra 500 m al oeste en el área RSO16 que está dividida de Dos Torres por un bajo. Allí se registraron cuatro cerros elevados con las cimas planas, pero sin vestigios de derrumbe. Sin embargo, las investigaciones de dos cuevas no revelaron ninguna evidencia de cerámica y en toda el área no se encontraron chultunes.

Mientras que en los sitios Bolontun y Dos Torres se registró una notable cantidad de 15 chultunes, además cabe mencionar que en dos valles (uno que parcialmente divide el área entre Bolontun y Dos Torres, así como un segundo que tiene la misma orientación y se ubica 300 m más al noreste) se encontró evidencia de varios muros los cuales bloquean los barrancos que pueden formar unos pequeños depósitos de agua.

Como una parte del paisaje urbano también se puede presuponer dos calzadas, las cuales se indican por el carácter del terreno: una que podría conectar estructuras B-I y B-XI de grupo B de Bolontun y una segunda que podría pasar de la parte sur de Grupo A hasta el pie de la localidad de Dos Torres. Sin embargo, estas posibles calzadas así como el notable manejo del agua en Bolontun quedaron sin excavar y son objetivos para excavaciones en el futuro.

Excavaciones en Dos Torres
Las excavaciones en Dos Torres fueron iniciadas por Pavol Spišák quién excavó el espacio al frente de la Estructura 1, la cual sería una de “las torres”. Al frente de la Estructura 1 se localizaron restos de una estela que permaneció eregida en su lugar original. Muy cerca de la estela fueron halladas ofrendas que muy probablemente están relacionadas con este monumento. Spišák también encontró cinco discos de piedra caliza muy parecidos a los discos que se encontraron en Uaxactun en la Estructura H XVI, como ofrendas en un nicho fechado al periodo Tzakol 1 (Goetting 2010:559), así tambien en Ch’anal-El Manantial donde se encontró un disco como ofrenda a la Estela 6 (Kovác et al. en prep). La secuencia estratigráfica de la Plaza Central de Dos Torres reveló dos pisos que indican probablemente dos diferentes épocas de ocupación del sitio (Spišák 2011:396). Finalmente las excavaciones confirmaron un juego de pelota en la Plaza Central. El hallazgo de un juego de pelota, junto con la plaza monumental y las estelas indican que la localidad de Dos Torres representa un asentamiento urbanisticamente independiente de Uaxactun y que seguramente ocupó un lugar importante en la historia de esta región (Spišák 2011:399).

La cerámica analizada de Dos Torres presenta una ocupación continua desde el Preclásico Tardío hasta el Clásico Tardío. Si no se toma en cuenta la gran cantidad de cerámica muy erosionada o indeterminada (lamentablemente 91% de todos tiestos encontrados), se podría constatar que las excavaciones en el frente de la Estructura 1 representan más del 60% de cerámica Preclásica identificando tipos como: Sierra Rojo, Flor Crema, Altamira Acanalado y Repasto Negro Sobre Rojo; solamente el 15% del Clásico Temprano, asociados a la fase Tzakol (tipo Águila Naranja) y finalmente 25% del Clásico Tardío, que partenecen a las fases Tepeu I y II, representados por tiestos de los tipos Chaquiste Impreso, Chinja Impreso, Camarón Inciso, y un bonito fragmento de un incensario Pedregal Modelado vinculado con la Estela 1 (Alvarado et al. 2011:462). Sorprendentemente, las excavaciones amplias en el juego de pelota no revelaron ninguna presencia de cerámica del Clásico Tardío. Aquí los tiestos erosionados e indeterminados representaron solamente 37% y el resto fueron bien identificados. De los tipos ceramicos identificados, el 95% corresponden a Chicanel: Sierra Rojo, Flor Crema, Polvero Negro y Repasto Negro sobre Rojo. Solamente 5% de la cerámica proviene del Clásico Temprano o de Tzakol representado con el tipo Águila Naranja (Alvarado et al. 2011:463). Así pues las excavaciones preliminares indican que el centro del asentamiento de Dos Torres proviene del Preclásico Tardío y las reocupaciones posteriores cubren todas las épocas pero no alcanzaron una población tan grande como en el periodo anterior.

Excavaciones en Bolontun
El sitio vecino de Dos Torres, alejado solamente 500 m en la línea recta (pero realmente por la bajada y subida de un cerro al otro hay que caminar más o menos 1 km), fue denominado RSO 1 y las excavaciones se iniciaron igualmente en el aňo 2011. Las coordenadas del nuevo sitio son: N17°;21,542’, W89°;39,375’.
Este sitio se denominó durante las excavaciones realizadas como Bolontun, que quiere decir “Nueve Piedras”. El nombre representa una alusión al nombre del sitio Uaxactun (“Ocho Piedras”), el cual fue nombrado por Silvanus G. Morley (1916) para el sitio originalmente llamado Bambunal. El nombre “Ocho Piedras” está basado a la fecha en forma de una cuenta larga, la cual empieza con la rueda caléndárica de 8-BAKTUN/PIH, es decir “ocho baktunes”. El nombre de Uaxactun está basado al coeficiente 8 y el logograma PI/PIH, el último representado por un signo illustrando dos “piedras”, del cual Morley asumió la lectura TUN (mientras decifrado como la silaba pi o logograma PI/PIH). Basandose en la fecha un poco más común que es 9-PIH, es decir “Nueve Baktun”, la cual muestra la cuenta larga escrita al lado revés de la Estela 2 del sitio RSO 1 (Fig.2, Posición A2), y en alusión a Morley, se ha continuado con la nomenclatura curiosa de él, poniendo el nombre 9-TUN, bolon tun, “Nueve Piedra(s)”, para el sitio vecino de Dos Torres recientemente descubierto.
Las excavaciones del aňo 2011 dirigidas por Branislav Kovár (Kovár 2011:401-404) fueron muy preliminares y no comparables con las de Dos Torres, limitandose a un solo sondeo al lado de la Estructura A-1, en el Grupo A de Bolontun. No sería tanta la diferencia de cantidad de cerámica porque en Dos Torres se hallaron 655 fragmentos de cerámica y en Bolontun 438 fragmentos, sin embargo se debió a la ubicación, ya que en Dos Torres se excavó el centro del sitio por medio de nueve sondeos y en Bolontun la orilla del sitio por un solo sondeo. Por supuesto, una sola excavación en la orilla de Bolontun no puede ser representativa, pero si no se considera el 48% de la cerámica que está erosionada o indeterminada, quedan aproximadamente 230 tiestos identificables. De estos la mayoría (casi 68 %) corresponden al periodo Clásico Tardío o Tepeu. Dentro de este periodo se encuentran los tipos Azote Naranja, Cambio Sin Engobe, Encanto Estriado, Camarón Inciso entre otros. Aproximadamente el 27% ocupa el periodo Preclásico Tardío o Chicanel representado con tipos como Sierra Rojo y Zapote Estriado. El periodo Clásico Temprano o Tzakol representan solamente 5% de tiestos del tipo Águila Naranja (Alvarado et al. 2011:463-464). Con esto todavía no se podria concluir mucho, solamente que los dos sitios tienen horizontes de ocupación parecidos y tal vez en la orilla de Bolontun está más presente la reocupación de Tepeu en el Clásico Tardío. Notable es la poca evidencia de materiales partenecientes al periodo Clásico Temprano, dado el hallazgo de la Estela 2 con su fecha, lo cual indica una ocupación durante este periodo. Para resolver la relación entre los dos sitios (o dos partes del mismo sitio) se debe de definir mucho mejor el sitio Bolontun y su centro. Con este objetivo se continuaron las excavaciones en Bolontun en las temporadas 2012 y 2013 realizadas por el arqueólogo Guido Krempel (2012, en prep.) quién dirigió también el registro de los monumentos así como la documentación del grave saqueo en el sitio.

Documentación del saqueo y registro de los monumentos de Bolontun
El primer objetivo de la Temporada 2012 era continuar con el recorrido y mapeo del sitio Bolontun por Tomas Drápela, con la ayuda de Lenka Horáková, así como el registro de los monumentos conducido por Guido Krempel. Cabe mencionar que la mayoría de los monumentos se encuentra en mal estado de conservación, fragmentados y distribuidos alrededor de una sola plataforma, denominada Estructura B-I, que está localizado al norte del Grupo B de Bolontun (Fig.3). Por causa del saqueo del sitio en el pasado, así como una erosión avanzada de las piedras calizas, los monumentos que se encuentran en la llamada “Plaza de los Monumentos” se encontraron muy fragmentados y cortados, especialmente los monumentos que se encontraron al lado oeste de la Estructura B-1, donde los saqueadores obviamente han cortado varios monumentos, de los cuales dejaron los restos tirados en el suelo de la plaza (Fig.5). Por lo cual se decidió iniciar las excavaciones con el objetivo de investigar los restos de los monumentos distribuidos al lado oeste de la Plaza de Monumentos para tener una visión conjunta sobre la cantidad así como sobre los contextos de los monumentos que se encuentran destruidos en este lugar, y luego ampliar las investigaciones al lado sur y este de la misma plataforma, ubicada en el centro de la Plaza de los Monumentos (Fig.6).

Las excavaciones al lado oeste de la Plaza de los Monumentos ayudaron para entender la historia del saqueo de los monumentos. Realmente, causado por la destrucción de los monumentos y los saqueos en la Estructura B-1, el trabajo inicial fue enfocado en documentar la historia del saqueo de la Plaza de los Monumentos y luego la búsqueda de posibles basamentos o altares relacionados a las estelas fragmentadas al lado oeste de la plataforma (Operación BLT 2A). Se podría detectar una gran cantidad de fragmentos cortados con sierras de mano para cortar piedra, la mayoría concentrados justo al lado de la así denominada Estela 1 (Figs.5, 7 y 9a). En una trinchera cruzando el lado oeste de la Plaza de los Monumentos en dirección este-oeste, hacia la Estructura B-I, se encontró evidencia de una cantidad de pedazos de piedras cortadas, que son asociados a por lo menos tres o cuatro monumentos. Unos pedazos con cortes fueron excavados abajo de la raíz de un árbol que tenía por lo menos 15 hasta 20 años de edad y confirma el momento lejano cuando fue conducido el saqueo de estos monumentos en el pasado, probablemente al fin de la década de 1970 hasta 1980 (como han confirmado testigos de esta época que todavía viven en la comunidad de Uaxactun).

Durante las excavaciones se pudo identificar varios fragmentos relacionados a otro monumento, también cortado en este lugar, que fue denominada Estela 3 (Fig.9c). El orden de los fragmentos descontextualizados de esta estela indica que dos grandes pedazos del monumento fueron usados por los saqueadores para crear una “mesa” con el objetivo de cortar los otros monumentos. Abajo de este derrumbe de piedras cortadas se encontraron restos de un altar, también destruido por la raíz de un gran árbol, pero con su forma circular todavía visible. Unos 5 m en dirección oeste de este altar, y 2 m de distancia enfrente de la Estructura B-I, se encontró una acumulación de piedras con restos de un basamento que supuestamente forma la base de la Estela 3. Aún está ubicado otro altar a 7 m al sur del altar asociado con la Estela 3, el lugar de los basamentos vinculados a las Estelas 1 y 2 todavía queda desconocido.
La Estela 2 (Fig.2 y 9b) fue encontrado por Tomás Drápela a unos 10 m atrás de la Plaza de los Monumentos en dirección oeste, cortado en cuatro pedazos por los saqueadores en la década de 1970; el frente del monumento fue cortado y robado del sitio, mientras que los cuatro pedazos que forman el lado posterior del monumento se dejaron escondidos en el sitio, probablemente para llevarlos en otra ocasión que nunca ocurrió. Luego del descubrimiento en el año 2010, los cuatro fragmentos cortados de la Estela 2 fueron transportados con gran esfuerzo, llevados en una larga distancia a pie y cargados en la espalda por miembros del equipo del proyecto SAHI-Uaxactun, hacia el campamento de Uaxactun, y luego llevados a la bodega del proyecto para investigaciones y documentaciones más detallados del monumento.
En el año 2012, la Estela 2, que es el monumento más conservado y con su cuenta larga de 9.4.13.0.0 13 Ajaw 13 Yaxk’in el único monumento fechable del sitio Bolontun, fue fotografiado de nuevo por Carlos Pallán Gayól por medio de la técnica RTI y dibujado por Guido Krempel.

También la Estela 1 (Fig.7) muestra restos de glifos en sus lados, pero no quedan suficientes detalles para reconocer ni un solo glifo. La parte más conservada de la fecha de la Estela 1 fue cortada y robada del sitio por los saqueadores. Por el tamaño del cuerpo de esta estela, no fue posible su traslado por lo que se dejó en el mismo lugar donde se cortó la piedra, pero el lugar original de la estela con su basamento todavía es desconocido. Es posible que el basamento de la Estela 1 se encuentre abajo de los raíces de un gran árbol creciendo justo al lado este del lugar donde los saqueadores dejaron el cuerpo de este monumento.

Otros restos de un posible altar o basamento de una estela se encuentran al lado sur de la plataforma, donde fue localizado un monumento muy fragmentado y erosionado, denominado tentativamente como Estela 5 (Fig.9e), la cual quedó sin ser excavada por el momento, pero con evidencia de un posible altar relacionado a este monumento. Además, se encontró al lado este de la plataforma restos de una posible estela, también muy fragmentada, un posible altar relacionado a este monumento que parece formado por la roca madre modificada, trabajado en forma redonda (Fig.9f). Otro monumento, tentativamente denominado Estela 7 (Fig.9k), está ubicado a 18 m de distancia al sureste de la Plaza de los Monumentos, donde todavía queda una base y unos fragmentos ya no excavados en su lugar original.

Para resumir las excavaciones y el registro de los monumentos ubicados en la Plaza de los Monumentos, queda evidencia de por los menos seis estelas alrededores de la plataforma B-1, con cuatro altares alineados y asociados a estas estelas (Figs.6 y 9). Las Estelas 1, 2 y 3 probablemente vienen del lado oeste de la Estructura B-1 y originalmente fueron erigidas en frente de esta plataforma. Dos estelas más un altar se encuentran al lado este de la Plaza de los Monumentos, y restos de una estela con su posible basamento y otro altar se encuentra en el lado sur. Solo por la presencia de esta cantidad de estelas y altares correspondientes ubicados alrededor de una sola plataforma, se puede asumir que este lugar jugó un papel importante en la paisaje artificial del sitio Bolontun y que esta plaza fue utilizada como lugar ceremonial en cierto momento durante el Preclásico Tardío así como en el Clásico Temprano, confirmado por la fecha 527 DC en la Estela 2, hasta probablemente una última ocupación en el Clásico Tardío. Sin embargo, la mala conservación de los tiestos recuperados en la Plaza de los Monumentos todavía no permite verificar las fechas definitivas del uso de estos monumentos. Tal vez, la presencia de depresiones redondas en unos monumentos, por ejemplo en el caso de la Estela 3 y probablemente en la Estela 5 (Figs.9c y 9e), indiquen una fecha muy temprana cuando fueron erigidos alrededor de la plataforma B-I. Mientras que otros monumentos, como las Estelas 1 y 2 sin duda se erigieron ciclos después, es decir en el periodo Clásico Temprano o Tardío. Además, hay que considerar una posible reutilización de los monumentos tempranos, como las Estelas 3 y 5, en tiempos más tardíos; evidencia de que se encontró sorprendentemente en la Estela 4, localizado en otro lugar que se denominó la “Plaza Central”.

Aparte de los monumentos encontrados en la Plaza de los Monumentos, que son diez en total (seis estelas y cuatro altares) se encontró como sorpresa de la temporada 2012 otra estela, denominada Estela 4 (Fig.9d), así como los restos de su basamento y un altar que está alineado con esta estela a unos 5 me al oeste de la misma. Es notable la presencia de la Estructura B-III, la más alta del Grupo B, ubicada justo en dirección este de la Estela 4 y el hecho que este monumento se encuentre en el centro de este grupo, sin ningún otro rasgo arquitectónico construido en la orilla de la Estela 4. El único hallazgo en esta área es una cantera que posiblemente era el lugar donde fue extraída la piedra para la Estela 4 y su altar correspondiente. En el área alrededor de la Estela 4, es decir la “Plaza Central”, se excavó el basamento de la estela y dos unidades para recolectar tiestos relacionados a este monumento.

Desgraciadamente, el 97 hasta 99 % de la poca cerámica encontrada durante la temporada 2012 justo alrededor de la Estela 4 y su altar se encuentra totalmente erosionada y no permite deducir algo sobre los periodos de la ocupación de la Plaza Central o el momento cuando la Estela 4 fue erigida en su lugar. Aún se encuentra piedrín cubriendo la roca alrededor del basamento de la Estela 4, no se ha localizado un piso estucado vinculado a la Plaza Central, ni se puede concluir algo claro sobre la fecha de este monumento por la erosión avanzada de los tiestos relacionados con este contexto arqueológico.

Una gran sorpresa de la Temporada 2012 fue el descubrimiento de unos restos de petrograbados al reverso de la Estela 4 (Figs.8 y 9d), cuando se volteó al monumento por primera vez. Los tres lados del monumento expuestos al clima tropical están completamente erosionados, sin embargo este lado todavía muestra restos de una composición formada por cuatro “cúpulas”, depresiones grabadas en forma convexa y redonda en la superficie del monumento, combinadas con una imagen mostrando una figura humana muy estilizada en pie de una línea curvada que probablemente representa un camino o una serpiente. El objeto redondo en la mano izquierda de la figura abstracta tal vez representa un escudo (¿o sea un disco solar?), sin embargo, hasta el momento solo se puede especular sobre el significado de esta imagen por la falta de grabados tempranos que sean comparables a esta composición y su ejecución en un estilo muy simplificado.

Han sido encontrados varios monumentos con este tipo de “cúpulas” en diferentes lugares, por ejemplo en Kaminaljuyu, Takalik Abaj, así también al sur de Belize (Wanyerka 2003) o en la importante capital del Preclásico de Chocholá (Kaplan y Valdés 2008), entre otros, sin embargo todavía se desconoce el significado y la función de estas depresiones redondas. ¿Será posible que hayan servido para dar ofrendas dentro las depresiones convexas?, o ¿se está frente a un sistema de anotaciones muy antiguo? o tal vez sea que las depresiones redondas representen planetas o estrellas, es decir ¿un significado astronómico? ¿O tal vez sea una notación calendárica?. En fin, solo se puede especular sobre el verdadero significado de estos grabados, pero es notable en el caso de la Estela 4 de Bolontun la presencia de una combinación de un número de estos “cúpulas” y una iconografía figurada; según se sabe es el único ejemplo mostrando tal composición, tal vez ¿mostrando la imagen más antigua ya conocida de esta región?.

Por la ausencia de una forma clara que permita identificar un monumento como estela o altar, se decidió denominar tres monumentos de Bolontun como monumentos misceláneos (Figs.9j y 9k), sin precisar su función o significado. Uno de estos monumentos misceláneos se encuentra en frente de la Estructura B-XI, todavía in situ, pero sin forma clara que permitiera clasificar esta piedra como estela. Su forma y superficie es irregular, y el material de piedra más duro y menos caliza en comparación con el resto de los monumentos del sitio. Notable son unos restos de una posible laja de estuco que cubrió esta piedra en la antigüedad, comparables con la evidencia de un patrón similar al reverso de la Estela 4 (Figs.8 y 9d).
Además de los monumentos mencionados, fueron registrados tres monumentos misceláneos, los cuales quedan sin excavar por el momento, pero complementan el registro de los monumentos de Bolontun, ya contando un total de por lo menos siete estelas, cinco altares y tres misceláneos (Ver Tabla 1).

Reflexiones sobre la función y el uso ceremonial de los monumentos de Bolontun
Lo que parece claro es que la Estela 4 no proviene del lugar donde fue erigido, sino viene muy probablemente de la cantera cercana que está ubicada a solamente 20 m de distancia al lugar donde fue encontrada la base (¿más reciente?) del monumento (Fig.6). El volumen de la piedra saqueada de esta cantera corresponde bien al tamaño de la Estela 4 y su altar, razón porque se puede asumir, aún tentativamente, que los monumentos fueron cortados de la roca en este lugar y erigidos a unos 20 m afuera de la cantera, en el campo visual y alineado con el estructura más alta del asentamiento Bolontun (Estructura B-III). Otro hallazgo notable en la Estela 4 son unos restos de una argamasa o una laja de estuco en la superficie al lado revés del monumento. Sea que esta piedra caliza fue cortada de la roca, ¿por el motivo antiguo grabado en la roca en este lugar? ¿y luego erigido como estela y además cubierto con una laja de estuco? En este escenario, se puede interpretar este acto de reutilización como evento para venerar u honrar un motivo antiguo por medio de incluir la iconografía de los ancianos en un nuevo programa de construcción, manejado por una población más reciente en el Clásico Temprano o Clásico Tardío. Sin embargo, todavía no se ha encontrado suficiente evidencia para deducir algo sobre la edad de la Estela 4 o su petrograbado antiguo, ni quedan suficientes indicadores en forma de tiestos asociados al periodo Preclásico, ni del Clásico.

Es interesante notar que la orientación de algunos complejos de altares-estelas del periodo Preclásico Tardío era asociada al equinoccio solar, evidencia que se encuentra en muchos sitios en el área sur (Bove 2011: 97-100). También hay evidencia de sitios preclásicos con series de estelas lisas alineadas con fenómenos astronómicos. Sin embargo, aún el uso de estelas lisas para marcar fenómenos astronómicos era difundido ampliamente, no todas las estelas lisas tenían esta función, ni son necesariamente asociadas a fenómenos astronómicos. Esta función astronómica se puede asumir en el caso del complejo altar-estela encontrado en la Plaza Central de Bolontun, donde la Estela 4 y su altar correspondiente están claramente alineados con la estructura más alta del sitio, Estructura B-III. Además, la Estela 4 se encuentra justo en el centro del Grupo B, probablemente indicando no solamente una función astronómica, sino también una intención de marcar y modificar este lugar como centro sagrado del sitio. En este sentido, la interpretación del disco en la mano de la figura como disco solar parece ser la más probable.

Otra función de las estelas lisas del periodo Preclásico Tardío está reportada por Arroyo y colegas, quienes han mencionado, por ejemplo, el lugar del Monumento 19 de Naranjo en la boca de un arroyo, marcando el sagrado lugar donde sale el agua de la tierra. También Love (2010) ha reportado estelas lisas del sitio Las Conchitas, Quatzaltenango, donde fueron encontradas junto con una cantidad de monumentos asociados a un manantial del río San Francisco. En estos casos, las fuentes de agua fueron marcadas como lugares sagrados por medio de las estelas. De acuerdo con la opinión de Karen Pereira (2010), entre otros, se asume que la práctica de erigir monumentos como proceso de modificación del paisaje era tan importante como los mismos monumentos propios.

¿Cuál era entonces la función de la gran cantidad de seis estelas y por lo menos cuatro altares erigidos alrededor de la plataforma B-I de Bolontun? Sin duda, esta plataforma o el lugar alrededor de la misma tenían un cierto significado ceremonial, dado la cantidad así como la orientación de las estelas hacia esta construcción en el centro de la Plaza de los Monumentos.

Notable en este contexto es la presencia de una cueva o refugio rocoso abajo de la Estructura B-I (Fig.10), la cual se encontró por la investigación de un saqueo encima de esta plataforma en el centro de la plaza. Indicado por una grieta delgada natural en la roca madre, de la cual salió aire fresco cuando se limpiaba el saqueo, se abrió esta grieta de manera artificial desde arriba hacia abajo. En el centro de la plataforma, se descubrió un espacio en el interior de 2 por 3 m, con dos túneles saliendo en dirección oeste y norte, respectivamente. Se excavó un pozo de 1.5 m de profundidad al centro de este espacio, donde se hallaron muy pocos tiestos y éstos están muy erosionados por lo que no permiten proponer una fecha para la cueva que se encuentra abajo de la plataforma B-I. Aunque, la ausencia de tiestos fechables dentro del espacio interior y dentro de la plataforma, que se ha denominado la “Cueva del Hueche”, no permiten determinar la fecha de su primera ocupación, se supone que la presencia de esta cueva era la mayor razón para construir la plataforma B-I y erigir esta cantidad de monumentos alrededor de este sagrado lugar.

También es notable la alineación de la Estela 4, ubicada a 40 m al sur de la plataforma B-I en la Plaza Central, en relación con la plataforma al centro de la Plaza de los Monumentos. Las demás excavaciones en la Estructura B-I revelaron que la plataforma consiste de unas lajas de rellenos simples, con unas zartenejas en la superficie de la roca madre rellenadas con tierra negra, encima unas lajas de derrumbe para nivelar el espacio arriba de la cueva, y un piso vinculado al basamento del edificio que está flanqueando el lado oeste de la plataforma. Todavía falta evidencia clara para suponer una relación estratigráfica de la Estructura B-I, es probable que la plataforma muestre una ocupación muy temprana, indicada por pocos tiestos asociados al periodo Preclásico Medio así como una cierta cantidad de tiestos del Preclásico Tardío. Además, la evidencia de tiestos recolectados en la plataforma B-I y en la Plaza de los Monumentos, así como la presencia de los monumentos del periodo Clásico (Estelas 1 y 2), indican una reocupación y modificación de este lugar en el Clásico Temprano hasta el Clásico Tardío, aunque la evidencia de tiestos fechables al Clásico Temprano todavía es escasa, y no permite relacionar los tiestos encontrados en la Plaza de los Monumentos con el hallazgo de la emblemática Estela 2 de Bolontun. Esta última, así como la investigación anterior de las cuevas (una cueva, denominada “Cueva Cerrada” fue investigada parcialmente en 2012 y 2013, cuando se recuperó una cantidad de cerámica fragmentada y distribuida en dos túneles y dos galerías en el espacio interior, así como una punta de proyectil de pedernal encontrado en un nicho en la pared de la primera galería de la cueva, entre otros) y la interesante modificación del paisaje natural del sitio con su notable manejo de agua, y la relación del asentamiento Bolontun con Dos Torres y otros sitios en la periferia, quedan como objetivos para futuras temporadas del Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Resultados preliminar es del análisis del material cerámico recuperado en Bolontun
La mayoría del abundante material recuperado en la Estructura A-I corresponde a la esfera Tepeu con un porcentaje de 35%. Dentro de los tipos representativos de este periodo se encuentran Azote Naranja, Cambio sin engobe, Encanto estriado, Camarón inciso entre otros. Además se tiene una pequeña presencia de Tzakol representado por el tipo Águila Naranja, así como una porcentaje de 14% de tiestos correspondientes a la fase Chicanel, representados por los tipos Sierra Rojo y Zapote Estriado. Los tiestos recuperados durante las temporadas 2012 y 2013 en el Grupo B lamentablemente se encontraban en su mayoría muy erosionados, la muestra muy escasa, así como la cantidad de cerámica que se pudo identificar fue principalmente por pasta y formas. De la sub-operación B, es decir los sondeos realizados en la Estructura B-I, donde nuevamente la mayoría del material cerámico se encontraba muy erosionado, se puede destacar una cierta cantidad correspondiente al Preclásico Tardío, principalmente representado por el Rasgo #1, se trataba de una vasija completa del tipo Sierra Rojo. Además, se localizó en la Estructura B-I cerámica correspondiente al Clásico Temprano, aunque en poca cantidad, así como un solo tiesto fechado para el Preclásico Medio, pero la mayoría del material era erosionado e indeterminado.

Además de las investigaciones en la Plaza de los Monumentos, la Estructura B-I y las excavaciones en la Plaza Central, también se realizó un registro de la cuevas de Bolontun, con un enfoque a la así llamada “Cueva del Hueche”, que se encuentra al interior de la plataforma B-I, y la “Cueva Cerrada”, encontrada durante el recorrido al este del sitio por Tomas Drápela y Guido Krempel (Fig.3).

Lamentablemente, la cerámica encontrada en la “Cueva del Hueche” se encontraba totalmente erosionada y además la muestra era muy escasa, no pudiendo identificar ningún tipo cerámico ni alguna cronología asociada a esta cueva abajo de la plataforma B-I.

La cerámica de la “Cueva Cerrada” también tenía un buen porcentaje de cerámica erosionada, sin embargo, este material cerámico sí se pudo analizar, logrando obtener un porcentaje cronológico de la cerámica presente dentro de la cueva. La mayoría del material correspondía al Clásico Tardío, mayormente representado por cerámica doméstica del tipo Cambio Sin engobe y Tinaja Rojo, así como una buena cantidad de cerámica estriada. Dentro de la cerámica presente en esta cueva, finalmente también se identificaron tipos del Clásico Temprano como Dos Arroyos Naranja Policromo y Balanza Negro, así como cerámica del Preclásico Tardío como Polvero Negro y un fragmento de Hongo Compuesto el cual es muy seguro encontrarlo en contextos de cuevas. Además un dato muy curioso es la ausencia de cerámica del tipo Sierra Rojo, la cual generalmente se localiza para este temporalidad y, como se mencionó antes, también está verificado para la Estructura B-I.

En base a los temporadas de campo realizadas en Bolontun entre 2011-2013, tentativamente se puede proponer que el Grupo A presenta una ocupación fechada para el Preclásico Tardío y el Grupo B parece presentar también una cierta cantidad de material del Preclásico Tardío, especialmente los tiestos recuperados encima y al lado este de la plataforma B-I, identificados con una fecha para la fase Chicanel, así como tres fragmentos de discos de cerámica redondeados, aunque el resto estaba erosionado, mientras que la mayoría presenta una ocupación Clásico Tardío en la Plaza de los Monumentos. Eso sí, tomando en cuenta que la mayoría del material cerámico se encuentra muy erosionado y que solamente han sido muy pocos sectores de cada grupo donde se han realizado sondeos. Aunque todavía se tiene una poca cantidad, la mayor evidencia de una ocupación de la Estructura B-I durante el Preclásico Tardío fue localizado en la temporada del presente año al lado este de la plataforma (sub-operación BLT 2E). Se espera que en un futuro se pueda obtener más muestras cerámicas de este sitio al sur de Uaxactun que ha mostrado una ocupación extensa en las áreas que se han investigado.

Agradecimientos
Finalmente se agradece la ayuda para realizar este trabajo a Lenka Horacová, Carlos Pallán, Miguel Medina y a los trabajadores de la aldea Uaxactun que colaboraron en la investigación de este sitio.

Referencias

Alvarado, Silvia; Eva Tuchová, Sandra Ventura y Henrry Rodríguez
2011 Análisis de Cerámica: Tercera Temporada del Proyecto SAHI-Uaxactun. En Proyecto Arqueológico SAHI-UAXACTUN Informe No. 3: Temporada de Campo 2011 (editado por M. Kovác y E. Arredondo), pp. 451-477. Instituto Eslovaco de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava.

Bove, Frederick J.
2011 The People with No Name: Some Observations about the Plain Stelae of Pacific Guatemala, El Salvador, and Chiapas with Respect to Issues of Ethnicity and Rulership. En The Southern Maya in the Late Preclassic: the Rise and Fall of an Early Mesoamerican Civilization (editado por M. Love y J. Kaplan), pp. 77-114. University Press of Colorado, Boulder.

Goetting, Eva
2010 Excavaciones en el Edificio H XVI. En Proyecto Arqueológico SAHI-Uaxactun. Informe No. 2. Temporada de campo 2010 (editado por M. Kovác y E. Arredondo), pp.11-36. Instituto Eslovaco de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava,

Kaplan, Jonathan y Juan Antonio Valdés
2004 Chocolá, An Apparent Regional Capital in the Southern Maya Preclassic: Preliminary Findings from the Proyecto Arqueológico Chocholá (PACH). Mexicon XXVI (4): 77-86. Mockmühl.

Kovác, Milan
2010 Programa de Rescate y Recorridos. En Proyecto Arqueológico SAHI-Uaxactun. Informe No. 2. Temporada de campo 2010 (editado por M. Kovác y E. Arredondo) pp. 738-765. Instituto Eslovaco de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava, Kovác, Milan y Tomáš Drápela
2011 Programa de rescate y recorridos: Recorrido y reconocimientos de Uaxactun y las zonas adyacentes. En Proyecto Arqueológico SAHI-Uaxactun. Informe No. 3. Temporada de campo 2011 (editado por M. Kovác y E. Arredondo), pp. 413-432. Instituto Eslovaco de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava

Kovár, Branislav
2011 Excavaciones en el sitio Dos Torres – Bolontun (Operación BLT 1). En Proyecto Arqueológico SAHI-Uaxactun. Informe No. 3. Temporada de campo 2011 (editado por M. Kovác y E. Arredondo), pp. 401-404. Instituto Eslovaco de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava.

Krempel, Guido
2012 Capítulo VII: Operación BLT 2: excavaciones y registro de los monumentos de Bolontun, Temporada 2012. En Proyecto Arqueológico SAHI-Uaxactun, Informe No. 4: Temporada de Campo 2012 (editado por M. Kovác y E. Arredondo). Instituto Eslovaco de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava.

Love, Michael y Jonathan Kaplan (eds.)
2011 The Southern Maya in the Late Preclassic: The Rise and Fall of an Early Mesoamerican Civilization. University Press of Colorado, Boulder.

Morley, Silvanus G.
1916 Carnegie Institution of Washington, Year Book 15, pp.339-340. Washington.

Pereira, Karen
2010 No todo está escrito en piedra: El Preclásico Medio y los monumentos de piedra en Mesoamérica. En XXIII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2009 (editado por B. Arroyo, A. Linares Palma y L. Paiz Aragón), pp. 678-690. Museo Nacional de Arqueología y Etnología de Guatemala, Guatemala.
Spišák , Pavol
2011 Excavaciones en el sitio Dos Torres (DTR) (Operación DTR 1). En Proyecto Arqueológico SAHI-Uxactun. Informe No. 3. Temporada de campo 2011 (editado por M. Kovác y E. Arredondo) , pp. 381-400.Instituto de Arqueología e Historia (SAHI), Guatemala/Bratislava.

Wanyerka, Phillip J.
2003 The Southern Belize Epigraphic Project: The Hieroglyphic Inscriptions of Southern Belize. http://www.famsi.org/reports/00077/wanyerka_full.pdf

 

Fig.1: Mapa indicando la ubicación de Dos Torres y Bolontun en la periferia de Uaxactun.
Mapa por Tomás Drápela, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.2: Estela 2 de Bolontun, lado revés. Foto por Carlos Pallán Gayol; dibujo por Guido Krempel,
2012, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.3: Mapa de Dos Torres y Bolontun. Mapa por Tomás Drápela, 2013,
Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.4: Plano isométrico del sitio Dos Torres por Matúš Riečan,
2011, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.5: Vista hacia la Plaza de los Monumentos, Lado Oeste. Foto por Guido Krempel,
2012, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.6: Ubicación de unidades excavadas en la Plaza de los Monumentos y Plaza Central de Bolontun durante las temporadas 2012 y 2013. Mapa por Guido Krempel, 2013, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.7: Estela 1 de Bolontun. Fotos por Guido Krempel, 2012, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.8: Estela 4 de Bolontun. Fotos por Carlos Pallán Gayol y Guido Krempel;
dibujo por Milan Kovác, Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.9: Los Monumentos
de Bolontun. Dibujos por
Guido Krempel, 2012,
Proyecto Arqueológico
Regional SAHI-Uaxactun.

Fig.10: Perfil sur de la Estructura B-I y el espacio interior (“Cueva del Hueche”) abajo de la plataforma en la Plaza de los Monumentos, Bolontun. Dibujo por Guido Krempel, 2012,
Proyecto Arqueológico Regional SAHI-Uaxactun.