Asociación Tikal

Descargar este archivo en formato PDF.

Laporte, Juan Pedro y Rolando Torres

1993  El Proyecto Sureste de Petén: Resultados del programa regional 1985-1989. En III Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1989 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Villagrán), pp.141-151. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

 

12

 EL PROYECTO SURESTE DE PETÉN:

RESULTADOS DEL PROGRAMA REGIONAL 1985-1989

Juan Pedro Laporte

Rolando Torres

En el primer Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, el programa presentó una propuesta general para la investigación arqueológica de las Montañas Mayas. En la segunda ocasión, se llevó a cabo un análisis del asentamiento de un centro rector mayor, en ese caso Ixtonton. Para el actual simposio se darán a conocer los resultados preliminares del estudio sobre el patrón de asentamiento del valle de Dolores, para observar relaciones entre sitios, densidad de población y los elementos arquitectónicos y funcionales que definen las varias entidades políticas que le conformaron, es decir las relaciones entre Unidades Territoriales Análogas.

Como es de esperarse, varios de estos aspectos no han sido resueltos aún, por lo que es necesario procesar la información obtenida en otros sectores de las Montañas Mayas que actualmente se reconocen, para comprender la intrincada red de relaciones políticas y sociales reflejada en la presencia de múltiples sitios, jerarquías diferenciadas y abundante población.

Como se ha mencionado en otras ocasiones, las Montañas Mayas conforman un medio ambiente heterogéneo mediante la presencia de serranías, valles y mesetas, con la consecuente adaptación de grupos florísticos especializados que incluyen tanto zonas de pinar como altos bosques tropicales. La formación de cerros de origen cárstico es el principal elemento topográfico.

La zona del actual reconocimiento arqueológico corresponde al noroeste de las Montañas Mayas (Figura 1). Las cuencas hidrográficas que rigen el estudio son las de los ríos Mopan, Xa´an y Sacul, los cuales resumen en un mismo nudo montañoso bajo el cual unen su caudal, a manera de resurgir como un solo río, el Mopan medio o Xilinte, el cual surca un amplio sector de sabana hasta alcanzar a Melchor de Mencos y tornarse en el río Belice.

Es decir que las cuencas que corresponden a la zona de estudio pertenecen al sistema del alto río Mopan, no son navegables al estar integradas por secciones encajonadas que arrastran abundante aluvión y sufrir severos cambios de nivel debido a las crecientes causadas por las lluvias y los temporales tan frecuentes en estas montañas.

El programa general incluye en su primera fase un área total de 300 km², la cual se ha dividido en cinco sub-áreas (Figura 1): Zona del río Sacul, Zona del río Mopan (Mopan Abajo), Zona de las Montañas de Yaltutu, Zona de la meseta de Dolores y Zona del río Poxte. Con anterioridad se conocían solamente tres sitios arqueológicos en esta área. Actualmente se han reportado ya un total de 22 sitios.

Por diversos motivos, en especial tácticos, la unidad geográfica que prácticamente ha sido concluida es el valle de Dolores, amplia meseta cubierta en su parte sur por pinares y en el norte por bosque tropical, sobre abundantes cerros cársticos. Una prolongación del valle hacia el norte conduce hasta una zona de montaña más elevada que cierra la meseta, conforma de esta manera un área aproximada de 13 km norte-sur y 8 km este-oeste, es decir 100 km² (Figura 1).

12-89-fig-01

Figura 1  Plano general del área Noroeste de las Montañas Mayas; se indican las sub-regiones

El reconocimiento de estos 100 km² ha dado por resultado la determinación de 11 centros arqueológicos, con una evidente distinción en jerarquía y dimensión, todo lo cual conlleva a plantear soluciones para la definición de sitios como tal y sobre las relaciones internas entre ellos.

DESCRIPCIÓN BREVE DE SITIOS

  1. IXCOXOL (Figura 2)

Ubicado al extremo suroeste del valle de Dolores, en un pequeño valle rodeado de cerros, entre los cuales existen pasos hacia el valle de Dolores, así como también hacia el oeste donde se encuentra el sitio de Ixtutz. Ixcoxol se compone de varios grupos; fueron levantados un total de 10 grupos arqueológicos, los más importantes son los Grupos A y B.

12-89-fig-02

Figura 2  Plano de Ixcoxol, Dolores, Petén

El Grupo A está compuesto de siete estructuras que forman una plaza cerrada con la estructura principal al sur, de 4.50 m altura. El Grupo B está ubicado sobre una plataforma basal artificial de 1.50 m altura, compuesto por cinco montículos, dos de ellos conforman un patrón de complejo astronómico o de ritual público. Tanto la Plataforma Este como la Pirámide Oeste tienen la misma altura de 3.50 m y ambos se encuentran depredados.

  1. NOCSOS

Asentamiento de menores dimensiones ubicado al este de la carretera Modesto Méndez-Flores, en un área de sabana parcialmente cubierta de pinar en la sección sur del valle de Dolores. El sector central del sitio comprende una serie de estructuras que conforman un patrón de carácter astronómico o de ritual público, como los definidos en otros centros del valle; en forma adicional se adscribieron a este sitio tres grupos arqueológicos, por lo que viene a ser uno de los centros de menor tamaño y complejidad reportados dentro de este valle.

  1. IX AK (Figura 3)

Ubicado en la sabana al sur de Dolores, en un sector al este del valle a 3 km de Curucuitz, en una de las salidas hacia el río Mopan. Originalmente fueron reportados cuatro grupos, todos estos conforman el sector central del sitio; ahora se conoce que Ix Ak también incluye otros grupos dispersos.

El Grupo A, el principal, se compone de dos sectores, alineados en eje norte-sur, sobre una plataforma basal común. La sección sur conforma funcionalmente a un complejo astronómico o de ritual público del cual se documentó una sola etapa constructiva durante el Clásico Tardío. El terreno de juego de pelota es abierto (10 m norte-sur y 2 m este-oeste), dispuesto en un eje norte-sur; se desconoce si tuvo banquetas y no tiene terminales observables; muestra recubrimiento de piedra canteada.

12-89-fig-03

Figura 3  Plano de Ix Ak, Dolores, Petén

  1. MOQUENA (Figura 4)

Ubicado sobre un sistema de cerros cársticos al este de Ixtonton, separados por el arroyo Moquena, mientras que al este de este sitio se encuentra el río Mopan. Para la sección central se observaron seis plazas sobre distintas terrazas del mismo cerro.

En el sector central de Moquena es de mayor importancia la Plaza 2, ubicada en la parte superior del cerro, compuesta por cinco montículos alrededor de una amplia plaza. Existe plataforma basal para sostener a este grupo que funcionalmente representa un complejo de carácter astronómico o de ritual público.

Por otra parte, fueron levantados 12 grupos arqueológicos de distintas dimensiones, los cuales se considera que pertenecen al sector habitacional de este sitio. Estos grupos se encuentran tanto hacia el río Mopan como hacia la sabana y el sitio de Ix Ak. La depredación en general es fuerte.

  1. SUK CHE’ (Figura 5)

 

Ubicado en el área de pinar entre Dolores y Boca del Monte, junto a la brecha que ha sido delimitada como paso de la carretera Modesto Méndez-Flores. Se trata de un sitio de carácter secundario que debió tener una íntima relación con sus vecinos, tanto Ix Kol como Curucuitz, de los cuales está tan cerca que no se observa división real, así como de Ixtonton, del cual sí puede ser delimitado. Actualmente se trata de un área cubierta por potrero y cultivo.

Compuesto por un grupo central que incluye distintas estructuras conforman un complejo astronómico o de ritual público, cuyas dimensiones se asemejan a los descritos anteriormente en sitios del área como Curucuitz e Ix Kol. Varios conjuntos adicionales fueron levantados en este sitio, con un total de 17 grupos que contienen 64 estructuras. Como parte de ellos se reconocieron dos cerros ubicados al norte del sitio, sobre los cuales fueron localizados grupos arqueológicos.

12-89-fig-04

Figura 4  Plano de Moquena, Dolores, Petén

  1. IX KOL (Figura 6)

Este centro fue definido en temporadas anteriores de trabajo. En su perímetro se abarca la actual población de Dolores, así como amplios sectores al norte y este de ella. Durante el presente año se han efectuado reconocimientos en las áreas de habitación adscritas al sitio con el fin de concluir el levantamiento respectivo. Ix Kol está compuesto del sector ceremonial central y de al menos 70 grupos, por lo que en cuanto a dimensión y complejidad de asentamiento resulta similar a Ixtonton. El grupo ceremonial principal se encuentra en la cima de un cerro, integrado nuevamente por cuatro estructuras que conforman un complejo astronómico o de ritual público.

  1. IXTONTON (Figura 7)

 

Poco se trata de este sitio, considerado el mayor en el valle de Dolores, pues fue descrito con amplitud en el simposio pasado. Su sección central incluye varias plazas de carácter ceremonial hacia donde conducen tres largas calzadas; incluye dos terrenos de juego de pelota. Como en el caso de otros sitios mencionados, sus estructuras principales conforman un patrón conmemorativo. La sección habitacional adscrita a Ixtonton es muy amplia y se han levantado ya más de 80 grupos arqueológicos.

  1. IXKUN (Figura 8)

Debido a la prolongación del valle de Dolores hacia el norte, se incluye a Ixkun, considerado el otro centro mayor de esta región. Este sitio ha sido objeto de trabajo en distintas temporadas de este proyecto. Actualmente se elabora el plano final que unifica el centro ceremonial y las zonas habitacionales. Respecto de su posición jerárquica ocupa un orden principal, evidente en la presencia de múltiples estelas, calzadas y nuevamente, en la presencia de un grupo de patrón de ritual público asociado a la plaza principal y a la erección de los monumentos mayores del sitio.

12-89-fig-05

Figura 5  Plano de Suk Che´, Dolores, Petén

12-89-fig-06

Figura 6  Plano de Ix Kol, Dolores, Petén

12-89-fig-07

Figura 7  Plano de Ixtonton, Dolores, Petén

12-89-fig-08

Figura 8  Plano de Ixkun, Dolores, Petén

  1. EL TZIC

El otro sitio considerado en este esquema es El Tzic, del cual en esta ocasión tampoco se presenta el levantamiento. Este sitio fue reportado en temporadas anteriores como una serie de grupos habitacionales de menores dimensiones adscritos a Ixkun. Mediante nuevos reconocimientos en la zona fue determinado que corresponde a un centro individual con su área ceremonial bien definida, incluyen nuevamente un complejo de ritual público y una serie de grupos habitacionales adscritos a él, por lo cual resulta importante su análisis al abarcar el área entre Dolores e Ixkun.

APRECIACIONES GENERALES

Otros sitios del valle de Dolores que incluyen complejos de ritual público como parte de sus plazas principales pero que de los cuales no se presenta levantamiento en esta ocasión son Mopan 2-Oeste, ubicado en la ribera del río y Curucuitz, situado al extremo oeste del valle.

Respecto de cálculos poblacionales para la región del valle de Dolores se presenta en esta ocasión un análisis de carácter preliminar basado en la cantidad total de grupos arqueológicos ubicados, sin incluir las áreas centrales de cada sitio y sin considerar tampoco el área abarcada por laderas de cerros, terrazas que no sostuvieron grupos visibles de estructuras o montículos aislados en planicies, por lo que se considera que los resultados son altamente conservadores. De esta manera, se han obtenido cifras variables entre un número de 41 habitantes por km² en la región en general, hasta 238/258 habitantes por km² en los sitios más densamente poblados como lo son Ixtonton, Ix Kol y posiblemente El Tzic.

El cálculo anterior está basado en el caso de Ixtonton en 89 grupos arqueológicos levantados que incluyeron 414 montículos en un área de 9 km². En el caso de Ix Kol se consideraron 85 grupos arqueológicos con 341 montículos en 8 km².

La densidad de cada asentamiento puede ser un reflejo de la importancia del sitio dentro del valle de Dolores, sin embargo, no es posible basarse solamente en una apreciación poblacional que de base ya es subjetiva al no existir una clara diferenciación espacial entre los diversos sitios por el hecho de ser continuo el asentamiento. Debido a ello, tanto para la diferenciación entre sitios como para efectos de jerarquizar los asentamientos en el valle de Dolores, se ha recurrido al único complejo de carácter ritual que fue compartido por los varios centros considerados, es decir los complejos que conmemoran el tránsito solar, así como aspectos agrícolas y de ritual público, cuya estricta configuración estructural permite su fácil detección.

En forma adicional y con objeto primordial de jerarquización, se analizó la presencia o ausencia de elementos colaterales a dicho tipo de complejo, en especial terrenos para el juego de pelota, monumentos esculpidos y calzadas. Aun con todo el rigor del caso, es complejo determinar las jerarquías debido a la variabilidad en la presencia de dichos elementos y a conceptos individuales desarrollados por cada sitio.

Sobre la base de lo anterior, se observa que de rango superior solamente se destacan Ixtonton e Ixkun, ambos con terrenos para el juego de pelota, con calzadas y monumentos lisos y esculpidos. De rango intermedio se considera a Moquena, Curucuitz, Suk Che´ y El Tzic, sobre la base de la presencia de calzadas o a la dimensión de sus respectivos complejos de ritual público, puesto que en ninguno de ellos se incluyen monumentos o terrenos de juego. Para el rango inferior se ha considerado a Ixcoxol y Nocsos, ambos al extremo sur del valle de Dolores, debido a su reducida dimensión y ausencia de elementos diagnósticos.

Este alentador panorama se ve oscurecido sin embargo, por la imposibilidad de jerarquizar dos sitios. Uno de ellos, Ix Kol, ha sido mencionado anteriormente como uno de los centros de mayor concentración poblacional del valle; sin embargo, no muestra calzadas, monumentos o terrenos de juego. Se considera que debiera pertenecer a un rango intermedio. El otro caso es Ix Ak, un asentamiento que resulta menor en cuanto a su dimensión, pero que sin embargo incluye un terreno de juego de pelota, caso por demás inexplicable.

Otro factor que podría ser aplicado en la jerarquización de sitios viene a ser la distancia entre los sitios de cada rango considerado, en lo cual parece existir una relación directa con la posición cronológica de cada sitio. Debido a que han sido explorados con mayor intensidad, se sabe que Ixtonton, Ix Ak y Curucuitz se desarrollaron a partir del Preclásico Tardío. Sin embargo, por la falta de conocimiento cronológico respecto de sitios como Moquena, El Tzic o Ixcoxol, no es posible referir rangos por dimensión, distancia o complejidad ceremonial para esa etapa temprana, por lo que la posibilidad del análisis se reduce al Clásico Tardío, espacio temporal cuando todos los sitios considerados estuvieron ocupados.

Aunque no se trata de un centro de rango superior se ha escogido a Ix Kol como punto de partida para cálculos de distancia al encontrarse en una sección al centro del valle de Dolores. Las distancias consideradas refieren a los centros ceremoniales aunque, como se ha ya anotado, los grupos habitacionales muestran una continuidad asombrosa. El promedio de distancia entre grupos ceremoniales es de 4.36 km, con rangos que varían entre 7.5 km (Ixcoxol) y 2.2 km (Ixtonton).

El resultado anterior indica una situación distinta a lo reportado para centros del norte de Petén, donde el promedio de distancia es mayor, posible reflejo de condiciones sociopolíticas diferenciadas durante el Clásico Tardío: mientras existió una mayor nucleación en los sitios del norte, los centros del valle de Dolores parecen haber sido más descentralizados, con núcleos familiares o de linaje que ocuparon posiciones de poder respecto de sitios de rango medio e inferior, cada uno compuesto por secciones habitacionales de mayor o menor tamaño, quienes a su vez demostraban su posición ancestral mediante la definición de complejos de ritual público, aunque se reservaban aspectos altamente ceremoniales como las actividades del juego de pelota, la erección de estelas y la procesión en calzadas, para los centros rectores regionales que aglutinaban varios linajes y ejercían el control económico y político. De estos centros rectores se han definido por el momento a Ixtonton para la sección oriental del valle de Dolores y a Ixkun para el sector norte.

Esta situación hipotética podrá comprobarse o modificarse de acuerdo a los resultados que sean obtenidos en los actuales reconocimientos que se llevan a cabo en las cuencas de Sacul y Mopan Abajo.