Asociación Tikal

21 IMPLICACIONES DEL DESCUBRIMIENTO DE UNA NUEVA ESCALINATA JEROGLÍFICA EN DOS PILAS, PETÉN Stacey Symonds, Stephen Houston y David Stuart – Simposio 04, Año 1990

Descargar este archivo en formato PDF

Symonds, Stacey, Stephen Houston y David Stuart.

1992    Implicaciones del descubrimiento de una nueva Escalinata Jeroglifica de Dos Pilas, Petén. En Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1990 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Brady), pp.214-217. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

21

IMPLICACIONES DEL DESCUBRIMIENTO DE UNA NUEVA ESCALINATA JEROGLÍFICA EN DOS PILAS, PETÉN

Stacey Symonds

Stephen Houston

David Stuart

Al inicio de la temporada de 1990, estuvimos interesados en investigar un área elevada al sur de la plaza central de Dos Pilas, en la cual fueron construidas estructuras de tipo linear con cuartos en filas. Este complejo fue escogido como punto focal de nuestras investigaciones debido a varios motivos. En primer lugar, una muralla de fecha aparentemente tardía y de características defensivas corre a lo largo del eje central del grupo elevado así como encima de la estructura al extremo oeste, la más prominente del grupo. En segundo lugar, en base al tamaño, forma y comparaciones intersitios, pensamos que esta estructura central podría representar el palacio real de Dos Pilas.

Por esa razón, queríamos obtener una muestra de cerámica elitista como complemento al muestreo no-élite obtenido en excavaciones realizadas en otras partes de Dos Pilas. También esperábamos que las excavaciones en la estructura L5-35, al oeste del complejo, nos podría ayudar a aclarar la relación cronológica entre el complejo arquitectónico y la muralla. Así, empezamos excavaciones a lo largo del eje central del edificio L5-35. En este eje se encontró la unión entre la estructura y la muralla.

Después de haber quitado la capa de humus de la fachada frontal de la estructura, descubrimos que el eje central tenía una escalinata esculpida con un largo texto jeroglífico, excepcionalmente preservado.

No obstante, antes de seguir con la descripción de la escalinata y su texto, explicaremos su contexto. Dos aspectos importantes deben ser mencionados. Primero, por medio de excavaciones y evidencia comparativa proveniente de otras partes del sitio, puede decirse que la muralla que corre a lo largo de la escalinata y el eje central este/oeste data probablemente de los últimos años del Clásico Tardío. No hay virtualmente ningún depósito acumulado entre la escalinata y la muralla.

Esta falta de acumulación de materiales de deposición implica que el transcurso entre el fin del uso del edificio y la construcción de la muralla fue corto. La relación cronológica cercana entre estos dos eventos está confirmada por excavaciones en la plaza central, en las que se ha encontrado cerámica del Clásico Tardío en la base de la muralla. Los mismos tipos cerámicos se han encontrado en nuestras excavaciones.

En segundo lugar, describiremos el hallazgo de bloques de piedra tallada. Estas piedras aparentemente comprendían parte de un mascarón zoomorfo tipo mosaico visto de frente en la fachada de la estructura. Todavía no estamos seguros de la posición exacta de estos bloques.

Sin embargo, semejanzas con otras clases de estructuras parecidas en sitios como Copan son lo suficiente fuertes para sugerirnos que esta escultura había sido parte de una moldura medial del palacio, la cual se cayó en tiempos antiguos. De todos modos, vemos que la nueva escalinata está construida dentro de un contexto de élite, lo que refuerza la suposición que esta estructura fue una residencia real.

La Escalinata Jeroglífica 4 de Dos Pilas tiene cinco gradas esculpidas y un cálculo aproximado de ciento cuarenta glifos. Desafortunadamente, algunos de estos glifos se han destruido debido a la mala calidad de la piedra. Sospechamos que el peldaño superior de la escalinata representa un ejemplo raro de una modificación jeroglífica del texto, hecho después de la construcción original. Existen razones físicas así como epigráficas que vienen a verificar nuestra sospecha.

Primero, una comparación detallada y diligente de los perfiles de cada grada, en escala, nos indica que la primera grada se ve mucho más convexa en su superficie que las otras cuatro gradas, así como el tamaño de esta piedra es diferente de las otras. Además, se nota que la superficie de la escultura en el primer peldaño no está tan cuidadosamente preparada, de manera que los jeroglíficos siguen los contornos naturales de la piedra. Esto contrasta mucho con las otras gradas en las cuales está colocado, planeado y conformado cada glifo con exactitud.

Finalmente, mencionaremos otro argumento a favor de la posible adición sobrepuesta. Notamos que la grada superior está ubicada arriba de las demás en la primera plataforma del edificio lo que debió facilitar su subsiguiente ubicación temporal sugerida por la fecha epigráfica posterior. Discutiremos estas razones epigráficas durante la descripción del texto.

En una presentación tan breve como ésta, no podemos alcanzar las complejidades de una inscripción tan larga como la encontrada este año en Dos Pilas. Sin embargo, queremos presentar una descripción general del texto y sus implicaciones.

La Escalinata Jeroglífica 4 (Figura 1) es muy interesante ya que repite en forma diferente e intrigante la información presente en la Escalinata Jeroglífica 2 de Dos Pilas, ubicada en la Plaza Central. Tal repetición puede tener interpretaciones e implicaciones funcionales en las cuales un texto (el de la Escalinata 2) manifiesta la proclamación pública del gobernante y el otro texto (localizado en un contexto residencial) indica la glorificación más privada y personal del mismo gobernante.

El texto 4 empieza en el peldaño superior con una serie inicial 9.12.12.11.2 2 Ik 10 Muan. Esta serie inicial es la primera de dos en la inscripción. Tanto las gradas 1 y 2 tienen series iniciales. Aunque existen ejemplos de textos con series iniciales múltiples, como las de Uxul y Pusilha, no creemos que esta construcción epigráfica ocurra en Dos Pilas. La presencia de una segunda serie inicial añade pruebas a nuestra conjetura de que esta grada fue una adición posterior a la escalinata. Además, esta primera fecha no señala un fin de período como lo encontramos en la segunda grada. Las fechas de finales de períodos usualmente empiezan textos jeroglíficos. En el caso de la nueva escalinata, la fecha de cuenta larga, con fin de período está también asociada a un verbo dedicatorio, en la segunda grada. Esta evidencia epigráfica, junto con la evidencia física mencionada arriba, parece sostener nuestra conclusión que este primer peldaño fue puesto posteriormente a la construcción original de la escalinata.

Regresando al texto, notamos que la primera fecha es importante de recordar. En esta fecha 9.12.12.11.2 2 Ik 10 Muan (o sea el 4 de diciembre del año 684 después de Cristo) el Gobernante 1 de Dos Pilas cumplió su tercer katun implicando que la fecha marca su posible cumpleaños. La misma fecha está también conmemorada en la Escalinata Jeroglífica 2. Según una interpretación propuesta por Nikolai Grube y Peter Mathews, sugerimos que también en esta fecha se celebró una danza en la que se usó un objeto, que aparece mencionado en la parte derecha de la primera grada.

Pasando a la segunda grada, que suponemos era originalmente la primera, leemos otra fecha de cuenta larga que indica el fin del período, 9.12.10.0.0 9 Ahau 18 Zotz. Esta fecha también elogia la dedicación de la escalinata que está descrita tanto en forma metafórica como en forma fonética. En primer lugar, describe la escalinata como kan tun o piedra amarilla, un título frecuentemente usado para definir esculturas que no son estelas. El deletreo fonético, descifrado como yeb(a) indica un sentido más específico de posesión para el Gobernante 1 y se lee, “su escalinata”. Suponemos que seguía el nombre del Gobernante 1 en la sección que lamentablemente se encuentra destruida.

La grada jeroglífica 3 empieza con una fecha en el calendario Maya de 4 Akbal 11 Muan en la cuenta larga 9.12.0.8.3. Esta fecha corresponde al 8 de diciembre del año 672 y está también presente en la Escalinata Jeroglífica 2 con referencia a una guerra contra Dos Pilas. En la escalinata 4 la referencia es más precisa y delinea el evento como una guerra entre el Gobernante 1 de Dos Pilas y “Escudo-Calavera”, gobernante de Tikal, padre del gran rey de Tikal, el Gobernante A.

La segunda fecha en esta tercera grada es 9 Imix 4 Pax, o sea el 20 de diciembre del año 677. Este dato señala una batalla contra el mismo Gobernante “Escudo-Calavera” de Tikal y un gobernante del gran sitio conocido como Sitio Q, el cual probablemente fue Calakmul. Este gobernante está mencionado en varios sitios de las Tierras Bajas Mayas.

La cuarta grada sigue el mismo patrón de conmemoración de batallas. Esta grada calcula un número de distancia hasta llegar a otro fin de período, 9.10.15.0.0 6 Ahau 13 Mac. Aquí, el texto señala una nueva batalla a través de una metáfora que se refiere al t’ok pacal o pedernal/escudo de alguna persona. En este caso el guerrero es el Gobernante 1 de Dos Pilas quien expone varios de sus títulos por ejemplo el de Bate Pitz que posiblemente quiere decir “jugador de pelota con yugo” y el título Nab K’inich o sea señor sagrado de Dos Pilas. El título más interesante se encuentra al final de la grada. Este es el glifo de relación y’ahau que indica una aparente alianza entre el gobernante del Sitio Q/Calakmul y el Gobernante 1 de Dos Pilas.

Así llegamos a la última grada y la más importante de todas. En la primera sección de la grada, leemos un número de distancia que cuenta hacia adelante desde la fecha en 4 Muluc hasta 11 Caban 10 Zotz en 9.12.6.16.17, o sea el 30 de abril del año 679. Esta fecha celebra nada menos que la derrota y posiblemente la captura de un gobernante de Tikal por el Gobernante 1 de Dos Pilas, cuyos nombres y títulos sigue este evento, terminando así el texto jeroglífico. Este evento obviamente monumental en la historia de Dos Pilas está conmemorada no solo aquí sino también en la inscripción de la escalinata 2. Uniendo la información de ambos textos, sugerimos que esta fecha también marca el entierro de los huesos del gobernante de Tikal que posiblemente dio lugar a un interregno corto en este sitio antes del advenimiento del Gobernante A, tres años después.

En conclusión, la Escalinata Jeroglífica 4 de Dos Pilas relata eventos de suma importancia para la historia del Clásico Tardío de las Tierras Bajas Mayas. Las escalinatas jeroglíficas en el mundo Maya normalmente se dividen en dos clases: la primera registra información biográfica que comprenden fechas de nacimiento, muerte y accesión. La otra clase, en la cual se encuentra esta escalinata y la mayoría de escalinatas de la región del río Pasión, celebra las guerras y batallas entre los reinos de las Tierras Bajas Mayas. En la Escalinata Jeroglífica 4 de Dos Pilas, notamos que así como sucedieron batallas entre Caracol y Tikal donde Tikal fue vencido, en Dos Pilas también tenemos evidencia de la derrota y la posible captura de un gobernante de Tikal.

La fecha de la victoria concuerda con nuestra comprensión de la secuencia dinástica de Tikal. El triunfo, celebrado en 9.12.6.16.17 11 Caban 10 Zotz, precede solamente tres años al advenimiento del hijo de “Escudo-Calavera” en Tikal en la fecha 9.12.9.17.16. Es posible, pero todavía no concluyente, que ocurrió un interregno después de este evento tan calamitoso para Tikal. Además, como ha sugerido Houston, la Escalinata Jeroglífica 4 confirma una relación amistosa entre Dos Pilas y el Sitio Q o Calakmul, un sitio que parece haber sido por largo tiempo antagonista de Tikal. Vemos en la Escalinata Jeroglífica 4 un reflejo de las contiendas, alianzas y los intercambios que conforman el registro principal de la historia dinástica Maya en el Clásico Tardío.

image001

Figura 1 Escalinata Jeroglífica 4 de Dos Pilas (dibujo de Stephen Houston)