Asociación Tikal

05 EXCAVACIONES EN EL COMPLEJO 59, GRUPO 66 Y GRUPO 18, NAKBE, PETÉN – Simposio 03, Año 1989

Descargar este archivo en formato PDF

Martínez H., Gustavo y Richard D. Hansen
1993 Excavaciones en el Complejo 56, Grupo 66 y Grupo 18, Nakbe, Petén. En III Simposio de Investigaciones Arqueológicas en Guatemala, 1989 (editado por J.P. Laporte, H. Escobedo y S. Villagrán), pp.57-66. Museo Nacional de Arqueología y Etnología, Guatemala.

5

EXCAVACIONES EN EL COMPLEJO 59, GRUPO 66
Y GRUPO 18, NAKBE, PETÉN

Gustavo Martínez H.
Richard D. Hansen

El propósito de estas investigaciones fue establecer la relación diacrónica de la arquitectura principal, determinar los modos arquitectónicos, investigar el uso o función sincrónica de tales grupos arquitectónicos y empezar la investigación de los temas teóricos relacionados al proceso cultural de la civilización Maya. Tal proceso quiere establecer los elementos histórico-culturales como base para poder entender las dinámicas del desarrollo y el proceso cultural con respecto a los orígenes de las sociedades complejas en Petén. Por supuesto, los resultados están sujetos a cambios según el aumento de la información, pero los datos hasta la fecha indican evidencia de un desarrollo cultural muy precoz y temprano en cuanto a la civilización Maya en el interior de Petén.

EL COMPLEJO 59

El Complejo 59 es un conjunto de estructuras distribuidas encima de una gran plataforma, ubicado en el extremo lado este del Grupo Oriental del sitio (Figuras 1 y 2). La escalinata de la gran plataforma está remetida en el lado oeste de la plataforma en la manera común en el Preclásico. La plataforma mide 128 m (este-oeste) por 125 m (norte-sur) y cubre un área de 16,000 m². Además, la plataforma tiene una altura de 20 m con las varias estructuras encima que miden hasta 10 m más. Las estructuras que se encuentran sobre la plataforma actualmente forman una especie de acrópolis semi-cerrada debido a la existencia de varias estructuras pequeñas en la cumbre de la fachada occidental de la plataforma. La forma principal de la arquitectura en el Complejo 59 es indudablemente el Patrón Triádico representado por tres edificios mayores, las Estructuras 58, 59 y 61. Estos edificios están orientados con los dos menores del grupo (Estructuras 58 y 61 que miden 5 m de altura), colocados en las dos esquinas de la estructura principal (Estructura 59), enfrentados uno al otro. El edificio central, la Estructura 59, está remetido de entre los dos edificios menores y tiene 10 m de altura. Las estructuras del Patrón Triádico ya se conocen en otras partes del sitio, tales como la Estructura 1, 13 y 27 del Grupo Occidental, así como en varios otros sitios tales como El Mirador, Tintal, Uaxactun y el área de Yaxha-Sacnab (Hansen 1984:411-415; Valdés 1987; Rice 1976:438), y mayormente se fecha al periodo Preclásico, particularmente el Preclásico Tardío.

Las excavaciones permitieron asociar un patrón constructivo del Preclásico Medio y Preclásico Tardío, así como cambios direccionales que puedan relacionarse a momentos de una utilización más tardía en el Clásico Tardío. Los datos de cronología fueron recuperados de los artefactos encima de las superficies construidas para deducir momentos de ocupación, así como dentro de los rellenos constructivos para fechar las distintas estructuras y etapas constructivas del complejo. A la vez, se intentó encontrar aspectos arquitectónicos por medio de un perfil oeste-este, que incluyó las Estructuras 59, 60 y 55; se combinó excavación profunda con sondeos en superficies constructivas.

Este trabajo permitió establecer varias etapas constructivas en las fases tempranas del sitio, tal como la presencia de materiales tardíos en superficies tempranas indica la utilización de la arquitectura existente por varios siglos. Los cambios de dirección en los ejes normativos de construcción parecen estar relacionados con diferentes etapas de construcción. Por ejemplo, la Estructura 60 era un montículo de 1 m de altura que se encuentra aproximadamente 6 m al oeste de la Estructura 59 (Figuras 2 y 3). Este edificio
presenta una construcción superior compuesta de un piso de estuco y bloques de piedra alineados y desviados del eje norte-sur, datan al Preclásico Tardío. Aunque hay evidencia de una breve utilización en el Clásico Tardío, solo había materiales constructivos Preclásicos en sus rellenos internos. Además, tiestos del Preclásico Tardío (esfera Chicanel) fueron encontrados encima del último piso (Figura 4). Los derrumbes de materiales constructivos encontrados encima de la última ocupación, consisten en bloques de piedra con mezcla y revestimiento de estuco que formaron paredes formales, con fachadas inclinadas y redondeadas en las esquinas. Los muros también estaban revestidos de estuco, a manera de cubrir los rellenos de piedra y mezcla.

Además de los rasgos anteriores, la Estructura 60 presenta una formación de bloques alineados encima de un piso que aparentemente, por su colocación, distribución constructiva y presencia de estuco en el interior, formó un canal o acueducto que parece ser capaz de canalizar el agua de lluvia del complejo; su inclinación aparentemente conducía hacia el norte, precisamente donde hay una especie de cueva al pie de la plataforma que pudo servir como cisterna de agua. Los estudios futuros investigarán la relación de entre el supuesto acueducto y la cisterna al pie de la plataforma.

El primer piso de la plataforma también tiene cerámica del Clásico Tardío en los depósitos encima del piso, pero el corte inclinado de los bloques, los tipos de bloques tallados y la dirección constructiva de la arquitectura, además de la presencia de tiestos Preclásicos encima del piso, hace deducir la construcción y utilización Preclásica de la plataforma principal. Esta construcción pudo ser efectuada tal vez en un periodo entre el Preclásico Tardío medio y los principios del Preclásico Tardío, según la cerámica obtenida (Figura 5). Las muestras indican bordes diagnósticos de los fines Preclásico Medio y los principios del Preclásico Tardío. La presencia del Patrón Triádico mayormente representa una etapa que parece fechar exclusivamente al periodo Preclásico Tardío y aunque hay rellenos claramente del periodo Mamom, se sugiere que la mayor parte de la arquitectura expuesta encima de la plataforma del Complejo 59 se fecha por lo menos al Preclásico Tardío.

03-05-01

Figura 1 Plano de Nakbe (Graham 1967, con adiciones de Hansen)

03-05-02

Figura 2 Nakbe, Grupo Oriental, Complejos 59 y 66

03-05-03

Figura 3 Perfil de la Operación 59C y 59F

03-05-04

Figura 4 Cerámica de contextos primarios, Operación 59

03-05-05

Figura 5 Materiales cerámicos

Se localizó otro piso inmediatamente debajo del primer piso de la plataforma principal, con materiales Preclásicos asociados. Sin embargo, este piso no atraviesa las estructuras, es decir que las estructuras están relacionadas en sus rellenos internos, con el relleno de la plataforma, lo que indica una construcción contemporánea. Las estructuras estucadas sirven como retenedores de rellenos internos y a la vez como superficies de ocupación. También se formaron fachadas que posiblemente tuvieron una ornamentación arquitectónica e iconográfica, pero que no se localizó en 1989 por no centrar la investigación en este punto.

Los rellenos internos de la plataforma presentan complejidad constructiva, combinan materiales en diferentes técnicas de construcción horizontal y vertical, así como rellenos intrusivos de difícil explicación (Figura 6). No fue posible localizar con claridad los recintos superiores de las estructuras debido a su grado de deterioro, pero la gran cantidad de piedra tallada en el derrumbe sugiere que la Estructura 59 tenía un recinto con paredes formales hechas con piedra y mezcla recubiertos con estuco.

03-05-06

Figura 6 Perfil de la Operación 59A

La Estructura 59 reveló una escalinata incompleta evidente en su lado oeste. Solo quedaron cuatro cuerpos inferiores de la escalinata. Es posible que sean los bloques que se encuentran en los rellenos internos de la Estructura 60, de lo que se deduce una reutilización de materiales Preclásicos en reconstrucciones un poco más tardías, usando estos bloques como material constructivo de rápida aplicación en la nueva arquitectura. Esta remoción de piedra también ha sido detectada en otros edificios en el sitio.

Las trincheras de saqueo detectaron rellenos internos de las Estructuras 55, 54 y 61, así como detalles arquitectónicos de construcción externa. La construcción interior revelada por los depredadores consistió de muros de contención y retención que sostienen los rellenos y la configuración constructiva de los edificios. A la vez, las depredaciones permitieron recuperar cerámica dentro de las mismas, la cual fue representativa del Preclásico Medio y Preclásico Tardío.

Se puede concluir que existe construcción densa y compleja en este conjunto de edificios en el Preclásico. Los rellenos incluyen varios tipos de materiales como el barro negro de los bajos, de utilización poco común, que aparece en técnicas de compactación y aglutinamiento. A la vez, la piedra caliza, piedrín y sascab aparecen en rasgos constructivos como muros de contención y retención, pisos de estuco como recubrimiento y superficies de ocupación, así como fachadas inclinadas y un posible sistema de canalización de agua, en relación con reconstrucciones que vienen desde el Preclásico Medio y Preclásico Tardío con una breve utilización en el Clásico Tardío.

Aunque no se localizan basureros asociados a los edificios, se espera encontrar tales depósitos para poder entender mejor las actividades que se efectuaron en este conjunto tan masivo. En 1989 no fue posible investigar la plataforma inferior que sustenta los edificios; quedó para futuras investigaciones el poder conocer en forma más detallada sus modos constructivos. Debido a lo masivo de la construcción, se indica la posibilidad de que el Complejo 59 sea el más tardío hasta la fecha en el Grupo Oriental, lo que ayudará a establecer el desarrollo diacrónico de la arquitectura principal en el sitio.

COMPLEJO 66

El Complejo 66 está ubicado inmediatamente al sur del Complejo 59 (Figuras 1 y 2); fue localizado por primera vez por Gustavo Martínez en 1989 (aparentemente no fue encontrado por Graham en sus breves exploraciones en 1962). Este complejo consiste de una plataforma de 70 m (este-oeste) por 72 m (norte-sur) con una altura de 4 m. Encima de la plataforma hay cinco edificios principales que miden de 3 a 5 m de altura. Debido a su cercanía al Complejo 59, se colocan tres pozos de prueba en este complejo para determinar la contemporaneidad del grupo con la arquitectura mayor que se encuentra por el lado norte. La posibilidad de constituir el área habitacional elite del Complejo 59 está postulada debida a que guarda una relación direccional semejante en sus estructuras y a la vez se repiten rasgos constructivos encontrados en las excavaciones del Complejo 59.

El patrón de asentamiento se presenta como una plataforma con estructuras distribuidas por la orilla, con una plaza abierta al centro de la plataforma. Además, indicios del Patrón Triádico mencionados arriba están presentes, a manera de formar un patrón común para la arquitectura Preclásica en esta área de Petén.

Las excavaciones en el Complejo 66 revelaron construcción interna similar a la de la plataforma del Complejo 59, así como otros rasgos ya localizados como pisos de estuco cerca de los edificios y rellenos de piedra, piedrín, tierra, etc, que se presentan en rellenos flojos y secos. Los edificios quedaron con fachadas inclinadas y aparentemente esquinas redondeadas. La información sincrónica y diacrónica, basada en la recuperación de materiales encima de los dos pisos y en los rellenos internos de la plaza y las estructuras, indica una ocupación Preclásica, con una gran muestra del Preclásico Medio al Preclásico Tardío.

COMPLEJO 18

El Complejo 18 está ubicado en el Grupo Occidental del sitio y consiste de un basamento situado sobre una gran plataforma artificial que forma la base para la mayor parte de los grupos arquitectónicos del Grupo Occidental (Figura 7). El complejo consiste de una plataforma de 80 m de largo (este al oeste) y 78 m de ancho (norte al sur) con una altura de 3 m. Sobre la plataforma se encuentran varias estructuras con alturas de 1 a 3 m.

Este complejo arquitectónico constituye uno de los más importantes del sitio por su relación física con el Complejo 1, indicio de un grupo residencial elite o un centro de soporte para las actividades del gran complejo ubicado inmediatamente al oeste. El Complejo 18 mantiene las mismas características que los anteriores e indica una fuerte construcción y ocupación en el Preclásico Medio al Preclásico Tardío. La Estructura 16, ubicada en la orilla norte de la plataforma, rompe el patrón Preclásico por encontrarse en su superficie de ocupación un plato de pestaña labial y base anular. Esta muestra del Clásico Temprano es la única hasta la fecha en Nakbe y su presencia sobre una plataforma Preclásica parece mostrar una ocupación breve y muy reducida sobre un grupo más antiguo. Las excavaciones, 16 de ellas, fueron puestas al frente de los edificios, en el centro de plaza, en los callejones entre las estructuras, a los lados de la plataforma y en las fachadas de los edificios, en busca de basureros y evidencia de ocupación doméstica, así como rasgos arquitectónicos, constructivos e información cronológica en forma sincrónica y diacrónica (Figura 8).

03-05-07

Figura 7 Nakbe, Grupo Occidental

Se localizó la escalinata de acceso en el lado norte de la plataforma (Op.18B), con pisos simultáneos bajo la misma. Se encontró un bloque tallado encima de la roca natural que posiblemente sea una estructura más temprana, pero las excavaciones en la plaza revelaron solamente una secuencia de construcción de los fines del Preclásico Medio e inicio del Preclásico Tardío. Como se conoce en casi toda la arquitectura más tardía, la manera de construcción fue en forma celular o de cajones constructivos con rellenos internos, que se repite en todas las estructuras. Las fachadas de las estructuras estaban construidas de terrazas inclinadas, las cuales fueron mayormente destruidas por agentes naturales y la vegetación. Hay evidencia de recintos superiores por la cantidad de piedra tallada encontrada en la última ocupación.

Por la parte posterior del Complejo 18 se localizó una plataforma hecha completamente de barro de los bajos sin ningún otro tipo de aglutinante; en algunos bloques de barro se pudo notar la huella de las manos que hicieron la construcción. La utilización de una plataforma de barro en la parte posterior del grupo hace pensar que sería difícil para la circulación y comunicación con otros edificios debido a su característica lodosa en temporadas de lluvia. Exploraciones futuras indicarán la función de este elemento arquitectónico tan curioso. Sin embargo, la ubicación del complejo lleva a pensar que el grupo tuvo una gran importancia debido a su cercanía a los complejos mayores del sitio, así por sus modos de construcción y distribución. Es difícil todavía a saber con certeza qué tipo de actividad se llevó a cabo en este complejo formal debido a la falta de evidencia doméstica (basureros, piedras de moler, manos) en la superficie. Las excavaciones limitadas indican la posibilidad sin embargo de habitación elitista, o tal vez una función ritual con posibles connotaciones político-religiosas en el ámbito familiar.

03-05-08

Figura 8 Ubicación de las excavaciones del Complejo 18 (sin escala)

Como resultados preliminares, parece que existe una relación entre lo complejo y masivo de las construcciones arquitectónicas con los niveles socio-políticos de Nakbe. De acuerdo con la constitución de los materiales, su composición y la forma en que fueron construidos, se puede decir que existió una organización bien cimentada, así como una especialización de la mano de obra, una división del trabajo que incluye desde canteros, talladores de piedra, encargados de trasporte de materiales, albañiles, arquitectos, ingenieros, gobernantes y personal responsables para todos los sistemas logísticos. La oportunidad de estudiar los orígenes de la sociedad compleja se encuentra en el sitio Nakbe, debido a su fechamiento temprano hacia el Preclásico Medio y evidencias en su formación de algunas etapas evolutivas.

Finalmente, por lo visto en los Complejos 59, 66 y 18, se puede decir que el sitio provocó una construcción monumental y un patrón urbano definido de época temprana en el desarrollo cultural Maya. Sin embargo, la existencia de materiales arqueológicos tan tempranos en la superficie y sobre los primeros pisos, también sugiere un cese muy temprano de las actividades culturales que empujaron la precoz construcción. La dinámica cultural responsable del desarrollo de Nakbe también debe ser entendida en cuanto a la degradación que ocasionó el abandono del sitio.

REFERENCIAS

Graham, Ian
1967 Archaeological Explorations in El Peten, Guatemala. Middle American Research Institute, Pub.33. Tulane University, New Orleans.

Hansen, Richard D.
1984 Excavations on Structure 34 and the Tigre Area, El Mirador, Peten, Guatemala: A New Look at the Preclassic Lowland Maya. Tesis de Maestría, Brigham Young University, Provo, Utah.

Rice, Don S.
1976 Middle Preclassic Maya Settlement in the Central Maya Lowlands. Journal of Field Archaeology 3:425-445.
Valdés, Juan Antonio
1987 Los Mascarones Preclásicos de Uaxactun: El Caso del Grupo H. En I Simposio Mundial de Epigrafía Maya, 1986, pp.165 181. Asociación Tikal, Guatemala.