Asociación Tikal

Descargar este archivo en formato PDF

Román, Otto
1993 Hallazgos Preclásico Medio en Kaminaljuyu. En III Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1989 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Villagrán), pp.175-181. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

15

HALLAZGOS PRECLÁSICO MEDIO EN KAMINALJUYU

Otto R. Román

En la temporada de trabajo de campo del Proyecto Arqueológico de Rescate Las Majadas III, que se llevó a cabo durante los meses de Junio a Diciembre de 1988 en los vértices B-IV, B-V, C-IV y C-V del plano original del sitio de Kaminaljuyu, levantado por Edwin Shook y Roger Johnson de la Institución Carnegie de Washington (1936-1940; Figura 1), se encontraron hallazgos arqueológicos de importancia para aquellos que se interesan en los orígenes de los cacicazgos y sociedades diferenciadas de las Tierras Altas Mayas.

Los trabajos arqueológicos que se han efectuado en el área del sitio, son coordinados y dirigidos por el Departamento de Monumentos Prehispánicos y Coloniales del Instituto de Antropología e Historia de Guatemala; en este caso le correspondió al inspector Sergio Ericastilla tener a su cargo la dirección del proyecto.

Los hallazgos se presentan como un avance de los trabajos realizados en el área del Grupo C-IV-1 y en una plataforma ubicada al sur de éste, la cual debe ser designada como B-V-16 por el cuadrante en el que se encuentra y para no entrar en traslapes de nomenclatura con Michels (1979). En cada localidad referida fue localizado un enterramiento múltiple fechado para el Preclásico Medio, que corresponde a la fase cerámica Las Charcas (1000-500 AC; Wetherington 1978). Además, me permito presentar una reconstrucción ideal del área excavada para esa época.

LOS HALLAZGOS

El área en que se localizan estas estructuras (C-IV-1 y B-V-16), se encuentran divididas por un cerco que corre de sur a norte, o sea de la Carretera Interamericana CA-1 a la Calzada San Juan; cada parte pertenece a propietario diferente (Figura 2), si bien es cierto que los montículos del sitio son parte del patrimonio cultural Guatemalteco.

Las excavaciones se iniciaron del lado oeste del cerco, llevándose a cabo la limpieza del corte hecho a la plataforma B-V-16 al ser construida la calzada Roosevelt. En este perfil se detectó la plataforma de fase Las Charcas de la que ahora se trata, la cual ocupó desde el cerco hasta 9.60 m hacia el oeste del perfil, a una profundidad de 0.70 m bajo el nivel natural del terreno; su grosor varió de 0.20 m a 0.50 m, construida con una mezcla de barro, talpetate y arena pómez que son los suelos típicos del valle y que logran compactarse bien. Se realizaron pruebas al mezclar dichos materiales con agua, con el objeto de compactarlos con trozos de madera como posiblemente se construyó originalmente; los resultados obtenidos fueron positivos.

Sobre la plataforma se encontró un relleno de arena con bloques de barro y talpetate, que representa a una superestructura de aproximadamente 0.40 m a 0.50 m de grosor datada al Clásico Medio, sobre el que se encuentra el estrato natural de tierra negra de 0.20 m de grueso aproximadamente.

Del lado este del cerco se excavó una trinchera. El final de la plataforma se encontró a una distancia de 6 m del cerco, con un total de 15.60 m de largo en dirección este-oeste.

15-89-fig-01

Figura 1 Plano de ubicación del grupo

15-89-fig-02

Figura 2 Planta de los montículos

Para encontrar el final norte de la plataforma, se llevó a cabo una trinchera de sur a norte con una orientación de 25º 30′ noreste, que es la alineación de estas estructuras. Efectivamente se encontró el final a 8 m en esa dirección. El piso de la plataforma está a 0.70 m abajo del nivel natural del terreno. Encima se tiene el relleno de arena con bloques de barro y talpetate encontrado en el perfil de la carretera, el cual se adosa aquí a un relleno de barro café con partículas de arena pómez y talpetate, en el que localizó un fogón grande del Clásico Medio, el cual fue vaciado por medio de una ampliación.

Al cortar el piso y relleno de barro, talpetate y arena de la plataforma en la trinchera del lado este del cerco, se encuentra un relleno inferior del barro mixto café con arena, el cual varía de 0.10 m a 0.30 m de grosor. Bajo él se encontró el barro natural, el que estaba cortado para formar una fosa, dentro de la que se halló un fragmento de hueso humano sumamente erosionado. Se efectuó una ampliación sobre el perfil sur de la trinchera hacia donde se dirigía la fosa que cortaba el barro natural.

Efectivamente, al bajar al nivel del barro natural, se pudo definir el contorno de la fosa, prácticamente en su parte superior se encontraron los restos óseos de un individuo en muy mal estado de conservación.

EL ENTIERRO (Figura 3)

Se trata de un entierro múltiple, directo y primario, en el que se encontraron tres individuos dentro de la fosa tallada en el barro natural. La fosa presentaba las siguientes características: largo 1.85 m, ancho 0.70 m y profundidad 0.50 m. Su orientación es de 25º noreste y es ochavada en las esquinas.

Los individuos encontrados fueron el Personaje 2, quien se localizó a ras del inicio de la fosa, inmediatamente abajo del relleno constructivo de la plataforma del Preclásico Medio. A pesar de su mal estado de conservación pudo definirse que se encontraba en posición decúbito dorsal, con el cráneo al sur y la vista dirigida al oeste; se hallaba junto a la pared oeste de la fosa. Su largo total fue de 1.59 m, posiblemente de sexo femenino, determinado por lo poco robusto de las órbitas superciliares. Se puede asegurar que se trató de un adulto joven, ya que se le encontraron muelas cordales; el patrón de desgaste de sus dientes es medio.

15-89-fig-03

Figura 3 Plantas del Entierro 2

A una profundidad de 1.30 m abajo del nivel natural del terreno y a 0.90 m abajo del nivel de piso de la plataforma Preclásico Medio, se encontraron los restos óseos de otro individuo al que se designó como Personaje 1. Sus restos se encontraron junto a la pared este de la fosa, su estado de conservación era muy erosionado; los huesos largos fueron apenas perceptibles en el relleno. Se hallaba en posición decúbito dorsal posiblemente, el cráneo se encontraba al sur y la vista al oeste, con un tiesto grande trabajado y colocado al frente de los maxilares superior e inferior. El largo total fue de 1.65 m, definido de sexo masculino por lo robusto de las órbitas superciliares. Se trata de un adulto joven, puesto que se le encontraron muelas cordales y el patrón de desgaste de su dentadura es medio.

Se localizaron también a la misma profundidad del lado este del personaje, los restos de dientes y una mandíbula más pequeños que los anteriores, tratándose muy probablemente de un infante, el cual estaba junto a la pared este de la fosa. Se le consideró como el Personaje 3. No se logró definir su posición ni sexo, ya que no se encontraron restos de huesos largos ni cráneo, posiblemente debido a la mala conservación.

LAS OFRENDAS

Se encontraron cuatro ofrendas cerámicas (Figura 4) dentro del recinto funerario a la misma profundidad de los Personajes 1 y 3:

15-89-fig-04

Figura 4 Ofrendas 1 a 4

1. Cuenco café micáceo de paredes divergentes y base plana, con líneas incisas verticales en el exterior, posiblemente hechas post-cocción. El acabado de superficie es alisado o pulido, sin engobe, aunque tuvo un baño que ahora es díficil de apreciar y que es del mismo color de la pasta. Esta ofrenda se encontró a la altura del cráneo del lado oeste del mismo.
Dimensiones: diámetro en la base 12 cm; diámetro en el borde 16 cm; altura 5 cm
Relaciones Intersitio: grupo Jerónimo Huiza Inciso: variedad Huiza y grupo Masahuat Tecapa Inciso (Chalchuapa, Sharer 1978). Ware Bálsamo Café (Shook y Hatch 1978) y wares No Diferenciados de la Costa Sur.
Relaciones Intra sitio: Verbena Café-Negro Sin Inciso: variedad Micáceo (Wetherington 1978). Entierro de la Sub-operación 5013, Proyecto Las Majadas III, montículo C-IV-1.

2. Incensario trípode sugerido ya que no los tiene pero presenta huellas de ellos, tiene asas; su acabado de superficie es de color ante sin engobe, ligeramente alisado. Presenta decoración de pintura roja en el interior y exterior del borde.
Dimensiones: diámetro en el borde 9 cm; altura 7 cm
Se encontró localizado al centro de la fosa, a la altura de la pelvis del Personaje 1.
Relaciones Intra sitio: ware Rojo sobre Ante sin pulir (Wetherington 1978; Shook, comunicación personal 1989). Entierro de la Sub-operación 5013, Proyecto Arqueológico Las Majadas III, montículo C-IV-1.

3. Cántaro de cuello corto y base cóncava, con acabado de superficie pulido en el cuello, el resto es solo alisado. Tiene decoración de líneas incisas cruzadas e inclinadas en forma de chevrones; posiblemente tuvo pintura roja en el borde.
Se encontró localizado al centro de la fosa, junto a la ofrenda 2.
Dimensiones: diámetro máximo en el cuerpo 10 cm; altura 8.2 cm
Relaciones Intersitio: Salamá, grupo Beleju Patulul Inciso: variedad Patulul (Sharer 1978). Bálsamo Café Tipo II-B (Shook y Hatch 1978).
Relaciones Intra sitio: Entierro de la Sub-operación 5013, Proyecto Arqueológico Las Majadas III, montículo C-IV-1.

4. Vaso de base plana, con acabado de superficie con posible estuco el cual puede apreciarse muy poco, con pintura de color rojo, negro y amarillo. Antes de la aplicación del estuco y la pintura tiene una superficie muy bien pulida. De esta manera es un ejemplar policromo de la fase Las Charcas (Shook, comunicación personal 1989).
Se encontró localizado en el extremo norte de la fosa, cerca de los huesos de los pies del Personaje 1.
Dimensiones: diámetro 14 cm; altura 11 cm
Relaciones Intersitio: grupo Jerónimo Perulapan Policromo Pintado: variedad Perulapan de Chalchuapa (Sharer 1978).
Relaciones Intersitio: Entierro de la Sub-operación 5013, Proyecto Arqueológico Las Majadas III, montículo C-IV-1.

OTROS RASGOS ENCONTRADOS

Se hallaron también en este entierro, una piedra pómez tallada en forma cuadrangular, de 14 cm de largo x 8 cm de ancho x 3.5 cm de grosor, dispuesto a la altura del frontal del personaje 1. Además se encontraron algunos tiestos y fragmentos de obsidiana gris y un pequeño artefacto basáltico en forma esférica de unos 3 cm de diámetro, localizada cerca del vaso policromo a la altura de los huesos de los pies del individuo.

OTRO HALLAZGO DE LA MISMA ÉPOCA

Lo constituye otro entierro con sus ofrendas y un depósito de tiestos cerámicos junto a él, localizados en la parte superior del montículo C-IV-1 al norte de B-V-16. El entierro es múltiple, de dos individuos, dentro de un talle en el relleno de arena con talpetate y barro que es el material constructivo superior del montículo.

Cabe mencionar aquí que entre estos dos montículos se localizó un piso de talpetate a una profundidad de 1.80 m abajo de la superficie del terreno, el cual representa el piso original entre ambas estructuras del Preclásico Medio. Material de las fases Providencia, Verbena y Arenal fue encontrado sobre el mismo.

APRECIACIONES GENERALES

En el estudio de las sociedades prehispánicas del periodo formativo de Mesoamérica, se depende prácticamente de los datos que proporcionan los trabajos arqueológicos. Sobre la base de los hallazgos encontrados en el Proyecto Arqueológico de Rescate Las Majadas III para la época Preclásico Medio, me permito sugerir la siguiente reconstrucción ideal de estos montículos (B-V-16 y C-IV-1) en el sitio de Kaminaljuyu.

B-V-16 fue una plataforma construida sobre el barro natural tallado, ubicada al sur del área de excavación. A su vez, C-IV-1 fue otra plataforma construida al norte de aquélla, para la cual se empleó arena con recubrimiento de una mezcla muy sólida de barro, talpetate y arena pómez; un patio separó a ambas plataformas. La superestructura de estas construcciones seguramente fue hecha de material perecedero de caña con argamasa de barro y paja cocido, ya que hay restos de bajareque en las excavaciones (Figura 5).

15-89-fig-05

Figura 5 Reconstrucción ideal del grupo

El entierro localizado en el montículo B-V-16 fue el de un hombre adulto medio (Personaje 1), que fue enterrado con sus ofrendas, además de acompañarlo su esposa e hijo (Personajes 2 y 3 respectivamente). La plataforma fue reconstruida para sellar el entierro y continuó sirviendo a una generación posterior, posiblemente a un hijo mayor o un pariente cercano.

Estos hallazgos presuponen costumbres funerarias y técnicas constructivas más o menos complejas, que permiten sugerir que el sitio de Kaminaljuyu marcó para entonces su ingreso hacia un nivel de sociedad diferenciada o de rango, asentada alrededor de la Laguna de los Tiestos, ahora extinta. A través del tiempo, la complejidad social fue en aumento, a manera de que para Preclásico Terminal se transformó en un estado prístino.

REFERENCIAS

Michels, Joseph W. (editor)
1979 Settlement Pattern Excavations at Kaminaljuyu, Guatemala. Pennsylvania State University Press, Pittsburgh.

Sharer, Robert J.
1978 The Prehistory of Chalchuapa, El Salvador. University of Pennsylvania Press, Philadelphia.

Shook, Edwin M. y Marion Popenoe de Hatch
1978 The Ruins of El Balsamo. Journal of New World Archaeology 3 (1):1 38.

Wetherington, Ronald K. (editor)
1978 The Ceramics of Kaminaljuyu, Guatemala. Pennsylvania State University Press, University Park.