Asociación Tikal

08 LA ESTRUCTURA 36 DE KINAL, PETÉN Oscar R. Gutiérrez – Simposio 04, Año 1990

Descargar este archivo en formato PDF

Gutiérrez, Oscar R.

1992      La Estructura 36 de Kinal, Petén. En IV Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1990 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Brady), pp.81-97. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

8

LA ESTRUCTURA 36 DE KINAL, PETÉN

Oscar R. Gutiérrez

El sitio de Kinal se encuentra sobre una meseta de suelo calizo, que lo hace sobresalir de los bajos que tiene en su periferia. Su eje longitudinal se orienta en dirección sur-oeste/norte-este a lo largo de un kilómetro.

Los bajos más pronunciados del sitio se encuentran en su lado norte y en el sur. En el lado norte se encuentra a unos 450 m una especie de muro de contención y a 500 m, una estructura de 30 x 8 m en sentido este-oeste, que pudo ser una especie de área de control de acceso al sitio.

En el lado sur están dos calzadas paralelas de un metro de alto que penetran al interior del bajo separadas por unos 35 m, éstas calzadas se pierden a unos 400 m, no observándose evidencias de su continuidad, hacia el este de las dos calzadas se encuentran 3 montículos habitacionales, éstos no presentan ninguna relación constructiva con algún otro edificio, solamente con las calzadas que se encuentran cerca de ellas.

El sitio presenta 20 espacios que forman las plazas principales definidas por estructuras y grandes paredes construidas sobre las elevaciones

Se pudieron determinar dos tipos de plazas:

  1. Aquellas que son completamente cerradas por edificios y altas paredes de roca caliza, teniendo accesos limitados marcados por lugares determinados. El acceso a estas plazas seguramente fue por medio de pasillos dentro de los edificios, pues las partes externas se asientan sobre las elevaciones naturales que presentan alturas que pueden sobrepasar fácilmente los 25 m y la imposibilidad de penetrar por estos lados es evidente, haciéndose infranqueable para cualquier individuo.
  2. Otro tipo sería la plaza abierta, como el caso que presenta la que está frente a la Estructura 65 o la que se encuentra frente a la Estructura 21 o la que queda frente a la Estructura 8.

Las calzadas que vienen del sur-oeste, desde el bajo, pasan por la plaza que forman las Estructuras Nos. 64 y 66, continuando en dos ejes paralelos hasta la Estructura 57 que en donde empieza la zona de construcciones masivas del sitio en un espacio de más o menos 40,000 m², encontrándose aquí plazas situadas a diferentes niveles de elevación, completamente cerradas por las diferentes estructuras que componen este complejo constructivo, que en esta parte del sitio suman la cantidad de 39 estructuras.

Continuando hacia el norte, la cantidad de edificios no pierde su volumen constructivo, más no se da la masificación que presenta el núcleo central del sitio, el lado este va a presentar una bien definida muralla de 5 m de alto que llegará a terminar en la Estructura 3 en el norte después de recorrer todo el sitio, aquí se presenta la última plaza de tipo abierto, quedando al sur de ellas las estructuras del juego de pelota.

Uso y manejo de espacios

La cantidad considerable de plazas que hay en Kinal se debe al uso planificado del espacio que queda entre las estructuras y desniveles de terreno que son aprovechados para levantar construcciones sobre ellos, éste detalle hace que las paredes alcancen alturas considerables que hacen las plazas de difícil acceso.

Ejemplo de esta situación es la disposición de varias estructuras que se construyen cerrando un espacio o patio, a manera de aprovechar la parte alta del terreno. En este caso solamente se cerraron tres lados el sur, el oeste y el norte, ahorrando esfuerzo constructivo mayor. Otro detalle interesante es el que todas las fachadas están orientadas hacia la plaza, como queriendo formar una especie de área mayor cerrada, excluyendo las entradas que han de haber sido controladas antes de llegar a la parte central del sitio, donde pudieron vivir las personas gobernantes o de puesto de importancia en el sitio de Kinal.

Materia prima de las construcciones

La materia prima que se utilizó en las construcciones que componen el sitio arqueológico de Kinal, es fundamentalmente la roca caliza cortada en grandes bloques de diferentes tamaños, éstos pueden ser vistos formando altos muros de edificios y las murallas.

La roca de formas irregulares es utilizada para el relleno de cámaras de edificios de primeras fases constructivas caídas en desuso, que luego servirán como subestructuras para las siguientes estructuras en niveles superiores, queriendo hacer cada vez más inaccesible el ingreso a la parte central del sitio, los rellenos refuerzan las estructuras para soportar el peso concentrado de las estructuras superiores.

Se presentan también casos de adiciones constructivas en las paredes interiores de las cámaras, que suben desde el piso hasta la altura de los arcos que cierras las bóvedas, estrechando los ambientes de circulación en las cámaras.

Otro de los elementos usados en el acabado interior y exterior de las estructuras es el estuco, él que en el interior de algunas estructuras que se encuentran rellenadas, aún conserva su textura y color originales (en el caso que presentan las estructuras depredadas) conservando rastros de pintura de color rojo y negro en forma de bandas horizontales en los zócalos de las cámaras y un leve color rosado en las paredes de las mismas.

La procedencia de la roca caliza, así como del material con que se fabrica el estuco, parece ser que es de la periferia, siendo procesados en el sur muy cerca de las Estructuras 68,63,62 igual cosa sucede en el norte del sitio, encontrándose evidencias de corte en los lechos de la roca caliza en áreas bastante grandes, hay también alineamientos y agujeros de forma irregular en el lecho de roca, seguramente con el fin de extraer bloques de piedra y material para la argamasa y el estuco de exteriores e interiores de las paredes de los edificios, así como de los muros que forman la muralla.

La Estructura 36 de Kinal

La Estructura 36 de Kinal se encuentra al oeste de la segunda plaza con mayor extensión en el sitio, solamente superada por la gran plaza que se encuentra en el centro del sitio. En su orientación es un edificio que está desplazado unos 10º al este, presentando tres ejes de cámaras (Figura 1), con varios cuartos de los cuales solamente se estudiaron seis, la anchura promedio del interior es de 2 m y el grosor de las paredes es de un metro promedio. Las tres cámaras van en la dirección norte-sur. Esta estructura tiene su fachada principal hacia el este frente a la Plaza grande, ascendiéndose por medio de cinco grandes gradas que se inician desde el piso de la plaza, las gradas se hacen más pequeñas en los extremos conforme ascienden al edificio. Este edificio podría definirse como un palacio pues está dividido en varias cámaras que se comunican entre sí, los cuales se distribuyen en las tres cámaras. En la actualidad no presenta ningún rasgo arquitectónico que pueda indicar una crestería.

Las excavaciones de tipo intensivo realizadas en la estructura (deben entenderse como limpieza de los restos colapsados de las bóvedas y restos de cuartos depredados) tuvieron como objetivo principal la localización de pinturas murales, las que no fue posible encontrar, sin embargo una de las cámaras, la No.1, presentó 11 grafitos y la Cámara No.4 presentó otros dos grafitos.

image001

Figura 1 Planta de la Estructura 36, Kinal, Petén

La limpieza de los cuartos permitió definir seis áreas o espacios libres de diferentes dimensiones. En la Cámara No.1 que da inmediatamente a la plaza, se efectuó la operación de limpieza del Cuarto No.1, el que bajo los restos colapsados de su bóveda presento estuco en sus paredes apareciendo los grafitos que se describirán más adelante. En ésta cámara no se hizo ninguna otra limpieza.

La Cámara No.2 o del centro, permitió la entrada a dos pequeños cuartos (Cámaras Nos. 2 y 3) el primero de ellos destruido parcialmente, con su bóveda totalmente colapsada, pero pudiéndose pasar al segundo cuarto por medio de un pequeño agujero a la altura del arco de la bóveda. Este cuarto se encontró en buen estado de conservación tanto en sus paredes como en su bóveda; ambos tienen una dimensión interior promedio de 2 m por 2 m. El segundo cuarto comunica por una puerta de 0.75 m, con un tercer cuarto en el sur, donde se encuentran los dos grafitos, la comunicación con este cuarto se encontró medio obstruida por el derrumbe parcial de la bóveda que lo cubría. Este cuarto también comunica con otro lleno de material colapsado de la estructura superior, su puerta de acceso mide de ancho 0.71 m, y las jambas 0.80 m, de ancho por 0.61 de largo. Este ambiente da al exterior del edificio en el lado sur, aquí no se hizo ninguna operación de limpieza.

La limpieza del Cuarto No.4, permitió localizar el relleno de una puerta de acceso, que comunicaba directamente con la tercera cámara en el lado oeste, estableciendo comunicación entre las Cámaras Nos. 2 y 3. El relleno es de piedras calizas de forma irregular con mezcla de cal y barro.

Por medio de un registro hecho en el Cuarto No.4 se localizaron tres pisos, de los cuales el más antiguo comunica las Cámaras Nos. 2 y 3 pudiendo ser el primer estadio constructivo del edificio. Los dos pisos superiores forman parte del relleno, y no evidencian ninguna comunicación entre las cámaras, pero que si le van a restar espacio en la altura a los cuartos de la Estructura 36.

El Cuarto No.5, se encuentra en la Cámara No.3, presentó la facilidad de poder extraer el material producto de las excavaciones de depredación, al localizarse una puerta con acceso directo a la plaza cerrada atrás de la estructura. Este cuarto es el más largo de 11.50 m, pero el más angosto también, con un promedio de 1.30 m, contra los 2 m promedio de ancho de las otras cámaras. Esto se debe a una adición o agregado que se hizo a las paredes originales en ambos lados de 0.35 m de grueso y que va desde el nivel de piso hasta la altura donde se cierra el arco de la bóveda.

Al sur de esta Cámara No.3 se encuentra otro cuarto el No.6 el más angosto de 0.65 m de ancho trasponiendo una pequeña puerta del mismo ancho, con un largo de 3.50 m, con comunicación a una especie de segundo nivel, al que no hay forma de subir desde este lugar, presentando restos de bóveda colapsada.

La Cámara No.3 tiene en su lado oeste, cuartos que fueron depredados, rellenos de piedra caliza con los mismos aglomerantes mencionados anteriormente. Los cuartos tienen una orientación diferente este/oeste y pertenecen a la Estructura 39. Los cuartos que se limpiaron de la Estructura 36 no presentaron bancas de ninguna naturaleza u otros aspectos de decoración a excepción de los pisos, que son de color rojo, con mezcla de material que contiene pequeñas partículas brillantes similares a las que presenta la cerámica con hematita especular de la Costa Sur de Guatemala.

Las cámaras que presentaron decoración de grafitos fueron los designados con los números 1 y 4 que se localizan en las Cámaras No.1 y 2.

La Cámara No.1 presentó en su pared oeste la cantidad de ocho grafitos y en su pared sur tres grafitos haciendo un total de 11. La Cámara No.4 solamente presentó dos grafitos, uno en la pared oeste y otro en la pared este.

Los grafitos se encuentran incisos en el estuco de la pared que presentó un leve color rojizo en algunas áreas:

Representa un personaje de 24 cm de alto que se sostiene sobre un báculo en posición vertical de lado, apoyado sobre sus pies, uno tras de otro, con un adorno consistente en un gran penacho de plumas que cae a lo largo de la espalda del individuo, iniciándose el penacho desde su frente, el dibujo no presenta un estilo artístico que pueda atribuirse a una dotado, por el contrario presenta rasgos muy burdos (Figura 2).

  1. Representa el perfil de un individuo de 9 cm de largo con un penacho que tiene cuatro bases cuadradas de las que salen una serie de 8 líneas que aparentan ser las plumas, éste individuo presenta la característica de no presentar un ojo redondo, sino cuadrado, los rasgos no son naturales, sino bastante burdos (Figura 3).
  2. Este grafito es una figura zoomorfa de 11 cm de alto posiblemente una especie de perro en posición sentada, presenta una trompa muy grande abierta y sin dientes, y una oreja muy estilizada, un ojo cuadrado sin ningún punto en el centro, la figura se presenta de perfil, en solo dos dimensiones, aparentemente tomado del cuello por una cuerda que se insinúa con otra línea, es también una figura de carácter burdo (Figura 3).
  3. Posiblemente representa un ave volando de 31 cm de largo presenta las plumas de la cola muy extendidas y las alas en sentido vertical, como sosteniéndose en actitud de vuelo, se representan por una serie de líneas muy largas en relación al cuerpo, la cabeza va también extendida y no presenta líneas que den forma a los ojos, sino solamente dos líneas que forman una especie de pico (Figura 4).
  4. Representa una especie de círculo de 26 cm de largo por 18 de ancho, bordeado en su lado derecho por una serie de líneas de 3 a 4 cm de largo, en su parte inferior presenta dos líneas paralelas que se cortan en algunos puntos formando rectángulos y en la parte superior se encuentra un círculo de 2.5 cm de diámetro y otro círculo pequeño en su interior, del círculo exterior sobresalen dos grupos de líneas uno hacia la izquierda y otro hacia la derecha, ambos grupos de líneas van paralelas en grupos de tres. Esta figura no tiene ninguna relación con alguna otra en la pared (Figura 5).
  5. Este grafito de 12 cm de largo es una especie de líneas cruzadas en diagonal formando una especie de tejido, el que se une a una figura circular abajo en donde convergen las líneas que vienen de la parte superior, no tienen ninguna relación con otra figura. Sin embargo no hay rasgos que formen la cara, no presenta ningún adorno en su frente, sus rasgos son muy burdos, igual que las otras figuras (Figura 6).
  6. Este grafito de 8 cm de largo representa una figura encerrada en un rectángulo abierto en su lado derecho, la figura es una serie de líneas que forman 6 espacios pequeños en el interior del rectángulo y un punto hacia el lado derecho de la figura central, no tiene relación con otra figura (Figura 6).

Los grafitos de la pared sur de la Cámara No.1 son:

  1. Tiene un tamaño de 16 x 12 cm siendo una especie de círculos concéntricos partidos por la mitad, de 6 cm de diámetro el más exterior, los dos círculos interiores están separados medio centímetro, del círculo exterior salen una serie de líneas en forma desordenada y de tamaños irregulares de 7, 9, y 15 cm de largo, no tiene relación con otras figuras (Figura 7).
  2. Este grafito de 14 cm de largo, presenta una serie de líneas convergentes hacia la parte superior en donde aparece una especie de triángulo dividido en tres partes, del que en su ángulo recto sobresalen dos líneas que se unen hacia abajo en forma convergente, no tiene relación con otra figura (Figura 8).
  3. Este grafito representa un especie de pierna vista de forma lateral, de 10 cm de alto, sin ningún adorno, el grueso es de 1.5 cm y el pie de 1.5 cm la figura no está relacionada con ninguna otra, la parte superior presenta una línea irregular cerrada y tres líneas pequeñas a 1.5 cm. de separación (Figura 8).

La Cámara No.4, en su pared oeste, presentó un grafito con una figura humana muy estilizada de unos 28 cm de alto, la cara no fue terminada solamente presenta un rasgo que representa el ojo y otro la nariz y la boca, el cráneo se presenta muy alargado y sin ningún adorno, el cuerpo solamente se encuentra insinuado, no aparecen las extremidades superiores y las inferiores se encuentran en una posición abierta, los pies se dirigen hacia afuera, sus líneas solamente sugieren la forma de la silueta humana (Figura 9).

En la pared este apareció otro grafito de 18 cm de alto, insinuando la representación de una figura humana, en la que no se ven los rasgos que forman la cara, aparecen unas líneas arriba de este espacio que debió ocupar la cara, formando una especie de penacho o tocado, en su pecho tiene una especie de pectoral sin adorno y en su mano una especie de cetro que se forma desde un círculo de 1.5 cm de diámetro y del que salen dos grupos de 3 líneas uno hacia la izquierda y otro hacia la derecha (Figura 10).

Es importante anotar que la mayoría de los grafitos presentan líneas muy burdas que no representan la figura natural dan la apariencia de haber sido hechas por niños y no por artistas, esto se puede inferir de las posiciones que las figuras ocupan dentro de la pared y no tienen ninguna disposición espacial arreglada y con el fin de decorar estéticamente o para mejorar la presentación de las cámaras del edificio.

La plaza interior de la Estructura 36

Esta plaza se encuentra atrás de la Estructura 36 en el lado oeste, a ella se debió ingresar por las puertas que se encuentran en la Cámara No.3 por la No.2 o central, siendo un lugar de acceso restringido por la posición que ocupa en relación a otras plazas, es flanqueado por la Estructura 39 en el sur con dos superestructuras superiores construidas encima de la Cámara No.5, que se encuentra al nivel de la plaza, se encuentra al oeste la Estructura 38 que tiene en su parte trasera una gran depresión que supera los 25 m de alto, al igual que la Estructura 37 que cierra el lado norte con depresión similar a la anterior.

Esta característica de difícil acceso hace pensar que fue un espacio reservado a personajes importantes, pues la entrada solamente pudo ser por la Estructura 39 y por ningún otro lugar. La Estructura 39 que colinda al este con la 36 es la que ocupa la posición más alta en relación a cualquier otra estructura en Kinal, lo que permitiría ver el resto del sitio y sus plazas, o el paisaje del bosque colindante y las lejanas montañas.

Esta situación de privilegio en el núcleo central de Kinal, indica que pudo ser la residencia de la familia gobernante y seguramente que las estructuras y plazas contiguas fueron ocupadas por sus familiares cercanos o funcionarios importantes en el manejo administrativo o militar de Kinal.

Las plazas cerradas son una característica arquitectónica de Kinal rodeadas por altos edificios o las elevaciones naturales del terreno, las que podrían servir en determinados momentos como lugares de defensa y no solamente como área destinada al solaz de las familias que ocupaban las construcciones adyacentes, o lugares para tratar los negocios administrativos de la ciudad.

Relación constructiva entre las Estructuras 36 y 39

La Estructura 36 tiene tres cámaras, de éstas la número tres es la que tiene adiciones de mezcla y piedra en sus paredes desde el piso hasta la altura del arco de la bóveda, ésta fase constructiva hace que el espacio interior se reduzca considerablemente hasta 1.30 m, esto con el fin de dar más solidez a las paredes, que soportan la carga que representan la construcción de una estructura superior (Estructura 39).

image003

Figura 2 Cámara 1, Grafito 1

image005

Figura 3 Cámara 1, Grafitos 2 y 3

image007

Figura 4 Cámara 1, Grafito 4

image009

Figura 5 Cámara 1, Grafito 5

image011

Figura 6 Cámara 1, Grafitos 6, 7 y 8

image013

Figura 7 Cámara 1, pared sur, Grafito 1

image015

Figura 8 Cámara 1, pared sur, Grafitos 2 y 3

image017

Figura 9 Cámara 4, Grafito 1

         image019

Figura 10 Cámara 4, Grafito 2

La modificación de ambas estructuras, lleva a cancelar la puerta de acceso que comunica la Cámara No.5 con el número 4, quedando solamente abierta la puerta que comunica con las Cámaras No.3 y No.5. Esta situación redujo los espacios de tránsito en la Estructura 36 y además las alturas libres entre el piso y la parte alta de la bóveda como el caso de la Cámara No.4 que se le construyeron dos pisos posteriores uno más alto a 0.53 m y luego otro encima del segundo a 0.67 m restándole una altura total a los cuartos de 1.20 m.

Estas modificaciones fueron hechas con material de piedra caliza y argamasa de cal y barro, llenando la puerta de acceso posiblemente para reforzar la Estructura 36 pues éste lugar presenta evidencias de fisuras en sus paredes, las que no se pudo determinar si son producto del deterioro de la estructura misma o de la carga que se le aplica posteriormente con la nueva construcción superior.

Los cuartos que se encuentran al mismo nivel en la Estructura 39, están totalmente rellenados, lo que vino a ser la subestructura, para una Estructura superior 39. Esta adición indudablemente hace ganar espacio habitacional en niveles superiores, pero a costa de clausurar o inhabilitar cuartos y puertas de las subestructuras precedentes.

Características arquitectónicas similares con otras estructuras

  1. Grupo A en Uaxactún, Acrópolis del Norte de Tikal
  2. Paredes cubiertas con estuco y pintadas de color rojo en sus zócalos.
  3. Paredes anchas, sobrepasando en algunas ocasiones el metro.
  4. Al final de las cámaras hay generalmente cuartos más pequeños.
  5. Construcciones hechas con piedra caliza, argamasa de cal, subestructuras rellenadas con piedra no trabajada, mezcla y barro.
  6. Pisos de estuco con decoración de color negro y rojo.
  7. Tres ejes de cámaras, con varios cuartos dividiéndolas y puertas de acceso a ellos.
  8. Presenta adición de paredes para reforzar la estructura y soportar una construcción superior.

Función del edificio

Un autor (Smith 1937) sugirió funciones a este tipo de edificios tales como propios para propósitos religiosos, habitacionales, lugares de entierro, cocinas, almacenes de parafernalia, para ceremonias, viviendas para sacerdotes. Otro más (Gendrop 1983:73) llama a este tipo de edificios “complejos escalonados polivalentes y otros géneros de edificios con funciones religiosas que se han combinado con imperativos de índole residencial, administrativa u otra”, pero hace la salvedad de que se “trata en general de la resultante de numerosas fases de remodelación, superposición, ampliación, adición, etc. Aunque en otros sitios como Santa Rosa Xtampak, Edzna y Sayil, estos complejos arquitectónicos de facetas múltiples se antojan concebidos de antemano con el fin de responder simultáneamente a varias funciones.”

Harrison (1970) habla de cuatro categorías que logró establecer en Tikal para construcciones habitacionales, ayudándose de fuentes etnohistóricas, haciendo un análisis de la posición de las cámaras y cuartos. Para la categoría No.1 (tandem/tranversal), la equipara al Calmecac Azteca, o una especie de seminario para muchachos (centro religioso). La categoría No.2 (tandem/no tranversal), son las que parecen más adecuadas para vivienda, para jovenes en preparación para el matrimonio. La categoría No.3 no le encontró correlación histórica y la categoría No.4 les asignó funciones de capillas, oratorios y almacenes para parafernalia sagrada y ritual.

Las funciones sugeridas para las categorías son: residencias familiares, residencias sacerdotales, casa ritual, casa de preparación premarital, oratorios, almacenes complejos, almacenes simples, funciones no sugeridas.

Otros autores también han tratado de encontrar respuesta a las funciones de los edificios. Citados por Leventhal y Baxter (1988) se menciona a Wauchope (1938) asigna a los edificios multifunciones; Haviland (1981) sobre el problema de identificar las casas y sus relaciones con áreas de actividad o función; Smith (1972) crea una tipología de edificios o estructuras, moradas pobres, ricas, cocinas, oratorios, etc. En estos análisis la localización y distribución de artefactos no juegan un rol en la identificación de función de las estructuras. Willey et al (1965) hace un estudio de las terrazas del río Belice excavando intensivamente, determinando las residencias basado en el estudio arquitectónico y restos de artefactos.

Haviland (1981) en Tikal, usó artefactos como atributos primarios para identificación de la función de las estructuras, figuras, lascas, tiestos, metates (jade y concha como indicador de status) examinando depósitos asociados con estructuras. Tourtellot (1983) nuevamente usa la arquitectura con criterio primario y los artefactos como soporte de su estudio. Leventhal y Baxter (1988) en Copan, usaron para su estudio cuatro tipos de grupos arquitectónicos, tomando como base las alturas de las estructuras, su localización, plan arquitectónico, bancas, calidad de construcción, asociación con contextos, ofrendas, entierros, etc., asociándolos con tres categorías cerámicas: 1) elitista ceremonial, 2) elitista doméstica y 3) doméstica no elitista. Todo lo anterior con el objeto de asociar cerámica con la función de los edificios, haciendo notar que los artefactos encontrados en contexto de construcción no son representativos de la función del edificio. Concluyen que la función simple de las estructuras debe ser reexaminada, pues los estudios etnográficos y etnohistóricos indican que los edificios fueron usados para varias cosas al mismo tiempo, es decir edificios multifuncionales.

Síntesis

  1. La determinación de la función de las estructuras, ha sido uno de los mayores problemas para los arqueólogos en estos últimos 50 años, siendo la arquitectura fuente primaria de los estudios funcionales.
  2. La Estructura 36 junto con la 39 fueron ocupadas por personas importantes en el gobierno de Kinal y por algunos de sus familiares, dada la posición central que ocupan en la zona de construcción masiva y la característica arquitectónica de ser un edificio de dos niveles, que se presenta en otro lugar del sitio.
  3. La Cámara No.3 de la Estructura 36 sirve como base a la estructura superior que posteriormente se construirá encima de la subestructura 39, esta cámara es reforzada con agregados a sus paredes que van desde el piso hasta la altura donde se cierra el arco de la bóveda.
  4. Es un edificio de multifunciones.
  5. En Kinal la mayor parte de estructuras se agrupan en un núcleo masivo en el centro del sitio formando una serie de plazas cerradas, las estructuras más externas siguen un patrón de colocación viendo hacia un eje central.
  6. Las plazas cerradas, pudieron servir como lugares reservados a las personas principales y en algún momento convertirse en lugares defensivos en el propio centro de Kinal.
  7. Las evidencias arquitectónicas demuestran que en su primera fase Kinal es un pueblo con estructuras de altura común, las que con el paso del tiempo, por razones hasta el momento desconocidas, son rellenadas con el objeto de servir de base a construcciones superiores, que tratan de ganar volumen y altura constructiva, aprovechando elevaciones y depresiones naturales del terreno.

REFERENCIAS

Gendrop, Paul

1983   Los estilos Río Bec, Chenes y Puuc en la arquitectura Maya. Universidad Nacional Autónoma de México, México.

Harrison, Peter

1970   The Central Acropolis, Tikal, Guatemala: A Preliminary Study of the Funtions of its Structural Components During the Late Classic Period. Tesis Doctoral, University of Pennsylvania, Philadelphia.

Haviland, William A.

1981   “Dower Houses” and Minor Centers at Tikal, Guatemala: An Investigation into the Identification of Valid Units in Settlement Hierarchies. En Lowland Maya Settlement Patterns (editado por W. Ashmore):335‑ 349.  School of American Research, University of New Mexico Press, Albuquerque.

Leventhal, Richard y Kevin Baxter

1988   The Use of Ceramics to Identify the Function of Copan Structures.  En Household and Community in the Mesoamerican Past (editado por Richard R. Wilk y Wendy Ashmore):51-71.  University of New Mexico Press, Albuquerque.

Smith, A. Ledyard

1937   Structure A-XVIII, Uaxactun. Contributions to American Archaeology, Carnegie Institution of Washington, Vol. 4, Pub. 483.  Washington, D.C.

1972   Excavations at Altar de Sacrificios: Architecture, Settlement, Burials and Caches. Papers of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Vol. 62, No.2.  Harvard University, Cambridge.

Tourtellot, Gair

1983   An Assessment of Classic Maya Household Composition. En Prehistoric Settlement Patterns: Essays in Honor of Gordon R. Willey (editado por E. Vogt y R. Leventhal):35‑54.  University of New Mexico Press, Albuquerque.

Wauchope, Robert

1970   Protohistoric Pottery of Guatemalan Highlands. En Monographs and Papers in Maya Archaeology Vol. LXI (editado por William Bullard Jr.):89-243.  Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Harvard University, Cambridge.

Willey, Gordon R., William R. Bullard Jr., John B. Glass y James C. Gifford

1965   Prehistoric Maya Settlements in the Belize Valley. Papers of the Peabody Museum of Archaeology and Ethnology, Vol. 54.  Harvard University, Cambridge.