Asociación Tikal

020 El antiguo templo del Colegio de la Compañía de Jesús: una investigación arqueológica puntual. Claudia Wolley Schwarz – Simposio 27, 2013

Descargar este articulo en formato PDF

020 El antiguo templo del Colegio de la Compañía de Jesús: una investigación arqueológica puntual.

Claudia Wolley Schwarz

 

XXVII Simposio de Investigaciones
Aqueológicas en Guatemala
Museo Nacional de Arqueología y Etnología
22 al 26 de julio de 2013
Editores
Bárbara Arroyo
Luis Méndez Salinas
Andrea Rojas

 

Referencia:
Wolley Schwarz, Claudia
2014 El antiguo templo del Colegio de la Compañía de Jesús: una investigación arqueológica puntual. En XXVII Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 2013 (editado por B. Arroyo, L. Méndez Salinas y A. Rojas), pp. 235-244. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

El antiguo templo del Colegio de la Compañía de Jesús: una investigación arqueológica puntual
Claudia Wolley Schwarz
Palabras clave
Arqueología colonial, Antigua Guatemala, Compañía de Jesús.

Abstract
The monument of School of the Society of Jesus, founded by the Jesuits in 1582 was one of the most impressive religious buildings in Santiago of the Knights of Guatemala. During the colonial era, the monumental complex was composed of the Church, the monastery, school, a House of spiritual exercise, a library, classrooms, classes, meeting rooms, administration and refectories; the poet Rafael Landívar being one of its most distinguished students. By order of the Jesuits in 1690 Joseph de Porres started the construction of the temple. Punctual archaeological research carried out in the old temple of the School of the Society of Jesus had as primary end provide relevant facts about the construction sequence, existing architectural features; as well as the location of the eventual Crypts.

Introducccción
El proyecto de investigación arqueológica realizado en el antiguo Templo de la Compañía de Jesús (Fig.1) formó parte de un convenio para elaborar un plan de restauración, firmado en mayo de 1992 entre España y Guatemala, a través del Programa de Preservación del Patrimonio Cultural de Iberoamérica de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) aprobado con visto bueno del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala (CNPAG).

En 1994, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) firmó un convenio con la Municipalidad de La Antigua Guatemala, propietario del edificio; a través de la firma de este documento la Municipalidad cedía el uso del edificio a la AECID para la creación de un Centro Internacional de Formación para el Desarrollo que estaría a cargo de coordinar y ejecutar actividades de cooperación en el ámbito específico de la formación. En el presente, este centro se ubica en el antiguo Colegio de la Compañía de Jesús, conformado por una iglesia y un monasterio que fueron construidos en los siglos XVII y XVIII, espacios que son utilizados para diferentes usos tras la expulsión de los jesuitas.

El Colegio de la Compañía de Jesús fue fundado en 1582 conformado por tres claustros y un templo; alrededor de estos espacios vivían alrededor de doce jesuitas. La función del colegio era la docencia y contaba con amplias salas, biblioteca, aulas y habitaciones. Adquirió gran importancia como centro cultural, y de estudios, durante los años que permaneció abierto, donde se impartieron las materias de filología, filosofía y retórica.

A partir de 1767, año en el que se expulsó a todos los jesuitas de las tierras de España, el Colegio quedó deshabilitado y con el tiempo varios terremotos destruyeron su estructura. Durante años, lo poco que quedaba en pie fue utilizado como fábrica de textiles, escuela y mercado cantonal. Actualmente, es un centro de formación internacional y escuela taller para las aldeas de La Antigua.

 

Secuencia constructiva del antiguo templo del Colegio de la Compañía de Jesús
La primera Iglesia de la Compañía de Jesús fue construida en 1607 y estuvo situada en casa de Lucas Hurtado de Mendoza. Esta ubicación no se ha podido localizar en la ciudad de La Antigua, puesto que se sabe que era un poco alejado del centro de la ciudad. Hacia 1609, dos años más tarde, en la misma ubicación había necesidad de hacer una iglesia mayor porque había una pequeña que no se daba abasto para la cantidad de gente que concurría a misa; a esta se le ha llamado la segunda Iglesia.

Ambas debieron haber sido simples muros de calicanto, techo de madera y tejas. En 1611 los jesuitas recibieron de doña Leonor de Celada el regalo de una parcela en la manzana de los Díaz del Castillo, ubicada en la esquina nororiente de la manzana que con el tiempo llegaría a ocupar en su totalidad (Barascout 1979:14-17).

Sin embargo, no hay dudas de que en 1626 se inauguró la tercera Iglesia, que Juarros (2000) llama “primera Iglesia formal” y que Pardo (1944) señala fue construida por la iniciativa de los padres Antonio Ramírez y Juan Hurtado de Mendoza, pero Joseph de Porres fue quien ejecutó la obra. Hacia 1655 los jesuitas habían adquirido la manzana de los Díaz del Castillo y planeaban una nueva iglesia (Sáenz de Santa María 1978).

En 1689 el templo de la tercera Iglesia se derrumbó, se cree que fue a causa de un terremoto que se registró el 12 de febrero de ese mismo año; este terremoto causó graves daños evidenciados en los edificios y en la gran pérdida humana, se ha considerado que fue mucho más fuerte que los sismos de 1651. En 1698, el 21 de octubre, el reverendo Padre Rector del Colegio de la Compañía de Jesús invita al Ayuntamiento para que asista el 5 de diciembre al acto de “la dedicación de su nueva Iglesia”, que sería la cuarta Iglesia (Pardo 1944:96).

Con los datos históricos se puede concluir que fue José de Porres el constructor de la cuarta Iglesia de la Compañía de Jesús, puesto que en esa época ocupaba el cargo de Arquitecto Mayor de Obras de la Ciudad. Es de suponerse que al lado de su padre trabajara como aprendiz Diego de Porres, quien sería más tarde el arquitecto más brillante de la primera mitad del siglo XVIII (Barascout 1979:28-29).

Hechos distinguidos
Un hecho llamativo de la presencia evangelizadora de los jesuitas son tres grandes personalidades de la época colonial en Guatemala. La destacable doña Ana Guerra de Jesús, mujer piadosa nacida en San Vicente, El Salvador en 1639 y fallecida en La Antigua Guatemala en 1713, fue sepultada en el templo del Colegio de la Compañía de Jesús, ya que vivió sus últimos años al amparo de dicha orden religiosa. Esta mujer maltratada por un marido iracundo dejó lo que constituye la primera obra “testimonial” en Centroamérica. Ella le dictó acontecimientos de su vida al padre Antonio de Siria, quien los publicó en el libro Vida admirable y prodigiosas virtudes de la Venerable Sierva de Dios D. Anna Guerra de Jesús en 1716. Actualmente, doña Ana Guerra de Jesús está en proceso de canonización por sus sublimes virtudes, a quien se le han atribuido milagros diversos y en cuya memoria fue colocada una placa conmemorativa en la parte exterior del muro posterior del presbiterio del Templo sobre la 7ª. Avenida Norte, La Antigua, Guatemala. La lápida conmemorativa dice así:

“Homenaje a la sierva de Dios
Dña Ana Guerra de Jesus
Admirable por sus excelsas virtudes
E inspiraciones divinas
Nació en San Vicente, El Salv.- 1639
Murió en Antigua, 17 de Mayo 1713
Fue sepultada en este templo de la
Compañía”

De la misma forma una placa conmemorativa fue colocada en uno de los contrafuertes del muro Sur del Templo y dice así:

“Aquí estuvo ubicada la casa
donde vivió y escribió
el célebre soldado historiador
héroe de la conquista de
México y Guatemala
Bernal Díaz del Castillo
Autor de la Verdadera Historia
De la Conquista de
Nueva España”

Otro personaje importante fue el poeta Rafael Landivar que fue alumno del colegio de San Lucas, quien posteriormente fue rector del colegio de San Borja, ambos de la Compañía de Jesús.

Acontececimientos históricos
El desolador terremoto de Santa Marta, que azotó a la ciudad el 29 de junio de 1773, dejó prácticamente destruido el templo y parte del convento (Rubio 1991). Las bóvedas y campanario quedaron en ruinas, las paredes se agrietaron profundamente y la Casa de Ejercicios no soportó la fuerza del sismo. Los años que abarcaron de 1777 a 1884 representaron una época obscura con grandes lagunas sobre el conjunto monumental. En los inicios del siglo XIX bajo la dirección del Alcalde Don Lorenzo Montúfar de Oca se realizaron mejoras al edificio que se destino a una escuela pública y alojamiento de tropas. En 1865 el edificio de la Compañía de Jesús servía como fábrica de textiles accionados a vapor. No fue hasta 1912 que se instaló el mercado en el edificio. Entre 1912 y 1976 la edificación fue utilizada como mercado municipal (Figs.2, 3 y 4).

El terremoto del 4 de febrero de 1976 provocó grandes daños al Templo y los claustros del edificio. Se derrumbó totalmente el ala norte del Templo y casi completamente el muro posterior de la sacristía. Grietas pequeñas y grandes se observaban en la fachada del Templo y se derrumbó el único arco se encontraba de pie dentro de ella. El contrafuerte de la fachada principal y uno de los contrafuertes mayores que soportaba la cúpula principal sobre el muro sur se derrumbó. La Municipalidad ordenó el traslado del mercado a otro terreno de la ciudad llamado “de la pólvora”. Una serie de trabajos de restauración de emergencia fueron realizados por el Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala (Ubico 1996). En 1992 se inicio su restauración, para este fin se puso en marcha el proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional con la colaboración del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala y la Municipalidad de La Antigua.

Excavaciones en el templo del Colegio de la Compañía de Jesús
El presente estudio arqueológico se realizó en el año 2004 con el objetivo general de estudiar los elementos arquitectónicos y la morfología de los elementos del antiguo templo de la Compañía de Jesús para su eventual restauración (Fig.1). Se contaron con ciertos objetivos específicos que se centraban en la investigación in situ para la localización de: pilastras, niveles de piso, soleras, contrafuertes exteriores de los muros, profundidad de los cimientos, criptas y así como determinar la secuencia constructiva del templo y su cronología (Wolley 2005).

La Fig.5 muestra la ubicación de las unidades de excavación que se llevaron a cabo durante el proceso de excavación:
– 9 sondeos para ubicar pilastras (TCJ1-02; TCJ2-02; TCJ2-03; TCJ3-02; TCJ4-02; TCJ5-02; TCJ5-03; TCJ6-02 y TCJ6-03).
– 9 sondeos para ubicar pisos (TCJ1-01; TCJ2-01; TCJ3-01; TCJ3-05; TCJ5-01; TCJ5-04; TCJ6-01; TCJ6-04 y TCJ7-01.
– 1 sondeo para ubicar la cripta (TCJ1-03)
– 2 sondeos para ubicar solera (TCJ4-01 y TCJ8-01).
– 2 sondeos para ubicar contrafuertes (TCJ4-01 y TCJ8-01).

En 1991 Elizabeth Lemus realizaron varias excavaciones en la cripta principal dentro del Templo donde pudo haber estado enterrada doña Ana Guerra de Jesús, aunque no fue posible determinar la ubicación exacta de su enterramiento. Dentro de la cripta se encontraron únicamente entierros masculinos. El material óseo humano estaba revuelto con el relleno, por lo que se piensa que se trata de entierros secundarios que fueron removidos, quizá durante la limpieza de los monumentos después de los terremotos de fines de 1917 y principios de 1918 o durante la década de 1940. La cripta, llegaba al rostro del muro en el que se encontraba un altar colocado sobre la nave norte en orientación este-oeste al que consideraban y aún se piensa por los fieles, es la tumba de doña Ana Guerra de Jesús (Lemus 1992:331). Durante el proceso de excavación se pudo determinar que la cripta Suroeste del Templo se encontraba rellena de material de escombro ubicando únicamente la bóveda de la segunda entrada a dicha cripta (Fig.6). Lemus no pudo encontrar la ubicación exacta de la tumba de doña Ana Guerra de Jesús, por lo que queda la posibilidad de que dicho personaje se encuentra sepultado en la segunda cripta localizada en el sector Sur-poniente del Templo.

Los niveles de piso de ladrillo cuadrifoliado de la construcción del Templo de 1698 (Fig.7) se ubicaban entre una variedad de profundidades. En el sector Oeste del Templo entre los 60-80 cm y en el sector Este a pocos centímetros de profundidad, hasta localizarlo en el nivel superficial. En la mayoría de casos se localizó el piso fragmentado junto a la base de las pilastras.

Se localizaron las bases de las columnas del sector Sur del Templo en mejor estado de conservación que las del sector Norte. A pesar que las bases de las columnas excavadas no presentaban los bloques de revestimiento in situ, solo quedaban las huellas del espacio que ocuparon los bloques. El diámetro promedio de la base de la columna era de 2.20 m (Fig.8).

La evidencia de la primera construcción formal del Templo de 1626 se localizó a través del hallazgo de un piso de ladrillo colocado en forma encadenada o de “petate” junto a la base de la viga de cimentación de la columna que estaba asociada a la tercera pilastra del muro Sur del Templo (Fig.9).

Las excavaciones relacionadas con las vigas de cimentación, que conectan las pilastras con las columnas, indicaron el ancho de las vigas de cimentación entre 2.20 a 2.28 m y 70 cm de altura. La excavación junto al contrafuerte exterior del muro Sur del Templo evidenció una profundidad de aproximadamente 60 cm, sin viga de cimentación conectora con el siguiente contrafuerte. La profundidad de la viga de cimentación del muro Sur del Templo era aproximadamente de 2 m y 67 cm de ancho y está asociado a un nivel de empedrado (Fig.10).

Consideraciones generales
El conjunto monumental quedo abandono por más de cien años después del terremoto de 1773, finalmente las edificaciones fueron utilizadas como fábrica de textiles y posteriormente como escuela hasta comienzos del siglo XX. Desde 1912 la edificación comenzó a utilizarse como mercado público, el cual fue trasladado de la plaza mayor al Templo y conjuntos de edificios del antiguo Colegio de la Compañía de Jesús, uso que perduró hasta el terremoto de 1976.

Los vestigios que fueron encontrados correspondían a pisos de baldosa con hoyo de poste cuadrados, horno de ladrillo contemporáneo integrado a una pilastra del Templo y una muestra representativa de materiales arqueológicos como cerámica colonial, de tradición colonial y contemporánea, fragmentos de hueso animal constituidos principalmente por huesos de bovino, porcino, ave y canino; fragmentos de vidrio que corresponden a botellas de gaseosas, vino, cerveza, medicina, algunos fragmentos de vidrio de ventana y entre el material de herrería se encontró, entre ellos, clavos, forjados como redondos de diversos tamaños, tornillos, láminas, etc. que permitieron conocer la ocupación posterior sobre la superficie del piso original del Templo que fue construido en 1698. Como también evidencia de cerámica colonial y fragmentos de estuco con moldura y pigmentación roja fueron recuperados en los niveles sobre y debajo del piso del Templo de 1698 (Wolley 2005).

Referencias
Barascout Corcuera, Enrique
1979 Puesta en Valor del Conjunto de la Compañía de Jesús para Centro Cultural de La Antigua Guatemala. Tesis de Licenciatura, Facultad de Arquitectura, USAC, Guatemala.

Juarros, Domingo
1999 Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala. Editorial Amigos del País. Academia de Geografía e Historia. Guatemala.

Lemus Toledo, Elizabeth
1992 Excavaciones en Edificios Religiosos de Antigua Guatemala. En V Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1991 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Brady), pp. 329-332. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

Pardo, J. Joaquín
1944 Efemérides de la Antigua Guatemala (1541-1779). Unión Tipográfica. Guatemala.

Rubio Sánchez, Manuel
1991 Historial de Edificio de la Compañía de Jesús. Ejemplar inédito propiedad del Archivo Histórico del Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica (CIRMA), La Antigua, Guatemala.

Sáenz de Santamaría, Carmelo
1978 Historia de la Educación Jesuítica en Guatemala. Artes Gráficas Benzal. Tomo I. Madrid.

Ubico Calderón, Mario
1996 Estudio Histórico Arqueológico del Sector Sur-poniente del Claustro Suroriental del Conjunto Monumental de la Compañía de Jesús. Unidad de Investigaciones Históricas, Arqueológicas y Estudios de Apoyo –UIHAEA– del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala, La Antigua, Guatemala.

Wolley Schwarz, Claudia
2005 Proyecto de Investigación Arqueológica Puntual del Templo del Colegio de la Compañía de Jesús, La Antigua, Guatemala. Informe Final presentado al Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala (CNPAG) y Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). La Antigua, Guatemala.

 

Fig.1: Fachada del Templo del Colegio de la Compañía de Jesús (Wolley 2004).

Fig.2: Vista general del Atrio del Templo del Colegio de la Compañía antes del Terremoto de 1976 con el Mercado Municipal de La Antigua Guatemala (Cortesía Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala).

Fig.3: Vista general del Interior de la Nave Principal del antiguo Templo del Colegio de la Compañía de Jesús previo al Terremoto de 1976, donde se observa el Mercado Municipal de La Antigua Guatemala (Cortesía Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala).

Fig.4: Vista general del interior de la Nave Principal del antiguo Templo del Colegio de la Compañía de Jesús previo al Terremoto de 1976 con el Mercado Municipal (Cortesía Consejo Nacional
para la Protección de La Antigua Guatemala).

Fig.5: Plano del Templo del Colegio de la Compañía de Jesús con la ubicación
de las unidades de excavación (Tomado de Concurso Público de Ideas para la Rehabilitación
de la Iglesia de la Compañía de Jesús, La Antigua, Guatemala).

Fig.6: Perfiles Oeste y Norte de la Operación de Excavación TCJ1-01, que muestra el Cimiento Lateral Sur
de la Cripta Suroeste del Templo (Dibujo y Calco: Luin 2004).

Fig.7: Dibujo de la Planta de la Operación de Excavación TCJ2-01, que muestra el Piso de Ladrillo
Cuadrifoliado de 1698, asociado a la Segunda Pilastra Suroeste del Templo (Dibujo y Calco: Luin 2004).

Fig.8: Dibujo de los Perfiles Norte y Este de las Operaciones de Excavación TJ3-02
y TCJ3-04, que muestran la Dimensión
de la Base de la Columna asociada
a la Tercera Pilastra Suroeste del Templo
(Dibujo y Calco: Luin 2004).

Fig.9: Dibujo de Planta de las Operaciones TCJ3-02; TCJ3-03 y TCJ3-04, que muestran la Dimensión
de la Base de la Columna asociada a la Tercera Pilastra Suroeste del Templo
y el Nivel del Piso de Ladrillo de 1626 (Dibujo y Calco: Luin 2004).

 

Fig.10: Dibujo de los Perfiles Este y Sur de la Operación de Excavación TCJ4-01, que muestra la Profundidad
de la Viga de Cimentación del Muro Sur del Templo (Dibujo y Calco: Luin 2004).